Tag

PSG

Browsing

El delantero brasileño Neymar aún no ha firmado la renovación del contrato con el París Saint Germain hasta 2025 en medio de las sospechas de un renovado interés del Barcelona para volver a contar con él, publica este lunes el diario deportivo L’Equipe.

«Neymar está demorando al PSG que ya tiene el contrato preparado para firmar ante la posibilidad real de regresar al Barcelona en junio», asegura el periódico.

La información apunta que tanto el club catalán como Lionel Messi están «presionando» a Neymar para que el brasileño se «replantee» su futuro y contemple volver a vestir la camiseta azulgrana.

Hace algunos meses -destaca este lunes Mundo Deportivo- parecía que Messi era quien pensaba irse del Barcelona para trasladarse eventualmente a París y jugar en el PSG con Neymar, pero ahora el delantero argentino, con la llegada de Joan Laporta a la presidencia del club, se quedaría en su club y por ello esta intentando convencer a su «amigo» Neymar para regresar a España y así volver a jugar juntos.

L’Equipe detalla que Neymar está recibiendo una «presión casi diaria» para volver al Barcelona y no se descarta una operación «por trueque» debido a las dificultades económicas por las que atraviesa el club catalán.

En 2019 Barcelona ya había ofrecido unos 130 millones de euros más los traspasos de Iván Rakitic y Jean-Calir Todibo y la cesión de Ousmane Dembélé.

El delantero argentino del Manchester City, Sergio «Kun» Agüero, está en el radar del París Saint Germain por expreso pedido del entrenador Mauricio Pochettino, según adelantaron este domingo medios de deportivos europeos.

Agüero, de 32 años, quedará en libertad de acción en junio próximo y su futuro podría estar en la institución de la capital francesa, donde también militan sus compatriotas Ángel Di María, Leandro Paredes y Mauro Icardi, destaca el periódico Mundo Deportivo.

Paris Saint Germain también es citado frecuentemente como uno de los posibles destinos de Lionel Messi en el caso de que el capitán del Barcelona decidiera dejar el club catalán a mediados de este año.

En tanto, Juventus de Italia también se sumaría a la lista de interesados por el «Kun», según un especialista en mercado de Sky Sports.

El equipo de Mauricio Pochettino, que tuvo en el banco a Leandro Paredes, ganó por 4 a 2 con tantos del francés Kylian Mbappe, en dos ocasiones, Ángel Di María y el portugués Danilo Pereira.

París Saint Germain, con un gol del argentino Ángel Di María, le ganó como visitante 4 a 2 a Olympique Lyon, en duelo entre escoltas, y alcanzó a Lille en la cima de la posiciones de la Liga de Francia de fútbol, tras completarse este domingo la trigésima fecha de la Ligue 1.

El encuentro se jugó en el estadio Groupama Stadium, en Lyon, y el rosarino Di María marcó el tercer tanto de PSG, a los 2 minutos de la parte final, mientras que también señalaron para el conjunto de París, donde el argentino Leandro Paredes fue suplente, el francés Kylian Mbappe, en dos ocasiones, a los 15 del primer tiempo y a los 7 del segundo; y el portugués Danilo Pereira, a los 32 la etapa inicial.

Lyon, que desaprovechó la oportunidad de subirse a la cima, descontó por intermedio del argelino Islam Slimani, a los 16 minutos de la etapa final, y el marfileño Maxwel Cornet, a los 36 del complemento.

Más temprano, Lille, que llegaba con único puntero, cayó en su estadio ante Nimes por 2 a 1.

El resto de los partidos del día, arrojaron estos resultados:

Racing de Estrasburgo 1 – Lens (jugó el argentino Facundo Medina) 2; Dijon 0 – Reims 1; Brest 0 – Angers 0; Montpellier 3 – Bordeaux 1; y Nantes 1 – Lorient 1.

Posiciones: PSG y Lille 63 puntos; Lyon 60; Mónaco 59; Lens 48; Olympique de Marsella 45; Rennes y Montpellier 44; Metz 42; Angers 40; Niza 39; Reims 38; Bordeaux 36; Brest 35; Racing de Estrasburgo y Saint Etienne 33; Lorient y Nimes 29; Nantes 28; y Dijon 15.

París Saint Germain de Francia, dirigido por el argentino Mauricio Pochettino, jugará ante el vigente campeón Bayern Múnich de Alemania, una reedición de la final 2020, en los cuartos de final de la presente Liga de Campeones de Europa, tras el sorteo realizado este viernes en la sede de la UEFA, en la ciudad suiza de Nyon.

El equipo francés, que cuenta en su plantel con los argentinos Ángel Di María, Leandro Paredes y Mauro Icardi, además del fancés Kyllian Mbappe y el brasileño Neymar, entre otras figuras, volverá a encontrarse con el poderoso Bayern Múnich, que tiene como estandarte al goleador polaco Robert Lewandowski, jugador FIFA The Best el año pasado.

La final 2020 se jugó el 23 de agosto en el estadio Da Luz de Lisboa, Portugal, y el Bayern la ganó por 1 a 0 con gol del francés Kingsley Coman.

Por su parte, Real Madrid de España tendrá como adversario en esta instancia al Liverpool inglés, el actual campeón de la Premier League que en esta temporada quedó lejos de poder intentar retener ese título, dirigido por el alemán Jürgen Klopp.

Las restantes llaves de cuartos serán protagonizadas por el Manchester City inglés, con el argentino Sergio Agüero y dirigido por Pep Guadiola, ante Borussia Dortmund, que llegará con su máximo goleador y figura el noruego Erling Haaland, mientras que el Porto de Portugal, con el exarquero de Lanús Agustín Marchesín, estará ante el Chelsea inglés.

El ganador de PSG-Bayern jugará en semifinales ante el vencedor de Manchester City-Porto, en tanto que el de Real Madrid-Liverpool enfrentará al de Porto-Chelsea.

Los cuartos se jugarán el 6 o 7 de abril en la ida y los desquites tendrán lugar el 13 o 14, mientras que las semifinales serán el 27 y 28 del mismo mes con el objetivo de llegar a la final el 29 de mayo en el Atatürk Olympic Stadium de Estambul, Turquía.

Los cotejos de ida cuartos de final, con el local en primer término, serán los siguientes:

Real Madrid (España)-Liverpool (Inglaterra).

Manchester City (Inglaterra)-Borussia Dortmund (Alemania).

Porto (Portugal)-Chelsea (Inglaterra).

Bayern Múnich (Alemania)-Paris Saint Germain (Francia).

Barcelona, liderado por Lionel Messi, visitará este miércoles a París Saint Germain, el equipo de Mauricio Pochettino, en busca de la hazaña de clasificar a los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa tras perder la ida por 4-1 en el Camp Nou.

El estadio Parque de los Príncipes de París será la sede del partido de vuelta de los octavos de final que comenzará a las 17 de Argentina y será televisado por ESPN.

Messi y su Barcelona irán por la hazaña contra el PSG de Pochettino, Ángel Di María, Leandro Paredes y Mauro Icardi, que tiene la ventaja del triunfo por 4-1, del pasado 16 de febrero en el estadio Camp Nou, con el triplete de Kylian Mbappé.

El equipo catalán está obligado a ganar por cuatro goles de diferencia para clasificar a los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa.

Con 24 goles en 33 partidos de la temporada, Messi será la carta ganadora que tiene Barcelona para repetir la histórica remontada contra PSG como sucedió en la edición 2017.

En aquella oportunidad, Barcelona perdió la ida por 4-0 en París y en la revancha en el Camp Nou ganó por 6-1.

Además, en caso de no poder revertir la serie, Messi podría disputar su último partido de «Champions» con Barcelona, aunque el flamante triunfo de Joan Laporta en las elecciones a presidente del club hicieron crecer las posibilidades de una renovación del contrato que vence el próximo 30 de junio.

En esta serie, sin embargo, el campeón francés, a pesar de la ausencia del brasileño Neymar por lesión, se presenta como un equipo más fuerte y con la experiencia de haber llegado a la final de la última edición.

Este compromiso también será la gran prueba para el santafesino Pochettino, quien a principios de enero reemplazó en el cargo al alemán Thomas Tuchel.

Desde su asunción, PSG solo perdió dos partidos y en ninguno recibió más de tres goles en contra.

El delantero brasileño Neymar no jugará para PSG ante Barcelona en el partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, debido a que no se recuperó de la lesión que lo persigue desde hace 20 días.

El departamento médico del PSG indicó que Neymar no superó los últimos exámenes a los que fue sometido y no estará a disposición del equipo este miércoles desde las 17 (hora de la Argentina) en el estadio Parque de los Príncipes, consignaron los medios franceses RMC y Le10Sport.

La baja de Neymar, quien tampoco jugó el cruce de ida que PSG ganó en el Camp Nou por 4-1, no representa en principio un problema para el entrenador del equipo, el argentino Mauricio Pochettino, debido a la buena ventaja que logró en el primer partido.

El brasileño no será el único ausente en la formación del PSG, que tampoco podrá contar con Juan Bernat y Gueye, mientras que sí serán titulares los argentinos Ángel Di Maria y Leandro Paredes, y se estima que el rosarino Mauro Icardi estará entre los suplentes.

Lionel Messi está «cansado» de los rumores sobre su posible salida del Barcelona a mitad de este año para sumarse al Paris Saint Germain (PSG), de Francia, según lo afirmó la prensa catalana.

«Messi está cansado de los rumores que lo vinculan al PSG. El argentino adelantó hace unas semanas que no tomará ninguna decisión sobre su continuidad hasta que finalice la temporada y que está enfocado únicamente en el Barcelona», publicó el periódico deportivo catalán Sport.

Messi finalizará su contrato con el Barcelona el 30 de junio y las versiones sobre su partida al PSG aumentaron en las últimas horas, luego de las declaraciones del rosarino Ángel Di María, figura del club parisino, de que «su llegada estaba cerca y había muchas chances de que se concrete».

«Esas declaraciones de Di María son para calentar el ambiente, nada más», le respondió el DT del Barcelona, el neerlandés Ronald Koeman.

Koeman hizo alusión a la eliminatoria que jugarán el Barcelona y el PSG por los octavos de final de la Liga de Campeones, el 16 de febrero en Cataluña y el 10 de marzo en París.

PSG es dirigido por el argentino Mauricio Pochettino y además de Di María, juegan sus compatriotas Leandro Paredes y Mauro Icardi.

Angel Di María, figura del París Saint Germain francés que es protagonistas de la Liga 1, admitió esta noche que “hay muchas posibilidades” de que su amigo, el también rosarino Lionel Messi, desembarque en junio venidero en el equipo del DT Mauricio Pochettino.

“Creo que hay muchas posibilidades de que (Messi) venga acá. Tenemos que estar tranquilos y ver qué pasa. Ojalá pueda venir”, sostuvo el mediocampista, de 32 años en declaraciones post partido.

Di María, exjugador de Rosario Central, formuló estas declaraciones en el campo de juego del Parque de los Príncipes, luego del triunfo que su equipo (con un gol suyo) consumó sobre Nimes por 3-0, en partido válido por la fecha 23 del campeonato.

Messi, de 33 y astro del Barcelona, tiene contrato vigente con la entidad de Catalunya hasta junio venidero, aunque existen escasas chances de que permanezca en el único club en el que actuó profesionalmente.

Es que, desde el FC Barcelona –al parecer- filtraron durante el pasado fin de semana el monto megamillonario del contrato que la entidad firmó con Messi, en noviembre de 2017, que alcanzaba los 555 millones de euros.

Por tal motivo, PSG, que tiene en sus filas a los también argentinos Leandro Paredes y Mauro Icardi, además del Manchester City de Inglaterra, parece perfilarse como uno de los futuros destinos del máximo goleador de la historia del seleccionado albiceleste.

El Bayern Múnich se consagró campeón de Europa por sexta vez en su historia, ya que le ganó 1-0 al Paris Saint Germain en la final de la Champions League que se disputó en el Estadio da Luz de Lisboa, con el arbitraje del italiano Daniele Orsato. El francés Kingsley Coman, que se metió en el once inicial a último momento, anotó el único gol del juego con un cabezazo a los 61 minutos.

En el equipo francés comenzarón como titulares los argentinos Ángel Di María y Leandro Paredes, luego sustituidos en la segunda mitad, mientras que Mauro Icardi quedó sentado en el banco de los suplentes.

A pesar de que no hubo goles en el primer tiempo, el desarrollo del encuentro fue muy entretenido, con dos equipos bien dispuestos para atacar en todo momento. Así, los dos tuvieron ocasiones importantes para abrir el marcador, pero las eficaces tareas de Manuel Neuer y Keylor Navas sirvieron para que el marcador se mantuviera cerrado.

La iniciativa del partido la tomó el conjunto alemán, que imponía su presión alta para mantener preocupado a su rival, que en los primeros minutos no podía hacer pie en el partido. Sin embargo, en los primeros diez minutos no hubo situaciones de peligro frente a los arcos.

Neuer y Navas, importantes

Y a pesar de que los alemanes impresionaban mejor en el juego, la posición de Mbappé, casi como extremo izquierdo, se convirtió en el primer factor de desequilibrio en el desarrollo. Desde ese sector, el internacional francés produjo dos corridas peligrosas, que no tuvieron consecuencias. Pero en la tercera, habilitó a Neymar para que quedara mano a mano con Neuer. El brasileño midió su zurdazo, pero el portero alemán evitó el gol con su pierna izquierda. Y en el rebote, el arquero se volvió a lucir al evitar el centro de Neymar buscando la entrada de Di María.

La respuesta del Bayern llegó por intermedio de Lewandowski, que tuvo la posibilidad más clara del partido: el delantero recibió un centro en el área, giró en el punto del penal y sacó una media vuelta que rebotó en el palo.

Sobre los 20, Di María tuvo la primera ocasión después de un gran contragolpe encabezado por Neymar, pero el derechazo del argentino se fue por encima del travesaño. Ya sobre los 25 minutos, el Bayern tuvo que hacer su primera variante por la lesión de Jerome Boateng, que fue reemplazado por Niklas Süle.

A pesar del cambio, el Bayern mantuvo la iniciativa, ante un PSG que cada vez se sentía más cómodo esperando y contragolpeando con la velocidad de sus atacantes. Con sus diferentes fórmulas, los dos llegaban: los franceses estuvieron cerca de abrir el marcador con un tiro lejano de Ander Herrera, mientras que los alemanes amenzaron con un cabezazo de Lewandowski que Navas desvió a puro reflejo. Y un rato después, el costarricense debió esforzarse para tapar un centro de Coman que se fue cerrando.

Sobre el final del primer tiempo, otra vez ocasiones frente a los dos arcos, con el PSG más cerca: entre Mbappé y Ander Herrera armaron una buena combinación en el área, pero el remate débil del francés encontró bien ubicado a Neuer. Y en la réplica, Gnabry desbordó con categoría a Bernat, pero su centro bajo encontró bien ubicado a Navas para descartar el peligro.

La aparición de Coman

El comienzo de la segunda parte perdió la intensidad de la primera, con menos emociones frente a los arcos. Incluso, un golpe de Gnabry a Neymar picó el desarrollo, con amarillas para el alemán y para Paredes.

Sin embargo, cuando poco pasaba en el juego, Kimmich trepó por la derecha y envió un centro pasado para la llegada de Coman, que metió un cabezazo cruzado para dejar sin chances a Navas.

A partir de allí, el Bayern Múnich comenzó a mandar en el desarrollo y justificó la ventaja, con desbordes incesantes por ambas bandas. Agrandado por el gol, Coman se convirtió en una pesadilla para la defensa francesa, aunque el técnico Flick optó por reemplazarlo por Perisic, el jugador que había salido del once inicial para que ingresara el francés.

A pesar de ser superado en el desarrollo, el PSG se adelantó en busca del empate, a un a riesgo de sufrir en el fondo. Y tuvo una ocasión inmejorable en los pies de Marquinhos, que recibió una gran asistencia de Di María y definió cruzado, pero de nuevo apareció la figura clave de Neuer para salvar con su pie izquierdo.

Entre la confianza del Bayern Múnich y la baja de autoestima del PSG, que además perdió rendimiento con las variantes, el partido se fue decantando para los alemanes, que controlaron el desarrollo sin mayores sobresaltos. Igualmente, faltaba una oportunidad de oro para el equipo de Tuchel, que en tiempo de descuento encontró una combinación entre Mbappé y Neymar, que el brasileño no pudo definir con acierto. Así se cerraron las ilusiones del PSG, que no pudo ante el poderoso Bayern Múnich.

Si bien esta vez no pudo golear, el equipo alemán consiguió el triunfo que necesitaba para consagrarse campeón ganando todos los partidos que disputó y marcando una clara superioridad sobre todos sus rivales. Y volvió a lograr el triplete de Bundesliga, Copa Alemana y Champions, como lo había hecho en 2013.

Julian Nagelsmann estrenó un sorprendente traje estampado de tonos platinados, señal de la importancia que se atribuye este peculiar técnico en todo lo que hace su juvenil Leipzig. La cámara le enfocaba y su expresión era de contrariedad y cierto estupor, como si, embargado por el afeite no hubiera previsto que le esperarían con un cañón cargado. Qué grande debió de parecerle Upamecano, su brillante central, cuando nadie presionaba a su mediocampo, y qué frágil que debió de parecerle toda la estructura contra un rival decidido a cortarle las líneas de pase. Fue la diferencia manifiesta entre confrontar a Simeone y a Tuchel, entre un rival que prefiere esperar y otro con órdenes de invadir. Esto hizo el PSG, dominador de la semifinal de principio a fin en una actuación que, por encima de las grandes figuras, elevó a Ángel di María, incombustible competidor a sus 32 años, protagonista para presionar, pasar y rematar.

El argentino fue el hombre más decisivo del partido. Por encima del intermitente Mbappé y el dinámico Neymar. Asaltó un escenario que no parecía destinado a su lucimiento. Sin practicar un juego de traje de luces, sino el viejo fútbol de toda la vida, con dosis de potrero, algo de picardía y mucha pasión.

El Paris Saint-Germain alcanzó la primera final de la Copa de Europa en su historia. Se trata de un hito que sus dueños cataríes perseguían con determinación desde que compraron el club en 2011. Gran parte del salto se lo deberán a Di María, por quien pagaron algo más de 60 millones de euros en 2015. Apenas una cuarta parte de lo que desembolsaron por Neymar o por Mbappé, dos de los cinco futbolistas más dotados del planeta. Dos estrellas que no siempre han puesto su alma al servicio del equipo, algo que Di María hace a la mínima. El argentino no empeña energías en trajes ni en fiestas de cumpleaños porque experimenta su carrera como una larga fiebre que solo se cura corriendo para tener la pelota otra vez en sus pies.

“Queríamos quedar en la historia del club”, dijo Di María, tras el partido; “y yo llegué al PSG para hacer historia. Jugamos al cien por cien. Sabíamos que si salíamos con toda la energía, con las ganas de llegar a una final, lo lograríamos. Salimos desde el primer minuto a comernos al Leipzig. Con el Real gané la Champions aquí en Lisboa, en 2014, y conservo buenas sensaciones de eso. Pero lo más fuerte que tenemos en este PSG es el grupo. Juegue quien juegue, los que están en el banco siempre sonríen”.

El 2-0 comenzó por el trabajo sordo de Di María. El hombre presionó al portero, Gulasci, y provocó una salida en falso. Un pase a Paredes, que se escoró y centró. Burlado Upamecano por una finta de Neymar, que amagó el disparo, la pelota acabó en el Fideo, que disparó a bocajarro.

El 3-0, de nuevo, fue producto del empeño de Di María, que en lugar de dar una pelota por perdida, en una jugada sucia, insistió. Forzó una acción que normalmente los jugadores abandonan. Robó en la izquierda, sorprendió a Mukiele, metió el centro, y Bernat lo empujó.

El PSG decidió con sus individualidades. Pero no con todas. Si la noche expuso el reverso frívolo de Mbappé, apareció Neymar para romper y Di María para matar. El Estadio da Luz, recinto que le vio jugar con el Benfica, donde luego levantó la Décima con el Madrid después de un partido heroico, fue el testigo vacío de su penúltima batalla.