Tag

Banco Central

Browsing

La autoridad monetaria hizo un nuevo pedido a bancos y fintech para que informen sobre las operaciones realizadas en el país en el último año.

El Banco Central avanza en su intento de conocer más a fondo y eventualmente regular la industria de criptomonedas en el país. El organismo que preside Miguel Pesce reiteró un pedido que ya había hecho a las cámaras bancarias y fintech y les solicitó que aporten información sobre las distintas plataformas que operaron con criptoactivos en los últimos doce meses.

Según pudo saber Clarín, el BCRA le dio plazo a los bancos hasta el viernes próximo para reportar sobre sus clientes que «administran, gestionan, controlan y/o procesan movimientos de activos y/o pagos a través de plataformas de gestión electrónica, empleando criptoactivos». También sobre aquellos que: «presten servicios de resguardo o control de los criptoactivos; crearon granjas de minado de criptoactivos y/o hayan implementado plataformas de inversión y/o financiamiento basadas en ellos».

Es decir, el pedido de información no apunta a las personas físicas que operan con criptos, sino a los clientes empresas de las entidades que se desenvuelven en este mercado tan volátil. «No pide información del cliente sino de la entidad que le da servicios», aclararon en la autoridad monetaria. Inicialmente el Banco Central había hablado de «clientes bancarios» en un pedido de información realizado a principio de mes y eso había generado confusión en las entidades, ya que lo habían entendido como un requerimiento de información sobre sus ahorristas. Ahora, el Central remarcó que lo que solicita es datos sobre aquellas empresas que operan con las cripto, no sobre quienes las tienen en su cartera.

El requerimiento oficial llega en un momento de pleno auge de las inversiones en criptomonedas en el país, tras la fuerte escalada del precio de los últimos meses. También, en días de incertidumbre sobre la sustentabilidad de esta inversión, luego de que el Bitcoin, la divisa digital más famosa, perfore el piso de los US$ 50.000 y cierre su peor semana en dos meses.

En el sector la noticia es leída como un primer paso para una regulación del segmento, algo que ya ocurrió en otras latitudes. La circular enviada por el BCRA destaca que: «el diseño, desarrollo y difusión de productos y servicios financieros basados en tecnologías de validación descentralizada, que utilizan técnicas de encriptación para brindar seguridad y que dependen de mecanismos de generación de consenso sin una contraparte central, constituyen procesos cuyo análisis y comprensión resultan particularmente relevantes».

La industria cripto es tan novedosa en el país que, para evitar confusiones, en su comunicación el Central incluyó una definición de criptoactivos. Como no hay un consenso global de toda representación digital o virtual de valor, basada en tecnologías de encriptación, que puede ser digitalmente negociada o transferida, siendo susceptible de ser utilizada como instrumento de pago o con propósitos de inversión», detalló la misiva.

El BCRA hace referencia entonces a activos digitales que estén basados en la tecnología blockchain. Es decir, una base de datos cifrada, que permite el envío de información, no únicamente de transacciones económicas, de manera inalterable y descentralizada. Si bien el bitcoin es la moneda que utiliza esta tecnología más famosa, está lejos de ser la única: en el mundo se calculan que existen más de 8.000 tipos de criptomonedas.

Respecto del impacto de esta medida, la postura de quienes tienen empresas que ofrecen estas divisas digitales está divida. «En los fines prácticos, solo representaría una mayor burocracia», dijo un empresario del sector a este diario. «Si el temor es el origen de los fondos, todo lo que hacemos está bancarizado y tiene factura. Las operaciones se hacen por banco y son totalmente transparentes», remarcó.

Algunas empresas incluso entienden que una mayor regulación oficial «daría margen para hacer más y mejores negocios». En el otro extremo, hay jugadores que temen que estos registros sean el primer paso para un mayor control de las actividades de los ahorristas, que encuentran en las monedas digitales una forma de escapar del peso, lo que a fin de cuentas podría desincentivar el desarrollo del segmento.

«En una industria que recién empieza, una intervención estatal precoz puede matar la innovación de estos emprendimientos», se quejaron.

La entidad monetaria entregó USD 72 millones de sus reservas en dólares. No vendía desde el 29 de enero. No obstante, mantiene un saldo a favor de casi USD 1.200 millones en marzo. El dólar libre bajó a $143. Leve alza para acciones y bonos.

Tal como ocurrió el jueves y el viernes de la semana pasada, cuando quedó en evidencia que el Banco Central se apartó de las compras para darle cabida a una mayor demanda privada en el mercado oficial, este lunes la necesidad de divisas por parte de empresas para afrontar obligaciones con el exterior dejó a la autoridad monetaria con saldo negativo por su intervención, algo que no ocurría desde el 29 de enero, cuando se desprendió de 80 millones de dólares.

Así, el BCRA terminó con ventas netas en el mercado después de una serie de 33 ruedas cambiarias. Las ventas oficiales totalizaron en la rueda unos 72 millones de dólares. Sin embargo, la autoridad monetaria aún mantiene un saldo a favor en marzo próximo a los USD 1.200 millones, en el mes más positivo desde noviembre de 2019.

Vale recordar que en marzo del año pasado, hasta el día 20 y antes de establecerse las medidas de aislamiento por la pandemia el BCRA acumulaba un saldo negativo de USD 137 millones, para terminar el mes con un saldo a favor de 135 millones de dólares.

El monto negociado en el segmento de contado (spot) fue de importantes USD 336 millones, aunque “una demanda muy activa para atender compromisos con el exterior generó una corriente compradora que requirió del auxilio oficial para compensar defecto de oferta”, precisó Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio.

Fuentes del mercado puntualizaron a Infobae que “hoy tocó vender. Se acumularon pedidos de importadores y pago de deuda privada”, tras una “racha extraordinaria de 33 ruedas compradoras, desde la última rueda de enero hasta el viernes pasado”.

En tanto, el dólar libre bajó un peso y terminó ofrecido a $144 para la venta. La divisa informal anota una pérdida de un 13,9% o 23 pesos en el transcurso de 2021.

Fuente: Infobae

El Banco Central de la República Argentina (BCRA), anunció este viernes que se pondrá fin al régimen especial que regía para los cajeros automáticos desde el comienzo de la pandemia, por lo que las operaciones dejarán de ser gratuitas.

La gratuidad de las mismas solo se mantendrá para el retiro de efectivo en asalariados, jubilados y beneficiarios de planes sociales, mientras que el resto de los usuarios deberá abonar un ‘extra’ en caso de realizar el trámite en un cajero que no pertenezca a su banco.

La medida que disponía la prohibición del cobro de costos y comisiones por las operaciones en las máquinas sin importar a qué banco perteneciera cada cliente había sido instaurada en el comienzo de la pandemia, para paliar los efectos económicos de la gente y evitar los traslados de las personas por la ciudad.

“La gratuidad del uso de las redes de cajeros se mantiene hasta el 31 de marzo para todos los usuarios del sistema financiero, pero a partir de abril, solo los titulares de tarjetas de débito asociadas a cuentas sueldo, pago de jubilaciones o planes sociales podrán seguir utilizando sin costo alguno cualquier cajero, sin importar a qué banco o red pertenecen. El resto de los usuarios puede utilizar gratuitamente los servicios de cajero automático prestados por su entidad”, indicó el BCRA a través de un comunicado.

Además, se anunció que continuará el límite de $15.000 de extracción diaria por cuenta en una única operación, mientras que la apertura de las cajas de ahorro, su mantenimiento y su tarjeta de débito vinculada seguirán siendo gratuitos por la disposición del BCRA que así lo estipula.

Fuente: ADNSUR

El dólar solidario superó los $ 160, en el promedio de las entidades que releva el Banco Central, y tiene una brecha de $ 16 con el dólar blue.

El paralelo cerró en $ 144, con lo que refleja una cotización que no se mueve desde hace dos días.

El minorista del Banco Nación no tuvo cambios tampoco y quedó en $ 90,50 para la compra y $ 96,50 para la venta. Tampoco el euro tuvo cambios: $ 107 comprador y $ 113 vendedor.

En tanto, el dólar bolsa caía $ 1,41 y estaba en $ 143,4. Hay que tener en cuenta que el MEP está pisado por el Gobierno. Esto fue reconocido por el ministro de Economía, Martín Guzmán, a principios de esta semana.

Estrategia MEP

Guzmán explicó que el Central adquiere bonos en dólares a precio oficial y los vende en pesos a mayor valor. Con esto logra mantener bajo el valor del dólar bolsa al tiempo que absorbe pesos. Pero implica que se gasten reservas.

El ministro afirmó que “el Gobierno no vende bonos por vender bonos. El Gobierno lo que hace es hacer política cambiaria para buscar que haya cierta estabilidad. En estas operaciones de las que se habla no hay ninguna venta neta de títulos público al sector privado”.

“Lo que puede hacer el Gobierno o el Banco Central es agarrar un dólar y comprar un bono en dólares. Después, puede venderlo contra pesos, ganándose la brecha cambiaria”, agregó.

Se estima que por cada dos dólares que compra el Central (en lo que va del mes lleva adquiridos u$s 2.250 millones), uno se pierde en estas compras de bonos.

Volviendo al valor del dólar, el contado con liquidación estaba luego del cierre del mercado de cambios en $ 148,99, 95 centavos menos que el cierre de ayer.

Fuente: El Perfil

 

El tipo de cambio oficial avanza 1,2% en la semana, tutelado por el Banco Central. Las cotizaciones financieras oscilan en la apertura de la jornada. El blue se sostiene en 140 pesos y el dólar ahorro se consigue a 159,21.

El dólar hoy comienza la última rueda de la semana con la misma calma de los últimos días. El Banco Central convalida un deslizamiento semanal en torno al 1,2% del tipo de cambio mayorista, las cotizaciones financieras operan con leves fluctuaciones al alza y a la baja, y el dólar blue abre estable luego de caer 3 pesos en la jornada de ayer hasta su nivel más bajo en seis meses.

Cotización del dólar oficial
La rueda comenzó con una primera postura de venta en el segmento mayorista a 90,87 pesos, 9 centavos arriba del cierre del jueves. Sin embargo, minutos después, la mayor oferta empujó a la baja las posturas de venta hasta los 90,86.

El BCRA busca ralentizar la suba del dólar oficial para anclar la inflación, que en febrero se desaceleró al 3,6% pero sigue en un nivel muy elevado que pone en riesgo la meta del 29% anual del Presupuesto.

Para ello, la entidad que preside Miguel Pesce se vale de la mayor oferta genuina que generan los altos precios de los commodities y que le permitieron comprar más de 700 millones de dólares en lo que va de marzo. Esas divisas que compra en el oficial son las que también le permiten intervenir en las cotizaciones financieras para mantenerlas a raya.

Dólar Banco Nación
El billete minorista abrió sin cambios respecto del cierre de ayer en las pizarras del Banco Nación y se cotiza a 89,75 pesos para la compra y 95,75 para la venta. Este jueves había subido 25 centavos.

De esta forma, al agregar el 30% de impuesto PAIS y el 35% a cuenta de Ganancias, la divisa se consigue en la mayor entidad financiera del país a 157,99 pesos para la venta.

Mientras tanto, el promedio minorista de las 11 de la mañana publicado por el Central se ubicaba en 96,49 pesos para la venta. Así, al agregarle los impuestos, el dólar ahorro ascendía a 159,21 pesos.
Dólar MEP y CCL
Por su parte, los dólares financieros se mueven con leves oscilaciones a la baja y al alza durante la mañana. Cerca del mediodía, el dólar MEP operaba estable a 144,34 pesos y el contado con liqui (CCL) avanzaba 0,9% a 150,46.

De esta forma, la brecha entre el CCL y el mayorista sube al 65%, siempre bajo la tutela del BCRA, que junto con la Anses intervienen en el mercado de bonos para evitar un salto de las cotizaciones financieras que recaliente las expectativas de devaluación.

Dólar blue ahora
Por último, el dólar blue hoy comienza la rueda estable a 137 pesos para la compra y 140 para la venta en las cuevas porteñas. Ocurre luego de que ayer la cotización ilegal perdiera otros 3 pesos. Así, se sostiene en su nivel más bajo desde septiembre de 2020, cuando comenzó el momento más agudo de la corrida, luego de que Pesce anunciara el supercepo. A fines de octubre llegó a tocar los 195 pesos.

En el año, el blue acumula una baja de 26 pesos, que lo llevó bien por debajo del dólar ahorro, del MEP y del CCL.

Un informe periódico del Banco Central (BCRA) consideró que la aceleración inflacionaria que llevó al índice de precios al consumidor a marcar un avance del 4% mensual por dos meses consecutivos es de “carácter transitorio”, al tiempo que afirmó que la entidad seguirá enfocada en los próximos meses en absorber el excedente de pesos de la economía y a administrar la marcha del dólar.

En su Informe de Política Monetaria (IPOM) publicado ayer, el BCRA aseguró que en la medida en que se atenúen los riesgos asociados a la Covid-19, la política monetaria “seguirá enfocada en absorber los esfuerzos anticíclicos de manera de preservar los equilibrios monetario y financiero, asegurando las condiciones necesarias para que el proceso gradual de reducción de la tasa de inflación continúe”.

Las preocupaciones por la inflación aumentaron en Argentina después de que los precios al consumidor subieran 4% en diciembre respecto de noviembre, el ritmo mensual más rápido en más de un año. Y se agravaron luego de que en enero los 4 puntos porcentuales se repitieran por segundo mes consecutivo.

La inflación rozó el 36% en 2020 y se espera que cierre 2021 en torno a 40%, según estimaciones del Relevamiento de Expectativas de Mercado que elabora el propio BCRA.

Sin embargo, el BCRA sostuvo que se trata de una aceleración inflacionaria de “carácter transitorio” ya que responde a un “fuerte aumento de las carnes (…) y las actividades que estuvieron cerradas durante el ASPO y que ajustaron sus precios después de varios meses”.

Por ello, sostuvo que dada “la disponibilidad de instrumentos de ahorro con tasas variables en función de la inflación y del tipo de cambio, y la incertidumbre acerca de la evolución de la situación sanitaria de los próximos meses, la autoridad monetaria optó por mantener sin cambios las tasas de interés de los instrumentos de política monetaria”.

Las tasas hoy son negativas en términos reales, es decir, rinden menos de lo que avanzan los precios. El 38% anual que pagan las Leliq, pasado a rendimiento efectivo mensual, supone un premio de apenas 3,13% en pesos, mientras que el 37% que rinden los plazos fijos supone un 3,04% en 30 días. Todo por debajo del 4% de inflación de cada uno de los últimos dos meses.

Por otra parte, el IPOM publicado dijo dijo que el BCRA “continuará con su política de administración del tipo de cambio, propiciando que la dinámica cambiaria contribuya a consolidar el proceso gradual de baja en la tasa de inflación”.

“Dado que en el mediano plazo siguen siendo objetivos centrales la acumulación de reservas y el mantenimiento del superávit externo, el BCRA procurará mantener el tipo de cambio real en un nivel competitivo, acorde a los fundamentos de la economía”, afirmó el Central.

En cuanto a su política de emisión monetaria, valoró los avances logrados por el Gobierno en la reconstrucción del mercado de deuda doméstico que permitió al Tesoro Nacional financiar una mayor parte de sus necesidades sin tener que acudir a Adelantos Transitorios o Transferencias de Utilidades en lo que va de 2021.

La mejora en las condiciones de financiamiento del Gobierno “posibilitó una disminución en los esfuerzos de asistencia financiera al Tesoro Nacional hacia el final del 2020 e incluso la cancelación de Adelantos Transitorios, al tiempo que en lo que va de 2021 no se realizaron nuevas transferencias por parte del Banco Central”.

“El Banco Central desarrollará su política monetaria, cambiaria, crediticia y financiera durante 2021 persiguiendo favorecer la normalización económica, construir un proceso que reestablezca la confianza en la moneda local, sostener el proceso gradual de desinflación, impulsar el equilibrio externo, profundizar la recuperación del crédito privado, preservar la estabilidad financiera, promover el desarrollo del mercado de capitales y propender a una mayor inclusión financiera”, concluyó la autoridad monetaria.

Fuente: Infobae

Este lunes el dólar blue arrancó en $ 151, el mismo nivel al que había cerrado el viernes pasado. Así mantiene su tendencia estable luego de que la semana pasada se moviera en un rango que iba de $ 153 a $ 151.

El informal sigue siendo el único de los dólares disponibles para el público que cotiza a la baja. En el año cedió 15 pesos. En cambio los dólares financieros vuelven a aumentar: el dólar MEP sube a $ 150,31 y el contado con liqui da un salto de 4% en el día, que lo lleva a $ 154.

Del lado del tipo de cambio oficial, el Banco Central mantuvo la tendencia de la semana pasada y desacelera el ritmo de la devaluación. Es habitual que cada lunes le aplique una corrección cercana a 25 centavos al tipo de cambio mayorista. Pera esta vez la suba fue de solo 17 centavos y se vende a $ 88, mientras el dólar ahorro llega a $ 154,5.

El operador Gustavo Quintana consigna que «la corrección del primer día de esta semana se aleja de las mayores subas de todos los lunes y es la más baja desde el 26 de octubre pasado».

«La semana pasada el BCRA convalidó una suba del 0,81% para el dólar oficial, apenas por debajo del cierre de la semana anterior (0,88%). Se trata de una depreciación a razón de 0,16% por día, desacelerando contra las dos semanas anteriores», detalla la consultora LCG.

¿Por qué frena el Central el ritmo de suba del dólar? La semana pasada la autoridad monetaria compró US$ 143 millones. Y lo hizo pese a que en el mercado se especulaba con que a esta altura del mes ya se iba a sentir el efecto de la «trampa de febrero».

Esta «trampa» hace alusión a que en el segundo mes del año se suele cortar la estacionalidad de alta demanda de pesos que marca el ritmo del mercado desde mediados de diciembre hasta finales de enero. En ese período los particulares y las empresas prefieren tener pesos para afrontar gastos de fin de año y vacaciones, por lo que cede la presión sobre el dólar.

A esto se suma que habitualmente a esta altura del año afloja la liquidación de divisas por parte del agro porque termina de venderse el trigo y se abre un compás de espera hasta que en marzo y abril comience a comercializarse la soja. Con menos oferta de divisas por parte del campo hay menos dólares para abastecer al mercado y eso suele complicar la estrategia del Central.

Pero al menos hasta ahora este febrero muestra una dinámica diferente. Desde Portfolio Personal apuntan que «el Banco Central que logró cerrar con un saldo neto positivo en las cinco primeras ruedas de febrero. La mayor oferta de divisas por liquidación de granos, junto con una demanda regulada, permitió que el BCRA mantenga el ritmo de compra de divisas en el mercado de cambios».

Según detallaron en los primeros 5 días hábiles del mes ingresaron US$ 572 millones por liquidación de granos, cuando en enero habían entrado US$ 430 millones. De este modo, la entidad presidida por Miguel Pesce acumuló US$ 143 millones de divisas -a un ritmo promedio diario de US$ 29 millones- y compensó de esta manera parte de los US$ 272 millones que llegó a vender en las últimas dos semanas de enero.

Detrás de esta baja del ritmo de depreciación esta la intención de no sumarle más presión a los precios. Este jueves se conocerá el dato de la inflación de enero, que rondará el 4%. Con tarifas pisadas y acuerdos de precios, los alimentos siguen aumentando por encima del índice. En ese marco, el presidente Alberto Fernández eligió redoblar la presión sobre el campo y amenazó con subir las retenciones si los precios no se frenan.

«Con una inflación headline de enero que andará en torno al 3,6%-3,9%, el gabinete económico insiste en culpar a la mejora en los términos de intercambio y sugiere que está en agenda subir las retenciones para ‘desacoplar’ los precios domésticos de los internacionales…y al mismo tiempo recaudar», señala LCG.

«Una mejora de los términos de intercambio en un contexto de control de importaciones debería apreciar la moneda doméstica, el tipo de cambio funciona en ese caso como estabilizador automático. El BCRA parece tener otro diagnóstico y el tipo de cambio se mueve en línea con la inflación del mes anterior», indica la consultora.

Se trata de un mecanismo de fraude conocido como «phishing» que, en este caso, lleva como asunto del correo «Aviso Importante» y simula ser emitido por el BCRA desde la casilla de correo no-responder@clyfema.net.

El Banco Central (BCRA) advirtió sobre la existencia de un correo electrónico engañoso a nombre de «la división de seguridad» de la autoridad monetaria con el que se están robando datos personales o bancarios de clientes de distintas entidades.

Se trata de un mecanismo de fraude conocido como «phishing» que, en este caso, lleva como asunto del correo «Aviso Importante» y simula ser emitido por el BCRA desde la casilla de correo no-responder@clyfema.net.

La cuenta no pertenece al Banco Central ya que sus direcciones de correo electrónico siempre finalizan con el dominio oficial: @bcra.gob.ar.

«En caso de recibir este correo o uno similar se recomienda eliminarlo inmediatamente ya que es un claro caso de phishing, es decir, un correo electrónico engañoso que aparenta ser legítimo y que es utilizado para obtener datos personales y bancarios», advirtió el BCRA en un mensaje oficial.

El correo correo apócrifo que está circulando asegura ser de «la división de seguridad del BCRA» y dice a sus destinatarios que el Banco Central «ha detectado una actividad inusual con sus tarjetas» y que «como medida de seguridad suspendimos momentáneamente su cuenta, hasta resolver nuestra inquietud».

Al mismo tiempo se asegura que el cliente «podrá tener problemas para los pagos en línea» por lo que pide entrar a una página y colocar datos de la tarjeta y del documento de identidad para «solucionar» un problema que, en realidad, nunca existió

Para denunciar este tipo de amenazas el Banco Central dispone de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI), a la que se puede contactar a través del teléfono (+54 11) 5071-0040/0041, o por correo electrónico (denunciasufeci@mpf.gov.ar).

El dólar “solidario” costará más de $130 a partir de este miércoles. El salto en el precio de la divisa para atesoramiento fue anunciado este martes a la noche por el director del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Miguel Pesce. Según informó, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) establecerá desde este miércoles una retención del impuesto a las Ganancias del orden del 35% para la adquisición del billete estadounidense, que también regirá para las compras con tarjeta en el exterior.

Pesce confirmó la suba del dólar “solidario” en una rueda de prensa, en la que reconoció que existe una fuerte demanda de la divisa por parte de ahorristas, pero también para el pago de vencimientos.

“Los bancos van a tener que hacer una evaluación de los ingresos de las personas que abran una cuenta y puedan demostrar que tienen ingresos propios para hacer ahorros en moneda extranjera”, explicó el titular del BCRA. También detalló que los propietarios de nuevas cuentas en dólares no podrán ser beneficiarios de planes sociales durante la pandemia ni la pospandemia.

En cuanto a los gastos con tarjeta en el exterior, señaló que las operaciones van a ser a cuenta del tope estipulado en U$S200 mensuales, y que tanto estas transacciones como las compras del dólar ahorro sufrirán una “retención de impuesto a las Ganancias del orden del 35%”, que establecerá la AFIP.

En tanto, los ahorristas que no pagan Ganancias podrán realizar ante la AFIP el pedido de reintegro de la retención una vez que se venza el año fiscal.

Cómo quedan las cotizaciones del dólar

Bajo la nueva modalidad, a la cotización del dólar oficial del Banco Nación ($79,25) deben sumarse el 30% del impuesto solidario ($23.78) y el 35% a cuenta de Ganancias (aplicado a la cotización del dólar oficial, que al precio actual equivale a $27,73). De esta forma, el valor de la divisa para atesoramiento asciende a $130,73.

Así las cosas, el dólar solidario quedó a solo a centavos del blue, que se vendió este martes a $131 en el circuito informal, con una baja de un peso desde los valores de la semana pasada.

Por su parte, el dólar mayorista pasó los 75,19 pesos, administrado por el Banco Central. La autoridad monetaria aumentó el ritmo de devaluación del peso a unos 7 centavos diarios en los últimos días.

Mientras tanto, “contado con liqui” y el dólar Bolsa, las opciones bursátiles para acceder a las divisas, se recalentaron y tocaron los $128,29 y $122,06, respectivamente.

El Banco Central anunció esta noche que en las compras de dólar ahorro y en los pagos con tarjetas de crédito realizadas en el exterior la AFIP establecerá una retención del impuesto a las Ganancias del orden del 35%.

Así lo anunció en una rueda de prensa el titular de la entidad, Miguel Ángel Pesce, quien reconoció que existe una fuerte demanda de dolares por parte de ahorristas, pero también para el pago de vencimientos.

«Los bancos van a tener que hacer una evaluación de los ingresos de las personas que abran una cuenta y puedan demostrar que tienen ingresos propios para hacer ahorros en moneda extranjera», explicó Pesce.

En cuanto a las compras con tarjeta en el exterior, señaló que esas operaciones «van a ser a cuenta de futuras compras que puedan hacer por dólar ahorro».

De esta manera, la entidad monetaria estableció que las compras que excedan el cupo de US$200 por mes se cancelarán con el cupo de los siguientes meses hasta ser saldada la diferencia. Por ejemplo, si se gastaron US$1.000 en el exterior, no se podrá comprar dólares en el mercado oficial por cinco meses. Esto incluirá también el pago de servicios del exterior tales como Netflix, Spotify, iCloud y el almacenamiento de Google, entre otros.

Además, se dispuso que habrá retención del 35% para la compra de dólar ahorro y pagos con la tarjeta por consumos en dólares en el exterior, que aplicará la AFIP.

La retención se aplicará sobre el valor del dólar minorista; es decir, $75 más 30% de impuesto PAIS más 35% de retención de Ganancia. Esto llevará al dólar ahorro a $130.

Por otro lado, aquellos beneficiarios de planes sociales no podrán acceder al mercado cambiario.

También se ampliará el parking -la cantidad de tiempo que debe pasar entre las venta y compra de un bono- a 15 días para el dólar contado con liquidación (CCL). El Banco Central también anunciará que habrán mecanismos de transparencia para operarlos con fines cambiarios.

Las medidas llegan después que el Banco Centralllevaba 12 semanas seguidas perdiendo reservas y a un ritmo cada vez mayor y que venía prácticamente duplicándose mes a mes desde julio, pese al cepo y las nuevas restricciones impuestas a la demanda de empresas desde fin de mayo, dejando a la vista una dinámica insostenible, pese a las recurrentes desmentidas oficiales.