Tag

pagar

Browsing

A mediados de noviembre de 2021, en medio de un clima de tensión por protestas en distintas localidades del Chubut. El gobierno provincial llegó a un acuerdo con el Consejo de Bienestar Policial que solicitaba una recomposición salarial.

Se acordó un aumento de 5 mil pesos al sueldo básico del agente a partir del mes de diciembre de 2021, además de la equiparación de las zonas norte y sur, y el pago de la cláusula gatillo que adeudada en los haberes de febrero y marzo de 2022. No obstante, quedó fuera del acta el aumento del 30 por ciento que otorgó por decreto el gobierno provincial en tres ramos (septiembre de 2021, febrero y marzo de 2022).

El ministro de Gobierno del Chubut, Leonardo Das Neves, confirmó este miércoles que el aumento del 10 por ciento que debía abonarse con los haberes de febrero no se cargó por «un error» en los haberes de los agentes de la Policía del Chubut.

Y explicó que el acta acuerdo que se firmó en noviembre con el Consejo de Bienestar Policial con el gobernador “no tiene la cláusula 3, que decía que la Policía seguía estando en el beneficio del Decreto anterior del aumento del 30% en 3 cuotas”.

 

Cristian Dupuy, el padre de Lucio, el niño de cinco años que fue asesinado en La Pampa, aseguró que la madre del menor y su pareja «tienen que pagar» por haberle «arrebatado la vida» a su hijo.

Asimismo, declaró que el nene era una víctima permanente de violencia por parte de quienes hoy están acusadas de asesinato, Magdalena Espósito Valenti y Abigail Páez, y dijo que siempre justificaban las marcas con alguna mentira.

«Nosotros vimos las marcas más graves como la del dedo. Supuestamente se había caído de la bicicleta, eso es lo que nos dijo la madre y creímos eso», manifestó.

En tanto, agregó: «Era un niño, puede ser que se haya caído de la bicicleta, pero ¿cómo justificamos los demás golpes?».

Además, Cristian Dupuy rememoró una conversación entre su madre y el pequeño, en la que Lucio daba indicios del contexto de violencia en el que vivía, tras decirle a su abuela «Abi pega acá», mientras se tocaba la mano.

En torno a la información que asegura que Lucio fue víctima de abuzo sexual, su padre señaló que aún no recibió el informe completo, por lo que no sabe a ciencia cierta si eso es cierto.

«Todavía no tenemos el informe real y completo, y no nos han dicho eso. Circula por las redes, pero aún no sabemos si es cierto», sostuvo Cristian.

Por otra parte, afirmó que junto a su hermano iniciaron acciones legales por la tenencia del niño y señaló que la Justicia dictaminó otorgársela a su madre.

«Hubo un fallo de la Justicia. Con mi hermano peleamos por tener a Lucio, pero la mamá un día vino, hizo quilombo y denuncias y se lo llevó tan solo por ser la madre», declaró.

Lucio vivió con su tío paterno en General Pico, mientras Cristian residía en Luján y el papá del niño recordó que en ese entonces se lo veía «bien y feliz».

Por último, destacó que la familia materna de Lucio estaba muy presente en la vida del niño, pero hizo énfasis en que Magdalena se quedó con la tenencia.

«Aprovecharon el tema de la cuarentena, a Lucio se lo llevaron y no lo devolvieron más», concluyó.

El Gobierno formalizó la decisión de aumentar a $175.000 mensuales el monto mínimo no imponible para el pago del impuesto a las Ganancias de la cuarta categoría, a través del decreto 620/2021 publicado este jueves en el Boletín Oficial.

El Gobierno Nacional subió de $ 150.000 a $ 175.000 el piso a partir del cual los asalariados pagan el Impuesto a las Ganancias. El decreto de necesidad y urgencia se publicó este jueves en el Boletín Oficial.

Los trabajadores que, a partir de septiembre, perciban una remuneración bruta mensual de hasta $175 mil, no pagarán el impuesto. Gozarán, además, de la exención del Sueldo Anual Complementario (SAC) o aguinaldo de diciembre.

La medida incrementa el piso de $150 mil y el umbral de $173 mil a $175 y $203 mil, respectivamente.

También exime del pago del aguinaldo a los trabajadores cuya remuneración promedio del segundo semestre no supere los $175 mil.

Con la actualización, 1.267.000 personas que dejaron de pagar el Impuesto a las Ganancias cuando se aprobó la ley en abril, seguirán sin pagar el impuesto, lo que permite mantener el universo de los beneficiados.

El Ministerio de Economía indicó que la medida apunta a «fortalecer el poder adquisitivo de los contribuyentes del impuesto y de sus familias y, con ello, la consolidación de la demanda y del mercado interno» y «asegurar que durante 2021 no aumenten, consecuencia del crecimiento de los salarios nominales, las personas alcanzadas este año por el tributo».

«La reforma de Ganancias llevada a cabo por el Gobierno nacional es sustentable y progresiva», destacó Economía. Indicó que «durante la administración de Juntos por el Cambio se duplicaron los trabajadores y trabajadoras alcanzados por este impuesto».

La Ley buscó volver a los niveles anteriores al período 2015-2019, y que 1,3 millones de trabajadores dejen de pagar el tributo, destacó.

También permitió, según Economía, que sólo el 11% de los trabajadores registrados en relación de dependencia paguen el impuesto.

El mínimo no imponible del impuesto, todas las deducciones y las escalas volverán a actualizarse a partir del 1 de enero del 2022, en función de la evolución de los salarios.

En sesión especial, el Concejo Deliberante de Esquel aprobó una ordenanza para un “plan de financiamiento por deuda con Camuzzi, para personas en situación de vulnerabilidad, en respuesta a la presentación de vecinos solicitando se declare la emergencia económica y social, que incluye la emergencia en los servicios públicos”.

Se planteó que “el gas es uno de los servicios esenciales que garantiza las condiciones mínimas de salud, confort y dignidad para todas las personas”, y que en pandemia “dichos servicios adquieren una relevancia de carácter humanitario”.

La ordenanza crea el “Programa Municipal de Emergencia de los Servicios Públicos”. Se elaborará un padrón de usuarios de Esquel de Camuzzi Gas del Sur en la Secretaría de Desarrollo Social, que cumplan con los requisitos.

El programa

El programa dará asistencia económica mediante financiamiento para esos usuarios que no puedan pagar la deuda consolidada al 31 de marzo de 2021, con la prestadora del servicio.

El fondo deberá destinarse al Programa Municipal de Emergencia de los Servicios Públicos, se conformará por un aporte inicial de la Municipalidad de Esquel de $ 6.500.000; recupero del pago de los vecinos inscriptos en el Registro Municipal, cuyas deudas hayan sido saldadas por la Municipalidad; el municipio dará un préstamo individual a quienes cumplan con los requisitos para afrontar el pago de la deuda reclamada por Camuzzi.

Las secretarías de Desarrollo Social y de Hacienda verificará por medio del cruzamiento de datos del Sistema de Identificación Nacional Tributario y Social que quienes se registren en el padrón cumplan con los requisitos y de ser necesario establecerá una encuesta socio-económica.

Para acceder al beneficio el usuario deberá presentar: constancia de inscripción en la Tarifa Social de gas que otorga ANSES y solicitar un plan de pagos dentro de los 45 días corridos de promulgada la ordenanza.

El plazo

El plazo de pago será de hasta 60 cuotas mensuales, iguales y consecutivas, y la cuota no podrá ser inferior a los $ 250. Se otorgará un periodo de gracia de 4 meses, a contar a partir del desembolso de los fondos para la cancelación de la deuda.

Se autoriza al Ejecutivo a suscribir los convenios necesarios con Camuzzi para aplicar la ordenanza en cuestión.

El intendente de Esquel Sergio Ongarato, se refirió a la posible ordenanza que destinaria recursos y asistencia a las familias que no pueden pagar los servicios de luz y gas, al respecto indico “estamos trabajando sobre el estudio de alguna alternativa de vecinos en situación extrema que no puedan pagar luz y gas, poder contribuir un pago mínimo, estamos trabajando con encuestas, ahí se hace un estudio social analizando cada uno de los casos de quienes llegan diciendo que no pueden pagar, se analiza la deuda con la cooperativa, es una parte y a parir de ahí buscamos una solución definitiva, había un grupo de vecinos que decían que tampoco no podían pagar la luz, buscamos en el SINTIS y así verificar si el beneficiario está en condiciones de recibir la ayuda, ayer tuvimos un primer listado del SINTIS de personas que ganan menos de dos sueldos pero que tienen varias propiedad, tenemos que ver la forma y no alcanza con decir que me pago el estado lo que yo no puedo, hay que generar fuentes de trabajo y que la gente pueda pagar sus servicios, hay gente que necesita y otros que aprovechan la situación para beneficio propio” remarco, dejando en claro su postura sobre la posibilidad de asistencia a las familias que hoy están transitando una grave crisis económica.

Respecto a la posibilidad de que el municipio pueda recibir una contraprestación por el pago de la deuda de servicios por parte de los vecinos, el funcionario expresó “decir que esta gente limpie en un lugar, significa darles palas, carretillas, alguien que controle y es complicado en este contexto de covid, en algunos casos se ha llegado con acuerdos, en el caso del Plan calor que viene de la década del 40 y es una ayuda para que la gente tenga algo de calefacción, porque después van a requerir ayuda médica, siempre hay que buscar el balance y la solución definitiva, hay que generar condiciones para que quienes tienen un capital puedan invertir y generar riquezas, la pandemia nos complica aún más porque cuando queremos hacer algo nos cambia el panorama”.

Por último, uno de los temas que por esta horas solicitó el diputado Menna al gobierno nacional por la paralización de la obra del aeropuerto Esquel, Ongarato opino “Igon me dice que las gestiones las hace, incluso doy fe que me comentaron en Buenos Aires que el diputado Igon estuvo preguntando, no es algo que sea resorte de él, no están fácil obtener datos del aeropuerto Esquel, esto viene de un Fideicomiso, viene por parte del ORSNA que es el organismo que controla, la función de que avance o no es bastante compleja, me habían dicho fue cuando se levante la veda del año pasado se reactivaba la obra, ahora entramos en veda nuevamente y no entiendo porque esta obra no avanza, es una obra fundamental para toda la región, mi viaje a Buenos Aires se viene posponiendo con el covid, en este momento los médicos no me dejan viajar, pero ni bien pueda ir viajó a gestionar esto y otras obras que estamos necesitando, hay mucho para gestionar en la ciudad de BS AS”.

“El objetivo es regularizar todo a mediados de 2021”, dijo Arcioni al momento de anunciar el reperfilamiento de la deuda externa provincial, que en este mes de enero ya permitió un primer ‘alivio’, al reducir de 39 a 16 millones de dólares el vencimiento que debe pagar el próximo 26 de enero. La escalera por subir es todavía larga: para cancelar la deuda salarial con los estatales, el Estado necesita 15.000 millones de pesos.

El acuerdo alcanzado para prorrogar los vencimientos de deuda, que originalmente vencía en 2026 y ahora se extendió hasta 2030, es una de las fichas con las que el gobierno provincial apuesta a reencauzar la economía provincial.

Desde el punto de vista político, se ha sacado una “mochila” que hoy todavía cargan, con riesgo de default, provincias como Buenos Aires y Entre Ríos, esta última con una demanda internacional por parte de un grupo de bonistas. A ese panorama adverso se suma la reciente cesación de pagos declarada por Córdoba.

Desde la perspectiva económica, continúa la discusión en torno a las condiciones de la renegociación, a la que se ha cuestionado desde sectores de la oposición (y también desde el oficialismo nacional), con el diputado Gustavo Menna como cara visible, por no haber obtenido una mejora en la tasa de interés.

“No era posible mejorar la tasa, eso hubiera implicado un cambio en las condiciones del bono original y puesto en riesgo toda la negociación”, insisten desde el gobierno provincial, en respuesta a aquellos cuestionamientos. “Tampoco es cierto que haya crecido la deuda, porque eso pasa cuando se capitalizan intereses. En este caso, lo que hay es un interés por el plazo adicional que se ha conseguido hasta 2030”, argumentan desde Fontana 50.

Del otro lado, el cuestionamiento a la tasa del 7,75 por ciento se sostiene con lógica preocupación, considerando que el respaldo de regalías de la provincia podría haber logrado mejores condiciones que ésta. Algo que, parece lógico también deducir, se debió haber planteado en el 2016, al momento de discutir la colocación original del bono, con un antecedente de que tres años antes se había logrado una tasa de sólo el 4 por ciento. No es necesario redundar ahora con un planteo muchas veces formulado desde esta columna: los endeudamientos sin razón demandan una explicación contundente de cara a la sociedad que los está pagando.

Más allá de esa discusión técnica y también política, sobre condiciones que ahora ya no podrán modificarse, lo cierto es que la provincia cuenta hoy con un grado de desahogo financiero que, en principio, debería aprovechar con el fin de regularizar el funcionamiento mínimo del Estado, a partir de regularizar la deuda salarial con los empleados y jubilados del sector público. Así lo anunció el gobernador Arcioni en varias oportunidades. Pagar salarios en tiempo y cancelar las dos masas y media que adeuda es una módica meta de gestión, pero en el incendio de las arcas provinciales del último año y medio, resulta un objetivo inaplazable. La pregunta es: ¿alcanzará?

Un ‘ahorro’ de 2.000 millones de pesos por trimestre

La disponibilidad de dólares que cada trimestre se reservan para pagar los vencimientos de enero, abril, julio y octubre ha significado en este primer mes una masa adicional cercana a los 2.000 millones de pesos, según confiaron fuentes con acceso a los números chubutenses. Con ese recurso se pudo cancelar la masa salarial de diciembre y comenzar con el pago del aguinaldo de junio del año pasado, todavía por rangos.

Una disponibilidad similar se acumulará en los próximos tres meses, ya que en lugar de pagar 38,1 millones de dólares el 26 de abril, el vencimiento será del orden de los 16 millones de dólares. Es decir, un equivalente a alrededor de 2.000 millones de pesos, o unos 700 millones por mes.

Vale recordar que el monto que debe reunir el gobierno para cancelar toda la deuda con los estatales (una masa salarial atrasada para rangos 1, 2 y salud; dos masas salariales para los rangos 3 y 4, además del medio aguinaldo de junio y el de diciembre último) se estima en el orden de los 15.000 millones de pesos.

Cotejados así los números, podría deducirse que el ‘ahorro’ de este año (a razón de 2.000 millones por trimestre) sólo cubriría la mitad de la deuda salarial. En otras palabras, con la renegociación sola no alcanza para poner al día los sueldos.

Lo anterior demanda otra aclaración. Según ha informado el gobierno, el alivio total de la renegociación alcanza los 169 millones de dólares, que dejan de pagarse entre 2021 y 2023, para luego comenzar a devolver desde el año 2026. Es notorio que ese monto total, a la cotización actual, alcanzaría para pagar todos los salarios atrasados. Sin embargo, no debe perderse de vista que se trata de un monto acumulable en tres años, lejos de una disponibilidad inmediata.

Otras piezas del rompecabezas chubutense

La administración de Arcioni necesita de otras piezas, que no maneja por sí mismo, para resolver el rompecabezas salarial. Una, con buenas señales en las primeras semanas del año, se vincula al mercado petrolero internacional. En la medida que el precio del barril de crudo pueda sostenerse en torno a los 55 dólares, la provincia podrá aspirar, en combinación con un recupero de la producción caída el año pasado por la pandemia, a recuperar una bolsa de dólares por regalías más cerca de su promedio histórico, es decir por encima de los 25 millones de dólares mensuales, en lugar de los 20 millones que apenas arañó en la última parte del traumático 2020.

La otra variable depende de la economía nacional. Con el precio internacional de la soja en suba y la presión de los sectores exportadores en contra de la brecha cambiaria (entre un dólar oficial de 85 pesos y un mercado paralelo de 150 pesos o más) no es extraño imaginar que el tipo de cambio oficial pueda modificarse en los primeros meses de este año, aun por encima de lo previsto en el presupuesto nacional.

Así, cada dólar que ingrese por regalías, elevará su valor, como si se tratara de un tubo de oxígeno para una economía en terapia intensiva.

Un tercer elemento sí depende del gobierno provincial, pero requiere de su siempre escasa capacidad negociadora con el poder Legislativo provincial. Es que otra de las fichas que busca jugar el gobierno se vincula a la moratoria de Rentas, a fin de poder recuperar parte de la recaudación propia, que el año pasado cayó en un 30 por ciento. Sobre 21.000 millones de pesos que estaba previsto recaudar en el presupuesto del año pasado, una pérdida del 30 por ciento implica más de 6.000 millones de pesos, si es que son ciertas las menciones que se hacen de forma extraoficial sobre el impacto de la paralización económica derivada de la cuarentena. Así, ‘raspando el tarro’ y con algo de viento a favor, es posible que en la segunda parte del año la deuda interna haya sido saneada.

Claro que no todo se reduce, en una provincia prácticamente paralizada, al pago de salarios adeudados. El presupuesto 2021 tiene una escuálida proyección de obra pública, mientras crece la necesidad de incrementar recursos, siempre escasos, para un sistema sanitario jaqueado por la pandemia.

Además, en la agenda 2021 ya aparece el reclamo de recomposición salarial planteado por dirigentes gremiales estatales. “Sería como cortarse el otro brazo, después de haber amputado el primero”, fue la cruda imagen escuchada en ámbitos oficiales, frente a la expectativa planteada para volver a discutir aumentos sobre sueldos que, a casi dos años de haberlos concedido, aun no se pueden terminar de pagar.

Durante los próximos días el Gobierno de Chubut tendrá que contar con una buena cantidad de fondos para poder hacer frente a sus obligaciones, que el caso de los salarios de los estatales supone una suma superior a los 5.000 millones de pesos que debería tener prevista para el 4 de noviembre, si es que efectivamente cumple con el anuncio de abonar una masa salarial completa.

Si bien el anuncio del Gobernador hacía referencia a que dejaría de pagar escalonado, los gremios afirman que los ministros Antonena y Grazzini indicaron que se pagaría a los rangos 1,2 y Salud el mes de septiembre y los rangos 4 y 5, el mes de agosto, todos en la misma fecha, dato del que tampoco hay precisiones.
Ante este contexto, el Gobierno Provincial tendría que cancelar una masa salarial completa en menos de 10 días, para lo cual debe reunir los fondos que en principio a la fecha no estarían disponibles.

Deuda pública

En cuanto a la deuda pública, este lunes se cancelaría la primera cuota de capital, sumados los intereses, del BOCADE, por 39 millones de dólares. Se trata de la primera amortización del endeudamiento por 650 millones de dólares que tomó Mario Das Neves a mediados de 2016. En el detalle, hoy se tendrán que pagar 27 millones de dólares en concepto de capital y otros 12 millones por los intereses correspondientes.
En este caso el Gobierno de Chubut ya se anunció que estaban los flujos disponibles para cancelar la operación con los tenedores de bonos. Esto es así porque no la Provincia no tiene forma de negarse a pagar la deuda ya que las regalías ofician de garantía, por tanto, desde hace tiempo ya los fondos están asegurados a ese fin de manera automática.
Sin embargo, se desconoce el avance, si lo hubo, en las negociaciones con los tenedores de bonos para la restructuración de la deuda pública.

El presidente Alberto Fernández aseguró que «todos los acreedores deben saber que no vamos a postergar a ningún argentino para pagar una deuda que no podemos pagar» y señaló que «la prioridad» del Gobierno es «cuidar la salud y nadie nos va a doblegar en eso».

«No debe dudar ningún argentino ni ningún acreedor de que mientras que la pandemia exista, el Gobierno va a estar al lado de los que más lo necesitan; somos muy conscientes de cuál es la prioridad: cuidar la salud de los argentinos y nadie nos va a doblegar en eso», dijo Fernández al encabezar la apertura del Hospital General de Agudos Doctor René Favaloro, en La Matanza.

El mandatario participó a través de una videoconferencia en la residencia de Olivos de la apertura de ese hospital, que estuvo cuatro años paralizado.

«Es muy difícil de entender que alguien haya elegido no poner en marcha un hospital de esta magnitud», dijo el jefe de Estado al tiempo que resaltó la figura de Favaloro, de quien el establecimiento lleva el nombre.

Recordó que cuando Cristina Fernández de Kirchner terminó su gobierno, nadie quiso poner en marcha los hospitales construidos durante su gestión, decisión que le resultó «impactante» y que hoy lo llena de «orgullo» poder revertirla y poner esos establecimientos al servicio de «los sectores más débiles», ya que su utilidad comienza con la pandemia pero continuará también cuando esta concluya.

No debe dudar ningún argentino ni ningún acreedor de que mientras que la pandemia exista, el Gobierno va a estar al lado de los que más lo necesitan”

ALBERTO FERNÁNDEZ

«En cuatro meses, La Matanza tendrá un segundo hospital igual a este y nos pone muy contentos poder terminar con esas obras que inició Fernández de Kirchner y que durante cuatro años quedaron abandonadas», dijo, al mismo tiempo que puso en marcha cuatro Hospitales Modulares en diferentes puntos del país.

En otro orden, el mandatario pidió a la gente «no enojarse» con quienes son «reticentes a la lógica de la apertura», en referencia a gobernadores e intendentes que deben tomar medidas restrictivas frente a la pandemia porque están evitando que la gente «se contagie, se enferme y padezca», ante el crecimiento de casos y fallecimientos.

En este sentido, se refirió al intendente de General Madariaga, Guillermo Montenegro, y a los marplatenses, en momentos en que crecen los casos en esa ciudad.

«Estamos muy lejos de haber pasado el problema de la pandemia y acercándonos al pico de contagios, lo que nos exige inaugurar todos estos hospitales, y tal vez otros, para poder atender a todos; hay que ser muy prudentes porque el virus está circulando», advirtió.

Fernández expresó que el Gobierno «mira toda la película» en lugar de «fotografías aisladas» y señaló que «hay un foco en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que irradia contagio al resto del país y no podemos estar desatentos a esos».

«Uno se da cuenta de que la lucha es larga, persistente y lo único que nos cuida es quedarnos en casa», concluyó el jefe de Estado.

El gobierno de Arcioni llegó al límite de su ya escasa capacidad financiera y margen de maniobra y gestión para administrar el Estado provincial de Chubut.

La deuda pendiente

Mañana podrán cobrar finalmente los salarios del abril los estatales incluidos en el cuarto rango, pero quedan pendientes los sueldos de mayo, el medio aguinaldo a pagarse en cuotas y en pocos días más los correspondientes a junio. Para cubrir los sueldos atrasados el gobernador volvió a recurrir al endeudamiento en pesos, mientras que el ministro Oscar Antonena le apunta a los empleados públicos y advirtió que existe un exceso de personal en el Estado.

La crisis financiera es casi inigualable en Chubut y hay que presumir que todo se hará más difícil en las próximas semanas. Con más de dos meses de atraso en el pago salarial, la gestión recurrió a la alternativa de volver a endeudarse en pesos para saldar una pequeña porción de la enorme deuda que mantiene con los trabajadores estatales.

Letras por 382,5 millones

Con la renovación de la emisión de Letras del Tesoro por 382,5 millones de pesos pudo terminar de pagar sueldos de abril correspondientes al cuarto rango. Por ese nuevo endeudamiento en pesos, que en total supera los 7.000 millones de pesos, Chubut pagará en un corto plazo -de 28 días- una tasa de interés del 35,5% y garantizados por los ingresos que tiene la provincia con la Coparticipación Federal de Impuestos.

El mecanismo de endeudarse en pesos todos los meses para pagar los salarios y jubilaciones provinciales sigue engordando la bola de nieve que hunde a Chubut cada vez más en el fondo de un pozo del que casi no será posible salir; mucho más aún cuando se incrementen en pocas semanas los pagos de la deuda en pesos.

Antonena apunta a los estatales

El ministro de Economía, Oscar Antonena, no explicó cuál sería el plan para salir de la crisis pero le apuntó a los empleados públicos como una de las causales principales de la crisis por la que atraviesa la provincia.

«En el Ministerio de Economía hay 20 personas trabajando, poniendo como pretexto el COVID-19. En el área de Tesorería que -habitualmente trabaja con 47 personas- ahora lo hace con 4 o 5. Un total de 4.900 millones de pesos es el dinero que destinamos mensualmente para la masa salarial», sostuvo Antonena.

No conforme con la ejemplificación, amplió el contenido de sus dichos y enfatizó que «esto lo que demuestra es que existe una cantidad de personal excesiva en la administración pública».

De sus afirmaciones se desprendería que la gestión arcionista insistirá con el plan de ajuste que intentó implementar en 2018 y fracasó, pero que volvió a buscar con un proyecto que se fue desmembrando a principios de este año. Reducir la planta de personal y achicar los pagos salariales parece que volverán a ser la obsesión del arcionismo.

Finalmente, el ministro de Economía remarcó que el gobernador le encomendó negociar con los sindicatos estatales el pago en cuotas de los aguinaldos. «Tenemos que pensar junto con los sindicatos de qué manera vamos a pagar en cuotas el aguinaldo. Si hoy estamos terminando de pagar el mes de Abril, mal podemos anunciar el pago en una sola cuota próximamente», indicó Antonena.

Más de 1,8 millones de trabajadores del sector privado cobrarán este mes por parte de la Anses hasta el 50% de su salario de mayo, con una inversión total de cerca de $ 37.000 millones, informó esta tarde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Más de 1,8 millones de trabajadores del sector privado cobrarán este mes por parte de la Anses hasta el 50% de su salario de mayo, con una inversión total de cerca de $ 37.000 millones, informó esta tarde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)

De este modo, la cantidad de los salarios alcanzados por el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) superará en unos 500 mil a las asistencias brindadas para el pago de los sueldos de abril, que alcanzaron a cerca de 1,3 millones.

La Anses depositará en la cuenta de cada trabajador incluido en el programa un promedio de $ 20.556, con un mínimo de $ 16.875 -correspondientes a un salario mínimo vital y móvil- y un máximo de $ 33.750, lo que cubrirá hasta el 50% de un salario neto de $ 67.500.

“El objetivo del Programa ATP es sostener los salarios de los trabajadores y asistir a las empresas afectadas por la pandemia. Es un programa inédito en la historia argentina”, indicó la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, al destacar que la mayoría de las empresas beneficiadas son pymes.

En total serán 194 mil las empresas beneficiadas este mes por el Programa ATP, que podrán consultar desde mañana los montos que serán depositados por el Estado en las cuentas bancarias de cada uno de los trabajadores alcanzados por el salario complementario.

Si bien la AFIP procesó los datos de más de 300 mil empresas que se anotaron en al ATP hasta el 26 de mayo -fecha límite la inscripción- se espera que finalmente sean 2 millones los trabajadores que accedan al beneficio.

El objetivo del Programa ATP es sostener los salarios de los trabajadores y asistir a las empresas afectadas por la pandemia. Es un programa inédito en la historia argentina(FW)”

MERCEDES MARCÓ DEL PONT-AFIP

Esto es así ya que aún falta procesar la información de las instituciones educativas de nivel terciario, prestadores de salud y empresas de logística, entre otros rubros, que fueron incorporados el 18 de mayo al ATP a través de la decisión administrativa 817/2020 publicada en el Boletín Oficial.

Para poder ingresar al programa es necesario acreditar una sustancial reducción en su facturación con posterioridad al 12 de marzo de 2020 y el monto de la ayuda que se considerará como salario neto será equivalente al 83% de la remuneración bruta devengada correspondiente a febrero de 2020, de acuerdo con las declaraciones juradas presentadas por el empleador.

Las empresas que cumplan con el requisito de facturación no podrán: distribuir utilidades por los períodos fiscales cerrados a partir de noviembre de 2019, recomprar sus acciones y/o comprar dólares a través del mercado de bonos o acciones (CCL y/o Dólar MEP) por uno o dos años posteriores a su ejercicio contable actual, dependiendo de si tienen más o menos de 800 empleados a cargo.

Por último, las empresas beneficiarias contarán con la postergación de los vencimiento y una reducción del 95% para las contribuciones patronales destinadas al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

En abril pasado, el 93,4% de las empresas aprobadas en el ATP para el pago de salarios fueron pymes de hasta 25 empleados, mientras que apenas 0,1% del total correspondieron a compañías de más de 800 trabajadores.

Así surge de un informe elaborado por el Gobierno nacional. al que tuvo acceso Télam, que indica además que las empresas que cuentan con una plantilla de entre 25 y 100 empleados representan el 5,3% del total de beneficiadas por la ATP, en tanto sus trabajadores corresponden al 23,3% del total comprendido en los beneficios.

Por último, las firmas de entre 100 y 800 empleados son el 1,2% del total y el 24,4% de los empleados registrados en el Programa.