Tag

Jubilaciones

Browsing

¿Cuántas personas que están hoy en su etapa activa podrán jubilarse en la Argentina? Dar una respuesta a esa cuestión –idealmente, para trabajar en una estrategia que mejore las cosas– requiere mirar varios aspectos de la realidad y de la dinámica del mercado laboral, más allá de analizar los requisitos –rígidos frente al escenario social– de la ley previsional.

El desempleo y la informalidad son los factores con impacto negativo (en este y en otros temas) que surgen a primera vista. En el primer trimestre de 2020, un lapso mayormente al margen de la cuarentena que distorsionó los índices, la mitad de los ocupados (asalariados y cuentapropistas) era informal, según estimaciones basadas en la estadística del Indec.

Pero, más allá de esos datos y de la caída de la tasa de actividad que trajo la pandemia (menos gente busca trabajo y eso oculta parte del desempleo), hay tendencias dentro del universo formal que desafían al sistema jubilatorio. La estadística publicada por el Ministerio de Trabajo muestra que entre diciembre de 2012 y ese mes de 2020 el número de asalariados del sector privado cayó 4,8%. En cambio, sí crecieron las cantidades de monotributistas (más de 20%), monotributistas sociales y empleadas de casas particulares.

En esos regímenes se hacen aportes previsionales, pero la inclusión se da bajo esquemas considerados subsidiados, en función de la relación entre los montos de las contribuciones y la promesa de pago futuro, según lo que advierte, por ejemplo, un estudio publicado por la OIT con la autoría de Oscar Cetrángolo, Pablo Casalí y Fabio Bertranou. Lo cierto es que el monotributo fue pensado como un puente desde la inactividad o la informalidad hacia los sistemas generales de impuestos y de la seguridad social, pero en la práctica quedó como un espacio de permanencia. Alguien podría, entonces, transitar toda su trayectoria laboral en ese esquema.

Mientras tanto, la relación entre el monto del aporte mensual pagado dentro de este sistema y el haber previsional mínimo (el beneficio prometido) se fue alejando. En los primeros tiempos de vigencia del monotributo se contribuía con $33 y el haber mínimo era de $150. La relación entre las variables era de 22%. Actualmente, los pagos representan entre 3,6% y 9,4% de la jubilación básica (esos índices llegarán a 4,9% y 12,7% cuando se concrete la actualización de las cifras, prevista en la ley aprobada el jueves último por el Senado). Por otra parte, tal como destacó en una presentación la abogada previsionalista Ana Britos, si bien desde hace unos años se aporta más dinero cuanto más alta sea la categoría en la que se está, resulta que cuando se observa qué porcentaje del ingreso máximo mensual de cada casillero de la tabla se destina al aporte, se concluye que cuanto más elevada la categoría, menor la tasa del aporte jubilatorio. La “progresividad” que parece haber si se mira cuántos pesos se pagan en cada escalón, resulta no ser tal cuando se analiza el vínculo del aporte con lo posiblemente facturado.

En rigor, las jubilaciones y pensiones se financian en parte con aportes y contribuciones y en parte con impuestos generales. Incluso, una parte importante de lo que se recauda por el componente tributario del monotributo se destina al pago de las prestaciones. Pero la demanda de recursos del sistema es creciente y, mientras no muestra mejoras el mercado laboral ni se expande la economía, el camino de las moratorias previsionales tomado en los últimos años no parece ser la solución: no hace nada por resolver los problemas de fondo, discrimina en el acceso al derecho según la fecha de nacimiento, es burocrático, y no tuvo en cuenta los costos de mediano y largo plazo ni cómo cubrirlos. Para reemplazarlas, se creó en 2016 la PUAM, equivalente al 80% del haber mínimo, a la que se accede con cero o con, por ejemplo, 15 o 20 años de aportes. En este punto, es un problema que el sistema no prevea pagos proporcionales para quienes no reúnen los 30 años de aportes que exige la ley para acceder a la prestación regular.

La incidencia de las moratorias es alta: de las prestaciones que paga hoy la Anses, 53% la tuvieron o la tienen, según surge de los cuadros publicados en el boletín estadístico de la Secretaría de Seguridad Social. El dato es una muestra contundente de que al sistema le hacen falta cambios.

Por Silvia Stang

Con tres resoluciones publicadas en una edición del Boletín Oficial de hoy, domingo, y a tan solo un día del inicio del calendario de pagos, el Gobierno oficializó el porcentaje del reajuste por movilidad de las jubilaciones, pensiones, la AUH y los cobros por hijo que reciben asalariados y monotributistas.

La resolución 48 de la Anses dispone que el porcentaje de incremento que se aplica a esos ingresos es de 8,07%, según el resultado que arrojó la fórmula de movilidad previsional aprobada por ley a fines de 2020.

Otra resolución, que lleva el número 51, establece los montos de los cobros por hijo de la AUH y del sistema de asignaciones, que serán de $4017 (AUH, asalariados con ingresos familiares que no superen los $62.259 y monotributistas de las categorías A, B, C y D); $2709 (ingresos familiares que de entre $62.259 y $91.310 y categorías E y F del monotributo); $1637 (asalariados con ingresos de $91.310 a $105.421 y categoría G), y $842 (si los ingresos familiares, en caso de asalariados, no superan los $210.278 y para quienes estén en la categoría H del sistema impositivo simplificado).

La asignación por hijo con discapacidad, que se cobra sin aplicación de topes de ingresos, pasa a $5843. Y a ayuda anual escolar será de $3367.

Una tercera resolución del organismo de la seguridad social, la 52, fija los nuevos montos de una serie de prestaciones. Así, se confirma que desde marzo el haber mínimo será de $20.571,44 y el máximo, de $138.426,37. La Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) llegará a $16.457,15 y la Prestación Básica Universal (PBU), la parte del haber que es una suma fija, a $9410,50.

En el caso de los asalariados, en tanto, la remuneración máxima mensual para calcular los aportes a la seguridad social será entre marzo y mayo de $225.171,69.

El viernes por la noche, con un comunicado de la Anses, se había confirmado el porcentaje de recomposición de 8,07% para el primer mes en el que se aplica la nueva fórmula de movilidad, basada en la evolución de la recaudación de impuestos que derivan su recaudación a pagos de la seguridad social y de los salarios. Y se anunció el pago de dos bonos de $1500 en abril y mayo para quienes tienen haber de hasta $30.856, pero esa medida aún no fue oficializada.

Ese mismo día se había publicado en el Boletín Oficial la resolución 49 de la Anses, con el calendario de pagos para los meses de marzo, abril y mayo. De esos cuadros podía concluirse que el aumento sería finalmente de 8,07%, aunque eso recién se oficializó hoy.

La Administración Nacional de la Seguridad Social continúa con los pagos para jubilados y pensionados con haberes superiores a $21.393.

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) continúa este jueves 25 de febrero con el calendario de pagos para jubilados y pensionados con haberes superiores a $21.393 que terminará mañana.

Además, el organismo dirigido por Fernanda Raverta seguirá hasta el lunes próximo con el cobro de la Prestación por Desempleo, así como también con las Asignaciones de Pago Único y las Asignaciones Familiares de Pensiones no Contributivas. Ambas vigentes hasta el próximo 10 de marzo para todas las terminaciones de documento.

Por último, este jueves finaliza el calendario de pagos para la Asignación Universal por Embarazo (AUE).

Inicia la última semana del calendario ANSES de febrero. Continúan los pagos de AUH, AUE, Tarjeta Alimentar, Asignaciones Familiares, jubilaciones y pensiones.

Este lunes comienza la última semana de pagos de febrero correspondiente al calendario de pagos de Anses, con los cobros de jubilaciones y pensiones para los beneficiarios del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) cuyos haberes superen los $21.393.

Continúan los últimos cobros correspondientes a la Asignación Universal por Hijo ( AUH) y la Asignación Universal por Embarazo (AUE). Además, estos beneficios podrán acceder este lunes al saldo de tarjeta alimentar.

Por último, ya sin Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), continuarán hasta el próximo 10 de marzo los cobros de las Asignaciones de Pago Único y las Asignaciones Familiares de Pensiones no Contributivas para todas las terminaciones de documento.

Cobro de AUH

Con la utilización de la tarjeta de débito, este lunes perciben la Asignación Universal por Hijo y la Asignación Familiar por Hijo los titulares con documentos finalizados en 8. Quedan por cobrar:
lunes 22 de febrero: documentos terminados en 8
martes 23 de febrero: documentos terminados en 9C

Cobro de AUE

Con la utilización de la tarjeta de débito, este lunes cobran la Asignación Universal por Embarazo las titulares con documentos concluidos en 6. Quedan por cobrar:
viernes 19 de febrero: documentos terminados en 5
lunes 22 de febrero: documentos terminados en 6
martes 23 de febrero: documentos terminados en 7
miércoles 24 de febrero: documentos terminados en 8
jueves 25 de febrero: documentos terminados en 9

Cobro tarjeta alimentaria para AUH

En el marco del Plan Argentina contra el Hambre del Ministerio de Desarrollo Social, la Anses acompaña con el pago de la tarjeta Alimentar. Este lunes perciben el beneficio quienes cobren la AUH con documentos concluidos en 8.

Cobro de jubilaciones y pensiones

Las sucursales bancarias habilitadas atenderán por ventanilla solo a los jubilados y pensionados con documentos terminados en 0 y 1 cuyos haberes SUPEREN la suma de $21.393. En este sentido, si bien estas personas no tienen que solicitar turno previo para cobrar el beneficio, deben acercarse a la sucursal bancaria únicamente en la fecha asignada. Cabe recordar que los haberes permanecerán depositados en sus cuentas.
Jubilaciones y pensiones para haberes que superen los $21.393

Quedan por cobrar:

lunes 22 de febrero: documentos terminados en 0 y 1
martes 23 de febrero: documentos terminados en 2 y 3
miércoles 24 de febrero: documentos terminados en 4 y 5
jueves 25 de febrero: documentos terminados en 6 y 7
viernes 26 de febrero: documentos terminados en 8 y 9
Asignaciones Familiares de Pensiones no Contributivas
A partir del 8 de febrero y hasta el 10 de marzo, se pagan las Asignaciones Familiares de Pensiones No Contributivas para todas las finalizaciones de documento.

Cobro de las Asignaciones de Pago Único

Desde el 5 de febrero hasta el 10 de marzo, se pagan las Asignaciones de Pago Único (Matrimonio, Nacimiento y Adopción) para todas las terminaciones de documento.

Será el primer aumento en base a la nueva fórmula aprobada en diciembre y comprende a 18 millones de personas. El haber mínimo,  que cobra poco más de la mitad de los jubilados y pensionados del régimen general, pasaría de $19.035 a $20.577.

El primer aumento de las jubilaciones, pensiones y demás prestaciones sociales del año, que regirá a partir de marzo, rondará entre el 8 y 8,2%. Será el primer aumento en base a la nueva fórmula aprobada en diciembre y comprende a 18 millones de personas.

Fuentes oficiales indicaron que el aumento ronda esos porcentajes e indicaron que si hubiese continuado la formula del Gobierno anterior, el incremento sería del 7,16%. El anuncio oficial se conocerá la semana próxima.

Según publica Clarín, el incremento que se otorgará en marzo y que se mantiene sin cambios hasta mayo sería inferior a la inflación esperada para el primer trimestre de este año, que superaría el 11%.

Fuente: ADNSUR.

ANSES publicó el calendario de pagos para el mes de febrero. Asignaciones, Jubilaciones y otros beneficios. Mirá a quien le toca este lunes y cómo continúa.

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) publicó el calendario de pagos de todas sus prestaciones del mes y este lunes 8 de febrero cobran los jubilados y pensionados cuyo haber no supere los $21.393 y tengan el DNI terminado en 0. Además, continúa el pago de las Asignaciones familiares de Pensiones no contributivas y las Asignaciones de pago único.

Así, el organismo que comanda Fernanda Raverta puso a disposición las fechas exactas en las que cada beneficiario de alguna de las prestaciones que abona Anses deberá acercarse a una entidad bancaria, de acuerdo a la terminación de su DNI.

Esta semana es el turno de los jubilados y pensionados que cobran haberes no superiores a $21.393, y de las Asignaciones familiares de Pensiones no contributivas y asignaciones de pago con todas las terminaciones de DNI.

A este cronograma de pagos se sumarán, en la segunda mitad de febrero, los beneficiarios de la Tarjeta Alimentar, que distribuye la ANSES, cuyo monto aumentará este mes en un 50% y se empezará a acreditar desde el viernes 19 de febrero.

Asignaciones familiares de Pensiones no contributivas
Esta prestación abarca a todas las terminaciones de DNI
Fecha de pago: del 8 de febrero al 10 de marzo
Jubilados y pensionados con haberes que no superen los $21.393
DNI terminado en 0: 8 de febrero
DNI terminado en 1: 9 de febrero
DNI terminado en 2: 10 de febrero
DNI terminado en 3: 11 de febrero
DNI terminado en 4: 12 de febrero
DNI terminado en 5: 12 de febrero
DNI terminado en 6: 17 de febrero
DNI terminado en 7: 18 de febrero
DNI terminado en 8: 18 de febrero
DNI terminado en 9: 19 de febrero
Jubilados y pensionados con haberes que superen los $21.393
DNI terminado en 0 y 1: 22 de febrero
DNI terminado en 2 y 3: 23 de febrero
DNI terminado en 4 y 5: 24 de febrero
DNI terminado en 6 y 7: 25 de febrero
DNI terminado en 8 y 9: 26 de febrero
Asignación Universal por Hijo (AUH) y Asignación Familiar por Hijo
DNI terminado en 0: 10 de febrero
DNI terminado en 1: 11 de febrero
DNI terminado en 2: 12 de febrero
DNI terminado en 3: 17 de febrero
DNI terminado en 4: 18 de febrero
DNI terminado en 5: 19 de febrero
DNI terminado en 6: 22 de febrero
DNI terminado en 7: 23 de febrero
DNI terminado en 8: 24 de febrero
DNI terminado en 9: 25 de febrero
Asignación por Embarazo
DNI terminado en 0: 10 de febrero
DNI terminado en 1: 11 de febrero
DNI terminado en 2: 12 de febrero
DNI terminado en 3: 17 de febrero
DNI terminado en 4: 18 de febrero
DNI terminado en 5: 19 de febrero
DNI terminado en 6: 22 de febrero
DNI terminado en 7: 23 de febrero
DNI terminado en 8: 24 de febrero
DNI terminado en 9: 25 de febrero
Asignaciones por Prenatal y Maternidad
DNI terminado en 0 y 1: 10 de febrero
DNI terminado en 2 y 3: 11 de febrero
DNI terminado en 4 y 5: 12 de febrero
DNI terminado en 6 y 7: 17 de febrero
DNI terminado en 8 y 9: 18 de febrero
Asignaciones de pago único
Esta prestación abarca a todas las terminaciones de DNI
Primera quincena: del 5 de febrero al 10 de marzo
Segunda quincena: del 23 de febrero al 10 de marzo
Prestación por desempleo
DNI terminado en 0 y 1: 23 de febrero
DNI terminado en 2 y 3: 24 de febrero
DNI terminado en 4 y 5: 25 de febrero
DNI terminado en 6 y 7: 26 de febrero
DNI terminado en 8 y 9: 1 de marzo

Fuente: EQS Notas.

La ANSES consiguió recuperar parte del patrimonio. El Fondo de Garantía de Sustentabilidad, la red que contiene a todas las jubilaciones del país, mejoró en un año luego de perder la mitad de su valor en la presidencia de Mauricio Macri.

“El ministro de Economía logró estabilizar la curva que Mauricio Macri destruyó “, destacó por Radio Nacional Lisandro Cleri, subdirector ejecutivo de operaciones del Fondo de Garantías Sustentable, del ANSES. “Logramos estabilizar los bonos en pesos y con el arreglo de la deuda recuperar los bonos en dólares”, agregó Cleri.

 

 

En la provincia hay alrededor de 54 mil jubilados. El cronograma de pagos comienza el próximo 10 de diciembre.

En diciembre habrá un aumento del 5% para todos los jubilados por Anses. Así lo determinó el Gobierno Nacional, a través de un decreto firmado por el presidente de la Nación, Alberto Fernández.

Con la suba estipulada, la jubilación mínima en el país asciende a 19.035 pesos. Mientras que para el caso de Chubut, donde se contempla un 40% adicional de Zona, la base de los haberes jubilatorios en la provincia pasará de los actuales $ 25.380 a los $ 26.649.

De acuerdo a los datos aportados desde la Anses, en Chubut hay alrededor de 54 mil jubilados, de los cuales la media del haber se sitúa en los $ 40.721. Es sobre todo ese universo de jubilados que se aplicará el nuevo aumento dispuesto por el Gobierno Nacional, a la espera de la conformación de una nueva ley de reajuste previsional.

El aumento establecido por decreto representa un presupuesto de 17.500 millones de pesos en toda Argentina. De esta manera, el haber mínimo habrá tenido un incremento del 35,3% en el año. También significa que le ganarán a la inflación más del 75% de los beneficios previsionales y más

El incremento beneficiará a más de 7,1 millones de adultos mayores, a 8,8 millones de niños, niñas y adolescentes y a más de 800 mil cónyuges que perciben asignaciones.

Este aumento se suma a otras medidas que también sirvieron para mejorar la calidad de vida de la población como el congelamiento de las tarifas de servicios públicos, la suspensión transitoria del cobro y la condonación de los intereses de los créditos ANSES, los más de 170 remedios gratuitos a través del PAMI mediante la implementación del nuevo vademécum y los bonos oportunamente otorgados a beneficiarios de los haberes más bajos y a la AUH y a la AUE.

De esta manera, el 87% de los beneficiarios del sistema de seguridad social mejorará su poder adquisitivo. Un gran logro tras el esfuerzo que hizo el Estado Nacional para cubrir las nuevas necesidades sociales que surgieron por la pandemia y que requirieron de acciones concretas como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Según difundió Anses, el cronograma de pagos de las jubilaciones comenzará el jueves 10 de diciembre para los que no superen los $21.393. Y el 17 para los haberes por encima de los $ 21.393.

Fuente: MilPatagonias

El Gobierno de Alberto Fernández formalizó el ya anunciado aumento del 5% para las jubilaciones a partir de diciembre próximo, a través del decreto 899/2020 de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) publicado este miércoles en el Boletín Oficial.

De esta manera todas las prestaciones previsionales a cargo de la Anses, incluyendo además de jubilaciones y pensiones, las pensiones no contributivas y graciables y la Pensión Honorífica de Veteranos de la Guerra del Atlántico Sur, tendrán un incremento equivalente al 5% sobre el haber devengado en noviembre.

Además, determinó un incremento de los rangos de ingresos del grupo familiar y de los montos de las asignaciones familiares, también del 5%, al igual que para el valor de la Prestación Básica Universal.

Asimismo, se estableció que los incrementos otorgados regirán a partir del 1 de diciembre de 2020 y quedarán incorporados como parte integrante del haber de las prestaciones alcanzadas y de las asignaciones familiares, respectivamente.

El decreto también fijó que los haberes mínimo y máximo de las jubilaciones, serán actualizados a partir del 1 de diciembre de 2020, en un 5%.

El mismo incremento regirá para el monto mínimo y máximo de la remuneración imponible; las rentas de referencia de los trabajadores autónomos; los valores del Subsidio Automático Nominativo de Obras Sociales (SANO); y las prestaciones previsionales otorgadas a los investigadores científicos y tecnológicos.

Lo mismo ocurrirá con las cuotas pendientes de pago de los Acuerdos Transaccionales suscriptos en el marco de la Reparación Histórica; y las de los Regímenes de Regularización de Deudas Previsionales.

A septiembre de este año, el haber mínimo acumuló un incremento de 28,8% mientras que el máximo subió 18,4%. El cambio de fórmula de ajuste le restó entre 6 y 17 puntos porcentuales a los valores esperados. Según publica Infobae, en los últimos años, los aumentos que recibieron los jubilados y pensionados perdieron contra la inflación.

¿La situación se puede repetir en 2020?

El resultado dependerá del porcentaje del último aumento del año, que se otorga en diciembre y que podría volver a determinarse por decreto, como sucedió en los meses anteriores. Y también de los números finales de la inflación anual que, por ahora, se estima en 36,9%, según el consenso de las consultoras privadas.

Sin embargo, se puede calcular cuánto perdieron en lo que va del año como consecuencia de la suspensión de la fórmula de movilidad. Si se aplicaban los aumentos previstos por la Ley 27.426, sancionada en 2017, las jubilaciones hubiesen tenido un incremento acumulado de todo 2020 del 42 por ciento.

El cálculo surge de considerar las subas que habrían resultado en marzo (11,56%), junio (10,89%), septiembre (9,88%) y diciembre (4,48%), según estimó para el último tramo del año la abogada previsionalista Andrea Falcone. Ese número final agregado, 42%, se ubica, hasta el momento, por encima de la inflación del 36,9% esperada por los economistas, de acuerdo al promedio del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central.

En tanto, las subas otorgadas hasta ahora por decreto fueron de entre 3,75% y 12,96% en marzo, dependiendo del nivel de ingresos; de 6,12% en junio y de 7,5% en septiembre. El resultado acumulado fue inferior al que habría resultado de la aplicación de la Ley de Movilidad para el mismo período, explicó Falcone.

Para el caso de los que cobran ingresos más bajos -el haber mínimo- hubo bonos extraordinarios otorgados entre fines de 2019 y principios de este año, lo que permitió compensar lo que les hubiese correspondido. Sin embargo, a medida que suben en los tramos de ingreso, aparecen las pérdidas, ya que a comienzos de año los aumentos fueron menores que en el extremo inferior.

Fórmula suspendida

La fórmula de movilidad aprobada durante el Gobierno de Mauricio Macri fue suspendida desde diciembre del año pasado por el Gobierno de Alberto Fernández. Esa movilidad se basaba en 70% de la inflación y 30% del promedio de los salarios y se debía aplicar trimestralmente (en marzo, junio, septiembre y diciembre), aunque con un rezago de seis meses en los índices de referencia.

De acuerdo con los cálculos del abogado previsionalista Adrián Troccoli, a septiembre de este año, las jubilaciones mínimas acumularon un incremento de 28,8%, mientras que los haberes máximos tuvieron una suba de 18,4%. En tanto, si se hubiese aplicado durante ese período la suba por la movilidad suspendida hubiese alcanzado 35,1 por ciento.

Las jubilaciones perdieron entonces entre 6,1% (en el caso de la mínima) y 13,7% (para los haberes más altos) con respecto a la fórmula anterior, estimó el especialista.

Actualmente, el haber mínimo es de $18.129 y el máximo de $121.990, excepto los casos especiales, como sistema judicial y funcionarios.

Canasta Básica

Según la medición de la dirección de la Tercera Edad de la Defensoría del Pueblo porteña, la canasta básica de los adultos mayores es de $49.614, acusó un incremento de 31,2% en relación al valor de fines de septiembre del año pasado. “La medición contempla los costos de vida para jubilados que viven en grandes ciudades, como gastos de vivienda, alimentos, productos de higiene y limpieza, medicación y artículos de farmacia, impuestos y servicios, transporte, vestimenta y gastos de recreación”, explicó a Infobae Eugenio Semino

Se espera que en las próximas semanas la comisión bicameral de Movilidad Previsional del Congreso, que durante septiembre realizó rondas de consultas con especialistas sobre el tema, presente la propuesta de una nueva fórmula de ajuste de las jubilaciones y pensiones para aplicar en 2021. Aunque aun no está definida, la idea más firme es que contemple una combinación entre los índices de evolución salarial, inflación y con tope en la variación de la recaudación de impuestos.

“Se están definiendo los criterios finales. Se analizan todas las variantes posibles. Para el año que viene, el presupuesto da un 29% de inflación y el aumento para la partida para jubilaciones es de 32%”, contó el diputado Marcelo Casaretto, que preside la comisión bicameral.

El FMI

Tampoco está decidido si los futuros aumentos serán trimestrales, como se venía haciendo hasta ahora. Desde la oposición, argumentan que las definiciones se tomarán una vez que estén más avanzadas las conversaciones con el Fondo Monetario Internac ional (FMI).

“La Ley de movilidad de Macri se hizo para que los jubilados no vuelvan a perder contra la inflación. Y perdieron. Desde 2016, las jubilaciones acumulan un atraso contra la inflación importante”, dijo Adrián Troccoli, abogado previsionalista. Según detalló, el acumulado de inflación desde 2016 a junio fue 368%. Mientras que las jubilaciones en ese período tuvieron una movilidad de 291% para el haber mínimo y 260% para el máximo.

“Si no corrigen esta diferencia están ajustando a con los que sí aportaron. La diferencia que tiene que subir es de 14,64% para el haber mínimo y 24,78% para el haber máximo. Con eso, se vuelve al valor de 2015”, estimó Troccoli.

La pérdida en 2020 y el impacto en 2021 dependerá del tipo de fórmula de movilidad que se adopte. Hasta 2017 las jubilaciones se actualizaban dos veces por año (en marzo y en septiembre) por una fórmula que combinaba las variaciones de los recursos que recibe la Anses y los salarios de los trabajadores registrados, entre otras variables.

“Hay que ver cómo juega la nueva fórmula. Los salarios acompañan de cerca a la inflación, pero en procesos inflacionarios nunca la equiparan. Después hay que ver como juega el tope de la recaudación, que va a ser muy mala por un par de años. Los jubilados están arrancando muy abajo en su haber mensual”, señaló Falcone.