Tag

Oscar Antonena

Browsing

El Presupuesto 2021 de Arcioni en Chubut contempla un fuerte ajuste en salarios, jubilaciones y recortes en áreas como salud y educación. La única partida que crece por encima de la inflación es el pago de intereses de la deuda.

La Legislatura de la provincia tratará hoy (y probablemente apruebe) el proyecto de Presupuesto 2021 que presentaron el gobernador Mariano Arcioni y su ministro de Economía, Oscar Antonena.

Tomando los parámetros del presupuesto nacional, el proyecto provincial estipula una inflación del 29% y el tipo de cambio a $ 102,4 para diciembre de 2021. Aún así el proyecto provincial contempla un fuerte ajuste real en salarios y jubilaciones, así como también un recorte en áreas como salud y educación. A continuación analizamos los aspectos que consideramos más importantes.

Lo primero que hay que decir es que la confección de esta “ley de leyes” escatima información acerca de la ejecución presupuestaria del corriente año. Apenas se menciona que la recaudación efectiva hasta agosto se ubicó 18 puntos por debajo de lo que se había presupuestado, presumiblemente por impacto económico de la pandemia. Pero no hay información acerca de la ejecución de los gastos del corriente año y tampoco mayores detalles acerca de las fuentes de financiamiento. No por nada Chubut encabeza el ranking de las provincias con menor transparencia presupuestaria.

Si tomamos como parámetro la comparación entre los presupuestos 2020 y 2021, podemos observar que los ingresos corrientes apenas crecen un 20%, es decir, 9 puntos por debajo de la inflación. Pero por el lado de los gastos corrientes, el gobierno espera apretar aún más el torniquete ajustando las partidas salariales, con un aumento nominal del 6%, es decir, 23 puntos por debajo de la inflación proyectada. Un nuevo año de congelamiento salarial y fuerte pérdida de poder adquisitivo para los estatales.

Además se contempla una reducción de la planta de empleados públicos (permanentes y temporarios) que pasa de 41.983 a 40.251 cargos, es decir, una destrucción de 1732 puestos de trabajo. Esto puede ser el resultado de jubilaciones o despidos. De cualquier modo, la provincia no cubrirá las vacantes y eso redundará en una mayor carga laboral para los efectivos.

Para los jubilados y pensionados se proyecta un aumento que apenas llegaría al 19%, diez puntos por debajo de la inflación estimada.

La única partida que crece muy por encima de la inflación (46%) es la que se refiere al pago de la deuda provincial. En 2021 se pagarán 11.092 millones de pesos. Esto equivale a tres veces el presupuesto destinado al Instituto Provincial de la Vivienda, estipulado en 3.327 millones de pesos. Una clara muestra de las prioridades de un gobierno que no duda en sacrificar derechos humanos elementales, como el derecho a la vivienda, en el altar de la especulación financiera. Aun así, el proyecto de presupuesto estipula una nueva ronda de endeudamiento por 13.767 millones de pesos. Es decir que la provincia se endeuda más rápido de lo que cancela.

Cabe destacar que esta proyección se hizo incluso tomando en cuenta el reperfilamiento de la deuda pública. Es decir que a pesar de la renegociación de los vencimientos se espera pagar más, y no menos que en 2020.

Recordemos que en noviembre, el gobernador anunció el acuerdo con los tenedores de bonos provinciales en moneda extranjera atada a las regalías. Un acuerdo más que generoso, sin quita de capital y prácticamente sin quita la tasa de interés (7,5% anual a partir de 2022, casi duplica la que ya generosa tasa que cerró Guzmán con los acreedores de la deuda argentina). El acuerdo consistió apenas en un estiramiento en los vencimientos (y el negocio), que pasan de 2026 a 2030.

Tampoco se pueden descartar escenas de menemismo explícito, como podría ser un nuevo un aumentazo por decreto para toda la casta política, algo que Arcioni ya hizo en plena pandemia, triplicándose el sueldo para convertirse en el gobernador con la dieta más alta del país. Este aumentazo naturalmente no estaba contemplado en el presupuesto 2020 y mucho menos en plena pandemia, mientras congelaba salarios y pagaba en forma escalonada a los docentes y trabajadores de la salud.

Aunque los presupuestos no se cumplen a rajatabla y tienden a estar elaborados en función de parámetros poco realistas, marcan el rumbo general de la política gubernamental. El presupuesto de Arcioni para 2021 anticipa la voluntad de alcanzar un superávit primario y reducir a la mitad del déficit financiero. Para ello en vez de aumentar la carga impositiva sobre las grandes empresas, se prevé un fuerte ajuste en los salarios y de las partidas destinadas a áreas de primera necesidad. Aun así la deuda seguirá siendo un pesado lastre que el año próximo se llevará casi el 10% de los ingresos corrientes de la provincia.

Al margen de los rasgos más infames de esta administración, lo cierto es que el plan de Arcioni está en sintonía con las políticas de ajuste del gobierno de Alberto Fernández y la hoja de ruta que marca el FMI para los próximos años. Hay que exigir a los sindicatos que rompan la tregua y rechazar en las calles este nuevo ataque a las condiciones de vida de las amplias mayorías.

Fuente: La Izquierda Diario

Óscar Antonena, ministro de Economía de Chubut adelantó a través de La Cien Punto Uno que “empecemos a dar discusiones sobre el ingreso de los recursos”.

La declaración fue precisa para aclarar que “cuando el gobernador hizo anuncios el mes pasado, dijo que se iba a pagar activos… En noviembre, se iba a pagar una masa salarial saliendo del escalonado. Cada agente del día de hoy recibió un salario”.

“Se estará pagando rango 3 y 4 agosto; 1 y 2, salud; y seguridad, en septiembre. Se pagó una masa salarial”, detalló.

Explicó el ministro de Economía que “la idea en función de los ingresos, es tener una masa salarial completa todos los meses”.

En ese sentido, remarcó que están planificado mejoras en la recaudación. “Tenemos la dimensión de la reestructuración de la deuda, para ir resolviendo el estado salarial, también tenemos que generar ingresos. Por eso, empecemos a dar discusiones sobre el ingreso de los recursos”, dijo.

Sobre las actividades mineras

Óscar Antonena, ministro de Economía de Chubut se expresó sobre las actividades mineras diciendo que “Chubut es una provincia hidrocarburifera. El petróleo es un mineral que genera los mayores ingresos… La Provincia tiene un potencial de recursos minerales que debe ser discutido responsablemente”.

“Todos tenemos que participar de esta discusión, si decimos que no, porque no, y sí decimos que sí… Dar el debate, y exigir. Hay que generar un discurso responsable y serio”, apuntó.

En materia de endeudamientos, el ministro de Economía de Chubut aclaró que “en medida que los municipios soliciten el endeudamiento, tienen que mandar la ordenanza o el convenio por el Gobernador y el intendente de cada localidad”.

Finalmente, Antonena explicó que “estamos trabajando, a partir desde el mes de agosto, en un reperfilamiento de la deuda… Es un proceso que estimamos que tiene que llegar a los pasos correspondientes”.

Fracasó la reunión de los gremios estatales con las autoridades del Gobierno Provincial. No conformaron las respuestas de los ministros de Gobierno José Grazzini y de Economía, Oscar Antonena. Tras el fallido encuentro los dirigentes gremiales decidieron que permanecerán dentro de la Casa de Gobierno hasta que haya respuestas concretas a las demandas por el retraso en el pago de haberes.

Alrededor de las 16 horas de este jueves, los representantes de los gremios ingresaron a la reunión reprogramada con los funcionarios provinciales, y cinco horas más tarde, ante la falta de respuestas al reclamo del pago de sueldos y las explicaciones que no conformaron, los gremialistas decidieron que se quedarán en Casa de Gobierno toda la noche si es necesario.

La reacción del Ejecutivo fue convocar al Jefe de Policía, Miguel Gómez, para pedirle que reforzara la seguridad en Casa de Gobierno.

Gómez aseguró que no se dio orden de desalojar el edificio, “tanto Grazzini como Massoni, desde Comodoro, me dieron orden de que permanezcan aquí y que sigan todo el tiempo que ellos quieran acá adentro”, dijo ante la prensa apostada en el lugar, desde donde transmitió en vivo AzM Radio.
El acampe sindical sería en el Salón de los Constituyentes, y según dijo Gómez, se les ha facilitado el acceso a “un baño, una puerta de salida al patio, una puerta de egreso por si algún momento de la noche se quieren retirar”.

Mientras Gómez dialogaba con la prensa, un fuerte operativo de seguridad se montó en los alrededores de Casa de Gobierno.

Tras conocerse la decisión de la dirigencia sindical, comenzaron a llegar al lugar columnas de trabajadores de diversos gremios para respaldar a sus dirigentes, “vamos a quedarnos toda la noche si es necesario”, afirmó una trabajadora de la Salud.

 

🔴✊🏻⚠️ TRABAJADORES DE MANIFIESTAN FRENTE A CASA DE GOBIERNO EN #RAWSON¡ESA AHORA, ES ACÁ, VENITE!#CholilaOnline #Covid19 #Coronavirus #Pandemia #CuarentenaTotal #QuedateEnCasa

Publicado por Cholila Online Portal de Noticias Digital en Jueves, 15 de octubre de 2020

 

🔴✊🏻⚠️ #RAWSON || TRABAJADORES ESTATALES DECIDIERON TOMAR CASA DE GOBIERNO, ANTES LA FALTA DE RESPUESTA DEL GOBERNADOR #MARIANOARCIONI #ChubutEnCrisis #ArcioniPagaLosSueldos #ChubutEnLlamas

Publicado por Cholila Online Portal de Noticias Digital en Jueves, 15 de octubre de 2020

Mientras la comitiva provincial que envió Arcioni, liderada por el ministro de Economía, Oscar Antonena, trataba de colar ante las autoridades nacionales el plan de acción para atender la crisis de Chubut y conseguir así el apoyo del Gobierno Nacional, el titular del Ejecutivo provincial esperaba ansioso, cuál Penélope, el resultado de las gestiones de su equipo.

Según trascendió, poco oxígeno habrían conseguido las huestes de Mariano en la “ville lumiére” a pesar de los grandilocuentes anuncios acerca del plan de medidas que se pretendería encarar. Como reza el dicho popular, “mucho ruido, y pocas nueces”.

Tras una serie de reuniones mantenidas con funcionarios nacionales, la misión chubutense que viajó a Buenos Aires con el objetivo de gestionar un jugoso salvataje para la provincia, vuelve sin una respuesta de Nación, que revisará la solicitud esta semana.

Durante más de dos horas, la comitiva provincial integrada principalmente por el ministro de Economía, Arcioniel ministro de Gobierno, José Grazzini; y el secretario general de la Gobernación, Javier Touriñán expusieron ante el equipo técnico del ministro de Economía de Nación, Martín Guzmán y también del Ministerio del Interior, encabezado por “Wado” De Pedro.

Desde el ministerio del Interior fueron contundentes, “desde diciembre el Gobernador nos viene prometiendo un proyecto para salir de la crisis”, pero cada plan no hace otra cosa que fracasar, y la provincia no solo no está igual que en enero, sino que incluso mucho peor.

En tanto, el Gobierno Provincial, que vivía otra de sus semanas clave en busca de fondos para pagar salarios atrasados hasta en tres meses en algunos casos, y con un déficit de 2.500 millones de pesos que se acumula mes tras mes, se le acaban los cartuchos y expone, tal como señalan dirigentes políticos a nivel provincial, que “no se le cae ni una idea nueva”.

El ministro de Economía de Chubut, Oscar Antonena, presentó este miércoles ante Silvina Batakis -secretaria de Relaciones con las Provincias del Ministerio del Interior-un plan elaborado por la provincia con el objetivo de obtener un «auxilio financiero» del Gobierno Nacional. El anhelo es que Nación «afloje» unos $15 mil millones, con los que la provincia apostaría a saldar buena parte de la deuda con los estatales. Desde el entorno del Presidente aseguran que es prioritario «despejar dudas respecto del proyecto económico que pretende llevar adelante el gobernador Mariano Arcioni en los próximos meses». Recién entonces se definirían las características y los montos de la ayuda del gobierno nacional al de Chubut. Descartan que Batakis asuma un rol de ‘enviada salvadora’.

Los fondos que necesita imperiosamente la provincia llegarían mediante aportes del Estado nacional -los clásicos ATN que históricamente direccionan discrecionalmente los gobiernos- o del Fondo Fiduciario Federal. También podría surgir de autorizaciones para nuevos endeudamientos.

El encuentro se realizará este miércoles 23 desde las 10 en el Ministerio de Economía de la Nación entre el equipo que conduce el ministro Martín Guzmán y la comitiva chubutense del gabinete de Mariano Arcioni, según publicó el portal de noticias ADN Sur.

Renegociación demorada

El 1° de septiembre pasado el gobierno nacional festejó la reestructuración de la deuda, permitiéndose un plazo de tres años para retomar los pagos de la misma. Las provincias vieron la posibilidad de hacer lo mismo con las deudas provinciales.

Las provincias con deudas «performing» son Santa Fe y CABA. Por su parte, Mendoza, Neuquén y Buenos Aires presentaron sus correspondientes ofertas.

Sin embargo, Chubut aparece junto a Chaco y Jujuy entre las más rezagadas que aún no hicieron ninguna propuesta. Hasta el momento solo transmitieron su «intención» de reestructurar.

Como se sabe, el Ministro de Economía Martín Guzmán diseñó la reestructuración de la deuda nacional para que las provincias «eviten» el recurrente camino de las negociaciones dudosas para el pueblo y provechosas para los comisionistas. Esta dificultad adicional obligó a Chubut a diseñar una propuesta estructural y no una mera salida transitoria.

Las cuentas de Chubut no aparecen del todo claras. Economía tiene guardados bajo siete llaves sus números, inclusive frente al gobierno de Fernández.

Por eso el propio gobierno nacional -vía Silvina Batakis- ya había condicionado la ayuda financiera a una revisión de sus cuentas. Batakis confió en un off de récord que es «muy difícil ayudar a Chubut».

Exigencia sin respuesta

La exigencia de que Chubut muestre los números por parte del gobierno nacional lleva ya varios meses. No se entiende la demora en recibir ayuda nacional ante una situación tan delicada a nivel social y financiero, excepto si se verificara que las cuentas que se tienen que mostrar al gobierno nacional no «consistentes».

Fuentes nacionales indicaron a Jornada que Silvina Batakis «no asumirá un rol como ‘enviada salvadora’ de Chubut». La idea del gobierno Fernández sería avanzar primero en una «revisión de cuentas» de Chubut. Hasta ahora -aseguran- las autoridades del ministerio que lidera Guzmán no han podido observar en profundidad el desconocido «plan chubutense» y buscan evitar que haya un desequilibrio todavía mayor en el futuro cercano.

El objetivo enunciado desde el entorno de Alberto Fernández es «despejar dudas respecto del proyecto económico que pretende llevar adelante el gobernador Mariano Arcioni en los próximos meses». En el momento en que haya información exhaustiva por parte de Chubut se definirían las características y los montos de la ayuda del gobierno nacional al de Chubut.

Fuentes de la Casa Rosada confirmaron a Jornada que la provincia «no completó» todavía los trámites solicitados para destinar un ATN a Chubut, pero que como «gesto de buena voluntad» la Nación estaba dispuesto a aprobarlo.

El ministerio que conduce Oscar Antonena formalizó la entrega de las primeras medidas diseñadas que buscan reducir el deficit provincial.

El mismo jueves que se aprobó la Ley para permitir el reperfilamiento de la deuda en dólares que tiene la Provincia, el ministro de Economía, Oscar Antonena, mantuvo un encuentro por zoom con el equipo que estará a cargo de la renegociación con los tenedores de bonos.

El gobernador Mariano Arcioni anticipó que esa tarea demandará entre dos y tres meses. Mientras tanto, en su escritorio hay una serie de medidas -algunas con varias alternativas- para tratar de optimizar el gasto público y mejorar la recaudación, consigna este domingo El Chubut.

«Tenemos que trabajar sobre un gasto que es creciente», dijo esta semana Antonena. Y apuntó a revisar la matriz productiva y trabajar «en lo que tenga que ver con recaudación, con el desarrollo productivo y las diferentes cadenas de valor que tiene la provincia».

Chubut tiene un potencial productivo que necesita ponerse en valor, y que tenga un motor de cambio de ingresos para los próximos 10 o 15 años.

Pero además, hizo especial hincapié en que «todos tenemos que trabajar en esto». Porque «hoy la Provincia está abocada a atender el reclamo salarial de la gestión pública, pero hay que trabajar con el sector privado». Y agregó Antonena que «hay que cambiar el paradigma, no se puede estar viviendo un 100% del Estado. Hay que generar valor comprendiendo que si los recursos del Estado son bien administrados, trabajando con el privado, van a mejorar ingresos para todos».

Su planteo es de «una planificación seria y ajustada al territorio», pero que idefectiblemente necesita de inversión privada. Según indicó el ministro de Economía, tuvieron instrucciones del Gobernador para generar servicios, ya que «no necesariamente el ingreso viene por tributos». Y citó el ejemplo del ámbito del turismo y lo que puede generar «porque el turista que llega deja dinero».

TOPE SALARIAL Y OTRAS ALTERNATIVAS

Entre algunas de las medidas impulsadas desde la cartera de Economía y que ya fueran anunciadas, sigue a la espera de una definición la que tiene que ver con aplicar un tope salarial al sector estatal.

«El Gobernador todavía no ha definido el escenario; le acercamos diferentes opciones y lo está analizando», explicó Antonena. «Nosotros como equipo técnico se lo elevamos, con más de cinco escenarios posibles que tienen que ver con su salario, en rangos y otras alternativas», agregó el ministro.

«Básicamente tenemos que tratar de encontrar una ley que sea sostenible en el tiempo -continuó Antonena- y que permita dar una muestra que estamos trabajando en una mejora de los ingresos».

Pero también están las medidas de la jubilación anticipada, el débito laboral. Como también «todo lo que tenga que ver con el ordenamiento de la parte impositiva», insistió. Explicando además que «hay impuestos que no se están cobrando, o la moratoria que no se pudo instrumentar por la pandemia».

Por supuesto a que todo esto hay una cuestión salarial que el Gobierno sigue complicado para poder dar respuestas. Sintetizó Antonena que «si tenemos 600 mil habitantes y 64 mil empleados (del Estado provincial), el número no es muy pesado».

«El tema es la magnitud de los salarios que involucran, que no hay actividad que permitan que eso evolucione». Reconociendo el atraso salarial que padecen los estatales, Antonena pretendió destacar que se están cumpliendo los aumentos paritarios firmados en 2019.

“La Nación nos acompaña con diferentes instrumentos”, destacó ayer Oscar Antonena resaltando el apoyo en tiempos de crisis.

El ministro de Economía de la provincia, Oscar Antonena, repasó por ejemplo los 5 mil millones del Fondo Fiduciario de Asistencia a las Provincias, algunos adelantos de coparticipación, y adelantó que “estamos tramitando un Aporte del Tesoro Nacional (ATN) superior a los 2 mil millones”.

Explicó el ministro que ese ATN sería destinado “en principio al pago de sueldos”, aunque aún no han tenido confirmación de cuándo se transferirían.

Perspectiva de ingresos

Por otra parte, Antonena hizo hincapié en que lograr la reestructuración de la deuda en dólares es una parte fundamental para afrontar la crítica situación de la provincia. Pero se requiere de otros elementos.

Recordó que “estamos en una pandemia que impacta en la actividad petrolera y también en el desarrollo productivo”. Planteando que “la provincia debe explorar las cadenas de valor que tiene, el turismo está parado, la pesca está a media máquina, tenemos diferentes dimensiones productivas que tienen que empezar a funcionar” para generar más ingresos, señaló El Comodorense.

Ingresados en el mes de agosto, el gobierno de Mariano Arcioni está próximo a deber toda la masa salarial de julio y de junio solo ha cancelado las jubilaciones correspondientes al primer rango. Además, no hay novedades respecto al pago del medio aguinaldo que ya debía haberse cancelado. Crece el malestar y la incertidumbre entre los empleados públicos ante la imprevisión del Ejecutivo.

Desde el Poder Ejecutivo, e incluso el propio Mariano Arcioni, habían adelantado que el mismo se va a cancelar entre cuatro y seis cuotas, pero todavía no se brindaron detalles respecto a cuándo se comenzará a pagar. Al respecto, el ministro de Economía y Crédito Público, Oscar Antonena, dijo que esto iba a ser anunciado por el Gobernador hace varios días y aún no se ha manifestado al respecto. Otra de las cosas que se había adelantado pero que tampoco se cristalizó en hechos concretos, es que quienes están incluidos en los primeros rangos de la Administración Pública percibirán su medio aguinaldo en dos cuotas, a diferencia del resto de los trabajadores estatales.

No obstante, no se puede dejar de lado en el análisis que el Poder Ejecutivo debe casi todos los salarios de junio, ya que, como se mencionó anteriormente, solo se cancelaron las jubilaciones del primer rango. A esto, en los próximos días hay que sumarle la masa salarial entera de julio. Si se suman todos los haberes de julio, el medio aguinaldo y lo que resta de los haberes de junio, al finalizar la semana en curso la deuda de la administración de Mariano Arcioni para con los empleados de la Administración Pública superará los 10.000 millones de pesos.

El ministro de Economía y Crédito Público de Chubut, Oscar Antonena, anunció la semana pasada la cancelación de todos los salarios de la Administración Pública correspondientes al mes de mayo. No obstante, aún no se conoce cómo ni cuando el gobierno avanzará con el cronograma para cancelar junio, ni tampoco las herramientas que se emplearán para pagar el medio aguinaldo.

Esto fue reconocido por el propio funcionario, quien indicó que “estamos trabajando en poder encontrar una fórmula para lograr pagar el aguinaldo. Claramente está marcado dentro de las urgencias del Gobierno. Hemos cumplimentado el pago del rango 4”.

Además, remarcó que el anuncio de esta cancelación estará en manos del propio Mariano Arcioni: “El Gobernador va a comunicar el momento en que se haga el pago. Se definió que va a ser en seis  partes. Estamos realizando los acuerdos porque esto no lo podemos
hacer solos”.

Reestructuración de la deuda

Otro de los puntos a los que se refirió Antonena, en una entrevista con Radio Chubut, fue al proyecto para reperfilar los vencimientos de la deuda pública, enfatizando que “la reestructuración de la deuda está atada a la cuestión política. Estamos aguardando la aprobación de la ley. El Gobernador necesita el acompañamiento porque de otra manera no se podría avanzar en la renegociación”.

“Es la primera vez que se reestructura una deuda y es normal que haya dudas. Desde el Ejecutivo estamos trabajando en contestar dudas. Yo tengo excelente comunicación con todos los diputados y estoy a disposición siempre y veo excelente disposición”, manifestó el ministro de Economía y Crédito Público.

Diálogo con los diputados

Por último, y en el mismo sentido, el titular de la cartera monetaria sostuvo que “los tiempos de aprendizaje y comprensión de los seres humanos son diferentes. Tal vez algunos diputados tienen dudas y eso es comprensible. Tenemos que ser respetuosos. Yo creo que tenemos que trabajar más cerca, poner a disposición los informes”.

“Estamos preparando uno que es contundente con más de 50 o 60 hojas para que los diputados entiendan de qué se trata la reestructuración de la deuda. El pueblo necesita saber por dónde está pasando toda la situación. Los resultados se verán después que pase el tiempo”, concluyó Antonena.