Chubut

Autopartes ilegales: mecánico denuncia que policías involucrados le robaban piezas por no “arreglar” con ellos

Pinterest LinkedIn Tumblr

Mario Pulgar, es un mecánico y chapista trelewense de unos 50 años que además es pastor evangélico en sus ratos libres, no tiene antecedentes y mantiene un emprendimiento junto a sus hijos, consistente en la reparación de vehículos, reciclaje de chatarra, chapa, pintura y venta de repuestos.

Asociate o te llevamos todo” habrían sido las palabras de un grupo de policías que se apersonó un día en el predio de su casa con la finalidad de llegar a un “acuerdo” con él. Estos efectivos se mantendrían hasta el día de hoy, bajo el ala del ministro de seguridad Miguel Castro, como integrantes pertenecientes a la “División de Sustracción de Automotores” de Trelew.

Pulgar viaja constantemente a diversos países de Latinoamérica por su oficio, gracias al ministerio espiritual que ejerce conoció muchos proveedores de repuestos de automotores en el extranjero, algo que los policías ya sabían, puesto a que lo venían siguiendo probablemente seducidos por estas facilidades con las que contaba el mecánico.

Mario siempre se manejó con total legalidad en su negocio, pero los efectivos quizás sentían que había probabilidades de corromperlo. Es por eso, que en el año 2017 se presentaron en su casa, donde tiene su taller e intentaron introducirlo al negocio, pero Pulgar se negó tajantemente. Esto habría frustrado a los policías, asi que empezaron a amenazarlo haciendo alarde de la impunidad con la que contaban.

Amenazaban con que si no aceptaba le iban a secuestrar todas las cosas que tenía en el taller porque su comercio se encontraba “flojo de papeles”, algo que Mario asegura que siempre fue mentira.

Fue así que cumplieron, un día llegó un remolque escoltado por estos policías y Pulgar tuvo que observar, impotente, como le “secuestraban” una gran variedad de piezas de coches y repuestos.

Pulgar veía que todo el procedimiento tenía apariencia de legalidad, había uniformados haciendo anotaciones en un cuaderno y la utilización de un remolque ploteado, pero le llamaba la atención que no había ningún funcionario del poder judicial ni de la fiscalía, solo policías.

Procedimientos como este, le hicieron en cuatro ocasiones y en total, le habrían llevado alrededor de 50 millones de pesos en elementos, toda una vida de trabajo. Los policías se acercaban siempre con la misma excusa: que su “taller no se encontraba habilitado”.

Al tiempo, el mecánico se acercó a la fiscalía a reclamar sus cosas, pero se encontró con la desagradable sorpresa de que ni allí, ni en ningún lugar se encontraban registros de los secuestros que le habían realizado. Lisa y llanamente, un grupo de policías le robó repuestos mediante un “procedimiento policial simulado”.

“(…) Quiero que alguien responda por el daño que me han hecho. Ahora último me cayó la Federal queriéndome vincular en algo en el que yo ni conozco a la personas que están investigadas. Anduvieron buscando en mi casa, soy padre de familia, tengo once hijos; todos estudian, ninguno tiene antecedentes, no dependemos del Municipio ni de un plan trabajar y les pido a mis hijos que trabajen y que con el sudor de su frente tengan los suyo (…)”

El predio donde vive Pulgar fue uno de los lugares que la Policía Federal allanó hace unos días luego de la bomba que lanzó Cholila Onlive por el tema autopartes. Obviamente el procedimiento realizado en su taller fue negativo porque no encontraron nada, pero al mecánico le llamó la atención de que buscaban sellos de la Policía del Chubut, patrulleros y otros vehículos robados.

Pulgar jamás recuperó los elementos que estos policías le robaron y reclama que le reparen todo el daño que le provocaron con la impunidad inusitada con la que se movieron para perjudicarlo.

El mecánico no quiere dar nombres aún, pero nuestros lectores habituales seguro se van a dar cuenta quiénes son los policías involucrados si hacen un repaso de nuestras notas periodísticas relacionadas al tema.

Notas relacionadas:

Dejanos tus comentarios

Comments are closed.