Tag

plasma

Browsing

Desde el Hospital Zonal de Esquel (HZE) instaron a los vecinos recuperados de coronavirus a donar plasma para beneficiar a quienes estén cursando la enfermedad.

De esta forma, el Banco de Sangre del HZE convocó a las personas que hayan superado el virus y tengan en el plasma de su sangre anticuerpos, lo cual podría ser utilizado para el correspondiente tratamiento de pacientes que tengan COVID-19.

Candidatos

Laura Jones, responsable del Banco de Sangre, explicó que a nivel mundial existen estudios mediante los cuales se “documenta que los pacientes con coronavirus pueden prevenir la evolución del cuadro transfundiéndose plasma de convalecientes”.

Precisó que los candidatos a donar son “quienes han padecido la enfermedad y que hayan pasado 14 días desde la finalización de los síntomas. Para incluir al donante en el protocolo necesitamos que firme un consentimiento”.

La profesional detalló que es necesario “cumplir con todos los requisitos habituales de la donación, es decir pesar más de 50 kilógramos, no haber tenido cirugías en el último año, no tener conductas de riesgo sexuales o que impliquen una infección, por ejemplo”.

“La persona que se anote en el protocolo para donar debe tener una buena red venosa. El procedimiento es más largo que una donación habitual. Lo hacemos por un método mecánico y dura una hora. Es muy bien tolerado por el donante”, amplió.
Jones añadió que “las mujeres que hayan tenido más de un evento obstétrico, embarazo o aborto, ya no pueden donar. Esto hace que del total de los pacientes recuperados de Covid-19, nos quede un porcentaje reducido. Hay que cumplir con todos los requisitos”.

Por otro lado, informó que los vecinos recuperados de la enfermedad y que luego también se hayan vacunado “deben esperar 14 días” luego de aplicada la vacunación para hacer la donación del plasma.

Por último, avisó que el Banco de Sangre del Hospital Zonal atiende vía WhatsApp y por llamada telefónica al número 2945 – 547305. “Hay un técnico de guardia que recibe los mensajes”, amplió.

El Banco de Sangre del HZE convoca a las personas que hayan superado el virus y tengan en el plasma de su sangre anticuerpos, lo cual podría ser utilizado para el correspondiente tratamiento de pacientes que tengan Covid-19.

El Hospital Zonal de Esquel (HZE), dependiente del Ministerio de Salud del Chubut que conduce Fabián Puratich, insta a los vecinos recuperados de coronavirus a donar plasma para beneficiar a quienes estén cursando la enfermedad.

Laura Jones, responsable del Banco de Sangre, explicó que a nivel mundial existen estudios mediante los cuales se “documenta que los pacientes con coronavirus pueden prevenir la evolución del cuadro transfundiéndose plasma de convalecientes”.

Precisó que los candidatos a donar son “quienes han padecido la enfermedad y que hayan pasado 14 días desde la finalización de los síntomas. Para incluir al donante en el protocolo necesitamos que firme un consentimiento”.

Detalló la profesional que es necesario “cumplir con todos los requisitos habituales de la donación, es decir pesar más de 50 kilógramos, no haber tenido cirugías en el último año, no tener conductas de riesgo sexuales o que impliquen una infección, por ejemplo”.

“La persona que se anote en el protocolo para donar debe tener una buena red venosa. El procedimiento es más largo que una donación habitual. Lo hacemos por un método mecánico y dura una hora. Es muy bien tolerado por el donante”, amplió.

Añadió Jones que “las mujeres que hayan tenido más de un evento obstétrico, embarazo o aborto, ya no pueden donar. Esto hace que del total de los pacientes recuperados de Covid-19, nos quede un porcentaje reducido. Hay que cumplir con todos los requisitos”.

Por otro lado, informó que los vecinos recuperados de la enfermedad y que luego también se hayan vacunado “deben esperar 14 días” luego de aplicada la vacunación para hacer la donación del plasma.

Avisó por último que el Banco de Sangre del Hospital Zonal atiende vía WhatsApp y por llamada telefónica al número 2945 – 547305. “Hay un técnico de guardia que recibe los mensajes”, amplió.

La doctora Laura Jones, responsable del Banco de Sangre del HZE, explicó cuáles son los requisitos para donar plasma, que es utilizado para tratar a pacientes de riesgo que cursan la enfermedad. 

El Banco de Sangre del Hospital Zonal Esquel realizó un nuevo llamado a la comunidad para convocar a pacientes recuperados de Covid-19 para donar plasma. «Hay estudios en el mundo que han documentado la efectividad de que aquellos pacientes que tienen Covid pueden prevenir su evolución a una forma grave de la enfermedad transfundiéndose el plasma de convalecientes», indicó la Doctora Laura Jones, que está a cargo del Banco de Sangre.

Jones indicó los detalles y requisitos que tienen que cumplir los donantes. Por ejemplo, deben tener un nivel de anticuerpos alto. «Aquellas personas que han padecido la enfermedad y hayan pasado 14 días desde la finalización de los síntomas son candidatos a donar plasma», detalló.

El donante debe firmar un consentimiento de que va a participar de un protocolo de investigación y cumplir todos los requisitos habituales de la donación: «Pesar más de 50 kilos, no haber tenido cirugías en el último año, no tener conductas de riesgo que impliquen una infección asociada a la transfusión». Además de esto, agregó que deben tener «una buena red venosa, es decir tener buenas venas, porque el proceso de donación es más largo que una donación habitual, en promedio una hora».

Por otra parte, algo no menor que es que las mujeres que hayan tenido más de un embarazo o aborto no pueden donar plasma: «Esto hace que del total de pacientes recuperados de Covid solo nos quede un 20% que van a poder convertirse en donante». «Que las mujeres no puedan donar habiendo tenido eventos obstétricos tiene que ver con que el embarazo puede sensibilizar a la mujer con unos anticuerpos que se llaman anti-HLA. No es recomendable transfundir plasma de mujeres porque los pacientes que lo recibiesen pueden tener complicaciones inmunológicas por este motivo».

¿Qué pasa con las personas ya vacunadas? Jones resaltó que continúa siendo donante «la persona que tuvo Covid e igualmente se vacunó», pero deben esperar 14 días desde la inoculación para donar. Alguien vacunado que no haya padecido la enfermedad no puede ser donante.

Asimismo, aclaró una falsa idea sobre que la inmunidad se pierde con la donación de plasma: «Esto no es así, la persona que tuvo Covid desarrolla anticuerpos que lamentablemente se esta viendo que no duran más de 3 a 6 meses en niveles altos, pero no es que con la donación la persona va a perder la inmunidad porque el anticuerpo se sigue produciendo».

«La propuesta es que quien sea donante pueda comprometerse en donar repetidamente durante este período de 3 meses que sabemos que le van a durar los anticuerpos en un título alto. Sabemos que lleva tiempo y mucha gente no puede, pero tienen certificado laboral por 24 horas por la donación. Es un acto solidario que estamos necesitando», recalcó la especialista.

Sobre los requisitos, la Doctora indicó que los potenciales donantes pueden comunicarse al 2945 547305 las 24 horas. Por ese medio les darán todos los detalles.

Fuente: Red 43.

Entre las muchas opciones de tratamiento que se barajan como modo de contener la pandemia de coronavirus SARS-CoV-2, el plasma convaleciente es una de las variables que surgió a mitad del año pasado. Luego de alentar y desalentar su uso de manera alternada, las entidades médica internacionales están haciendo nuevas lecturas de sus posibilidades.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) emitió una autorización de uso de emergencia (EUA, por sus siglas en inglés) para el plasma convaleciente en investigación como tratamiento para el COVID-19 en pacientes hospitalizados como parte de los esfuerzos continuos de la agencia para combatir el COVID-19. Con base en la evidencia científica disponible, la FDA concluyó, según se describe en su memorando de decisión (en inglés), que este producto puede ser eficaz para tratar el COVID-19 y que los beneficios conocidos y potenciales del producto superan los riesgos conocidos y potenciales del producto.

La medida viene a raíz de la revisión extensa realizada por la FDA de la ciencia y datos generados durante los últimos meses derivados de los esfuerzos para facilitar el acceso de emergencia al plasma convaleciente para los pacientes, mientras que los ensayos clínicos continúan para demostrar definitivamente su seguridad y eficacia.

La EUA autoriza la distribución del plasma convaleciente del COVID-19 en los EEUU y su administración por proveedores de atención médica según proceda, para tratar a pacientes hospitalizados con el COVID-19 que se sospecha o se ha confirmado por un laboratorio que tienen el COVID-19.

La revisión del plasma

El doctor Stephen M. Hahn, Comisionado de la FDA declaró: “Estoy comprometido a dar acceso a tratamientos seguros y potencialmente útiles para el COVID-19 tan rápido como sea posible para salvar vidas. Nos sentimos alentados por los primeros datos prometedores que hemos visto sobre el plasma convaleciente. Los datos de los ensayos realizados este año muestran que el plasma de pacientes que se han recuperado del COVID-19 tiene el potencial de ayudar a tratar a aquellos que están sufriendo los efectos de este terrible virus”, dijo el Dr. Hahn. “Al mismo tiempo, seguiremos trabajando con investigadores para continuar los ensayos clínicos aleatorios para estudiar la seguridad y eficacia del plasma convaleciente para tratar a pacientes infectados con el nuevo coronavirus”.

Fuente: Infobae

La semana pasada se dio a conocer que el plasma de convaleciente con altos títulos (cantidad) de anticuerpos aplicado antes de que pasen 72 horas del inicio de los síntomas tiene un efecto beneficioso en personas mayores, según el anuncio del infectólogo Fernando Polack, director de la Fundación INFANT. Para la identificación de los donantes con plasma con capacidad terapéutica, los investigadores emplearon, entre otros, el test serológico “COVIDAR IgG” desarrollado en la Fundación Instituto Leloir (FIL) y aprobado por ANMAT en mayo pasado.

Cómo trabaja

“Los anticuerpos son la clave que está dentro del plasma. Funcionan cuando se administran tempranamente para pacientes leves mayores de 65 años que probablemente es la población que más lo necesita porque es la más vulnerable al coronavirus”, afirmó Polack en una conferencia de prensa. Y agregó que esa herramienta lo que hace es impedir que la infección evolucione a una neumonía grave.

El ensayo, que se realizó entre junio y octubre últimos, involucró a 160 adultos mayores de 65 años con al menos una comorbilidad (hipertensión, diabetes, obesidad, insuficiencia renal y/o enfermedad pulmonar obstructiva crónica), así como mayores de 75 años a los que se les administró plasma con alto contenido de anticuerpos dentro de las 72 horas del inicio de síntomas.

“No todos los plasmas de pacientes recuperados tienen potencial terapéutico. El test COVIDAR no solo detecta la presencia de anticuerpos en el plasma sino también permite determinar su cantidad. Esta información es muy importante para el proceso de donación ya que permite clasificar a los plasmas e identificar aquellos que tienen alto título de anticuerpos específicos para el nuevo coronavirus”, indicó Andrea Gamarnik, investigadora del CONICET en la FIL y líder del desarrollo de COVIDAR.

Asimismo, Gamarnik explicó que los plasmas con altos títulos son los más eficaces para ser empleados en las terapias ya que darían, aplicados en forma temprana, mayor protección en vista del estudio realizado por la Fundación INFANT. Y agregó: “Durante los últimos 5 meses en el instituto Leloir trabajamos intensamente en elaborar un protocolo para la cuantificación de anticuerpos en los plasmas de pacientes recuperados. Dicho protocolo fue compartido y distribuido en todo el país. De esta forma se pueden comparar los estudios realizados en distintas provincias y trabajar colaborativamente con protocolos estandarizados”.

Kits de “COVIDAR IgG”

La Fundación INFANT recibió kits de “COVIDAR IgG” para la titulación de plasmas de convalecientes por coronavirus para la realización del estudio clínico. De la cuantificación de anticuerpos y selección de los plasmas con capacidad terapéutica participaron Damián Álvarez Paggi, Sebastián Esperante y Adrián Ferreti.

“El kit ‘COVIDAR IgG nos permitió caracterizar a los donantes con altos títulos de anticuerpos de manera rigurosa, un paso esencial para el estudio”, indicó Esperante, un bioquímico y farmacéutico doctorado en biología molecular.

“El estudio de plasma fue un esfuerzo colectivo titánico en el que participaron literalmente cientos de personas durante muchos meses, con muchos obstáculos de todo tipo e incluso varios nos enfermamos de COVID-19 en el camino. Por la naturaleza del estudio nos enteramos de los resultados recién al final y en ese momento nos pusimos inmensamente felices de haber participado de este proyecto y haber hecho nuestro aporte a la validación de una herramienta real para tratar pacientes con COVID-19. Es, sin lugar a dudas, la investigación más significativa de la que he participado” señaló Álvarez Paggi, biofisicoquímico e investigador del CONICET en la Fundación INFANT.

“Nuestro estudio describe la primera estrategia en el mundo para detener la progresión del SARS-COV-2 con una intervención económica, universal, no sujeta a patentes, probadamente segura y que se puede administrar en forma ambulatoria en unidades de atención sin necesidad de hospitalización”, señaló Polack durante la presentación pública de los resultados.

“Actualmente se están preparando protocolos que podrán utilizar los plasmas de personas que se curaron para el tratamiento de personas con riesgo de adquirir formas graves de la enfermedad. Por este motivo se resalta la importancia de difundir la acción solidaria de donar plasma”, indicó Gamarnik.

Fuente: Agencia CyTA-Leloir/ El Diario

El Hospital de Esquel lleva adelante una campaña de donación de plasma de aquellos pacientes recuperados de Covid-19.

La intención es contar con un banco de plasma que se utilizará para otras personas que potencialmente puedan sufrir la enfermedad.

El director del nosocomio, Dr. Sergio Cardozo explicó que «muchos hospitales en el país han iniciado esta campaña. En Esquel no tenemos tantas personas que hayan sufrido coronavirus, que sean pacientes recuperados, por lo tanto no es mucho el plasma que podamos colectar, pero de todas maneras es importante ir sumando plasma a futuro», expresó.

Hasta el momento indicó que la lista de recuperados por coronavirus en Esquel es de casi una decena de personas y en ese sentido subrayó que «hay que cumplir algunos requisitos para ser donantes de plasma, no todos los recuperados de coronavirus están en condiciones de donar por lo que no es fácil, sencillo, reunir plasma».

La campaña se inició a través de las redes sociales estando a cargo del Banco de Sangre del Hospital. «Si hoy necesitamos para algún paciente colocarle plasma, los hospitales de la costa provincial que han tenido más casos nos pueden proveer», dijo Cardozo.

Por otro lado, el Hospital de Esquel, a raíz de los casos de Covid-9 decidió una restricción total de ingreso de personas, excepto casos de urgencias los que son atendidos por el sector de guardia.

«Estamos pidiendo que si no son casos de urgencia, las personas no vengan al hospital. Todas las actividades externas, es decir atención por consultorio, están suspendidas. Por otro lado, a nivel internación se han restringido las visitas y en zona roja directamente hay restricción total», apuntó el director del nosocomio, Dr. Sergio Cardozo.

Sobre los casos de coronavirus que se atienden en el Hospital, dijo que «hay cuatro personas internadas en sala general de clínica médica, sin ingreso a terapia (UTI). Tienen buen cuadro de salud. El resto de las salas están completas y se está brindando un soporte mínimo, porque con los aislamientos al que debió someterse parte del personal del Hospital, la primera línea de clínica médica y quirúrgica se nos cayó», señaló.

Por otro lado, en cuanto a derivaciones a Esquel de otros hospitales de la zona dijo que «solo se reciben casos de urgencia, el resto lo atienden los hospitales subzonales o locales. Evitamos por ahora que las personas vengan a nuestro hospital por las razones de público conocimiento», aclaró.

A su vez, Cardozo dijo que los vecinos de Esquel «pueden acudir a los CAPS de los barrios para su atención, con horario restringido hasta las 16 horas y hay números de emergencia para llamar en caso de alguna necesidad.

Los estudios argentinos, que utilizaron diferente metodología, coincidieron en que el plasma de convaleciente es seguro, no produce reacciones graves, pero obtuvieron diferentes conclusiones en cuanto a su eficacia -la capacidad de mejorar el estado clínico-, un reflejo de las incógnitas abiertas de la pandemia aunque existe cierto consenso en que aplicado en forma temprana y con altos títulos de anticuerpos este tratamiento podría ser beneficioso.

«Al comienzo de la pandemia de Covid-19 había una alta mortalidad y una falta de tratamiento eficaz para los pacientes en estado crítico. Sobre la base de la experiencia en fiebre hemorrágica argentina con plasma de convalecencia, incorporamos a 90 pacientes en un estudio multicéntrico y 87 fueron evaluables», comienza diciendo el resumen del estudio encabezado por Ricardo Valentini que llevó adelante el Cemic.

En este estudio, cuyas conclusiones se encuentran en lo que se denomina pre-print que es la etapa previa a la publicación en una revista científica sin revisión de pares, los pacientes recibieron plasma con una concentración de anticuerpos IgG de 0,7-0,8 por cada 10 kilos de peso corporal pero no se comparó contra una rama placebo.

La tasa de supervivencia promedio a los 28 días fue del 80%, con un 91% en los pacientes infundidos con respiración espontánea y un 63% en los que tenían ventilación mecánica.

El estudio concluyó que «las infusiones de plasma convaleciente son factibles, seguras y potencialmente efectivas, especialmente antes de requerir ventilación mecánica, y son una opción clínica atractiva para tratar formas graves de Covid-19 hasta que estén disponibles otras terapias efectivas».

El segundo estudio, que todavía no se encuentra publicado ni disponible en pre-print, liderado por el Hospital Italiano en coordinación con Conicet que analizó el plasma en el Instituto Leloir, fue un ensayo clínico con 334 pacientes con neumonía severa de diferentes hospitales del Área Metropolitana de Buenos Aires randomizado doble ciego, lo que significa que a unos pacientes se les brinda plasma y a otros placebo, sin que ni ellos ni sus médicos lo sepan.

Adicionalmente, todos los pacientes recibieron el tratamiento estándar para Covid-19 consensuado en la institución donde se encontraban internados y ningún paciente quedó sin tratamiento.

«Los resultados del estudio muestran que entre los pacientes hospitalizados con neumonía por Covid-19 con criterios de gravedad, el uso de plasma de convalecientes no produjo un beneficio clínico significativo a los 7, 14 ó 30 días de seguimiento en comparación con el uso de placebo», señalaron las conclusiones presentadas a principios de octubre a la prensa.

El tercero, cuyos resultados se difundieron esta semana, fue un estudio liderado por el Ministerio de Salud bonaerense que incluyó a 3529 pacientes adultos con diagnóstico de neumonía por Covid-19 con severidad inicial similar internados en diferentes hospitales de la provincia de los cuales el 21% tenía ventilación mecánica y 868 recibieron plasma.

Esta nueva investigación permitió observar que, al analizar la letalidad a los 28 días del ingreso, el uso de plasma de convalecientes se asoció de forma significativa a una reducción de la mortalidad del 24,4%.

La opinión de un especialista

«El plasma ha demostrado en muchísimos estudios ser una intervención segura, el problema es que aún no hay conclusiones definitivas sobre si es eficaz en reducir la mortalidad», señaló a Télam en médico infectólogo Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

Y continuó: «Cuando se analizan tratamientos los mejores estudios son los randomizados doble ciego porque hay un montón de sesgos que pueden alterar el análisis de los datos».

En ese contexto, Sued señaló que «el estudio de la Provincia de Buenos Aires es muy bueno por la cantidad de casos que tomó y la forma en la que analizó los datos pero al no tener una rama de placebo no nos permite ser concluyentes para asegurar que es efectivo, sí que es seguro».

El infectólogo sostuvo que «el estudio del Hospital Italiano se suma a otros ensayos doble ciego que demostraron lo mismo» y mencionó el estudio reciente realizado por investigadores de la India que concluyeron que tenía una «eficacia limitada» para mejorar pacientes moderados de la enfermedad.

«Lo que se evalúa hoy es que es posible que el plasma sirva si tiene títulos muy altos de anticuerpos y se administra de manera temprana», señaló Sued.

Por su parte, la científica argentina Laura Bover, quien trabaja en Estados Unidos y desde allí creó el Grupo CPC-19 (una red de profesionales que concientiza sobre el uso de plasma convaleciente), señaló que «lo más importante de los estudios es el análisis estadístico que se hace de los datos, porque si uno pone a todos los pacientes en el mismo plano quizás no se ven los resultados».

Bover recordó que en Estados Unidos Clínica Mayo y el Instituto Hopkins analizaron cinco mil pacientes de los más de cien mil que transfundieron con plasma en un estudio que se denomina de «acceso expandido».

«Lo que los investigadores de Clínica Mayo y Hopkins observaron fue que cuando analizaron pacientes que recibieron plasma antes de las 72 horas de internados o con alto título de anticuerpos (es decir mayor cantidad de anticuerpos) hubo una significativa disminución de la mortalidad comparados con aquellos pacientes que no lo recibieron con esas condiciones, describió.

Y continuó: «Cuando ambos parámetros (72 horas y alto título) se combinaron, la disminución de la mortalidad fue aún mucho más significativa».

«Si bien este estudio no incluyó un grupo control que recibiera placebo, la comparación con aquellos pacientes que no recibieron el plasma óptimamente y el importante número de pacientes le da fuerza estadística al estudio, cosa que a esta altura de la pandemia, cuando la mortalidad por Covid-19 ha disminuido, solo se logra con un alto número de pacientes analizados», concluyó.

En un nuevo estudio, el plasma convaleciente no redujo las muertes entre los pacientes con covid-19 ni evitó que la enfermedad evolucionara de moderada a grave.

Este nuevo estudio, que se llevó a cabo en India y se publicó en la revista médica BMJ el jueves, sugiere que «como tratamiento potencial para pacientes con covid-19 moderado, el plasma convaleciente mostró efectividad limitada».

La investigación, denonimada ensayo PLACID, incluyó datos de 464 adultos con covid-19 moderado en 39 hospitales en todo India. Entre ellos, 235 fueron seleccionados al azar para recibir plasma convaleciente como parte del tratamiento junto a los cuidados estándar. Por otra parte, 229 pacientes recibieron solamente los cuidados estándar.

El plasma convaleciente es el suero rico en anticuerpos que se extrae de la sangre de las personas que se recuperaron del covid-19 con la idea de que puede ayudar a la respuesta inmunológica de los pacientes que aún están luchando contra la enfermedad.

El nuevo estudio mostró que una mayor proporción de los pacientes que recibieron plasma convaleciente tuvieron mejoras en sus síntomas de fatiga y falta de aire en comparación con los que recibieron la atención estándar, pero no hubo diferencias entre los pacientes en cuanto a la fiebre y la tos.

La proporción de pacientes que necesitaron ventilación mecánica no varió entre los dos grupos. En términos generales, los investigadores encontraron que 34 pacientes que recibieron plasma convaleciente, o el 15%, habían muerto. Esta cifra en comparación con 31 que recibieron atención estándar y murieron, es decir el 14%.

El estudio tenía algunas limitaciones, entre ellas que se trataba de un «ensayo abierto» para que los médicos que trataban a los pacientes supieran a quién se le daba plasma de convalescencia y a quién no. Además, se necesita más investigación para determinar si surgirían hallazgos similares entre un grupo más grande de pacientes en otras partes del mundo.

En agosto, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos autorizó el uso de emergencia de plasma convaleciente como opción de tratamiento para los pacientes con covid-19 hospitalizados.

El mes pasado, un panel de los Institutos Nacionales de Salud dijo que no hay evidencia que respalde el uso de plasma convaleciente para tratar a los pacientes con coronavirus y que los médicos no deberían tomarlo como un estándar de atención hasta que se hayan realizado más estudios. Todavía se están realizando en Estados Unidos pruebas controladas aleatorizadas del uso de plasma de convalescencia para tratar a pacientes con covid-19.

Gabriel Serón y su familia recibieron el alta de coronavirus y decidieron donar plasma para ayudar a otras personas a superar la enfermedad. Instó a que más voluntarios lo hagan teniendo en cuenta la situación crítica de muchos comodorenses afectados por COVID-19.

“Hoy estoy súper contento, pude donar plasma. Te animo a vos si tuviste COVID-19, a que estos días que estamos viviendo no sean de una enfermedad más, sino que también, generemos juntos, conciencia que con este pequeño aporte ayudamos a que no falte un ciudadano más en nuestra ciudad, provincia y país”. Ese fue el mensaje con el que Gabriel Serón instó a toda la comunidad a donar plasma para ayudar a todo aquel paciente a superar el coronavirus.

Gabriel contrajo la enfermedad como contacto estrecho de su hermano, quien se contagió en el trabajo. Esto llevó a que su mamá, papá y su hermana tuvieran que aislarse debido a que comenzaron tener síntomas compatibles con COVID-19.

La familia Serón comenzó con síntomas el 19 de agosto por lo que tres días más tarde se realizaron el hisopado. El 25 de agosto recibieron el resultado positivo. Gabriel sostuvo que ese tiempo sirvió para reflexionar sobre varias cuestiones, pero, principalmente, asumir que si superaba la enfermedad iba a donar plasma.

“Mi experiencia tiene que ver con asumir que uno tuvo coronavirus porque en el principio de la pandemia se estigmatizaba a la gente que tenía a esta enfermedad y en esa estigmatización la gente tiene mucho miedo a decir que tuvo coronavirus”, destacó Gabriel.

En diálogo con La Posta Radio, Serón subrayó que el tiempo que su familia estuvo aislada, les sirvió para comprometerse más en las recomendaciones sanitarias. “Uno debe asumir que tiene la enfermedad y ver cómo se sigue con la vida. Desde el primer día que supimos que éramos positivo, lo primero que dije que fue iba a ir a donar plasma”, aseguró.

Fiebre y dolor de espalda son algunos de los síntomas que comenzó a sentir Gabriel, pero con el correr de los días pasó a perder el gusto y el olfato. “Me dijeron que tenía que esperar 28 días aproximadamente. Llamé y me dijeron que el 8 de octubre podía ir a la Cruz Roja. Ese día me presenté para que me extrajeran sangre y, de esa manera, ayudar a los demás”, describió.

“Uno no debe perder el eje que está donando plasma para salvar vidas. Mi familia también estaba pensando en donar plasma. Mi mamá tiene que pedir permiso en el trabajo para poder ir a la Cruz Roja. Mi papá también decidió hacerlo esta próxima semana. Es una iniciativa que invito a toda la población a hacerlo. Yo siempre digo que hay que hacerlo porque podés salvar la vida”, manifestó Gabriel.

Este jueves al mediodía, el Concejo Deliberante de Rada Tilly aprobó por unanimidad el proyecto de Ordenanza para donación de plasma de pacientes recuperados de Covid-19.

Se trata de un proyecto presentado por los concejales Mabel Morejón y Carlos Barrios Daporta, representantes del Bloque de Chubut al Frente Rada Tilly, el cual promueve la donación voluntaria de sangre para la obtención de plasma de pacientes recuperados.

“Teniendo en cuenta la delicada situación epidemiológica que atraviesa la ciudad; resulta fundamental instar a quienes superaron la enfermedad, a que asistan a los centros de hemoterapia a donar sangre”, se indicó.

Y aclararon que el Departamento Ejecutivo Municipal, a través de la Dirección de Recursos Humanos, será quien aplique una licencia especial de dos días para los voluntarios que se acerquen.