Editorial

Massoni entre las mentiras de las encuestas “truchas” sobre su imagen y la frase que le plagió a Putin

Los fallidos artilugios con fines electorales de un devaluado funcionario, al que un criminólogo define como psicópata y peligroso para la sociedad pueden llevarlo a hacer y decir cualquier cosa en el afán de generar “golpes de efecto” en una sociedad en la que la mayoría ya no le cree.

Massoni utiliza para ello a algunos medios del Valle que se han obsesionado en hacerle campaña, a cambio de jugosas sumas de dinero que el polémico ministro sacaría de las arcas del Estado.

En los próximos días su “campaña” se intensificaría, sobre todo, en lugares en donde su figura ya experimenta rechazo, en Comodoro, Madryn y en algunos sectores de Trelew y Rawson.

Piensa, por lo que cuentan desde su entorno, que con la publicidad que le hace la prensa afín puede engañar fácilmente a la ciudadanía haciéndole creer que es “el paladín de la justicia”, cuando en los casi dos años que lleva al frente del Ministerio de Seguridad no ha hecho nada, ni siquiera comprarle patrulleros a la policía para que haga su trabajo.

Lo de la frase que le plagió al presidente de Rusia Vladimir Putin hizo mucho ruido en las redes sociales y el caso no tiene desperdicio. La dijo criticando a la Justicia, con la que está enojado porque a sus protegidos (“El Tero” Gómez y compañía) los jueces les vienen fallando en contra en algunos procesos judiciales que creían ganados y nadie descarta que a él también la vaya mal este mes, en el juicio de querella que le hizo al dueño y director de este portal de noticias con argumentos infundados y mentiras.

Massoni, esta semana; tergiversó una frase que Putin dijo no hace mucho tiempo y nadie de los que supuestamente lo asesora le advirtió que los que leen, escuchan o ven los medios que le hacen prensa podrían darse cuenta.

Ante la admiración de los ignorantes que nunca faltan y que lo consideran un ídolo el polémico ministro (pro-megamineria de Arcioni) le tiró un título a sus comunicadores diciendo públicamente: “Mi obligación es cuidar al ciudadano, al delincuente que lo cuide Dios”. Y justo, a Putin se le ocurrió decir también en una entrevista ante medios internacionales de la semana pasada, refiriéndose a la lucha contra los yihadistas: “Perdonar a los terroristas es cosa de Dios, enviarlos con Él es cosa mía”.

Esto demuestra una vez más que Massoni está obsesionado con la figura del presidente ruso al que le copia hasta la manera de caminar y por otro lado que es un trucho que vive subestimando e insultando la inteligencia de la gente.

Dejanos tus comentarios

Comments are closed.