Tag

francisco

Browsing

El papa Francisco instó a Europa a «derribar los muros» contra los inmigrantes y aseveró que la política de «brazos abiertos» es también un «mensaje importante» para la Iglesia del Viejo Continente, en el primer discurso de su gira mediterránea de cinco días por Chipre y Grecia.

«En esta isla es precioso el trabajo que llevan adelante en la acogida de nuevos hermanos y hermanas que llegan desde otros lugares del mundo», dijo el pontífice en Nicosia, la capital de Chipre, desde la Catedral maronita de Nuestra Señora de las Gracias, durante un encuentro con religiosos en su primera actividad en suelo chipriota.

«La Iglesia en Chipre tiene estos brazos abiertos: acoge, integra y acompaña. Es un mensaje importante también para la Iglesia en toda Europa, marcada por la crisis de fe», agregó Francisco, horas después de arribar a Chipre tras un viaje de tres horas desde Roma, con Télam como único medio latinoamericano a bordo del avión papal.

Con el eje migratorio como uno de los centrales del viaje ante el aumento de personas que ven en Chipre y Grecia una puerta de entrada a Europa, Francisco recordó las «numerosas civilizaciones» que han habitado el Mediterráneo, «un mar del que todavía hoy desembarcan personas, pueblos y culturas de todas partes del mundo», dijo .

«Con su fraternidad pueden recordar a todos, a toda Europa, que para construir un futuro digno del hombre es necesario trabajar juntos, superar las divisiones, derribar los muros y cultivar el sueño de la unidad. Necesitamos acogernos e integrarnos, caminar juntos, ser todos hermanos y hermanas», convocó en ese marco.

Chipre, una isla del Mediterráneo que es el país más oriental de la Unión Europea (UE), vio en lo que va de 2021 un aumento de cerca del 40% en la cantidad de migrantes frente al año anterior, según cifras oficiales.

El domingo próximo, como parte de la etapa griega de la gira, el Papa visitará un centro de refugiados de la isla de Lesbos, en el mar Egeo, símbolo de los migrantes que buscan llegar a Europa a través del Mediterráneo desde Medio Oriente y África.

«Saludo también a la Iglesia latina, presente aquí por milenios, que ha visto crecer en el tiempo, junto a sus hijos, el entusiasmo de la fe y que hoy, gracias a la presencia de tantos hermanos y hermanas migrantes, se presenta como un pueblo multicolor, un auténtico lugar de encuentro entre etnias y culturas diferentes», aseveró Francisco al destacar a una de las comunidades católicas presentes en un lugar de mayoría ortodoxa.

«Este rostro de la Iglesia refleja el rol de Chipre en el continente europeo: una tierra de campos dorados, una isla acariciada por las olas del mar, pero sobre todo una historia que es cruce de pueblos y mosaico de encuentros», agregó desde la Catedral ubicada en medio de la «línea verde» que separa a Chipre de la República Turca del Norte de Chipre establecida tras la ocupación de 1974.

«Aquí en Chipre existen muchas sensibilidades espirituales y eclesiales, varias historias de procedencia, ritos y tradiciones diferentes; pero no debemos sentir la diversidad como una amenaza contra la identidad, ni debemos recelar y preocuparnos de los respectivos espacios», animó Jorge Bergoglio, en un mensaje dirigido al diálogo entre los distintos grupos cristianos presentes en el país.

El Papa iniciará este jueves una visita de cuatro días a Chipre y a Grecia, en un viaje a las «fuentes» de Europa con el que buscará llevar la mirada de la dirigencia política regional a la problemática migratoria por la que el Mediterráneo se ha convertido «en un gran cementerio» y frente a la que reclama una política de «puertos abiertos» para quienes «huyen de las guerras y la pobreza, que desembarcan en las costas del continente».

En su tercer viaje fuera de Italia en 2021, el pontífice llegará primero a Chipre, el país más oriental de Europa, desde donde hace de puente natural con Medio Oriente, y luego irá desde el sábado hasta el lunes a Grecia, donde todos los focos estarán puestos en la visita que hará el domingo 5 a la isla de Lesbos, símbolo de los migrantes que buscan llegar al Viejo Continente y a la que Jorge Bergoglio ya visitó en abril de 2016.

Así, con la visita que el Papa haga el domingo al campo de refugiados conocido como Moria 2, Lesbos se convertirá en el único destino europeo fuera de Italia al que Francisco haya ido más de una vez. Todo un mensaje sobre la centralidad que tiene la preoupación por los inmigrantes y refugiados en su mensaje. A nivel mundial, solo Cuba fue visitada más de una vez por el pontífice.

«Pienso en los que, en los últimos años y todavía hoy, huyen de las guerras y la pobreza, que desembarcan en las costas del continente y en otros lugares, y no encuentran hospitalidad, sino hostilidad e incluso son instrumentalizados. Son nuestros hermanos y hermanas. ¡Cuántos han perdido la vida en el mar! Hoy, el Mare Nostrum, el Mediterráneo, es un gran cementerio», afirmó el Papa en un videomensaje publicado antes de la nueva salida del Vaticano.

En el primer viaje que hará con la nueva aerolínea ITA Airways, tras el cierre en octubre de una Alitalia que había organizado 171 viajes papales consecutivos, Francisco estará acompañado por Télam como único medio latinoamericano durante la peregrinación a una zona a la que definió como «la fuente antigua de Europa», con Chipre que representa «una rama de Tierra Santa en el continente», mientras que «Grecia es el hogar de la cultura clásica».

La primera etapa de la gira será en Chipre, la isla de menos de un millón de habitantes en la que se encuentra el único muro que queda en pie en Europa, la denominada «línea verde» que divide el territorio en dos: en la parte Sur, la nación independiente que desde 2004 forma parte de la Unión Europea; en el Norte, la denominada República Turca del Norte de Chipre, que es reconocida internacionalmente por ningún Estado a excepción de Turquía. A lo largo de la línea, que tiene en el centro de su recorrido a la capital Nicosia, se encuentra desplegada una de las fuerzas de paz más longevas de las Naciones Unidas, a través de los cascos azules, con la presencia en la actualidad de 224 militares argentinos como parte de las operaciones.

Con las negociaciones para una solución al conflicto chipriota estancadas desde 2017, en julio pasado el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas rechazó el pedido del presidente turco Recep Tayyip Erdogan para crear dos estados en Chipre, y reclamó un acuerdo basado en «una federación con igualdad política para las dos comunidades» que desde la invasión turca de 1974 se dividen el territorio de la isla.

En el medio de un creciente acercamiento entre la Santa Sede y Chipre, por el que el Vaticano construirá en los próximos meses su primera Nunciatura en el país, la preocupación compartida por la problemática migratoria del Mediterráneo, que lleva a que miles de personas busquen llegar hacia la isla como «puerta de entrada» a Europa, se cristalizará en una iniciativa concreta a partir de la visita papal. Así, se espera que, entre Navidad y comienzos de 2022, unos 50 refugiados llegados a Chipre sean llevados a Roma como parte de la iniciativa papal para concretar en hechos sus prédicas pro-acogida y que buscará convertirse en una invitación al resto de los Estados europeos.

La iniciativa, confirmada a Télam por altas fuentes vaticanas, recuerda de forma inequívoca al gesto que Francisco hizo en abril de 2016, en su primera visita a Lesbos, cuando regresó a Roma con 12 refugiados de tres familias sirias que ún hoy viven en la capital italiana ya totalmente integrados. En ese marco, el viernes 3, en la Iglesia parroquial de la Santa Cruz de Nicosia, el Papa encabezará una oración ecuménica con refugiados.

Cuando Francisco visitó Lesbos hace cinco años y medio, más de 12.000 personas migrantes vivían en el centro de refugiados de Moria, arrasado por un incendio en 2020. Esta semana, el pontífice llegará en cambio a Moria 2, el lugar donde ahora son unas 7.000 las personas que esperan una oportunidad para poder ingresar de forma segura y legal dentro de las fronteras europeas.

«Peregrino en la fuente de la humanidad, iré de nuevo a Lesbos, con la convicción de que las fuentes de la vida en común sólo volverán a florecer en la fraternidad y la integración: juntos», sostuvo el Papa en la previa, y afirmó que «el mar, que acoge a muchos pueblos, con sus puertos abiertos nos recuerda que las fuentes de la convivencia están en la acogida».

Son dos países, además, en los que hay una clara mayoría ortodoxa, por lo que el diálogo ecuménico también estará presente con actividades en Atenas y en Nicosia.

El pontífice envió 75.000 dólares para las víctimas que sufrieron «las fuertes lluvias y las inundaciones devastantes que en agosto golpearon a Sudán del Sur», informó el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral en un comunicado.

Por otro lado, Francisco realizó «una primera contribución de 50.000 euros para ayudar a las poblaciones que en Grecia, también en agosto, tuvieron grandes pérdidas por los incendios en la Isla de Evia», entre otras regiones del país mediterráneo, agregó el texto.

Fuente: El Chubut

«Incluso hubo encuentros entre prelados» que creían que el cuadro era más grave y «preparaban el cónclave» para elegir a su sucesor, dijo el Papa Francisco en un encuentro con jesuitas durante su visita a Eslovaquia.

El papa Francisco denunció que dentro del Vaticano lo «querían muerto» tras la operación de colon a la que se sometió el 4 de julio pasado, y criticó que algunos religiosos «preparaban el cónclave» para elegir a su sucesor.

«Todavía vivo. Aunque algunos me querían muerto», denunció el pontífice en un encuentro con jesuitas la semana pasada en Eslovaquia, revelado este martes por la revista de la Compañía de Jesús «La Civiltà Cattolica».

«Incluso hubo encuentros entre prelados, que pensaban que el Papa estaba más grave de lo que se dijo. Preparaban el cónclave», criticó Jorge Bergoglio, de 84 años.

El Papa se refirió así a movimientos dentro de la Curia romana tras la operación de colon a la que se sometió el 4 de julio en el hospital Gemelli de Roma, donde estuvo luego 10 días internado antes de regresar al Vaticano.

Francisco sostuvo que algunos religiosos ya "preparaban el cónclave" para elegir a su sucesor.

El cónclave es la reunión de cardenales menores de 80 años, los llamados «electores», dentro de la Capilla Sixtina para elegir a un Papa en caso de renuncia o muerte.

Tras la operación, en la que el extrajeron 33 centímetros de intestino para tratar una diverticulitis, Francisco inició una recuperación en su residencia de Casa Santa Marta que avanzó mejor de lo esperado y se lo vio de buena forma y sonriente durante su reciente gira de cuatro días por Budapest y Eslovaquia.

«Incluso hubo encuentros entre prelados, que pensaban que el Papa estaba más grave de lo que se dijo. Preparaban el cónclave».

Tras la operación, frente a rumores sobre una posible dimisión, el Papa planteó sin embargo que «nunca» se le «pasó por la cabeza» renunciar.

El diálogo con los jesuitas eslovacos, del 13 de septiembre en Bratislava, fue publicado este martes por la revista «La Civiltà Cattolica», a la que desde el inicio de su pontificado Francisco da la publicación de sus encuentros con los miembros de la Compañia de Jesús durante los viajes fuera de Italia.

El Papa se encuentra en Eslovaquia, en donde planteó que «ninguno puede aislarse, ya sea como individuo o como nación».

El Papa Francisco pidió que los países europeos no se aíslen en la pospandemia y que sean solidarios «atravesando las fronteras».

Asimismo, destacó los planes de recuperación económica dispuestos a nivel continental, al hablar en los jardines del Palacio Presidencial de la capital Bratislava de Eslovaquia.

«Ninguno puede aislarse, ya sea como individuo o como nación», planteó el pontífice y agregó que la «fraternidad es lo que necesitamos para promover una integración cada vez más necesaria».

Para el Papa, la fraternidad europea «urge ahora, en un momento en el que, después de durísimos meses de pandemia, se plantea, junto a muchas dificultades, una anhelada reactivación económica, favorecida por los planes de recuperación de la Unión Europea».

Según Francisco, «todavía se puede correr el riesgo de dejarse arrastrar por la prisa y la seducción de las ganancias, generando una euforia pasajera que, más que unir, divide. Además, la sola recuperación económica no es suficiente en un mundo donde todos estamos conectados, donde todos habitamos una tierra media».

El Papa Francisco iniciará este domingo un viaje de cuatro días a Hungría y Eslovaquia durante el que hablará a todo el continente de temas sociales y políticos. Tendrá un breve encuentro con el premier húngaro, Viktor Orban.

En su primera salida fuera del Vaticano tras la operación de colon a la que se sometió el 4 de julio, el papa Francisco iniciará este domingo un viaje de cuatro días a Hungría y Eslovaquia durante el que hablará a toda Europa de temas sociales y políticos, como la inmigración y los puentes interreligiosos, y en el que tendrá un breve encuentro con el premier húngaro, Viktor Orban, considerado una contracara de los mensajes papales dentro del cristianismo.

Con reuniones ecuménicas, interreligiosas y con distintos actores sociales en la agenda, los cuatro días de viaje estarán conectados por discursos «a toda Europa desde el corazón de Europa», especialmente en inmigración según adelantaron fuentes vaticanas a Télam, y con mensajes de aliento a las comunidades judías de los dos países, perseguidas durante el nazismo.

Por otro lado, y más allá de ser el primer viaje tras la operación del Papa del 4 de julio pasado, «no hay medidas particulares» de parte del Vaticano para la salud papal además de las «tradicionales» consideraciones, como la presencia de un médico a bordo, según planteó el vocero Matteo Bruni.

De todos modos, el propio Francisco reconoció en una entrevista a inicios de mes que lleva una «vida normal» luego de que le extirparan 33 centímetros de intestino. De hecho, el programa del viaje, en el que dará 12 discursos en cuatro días y tendrá jornadas como la de este domingo de más de 12 horas de actividades, confirma su buena recuperación.

Un circuito que comienza este domingo

Francisco saldrá desde el aeropuerto Fiumicino de Roma el domingo a las 6 de la capital italiana (1 de la Argentina) y llegará a la capital húngara, Budapest, tras 1 hora y 45 minutos de vuelo acompañado por Télam como único medio latinoamericano a bordo del avión papal.

El viaje que inicia este domingo será el último que el Papa hará con Alitalia, la compañía italiana que a partir del 15 de octubre cerrará sus operaciones y dejará de ser la aerolínea papal exclusiva que acompañó todos los viajes de pontífices fuera de Italia desde 1968.

El viaje que inicia este domingo será el último que el Papa hará con Alitalia, la compañía italiana que a partir del 15 de octubre cerrará sus operaciones.

Primer escala, Budapest

En su trigésimocuarto viaje internacional como Papa, el pontífice iniciará el viaje con una visita de menos de siete horas en Budapest, para participar de la misa de cierre del 52 Congreso Eucarístico Internacional que se desarrollará en la capital húngara.

Según planteó el vocero Bruni en una reunión informativa con los medios, el carácter del viaje tiene una matriz «espiritual, de peregrinación a la virgen y de visita a las comunidades cristianas de estos países, que sufrieron un régimen supranacional totalitario» durante el siglo XX.

La llegada a Budapest, que el Papa se encargó de aclarar que no es un viaje de Estado a Hungría sino una breve visita pastoral, incluirá además un breve encuentro de Jorge Bergoglio con Orban, de conocidas posturas conservadoras y contrarias al pontífice en temas migratorios.

La reunión que se hará en el Museo de las Bellas Artes de Budapest no será un encuentro a solas, sino que también participarán el presidente húngaro Janos Ader, el secretario de Estado vaticano Pietro Parolin y el canciller de la Santa Sede, Paul Gallagher.

Con casi dos tercios de la población católica, el cristianismo tuvo en Hungría un fuerte impulso en los últimos años con la llegada de Orban al poder y su férrea defensa del cristianismo protestante de raíces conservadoras, contrario a la inmigración y de impronta homofóbica. En Budapest, el Papa encontrará a los obispos del país, a los que se espera que renueve su constante llamado a la acogida de inmigrantes.

Con casi dos tercios de la población católica, el cristianismo tuvo en Hungría un fuerte impulso en los últimos años.

Tras la parada de siete horas en Budapest, el Papa partirá luego de la misa hacia Bratislava, a la que llegará a las 15.30 locales (10.30 de la Argentina) para allí sí iniciar una visita de Estado de tres días a Eslovaquia.

Eslovaquia

En Eslovaquia, la agenda del Papa estará marcada por los encuentros ecuménicos y con diversos actores sociales.

Con una población judía que disminuyó en casi un 80% tras la Segunda Guerra Mundial, Jorge Bergoglio se encontrará con la comunidad judía el lunes 13 de septiembre en uno de los encuentros centrales de su visita.

«En los dos países el Papa encontrará a las comunidades judías, y esto es un tema importante. Han sufrido duramente durante la Segunda Guerra Mundial», resaltó Bruni.

El papa Francisco lamentó hoy que «las mujeres no tienen las mismas oportunidades que los hombres» y denunció que hay una «esclavitud» de la mujer en la actualidad.

«Hombres y mujeres tienen la misma dignidad», planteó el pontífice durante la audiencia general que encabezó en el Aula Pablo VI del Vaticano.

Durante su encuentro con fieles, el pontífice desarrolló que «hay en la historia, incluso hoy, una esclavitud de la mujer».

«Las mujeres no tienen las mismas oportunidades que los hombres», denunció Jorge Bergoglio ante los fieles.

Desde su entronización como Papa en 2013, Francisco ha promovido la incorporación de mujeres en altos cargos de la Curia romana, como la italiana Barbara Jatta al frente de los Museos Vaticanos y la argentina Silvina Pérez como responsable de la edición en español del diario oficial de la Santa Sede, L’Osservatore Romano.

«La igualdad en Cristo supera la diferencia social entre los dos sexos, estableciendo una igualdad entre hombre y mujer entonces revolucionaria y que hay necesidad de reafirmar también hoy», agregó Francisco.

 

En el Vaticano, el Papa Francisco se reunió con unos 150 refugiados de todo el mundo, incluido un grupo de 20 afganos que llegaron a Roma el 20 de agosto procedentes de Kabul, en un vuelo humanitario organizado por el gobierno italiano.

El papa Francisco recibió este lunes en el Vaticano a un grupo de cerca de 20 refugiados afganos, luego de una proyección del documental sobre el pontífice «Francesco», organizada por el director Evgeny Afineevsky y la fundación Laudato Si, que preside el jurista argentino Roberto Carlés.

Francisco se reunió algunos minutos con miembros de cinco familias afganas que llegaron a Roma el 20 de agosto en un vuelo humanitario organizado por el gobierno italiano y que asistieron a la proyección del filme en el aula Pablo VI del Vaticano junto a otros 150 refugiados y emigrantes de 30 países.

Las familias afganas llegaron a Italia tras la crisis originada en Kabul por el avance talibán luego de la decisión de Estados Unidos de acelerar su salida del país tras 20 años.Junto a ellos, también estuvieron en la proyección refugiados y sin techo residentes en Roma de Siria, Eritrea, Bangladesh y Senegal, entre otros países.

Los refugiados afganos que recibió Francisco son integrantes de cinco familias. (Foto: Corresponsal).

«En estos tiempos agitados, en los que los afganos buscan refugio, rezo por los más vulnerables entre ellos; rezo para que muchos países acojan y protejan a quienes buscan una nueva vida», había planteado este domingo el Papa durante el Ángelus dominical.

«Rezo también por los desplazados internos, para que tengan la asistencia y la protección necesarias; que los jóvenes afganos puedan recibir la educación, un bien esencial para el desarrollo humano, y que todos los afganos, ya sea en casa, en tránsito o en los países de acogida, puedan vivir con dignidad, en paz y fraternidad con sus vecinos», agregó el pontífice el domingo.

El film «Francesco», dirigido por Afineevsky, ya había sido proyectado dentro del Vaticano el 24 de mayo, también con la participación del Papa, para conmemorar el sexto aniversario de la encíclica Laudato si’, uno de los ejes del documental.

Tras la proyección del documental, el Papa dialogó con las familias de refugiados mientras el equipo de la fundación repartía una cena a los asistentes.

«¡Yo no sé de dónde han sacado la semana pasada que yo iba a presentar mi renuncia!», sostuvo el pontífice en declaraciones a la radio de la conferencia episcopal española Francisco.

El papa Francisco afirmó que no se le «pasó por la cabeza» la posibilidad de renunciar, al tiempo que afirmó que lleva «una vida totalmente normal» tras la operación de colon a la que se sometió el 4 de julio.

«¡Yo no sé de dónde han sacado la semana pasada que yo iba a presentar mi renuncia!», sostuvo el pontífice en declaraciones a la radio de la conferencia episcopal española, Cope, emitidas este miércoles.

Y agregó: «Dicen que fue un revuelo, cuando a mí ni se me pasó por la cabeza. Delante de interpretaciones que nacen un poco distorsionadas de alguna palabra mía yo me callo, porque aclarar a veces es peor».

«¿Qué palabra habrán tomado en mi patria? De ahí salió la noticia», sostuvo el Papa en una crítica a la prensa argentina que se hizo eco de las versiones, aunque los rumores sobre la dimisión habían empezado la semana pasada en medios conservadores italianos.

En ese marco, Jorge Bergoglio, de 84 años, afirmó que lleva «una vida totalmente normal» tras la operación de colon a la que se sometió hace casi dos meses y por la que estuvo internado diez días en un centro médico de Roma.

«Ahora puedo comer de todo, cosa que antes con los divertículos no se podía. Puedo comer de todo», aseveró el Papa en relación al problema intestinal por el que fue intervenido quirúrgicamente.

«Todavía tengo las medicinas posoperatorias, porque el cerebro tiene que registrar que tiene 33 centímetros menos de intestino. Y todo me lo maneja el cerebro, el cerebro maneja todo nuestro cuerpo, y le lleva tiempo registrarlo. Pero vida normal, llevo una vida totalmente normal», argumentó.

Tras un verano de baja actividad en el Vaticano, el Papa avanza con su recuperación y la semana que viene partirá a Budapest y Eslovaquia para un viaje de cuatro días, con Télam como único medio latinoamericano a bordo del avión papal.

Tras el viaje, que se hará del 12 al 15 de septiembre, el pontífice tiene en agenda luego una ida a Glasgow, Escocia, para participar de la cumbre climática COP26 el 1 de noviembre, y luego una gira por Chipre, Grecia y Malta en fecha a confirmar entre la tercera semana de noviembre y la primera de diciembre.

El sumo pontífice concedió una entrevista, que será emitida el miércoles, y se refirió a las especulaciones sobre su salud y una posible renuncia: “Cuando un papa está enfermo corre brisa o huracán de cónclave”, remarcó.

Francisco dio una entrevista a una radio de España donde habló sobre la intervención quirúrgica a la que se tuvo que someter y reveló que por segunda vez en su vida “un enfermero le salvó la vida”.

El lunes se emitió un anticipo de la extensa entrevista, que se emitirá completa el miércoles, que el Papa le dio a la radio del episcopado español, COPE, en donde bromea sobre su salud y dice que está “todavía vivo” y comenta que “un enfermero me salvó la vida, un hombre de mucha experiencia. Es la segunda vez en la vida que un enfermero me salva la vida. La primera fue en el año 57”.

En este sentido, el sumo pontífice se lamenta que “siempre que el Papa está enfermo corre brisa o huracán de cónclave”, en respuesta a los rumores sobre una supuesta renuncia tras la operación por una “estenosis diverticular grave con signos de diverticulitis esclerosante” en el colon a la que se sometió el 4 de julio y por la que debió pasar 10 días internado en el hospital Gemelli de Roma, antes de continuar su recuperación en el Vaticano.

El cónclave es el nombre de la reunión de cardenales menores de 80 años que eligen a un nuevo Papa en la Capilla Sixtina ante la renuncia o muerte del pontífice.

El Papa se refirió así a rumores sobre su eventual paso al costado a fin de año, cuando cumplirá 85 años, lanzados por sectores conservadores de la prensa italiana en base a un supuesto agravamiento de su salud tras la operación de colon.