Tag

robo

Browsing

El Ministro de Salud de la provincia dijo que autores desconocidos rompieron un vidrio, barretearon la puerta de su casa y escaparon sin robar nada. La vivienda se encuentra frente a una comisaría en Rawson.

En diálogo con la prensa, el Ministro de Salud se refirió al hecho que sucedió ayer en horas de la tarde mientras presenciaba el desfile por el acto aniversario de Rawson.

Según comentó Puratich “viví un evento en mi domicilio, cuando llego después del acto en Rawson me habían roto un vidrio en la puerta de atrás. Barretearon la puerta, se metieron al quincho, al lavadero y no se llevaron nada”.

En este sentido, el funcionario dijo “Es muy extraño. Yo tengo mucha tranquilidad porque no soy una persona muy frontal, que trató de mantener mis valores siempre y una coherencia. Pero bueno, son cosas raras las que están pasando”.

Uno de los fraudes más comunes por estos días está vinculado al robo de la cuenta de WhatsApp, a través de la cual los delincuentes solicitan dinero a conocidos de la víctima o piden transferencias con la excusa de una supuesta venta de dólares.

La cantidad de denuncias por estafas en Comodoro Rivadavia se ha incrementado exponencialmente. Desde la División de Investigaciones Policiales (DIP) recomiendan a la población estar atentos a estos hechos que se vienen reiterando, y donde “es muy difícil que lo pueda recuperar el dinero” la víctima.

Pablo Lobos, jefe de la DIP, reconoció que este año ha habido un aumento importante de hackeos vinculados a los delitos de estafas. «Hay cerca de mil estafas seguramente al menos en Comodoro Rivadavia» denunciadas en lo que va del año, indicó.

A continuación, agregó que la modalidad del robo de la cuenta de WhatsApp con el objetivo de suplantar la identidad consiste en que «el delincuente accede a la cuenta de la víctima a través de engaños solicitando los códigos de validación. Luego lo que hacen, que es de público conocimiento, envían mensaje a todos los contactos para que  -por ejemplo- le depositen en su cuenta dinero u ofrecen la venta de dólares».

Sobre quienes están detrás de estos ciberdelitos, Lobos señaló que hay muchas personas que se dedican que han sido detectadas que son de otros países, como Venezuela o República Dominicana, lo que afecta que se pueda avanzar en la etapa judicial. Además, ante esta situación “es muy difícil que (la víctima) pueda recuperar al dinero”, reconoció en contacto con LaCienPuntoUno.

El jefe de la DIP de Comodoro recomendó a la comunidad estar atentos a este tipo de delitos y recordó que si uno resulta hackeado en WhatsApp, hay que desinstalar la aplicación en forma inmediata, volver a instalarlo y allí van a poder recuperar su cuenta. Después también se recomienda realizar la verificación de dos pasos para evitar ser hackeado y realizar la correspondiente denuncia.

Personal de la fuerza federal conjuntamente con el responsable de la Coordinación de Control y Prevención Ciudadana, Cristian Peña, de quien depende Guardia Urbana, auxiliaron a un vecino del barrio La Rinconada, que sufrió una tentativa de robo, mientras se hacía presente personal de la Comisaría Cuarta de Policía.

Este sábado, en horas del mediodía, personal de Policía de Seguridad Aeroportuaria junto al responsable de la Coordinación de Control y Prevención Ciudadana, Cristian Peña, de quien depende Guardia Urbana, auxiliaron a un vecino que sufrió una tentativa de robo en un terreno de su posesión en el barrio Parque La Rinconada (Tiro Federal 2), mientras se hacía presente el personal de la Comisaría Cuarta de Policía del Chubut.

Gabriel Rodal, vecino titular del terreno, explicó tras el hecho: “Gracias a la intervención de la PSA y Guardia Urbana los ladrones no lograron su cometido de robarme los postes y alambrado romboidal que cercan mi terreno. Los robos se dan casi todos los días. Quiero destacar la presencia siempre de los chicos de Guardia Urbana. La Comisaría Cuarta también acudió después pero no da abasto, dado que tiene poco personal y pocos móviles para el gran radio que abarca. La PSA actuó hoy. Me avisaron los vecinos que estaban robando en mi terreno. Cuando iba en camino, me crucé justo con la camioneta federal, les avisé, y sin dudarlo me acompañaron y ayudaron. Gracias a ellos los ladrones no pudieron robarme”.

También se refirió a lo acontecido, Cristian Peña: “Un vecino de Trelew, en el barrio La Rinconada, sufrió una tentativa de robo de postes en su terreno, que en otras ocasiones, incluso la noche anterior, ya había vivido, al igual que otros vecinos linderos”.

El responsable de Guardia Urbana de Trelew, Cristian Peña, junto a personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria se dio cita en el lugar, para que conjuntamente lo auxiliaran y realizaran un rastrillaje en el lugar, dado que algunos vecinos indicaban la posibilidad de que los autores del hecho se encontraran refugiados en un terreno aledaño.

“De este modo, con esta actuación, queda demostrado el valor de poder contar en la ciudad con la presencia e intervención de las fuerzas federales trabajando, con el objetivo de sumar y colaborar con los vecinos”, explicó Cristian Peña para finalizar.

Fue este lunes por la tarde, cuando la atleta llegaba a su vivienda junto a un amigo y advirtieron que el sujeto huía de la casa llevando consigo algunos elementos.

En esas circunstancias se produjo una persecución en la que la deportista alcanzó al ladrón, al tiempo que llegaba al lugar personal de motos.

La aprehensión se produjo en calle AP Bell esquina Moreteau de Trelew, según reportaron fuentes policiales que indicaron que el aprehendido resulta ser un joven de amplios antecedentes.

Mientras corría, el sujeto se despojó de una mochila en la que llevaba una computadora tipo notebook que había robado de la casa de la atleta.

Fuente: Radio Chubut

El secretario general del Sindicato de Camioneros de Chubut, Jorge Taboada, y otros 17 miembros de la conducción del gremio fueron procesados ​​por el robo de 30 vacunas contra el coronavirus ocurrido en enero pasado en Comodoro Rivadavia.

También fue procesada la enfermera acusada de haber sustraído las dosis que luego fueron aplicadas en las instalaciones de la obra social del sindicato. Taboada es un dirigente muy allegado a Hugo Moyano. El procesamiento lo dictó la jueza federal Eva Parcio, pero toda la investigación previa fue realizada por el Ministerio Público Fiscal de Chubut, que encabeza el Procurador General Jorge Miquelarena con la colaboración de la Policía provincial.

El robo de las 30 dosis se produjo en el Hospital Zonal de Comodoro Rivadavia. En total, son 24 las personas las procesadas por presunta malversación de caudales públicos, encubrimiento e incumplimiento de las obligaciones de funcionario público. La jueza Parcio además trabó embargos que van desde los 100 mil pesos a los dos millones de pesos. Esta última cifra le le fue impuesta a la enfermera que sustrajo las dosis. Además de Taboada, también fue procesado el secretario adjunto del gremio, Alías Guzmán, ambos por presunto encubrimiento.

La jueza tomó esta determinación este viernes, tras haber tomado declaraciones testimoniales e indagatorias durante los meses de marzo y abril. La investigación realizada por la fiscalía identificó a la enfermera Analía Muñoz como la que sustrajo las vacunas que después iban a ser aplicadas en la sede de la Obra Social de Camioneros, ubicada en pleno centro de la ciudad.

La fiscalía de Chubut efectuó un allanamiento justo el día en que se disponían a usar las vacunas. Taboada se defendió en la radio que tiene el gremio diciendo: «Nosotros nos vacunamos porque vamos permanentemente a la obra social, donde concurre gente que en general padece enfermedades». A la vez, el ministro de Salud de la provincia, Fabián Puratich, aclaró que las vacunas se aplican solo en los centros de salud provinciales. Ningún otro lugar está autorizado a hacerlo.

También fue procesada Daniela Cocha, responsable de la cámara de frío en la que se guardaban las vacunas, y Jorge Benítez, jefe del área programática sur de Salud. Sobre ellos también se decidieron embargos (de 100 mil y de 500 mil pesos respectivamente). La causa llegó a manos de la jueza Parcio después de que la Justicia provincial declarara su incompetencia por sugerencia del Ministerio Público Fiscal.

Fuente: El Clarín

La jueza federal Eva Parcio procesó este viernes a 24 personas en el marco la causa que investiga el hurto de vacunas contra el coronavirus en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia.

Entre los procesados figuran el secretario general de Camioneros, Jorge Taboada, junto a otros 18 integrantes de ese gremio y de la obra social sindical como presuntos encubridores. La magistrada les dictó embargos por hasta 1,3 millón de pesos a los investigados.

También procesó a la enfermera Analía Muñoz por malversación dolosa de caudales públicos y le trabó embargo por 2 millones de pesos, informó El Patagónico.

De las 21 personas identificadas por el Ministerio Público Fiscal provincial y la Brigada Policial de Investigaciones que habían recibido la aplicación de la vacuna en Camioneros, 19 fueron procesadas por presunto encubrimiento de malversación de bienes del Estado. Entre ellos el secretario general Jorge Taboada y el secretario adjunto Elías Guzmán.

Se dictó falta de mérito para Susana Campos. En tanto, a Marcos Paura, otro integrante de la obra social de Camioneros, que había recibido la vacuna, se lo procesó como presunto instigador del delito de malversación, indicaron fuentes oficiales.

El origen del faltante

El día 26 de enero de este año, se retiró de la cámara de frío un lote con 100 dosis del componente 2 de la vacuna Sputnik V, de las que se aplicaron 70 a partir de turnos otorgados. En esa jornada, se guardó el remante de 30 dosis, junto a otras 10 que sobraban del día anterior, por lo que el sobrante era de 40. Sin embargo, al día siguiente, se constató que quedaban sólo 10 dosis, por lo que entre la tarde del 26 (después de las 18 hs) y la mañana del día siguiente habían desaparecido 30 unidades.

Una de las vacunadoras en la jornada del 26 de enero era la enfermera Analía Muñoz, según consta en las actuaciones judiciales, la misma persona a la que señaló Jorge Taboada como la enfermera que les ofreció la posibilidad de vacunarse en su obra social, luego de que se conoció la investigación judicial por el faltante.

“Nosotros pagamos el servicio de inmunización y recibimos una factura legal”, explicó el dirigente camionero desde su radio, para rechazar las sospechas en su contra.

Extrañamente, recién el 2 de febrero, 5 días después de detectarse el faltante de las dosis, se dio aviso a la directora del Area Programática, Miriam Monasterolo, quien en esa misma jornada dio inicio a una investigación administrativa y derivó el caso al Ministerio Público Fiscal, según consta en las actuaciones de los fiscales provinciales Andrea Rubio y Juan Carlos Caperochipi, quienes intervinieron en la primera parte de la investigación, cuando ordenaron el allanamiento a la sede de de la obra social de Camioneros.

Procesamientos y embargos

Después de que la jueza haya tomado declaraciones indagatorias y testimoniales durante el mes de marzo y abril, también procesó a la enfermera del Hospital Regional Analía Muñoz por presunta malversación dolosa de caudales públicos beneficiándose con el producido de un ilícito. Además, le trabó un embargo de 2 millones de pesos.

Mientras, a otra enfermera del Hospital Regional que le habría ayudado a guardar las vacunas a Muñoz -según algunas comunicaciones telefónicas que mantuvieron-, se la procesó como encubridora de malversación de caudales públicos.

A quien se desempeñaba como responsable de la cámara de vacunas, Daniela Cocha se la procesó por presunta malversación culposa de caudales públicos por impericia y se le trabó embargo por 100 mil pesos.

Y a quien en ese momento también se desempeñaba en el Área Programática Sur, como jefe de Epidemiología y Prevalentes, Jorge Benítez se lo procesó por presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público y se le trabó embargo por 500 mil pesos.

La causa llegó a manos de Parcio para que la trabaje junto a sus cuatro secretarios penales, Juan Ignacio Oske, Mauricio Aburre, Juan Manuel Gutiérrez y Damian Mazzuco luego de que la Justicia Provincial dictara su incompetencia tras la investigación y sugerencia del Ministerio Público Fiscal del Chubut.

La maniobra de la sustracción de las dosis para luego ser vendidas a la obra social de Camioneros comenzó por un sistema con poco apego al control, según surgió en el cotejo de esos elementos, ya que tanto en la investigación previa de la Justicia Provincial como en la Justicia Federal se comentó que había listados escritos a mano, incluso con tachaduras y otras desprolijidades.

Este martes por la mañana se confirmó un robo en las instalaciones de la Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad de Esquel,  la responsable del área Fabiana Vásquez dio detalles del hecho “hoy a la mañana cuando personal del área de viviendas fue a buscar herramientas para salir a trabajar nos encontramos que habían ingresado a robar, rompieron una ventana del lateral del depósito de materiales y herramientas, sustrajeron un montón de cajas donde habían percutores, taladros, estaban tiradas en el patio de un pasillo, dejaron las cajas y se llevaron las herramientas, amoladoras, motosierras, atornilladores inalámbricos, pistolas de calor, soldadoras, circular, taladros, juegos de llaves, palas, picotas, ahora está la policía haciendo el peritaje buscando huellas, quedaron cajas que seguramente intentaban llevarse, son herramientas muy caras y estas herramientas se usan para trabajar en diferentes lugares, ingresaron por un pasillo del fondo, y nos encontramos con esto” manifestó.

Consultada por las medidas de seguridad del predio y del edificio donde está ubicado el lugar al que ingresaron y se llevaron una importante cantidad de herramientas, precisó “tenemos alarma pero en el sector de la oficina, en la parte exterior del patio y deposito no tenemos alarma ni cámaras, quedaron muchas cajas plásticas en las que quedaron huellas y se pueda identificar quienes ingresaron, esto es parte del patrimonio de la municipalidad, hay herramientas nuevas porque se cuida muchísimo y este depósito tiene todo para la construcción de viviendas, tengo que ir a hacer la ampliación de la denuncia para evaluar todo el faltante, vamos a hablar con el vecino lindero para ver si podemos hacer rejas, son muchas herramientas de un alto costo que perjudica a la secretaria”.

Por último, en la entrevista, la funcionaria fue consultada por la entrega del Plan Calor en los barrios de Esquel, al respecto indico “El plan Calor viene bien, la prueba piloto con los vales viene bien, hay mucha gente que no se acercó a buscar los vales, extendemos el horario hasta las 17hs, toda esa gente que no retiro tiene que esperar hasta que no se termine de entregar según el cronograma, pedimos por favor que se acerquen a buscar su vale, hoy estamos en Barrio Estación, ayer empezamos a entregar los vales para el Bella Vista, mañana se comienza con la entrega, es importante que los vecinos retiren, tratamos que venga el titular”.

Por un delito contra la propiedad acontecido el pasado 7 de diciembre de 2020, en horas de la mañana del presente jueves se concretó la audiencia en la cual se prorrogó la prisión preventiva que cumplen ambos imputados Brian Mesa y Diego Levicoy.

Presidió la audiencia de revisión Alejandro Sois, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Facundo Oribones, Procurador de Fiscalía; por su parte la defensa de ambos imputados fue ejercida por Luciana Risso, defensora pública.

El hecho incluido en la acusación acontece “el día 7 de diciembre de 2020, siendo las 19.16 hs., cuando Brian Esteban Mesa y Diego Axel Levicoy caminaban por Avda. Eva Duarte en dirección a su intersección con calle Placido Glatigni de Comodoro Rivadavia, y al arribar la altura catastral 2100, interceptaron a la víctima, quien caminaba por la misma arteria en sentido opuesto. En esas circunstancias, Brian Mesa le apuntó a la víctima con un arma de acción mecánica color negro, calibre 4,5, de gas comprimido marca Air Mac, mientras Levicoy hacía lo propio con un cuchillo tipo serrucho de 21 cm. con mango largo de madera, exigiéndole ambos la entrega de sus pertenencias. Ante esta situación, el damnificado hizo entrega de un teléfono marca Samsung J2, de color negro, una billetera negra con documentación a nombre del damnificado, la suma de $450 en su interior y una remera negra, dándose los imputados a la fuga.

Personal policial de la División Motos que pasaba por el lugar fue advertido de esta situación por el mismo damnificado, quienes ante la sindicación de la víctima persiguieron a los encausados hasta el interior de un conventillo sito a la altura 2083 de calle Rucci, logrando allí su aprehensión y el secuestro de las armas utilizadas, la billetera y la remera de la víctima”. Encuadrando jurídicamente el mismo como: “robo doblemente agravado por ser cometido con armas y con arma de utilería”, por el que los imputados, Mesa y Levicoy, deberán responder en calidad de “coautores”.

En la fecha debió tratarse la audiencia preliminar del caso, pero en tanto que uno de los imputados no había sido notificado de la acusación, se lo notificó en el acto, y se pospuso la preliminar hasta dentro de diez días. Asimismo por solicitud del representante de fiscalía se prorrogó la prisión preventiva que cumplen ambos imputados Levicoy y Mesa hasta esa fecha. Por su parte la defensa consintió lo solicitado por el Procurador de fiscalía; y finalmente el juez resolvió prorrogar la preventiva.

Fuente: MPF

Según confirmaron fuentes policiales de Santiago del Estero, el matrimonio de enfermeros cobraban entre $ 20.000 y $ 30.000 por cada dosis y las aplicaciones las realizaban en su domicilio particular.

Todo parece indicar que Dante Daniel Díaz, enfermero y con acceso al depósito de vacunas, venía realizando una suerte de “robo hormiga”, de poca cantidad de dosis, las cuales las aplicaba junto a su esposa. Angélica Coronel, -también enfermera- en su vivienda de Manzana 19, Lote 22 del Barrio San Germes, al sur de la capital santiagueña, a cambio de entre $ 20.000 y $ 30.000 por cada dosis.

Sin embargo, el robo grande se consumó días atrás, cuando Dante Díaz, mintió al personal del Ejército Argentino que custodia el ultrafreezer, que fue instalado en el Ministerio de Salud provincial, que tenía que reingresar un lote de vacunas que habían sido devueltas.

Según publica La Nación, Allí, confiado en que en ese lugar las cámaras no funcionaban, colocó una caja y cerró sin accionar la llave. Al irse la guardia abrió la puerta, sacó la caja y la lleno de vacunas. Seguidamente buscó los refrigerantes, puso todo en una mochila y se retiró. Todo este accionar quedó registrado en las cámaras a las que accedieron los investigadores.

Con todos estos elementos y luego de dar la información a las más altas autoridades provinciales, la Jefa de Inmunización, Florencia Coronel, realizó la denuncia, aportó las grabaciones e inmediatamente se ordenó la detención del matrimonio de enfermeros, ordenando, al mismo tiempo, varios allanamientos en distintas viviendas de la capital santiagueña que permitieron recuperar las vacunas.

Tras el operativo, encontraron en la vivienda del complejo habitacional San Germes 268 dosis de vacunas Sputnik V, 14 dosis de vacunas Sinopharm y 1 dosis de vacuna Covishield, todas ellas contra el coronavirus.

Sin embargo, el robo había sido más grande: También se secuestraron 510 dosis de diferentes vacunas que no serían contra el contra el coronavirus y a las que Díaz tenía acceso por ser empleado del área de Inmunización del Ministerio. Todas las dosis fueron trasladadas por personal del Ejército Argentino bajo estrictos protocolos de no interrupción de cadena de frío y ya están nuevamente en el Ministerio de Salud.

El fiscal Norberto Bellver, confirmó que son “personas que han sido vacunados y que participaron de manera directa o indirecta en la sustracción indebida de las vacunas”.

En este sentido, señaló –en diálogo con La Cien Punto Uno– que “hemos dictaminado la competencia federal y ya se han dictado ciertas medidas a fin de establecer las responsabilidades de las 23 personas imputadas”.

“Las 23 personas imputadas son las que se vacunaron y personal del Hospital Regional”, dijo.

Asimismo, aclaró que “se está estudiando toda la documentación recibida y próximamente se ordenará la apertura de los teléfonos secuestrados”.

“El hecho por el que estas 23 personas fueron imputadas es por haber sido vacunadas y por la participación directa o indirecta en la sustracción indebida de las vacunas, asignadas por el Estado Nacional, violando el circuito legalmente establecido”, indicó.

Finalmente, Bellver concluyó que “en el caso de ser halladas culpables estos 23 imputados se analizará la pena que recibirán”.