Tag

extensión

Browsing

En un escenario de creciente preocupación por el incremento de contagios de coronavirus en todo el país, donde ya suman 18 las provincias que tienen transmisión comunitaria del virus, el presidente Alberto Fernández lidera un encuentro virtual con gobernadores para analizar la situación de cada distrito antes del anuncio de la extensión de la cuarentena.

El jefe del Estado encabeza el encuentro desde la quinta presidencial de Olivos después del récord de contagios de ayer, que alcanzó los 10.550 nuevos casos en el país. Al parecer, el área metropolitana continuará en fase 3. Lo que aún resta saber es si el gobierno porteño podrá continuar con el cronograma de flexibilizaciones previsto.

Esto será parte de lo que, desde las 19, tratarán en la Casa Rosada los jefes de Gabinete Santiago Cafiero (Nación), Felipe Miguel (Ciudad) y Carlos Bianco (Buenos Aires) y los ministros de Salud Ginés González García, Fernández Quirós y Daniel Gollán.

Como sucedió hace casi dos semanas, parte de la preocupación del gobierno nacional se trasladó al interior. Es que, según el último reporte, casi el 30 por ciento de los casos son fuera del AMBA. El anuncio de la nueva etapa sería mañana. El Presidente, como en otras oportunidades, estará flanqueado por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

La ronda de consultas comenzó por la mañana. El ministro de Salud se reunió con el comité de infectólogos y expertos que asesoran al Presidente, quienes plantearon mantener «como están» las restricciones sobre el transporte público y las escuelas, eje del reciente debate entre la Casa Rosada y el gobierno porteño.

Además, instaron a las autoridades nacionales a reforzar el plan Detectar de testeos en las provincias complicadas y establecer regresos a la fase 1 de cuarentena estricta en distritos del Interior con brotes de casos, al estilo de lo ocurrido en España e Italia.

En ese sentido, ante intendentes, Kicillof anticipó que «hoy no estamos para flexibilizar». La desaceleración en el índice de contagios y ocupación de camas de terapia que se anunció como alivio para el AMBA el lunes podría ser aparente, admitió el gobernador a puertas cerradas.

Fuente: La Nación

El presidente Alberto Fernández anunció la extensión del aislamiento hasta el 30 de agosto. Mostró esperanza por la vacuna e instó a restringir la circulación.

El presidente Alberto Fernández afirmó esta tarde que la vacuna que se fabricará en el país hace que la Argentina «pueda contar con la vacuna muy pronto» y «por primera vez» en la pandemia se pueda ver «un horizonte». Lo afirmó al anunciar la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 30 de agosto desestimando que se lo denomine «cuarentena». «En pocos meses vamos a recuperar los abrazos», agregó.

«En los primeros meses del año entrante (estaría lista) y eso nos va a despejar toda la incertidumbre que tenemos hoy», resaltó el jefe de Estado en la Quinta de Olivos, donde agregó: «Deberíamos ser más prudentes porque todavía el virus está entre nosotros».

«Nos decían nadie se ocupa de la vacuna, por qué no miran a Oxford, y nosotros silenciosamente estábamos trabajando», subrayó».

Alberto Fernández insistió con la responsabilidad social y expresó que en este momento «el riesgo es relajarse» ya que «no estamos en condiciones de sentirnos con capacidad de juntarnos con alguien o no sin que eso suponga un riesgo para ambos»

«El riesgo es que nos relajemos. El mundo está enfermo y la única medicina que hemos encontrado hasta aquí es acotar al máximo posible es acotar la circulación y la cercanía de las personas», reiteró el mandatario nacional en la Quinta de Olivos.

El Presidente afirmó hoy que estamos «en un tiempo un poco distinto» con respecto a la pandemia de coronavirus, «con problemas que se mantienen, perduran y se han vuelto críticos pero al mismo tiempo tiempo con más esperanza por la vacuna, que deja ver un horizonte».

«Seguimos hablando de cuarentena sin que en la Argentina exista la cuarentena, porque los negocios están abiertos, porque la gente circula, la actividad industrial está por encima del 90 por ciento», dijo no obstante.

Como es habitual, Alberto Fernández está acompañado por el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y por el Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

«La realidad es que está en nuestras manos cuidarnos, ya no depende de un Presidente o de un Gobernador, está en nuestras manos. Para muchos, se ha convertido en un tiempo de no libertad para acercarnos a los afectos, pero ojo que en esos abrazos, en esos encuentros, el riesgo se potencia», señaló sobre la nueva etapa que se viene.

Al cierre planteó un pedido de un último esfuerzo: «Les pido que no promuevan reuniones clandestinas» y anticipó que «en poco tiempo van a volver los abrazos».

El presidente Alberto Fernández, anunciaría este jueves la nueva extensión de la cuarentena desde la Residencia de Olivos, junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Así lo han confirmado fuentes oficiales, que precisaron que la Casa Rosada trabaja por estas horas para tener todo listo para realizar el anuncio entre la tarde y la noche.

El jefe de Estado almorzó con el ex ministro de Economía Roberto Lavagna y luego recibió a los principales empresarios del país en la Quinta de Olivos, en un intento por reforzar el apoyo de ese sector a la extensión de la cuarentena.

Se espera que el mandatario nacional lleve el aislamiento obligatorio hasta el próximo 21 de junio, con mayores flexibilizaciones en el interior y precauciones en la zona metropolitana de Buenos Aires.

Representantes de 32 familias que están asentadas a la vera del arroyo Esquel, en el barrio Badén I, se acercaron al Concejo Deliberante para solicitar a los concejales las gestiones necesarias para que se concrete una extensión de la red de gas que les permita acercar el servicio hasta sus domicilios.

«Vinimos para reclamar un proyecto que presentamos hace más de un año, que nos habían dicho que estaba aprobado por Camuzzi y que estaba la plata», dijo uno de los vecinos que hizo de vocero.

«Es para 32 viviendas que no tienen red de gas ubicadas sobre la costanera del arroyo y estamos tratando que agilicen los trámites, porque nos dicen que usaron los fondos pasa otras cosas de la pandemia, y que hay otra plata para conexiones de red, conexiones de cloaca y agua. Que van a cambiar la ordenanza para que después no falte la plata».

El vecino indicó que «hay que hacer una prolongación de alrededor de 250 metros de la red de gas, el municipio tendría que financiarla y después cada vecino pagaría lo que le corresponda.

No pedimos que nos regalen nada, pedimos que hagan la obra y un plan de pagos. Es un reclamo por el cual ya nos reunimos en varias oportunidades, incluso en la gestión anterior el intendente dijo que en enero iba a estar empezando la obra. Pasó marzo, llegó la pandemia, y ahora los vecinos estamos pasando frío. A esto hay que agregar que muchos están sin trabajo».

Ante la imposibilidad de contar con gas de red explicó, «nos calentamos con leña o garrafa pero casi no queda leña y no hay plata. Dicen que entre 10 y 15 días van a tardar en modificar la ordenanza, para después contratar una empresa que haga la obra.

Y si se hace después hay que hacer las conexiones domiciliarias, por lo cual no sería para este invierno, tendríamos que aguantar otro invierno más».

El presidente Alberto Fernández anunció esta noche que el aislamiento social, preventivo y obligatorio se extenderá hasta el 7 de junio inclusive, al dar una conferencia de prensa en la residencia de Olivos.

El mandatario, que brindó una conferencia de prensa junto al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, reconoció que se «dará un paso hacia atrás», en un contexto en el que el Gobierno está preocupado por el crecimiento de los casos de contagio en el AMBA.

Frente a ello, el Presidente sostuvo que caducarán los permisos para circular, los cuales habrá que volver a gestionarlos, y adelantó además que habrá controles más rígidos para poder ingresar a la Ciudad.

«Se va a acotar el ingreso a la Ciudad de Buenos Aires. Van a caducar los permisos que tenían y deberán reinscribirse», dijo el mandatario.

En ese sentido, Rodríguez Larreta, alertó que «la evolución de datos del contagio en la Ciudad dio un salto muy grande, lo que implica un aumento significativo». Acto seguido, también confirmó que se vendrán controles más rígidos en todos los accesos habilitados, para que solo ingresen trabajadores que se desempeñan en sectores esenciales y que se va a «reempadronar a todos los que tienen permiso para circular».

Cabe destacar que el subsecretario de Transporte bonaerense, Alejo Supply, ya había anticipado que a partir del martes solo saldrán a la calle los trabajadores esenciales y para ellos se reformulará el sistema informático que emite los permisos de acuerdo a criterios que son analizados por funcionarios del gobierno nacional. «Los tres gobiernos coincidimos en la necesidad de reducir la cantidad de gente que circula por el AMBA», contó el funcionario.

«Tenemos que buscar las alternativas para que la gente circule menos. Estamos hablando de vida o muerte. Tenemos que armarnos de paciencia de vuelta», aseguró.

La situación en la Ciudad y el Gran Buenos Aires, especialmente en los barrios más vulnerables, es algo que preocupa y mucho a Alberto.

El Presidente considera esencial hacer foco en esos barrios pobres para mejorar su vida cotidiana y aplacar los efectos devastadores del COVID-19.

Las cifras que se manejan en Olivos aseguran que la pandemia se hizo fuerte en las villas de emergencia y que se trata de un profundo foco de contagio que aún no alcanzó su pico de curva más alto.

Después de escuchar a los expertos y a los gobernadores de todas las provincias, el presidente Alberto Fernández decidió extender una vez más la cuarentena obligatoria en el país a causa del coronavirus, que ahora será hasta el domingo 7 de junio pero con diferencias de flexibilidad según la región.

El aislamiento social comenzó el 20 de marzo en la Argentina, y antes de esta prolongación tuvo prórrogas el 31 de ese mes, el 13 y 27 de abril y el 11 de mayo.

Antes del parte de este sábado, el Ministerio de Salud confirmó 10.649 contagios, entre los que hay 439 muertos y 3530 pacientes dados de alta.

En esta etapa, el Área Metropolitana de Buenos Aires – donde se da la mayor cantidad de casos- mantendrá la rigurosidad que tiene hasta ahora y se hará énfasis en el control de la circulación, pero en el resto del país habrá mayor flexibilización y con más actividades que reabrirán.

 

Se espera que el día de mañana el presidente Alberto Fernández, acompañado por Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta,  anuncie una nueva extensión de la cuarentena por otras dos semanas y, por primera vez desde que se impuso el aislamiento por la pandemia del coronavirus, dispondrá medidas de mayor restricción de la circulación, centradas en el área metropolitana, comenta La Nación.

El retroceso parcial, una reacción ante el crecimiento marcado de contagios registrado en los últimos días en la Capital y la provincia de Buenos Aires, se sentirá principalmente en el transporte público de pasajeros entre los dos distritos: solo podrán viajar los trabajadores de actividades esenciales, que deberán tramitar un nuevo permiso, tal como se acordó anteayer en una cumbre tripartita de Nación, provincia y Ciudad.

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires, donde se registra el mayor salto en la cantidad de casos, analiza además si dispone el cierre de una parte de los comercios reabiertos la semana pasada, para contener la propagación del virus. El jefe de gobierno se reunirá mañana a la mañana con su equipo de trabajo para analizar los indicadores sanitarios y los índices de circulación de personas, y determinar si hay algo por revisar.

El resto del país, dirá el Presidente, seguirá en la fase cuatro de la cuarentena, de reapertura progresiva. Así se lo anticipó Fernández el jueves a los gobernadores que visitó, Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Juan Manzur (Tucumán), y al gobernador de San Juan, Sergio Uñac, al que recibió hoy en Olivos.

El presidente Alberto Fernández​ confirmó este viernes que la cuarentena contra el coronavirus continuará hasta 24 de mayo con un formato más flexible que permitirá la reapertura de fábricas y comercios. Y aunque los controles se mantendrán más estrictos en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, allí se habilitará la salida con chicos.

El Jefe de Estado presentó la cuarta fase del plan de aislamiento que establece la «reapertura progresiva» de las actividades, pero aclaró que esa etapa no se emprenderá en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires donde todavía se registra un alto nivel de contagios.

«La última vez llegamos a la segmentación geográfica y habilitamos a que circule el 50% de la población. Y habíamos dicho que el tiempo de duplicación de casos tenía que estar entre 15 y 25 días. En ese momento teníamos 17 días. Para pasar a la reapertura progresiva, donde ya el Estado nacional comienza a dar excepciones a las provincias y las provincias se pueden mover con más libertad, hace falta que el tiempo de duplicación de casos sea superior a los 25 días», explicó.

Autorizan salidas con chicos

Aunque la habilitación de las actividades en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires todavía dependerán de la autorización del Gobierno nacional, Rodríguez Larreta y Kicillof adelantaron que sí se permitirán salidas con chicos.

En el caso de la Ciudad, las mismas podrán realizarse durante los fines de semana. «Los fines de semana, con un criterio por documento, segmentados, podrán salir con sus padres a dar una vuelta», detalló el mandatario porteño.

El gobernador bonaerense también indicó que se habilitarán esas salidas, aunque indicó que será «por localidad, por municipio». «Vamos a inclinarnos más por que puedan acompañar a los padres a hacer algún tipo de compra», diferenció.

Respecto a la continuidad de la cuarentena en la Ciudad, Rodríguez Larreta dijo que le solicitarán al Gobierno nacional «sumar algunas actividades» a la lista de las exceptuadas.

«Actividades comerciales. El lunes presentaremos la propuesta de la gradualidad, por ejemplo que se abran a las 11 de la mañana para que no complique el transporte público», adelantó.

En el mismo sentido se pronunció Kicillof, quien aseguró que hubo un «avance muy grande» en las gestiones ante la Casa Rosada para solicitar la apertura de empresas. «Con protocolos solicitados por los intendentes, aprobados por el gobierno Provincial y luego elevados para la aprobación del Gobierno Nacional», aclaró.

Críticas al modelo sueco

“A todos nosotros la economía nos preocupa mucho. Nosotros sabemos el padecimiento de los que no la están pasando bien porque tienen sus negocios cerrados, porque no pueden trabajar, porque no pueden hacer todo lo que quisieran hacer en términos de desarrollo. Nosotros sabemos el problema que tenemos y los problemas que la cuarentena genera a los fines del desarrollo económico”, dijo Fernández.

Alberto Fernández anunciará este viernes por la noche, desde la Residencia de Olivos, la extensión de la cuarentena con una «flexibilización armónica» hasta el domingo 24 de mayo inclusive, mientras «se analiza autorizar las salidas recreativas de niños» en nuevos puntos del país.

Así lo indicaron a la agencia de noticias NA fuentes oficiales, que detallaron que el mandatario podría realizar el anuncio junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dado que en el AMBA no habrá un levantamiento generalizado del aislamiento.

La nueva fase, que el Gobierno denominó de «salida progresiva», permitiría reabrir varias industrias y comercios, con restricciones, en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

Según indicaron las mismas fuentes, «el mayor problema es el transporte público», por lo que «hay que abrir actividades con mucho cuidado y sin colapsar el transporte». En ese marco, el Presidente se reunió en la Quinta Presidencial de Olivos con Kicillof, quien llevó propuestas para realizar una «progresiva habilitación» de actividades productivas en los diversos cordones del Gran Buenos Aires.

Previamente, el gobernador bonaerense había mantenido una reunión con el Comité de Expertos de la provincia para analizar el desarrollo de la situación epidemiológica y definir la nueva etapa de la cuarentena, que comenzará el próximo lunes y se extenderá hasta el 24 de mayo inclusive.

La reunión, que comenzó pasadas las 17, también contó con la participación del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Transporte, Mario Meoni. Por la mañana, Alberto Fernández recibió al jefe de Gobierno porteño, quien le presentó una serie de propuestas para aplicar en la nueva etapa de la cuarentena en la ciudad de Buenos Aires, que contempla la posibilidad de permitir «salidas recreativas» y la apertura de algunos comercios.

Además, el Presidente y el jefe de Gabinete mantuvieron una serie de charlas individuales con los gobernadores, para terminar de ultimar los detalles de lo que será la nueva fase del aislamiento social obligatorio.

De esta manera, el Gobierno nacional anunciará mañana una «flexibilización armónica» de la cuarentena, con el «objetivo de transitar una salida gradual» pero con «condiciones específicas en cada lugar» del país y con «protocolo por actividad» económica.

El presidente Alberto Fernández encabezó esta noche el anuncio de las nuevas medidas que pondrá en marcha el Gobierno para la continuar con la lucha contra el coronavirus. El marco de todo será la extensión del aislamiento social preventivo y obligatorio hasta el 26 de abril inclusivo.

Como novedad, habrá una «cuarentena administrada», que permitirá a los gobernadores flexibilizar el aislamiento en algunas zonas.

«Nadie sabe cuándo terminará este martirio», admitió al justificar la continuidad de las medidas de aislamiento obligatorio.

«No fue en vano quedarse en casa, nos alivió el problema que tenemos», explicó al mostrar datos que confirman el freno al ritmo de los contagios.

Fernández aseguró si en el país no se hubiera implementado la cuarentena obligatoria hoy habría «45.000 casos» de coronavirus, contra los 1.975 que se confirmaron este domingo.

«Desde el primer caso el 4 de marzo, hoy tendríamos que haber tenido 45.000 casos (sin cuarentena), y tenemos 1.975», subrayó el Presidente, al encabezar el anuncio de la nueva extensión del aislamiento en la Quinta de Olivos.

«Si hubieran sido 45.000 los casos, no quiero pensar cuántos hubieran sido los muertos», señaló el Presidente.

«Tenemos que empezar esta etapa con alegría, porque el esfuerzo valió la pena», señaló el jefe de Estado, y destacó «el alto nivel de adhesión social que tiene la extensión de la cuarentena».

Y agregó: «Les pido que no nos relajemos creyendo que las cosas ya están».

«Hemos decidido seguir con la cuarentena exactamente en los mismos términos que los que están vigentes ahora», afirmó el Presidente.

«Vamos a seguir exactamente igual en las grandes ciudades y centros urbanos», dijo y puntualizó que se van a exceptuar lugares o situaciones que no muestran riesgo. Dio como ejemplo «algunos pueblos» que se manejan de manera endogámica.

«Nos hemos propuesto ver el caso de comunidades que pueden funcionar por sí misma sin conectarse con factores de riesgo», dijo Fernández sobre la medida que se instrumentará a pedido de los gobernadores. De esta manera se verá, caso por caso, cómo focalizar la apertura de la cuarentena.

Fernández también detalló que habrá algunas nuevsa actividades permitidas: talleres de autos, gomerías y la producción de neumáticos, y se analiza permitir la salida de personas discapacitadas acompañadas dentro de límites cercanos a sus domicilios. «El resto vamos a esperar qué dicen los gobernadores e iremos viendo», reiteró.

Previamente, Fernández analizó durante toda la jornada en la residencia presidencial los nuevos términos del aislamiento obligatorio.

El presidente Alberto Fernández se reunió durante la tarde de este viernes en la Residencia de Olivos con ministros, funcionarios y médicos integrantes del Comité de Expertos que lo asesora sobre el coronavirus para definir la extensión del aislamiento obligatorio que vence el domingo.

La reunión del Presidente con el comité de expertos en infectología terminó con un respaldo de los especialistas a la extensión del aislamiento obligatorio por al menos dos semanas más.

Fernández estuvo reunido con el ministro de Salud, Ginés González García, expertos médicos encabezados por Mirta Roses, embajadora especial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre coronavirus para Latinoamérica y el Caribe; Susana Lloveras, presidenta de la Sociedad Latinoamericana de Medicina del Viajero; y los reconocidos infectólogos Pedro Cahn y Gustavo Lopardo.

También estuvieron en Olivos ministros del gabinete y funcionarios para analizar la situación junto al jefe de Estado.

Previo a este encuentro, el comité asesor deliberó -por vía teleconferencia- con la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, para tomar una decisión respecto a la sugerencia que le harán al jefe de Estado, que -según lo ya adelantado- será la de continuar con el aislamiento obligatorio.

🔴😷El presidente Alberto Fernández anuncia desde la Residencia de Olivos como sigue la extensión del aislamiento obligatorio que termina el domingo, luego de reunirse con ministros, funcionarios y médicos integrantes del Comité de Expertos.#CholilaOnline #Conferencia #Coronavirus #Cuarentena

Publicado por Cholila Online Portal de Noticias Digital en Viernes, 10 de abril de 2020

 

La versión de mayor peso este viernes es que el aislamiento obligatorio se prolongaría hasta el domingo 26 de abril. Sin embargo, durante el jueves trascendió que la extensión podría alcanzar una semana más, hasta inicios de mayo.

Una novedad de las nuevas medidas es que la cuarentena tendrá matices y se adaptará a las realidades de cada provincia argentina. En algunos distritos se mantendrá el aislamiento duro, como hasta el momento; en otros, poco afectados, se permitirá que la actividad económica despegue en mayor medida. Estas cuarentenas «a medida» son el resultado de las conversaciones que Fernández viene sosteniendo con los gobernadores en los últimos días.

Las provincias donde la situación se mantendrá de manera estricta son: Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Chaco, Tierra del Fuego y la Ciudad de Buenos Aires.

En este contexto, en estos días ya se conocieron algunas actividades que quedarán exceptuadas a la cuarentena.

Mediante el Boletín Oficial, durante toda esta semana el Gobierno fue incluyendo algunas actividades a las excepciones de la cuarentena en Argentina. Algunas de ellas son la obra privada de infraestructura energética, la actividad notarial, la construcción, la minería, fabricación de maquinaria agrícola, mutuales y cooperativas de crédito, entre otras.

También volverán a la actividad, a la espera del anuncio oficial, los bancos (con turnos previos) y comercios con entrega a domicilio de productos y actividades ligadas al comercio exterior. También la construcción, mediante la obra pública, y se flexibilizará la frecuencia del transporte.