Tag

Fernández

Browsing

El presidente Alberto Fernández encabezará este jueves una nueva videoconferencia con gobernadores para analizar las nuevas medidas que comenzarán a regir el próximo sábado, para mitigar el avance de la segunda ola de coronavirus, ante el vencimiento del decreto de necesidad y urgencia vigente que estableció restricciones para las últimas tres semanas.

La reunión virtual, prevista para las 11, será la continuidad del encuentro por videoconferencia que Fernández mantuvo el miércoles con doce gobernadores, antes de anunciar las nuevas medidas.

En el encuentro de este jueves se sumarán los gobernadores que no estuvieron en la reunión virtual del miércoles, entre ellos el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

También estarán los gobernadores Mariano Arcioni (Chubut); Sergio Ziliotto (La Pampa); Rodolfo Suárez (Mendoza); Omar Gutiérrez (Neuquén); Arabela Carreras (Río Negro); Sergio Uñac (San Juan); Alberto Rodriguez Saá (San Luis); Alicia Kirchner (Santa Cruz); Gustavo Melella (Tierra Del Fuego); y el vicegobernador de Córdoba, Manuel Calvo.

El último miércoles estuvieron en la videoconferencia con el jefe de Estado los gobernadores Raúl Jalil (Catamarca); Jorge Capitanich (Chaco); Gustavo Valdés (Corrientes); Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Gildo Insfrán (Formosa).

Completaron la nómina de asistentes Gerardo Morales (Jujuy); Ricardo Quintela (La Rioja); Oscar Herrera Ahuad (Misiones); Gustavo Sáenz (Salta); Omar Perotti (Santa Fe); Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Juan Manzur (Tucumán).

El próximo viernes vence el DNU 287, publicado el 30 de abril pasado en el Boletín Oficial, y mediante el cual se establecieron, por tres semanas, las nuevas medidas de restricción ante la pandemia.

El presidente Alberto Fernández reafirmó que la «mayor preocupación» del Gobierno nacional es que «los argentinos coman carne a precios razonables».

Así lo expresó durante una charla que mantuvo por radio con el expresidente de Uruguay, José ‘Pepe’ Mujica, a quien saludó por su cumpleaños número 86.

«Tengo en vos un ejemplo permanente. Ayer cuando hablaba con Matías Kulfas, nuestro ministro de la Producción, sobre el tema de la carne, yo le decía que me parece espléndido que los exportadores vendan carne pero que mi mayor preocupación es que los argentinos coman carne», dijo el Presidente a través de Radio 10.

En este sentido, recordó a la audiencia que «Pepe le garantizó a los uruguayos carnes a precios razonables y facilitó que se exporte, pero básicamente garantizó los cortes para que a los uruguayos no les falte la carne».

«Nuestra mayor preocupación es esa, que los argentinos coman carne a precios razonables, y como decís vos, la primera obligación que tiene este Gobierno es con el pueblo, con la gente, vos lo sabes bien», le dijo Fernández a Mujica, y remarcó: «Tengo en vos un ejemplo permanente».

El Gobierno nacional oficializó la suspensión de las exportaciones de carne por los próximos 30 días, a través de la publicación de la medida en el Boletín Oficial.

La decisión fue rechazada por la las entidades que integran la Mesa de Enlace que, dispuso el cese de comercialización desde este jueves y hasta el 28 de mayo.

«Así que Pepe querido, Feliz cumpleaños, los argentinos te queremos mucho y todos saben cuanto te quiero, cuanto te respeto y cuanto te valoro», añadió el jefe de Estado argentino en su charla telefónica con el exmandatario.

A su turno, Mujica le respondió que «en el Río de la Plata la carne históricamente es un hecho político determinante. El problema de la carne en nuestro pueblo es terrible».

Fernández recordó luego que «allá, en el 2006 me toco destrabar un tema con la carne cuando era jefe de gabinete, y lo hice con la lógica de Pepe» e insistió en la importancia de «garantizar los cortes a los argentinos, después el resto de la vaca, véndanlos».

Por otra parte, Fernández le contó a Mujica que «China demanda mucha carne entonces, se abrió un mercado importante pero no es posible que los argentinos terminemos pagando por la carne un precio sideral, y ese es el problema que tenemos que resolver» porque «el asado es de todos», según definió.

Sobre el final de la charla, el Presidente dijo que hablar con Mujica «es siempre un momento donde uno se nutre» y lo calificó como «un maestro».

A modo de homenaje, también participaron del programa radial con saludos grabados, el expresidente de Ecuador, Rafael Correa; y el expresidente de Colombia, Ernesto Samper, así como referentes artísticos como cantante Víctor Heredia, entre otros.

Mujica nació en Montevideo el 20 de mayo de 1935 y desde muy joven se involucró en las luchas en favor de los sectores populares, que incluyeron su participación como uno de los principales jefes de la guerrilla tupamara, hasta convertirse en el cuadragésimo presidente de la República Oriental del Uruguay, cargo que ejerció entre 2010 y 2015.

El Presidente tiene malestar con la carga de datos oficiales en las Provincias. La mayoría de los distritos -aseguró Alberto Fernández en Olivos- optan por retacear la información de contagios y muertos, y privilegian las conclusiones de las encuestas de opinión pública en lugar de limitar la circulación como estrategia sanitaria destinada a evitar que la segunda ola del COVID-19 multiplique la tragedia en la Argentina.

Esas encuestas que reflejen el humor social más que la crisis sanitaria, condicionan la toma de decisiones de ciertos mandatarios provinciales y facilitan la progresión de casos. Y esos casos, en lugar de aparecer en los registros oficiales, se cargan con retraso para evitar la declaración de riesgo epidemiológico es alto –según publica Infobae-.

Desde esta perspectiva, y ante el crecimiento geométrico de contagios y muertes, Alberto Fernández ultima los detalles de un Decreto con medidas muy restrictivas en todo el país, que firmará en las próximas horas pese al enfrentamiento público o la resistencia solapada de ciertos gobernadores del oficialismo y la oposición.

El Gobierno estableció dos indicadores para establecer el riesgo epidemiológico de una determinada jurisdicción. Y esos indicadores, que deben tomarse en conjunto, son los siguientes:

1) La Razón: Es el cociente (resultado de dividir) entre el número de casos confirmados en los últimos 14 días y el número de casos confirmados en los 14 días previos. Si el resultado de esa división supera el valor de 1,2, el riesgo epidemiológico es alto

2) Incidencia: Es el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100.000 habitantes. Si ese valor da por encima de 150 casos por cada 100 mil habitantes, el riesgo epidemiológico es alto.

Hasta ahora, el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) vigente fija que los dos indicadores -Razón e Incidencia- tienen que darse juntos. En este contexto, la Casa Rosada asegura que los gobernadores retrasaban la carga y así podían alegar que no estaban en “alto riesgo epidemiológico sanitario”.

“Los gobernadores son increíbles, todos. Les preocupa su imagen política, en lugar de prevenir los contagios y los muertos. Ponen cualquier cosa en los sitios oficiales para quedar afuera de la emergencia sanitaria y epidemiológica. Me tienen harto”, comentó el Presidente en Olivos.

A partir del sábado, si no hay un abrupto cambio de criterio técnico, Alberto Fernández y su Gabinete firmarán un DNU que establecerá que la Razón y la incidencia serán indicadores que actuarán por separado al momento de establecer si determinada jurisdicción está en “alto riesgo epidemiológico sanitario”.

Si antes se necesitaban dos factores para limitar la circulación, a partir del nuevo DNU con un sólo factor las provincias estarían obligadas a declarar que determinada jurisdicción tiene “un alto riesgo epidemiológico”.

Entonces, al funcionar la Razón y la Incidencia por separado, a los gobernadores no le quedará otra alternativa que cerrar aún más la circulación frente a la cantidad de contagios y muertes que causa la segunda ola en sus provincias.

“Es la única manera de terminar con el disparate de mantener la circulación para evitar las malas encuestas. Los gobernadores no tendrán otra alternativa que cerrar, porque ya no podrán alegar que la Razón o la Incidencia están por debajo de los parámetros. Con una de las dos, ya cumplen en el alto riesgo. Y se tienen que hacer cargo”, aseguró el Presidente en Olivos.

La redacción del nuevo DNU que Alberto Fernández encargó a Vilma Ibarra, tiene dos aspectos en blanco que la secretaria Legal y Técnica aún no puede completar. Es que el jefe de Estado todavía no decidió si los cierres de fin de semana van a incluir algún feriado que no es puente -por ejemplo, el 25 de mayo- y qué hará si Horacio Rodríguez Larreta continúa con las clases presenciales para jardín de infantes y la primaria en la Ciudad de Buenos Aires.

“Horacio (por Rodríguez Larreta) hace política con la pandemia. Ya le demostré que la segunda ola venía muy complicada y que había que cerrar las clases presenciales. Pero aún insiste y los contagios y las muertes se acumulan. No sé hasta adonde quiere llegar. Yo sé que la situación es intolerable y voy a reaccionar”, adelantó el Presidente.

A las 11, a través de una video conferencia, Alberto Fernández, Axel Kicillof y Rodríguez Larreta se verán las caras. El presidente también invitó a otros mandatarios, pero la clave será si la Nación, la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad se fijan una política en común.

Hasta anoche, Rodríguez Larreta jugaba solo. Y el Presidente aún evaluaba qué medidas tomaría para encorsetar al jefe de Gobierno porteño. Hay ruido de tambores.

El presidente Alberto Fernández dijo que actualmente no hay un titular de la Procuración General de la Nación definitivo porque «Juntos por el Cambio persiguió a la legítima Procuradora que existía», en referencia a Alejandra Gils Carbó, y dijo que la oposición no apoya el proyecto de reforma de la Ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal porque «manipularon gran parte de la justicia y no quieren que eso se toque».

«No tenemos procurador porque ellos le inventaron una causa a Alejandra Gils Carbó, la persiguieron y amenazaron a sus hijas», dijo el mandatario en declaraciones formuladas este martes a Radio 10.

El Presidente dijo que mantendrá una charla con el juez federal Daniel Rafecas, a quien el Poder Ejecutivo propuso como candidato para reemplazar al Procurador interino, Eduardo Casal, luego de que el magistrado reafirmara ayer públicamente no estar dispuesto a asumir esa cargo si el Congreso modifica la mayoría actualmente vigente para elegir al Procurador.

“Voy a llamarlo, yo creo que Daniel se precipita. Es un hombre del derecho y le debe afectar todo el manoseo político que esto genera y a él no le gusta. Yo quisiera que él reflexione”, expresó el Presidente.

De esta forma se refirió a la postura del candidato a procurador General de la Nación propuesto por el Ejecutivo al Senado frente a la reforma de la Ley Orgánica de Ministerio Público Fiscal que, en uno de sus puntos centrales, contempla la modificación de la mayoría especial requerida para la designación del titular de la Procuración, que pasaría de los actuales dos tercios de los presentes de la Cámara alta a una mayoría absoluta del cuerpo, es decir al aval de la mitad más uno de sus miembros.

Sobre la postura de Juntos por el Cambio de rechazar los cambios propuestos por el oficialismo en la Ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal, el mandatario señaló que “han logrado manipular y manejar gran parte de la Justicia y no quieren que eso se toque”.

“Nosotros no tenemos Procurador porque ellos le inventaron una causa a la Procuradora, la persiguieron, amenazaron a sus hijas. Un periodista publicó el teléfono de su hija y una mujer como Gils Carbó terminó renunciando”, analizó el mandatario acerca de la renuncia en su momento de la Procuradora Alejandra Gils Carbó, lo que dio origen a la designación del Procurador interino Casal, quien continúa aún en el cargo.

La exprocuradora dejó su cargo el 31 de diciembre de 2017, durante la gestión de Cambiemos, y, en su lugar, quedó designado de manera interina Eduardo Casal, quien hoy continúa cumpliendo esa función.

El presidente Alberto Fernández afirmó este martes que el valor de la carne «se desmadró claramente” luego de la apertura comercial durante el Gobierno anterior y la exportación a China, y planteó la necesidad de «volver a poner el precio en sintonía con el poder de compra de un argentino”.

De esta manera, el Presidente defendió la medida anunciada este lunes de suspender por 30 días las exportaciones de carne vacuna, orientada a contener la presión sobre los precios que se viene registrando en los últimos meses.

«No podemos seguir viendo cómo (el precio de) la carne crece sin ningún justificativo», expresó Fernández en una entrevista en radio 10, y dijo que es necesario «poner en orden el mercado interno».

«Ayer le explicaba a los exportadores de carne que se desmadró claramente la situación. Fue una reunión muy correcta, en buen tono, ellos entienden el problema, pero no les gusta la solución, pero les pedí que ayuden a poner en orden el mercado interno para luego volver a abrir», explicó el Presidente sobre la decisión de suspender por 30 días la exportación del producto.

En ese sentido, destacó la necesidad de «poner orden en quiénes exportan (carne) y poner el orden el Mercado de Liniers» porque «no es posible que los exportadores que venden a China vayan» a comprar ahí, dado que entonces «prevalece el precio de la exportación y eso solo ya tergiversa el precio del mercado interno».

Puso el acento además en el objetivo de «volver a poner el precio de la carne en sintonía con la capacidad de compra de los argentinos y la de un exportador».

«La apertura y la libertad no es verdad que favorezca a los mercados” porque “en realidad, favorece siempre al más poderoso”, y “en este caso, favorece al que produce”, planteó el mandatario.

«También es cierto que en el medio hubo un boom que fue el ingreso de China al mercado como demandante de carne, por lo que hoy el 75 por ciento de lo que se exporta va a China”, dijo y remarcó que “lo que pasó fue que ante la gran demanda, el precio internacional empezó a subir mucho y luego empezó a competir con el precio del mercado interno”.

“Ahora China también compra carne con hueso y es más fácil acceder a la exportación, por lo que hay exportadores que antes compraban camisas y la exportaban, ahora compran carne y la exportan”, planteó.

Sobre la situación del sector, analizó: “El tema de la carne se desmadró claramente”, ya que “cuando uno mira el escenario que quedó en 2015 y el escenario que recibimos en el 2019, uno se da cuenta que lo único que sucedió fue que se le dio total apertura a ese sector, que no aumentó la cantidad de toneladas faenadas, no aumentaron la cantidad de cabezas y cada vez es menor el peso del novillo que se faena”.

«Lo único que aumentó fue el precio de la carne, que pasó de 250 a casi 800 pesos el kilo”, aseveró.

Durante la entrevista radial, el Presidente sostuvo que “la tensión en los precios internos ya no se aguanta más porque nosotros no podemos seguir viendo como aumenta el precio de la carne en la mesa de los argentinos sin tener ningún justificado”.

“Lo más llamativo es que crece el precio de la carne y baja el consumo de carne. O sea, no es que el precio sube porque la demanda crece y entonces hay menos carne para repartir ante una demanda creciente”, añadió.

El presidente afirmó que «nos tiene que doler el número de 500 muertos diarios» por coronavirus y señaló que no hubiera querido «restringir la circulación, pero no hay otro modo que no sea ese» para combatir la pandemia. Por este motivo, este martes se reunirá con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y Vilma Ibarra, secretaria Legal y Técnica, para reforzar las limitaciones a partir del fin de semana.

Este martes, el presidente Alberto Fernández se reunirá con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y Vilma Ibarra, secretaria Legal y Técnica en Casa Rosa, donde podrían reforzar las limitaciones a partir del fin de semana.

Además, esta semana habrá reuniones con los gobernadores y con el equipo de infectólogos que lo asesora, a fin de definir si el próximo DNU va a prorrogar las mismas restricciones que el anterior o sumará nuevos cierres, en medio de la preocupación por la suba de contagios de Covid de los últimos días.

En la antesala de estos encuentros, que podrían ser clave para definir cómo seguirán las medidas de restricción en el país ante el avance del coronavirus, señaló que «me parece que, en estos términos, debemos seguir», en declaraciones a Radio 10, respecto a la continuidad de las medidas para hacer frente a la segunda ola de coronavirus más allá de este viernes, cuando vence la vigencia de las actuales, aunque descartó de plano una vuelta a fase 1, incluso por un «tema sociológico».

El domingo por la noche, el mandatario aseguró que las restricciones “son muy necesarias” y detalló que “en los lugares donde se cumplieron” estas limitaciones “la caída de casos fue más significativa”.

A su vez, afirmó que «nos tiene que doler el número de 500 muertos diarios» por covid y señaló que no hubiera querido «restringir la circulación, pero no hay otro modo que no sea ese» para combatir la pandemia

El presidente Alberto Fernández afirmó este lunes que «la Argentina no puede quedar atrás de un mercado de hidrógeno» que tiene un «amplio potencial económico y ambiental», y aseguró que el Gobierno está «desarrollando todas las potencialidades para ampliar la cadena de valor».

Fernández clausuró este lunes un foro denominado «Hacia una Estrategia Nacional Hidrógeno 2030» que se realizó en el Museo del Bicentenario en Casa de Gobierno, y sostuvo que «la Argentina cuenta con un enorme potencial para la producción futura de hidrógeno verde ya que la energía limpia y libre de carbono es la energía del futuro».

«No hay mañana promisorio para la Argentina sin tener en cuenta este desafío», afirmó el Jefe del Estado y convocó a todo el sistema del conocimiento para la profundización de estudios que permitan avanzar a paso firme».

Más adelante, Fernández explicó que «el desarrollo de la economía del hidrógeno es un tema con un amplio potencial económico y ambiental para nuestro país. Acá se está definiendo la auténtica política de mediano y largo plazo, en la cual la Argentina tiene que estar unida».

El Presidente remarcó que «por eso es tan importante que a partir de ahora y en el marco del Consejo Económico y Social, el desarrollo de los estudios, las propuestas, las opiniones y también las iniciativas nacionales e internacionales para que en el próximo semestre, nuestro país pueda presentar de modo consensuado «Una Estrategia Nacional de Hidrógeno 2030».

«Nos hemos planteado como objetivo de política, una matriz energética que sea inclusiva, dinámica, federal, soberana y también sustentable y la futura producción de hidrógeno tiene toda la potencialidad para satisfacer cada uno de los objetivos mencionados. Estamos urgidos por una amenaza climática que nos obliga a repensar nuestro modo de producción y consecuentemente a acelerar la transición energética», planteó.

Fernández puntualizó que «la Argentina querida es aquella que hace frente con creatividad y equidad al desafío del cambio climático y de su nueva matriz energética. La Argentina querida es también una nación que construye consensos amplios sobre políticas de Estado».

El presidente Alberto Fernández consideró este domingo que «lo mejor que podría hacer» Juntos por el Cambio (JxC) «después del daño» que causó al país durante el Gobierno de Mauricio Macri sería «acompañar» a la actual administración a «salir del problema de Argentina».

En declaraciones al canal C5N, el mandatario recordó que «hoy no tenemos procurador (general) porque ellos persiguieron judicialmente a la procuradora, hicieron lo necesario para que renuncie y la amenazaron de mil modos», apuntó en referencia a Alejandra Gils Carbó, quien dejó ese cargo en 2017.

«Lo mejor que podrían hacer, después de tanta desvergüenza, es ayudar, es lo que yo más les pido después de que nosotros recibimos el país que recibimos, en las condiciones económicas y éticas que lo recibimos», dijo Fernández, al advertir que durante el gobierno de Macri «por primera vez en la historia el poder del Ejecutivo se movilizó para detener a opositores o desplazar funcionarios judiciales de cargos claves, como era un procurador, para instaurar un sistema que ellos entendían que les servía».

Al respecto, el Presidente insistió en que «marca» esos puntos sobre la gestión de Cambiemos para «llamarlos a la reflexión».

(FW)»Lo mejor que podrían hacer, después de tanta desvergüenza, es ayudar».FW)

En otro orden, Fernández dijo que «sigue creyendo» que Argentina «necesita, y más en una pandemia, articular un diálogo razonable» entre sus fuerzas políticas.

«Me impresiona: se oponen a las leyes antes de que yo las mande, igual que con las medidas», dijo y agregó que «el único acto que tienen por delante es acusarme de dictador y de que soy una suerte de ser autoritario que priva de libertad a la gente».

«No sé a quién pueden convencer con eso; socialmente serían mucho más valorados si hicieran eso, antes que lo que están haciendo, que es impedir y criticar absolutamente todo lo que uno propone», enfatizó

Al respecto, Fernández reflexionó: «Si hubiera propuesto que haya clases, ellos hubieran salido a los gritos a pedir que cierre todo. Estoy seguro que es así. Han comprado banderas a modo de slogans, y yo miro estadísticas», concluyó.

Alberto Fernández concluyó la gira por Europa y destacó el apoyo que recibió la Argentina en su postura para la renegociación de la deuda contraída por el Gobierno anterior con el FMI.

El presidente Alberto Fernández calificó de «muy productiva» a la gira que concluyó en Europa y destacó el apoyo que recibió la Argentina en su postura para la renegociación de la deuda contraída por el Gobierno anterior con el FMI, así como también el respaldo a la eliminación de las sobretasas que cobra el organismo multilateral de crédito.

También resaltó el compromiso expresado por el primer ministro italiano, Mario Draghi, para que la propuesta argentina de eliminación de sobretasas se trate en la próxima reunión del G-20 en su país.

«Me parece que eso ya de por sí es mucho», dijo Fernández en la mañana del viernes, en declaraciones a la prensa argentina que cubre su gira por Europa y en referencia a la propuesta de Draghi.

Destacó que este gesto se suma al del presidente francés, Emmanuel Macron, de atender las «necesidades» argentinas ante el Club de París, y al «acompañamiento» del primer ministro portugués, Antonio Costa, y del presidente español, Pedro Sánchez».

En este sentido, el Presidente adelantó que la semana próxima se comunicará con la canciller alemana, Angela Merkel, y, así «ya el escenario europeo quedará cubierto», consideró.

La agenda con el FMI

Además, Fernández calificó la reunión de una hora y media que mantuvo con la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, como «constructiva y franca», con la intención de llegar a un acuerdo «lo más rápido posible» sobre la renegociación de la deuda, sin que se le «exija mayores esfuerzos al pueblo argentino», según le planteó el mandatario en el encuentro.

En tanto, el mandatario contó que Georgieva «es muy consciente de la situación que vive el mundo, que vive América Latina y de la situación argentina en América Latina».

«Ahora esto es una negociación; todo finalmente queda reducido a eso», completó el mandatario.

La propia Georgieva respondió -al retirarse de hotel- que fue «gratificante conocer al Presidente finalmente en persona» y graficó la reunión de «muy constructiva».

«Discutimos la situación en la Argentina y lo que pasa en la región. Nuestros equipos continuarán trabajando para arribar a un programa», dijo la titular del FMI en un breve diálogo con la prensa al retirarse del encuentro.

Paralelamente, en otro salón, se reunieron el ministro de Economía, Martín Guzmán, con la subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Julie Kozack.

El encuentro con Francisco

El jueves, anteúltimo día de su gira, Fernández mantuvo un encuentro a solas con el papa Francisco durante 25 minutos en el estudio privado del Aula Paulo VI en el Vaticano, en el que dialogaron sobre los «problemas que aquejan» al mundo, a la región y a la Argentina, como la pandemia de coronavirus, y en el que el pontífice expresó «su idea de apoyar» a la Argentina «en todo lo que pueda».

El Vaticano destacó en un comunicado las «buenas relaciones bilaterales» con la Argentina durante la reunión que Fernández mantuvo con el secretario de Estado, Pietro Parolin, luego del encuentro que el mandatario compartió con el Papa.

El respaldo de los mandatarios

Luego, el Presidente recibió el aval de Draghi en cuanto al pedido de Argentina al FMI para que tenga en cuenta el contexto de pandemia y acceda a refinanciar la deuda que el país mantiene con ese organismo multilateral de crédito.

La reunión con Draghi en el Palacio Chigi de la ciudad de Roma incluyó «los mismos temas» que estuvieron presentes en las bilaterales con los mandatarios de Portugal, España y Francia.

Un día antes, en París, Fernández agradeció el respaldo de Francia al país en el marco de la renegociación de la deuda con el FMI y el Club de París en su encuentro con su par Emmanuel Macron, quien a su vez expresó el anhelo de que la Argentina «llegue a un acuerdo para establecer una estabilidad económica».

«Francia está a su lado», le dijo Macron a Fernández ante la prensa y afirmó que su país desea «que la Argentina llegue a un acuerdo con el FMI para establecer una estabilidad económica».

«He hablado con Macron todo el tiempo, tras la primera visita» a París, para «avanzar en la mirada común que el presente» les impone, «en un momento difícil» que les tocó vivir, «fundamentalmente durante la gestión anterior de la administración norteamericana» del exmandatario Donald Trump, señaló ese día el mandatario argentino.

Además, Fernández comprometió su regreso a Francia para participar del Foro Generación Igualdad, una congregación mundial por la igualdad de género, que se realizará en París del 30 de junio al 2 de julio venideros.

Ese mismo día, aseguró en declaraciones a la prensa argentina que cubre la gira que se está «avanzando» hacia un acuerdo por la deuda con el Club de París, dentro de una negociación que está a cargo del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien «ha trabajado mucho» en ese sentido.

Ese mismo día, Fernández recibió a ocho empresarios de firmas con inversiones en la Argentina, una reunión calificada de «muy buena» según fuentes cercanas al Presidente.

El lunes, el Presidente había recibido el respaldo de su par español, Pedro Sánchez, también para la renegociación de la deuda, en una Declaración Conjunta que realizaron en el Palacio de la Moncloa, y ambos coincidieron en destacar la «extraordinaria salud y vigor» de la relación bilateral.

Fernández y Sánchez coincidieron en destacar la "extraordinaria salud y vigor" de la relación bilateral.El mandatario argentino destacó «la buena relación «forjada en lo personal, «con una mirada muy cercana» de alguien «que conoce muy bien» lo que pasa en la Argentina, y Sánchez anunció un viaje a la Argentina para junio próximo, con anuncios de inversiones para la región.

En el primer día de la gira, el domingo pasado, Fernández visitó a su par de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, y dijo que llegaba a Europa para «ratificar» sus acuerdos para que «acompañen el desarrollo argentino», con el objetivo de «conseguir apoyo» europeo en la negociación por la refinanciación de la deuda con el FMI.

Al día siguiente había recibió el apoyo de ese país, expresado por su primer ministro António Costa, en las negociaciones que la Argentina mantiene con el Fondo por la reprogramación de la deuda por 45.000 millones de dólares.

«La Argentina tiene el apoyo de Portugal en la negociación con el FMI. Intentaremos sensibilizar al organismo», dijo el Primer Ministro de Portugal en una conferencia de prensa que se realizó en el Palacio de Sao Bento, la residencia oficial del primer ministro, en la ciudad de Lisboa.

El presidente Alberto Fernández y la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, compartieron hoy una reunión «constructiva y franca» de una hora y media en la ciudad de Roma, en la que acordaron llegar a un acuerdo «lo más rápido posible» sobre la renegociación de la deuda, sin que se le «exija mayores esfuerzos al pueblo argentino», según le planteó el mandatario en el encuentro.

«La vocación es encontrar un acuerdo lo más rápido posible, pero no cualquier acuerdo», dijo Fernández en diálogo con la prensa argentina que cubre la gira presidencial por Europa, tras el encuentro con Georgieva, y se manifestó «optimista» sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo en el corto plazo para la renegociación de la deuda, pero «no a cualquier precio».

El primer encuentro presencial entre Fernández y Georgieva se prolongó durante una hora y media en el hotel Sofitel de la capital romana, donde se hospeda el mandatario, en el marco de la cuarta y última escala de su gira europea, que lo llevó esta semana a Portugal, España, Francia e Italia.

«Le conté mi charla con los líderes europeos y vamos a ver cómo seguimos. Le planteé nuestra mirada sobre los cargos extras y sobre los plazos», señaló el mandatario, tras lo cual expresó que la titular del FMI «se ve muy comprensiva de lo que le pasa a la Argentina».

Para el mandatario, la charla fue «muy productiva» y contó que se hablaron con «mucha franqueza» durante el encuentro.

«Expresamos nuestras voluntades de resolver el problema de la deuda argentina pero encontrar un camino de solución que no signifique postergar al pueblo argentino que la está pasando muy mal entre la pandemia y la economía que heredamos, que le cuesta ordenarse», completó.

Fernández aclaró que la deuda con el Club de París, que tiene un vencimiento de 2.400 millones de dólares el 31 de este mes, «está atado al tema del Fondo» y por eso «es un tema subsidiario».

En tanto, el mandatario contó que Georgieva «es muy consciente de la situación que vive el mundo, de la que vive América Latina y de la situación argentina en América Latina».

«Ahora esto es una negociación; todo finalmente queda reducido a eso», completó el mandatario.

En el encuentro, Alberto Fernández le expresó a Georgieva la necesidad de que los Derechos Especiales de Giro (DEG) que otorga el FMI sean ampliados y así «lleguen a los países de renta media», como la Argentina, un planteo con el que -según indicó el Presidene- la titular del Fondo Monetario Internacional le expresó que «está de acuerdo»

Al referirse al tema de la renegociación de la deuda y el contenido de su conversación con Georgieva, Fernández dijo que se debe «entender la singularidad del mundo» y comprender que no se puede pensar en un acuerdo «que exija mayores esfuerzos al pueblo argentino», que -indicó- «la está pasando todavía muy mal entre la pandemia, y una economía que heredamos y que le cuesta ordenarse».

Asimismo, calificó toda la gira por Europa como «muy productiva» por el apoyo cosechado de Europa en el planteo en pos de la eliminación de las sobretasas que cobra el Fondo Monetario Internacional, como así también por el compromiso expresado por el primer ministro italiano, Mario Draghi, para que el G20 aborde este aspecto, vinculado con el organismo multilateral de crédito.

«Me parece que eso ya de por sí es mucho, que (el presidente francés Emmanuel) Macron atienda nuestras necesidades en el Club de París, que (el primer ministro portugués) António Costa nos esté acompañando», al igual que el presidente español Pedro Sánchez, subrayó el Presidente, quien, a su vez, adelantó que la semana que viene hablará con la canciller alemana Angela Merkel y, así, «ya el escenario europeo quedará cubierto».

Por su parte, Georgieva -al retirarse de hotel- dijo que fue «gratificante conocer al Presidente finalmente en persona».