Tag

Precios

Browsing

El presidente Alberto Fernández reafirmó que la «mayor preocupación» del Gobierno nacional es que «los argentinos coman carne a precios razonables».

Así lo expresó durante una charla que mantuvo por radio con el expresidente de Uruguay, José ‘Pepe’ Mujica, a quien saludó por su cumpleaños número 86.

«Tengo en vos un ejemplo permanente. Ayer cuando hablaba con Matías Kulfas, nuestro ministro de la Producción, sobre el tema de la carne, yo le decía que me parece espléndido que los exportadores vendan carne pero que mi mayor preocupación es que los argentinos coman carne», dijo el Presidente a través de Radio 10.

En este sentido, recordó a la audiencia que «Pepe le garantizó a los uruguayos carnes a precios razonables y facilitó que se exporte, pero básicamente garantizó los cortes para que a los uruguayos no les falte la carne».

«Nuestra mayor preocupación es esa, que los argentinos coman carne a precios razonables, y como decís vos, la primera obligación que tiene este Gobierno es con el pueblo, con la gente, vos lo sabes bien», le dijo Fernández a Mujica, y remarcó: «Tengo en vos un ejemplo permanente».

El Gobierno nacional oficializó la suspensión de las exportaciones de carne por los próximos 30 días, a través de la publicación de la medida en el Boletín Oficial.

La decisión fue rechazada por la las entidades que integran la Mesa de Enlace que, dispuso el cese de comercialización desde este jueves y hasta el 28 de mayo.

«Así que Pepe querido, Feliz cumpleaños, los argentinos te queremos mucho y todos saben cuanto te quiero, cuanto te respeto y cuanto te valoro», añadió el jefe de Estado argentino en su charla telefónica con el exmandatario.

A su turno, Mujica le respondió que «en el Río de la Plata la carne históricamente es un hecho político determinante. El problema de la carne en nuestro pueblo es terrible».

Fernández recordó luego que «allá, en el 2006 me toco destrabar un tema con la carne cuando era jefe de gabinete, y lo hice con la lógica de Pepe» e insistió en la importancia de «garantizar los cortes a los argentinos, después el resto de la vaca, véndanlos».

Por otra parte, Fernández le contó a Mujica que «China demanda mucha carne entonces, se abrió un mercado importante pero no es posible que los argentinos terminemos pagando por la carne un precio sideral, y ese es el problema que tenemos que resolver» porque «el asado es de todos», según definió.

Sobre el final de la charla, el Presidente dijo que hablar con Mujica «es siempre un momento donde uno se nutre» y lo calificó como «un maestro».

A modo de homenaje, también participaron del programa radial con saludos grabados, el expresidente de Ecuador, Rafael Correa; y el expresidente de Colombia, Ernesto Samper, así como referentes artísticos como cantante Víctor Heredia, entre otros.

Mujica nació en Montevideo el 20 de mayo de 1935 y desde muy joven se involucró en las luchas en favor de los sectores populares, que incluyeron su participación como uno de los principales jefes de la guerrilla tupamara, hasta convertirse en el cuadragésimo presidente de la República Oriental del Uruguay, cargo que ejerció entre 2010 y 2015.

El presidente Fernández retomó hoy las actividades en la Casa Rosada luego de la gira que realizó la semana pasada por Europa con una agenda que tiene como temas preponderantes el control del alza de precios y la pandemia de coronavirus.

«Estados Unidos enviará a fines de junio 20 millones de dosis autorizadas para su uso en Estados Unidos con el fin de ayudar a países que luchan contra la pandemia», dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, reportó la agencia AFP.

La funcionaria adelantó que el presidente Joe Biden comunicaría formalmente la medida en un discurso televisado en el curso de esta jornada.

El anuncio ocurre cuando se ha incrementado la presión sobre la administración Biden para que use su gran excedente de inmunizantes para ayudar a otros países, ya que la campaña de vacunación en Estados Unidos ha logrado un avance significativo.

Psaki declinó comentar qué países serían los receptores prioritarios de los envíos, pero Biden ha señalado que Washington hará todo lo posible para ayudar a India a hacer frente al recrudecimiento de la pandemia.

Las primeras 60 millones de dosis serán todas de AstraZeneca, una vez que la vacuna obtenga la aprobación de las autoridades sanitarias estadounidenses. Las inyecciones desarrolladas por la farmacéutica anglosueca aún no se han utilizado en Estados Unidos y parece cada vez más improbable que se necesiten.

Psaki no especificó a cuál vacuna corresponderían las 20 millones de dosis adicionales, y solo declaró que serían «otras dosis de vacunas aprobadas».

La portavoz dijo que la cifra de 80 millones multiplica por cinco «la mayor cantidad de dosis donada por cualquier país del mundo».

La escalada del precio internacional de la soja se convirtió en tema central del mundo de los negocios agropecuarios en los últimos meses, por los saltos que dio entre jornada y jornada en el mercado de Chicago, de referencia a nivel mundial, y también la magnitud de su aumento en el último año, que se aceleró al inicio de 2021.

La suba , que en los últimos días llevó a que la oleaginosa cotice cómodamente por encima de los USD 600 la tonelada en Chicago, y se reflejó también en el precio FOB en la Argentina, llevó a que se rehagan las cuentas respecto al valor de la cosecha argentina, cuántos dólares ingresarán por exportaciones y cuánto recaudará el Estado en concepto de retenciones. Pero por sobre todas las cosas, la pregunta que más se hizo presente fue ¿hasta dónde puede llegar?

La incógnita es difícil de dilucidar, sobre todo si se tiene en cuenta la alta volatilidad de los mercados de commodities, pero hay análisis que buscan explicar los movimientos de precios y anticipar su comportamiento. Ambas tareas son complejas, pero en el mercado existe una visión común que habla de la firmeza del mercado de la soja.

En primer lugar, se debe repasar la fenomenal suba del precio del poroto, que también estuvo acompañado por el maíz. Por ejemplo, si se toma en cuenta la evolución del valor del contrato de julio, que hoy oficia como de referencia en el mercado, se puede observar que avanzó un 86,8% en un año al pasar de USD 312,06 la tonelada a USD 582,85 la tonelada, mientras que en lo que va de 2021, trepó su cotización 21,7%, o sea, poco más de USD 103.

Cabe mencionar que el maíz, como la soja, tuvo una exponencial suba desde mediados del año pasado y que también, como sucedió en la oleaginosa, se aceleró al inicio de 2021. Respecto a un año atrás, el contrato de julio del cereal avanzó 80,3%, desde USD 140,55 a USD 253,43 la tonelada en el mercado de Chicago y si se toma como referencia la primera cotización de enero, el alza es del 33,5%.

A pesar de esta marcada suba, el grano amarillo supo duplicar su precio solo hace cinco días, cuando cotizaba a USD 286,02, pero tras la publicación del informe del USDA, su valor se desplomó más de USD 30. Esta misma situación se vivió en el mercado argentino, donde en solo una semana la posición de junio retrocedió USD 18 y la de julio USD 22 por tonelada.

Dicho informe estimaba un aumento del 5,7% en la producción de EEUU para la campaña 2021/22. En este sentido, la BCR explicó que “a pesar de los bajos stocks que tiene la potencia norteamericana, la mejora en las cosechas de maíz supera con creces este bajo almacenamiento y se espera en esta nueva campaña una oferta mayor a la del año anterior. Con ello, al final del nuevo ciclo, el nivel de inventarios debería subir más de un 20% a 38,3 millones de toneladas”.

A sabiendas de que hace pocos días, la oleaginosa cotizó durante un par de ruedas en torno a los USD 610 la tonelada, pero que una violenta toma de ganancias por parte de los fondos especulativos la llevo por debajo de los USD 590 la tonelada, se desprende la siguiente pregunta: ¿Podrá la soja superar el récord de septiembre de 2012 cuando su precio se ubicó por encima de los USD 650 o ya tocó su techo?

Al respecto, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) analizó tanto los inconvenientes como los factores de impulso que pueden jugar en los precios en el corto y mediano plazo. Economistas de la entidad señalaron que “uno de los principales limitantes viene del lado de la producción”.

A partir de la publicación del informe sobre oferta y demanda mundial de granos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), el pasado miércoles se empezó a dilucidar cuál podría ser la producción norteamericana de soja de la campaña 2021/22. Según el reporte, se espera un crecimiento de la cosecha estadounidense de 6,4% hasta las 120 millones de toneladas, en un contexto de muy ajustados stocks.

A pesar de que se prevé una mayor cosecha en dicho país, la BCR indicó que “se espera una leve baja de la oferta total, pero no se descarta que una mejora en los rendimientos pueda terminar de torcer la histórica caída de los stocks, que pasaron de 14,3 millones de toneladas en la campaña 2019/20 a una proyección de apenas 3,3 millones de toneladas cuando termine el actual ciclo 2020/21. Para la 2021/22, el nivel de inventarios al final de la campaña repuntaría levemente a 3,8 millones de toneladas”.

Otro punto que puede influir negativamente en los precios, según el estudio, es la inflación en EEUU, que en abril fue del 4,6%, el nivel más alto en 12 años. “Un alza de precios en los Estados Unidos debilita la competitividad del dólar y desvaloriza las ganancias reales que puedan gestarse en los mercados norteamericanos, incluyendo las del mercado de Chicago”, señalaron especialistas de la BCR.

“Si la economía estadounidense retoma un sendero de crecimiento económico sostenido, acompañada de la aceleración del índice de precios, la política monetaria laxa y de tasas bajas de la Reserva Federal se vería limitada. Potenciales alzas en la tasa de interés de la FED llevarían a los fondos de inversión a mayores inversiones en activos soberanos. Si pierde preponderancia la toma de posiciones en los mercados de commodities, los precios se verían potencialmente limitados o a la baja”, remarcó el informe a cargo de los especialistas Guido D’Angelo y Emilce Terré.

Otro factor determinante es China, el gran hacedor de esta escalada en los precios a partir de su voracidad por los commodities agrícolas. Si bien no hay datos oficiales por parte del gobierno chino, los stocks del gigante asiático seguirían en niveles bajos, lo que podría impulsar las compras y, así, los precios. Pero de eso dependerá la producción interna de ese país, la cual, de mostrar buenos resultados, podría limitar las alzas. Cabe mencionar que el USDA estimó que la demanda de soja por parte de China pasará de 100 a 103 millones de toneladas para este año.

Mercado firme y la posibilidad de alcanzar el récord

Para el presidente de la corredora de granos Kimei Cereales, Javier Buján, es “muy difícil” poder predecir cuál será el comportamiento del precio de la oleaginosa, ya que no se pudo prever ni la fuerte suba de las últimas semanas, como así tampoco la fuerte baja producto de una agresiva toma de ganancias por parte de los fondos especulativos, que no solamente derrumbó el precio de la soja en Chicago, sino que también impactó en el precio local del grano.

Sin embargo, en diálogo con Infobae, Buján consideró que “de aquí en más la variable del mercado será el clima y el avance de siembra en Estados Unidos. En lo personal creo que lo mejor ya lo vimos. Desde ya que puede haber rebotes y también se pueden presentar factores que hoy no se ven, pero si se analiza el mercado más allá de la caída de esta semana y se compara con la primera cotización del año y cómo viene el año, es un fondo de mercado firme”.

Por su parte, el director de la consultora Agritrend, Gustavo López, no ve como imposible alcanzar el récord de septiembre de 2012, cuando el poroto se ubicó por encima de los USD 650 la tonelada, como tampoco considera que se haya “tocado techo” en cuestión de precios, ya que entiende que de ahora en más dependerá de la parte productiva y de que mejore la oferta del grano a nivel mundial.

“Creo que todavía no está definido nada y que puede llegar tranquilamente a USD 650 la soja”, indicó a Infobae López y prosiguió: “En realidad hay algunos pro y otras contras. Hubo un informe del USDA con sabor a poco: los americanos nunca se juegan tanto en una primera instancia, en el primer análisis de la campaña 2021/22, por lo cual puede sufrir modificaciones en materia de área y ver si pueden sembrar todo lo que ellos calculan (en Estados Unidos) y si logran los 120 millones de toneladas que necesitan sí o sí, para que, a pesar de eso, reducir las exportaciones y tener uno de los saldos más bajos de los últimos años”.

Asimismo, López apuntó a Brasil, que “tiene que volver a reeditar un nuevo récord de 144 millones de toneladas y se tiene que dar una muy buena cosecha en Argentina de no menos de 53 millones de toneladas. En ese esquema, los precios estarían relativamente sostenidos igual, con una China que sigue creciendo a ritmo acelerado y que necesita de forraje y soja”.

“Las chances están dadas. Cuando se empiece a ver cómo evoluciona la cosecha en Estados Unidos va a haber un weather market (mercado climático) y si se cumplen o no las condiciones. Los fundamentos hacen que la oferta tenga que ser muy buena este año para abastecer a la demanda creciente. No me asustaría que haya fluctuaciones en el medio, pero para mí no estamos en el techo”, concluyó.

Fuente: Infobae

En ese sentido, desde la Dirección General de Protección y Defensa de los Consumidores se informó que se trabajará fuertemente en hacer cumplir con los precios establecidos, como así también en la cantidad y calidad de la mercadería en las góndolas.

Al respecto, el director general de Protección y Defensa de los Consumidores, Simón García, contó que “hace unos días se largó el programa de Precios Cuidados a nivel nacional, para todo lo que son los productos de carnes, es algo que lo tuvimos el año pasado, y al ser tan solicitado desde todas las provincias, se volvió a implementar para que esté vigente durante el 2021”.

11 CORTES

En el mismo sentido, el funcionario provincial señaló que “este programa cuenta con 11 cortes de carnes, los cuales ya están disponibles en las distintas cadenas nacionales de supermercados de la Provincia”.
“Ante esta situación, vamos a comenzar a hacer los relevamientos y los controles correspondientes, en donde no solo vamos a ver si están los cortes en las góndolas, sino también si se respetan los precios establecidos, además de analizar la cantidad y calidad de los productos”, indicó el Director.

OPERATIVOS

A su vez, García remarcó que “los operativos serán toda la semana, en distintos horarios y en todos los supermercados, por personal nuestro de la Dirección General de Protección y Defensa de los Consumidores”.
Asimismo, el funcionario provincial explicó que “todos los datos relevados son informados semanalmente a Nación, y en caso de haber alguna infracción, se harán las inspecciones y multas que correspondan”.
Finalmente, el director general de Protección y Defensa de los Consumidores informó que “en el caso de que los vecinos que no encuentren estos cortes en las góndolas, podrán hacer las denuncias enviando un mensaje de WhatsApp adjuntando foto correspondiente al 280 441-1208”.

Fuente: El Chubut

Desde la Dirección General de Protección y Defensa de los Consumidores se trabaja fuertemente en hacer cumplir con precios establecidos, como así también en la cantidad y calidad de la mercadería en las góndolas de las cadenas de supermercados. El Gobierno del Chubut, a través de la Secretaría de Trabajo que conduce Cristian Ayala, comenzó a implementar el programa nacional de ‘Precios Cuidados’ para cortes vacunos en todas las cadenas de supermercados de la Provincia.

En ese marco, desde la Dirección General de Protección y Defensa de los Consumidores se informó que se trabajará fuertemente en hacer cumplir con los precios establecidos, como así también en la cantidad y calidad de la mercadería en las góndolas.

Al respecto, el director General de Protección y Defensa de los Consumidores, Simón García, contó que “hace unos días se largó el programa de Precios Cuidados a nivel nacional, para todo lo que son los productos de carnes, es algo que lo tuvimos el año pasado, y al ser tan solicitado desde todas las provincias, se volvió a implementar para que esté vigente durante el 2021”.

11 cortes de carnes

En el mismo sentido, el funcionario provincial señaló que “este Programa cuenta con 11 cortes de carnes, los cuales ya están disponibles en las distintas cadenas nacionales de supermercados de la Provincia”.

“Ante esta situación, vamos a comenzar a hacer los relevamientos y los controles correspondientes, en donde no solo vamos a ver si están los cortes en las góndolas, sino también si se respetan los precios establecidos, además de analizar la cantidad y calidad de los productos”, indicó el Director.

Operativos

A su vez, García remarcó que “los operativos serán toda la semana, en distintos horarios y en todos los supermercados, por personal nuestro de la Dirección General de Protección y Defensa de los Consumidores”.

Asimismo, el funcionario provincial explicó que “todos los datos relevados son informados semanalmente a Nación, y en caso de haber alguna infracción, se harán las inspecciones y multas que correspondan”.

Para realizar denuncias

Finalmente, el Director General de Protección y Defensa de los Consumidores informó que “en el caso de que los vecinos que no encuentren estos cortes en las góndolas, podrán hacer las denuncias enviando un mensaje de WhatsApp adjuntando foto correspondiente al 280 441-1208”.

Fuente: RTN

El contrato de mayo de la oleaginosa subió 1,40% (US$ 8,45) hasta US$ 610,13 la tonelada, mientras que el contrato de julio avanzó 1,71% (US$ 10,20) para ubicarse en US$ 603, 52 la tonelada.

Los fundamentos de la suba radicaron la ajustada relación entre la oferta y la demanda del poroto de soja que «seguirá inalterable en lo que resta de la actual campaña y que persistirá en la campaña 2021/2022», indicó un informe de la corredora de granos Granar.

«Así de breve y contundente resulta el fundamento de la tendencia alcista que acerca los precios de la oleaginosa al récord de 650,74 dólares alcanzado a principios de septiembre de 2012», agregó Granar.

Según el informe del USDA publicado hoy la producción de soja para la campaña 2021/22 en EEUU alcanzaría los 119,88 millones de toneladas, un volumen que daría como resultado la existencia de bajos stocks, en un contexto donde tanto la demanda interna como externa del poroto seguirían en alza.

Los subproductos de la soja acompañaron la tendencia alcista del grano, con una suba del 2,38% (US$ 38,27) en el aceite hasta los US$ 1.513, 67 la tonelada, mientras que la harina se incrementó 0,31% (US$ 1,54) para cerrar a US$ 497,06 la tonelada.

Por su parte, el precio del maíz cayó 0,26% (US$ 0,79) y se ubicó en US$ 298,21 la tonelada, debido a la que las existencias finales de la próxima campaña en Estados Unidos se ubicarían bastante por encima de lo que esperaba el mercado.

Según el USDA, los stocks se ubicarían 38,28 millones de toneladas, mientras que los operadores previeron ese volumen en poco más de 34 millones de toneladas.

Por último, el trigo cayó 0,65% (US$ 1,84) y se posicionó en US$ 277, 32 la tonelada la cierre de las operaciones, por existencias finales en Estados Unidos tanto en esta campaña como en la siguiente por encima de lo proyectado por el mercado.

Durante los últimos días, el Ministerio de Desarrollo Productivo, a través de la Secretaría de Comercio Interior, renovó el acuerdo de cortes a precios accesibles, con más disponibilidad, el doble de días de oferta, más lugares de venta y prácticamente sin suba de precios.

Este compromiso de abastecimiento de carne de novillo de primera calidad -así lo aseguró el Poder Ejecutivo- se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2021, con actualizaciones trimestrales: la próxima será en julio.

Con esta nueva etapa, que tendrá vigencia desde este miércoles, las ofertas se podrán encontrar en supermercados de lunes a viernes, todas las semanas del mes, con lo cual la frecuencia del acuerdo pasa de 9 días del mes a 20 días.

Así, estarán disponibles en grandes cadenas como Coto, Jumbo, Vea, Disco, Carrefour, Walmart, Día%, La Anónima, Libertad y carnicerías Friar, según se informó oficialmente.

En el Mercado Central de Buenos Aires, los cortes podrán encontrarse todos los días (abre de martes a sábados), ya que los puestos del predio contarán con una oferta específica y se incorporará la venta a través del Mercado Federal Ambulante con camiones itinerantes.

En esta renovación, se agregó la paleta, a $485 el kilo, para reforzar la oferta de cortes de olla que más se consumen en la temporada invernal.

Los precios por kilo de los cortes que ya estaban en el acuerdo y que se mantendrán sin variaciones son: vacío a $499, matambre a $549, falda a $229 y tapa de asado a $429.

Por su parte, el asado de tira se venderá con una baja del 10% a $359 y un 39% más bajo que en diciembre, antes del acuerdo.

La cuadrada o bola de lomo, el roast beef y la carnaza alcanzarán los precios de $515, $409 y $379, respectivamente, que representan un aumento promedio menor al 5%, detalló la Secretaría de Comercio Interior.

Para este mes, el Gobierno estima un volumen inicial de 8 millones de kilos disponibles, que podrán ser aumentados en función de la demanda.

Este acuerdo lo realiza el Estado Nacional con el consorcio de exportadores ABC (principal proveedor del canal supermercados), los frigoríficos exportadores nucleados en la Cámara Argentina de la Industria Frigorífica (CADIF), en la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales (FIFRA) y en la Unión de la Industria Cárnica Argentina (UNICA); la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) y las carnicerías del Mercado Central de Buenos Aires (MCBA).

Asimismo, el Gobierno recordó que sigue vigente el formulario web (https://argentina.gob.ar/preciosdelacarne) para que los consumidores puedan reclamar por faltantes, calidad, precio u otros motivos.

El Gobierno nacional anunció hoy un conjunto de acuerdos de precios para cortes de carnes, frutas y verduras a valores económicos, y para conformar una canasta de 120 productos alimenticios, bebidas y artículos de higiene personal para los comercios de cercanía o barriales.

Así lo presentó esta tarde el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, al participar del Consejo Federal Argentina Contra el Hambre, que encabezó el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada, junto a otros funcionarios y representantes de la sociedad civil.

En ese marco, Kulfas anunció un nuevo acuerdo de precios para cortes de carne vacuna que regirá desde el 11 de mayo hasta fin de año, los que estarán disponibles de lunes a viernes en 3.000 bocas de expendio de todo el país, mediante un entendimiento con el Consorcio Exportador ABC.

El ministro de la cartera productiva precisó que el acuerdo incluirá 11 cortes de carne vacuna y sumará la venta directa a través de camiones que recorrerán el Gran Buenos Aires «a precios más bajos de los acordados».

También presentó un nuevo acuerdo de precios con empresa alimenticias que forman parte de la Copal, sobre 120 productos de la canasta básica para comercios de cercanía o barriales, y cuyos precios sugeridos van a estar impresos en los envases con una vigencia de 180 días.

Este entendimiento que complementará el programa Precios Cuidados abarcará los segmentos de alimentos, bebidas e higiene personal, con el aporte de las empresas más grandes del sector, por disponibilidad logística, a la que se irán sumando medianas y pequeñas productoras.

«Precios Cuidados mostró su efectividad en las grandes superficies que explican un 33% del consumo total del país. Con esta nueva herramienta vamos a trabajar para llegar desde junio a los comercios de proximidad y barrial con una canasta de 120 productos básicos de consumo», explicó.

Finalmente, Kulfas resaltó la puesta en marcha del programa piloto para la comercialización de frutas y verduras mediante el Mercado Federal Ambulante «para ofrecer alimentos frescos a precios accesibles, eliminando márgenes de intermediación de entre un 30% a 40 % mas baratos que los precios minoristas».

Se tara de la venta de bolsones de hortalizas de 5 kilos que se podrán conseguir a 140 pesos y de verduras, también de 5 kilos, a 290 pesos, que se podrán adquirir en una primera etapa en distritos del Gran Buenos Aires, para luego trasladar la experiencia a todo el país.

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández pidió esta tarde a empresarios que no suban los precios y que «acompañen» al Gobierno.

«No es tiempo de subir precios ni hacerle pagar los argentinos por el buen momento internacional de los precios», dijo el presidente durante el Foro «Trabajo Presente y Futuro con Solidaridad», organizado por el Consejo Económico y Social.

Según informó la agencia Noticias Argentinas, Fernández pidió este gesto «no porque el Gobierno lo reclame o los persiga, sino por convicción», a la vez que afirmó que el sector «debe hacer un aporte».

Asimismo, distinguió debe haber «precios para exportar» y precios para el mercado interno porque «si no, todo el esfuerzo que se hace en materia salarial se pierde y consume en el aumento sostenido de alimentos».

Fuente: Telefe

Los alimentos y bebidas son uno de los ítems cuyos precios más aumentaron en los últimos meses y golpean especialmente a los sectores más vulnerables. Por eso generan preocupación en el Gobierno, que apuesta a los controles y los acuerdos para tratar de morigerar las subas en los productos básicos. En marzo, el rubro mostró una suba de 4,6% y se aceleró respecto del 3,8% que había crecido en febrero. Ese avance también se notó en el costo de la canasta básica, que llevó a $60.000 el ingreso familiar requerido para no caer en la pobreza.

En abril, los incrementos continúan. Según un relevamiento de la consultora LCG, la tercera semana del mes finalizó con una suba promedio de 0,83% en los alimentos y mostró una desaceleración de 0,25 puntos porcentuales con respecto a los días previos. Así, por primera vez en siete semanas, el indicador perforó el 1%.

En la primera semana de abril, el 12% de los artículos de la canasta relevada por LCG subieron de precio y en la segunda, un 15% de los ítems relevados ajustaron al alza. En ese contexto, la tercera semana del mes trajo una moderación del ritmo, ya que un 11% de los productos presentaron aumentos. Según LCG, ese porcentaje se mantiene alto e implica suponer que toda la canasta sufre algún aumento una vez cada dos meses.Las subas fueron lideradas por la carne, que avanzó 1,9% en los últimos 7 días. En segundo lugar se ubicaron los panificados y los dulces, cuyos precios se incrementaron 1% en el mismo período. En el extremo opuesto, frutas y verduras bajaron de precio en la tercera semana del mes. El retroceso fue de 0,8% y 0,9%, respectivamente.En las últimas cuatro semanas, la inflación mensual del rubro promedió 4,6% y se estabilizó en ese nivel. Entre los alimentos y bebidas que más aumentaron están los lácteos y huevos (6,3%), carnes (5,8%) y panificados (5,5%).

El plan del Gobierno para contener la suba

En el Gobierno están preocupados por la suba de los alimentos, especialmente en el caso de la carne. Creen que parte del incremento tiene que ver con la suba en los precios internacionales y tomaron medidas con la intención de proteger el mercado interno. Pese a las amenazas de la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, sobre un eventual cierre de las exportaciones, las decisiones que se tomaron tuvieron un tinte más moderado porque el Gobierno no puede darse el lujo de resignar el ingreso de dólares por ventas al exterior.

Por eso, las autoridades nacionales recurrieron a más controles y acuerdos de precios. En el primer punto, establecieron un registro de exportadores de carne donde apuntan a detectar posibles irregularidades en la facturación de los envíos al extranjero y se estableció la venta de carne por troceo. Además, se pondrá en marcha un observatorio de precios y la secretaría de Comercio Interior contratará más inspectores para controlar los precios de alimentos.

Entre las medidas que apuntan a generar colaboración con el sector privado, en tanto, se renovó el acuerdo para la venta de ocho cortes de carne a precios populares y continúan las negociaciones con las empresas para cerrar una canasta de productos esenciales, que tendrían valores congelados por seis meses. Además, la semana próxima se empezarán a anunciar entendimientos puntuales con los fabricantes de insumos industriales.