Tag

Italia

Browsing

El país europeo le dio paso a una flexibilización gradual con la nueva apertura de bares y restaurantes con mesas al exterior, y los museos, cines y teatros. Además, están autorizados los viajes internos.

Con la reapertura de bares y restaurantes que tengan mesas al exterior y la posibilidad de que museos, cines y teatros vuelvan a abrir sus puertas, además del reinicio de los viajes internos para dinamizar al turismo, Italia dio este lunes el primer paso de una nueva flexibilización gradual de las restricciones por el coronavirus, que ya provocó 119.238 muertes.

Con 15 de las 20 regiones catalogadas como «zona amarilla», cerca de 50 de los 60 millones de habitantes de Italia podían desde este lunes almorzar y cenar en los bares y restaurantes que tengan mesas en el exterior, volver a ver espectáculos en vivo incluso en lugares cerrados y viajar por todo el país.

Estas medidas marcan el inicio del levantamiento gradual de restricciones dispuesto para los próximos meses por el Gobierno del primer ministro Mario Draghi.

Alessandra Preziosi tiene 75 años y es una de las más de 5,2 millones de personas que hasta este mediodía ya recibió el ciclo completo de vacunación contra el coronavirus como parte de la campaña iniciada el 27 de diciembre.

Ya inmunizada, este lunes aprovechó el levantamiento de las restricciones más duras y se sentó a tomar un café en el bar Portofino, en la transitada Cola di Rienzo, en el barrio Prati de Roma. «Era algo que todos esperábamos. No solo por lo que significa a nivel de contacto con los afectos, sino porque los negocios de la zona lo necesitaban», dijo a Télam.

Preziosi advirtió de todos modos que «la reapertura que se inicia tiene que estar controlada y tiene que haber conciencia de parte de la gente».

En ese marco, puso el foco sobre los jóvenes, un colectivo que ya fue el centro de las críticas en el último verano, cuando las escenas de playas y lugares de veraneo sobrepoblados fueron considerados como la razón principal de la segunda ola. Hasta el 30 de marzo, de los 106.779 fallecidos en el país, solo 40 tenían entre 10 y 29 años, según las cifras oficiales.

A pocas mesas de distancia, Antonio Sinardi también marcó en diálogo con Télam la «necesidad» de que haya conciencia entre la población. Con 55 años, aún no está vacunado y apuesta a que se respeten las medidas, que incluyen una distancia mínima de un metro y la vigencia, como desde hace seis meses, del toque de queda nocturno, entre las 22 y las 5.

Sobre Via Gregorio VII, en el bar «Pappagallo», Massimo Monti es uno de los mozos que trabaja detrás de la barra. En el primer día del regreso de los clientes presenciales, mostró las ventajas y desventajas de la reapertura parcial.

«Es positivo que se dé un primer paso y que poco a poco se retome la actividad aunque, en esta zona, la mayoría de los clientes habituales están acostumbrados a tomar el café dentro del local, en la barra, casi al paso», dijo. «Las mesas pueden servir para los turistas, que son los que se sientan a desayunar o comer con tiempo, pero creemos que falta para que vuelvan», agregó.

Recién el 1 de junio próximo, según el cronograma oficial, podrán abrir los locales para consumo interno, solo para el almuerzo.

La alusión a los turistas se hace habitual en varios de los locales por los que pasó Télam. Mientras más cerca de los tantos sitios icónicos de la capital italiana esté el lugar, con más frecuencia se escucha cuánto se los extraña.

Por otro lado, las nuevas disposiciones del Gobierno italiano, en un esfuerzo para dinamizar la economía que el año pasado perdió 8.8% por la pandemia, permiten desde este lunes los viajes dentro del país, incluso en las zonas catalogadas como «rojas».

Esto será posible a través de un sistema de pases para personas vacunadas, recuperadas del coronavirus o con test negativo, en lo que parece un adelanto del denominado «pasaporte sanitario» que quedará vigente en Europa para el verano.

El embajador argentino en Italia, Roberto Carlés, anunció que «próximamente» se instalará en Nápoles, en el Sur del país, una escultura en homenaje a Diego Maradona hecha por el artista Alejandro Marmo, al participar del acto de entrega de nacionalidad argentina al hijo del astro, Diego Jr.

«A cuatro meses de que nuestro barrilete cósmico llegara a lo más alto, es una alegría que optes por la nacionalidad argentina, algo que hubiera llenado de orgullo a tu padre», le dijo Carlés a Diego Jr. durante el acto de este jueves en el consulado general en Roma, del que también participaron el canciller Felipe Solá y la consul general Ana Tito.

«En este día tan especial quiero anunciar también que próximamente instalaremos en Nápoles una escultura del artista argentino Alejandro Marmo, en homenaje a Diego», reveló Carlés frente a Diego Jr., nacido en la ciudad ícono del Sur italiano hace 34 años.

Según Carlés, la escultura «una iniciativa de la Embajada de la República Argentina en Italia y del artista, con el apoyo de varios intendentes de ciudades argentinas».

Marmo, autor entre otras obras clásicas de la icónica gigantografía de Evita sobre la 9 de Julio de la Ciudad de Buenos Aires, es un colaborador asiduo de los Museos Vaticanos, al punto que entre sus obras emplazadas en el Viejo Continente tiene una Virgen de Luján y un Cristo Obrero en medio de los Jardines Vaticanos.

Italia superó este lunes la cifra luctuosa de 100 mil muertos en un año de pandemia, iniciada el 21 de febrero del año pasado con el fallecimiento en un hospital del norte de Adriana Trevisan, el muerto número uno por el Covid-19 en el país, que se convirtió en el pionero y más castigado de la tragedia que se extendió rápidamente por toda Europa y el resto del mundo.

En 24 horas hubo 318 decesos, que hicieron llegar el total a 100.103 muertos, con 13.02 contagiaos, se informó oficialmente.

La pandemia vuelve a agravarse ahora por tercera vez con una oleada que durará al menos hasta mayo y puede causar hasta 30 mil muertos más. Esta realidad debido al creciente dominio de las nuevas variantes del virus Covid-19 original, difunde una oleada de temor, mezclada con bronca y depresión.

Personal de salud en un centro de vacunación en Milán. Foto EFE

El gobierno, que creó una paleta de colores en la península para diferenciar las zonas de riesgo, aparece ahora empujado a decretar una supercuarentena “roja” al menos por tres semanas para contener con el aislamiento, y encierro de la gente la movilidad social que es la clave del triunfo del virus.

Esas tres semanas deben estar acompañadas por el impulso de un creciente plan de vacunación masiva, para el cual falta nada menos que la materia prima básica, que son las vacunas. Hasta ahora los envíos de los laboratorios han sido inferiores a los acuerdos con la Unión Europea que dirige en forma centralizada las compras de los 27 país que la forman, con 450 millones de habitantes.

Pero se estima y se promete que desde fines de marzo llegaran 26 millones de vacunas, que sumarán 50 millones cuando arribe el verano boreal, en junio-julio.

No hay otro remedio que creer y presionar para que este enorme tesoro, la única arma directa contra el corona virus, arribará por fin. El gobierno del primer ministro Mario Draghi ha ordenado la movilización general. Ha puesto al comando del comité de emergencia a un general de Cuerpo de Armada, Pablo Figliuolo, el mejor especialista del Ejército en logística.

Optimismo oficial​

Por toda la península se esparcen centros de vacunación que serán abiertos lo antes posible para comenzar a vacunar “24 horas si hace falta” a la población. El ministro de Salud, Roberto Speranza, dijo que la mayor parte de los italianos estarán vacunados e inmunizados para el verano, una afirmación que muchos creen imposible visto los retardos acumulados.

Pero en la batalla de la vacunación masiva el nuevo gobierno se juega su destino. Y no hay otra manera de enfrentar la epidemia que no para de crecer que fomentar las vacunaciones en las tres semanas a un mes que duraría la supercuarentena que declararía “zona roja” a todo el país.

La anterior cuarentena nacional duró 72 días entre marzo y principios de mayo de 2020 y dió buenos resultados. Al verano se llegó con índices muy bajos de contagiados y mucho menos muertos.

La incidencia de la corrida del Corvid-19 que las autoridades italianas no logran domar, ha llegado a 7,6 por millón de habitantes. No se puede perder más tiempo. El promedio de muertos no ha bajado de los 300 decesos diarios aún antes que llegara la tercera oleada, que puede levantar el número a mas de 500 por día para llegar en los momentos de pico de la pandemia al millar de fallecidos, como ya ocurrió en las fases anteriores.

La epidemia corre gracias a la multiplicación de contagios por variantes como la inglesa, que llevó a Gran Bretaña a consumar el dato record de 124 mil muertos. Pero el primer ministro Boris Johnson logró un éxito enorme con su campaña de vacunación masiva que ya ha pinchado en el brazo con la dosis salvadora a 24 millones de británicos, logrando una disminución espectacular de fallecidos.

En Italia hay seis regiones, que son Lombardía (Milán) Campania (Nápoles), Piamonte (Turín), Emilia Romaña (Bolonia), Friuli y Marcas que registran más de 250 casos por cien mil habitantes en una semana, cifras de terror. En primer lugar esta desgracia a llevado a una clausura generalizada de las escuelas, que naturalmente si hay una supercuarentena se convertirá en total, desde el jardín de infantes a las primarias, secundarias y universitarias.

De todas maneas se estima que con las medidas de restricción que se están adoptando en estos días, alrededor de 9 alumnos de cada 10 serán confinados en la Didáctica a Distancia, que los quitará de las aulas para obligarlos a seguir las clases por Internet.

El termómetro más temido de la presión de la pandemia sobre el sistema hospitalario nacional es el crecimiento de los pacientes en los pabellones de enfermos del Covid-19, que llegan a 23.749 y en terapia intensiva, que suman 2605, con un incremento constante.

La ocupación de las camas está en el límite y en poco tiempo se puede llegar al peligro de un colapso que ya se advierte en Nápoles y en zonas del sur italiano con sistemas hospitalarios frágiles. Para detener este proceso letal para la salud pública, la única alternativa es la combinación de la vacunación masiva contra el corona virus y una supercuarentena que paralice los movimientos de la gente en todo el país, naturalmente con graves consecuencias para la actividad económica y social.

El Comité Técnico Científico que asesora al gobierno sostiene con casi desesperación la necesidad de “cerrar todo”. El gobierno sigue reforzando las medidas de restricción, pero todavía no se anima a dar el gran paso de la cuarentena, por los problemas económicos y sociales que se agregarían a los ya pasados y que han costado una pérdida del 10% de la riqueza nacional.

El Consejo de Ministros de Italia decidió este jueves posponer varias de las elecciones previstas para dentro de seis meses, debido a la dramática situación que atraviesa el país por el aumento de casos de coronavirus.

«La disposición se adoptó tras considerarse la situación de emergencia epidemiológica de la COVID-19 y la necesidad de evitar hacinamientos, así como asegurar que la votación se desarrolle en condiciones de seguridad para la salud», refirió el Gobierno en un comunicado recogido por la agencia de noticias Europa Press.

Las citas electorales que se han visto afectadas son seis, entre las cuales las suplementarias para los escaños de la Cámara de Diputados y el Senado, previstos en un principio para el 31 de julio.

Las autoridades sanitarias constataron hoy un aumento de los casos diarios de coronavirus tras sumar 22.865, lo que lleva el total a 2.999.119 desde el comienzo de la pandemia.

La cifra de fallecidos ascendió a 98.974 tras sumar 339 en las últimas 24 horas.

Italia bloqueó el envío a Australia de 250.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca, dijeron hoy a Efe fuentes europeas, y se convirtió así en el primer país de la Unión Europea (UE) en tomar una decisión de este tipo, desde que Bruselas aprobó el mecanismo sobre el control de las exportaciones de los fármacos producidos en territorio comunitario.

Italia trasladó su decisión a la Comisión Europea (CE) la semana pasada y el Ejecutivo comunitario, que tiene la última palabra al respecto, no se opuso a la prohibición decretada por Roma.

Fuente: EFE

 

Cecilia Solari se fue a vivir a Italia y compró una casa en un pueblo llamado Mussomeli a un valor actualmente de 107 pesos argentinos.

Si, existen las casas a un euro en Italia. Cecilia Solari pudo comprobarlo en 2019 al arriesgarse a comprar una de ellas en el pueblo de algo más de 10 mil habitantes llamado Mussomeli, en la región de Sicilia.

Partir hacia Italia para radicarse allí fue todo un desafío, más tratándose de que estaba por comprar una casa a 1 euro (107 pesos argentinos actualmente), una oferta imposible de creer en Argentina.

El precio es especial para algunas viviendas en regiones de Italia que se encuentran despobladas debido a que sus habitantes migran hacia las grandes ciudades buscando mejores condiciones de vida y trabajo.

Esto impactó de lleno en Mussomeli, un pueblo que quedó casi deshabitado. Por este motivo, las autoridades provinciales establecieron algunas dinámicas para atraer a personas interesadas en adquirir una vivienda a muy bajo costo, pudiendo encontrar incluso algunas de hasta 1 euro, como la que adquirió la mujer argentina.

Pero existe una condición para poder llevar a cabo dicha transacción: las personas interesadas en comprar una de las viviendas a bajo costo, deben comprometerse a rehabilitar la casa que compren conservando el estilo que se tenga en el pueblo, en un lapso de un año.

Esta tarea termina generando un costo considerable ya que se debe respetar la estética del lugar, elevando el precio de los materiales específicos y la mano de obra.

Cecilia no dudó y aceptó la oferta, comprando una de las casas que estaba siendo ofertada a un solo euro. La mujer es argentina, trabaja como artesana y admitió ante los medios italianos que su sueño era vivir en Italia, y a pesar de lo poco creíble de la oferta, decidió lanzarse a la aventura y cumplir con su propósito de radicarse en el país europeo.

La casa tiene 250 metros cuadrados, divididos en tres pisos y asegura que piensa poner un taller de joyería.

Fuente: El Comodorense

Economista asumió el gobierno del país europeo luego de que la anterior coalición, que tenía a Giuseppe Conte como premier, colapsara por las diferencias sobre el uso de fondos de la UE para recuperarse de la crisis generada por la pandemia.

El economista Mario Draghi juró este sábado como nuevo primer ministro italiano y sucesor de Giuseppe Conte, tras el colapso de la anterior coalición de Gobierno por disputas sobre el uso de fondos de la Unión Europea (UE) para recuperarse de la crisis generada por la pandemia.

«Juro ser leal a la República y observar lealmente la Constitución y las leyes y ejercer mis funciones en el interés exclusivo de la Nación», proclamó Draghi, extitular del Banco Central Europeo, en el Palacio del Quirinal ante el presidente de Italia, Sergio Matarella.

Una de las primeras reacciones fue la del senador y exprimer ministro italiano, Matteo Renzi, que en redes sociales escribió. «Hoy jura el nuevo Gobierno y termina una larga crisis de gobierno. Seamos realistas: es un gran paso adelante. Hoy es un día verdaderamente hermoso para todas y todos los italianos.

Mattarella ya firmó los respectivos decretos para autorizar la formación del nuevo Gobierno, que consta de 23 ministros, 15 hombres y ocho mujeres con perfiles técnicos y políticos, precisó la agencia Europa Press.

Seis de los ministros actuales conservarán sus carteras, entre los que destacan el ministro de Salud, Roberto Speranza, el ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, y la ministra de Interior, Luciana Lamorgese.

En cuanto a los técnicos, cabe mencionar a la jueza del Tribunal Constitucional Marta Cartabia, que asumirá la cartera de Justicia, o al director general del Banco de Italia, Daniele Franco, que irá a Economía.

El Ejecutivo también cuenta con algunas novedades. La prensa italiana destaca los nombres del físico Roberto Cingolani, que asumirá el Ministerio de Transición Ecológica; el del empresario y exdirector ejecutivo de Vodafone Group, Vittorio Colao, que irá a Transición Digital y el Ministerio de Turismo, que asumirá Massimo Garavaglia, del partido Liga Norte.

El flamante primer ministro sumó funcionarios de los otros partidos que lo apoyan, además de la Liga: el Movimiento 5 Estrellas (M5S), el Partido Demócrata (PD), Libres e Iguales, Italia Viva y Forza Italia.

Se espera que Draghi se reúna este sábado con la presidenta del Senado, Elisabetta Casellati, y con el de la Cámara de Diputados, Roberto Fico, además de mantener un encuentro con el premier saliente, Giuseppe Conte.

El nuevo Gobierno se someterá a votaciones de confianza en el Senado y la Cámara el martes y miércoles, respectivamente.

El Ejecutivo de Conte colapsó por la división en el seno de la coalición, formada por Italia Viva, el M5S y el PD, después de que las discrepancias en torno al destino de los fondos de recuperación por el coronavirus otorgado por la UE.

El líder de Italia Viva, Matteo Renzi, decidió el 13 de enero romper la alianza y sacar a sus dos ministras, lo que le quitó respaldo a Conte.

Italia, que se acerca al umbral de 100.000 muertes por coronavirus, registró una de las peores caídas del PIB de la zona euro en 2020, con una pérdida del 8,9%.

La tercera economía de la zona euro, que deberá encarar la emergencia sanitaria, cuenta para reactivarse con un colosal fondo de 200.000 millones de euros (240.000 millones de dólares) otorgado por la UE.

Luego de gestiones realizadas por la Municipalidad de Trelew ante autoridades nacionales la empresa Muralla Patagónica S.R.L. realizará, el próximo viernes, su primer embarque de cueros vacunos a Italia, tras recibir nuevamente la habilitación para exportar a la Comunidad Económica Europea.

Los permisos de exportación habían caído en febrero por la pandemia. El trámite para volver a exportar estaba trabado y se pudo agilizar gracias a las gestiones del Intendente, Adrián Maderna, y algunos de sus funcionarios.

Se trata de unas de las empresas más importantes de rubro en la Patagonia y una de las 8 empresas del país que puede exportar su producción al territorio europeo.

El embarque del viernes será también el primero que se realiza desde la provincia del Chubut, luego de la caída de los permisos y la interrupción de las exportaciones como consecuencia de la pandemia de Covid-19.
Gustavo Moreno, propietario de la firma radicada hace dos décadas en Trelew, agradeció las gestiones realizadas por el Municipio y aseguró que «si sale bien este negocio y el producto gusta se abre la posibilidad de ampliar la empresa y tomar más personal para trabajar». Actualmente trabajan en la firma unos 50 empleados.

El ente que se ocupa de la protección de los datos personales en Italia ha ordenado el bloqueo «inmediato» de las cuentas de aquellos usuarios de los que no se tenga la certeza de son menores de 13 años, después de la muerte de una niña de 10 años en un reto.

El organismo (GPDP) dispuso el viernes por la noche que se bloquee el uso de datos «por el momento» hasta el 15 de febrero de los perfiles de aquellos usuarios de los que no se tenga información sobre su edad. La edad mínima para acceder a la popular plataforma de vídeos es de 13 años, según se lee en sus condiciones.

El pasado diciembre el GPDP italiano había reprochado a TikTok su «escasa atención a la protección de los menores» y a la facilidad con la que eludían el límite de edad, así como la poca transparencia de la información ofrecida a los usuarios. El ente tomó esta medida a la espera de recibir una respuesta de la plataforma social y para «asegurar la inmediata protección de los menores» que la usen en Italia.

La decisión llega después de que una niña de 10 años de la ciudad siciliana de Palermo (sur) falleciera asfixiada por atar un cinturón a su cuello mientras participaba en un reto de dicha red social. La muchacha, Antonella Sicomero, fue descubierta por su hermana de cinco años en el baño de su casa con un cinturón de un albornoz de baño atado al cuello y a un radiador.

Al parecer participaba en un reto de Tik Tok conocido como «blackout challenge» («desafío de desmayo»), en el que gana quien más tiempo aguante sin respirar. Sicomero sufrió un desmayo y más tarde un coma.

Fue trasladada al hospital infantil Giovanni Di Cristina de Palermo, donde los médicos comunicaron a la familia que era improbable que la joven despertara y donde les ofrecieron la posibilidad de donar los órganos. Finalmente el pasado jueves se declaró su muerte. Las autoridades están investigando las causas del suceso.

Lo dice el Instituto Superior de Sanidad de Italia: “La epidemia (de coronavirus) se encuentra en una fase delicada que parece el preludio de un nuevo rápido aumento en el número de casos en las próximas semanas, si no se definen rigurosas medidas restrictivas más fuertes”. Se teme en realidad que la tercera ola esté “ad portas” y que sobrevenga una fase aún más desastrosa que las otras dos.

El mismo estudio del Instituto señala: “Reabrir las escuelas y reactivar completamente los contactos sociales sin medidas restrictivas puede determinar una onda epidémica no contenible”. Este viernes se registraron 17.533 contagios y 620 muertos. En total los decesos llegan a a 77.911 personas.

Los expertos señalan que es necesario imponer cuarentenas muy rigurosas y lo más prolongadas posibles para bajar el aumento de los contagiados y el número creciente de víctimas fatales y retomar el control de la pandemia, con el trazado de las huellas de los casos. Pero esto es solo posible “cerrando todo” en una gran zona “roja”, como se hizo en los 72 días que duró la la cuarentena impuesta el en marzo del año pasado hasta mayo y que dio muy buenos resultados.

El panorama es sombrío en el resto de Europa y en Italia se teme que la tercera oleada sea alimentada desastrosamente por las mutaciones del virus, como la “variante inglesa” que devasta a Gran Bretaña.
Roberto Speranza anunció las restricciones de zona “anaranjada”, inauguradas para las fiestas de fin de año, a cinco regiones: Lombardía, Emilia Romaña, Veneto, Calabria y Sicilia.

El color naranja define los riesgos medianos. El alto riesgo es la zona “roja”. Ninguna región entra en esta categoría. Ninguna de las veinte en que se divide Italia ha sido marcada con el rojo de las restricciones más rígidas, como la prohibición de salir de casa, salvo en las vecindades. En todos los casos continúa el toque de queda en todo el país desde las 22 a las 5, que rige desde noviembre.

La decisión de no marcar en rojo a ninguna región pone en alarma a una buena parte de los expertos científicos, que ya han señalado que el gobierno se muestra demasiado sensible a las presiones de los líderes de las regiones y de los sectores económicos perjudicados por un cierre “manu militare” de los negocios y centros de las distintas actividades que han sido afectadas seriamente por los cerrojazos antivirus.

El consejero del ministerio de Salud, Walter Ricciardi, comentó negativamente la decisión de reabrir las escuelas primarias y de los primeros años del secundario el jueves 7. El lunes la reapertura se completará con los alumnos de los tres años del secundario superior, que por mitades podrán por volver a las aulas o conformarse con seguir las clases por Internet en la Didactica a Distancia.

“Pensar en reabrir las escuelas con veinte mil casos de contagio diarios no tiene sentido”, dijo Ricciardi. “La circulación del virus es aún intensa y esto nos enseña que las medidas deben ser coordinadas y aplicadas en manera constante. Es necesario anticipar al virus, no irle detrás. El desafío actual es este”.

El gobierno aplicó desde noviembre un plan que divide las regiones en tres niveles coloreados según el nivel de riesgo y aplicó la mano blanda. El resultado es que hasta ahora las normas inspiradas en los 21 datos sobre el comportamiento de cada región con la pandemia no han dado resultados positivos. “El continuo alternar de cierres y aperturas no logra invertir la curva epidémica. No produce efectos duraderos”.

Cuarentena en el momento justo

El consejero del gobierno Ricciardi advierte que las medidas para controlar las transgresiones de las fiestas de fin de año, un ciclo que concluyó el miércoles 6, “no lograran tener bajo control la evolución de los contagios. Es necesario no llegar demasiado tarde a las cuarentenas. Es preciso hacerlas en el momento justo. Si se llega demasiado tarde, con tal alto número de contagiados y muertos, las cuarentenas durarán mucho más. Ahora se prometen medidas de refuerzo, pero confieso que soy muy escéptico”.

Por su parte, el profesor Andrea Crisanti de la Universidad de Padua, uno de los más escuchados por la opinión pública, dijo que “en las condiciones actuales, la tercera oleada es una certidumbre. Estamos en una situación grave estable, que no cede. Nos espera un invierno preocupante. Italia será el país con más muertos en Europa. Con la reapertura de las escuelas y las actividades productivas ofrecimos una gran ocasión al virus y los contagios estallaron. Después del verano teníamos una situación bajo control y la dejamos escapar”.

La esperanza y ansiedad de los italianos se concentra en la aceleración de la campaña de vacunación masiva de la población que prometen los responsables del gobierno. Italia es el país de la Unión Europea que marcha a la cabeza. Hoy se superó la marca de 420 mil inyectados. La Unión Europea anunció que se han comprado otras 300 millones de dosis a la Pfizer-Biontech norteamericano-alemana, que está consignando una cifra similar para el primer semestre.
El objetivo, señaló el comisario para la emergencia corona virus del gobierno, Domenico Arcuri, dijo que se está haciendo la primera dosis a 1,8 millones de personal sanitario, que forma la primera línea de la lucha hospitalaria, y a los ancianos de las casas de reposo.

“En febrero comenzaremos a vacunar a los 4,4 millones de mayores de 80 años, a las personas con handicap físico y a sus acompañantes”. Después seguirán los operadores de los servicios públicos esenciales personal docente y no docente “para que las escuelas puedan funcionar seguras” y las fuerzas del orden”. Después seguirán los mayores de 60 años y el resto de la población.

Arcuri sostiene que “no es todavía dramática la reanudación del ritmo de los contagios, pero nos preocupa el aumento del índice Rt”, que mide el nivel de la capacidad de infección del virus.
El viceministro de Salud, Pier Paolo Sileri, dijo que la autorización europea a los laboratorios Moderna y AstraZeneca ayudarán a desplegar en los próximos meses toda el mecanismo de la vacunación masiva. “Necesitamos muchas más dosis porque hay que aplicar una segunda dosis 21 días después de la primera”. Si los abastecimientos no son suficientes “llegaremos al verano con solo el 20% de la población vacunada”.

En el primer trimestre, señaló Sileri “debemos hacer 10 millones de inyecciones, que significa completar 5 millones de vacunaciones completas. Esto nos debe permitir llegar al verano con 11 millones de casos resueltos”. El objetivo es alcanzar las 65 mil vacunaciones diarias. Muchos creen que las cifras sufren de un exceso de optimismo, porque hasta ahora es el sistema hospitalario el escenario de la campaña de pinchazos salvadores.
El temido aumento de los contagios obligaría a médicos, enfermeras y técnicos a dar prioridad a los enfermos del Covid 19. La Fundación Gime, que monitorea la marcha de la pandemia, destacó que en la primera semana de enero los casos aumentaron en un 27%.

Once de las veinte regiones han perforado el porcentaje del 30% de los lechos de terapia intensiva, considerado el nivel de seguridad sobre el cual han comenzado las alarmas. El índice Rt ha superado el nivel de 1,03 y esta es otra mala señal. También el nivel de puestos ocupados por enfermos del corona virus en neumología y enfermedades infecciosas, cuyo nivel de seguridad es del 40%, ha sido superado por nueve regiones.
Italia supera ya los 2,2 millones de contagiados desde el comienzo de la pandemia.