Chubut

Cuáles fueron los planteos de la jueza que besó a un preso para suspender el juicio en su contra

La jueza cuestionó a la comisión acusadora en su contra. “Nosotros tenemos el rol de acusar y quienes deben ser neutros son quienes juzgan”, respondió uno de los consejeros que impulsa el juicio de destitución.

En el primer día del jury contra la jueza Mariel Suárez, la defensa planteó impugnaciones contra los integrantes de la comisión acusadora del Consejo de la Magistratura. El tema deberá ser resuelto por el Tribunal antes de continuar con el juicio.

Este lunes se desarrolló la primera audiencia del juicio de posible destitución contra la jueza penal de Comodoro Rivadavia, acusada por mal desempeño a raíz de sus visitas al preso Cristian Bustos, al que se encontraba juzgado por el homicidio del policía Tito Roberts.

La jueza Suárez no se hizo presente en la audiencia, ya que comunicó a través de su defensa que se encontraba en la ciudad de Bogotá, por partir hacia Argentina, donde también tendría trámites personales para realizar en Buenos Aires.

La situación no es anormal, ya que no es necesario que la propia magistrada asista al juicio en su contra, que deberá dirimir si hay o no causales para su destitución del cargo. De hecho, el proceso está asegurado a partir de la presencia del defensor de la magistrada, el abogado de la Defensa Pública Jorge Benesperi.

Planteos de la defensa y réplica del acusador 

Además de la defensa, la propia jueza planteó por escrito una serie de impugnaciones contra los integrantes de la comisión acusadora del Consejo de la Magistratura. Entre los fundamentos en su favor, la magistrada planteó que fue sobreseida en la investigación penal que se había desprendido de las actuaciones que hoy se le cuestionan, al tiempo que también planteó la inconstitucionalidad de la comisión conformada para llevar adelante la acusación.

“Hubo recusaciones de diversa índole –reseñó el abogado Manuel Burgueño, uno de los 3 consejeros que integran la acusación-. Reiteró un planteo de falta de objetividad en mi contra, algo que ya fue respondido por escrito la semana pasada”.

La defensa también cuestionó la participación de la consejera Paula Cardozo, que es consejera popular y se recibió recientemente de abogada. La ley del organismo impide que los consejeros del sector popular sean profesionales del Derecho, pero Burgueño indicó que “Cardozo todavía no tiene ni título ni tampoco está matriculada, por lo que no pertenece al estamento de los abogados”.

Desde ese punto de vista, comparó el planteo con la situación hipotética de que la jueza fuera destituida: “Sería como decir ahora que todas las resoluciones que tomó la jueza en su momento son nulas, cuando en realidad los actos valen mientras se es funcionario. La realidad es que la consejera Paula Cardozo es contadora y ahora terminó la carrera de Derecho, pero todavía no pertenece al estamento de los abogados”.

Por otro lado, rechazó el cuestionamiento hacia él y el consejero Jorge Luis Früchtenicht, a quienes la defensa les atribuye falta de imparcialidad. “Nosotros tenemos el rol de acusadores y la doctora Suárez está en su derecho de utilizar las herramientas que considere necesarias para su defensa –dijo Burgueño, en contacto con ADNSUR-, pero no tengo ningún problema contra ella, sólo estoy cumpliendo con una carga pública que me impone esta función y debo realizar de la mejor manera posible”.

En ese punto, insistió en que “nuestro rol es que el juicio avance y procurar su destitución, salvo que encontráramos que no hay material jurídico para avanzar con la acusación, pero no se puede pretender que asumamos una posición neutra, donde ella tiene su defensa y los únicos que deben ser neutros son quienes juzgan”.

Dejanos tus comentarios

Comments are closed.