Tag

virus

Browsing

La cepa fue descubierta en colonias de murciélagos que habitan cuevas del norte del país por investigadores que buscan el orígen de la epidemia de coronavirus. Tiene secuencias «casi idénticas» con el SARS-CoV-2, aunque carece de un componente vital para la propagación del contagio en humanos.

Científicos del Instituto Pasteur de París anunciaron el hallazgo en murciélagos del norte de Laos de una cepa de virus muy parecida a la del SARS-CoV‑2 que originó el coronavirus.

Las conclusiones de esa investigación están disponibles desde este miércoles, con libre acceso, en la plataforma científica «Research Square».

Se trata de un estudio que aún no fue evaluado de forma independiente por otros investigadores antes de su publicación en una revista científica, como ocurre habitualmente.

Los investigadores franceses, junto a sus pares del Instituto Pasteur de Laos y de la universidad nacional de ese país, llevaron a cabo entre finales de 2020 y principios de 2021 una misión en el norte de Laos para analizar diferentes especies de murciélagos que viven en grutas calcáreas.

«La idea inicial era intentar identificar el origen de esta epidemia», explicó a la agencia de noticias AFP Marc Eloit, responsable del laboratorio especializado en el descubrimiento de nuevos patógenos en el Instituto Pasteur de París.

Tras analizar las muestras recogidas, y gracias a datos coincidentes, «sospechamos que algunos murciélagos insectívoros podrían albergar el virus».

Las muestras fueron tomadas en una región que forma parte de un inmenso relieve kárstico, con formaciones geológicas calcáreas, ideales para albergar a colonias de murciélagos, que se extiende desde Laos hasta el norte de Vietnam y el sur de China.

«Laos comparte ese territorio común con el sur de China, lleno de cavernas donde viven los murciélagos. Por eso decidimos explorar por ese lado», explicó Eloit, quien consideró que lo que ocurre en esa zona es representativo de todo el ecosistema de las cuevas.

Las secuencias de los virus hallados en los murciélagos son casi idénticas a las del SARS-CoV-2 (el nombre científico del virus de la Covid-19) y los investigadores pudieron demostrar que es capaz de contaminar células humanas.

Sin embargo, los virus analizados carecían de lo que se conoce como «sitio de clivaje de la furina», una función presente en el SARS-CoV-2 que activa la proteína Spike, que es la que permite al virus mejorar su poder de penetración en las células humanas, por lo que es la clave de su poder patógeno que se propagó en todo el mundo.

Son varias las hipótesis que podrían explicar ese eslabón perdido en los virus recién analizados, según Eloit.

«Quizás un virus no patógeno circuló primero entre los seres humanos antes de mutar. O quizás un virus muy cercano de los virus identificados posee este sitio de clivaje, y aún no lo hemos hallado», evaluó.

La pregunta que se hacen los científicos es cómo el virus de los murciélagos hallado en las cavernas fue a parar a Wuhan, una ciudad ubicada 2.000 km más al norte, donde se originó la pandemia de Covid-19.

El estudio de los científicos del Instituto Pasteur «supone un gran avance en la identificación del origen del SARS-CoV-2», estimó Eliot.

Su principal conclusión sería que existen virus muy cercanos al SARS-CoV-2 en los murciélagos, capaces de infectar al hombre sin animal intermediario, como el pangolín.

A finales de agosto, un grupo de expertos a los que la Organización Mundial de la Salud (OMS) encargó un informe sobre el origen de la Covid-19 advirtieron que los trabajos se hallaban en un «punto muerto».

Los científicos que lanzaron la señal de alarma formaban parte del equipo de 17 investigadores que la OMS mandó a China, donde tuvieron que trabajar junto a otros 17 investigadores locales.

Esa pesquisa inicial, en el mes de enero, desembocó en un informe conjunto del 29 de marzo pasado que no aportaba una respuesta clara a las incógnitas.

 

Fuente: Télam Digital

El Intendente de Trevelin, Héctor Ingram dijo que «los controles están pero tenemos que tomar conciencia». No hay cambios drásticos en las medidas por ahora.

El Intendente de Trevelin, Héctor Cano Ingram apeló una vez más a la conducta individual para sobrellevar el crítico momento que atraviesa la región con el crecimiento de casos COVID.

Por el momento no habrá cambios drásticos en cuanto a las medidas en la zona y así fue conversado también en un encuentro virtual que mantuvieron intendentes cordilleranos este viernes con el ministro Fabián Puratich.

“Tenemos una situación compleja en nuestro Hospital Zonal de Esquel y también en el de Trevelin” indicó el mandatario municipal de Trevelin, por esto reiteró que hay que hacer hincapié una vez más en el cumplimiento de los protocolos y en la responsabilidad individual.

Ingram comparte con su par de Esquel, Sergio Ongarato que las medidas que se tomen deben tener una perspectiva regional, pero remarcó nuevamente que “los controles ya están pero tenemos que tomar conciencia”. “Parece raro que después de un año estemos hablando de lo mismo” señaló Ingram a la vez que destacó que los casos en esta zona llegaron más tarde. El dato agregado en el último tiempo es que el registro de pacientes afectados suma personas más jóvenes.

Los afectados no son sólo adultos mayores. Durante la reunión virtual, el Ministro de Salud Fabián Puratich, expresó que “Hay un Decreto vigente y necesitamos que esas medidas adoptadas por la Provincia se cumplan en cada localidad y de esa manera podremos tener una menor ola de contagios, y por sobre todo haciendo cumplir cada medida de cuidado, que ya son conocidas por todos”

Así lo manifestó el secretario de Salud Municipal, Carlos Catalá, quien se refirió a la situación epidemiológica que atraviesa la ciudad. Indicó además que si bien se avanza en la campaña de vacunación contra el Covid-19 «todavía falta bastante tiempo para que haya una inmunidad importante”.

Desde las cero horas de este jueves 8 de abril, rigen nuevas restricciones en Comodoro Rivadavia con respecto a la circulación nocturna, la suspensión de competencias deportivas y eventos con participación de hasta 10 personas. Las medidas forman parte del DNU del Gobierno de Chubut que busca frenar los casos de coronavirus ante la llegada de una segunda ola.

El secretario de Salud de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, Carlos Catalá, reconoció que ha comenzado a incrementarse la cantidad de casos positivos en la ciudad petrolera. “El virus ya estaba acá y nos estamos contagiando ahora más que antes”, señaló tras sostener que esto tiene que ver con “somos nosotros mismos que –por distintas cuestiones- aumentamos los contagios”.

Y en este marco, señaló que las nuevas medidas a las que adhirió Comodoro Rivadavia a través del decreto provincial tienen que ver básicamente con que “necesitamos estos 15 o 20 días para tener un ciclo de contagio con un cuidado intensivo. Todavía falta bastante tiempo para que haya una inmunidad importante”.

El titular de la Secretaría de salud indicó además: “Estamos en un aumento en la morbilidad de casos que todavía no es demasiado significativo pero pasamos de una asistencia de 150 personas diarias al ‘Detectar’ con un porcentaje de positividad bajo a un 30% de los últimos días. Esto generó que los responsable de los lugares de internación nos pongamos en alerta para verificar los recursos y ajustar el tema”.

Finalmente, confirmó que ante el aumento de casos en la ciudad “el Plan ‘Detectar que’ funciona en un Centro de Jubilados, a una cuadra del Hospital Regional y las PCR que se hacen en el tráiler del municipio. Hoy viernes, lo vamos a trasladar al predio Ferial donde lo vamos a dejar instalado para que comience a funcionar desde el lunes”, confirmó a Cadena Tiempo.

El virus que causa el resfrío común, conocido como rinovirus, puede bloquear el coronavirus y ofrecer una protección temporal además de reducir su gravedad, explicó este miércoles el virólogo argentino Pablo Murcia, profesor de la Universidad de Glasgow, Escocia, y principal investigador de un estudio sobre el tema publicado en la revista estadounidense Journal of Infectious Diseases.

En una entrevista con Télam, Murcia, explicó cómo el rinovirus genera «una respuesta innata» en el ser humano y puede bloquear la progresión de coronavirus SARS-CoV-2.

«El año pasado publicamos un estudio que mostró que los virus respiratorios interactúan entre ellos y observamos una interacción muy clara entre el coronavirus y el virus de la influenza», indicó.

A partir de esa investigación, cuando surgió la pandemia, Murcia se preguntó junto a su equipo si el coronavirus podía interactuar con otros virus respiratorios, lo que derivó en la investigación.

«Lo que estudiamos fue cual era el mecanismo y vimos que cuando el rinovirus infecta las células del epitelio respiratorio, dispara lo que se llama una respuesta inmune innata que está mediada por el interferón, una molécula que tiene un efecto antiviral fuerte y se usa en algunos fármacos», precisó.

La relevancia de este estudio es que sirve para comprender más sobre su impacto en la transmisión de enfermedades y usar este conocimiento con la esperanza de desarrollar estrategias y medidas de control para las infecciones por coronavirus.

«Otra cosa que es importante recalcar es que los rinovirus circulan muchísimo en niños. De hecho el 40% de detecciones del rinovirus, al menos en Glasgow, son en niños de entre 1 y 5 años y esto podría explicar en parte porqué este grupo parece tener una susceptibilidad menor al coronavirus», señaló.

Murcia sostuvo que aún no se sabe si el coronavirus es estacional como en el virus de la influenza o si circula todo el año como el del rinovirus, ni si al llegar el verano su prevalencia bajará

«El pico de rinovirus es en el otoño donde está en su máxima prevalencia y cuando comienza a circular la influenza, que empieza en diciembre, la influencia del rinovirus cae, pero la estacionalidad del SARS-CoV-2 aún no la conocemos. No sabemos si va a ser estacional y si lo es, cómo va a ser», agregó.

En ese sentido, subrayó que sí se sabe que cuando se vuelva a la «vida normal», sin confinamientos, lo que puede suceder es que el coronavirus se enfrente a muchas barreras, como las medidas de distanciamiento social y las vacunas.

Murcia explicó que la caída de las infecciones el año pasado al llegar el verano europeo, se debió a las estrictas cuarentenas impuestas en todos los países y cuando se levantaron las medidas y la gente comenzó a viajar aparecieron las nuevas variantes de coronavirus que desataron la segunda ola de la pandemia.

Asimismo, dijo que la reducción de casos de Covid-19 que registra actualmente el Reino Unido no está relacionada solamente con la campaña de vacunación, sino que se debe a todas las medidas que se implementaron en la Navidad pasada.

Para evitar la tercera ola de la pandemia en Europa durante el próximo verano que comenzará en junio, Murcia insistió en que la barrera más importante va a ser la cobertura de la vacunación a nivel poblacional y las cuarentenas y descartó la inmunización del rebaño.

«Es muy baja la cantidad de la población que ha tenido coronavirus como para hablar de inmunización. De hecho publicamos un trabajo en diciembre del año pasado donde estimamos la cantidad de gente que se infectó con coronavirus naturalmente en la ciudad de Glasgow que tiene un poco más de 1 millón de personas y no llegaba ni al 10%», afirmó.

El investigador señaló que esperar que la infección natural lleve a una inmunidad de rebaño no es correcto porque el virus no llega a una prevalencia tan alta y sin embargo los estragos que causó en el sistema de salud fueron impresionantes. «Si hubiéramos esperado que eso ocurriera hubiera sido desastroso», aseguró.

Para el virólogo Murcia, estos virus surgen por la irrupción que causan los humanos en el hábitat natural

En cuanto a las variantes del coronavirus, el virólogo argentino sostuvo que al igual que los virus de la influenza que mutan todo el tiempo y escapan a la inmunidad de las vacunas, lo que se hace es una actualización de acuerdo a cuánto cambien.

«Lo más probable es que lleguemos a una situación similar donde en determinada cantidad de tiempo haga falta actualizar las vacunas, pero eso es algo que es posible y no veo que las variantes tengan un peligro inminente de una manera tal que no podamos controlar», agregó.

Respecto al aprendizaje que dejó la pandemia, el científico sostuvo que estos virus surgen por la irrupción que causan los humanos en el hábitat natural.

«Saltan de especies porque nosotros estamos invadiendo el hábitat natural de los animales que los transportan. Nosotros generamos las oportunidades para que ocurran», describió.

«Lo otro que aprendimos fue saber que la solución la dio la ciencia, la investigación y los recursos que se asignaron que hizo posible que se pudiera rápidamente identificar el virus y diagnosticarlo y generar vacunas efectivas», concluyó.

Sí, el nuevo coronavirus lleva más de un año propagándose por el mundo y cobrando millones de vidas, pero aún hay muchos aspectos que no conocemos del todo sobre el covid-19, incluidos los efectos a largo plazo en nuestro cuerpo y todos los síntomas que pueden persistir. Es un virus engañoso y nuevo en muchos sentidos.

Pero una investigación publicada el 19 de febrero en la revista médica JAMA Network Open arroja algo de luz sobre este enigma que se ha denominado «covid largo», «covid continuado», «síndrome pos-covid» o «síndrome pos-covid agudo». De manera simple, las personas contagiadas de coronavirus pueden sufrir síntomas o efectos a largo plazo… Sin importar la gravedad de la enfermedad que atravesaron cuando se contagiaron. «En algunas personas, algunos síntomas pueden persistir o volver a aparecer por semanas o meses luego de la recuperación inicial. Esto también puede ocurrirle a personas con una enfermedad leve», indicó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un documento publicado en septiembre de 2020. Además, la OMS detalló que la persistencia de los síntomas puede ocurrir independientemente de si se ha necesitado o no atención hospitalaria.

Entonces, ¿qué señales o síntomas indican que ya tuviste coronavirus y por cuánto se pueden prolongar? Esto es lo que sabemos hasta ahora.

Fatiga y dificultad para dormir

La fatiga es uno de los síntomas más comunes de la infección por coronavirus y también uno de los que más perdura, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). Una investigación publicada el 19 de febrero en la revista Jama Network Open encontró que más del 30% de los 177 participantes que siguió por 9 meses reportaron síntomas persistentes. La fatiga fue lo más común, junto a la pérdida del olfato o gusto. Todas las personas que participaron en este estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Washington, tuvieron covid-19 confirmado por pruebas de laboratorio. El 30% también informó una peor calidad de vida, en comparación con el momento anterior a contraer el nuevo coronavirus. Y el 8% de los participantes indicó que tenía problemas para realizar al menos una actividad cotidiana, como tareas diarias en la casa.

De manera similar, un estudio que siguió a más de 1.700 pacientes de covid-19 en Wuhan, el epicentro original de la pandemia en China, registró que el 76% sufrió al menos un síntoma meses después de ser dados de alta del hospital. ¿Los más comunes? Fatiga y dificultades para dormir, con el 63% y 26%, respectivamente, de los pacientes reportándolos medio años después de su diagnóstico inicial de covid-19.

«Cuando miramos a los síntomas a largo plazo… las grandes cosas que vemos son fatiga, letargo y trastornos del sueño. Y eso representa probablemente más de la mitad de lo que vemos», señaló anteriormente el Dr. Christian Sandrock a CNN. Sandrock es profesor de medicina en cuidados intensivos pulmonares y enfermedades infecciosas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Califonia en Davis, California. También advirtió que muchos pacientes experimentan múltiples síntomas, y que estos pueden ser intermitentes.

Confusión o «niebla» mental

Los pacientes que sufren de efectos a largo plazo del covid-19 enfrentan, en gran medida, una condición que se conoce como confusión o «niebla» mental, apuntó el Dr. Alfonso Hernandez-Romieu, miembro de los CDC, en conversación con CNN en enero. Esta confusión mental «se define como un deterioro cognitivo subjetivo leve, aproximadamente cuatro semanas después de la enfermedad aguda», explicó. En la misma línea, la Dra. Allison Navis, profesora asistente en la Escuela de Medicina Icahn del Hospital Mount Sinai en Nueva York, señaló que la confusión mental «es un síntoma, no un diagnóstico. Y significa muchas cosas distintas para diferentes personas. Con frecuencia es una combinación de problemas de memoria a corto plazo, concentración o dificultad para expresarse».

Y hay otro asunto relevante, según Navis. Esta confusión mental no parece tener una relación clara con la gravedad de la infección por covid-19, la edad u otros factores de riesgo. Según explicó, los médicos han observado estos síntomas en pacientes jóvenes ––tanto niños como adolescentes––, que tuvieron un coronavirus leve y eran sanos.

Dificultad para respirar, tos y pérdida del olfato o gusto

Estos síntomas también son unos de los más indicativos de una infección de covid-19 y suelen persistir en los pacientes, tiempo después del diagnóstico inicial. En el estudio publicado en JAMA Network Open, la dificultad para respirar fue uno de los más comunes. Mientras que la tos y la pérdida del olfato o gusto aparecen en lo alto de las listas de la OMS y los CDC sobre los síntomas que pueden persistir.

«Nuestro análisis indica que la mayoría de los pacientes continúan viviendo con al menos algunos de los efectos del virus después de salir del hospital. Por lo que destaca la necesidad de atención después del alta, en especial para aquellos que experimentan infecciones graves. Nuestro trabajo también subraya la importancia de realizar estudios de seguimiento más prolongados en poblaciones más grandes», dice el comunicado del estudio que siguió a 1.700 pacientes de covid-19 en Wuhan.

Señales en la piel

Un análisis del Hospital General de Massachusetts, publicado en octubre de 2020, encontró que algunas personas contagiadas de covid-19 tuvieron síntomas relacionados con la piel tiempo después de su infección inicial. Esas señales en la piel se podían extender por hasta 60 días o más.

El equipo evaluó casi 1.000 casos de pacientes con diversas manifestaciones de covid-19 en la piel, como erupciones de urticaria, papuloescamosas e inflamación de manos y pies. La persistencia de estas condiciones se extendió desde los 12 hasta los 130 días, dependiendo del caso. «Nuestros hallazgos revelan un subconjunto no reportado previamente de pacientes con síntomas cutáneos de larga duración por covid-19, en particular aquellos con ‘pies de covid’», dijo el hospital en un comunicado. Y añadieron: «La piel es una ventana visible potencial a la inflamación que podría estar ocurriendo en el cuerpo».

En abril 2020, un estudio publicado en el British Journal of Dermatology por investigadores españoles describió las lesiones en la piel de 375 pacientes con covid-19. La más frecuente en la serie estudiada, con el 47% de los casos, fue el de unas ronchas de forma y extensión muy variables, algunas parecidas a las que salen cuando nos pican los mosquitos o las pulgas, otras como múltiples manchitas rojas diseminadas, según explicó el Dr. Elmer Huerta, especialista en salud pública y colaborador de CNN.

Efectos psicológicos duraderos

El estudio que siguió a 1.700 pacientes de covid-19 en China por seis meses también encontró que el virus podría tener complicaciones psicológicas duraderas, con ansiedad o depresión en el 23% de los participantes. En ese sentido, los hallazgos de esta investigación sobre fatiga, dificultades para dormir y ansiedad o depresión encajan con estudios anteriores sobre pacientes que tenían un coronavirus relacionado que causó el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) en 2003 y 2004, según los investigadores chinos. Además, la depresión fue uno de los síntomas a largo plazo que registraron los CDC sobre el covid-19.

Otros síntomas que pueden persistir tras tener coronavirus

Como el coronavirus aún representa un enigma para la ciencia, hay síntomas a largo plazo sobre los que no se ha indagado en profundidad como los ya mencionados. Según la OMS, los CDC y la Clínica Mayo a la lista se suman:

Dolores de cabeza y cuerpo
Dolor en las articulaciones
Diarrea, náuseas
Dolor de pecho o abdominal
Latidos rápidos o fuertes del corazón
Erupciones o pérdida del cabello

Lo primero, por supuesto, es buscar ayuda médica y confirmar el diagnóstico de covid-19, en caso de que no lo hayas hecho. Por otro lado, el Dr. Sandrock, de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en Davis, habla de un tratamiento que es consistente: el cuidado de apoyo. Según dice, esto involucra vivir mejor y una mayor calidad de vida. «Significa que realmente necesitas dormir. Dormir va a importar muchísimo», aseguró. Y añadió que la reducción del estrés, la meditación y el yoga también pueden ayudar.

Sandrock dijo que los pacientes necesitan ajustar su vida a un ritmo menos estresante y más calmado para permitir que el cuerpo sane. «Queremos que las personas sean realmente pacientes consigo mismos, que sepan que va a tomar mucho tiempo trabajar en eso», recomendó.

En la misma línea, la Dra. Allison Navis, del Mount Sinai, detalló que los pacientes deben dormir lo suficiente y cuidar su salud mental. También advirtió que para quienes experimentan fatiga, deben tomarse el ejercicio con calma. «No hagas nada que lleve a que te sientas peor después».

Problemas a largo plazo a los que debes prestar atención

Los CDC señalan que las «complicaciones más graves a largo plazo parecen ser menos comunes, pero se han notificado algunos casos». Justamente porque el covid-19 no solo afecta los pulmones, sino que apunta a varios órganos del cuerpo. Estas son las condiciones que enumeran los CDC:

Cardiovasculares: inflamación del músculo cardiaco
Respiratorias: anomalías en la función pulmonar
Renales: lesión renal aguda
Dermatológicas: sarpullido, pérdida de cabello
Psiquiátricas: depresión, ansiedad, cambios de humor
Neurológicas: gusto, olfato, problemas para dormir, concentrarse y memoria
Sin embargo, la agencia señaló que aún «se desconoce lo que implican estos efectos en el largo plazo» y se necesita mayor investigación. «Hay estudios en curso que durarán varios años para investigar en mayor profundidad», indicó. Un punto en el que también insistió la OMS, pues explicó que se conoce «muy poco sobre la evolución en el tiempo de las personas afectadas por el covid-19».

A las condiciones a largo plazo que puede causar el covid-19 en los órganos, la Clínica Mayo suma efectos en el cerebro como «accidentes cardiovasculares, convulsiones, y el síndrome de Guillain-Barré, una afección que causa parálisis temporaria». Además, señaló la institución, el covid-19 puede aumentar «el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson y la de Alzheimer». Así mismo, el virus puede llevar a que sea más posible que se formen coágulos en la sangre y generen problemas de los vasos sanguíneos. «Mientras que los coágulos grandes pueden causar ataques al corazón y accidentes cardiovasculares, se piensa que mucho del daño al corazón causado por el covid-19 viene de coágulos muy pequeños que bloquean los diminutos vasos sanguíneos (capilares) en el músculo del corazón», explicó la Clínica Mayo. Y añadió que los coágulos pueden afectar otras partes del cuerpo como pulmones, hígado, riñones y piernas.

«Todavía no se sabe mucho sobre cómo el covid-19 va a afectar a la gente con el tiempo. Pero los investigadores recomiendan que los médicos vigilen de cerca a las personas que han tenido el covid-19 para ver cómo están funcionando sus órganos después de su recuperación», dijo la Clínica Mayo.

Las computadoras Mac con chip M1, con el primer procesador propio de Apple, también son víctimas del software malicioso: especialistas en seguridad informática detectaron lo que sería la primera muestra nativa de malware diseñado específicamente para el M1, llamada GoSearch22.app.

En noviembre, Apple presentó sus primeros procesadores de diseño propio para computadoras, los Apple M1. Aunque las nuevas Mac pueden ejecutar aplicaciones diseñadas para chips Intel x86, los desarrolladores están trabajando en versiones desarrolladas específicamente para M1.

Al crear sus propias herramientas compatibles con M1, el investigador de seguridad Patrick Wardle encontró el primer ejemplo de una aplicación maliciosa creada específicamente para ejecutarse en los nuevos procesadores M1, en concreto en los dispositivos MacBook Air (2020), Mac mini (2020) y MacBook Pro de 13 pulgadas (2020).

Según explicó en su blog personal, Wardle encontró en VirusTotal (página web gratuita que ofrece el análisis de archivos y sitios web a través de antivirus) el adware llamado GoSearch22.app, compatible con Intel y con el procesador M1.

Al rastrear a través de VirusTotal, Wardle descubrió que la aplicación GoSearch22 es una nueva versión del conocido adware Pirrit y que se instala como una extensión maliciosa, un virus, de Safari.

Este tipo de aplicaciones de adware están diseñadas para recopilar datos del navegador y muestra ventanas emergentes, publicidad y carteles de anuncios, según informó PC Risks.

Según el investigador, el adware GoSearch22, probablemente el primero creado con código nativo M1, confirma que los autores “están trabajando para garantizar que sus creaciones maliciosas sean compatibles de forma nativa con el último hardware de Apple”.

Además, con el descubrimiento de la aplicación maliciosa, Wardle comprobó que los motores de antivirus no detectan los códigos diseñados originalmente para los procesadores M1.

“Parece un software publicitario bastante básico”, le explicó Wardle a Motherboard, y señaló que el principal objetivo parece estar relacionado con la ganancia financiera a través de anuncios y resultados de búsqueda.

Sin embargo, advierte de que es posible que en el futuro los desarrolladores de GoSearch22 puedan actualizarlo para incorporar nuevas funciones aún más invasivas y maliciosas.

Por el momento, Apple anuló el certificado del adware, por lo que la aplicación maliciosa no se ejecutará en MacOS.

El ataque de Silver Sparrow

El segundo malware dirigido específicamente a las computadoras Apple con procesadores M1 fue bautizado Silver Sparrow. Los especialistas lo detectaron en cerca 30 000 equipos aunque todavía no saben cuál es su finalidad.

Los investigadores de Red Canary encontraron a principios de este mes una cepa de malware diseñado para MacOS que utiliza LaunchAgent para mantenerse en el dispositivo y JavaScript para la ejecución.

Lo llamativo de este programa malicioso es, por un lado, que se trata del segundo malware identificado nativo para el procesador M1, y por otro, que pese a haberse encontrado instalado en cerca de 30 000 equipos MacOS -cifra procedente de las detecciones de Malwarebytes, pero puede ser superior-, los investigadores no tienen claro cuál es su finalidad.

Como explican desde Red Canary el malware no tiene cargas útiles maliciosas adicionales que se hayan detectado, pero entienden que se trata de una “amenaza razonablemente grave” por su potencial de infección.

Los binarios de este malware no hacen mucho “por el momento”; se distribuye a través de anuncios maliciosos, conocidos como adware, que se ocultan en aplicaciones legítimas y actúan como instaladores únicos.

Fuente: TN

Lo denunció una médica, quien fue suspendida en su cargo por las autoridades sanitarias del país. Hasta el momento hay 15 muertos y más de 50 personas hospitalizadas.

Náuseas y vómitos con sangre son los sìntomas de una infección aún no identificada en Tanzania, que provocó hasta el pasado domingo, la muerte de 15 personas y más de 50 internaciones.

La información sobre la aparición de esta enfermedad, fue dada a conocer por la doctora Felista Kisandu el pasado sábado, quien fue suspendida por diez días, tanto de su cargo como directora médica del distrito como de su sueldo, acusada de provocar el pánico en Chunya, ubicado al sur del país, donde surgieron los casos de esta infección.

Kisandu comunicó que una enfermedad desconocida había dejado diez muertos en la zona, luego de que un político local le preguntara sobre si las autoridades eran conscientes de la situación y si había medidas para combatir la enfermedad, según publicó el diario tanzano ‘The Citizen’.

Suspendida por comunicar una supuesta epidemia contra la legislación del país, la médica hizo declaraciones ante la agencia de noticias Anadolu y describió los sìntomas. Además, explicó que los pacientes se retorcían del dolor de estómago. También expresó que la mayoría de los afectados eran hombres y que padecían úlceras o problemas de hígado.

La directora médica del distrito le explicó al medio que a quienes detectaban estos síntomas, se les recomendaba no fumar y no beber alcohol.

Según la científica, expertos médicos habían iniciado una investigación y habían recabado muestras, como también un químico estudiría el agua en busca de signos de contaminación por mercurio.

Si bien la ministra de Sanidad de Tanzania, Dorothy Gwajika, confirmó que la médica fue suspendida, también aseguró que se investigará lo sucedido y que luego se decidirán las medidas a tomar.

“Ordeno que Kisandu sea suspendida por crear un pánico innecesario entre los residentes y para allanar el camino para las investigaciones del Consejo Médico, que me entregará un informe en diez días”, manifestó la ministra, antes de rechazar que Chunya sea el epicentro de una epidemia.

En el contexto de pandemia, el gobierno de Tanzania aseguró en varias oportunidades que «el país no está afectado por el coronavirus,» aunque el presidente John Magufuli, ha recibido fuertes críticas por su gestión ante la enfermedad que enfrenta el mundo entero.

Tanzania ha sido uno de los pocos países del mundo que rechazó las vacunas contra el Covid-19, y aseguran no estar en peligro tras no haber registrado nuevos casos durante varios meses.

Fuente: El Patagónico.

Al tiempo que crecen lo casos de coronavirus en el mundo y existen pocas certezas acerca de cuándo llegará a su fin, el Centro de Ciencias de la Salud y Enfermedades Infecciosas Emergentes de la Cruz Roja Tailandesa advirtió sobre el desarrollo del virus Nipah en Asia y su posible propagación a lo largo del planteta.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es uno de las de los diez patógenos más peligrosos en términos de potencial epidémico. La enfermedad se transmite a través de los fluidos como la saliva y la sangre y no existe vacuna preventiva.

«Supone una gran preocupación porque no hay tratamiento y este virus tiene una alta tasa de mortalidad», expresó Supaporn Wacharapluesadee, directora de la organización en declaraciones reproducidas por la BBC.

El Nipah está relacionado con el virus Hendra y es una zoonosis descubierta en Malasia en 1998 cuyo principal vector de transmisión son los murciélagos de la fruta. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es uno de las de los diez patógenos más peligrosos en términos de potencial epidémico. En Asia ya se experimentaron varios brotes de esta enfermadad.

Sus síntomas iniciales son fiebre alta, dolor de cabeza y la alteración del comportamiento, mientras que, en un estado más avanzado, la enfermedad puede provocar encefalitis.

La enfermedad se transmite a través de los fluidos como la saliva y la sangre y no existe vacuna preventiva, por lo que los médicos solo pueden ocuparse del tratamiento sintomático, y la tasa de mortalidad es muy alta, superior al 70 por ciento.

Una de las mayores preocupaciones es el largo período de incubación de la enfermedad, que puede llegar hasta los 45 días, y la posibilidad de que la persona infectada lo propague sin saber.

La biotecnológica Moderna anunció el lunes pasado que está usando la tecnología de ARN mensajero (mRNA), la misma que empleó para su vacuna contra la covid-19, en el desarrollo de nuevas vacunas para el virus Nipah.

El virus Nipah alerta ahora a la comunidad científica ya que podría ser la nueva pandemia que se avecina.
Sufriendo todavía las consecuencias del SARS -CoV- 2 parece que la comunidad científica ha puesto en alerta al mundo al dar a conocer un nuevo virus, que recibe el nombre de Nipah y que proviene de Asia

La BBC informó de como una experta «cazadora» de virus llamada Supaporn Wacharapluesadee que dirige además el Centro de Ciencias de la Salud y Enfermedades Infecciosas Emergentes de la Cruz Roja Tailandesa en Bangkok, ha alertado del peligro de este virus.

La investigadora y científica forma parte además de Predict, un proyecto mundial destinado a la detección, así como la detección de enfermedades que pueden ser susceptibles de dar el salto de los animales a los humanos, especialmente murciélagos.

Para Wacharapluesadee la atención de todos se debe centrar ahora en el virus nipah. “Supone una gran preocupación porque no hay tratamiento y este virus tiene una alta tasa de mortalidad”, ha declarado.

De hecho, su tasa de mortalidad se sitúa en la actualidad entre el 40 y el 75%, en función de dónde se produzca el brote y no es tampoco un virus desconocido para la OMS, que lo sitúa entre los 10 primeros virus que podrían ser motivo de emergencia de salud pública.Qué es el virus Nipah

¿Pero cómo es exactamente el virus Nipah? No es un virus que se haya descubierto recientemente. De hecho durante años ha sido investigado y de ahí que se sepa de su virulencia y peligro, además de ser bastante temido debido a que si se contrae, presenta un largo período de incubación que llega a alcanzar los 45 días, por lo que puede llegar a darse la situación de que un animal o persona infectada contagie a otros sin saber que está enfermo.

Entre los síntomas reconocidos para este virus tenemos que mencionar: tos, dolor de garganta, dolores y fatiga, y encefalitis, una inflamación del cerebro que puede causar convulsiones y la muerte.

El virus, que es también conocido como síndrome del cerdo ladrador, es un virus de ARN que se encuentra en el sur y el sudeste de Asia y que causa una enfermedad neurológica grave y, a menudo, mortal en los seres humanos.

Los murciélagos frugívoros que viven en Asia, suelen ser el reservorio natural del virus, pero también se puede encontrar en los cerdos, causando una enfermedad leve o no aparente. La transmisión directa de cerdo a humano fue responsable del primer y aún más devastador brote del virus Nipah en Malasia y Singapur en 1998-99 con casi 300 casos humanos infectados y más de 100 muertes.

Estos brotes del virus Nipah en Malasia y Singapur demostraron que los cerdos pueden desempeñar un papel clave en la epidemiología del virus al actuar como un huésped amplificador: el virus se reproduce en el cerdo y se transmite por el cerdo.

Desde entonces, ha habido un número limitado de otros brotes pequeños y más esporádicos en la población humana, todos en el sudeste asiático, pero probablemente por entrar en contacto con la población de murciélagos. El virus Nipah sigue siendo una enfermedad rara tanto en cerdos como en humanos. No hay otros informes de brotes de enfermedad de Nipah en poblaciones porcinas. Sin embargo, eso no quiere decir que no pueda ocurrir otro evento a gran escala. Y, a pesar de la importancia del virus Nipah como una enfermedad emergente con potencial pandémico, actualmente no se han aprobado vacunas ni terapias para uso humano o ganadero.

De ahí que Wacharapluesadee desee alertar del riesgo existente con respecto a este virus. Además, se ha informado también como los países del sudeste asiático donde el virus Nipah está presente de forma natural en la población de murciélagos tienen algunas de las densidades de cerdos más altas del mundo. La amenaza de que el evento vuelva a ocurrir es una preocupación real por lo que no se debería bajar la guardia en torno a este «nuevo» virus, del que comienza a hablarse mucho en plena tercera ola por el SARS-CoV-2

Por el momento no existe vacuna, pero en febrero surgió un informe que explicaba como la OMS estaba alertando a las autoridades científicas con el fin de poder desarrollar una vacuna que sirva para vacunar en este caso a los cerdos, dado que se tardaría menos tiempo en desarrollarla y a su vez, es menos desafiante de lo que puede ser una vacuna humana. De hecho, existen dos vacunas contra el virus Nipah en desarrollo.

El Gobierno ruso anunció el primer caso de la nueva variante de coronavirus, detectada inicialmente en el Reino Unido, mientras que la velocidad de expansión del virus a nivel nacional se mantuvo estable y en su capital, Moscú, el índice de contagios mostró una leve disminución.

La jefa de la oficina nacional de protección al consumidor, Ana Popova, confirmó que «una persona tenía la nueva cepa del coronavirus», tras obtener los resultados de los testeos realizados a los viajeros que habían regresado del Reino Unido.

En Rusia, en las últimas 24 horas se registraron 22.851 nuevos contagios y 456 decesos, según informó el centro operativo nacional para la lucha contra el coronavirus, y a mayoría de los nuevos contagios y de las muertes todavía se detectan en la capital.

Las cifras demuestran que a nivel nacional la tasa de propagación de la Covid-19, que detalla el promedio de infectados por cada persona antes del aislamiento, se mantuvo de 0,97, un número que se encuentra por debajo del 1% desde el 28 de diciembre último.

En Moscú, en cambio, este valor disminuyó de 1,12 a 1,09, informó hoy la agencia de noticias rusa TASS, mientras que en San Petersburgo es de 0,84, el más bajo desde finales de julio.

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus, el país acumula más de 3,4 millones de contagiados, de los cuales 61.837 fallecieron y cerca de 2,8 millones fueron dados de alta.

Rusia, el primer país en iniciar la campaña de vacunación contra la Covid-19, extendió la semana pasada la aplicación de dosis a trabajadores del sector bancario y financiero, autoridades y trabajadores de instituciones públicas.

En este marco y pese a las críticas que recibió la vacuna rusa, Sputnik V, el periódico The New York Times publicó en las últimas horas una nota especial en la que uno de sus corresponsales relata en primera persona cómo fue atravesar el proceso de vacunación y por qué eligió inocularse.

«El lunes pasado dejé de lado mis dudas y obtuve la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus de Rusia, llamada Sputnik V, fabricada en las afueras de Moscú a partir de virus del resfriado humano modificados genéticamente», contó el periodista Andrew E. Kramer.