Tag

Jubilados

Browsing

Corresponde a un aumento retroactivo en los haberes de los meses de Julio, Agosto y Septiembre del año 2021, para los que la Municipalidad de Trelew realizó oportunamente una erogación de 24 millones de pesos en concepto de aportes para tal fin.

Un grupo de jubilados municipales hizo pública una nota en la que exige al Instituto de Seguridad Social y Seguros (ISSyS) que cumpla con el pago de un incremento salarial retroactivo, acordado en paritarias, que corresponde a los haberes de los meses de Julio, Agosto y Septiembre del año 2021, y cuyos aportes fueron oportunamente enviados por la Municipalidad de Trelew.

Griselda Zúñiga, en representación de Jubilados Libres, se refirió a esta situación que les toca atravesar y se lamentó por “la falta de empatía con un sector tan vulnerable y flagelado como son los jubilados, máxime en situaciones de público conocimiento como la pandemia de COVID-19 y el contexto inflacionario donde vemos de manera diaria la evaporación de nuestros haberes”.

“Daría la impresión que el Instituto intenta desprenderse de manera activa de su responsabilidad, puesto que esto implicaría realizar una liquidación detallada y minuciosa de las categorías cuyos valores deberían ser actualizados a la fecha”, agregó.

En este sentido, exigió: “Desde Jubilados Libres i

Con el salón nuevamente colmado se realizó la segunda cena y baile del año del Centro de Jubilados Trelew, ubicado en Ameghino y Primera Junta de nuestra ciudad, donde se compartió una velada de gran entusiasmo, una noche divertida y en familia.

En la oportunidad, los alumnos del Curso Mozos y Camareras que dicta la Profesora Adriana López, hicieron su primera práctica colaborando con los voluntarios del centro atendiendo a los comensales. Después de la primera tanda de baile matizando ritmos latinos, música ciudadana y otros tantos ritmos divertidos, hubo como siempre zambas y chacareras. Y también cantó tangos el señor Petracci de Puerto Madryn. Asimismo se realizaron sorteos y otra muy buena tanda de baile que se prolongó hasta las 4 del domingo, anunciándose que la próxima cena y baile será el 11 de junio.

El promedio salarial que paga la provincia de Chubut a empleados públicos y jubilados provinciales los mantiene permanentemente al borde de la pobreza. Los últimos incrementos de sueldos los alejaron un poco de los temibles subsuelos de la miseria, pero aún siguen caminando por la cornisa que puede arrojarlos al barranco. Mayo será el mes de la reapertura de las paritarias y el debate estará dado qué tan cerca o tan lejos quedan los salarios de la pobreza en la provincia, mientras la inflación sigue deteriorando el poder adquisitivo. La destrucción del poder de compra es brutal desde el comienzo de la pandemia.

El mes de mayo arrancará en medio de una disparada inflacionaria que en marzo llegó al 7,4% en la Patagonia y que se mantendría en niveles similares luego de lo ocurrido en abril. El próximo 10 de mayo está prevista la reapertura de paritarias con los trabajadores estatales, y el foco estará puesto en cuánto pueden recuperar de lo perdido en el primer trimestre y cuánto pueden anticiparse a los impactos inflacionarios futuros.

Durante el último año los empleados públicos y los jubilados provinciales estuvieron siempre a punto de caer bajo la línea de la pobreza, particularmente en el mes de octubre pasado cuando el salario promedio casi empató con el costo de vida y la miseria se transformó en un fantasma que amenazó con vaciar el bolsillo de los estatales.

A lo largo del tercer trimestre de 2021 se atravesó el peor momento para el poder adquisitivo de los empleados públicos y jubilados, en la medida en que la inflación fue en aumento y el poder de compra se fue achicando; como producto del congelamiento salarial y los constantes atrasos en los pagos que generó durante largos meses el pago escalonado.

Un empate rumbo al descenso

En octubre el sueldo promedio casi quedó empatado con el costo de la Canasta Básica Total medida en Comodoro Rivadavia por el Observatorio de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de la Patagonia, que conduce el economista César Herrara.

Con un sueldo promedio ubicado en 83.773 pesos y un costo de vida que llegó a los 83.421 pesos, los estatales y jubilados necesitaron en ese mes el 99,6% de sus ingresos para escaparle raspando a la pobreza que los estaba atrapando y absorbía casi la totalidad de lo que recibían mensualmente como pago del Estado.

En el último mes de la pre pandemia, el salario promedio estatal en Chubut estaba en los 71.734 pesos y para vivir se necesitaban 47.496 pesos al mes. En ese momento todavía se sentían los impactos positivos de las recomposiciones salariales conquistadas en 2019 y la cláusula gatillo iba acompañando la inflación.

Al irrumpir la pandemia de Covid, las cuarentenas y el ajuste -que se transformó en congelamiento salarial- el poder de compra de los sueldos en la provincia se desplomó y puso a los estatales y jubilados al borde de ser técnica y prácticamente pobres.

Una leve mejoría

Entre los meses de noviembre y enero la brecha frente a la suba de la Canasta Básica Total se amplió y les dio un pequeño respiro a los escuálidos bolsillos estatales, aunque la pobreza era una realidad que los acechaba de manera permanente y el margen de maniobra fue muy estrecho en ese período.

El 30% de incremento por decreto que firmó el gobernador Mariano Arcioni -pagaderos en un 10% en septiembre, otros 10% en febrero y 10% más en marzo- no tuvo impacto positivo hasta finales de año.

A ese pequeño margen de mejora conseguido por los aumentos salariales -donde se incluyó un incremento del 10% y la absorción del bono de 5.000 pesos-se le sumó el efecto retroactivo generado por el pago de los sueldos atrasados y el fin del pago escalonado.

Recién en febrero y marzo, con las posteriores dos cuotas de aumentos en los sueldos, los estatales y los jubilados consiguieron ensanchar la brecha con la pobreza. Ahora la inflación descontrolada vuelve a poner los sueldos provinciales al borde del abismo de la miseria.

El mayor impacto positivo para el poder adquisitivo se produjo en este mes de abril que concluyó, ya que el adelantamiento del aumento de mayo -13% en total- y el bono de 20.000 pesos -por única vez para los que ganan menos de 100.000 pesos- hicieron que la brecha se ensanche en sus niveles más amplios. Como consecuencia, los estatales transitaron un momento en el que fueron menos pobres durante el último año; aunque ese salario es el que se cobrará recién estos primeros días de mayo.

Vale aclarar que aún no existen mediciones certeras del valor de la canasta familiar y habrá que esperar por lo menos una quincena o más para saber si ese distanciamiento con la pobreza se consolida en los salarios de los estatales y jubilados.

Paritarias e inflación

La inflación del INDEC para marzo pasado fue de 7,4% según el IPC Patagonia, pero desde el Observatorio de Economía se proyectaba que para ese mismo mes la suba de la Canasta Básica Total en Comodoro Rivadavia rondaría entre 8 y el 10%; marcando inclusive un aumento superior al informado por el INDEC.

Un panorama similar habría que esperar con los datos de abril, aunque todavía no se cuenta información certera del INDEC -que informará la inflación patagónica recién el próximo 12 de mayo- y habrá que esperar aún más para conocer el dato de la CBT que mide el Observatorio.

Lo cierto es que las mejoras obtenidas hasta abril y ese distanciamiento de los sueldos frente a la pobreza podría esfumarse con el avance inflacionario desmedido que se viene dando en los últimos dos meses y habrá que esperar el comportamiento de los precios mientras se sigue desarrollando la disparada de los commodities producto de la guerra en Ucrania.

La reapertura de las paritarias con estatales prevista para el martes de 10 de mayo abre un proceso de puja salarial que determinará si los estatales logran alejarse de la crisis o vuelven a acercarse a los niveles de pobreza como sucedió en buena parte de los últimos meses.

Según el INDEC, solamente en el primer trimestre de 2022 la suba de precios en la Patagonia fue de 16,7%, con la enorme disparada de marzo que llegó a 7,4% y fue la más alta en todo el país.

Si bien los aumentos dados por el Gobierno provincial permitieron que los estatales y jubilados le peleen durante los últimos tres meses a la inflación, no menos cierto es que no se recuperó el poder adquisitivo de la pre pandemia. Allí reside una de las claves principales del deterioro del poder adquisitivo de poco más de 64.000 trabajadores activos y pasivos.

En marzo de 2020 los gastos para cubrir la Canasta Básica Total representaban 66,2% del salario promedio en Chubut que cobraban estatales y jubilados provinciales. Ese porcentaje saltó al alarmante 99,6% en octubre de 2021 y descendió levemente al 86% en abril de este año -sobre la base de proyecciones conservadoras respecto de la inflación provincial-.

La diferencia es notoria y la cercanía con el abismo de la pobreza asusta, porque se trata de trabajadores en actividad y jubilados que se sacrificaron durante gran parte de su vida. Sin embargo, la falta de una recomposición salarial que contemple la pérdida de poder adquisitivo y la galopante inflación imperante siguen destruyendo el poder de compra de los sueldos en Chubut.

El Consejo de Bienestar Policial acordó el pago del ítem Antigüedad para el personal de la fuerza de seguridad pública; además de iniciar la discusión paritaria en mayo. Integrantes del Gobierno provincial y representantes policiales se reunieron ayer en Rawson para abordar también el pago de los juicios ganados por los uniformados en 2012; sin embargo, sobre este puntual no hubo mayores detalles.

Las partes se congregaron ayer en Vialidad Provincial, en un encuentro encabezado por los ministros de Gobierno, Miguel Castro; de Economía y Crédito Público, Oscar Antonena, autoridades de la Jefatura de Policía, representantes policiales. Por primera vez, estuvieron presentes en la discusión los jefes de unidades regionales de distintas ciudades.

El Cobipol acordó el pago de dos puntos de Antigüedad en cuatro cuotas consecutivas de 0,5% para julio, 0,5% en agosto, mismo porcentaje a abonar en septiembre e igual cifra a pagar en octubre del presente año.

También se convino discutir el salario mínimo del policía en mayo. «Pretendemos que el menor escalafón de la Policía reciba una recomposición salarial porque, por ejemplo, el cabo recibirá un pequeño porcentaje y el agente nada, porque no tiene antigüedad», explicó a EL CHUBUT, Julio Moreyra, representante de los uniformados.

Con relación a los juicios, según consta en acta, se deja constancia que habiendo consultado a distintos patrocinantes, como así también a autoridades de la Fiscalía de Estado y del Superior Tribunal de Justicia, se está a la espera de las pericias contables para determinar el monto de cada uno de los demandantes. En este punto, Moreyra señaló que «nuestros representantes letrados no pasaron los números correspondientes al Gobierno, por eso no tenemos cifras concretas para tener un acuerdo con el Ejecutivo».

En sus amplios salones de Ameghino y Primera Junta, el Centro de Jubilados Trelew, que dirige Mirta Flores, dio inicio el sábado a la temporada de fiestas, cumpleaños, aniversario y todo lo que sea festejo. De esta manera, y luego de dos años de pandemia, tuvo lugar la Cena del Reencuentro y Baile Familiar, donde afiliados y habitués de este tipo de evento, colmaron las instalaciones.

En la oportunidad, se hizo un pequeño homenaje a los Veteranos de Malvinas, con el ingreso de la bandera de ceremonias, la Marcha de las Malvinas y la entonación del Himno Nacional, acompañado por todos presentes.

El baile fue amenizado por el Dj Sergio Zelarayan, a continuación, hizo su presentación Lidia de Cantando por Amor con un amplio repertorio de música latina. La locución estuvo a cargo de Esteban Lucas Quiroga de LU 20 Radio Chubut.

A continuación, se realizaron sorteos de 2 entradas para la próxima cena que será el 7 de mayo, además, dos huevos de pascua. Los adultos bailaron hasta las 4 de la madrugada.

La Asamblea de Jubilados Provinciales de Esquel formalizó ante la Legislatura una nota para solicitar informe al ISSyS sobre la situación laboral del actual ministro de Gobierno, Cristian Ayala.

Argumentan que el funcionario es empleado del Instituto de Seguridad Social y Seguros y que por las normas de ese organismo no debería cumplir otra función en el Gobierno.

En la nota plantean que existiría una supuesta irregularidad, dado que «sabiendo que el ministro es empleado del ISSyS, sin emitir juicio, pedimos información al Directorio del Instituto (Ley I-156) sobre la situación laboral-salarial del mencionado profesional».

Los jubilados advierten que las leyes que rigen la existencia del Instituto (XVIII Nº 32) y (XVIII Nº 12) «prohíben expresamente, utilizar los recursos (aportes y contribuciones) en otro destino que no sea el fin para el que fueron creados: Jubilaciones, Pensiones, Retiros, Servicios sociales y la administración de esos beneficios y prestaciones».

Además, en el escrito enviado a Legislatura adjuntaron una grabación de un reportaje telefónico emitido por un medio local al ministro Ayala, «donde manifiesta cobrar el salario como empleado del ISSyS, para ejercer el cargo de ministro, agregando además que esta situación se remonta a diciembre de 2019 (cuando fue designado secretario de Trabajo)».

Los jubilados solicitaron entonces a los diputados que presenten un pedido de informe para conocer la situación laboral de Ayala en el ISSyS; si el Instituto abona en la actualidad el salario del ministro de Gobierno; y la Resolución del Directorio, que avaló esta situación.

La Asamblea de Jubilados integrada por Rosa Contrera y Carlos Cohen Arazi, entre otros, presentó hoy en la Legislatura una nota para que los diputados presenten un pedido de informe para conocer detalles sobre la designación del exsecretario de Trabajo y actual ministro de Gobierno, Cristian Ayala. Alegan que el funcionario es empleado del ISSyS y que las leyes que regular el organismo no permiten desempeñar otras funciones.

Un grupo de jubilados encabezados por Contrera y Cohen Arazi presentaron una nota hace minutos en la Legislatura a la que tuo acceso Metadata. En el escrito, dejan entrever presuntas inconsistencias en la designación de Ayala como ministro de Gobierni.

A través del Decreto Nº5/2022, el Gobierno del Chubut designó Cristian Ayala en el cargo de ministro de Gobierno y Justicia, aunque Ad Honorem.

“Sabiendo que el ministro es empleado del ISSyS, sin emitir juicio, pedimos información al Directorio del Instituto (Ley I-156) sobre la situación laboral-salarial del mencionado profesional”, sostiene la nota.

Los jubilados advierten que las leyes que rigen la existencia del Instituto (XVIII Nº 32) y (XVIII Nº 12), “prohíben expresamente, utilizar los recursos (aportes y contribuciones) en otro destino que no sea el fin para el que fueron creados: Jubilaciones, Pensiones, Retiros, Servicios sociales y la administración de esos beneficios y prestaciones”.

Como prueba, los jubilados adjuntaron una grabación de un reportaje telefónico emitido por un medio local al ministro Ayala, “donde manifiesta cobrar el salario como empleado del ISSyS, para ejercer el cargo de ministro, agregando además que esta situación se remonta a diciembre de 2019 (cuando fue designado Secretario de Trabajo)”.

En este marco, la Asamblea de Jubilados pidió a los diputados que presenten un pedido de informe para conocer la situación laboral de Ayala en el ISSyS; si el ISSyS abona en la actualidad el salario del ministro de Gobierno; y la Resolución del Directorio, que avaló esta situación.

En una conferencia de prensa que tuvo lugar en la escalinata de la delegación regional del ISSyS (Seros) un grupo de jubilados de Esquel salió ayer a reclamar el pago de haberes y sumas comprometidas por el gobierno provincial.

Bajo ese marco Rosa Contreras, quien hizo de vocera, comentó que “se hizo la entrega de distintas notas reiterativas que tienen que ver con los compañeros de la ex 1987, jubilados de Desarrollo Social y Familia, Salud y Policía, el 12 de enero empezaron con el pago de la deuda por la cláusula gatillo de hace 2 años atrás”.

Acusó que “empezaron a pagarle a un pequeño grupo hasta 100 mil pesos y recién se le pagó al jubilado a los 58 días después de eso. Suponemos que el último de los jubilados y pensionados de esos sectores va a cobrar la deuda de 2 años atrás allá por el mes de agosto. Dijeron que no tenían los elementos para determinar su liquidación, pero el 12 de enero le mandamos desde la cordillera los jubilados cómo se debía liquidar. Después tenemos compañeros que eran activos en la época donde se pagaba la cláusula gatillo, y tras 6 meses se logró que les pagaran. Todos los días 4 estamos mandando notas reiterando el pedido”.

Contreras también comentó detalles del viaje a Rawson realizado a fines de febrero. “Fuimos citados por el Superior Tribunal de Justicia. El 25 nos recibió el presidente, Dr. Alejandro Panizzi, donde pusimos en conocimiento que el poder judicial es un empleador y como tal tiene obligaciones. Tiene presupuesto propio y ahí están los salarios, contribuciones”.

Panizzi “nos contestó que hay usos y costumbres en la provincia, y que los aportes y contribuciones los hace provincia. Y como el lugar de ajuste son los jubilados, lo hacen cuando se les canta. El presidente del Superior Tribunal llamó a un técnico y nos dieron la razón a los jubilados”.

En el caso del poder judicial, Contreras confió que “los jubilados recibieron un aumento hace 90 días y lo van a cobrar mañana (por hoy). Panizzi dijo que va a hacer el seguimiento para que al quinto día esté el dinero. Pero además, nos dio otra alternativa, de generar una normativa”.

El presidente del Superior Tribunal de Justicia, Alejandro Panizzi, recibió ayer a representantes de la primera Asamblea Provincial y Pública de Jubilados, Pensionados y Retirados provinciales. Durante el encuentro, realizado en la Sala de Acuerdos del edificio judicial en Rawson, el sector planteó al ministro de la Corte que agilice el pago de los aportes patronales para los pensionados y retirados del Poder Judicial.

Panizzi recibió a Rosa Contreras, Claudia Iun y Sonia Serantes, representantes del sector de los pasivos de la administración pública provincial, quienes expresaron su preocupación por la constante demora en percepción por parte del Issys de los fondos correspondientes a aportes y contribuciones patronales de los trabajadores activos del Poder Judicial del Chubut.

La remisión de eso fondos, establecidos en la Ley XVIII Nº 32, se hace operativamente desde el Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Economía, y en ese sentido los representantes del sector pasivo solicitaron al STJ que se realicen las gestiones tendientes a normalizar las partidas, de manera de asegurar que los jubilados, pensionados y retirados del Poder Judicial puedan acceder a las actualizaciones de sus montos en el mejor tiempo posible.

Panizzi, junto al director de Administración del STJ, Mariano Pardini, se interiorizaron sobre el tema y expresaron su compromiso de viabilizar los mecanismos en pos de normalizar la situación.

Christian González D’Alessandro, abogado previsionalista, analizó en diálogo con Nos Sobran Los Motivos de LaCienPuntoUno el aumento a las jubilaciones recientemente oficializado. “El problema es que la canasta básica de un jubilado no tiene contemplado todo”, subrayó.

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) oficializó el incremento del 12,28% para las jubilaciones, pensiones y otras prestaciones previsionales para el trimestre comprendido entre marzo y mayo, en el marco de lo establecido en la ley de Movilidad, a través de la Resolución 26/2022 publicada este lunes en el Boletín Oficial.

Al respecto, Christian González D’Alessandro, abogado previsionalista explicó a LaCienPuntoUno: “No es un aumento es la movilidad para aplicar en marzo, para que no se desfasaje la inflación. Objetivamente se le ganó (a la inflación)”.

“Con la inflación objetivamente, el año pasado los jubiladas apenas le ganaron un 2% a la formula previsional vigente. El problema es que la canasta básica de un jubilado no tiene contemplado todo”, dijo y agregó “Los jubilados parten de un salario muy bajo, ahora los gobiernos van a tener que estudiar cómo el salario magro del jubilado empieza a crecer”.

“La inflación es el cáncer de todos los jubilados y trabajadores. Los medicamentos aumentaron muy por encima de la inflación. Los jubilados del PAMI tuvieron incremento de medicamentos, con el convenio que se hizo con la industria farmacéutica y el PAMI, el aumento fue muy inferior a la inflación”, puntualizó.