Tag

Salarios

Browsing

Desde la Asociación Bancaria dieron detalles de la situación de la negociación paritaria que mantiene el sector. Subrayó que pretenden, al menos hasta fines de 2022, que se discuta la pauta salarial de manera trimestral.

Mariano Eylenstein, de la Asociación Bancaria, se refirió a las negociaciones paritarias del sector y apuntó en este sentido que “no queremos actualizaciones mayores a 3 meses”.

El gremio se encuentran en plena negociación y adelantaron que no van firmar ningún acuerdo para todo el 2022 a causa de los altos niveles de inflación.

“Queremos hacer actualizaciones a corto plazo, que nada sea definitivo hasta fines del 2022”, remarcó y apuntó que esto es porque “no sabemos si van a poder controlar la inflación”.

Después de varias reuniones, que desencadenaron en duras acusaciones por parte de los representantes de los uniformados, el Consejo de Bienestar Policial y el Ejecutivo pactaron un 8% para marzo, 7% a abonar en abril y 6% en mayo. Festejo del sector en el exterior de la Escuela del Personal subalterno.

El Consejo de Bienestar Policial y el Gobierno provincial cerraron un aumento salarial del 21% a pagar en tres cuotas: 8% en marzo, 7% en abril y 6% a cancelar en mayo. El sector además podrá discutir mejoras salariales en paritarias como ocurre con otras áreas de la Administración Pública chubutense.

La negociación, que tuvo puntos de desencuentros previo al desarrollo de la reunión de ayer en la Escuela del Personal Subalterno en Rawson, transcurrió con calma; mientras en el exterior de la dependencia policial una concurrida columna de uniformados y familiares esperaban noticias auspiciosas.

Culminado el encuentro, advirtiendo un contexto dificultoso, el Ejecutivo propuso a los representantes policiales un incremento escalonado a pagar en tramos: 8% en los haberes de marzo; aumento acumulativo del 7% para abril; y 6% a abonar en mayo.

Además, se desprendió de la reunión que a mediados de abril el sector discutirá mejoras salariales en una mesa paritaria.

La oferta del Gobierno fue aceptada por el Cobipol, quienes pidieron ratificar el tratamiento de 2 puntos de antigüedad. De regreso del cuarto intermedio, el Consejo policial solicitó la posibilidad de que se trate la equidad en los básicos de Policía para con los distintos organismos de la administración pública. El tema será motivo de análisis por parte del ministro de Seguridad, Leonardo Das Neves.

Apenas iniciado el encuentro, el Cobipol expuso su preocupación ante la falta del pago del 20% otorgado en septiembre del 2021 mediante decreto Nº 863, reclamando el cumplimiento de lo oportunamente pactado mediante acta de fecha 20 de noviembre del mismo año.

También se interiorizó al ministro de Gobierno, Cristian Ayala, que desde inicios del 2021, es menester de los representantes del Consejo de Bienestar lograr que el agente recién ingresado a la institución perciba un haber mensual de 100 mil pesos.

Ayala precisó sobre los argumentos técnicos por el cual el Gobierno de la provincia hace hincapié en que el acta firmada por el gobernador, Mariano Arcioni, el 21 de noviembre del 2021 tiene base legal, razón por la cual considera que el 20% reclamado se encuentra subsumido en el incremento otorgado al personal policial con los haberes de diciembre del 2021.

Casi al finalizar el cónclave, el Consejo de Bienestar Policial entregó al ministro de Seguridad, Leonardo Das Neves, copia del acta de ayer en el Instituto de Seguridad Social y Seguros, donde piden se acorte el tiempo de destinar los fondos correspondientes para el pago del sector pasivo. El asunto será evaluado por el funcionario provincial.

LA ESPERA

Mientras se cumplía con la reunión en la Escuela del Personal Subalterno, a varios metros del lugar, en la Jefatura de Policía, concentraban empleados activos y retirados acompañados por familiares para robustecer el reclamo y acompañar a los negociadores. A través de las redes sociales, los integrantes de la fuerza de seguridad convocaron al mediodía en la sede policial de mayor jerarquía para marchar hacia el lugar de la discusión.

Una columna concurrida de empleados de la Policía se movilizó pacíficamente hasta la Escuela de Subalternos para aguardar los resultados de la reunión que protagonizaron Ayala y Das Neves, con integrantes de la plana mayor, y los miembros del Cobipol.

En principio se especuló con la presencia del ministro de Economía y Crédito Público, Oscar Antonena, pero desistió de participar de la reunión condicionado por los antecedentes recientes donde denunció violencia física.

Por el lado de los integrantes del Cobipol no había mayores expectativas, aunque sostenidos en la seguridad interior no descartaban arribar a un acuerdo. Es que de acuerdo a los últimos testimonios se sintieron «engañados» por el Gobierno provincial, al considerar «una falta de respeto» negar el pago de lo que consideraron firmar de buena fe.

Incluso mencionaron que se les «faltó el respeto» ante la negativa del Gobierno de abonar el 20% restante para febrero y marzo.

Finalmente, ya con el acta en mano, los uniformados tendrán la seguridad del pago de los nuevos porcentajes salariales.

En las próximas semanas Gremios, patronales y el Gobierno empiezan a mover sus fichas de cara a la discusión paritaria. Antes de la negociación docente, que suele marcar un piso para el resto, el Ministerio de Trabajo convocó al Consejo del Salario y difundió una pauta de 40% para el año.

Comercio y Bancarios, dos Gremios que pisan fuerte revisaron al alza sus acuerdos de 2021 para así empatar la inflación acumulada (50.9%). Comercio logró un 13% adicional que deja el aumento anual en 54%, una mejora del 2% real en el año. Bancarios ya habían conseguido un 8% extra en Diciembre, que los llevó a 51% anual. Ahora, sumaron un adelanto de entre 24 y 50 mil pesos a cuenta de la paritaria 2022, que refleja la ansiedad acerca de la dinámica de los precios para el primer semestre. Antes, estatales (54%) y siderúrgicos (50.2%) también actualizaron paritarias –según publica El Cronista-.

Con la foto de Diciembre, los salarios le ganaron a los precios. El índice RIPTE cerró el año 53.4% arriba, contra 50.9% de inflación. A Noviembre, SIPA daba 56.3% para los trabajadores privados. Pero la foto no es la película: la mejora se concentró en el segundo semestre, a tono con el calendario electoral. En el promedio anual, el salario real cayó 2.9% según RIPTE, y se mantiene neutro de acuerdo con los datos de SIPA.

Según un informe elaborado por Econviews, un índice a partir de los sueldos básicos de Comercio, Bancarios, Camioneros, Alimentación (STIA) y la UOCRA, arroja una variación anual de 49.2% a Octubre de 2021. Para este grupo, la merma real fue de 1.7% en 2021. Con las paritarias vigentes, este índice caería a 40% hacia Abril, 10 puntos porcentuales por debajo de una inflación que no estaría por debajo del 50%. La evolución del salario real luego de ese mes dependerá de lo negociado a partir de Marzo y, por supuesto, del IPC.

No obstante, desde la consultora advierten que el balance de fuerzas entre el Gobierno y los trabajadores deberá sopesarse en el contexto del acuerdo con el FMI. “Más allá de la segmentación, la corrección tarifaria y cambiaria que implica el acuerdo con el FMI puede empujar la inflación hasta aproximarse a un alarmante 60%. La mediana del REM la ve cómoda encima del 50% los próximos 6 meses, y en 57.3% para Diciembre, similar a nuestra propia proyección de 58%. La proyección de 33% del Presupuesto 2022 quedó desactualizada, pero el gobierno confía en lograr una desinflación y bajarla hasta 40%”, señalaron.

En este marco, si el Gobierno impone su pauta de 40% para las paritarias, y la inflación promedio anual es de 57.4% como pronosticamos, el salario real caerá 6.5% en 2022. Por supuesto, los Gremios prevén una mayor inflación y el mismo Moroni dejó la puerta abierta para una “revisión semestral”. Pero un aumento adicional de 15% (55% en todo el año) aún dejaría el salario real 2.2% abajo en este escenario, que vemos como el más probable. Si la inflación anual se acomoda en torno al 52%, la estimación mediana del REM, la pérdida del poder adquisitivo sería de 3.3% con paritarias de 40%, y se mantendría estable con paritarias de 50%. Según sus propias estimaciones, la pauta del gobierno alcanzará para una recuperación del salario real de 1.5%, que imaginamos es lo que alimenta el discurso de que, pese al acuerdo con el FMI, los trabajadores experimentarán una mejora real en sus bolsillos.

El Secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge “Loma” Ávila, se refirió a las negociaciones paritarias que se vienen llevando adelante. “Nosotros estamos dispuestos a ir al conflicto porque tenemos el salario golpeado y caído. Hoy en día YPF está poniendo la plata en otro lado y tiene los sueldos más bajos del mercado con sus propios trabajadores. Te dicen ‘nosotros mantuvimos el empleo, no echamos a nadie’ si es verdad que no echaron a nadie pero si obligaron a que la gente arreglara porque la situación económica golpea salvajemente al trabajador petrolero”, sostuvo.

En este sentido, señaló que “hay que pelear porque en estos momentos la situación es dura para todos. En el 2021 la paritaria cerró un número pero no alcanzó por el porcentaje de la inflación que hubo a nivel nacional”.

“Queremos cerrar el 2021 con ese 20% que aún está en discusión y a partir del 01 de Marzo empezar a discutir la paritaria 2022”, dijo.

Asimismo, aclaró que “los trabajadores de YPF que hoy hacen 8 horas tienen un sueldo miserable, apenas superan la canasta familiar. Cobran 102 mil pesos pero la canasta vale entre 80 y 90”.

“Después te dicen ‘nosotros mantuvimos el empleo, no echamos a nadie’ si es verdad que no echaron a nadie pero si obligaron a que la gente arreglara porque la situación económica golpea salvajemente al trabajador petrolero”, indicó.

En este marco, destacó que “en el 2022 va a haber una pelea dura por recomponer los salarios de la gente que hace 8 horas”.

“Nosotros estamos dispuestos a ir al conflicto porque tenemos el salario golpeado y caído. Hoy en día YPF está poniendo la plata en otro lado y tiene los sueldos más bajos del mercado con sus propios trabajadores”, expresó el líder del Gremio más poderoso de la región.

A su vez, recordó que “mañana hay una reunión con la Cámara de Empresas, el jueves está la paritaria en la mesa nacional. Nosotros creemos que la recomposición del salario de 8 horas tiene que darse rápido y urgente. No podemos seguir teniendo trabajadores que con 8 horas no lleguen a fin de mes”.

“En todo este tiempo las operadoras recaudaron muy bien. No hay que olvidarse de eso”, afirmó.

Finalmente, Ávila concluyó que “hay que empezar a tocar el timbre porque si no, nos vamos a quedar adentro de este incendio. Creo que todavía hay una larga mesa de discusión por delante”.

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, descartó que esta semana sea necesario aplicar nuevos recortes de consumo de energía a grandes usuarios u organismos públicos, y señaló que la idea del Gobierno es que las tarifas de electricidad no evolucionen por encima de los salarios.

«No estaremos ante la situación de reducir el consumo de energía en los próximos días», dijo Martínez a Radio 10, en referencia a la reducción del consumo que solicitó el Gobierno a los grandes usuarios y el asueto en dependencias públicas el jueves y viernes pasados, ante el pico de demanda que hubo en el país por una ola de calor con temperaturas récord.

CUATRO FACTORES

«Lo que sucedió en esos días fue una combinación de cuatro factores que no se habían dado nunca: primero la reactivación, que viene demandando energía a un nivel importantísimo; eso, combinado con una ola de calor histórica, nuestra región fue la más calurosa del planeta, tercero la baja hidroactividad por la sequía y, cuarto, la desinversión de la gestión anterior del macrismo. La combinación de esos cuatro factores desencadenó en la tensión del sistema», sostuvo el funcionario nacional.

«Hubo récord de uso de energía. El Presidente tomó la decisión del asueto porque necesitábamos bajar el consumo de GBA. Logramos mantener el sistema. Fueron decisiones que se tomaron pero que dieron resultados para preservar a los hogares y que el sistema no colapse», indicó.

TARIFAS Y SUELDOS

«Venimos de una experiencia donde se dieron tarifazos y había cortes. Con eso no se resuelve. Las tarifas no van a aumentar por encima de los sueldos», agregó Martínez.

«La idea de nuestro proyecto junto con el presidente es que las tarifas no evolucionen por encima de los salarios. No explica solo el esquema de tarifas el problema que tenemos. Hay una falta de inversión de la época de macrismo», añadió.

Respecto al rol de las distribuidoras, el secretario de Energía observó una recuperación del servicio «mucho más lenta en Edesur que en Edenor, lo cual tiene que ver con la cantidad de cuadrillas que se ponen a resolver los problemas y con que el sistema es más endeble en la zona sur».

En el marco del reclamo docente, Romina Merino, habló con La Única Radio FM, y se refirió al motivo del paro de docentes que se inició a nivel provincial.

La docente indicó que “Al gobierno parece que no le interesa la educación” y ante la falta de respuestas decidieron hacer una medida de fuerza más extensa que las realizadas anteriormente.

“Desde el mes pasado recibimos descuentos en los salarios aparte de reprimendas de los directivos para que no hagamos medida de fuerza” dijo la docente.

De igual forma, Merino reclamó que “un docente cobró $34 pesos, y hubo descuentos de 16, 18 y hasta 20 mil pesos”.

“La idea es que el docente pueda hacer derecho al paro sin esta persecución” dijo.

Este lunes inició un nuevo paro general de Trabajadores del Sisap en Chubut. Y ya anunciaron que el miércoles llevarán adelante una movilización en el Ministerio de Salud con varios sectores de estatales, aunque no se comprometerá el Plan de Vacunación.

Este lunes, trabajadores del Sindicato de la Salud Pública (SISAP) comenzaron con un paro general de 120 horas en toda la provincia del Chubut. En diálogo con ADNSUR, Noelia Domenez Fernández confirmó que “a partir de hoy comenzó un paro por 120 horas. Ya se venía anticipando hace mucho tiempo y teníamos medidas escalonadas”, indicó.

“Tuvimos que sacar un documento en respuesta a las declaraciones del ministro de Salud, Fabián Puratich, quien quiere llevarnos a un ‘barro político’ en el que nosotros no nos encontramos. Nosotros desarrollamos la política sindical y la política de la Salud Pública», subrayó la referente.

Y agregó, sobre los dichos del ministro provincial que aseguró ser amenazado telefónicamente. «Él decide llevarnos a eso que es muy alejado de nuestra posición. Como la sociedad sabe bien, estamos con medidas desde el 2018, 2019, 2020 (con pandemia incluida) y llegamos al 2021 sin respuestas. Decir que es un ‘paro político’ es no entender que hubo un problema que no tuvo soluciones por la falta de gestión del ministro de Salud”, explicó.

“Este es uno de los paros más extensos. Arrancamos por las 24 horas, seguimos por las 48 horas y terminaron las 72 horas hace una semana. Anunciamos que –ante la falta de respuestas del gobierno provincial- íbamos a tomar medidas escalonadas. El jueves 26 de agosto en la puerta del ministerio de Salud, los trabajadores decidieron hacer un Paro por 120 horas que se van a extender hasta el viernes”, precisó.

En este marco, el SISAP se puso a disposición de todos los Directores de los hospitales para garantizar las ‘guardias mínimas’ porque tiene que ver con la ‘ley de los servicios esenciales’. «La vacunación va a seguir funcionando a pesar del ninguneo al trabajo de los vacunadores a quienes el ministro utiliza para su campaña», destacó.

«Hay una gran responsabilidad social y profesional de los vacunadores y van a continuar con el Plan de Vacunación. La intención del SISAP no es cortar la vacunación. Nos interesa exponer esta problemática que llevamos hace varios años y sin ninguna perspectiva de solución”, aseguró Domenez Fernández.

Además se decidió que –en el marco de las 120 horas- se va a realizar una movilización el día miércoles que va coincidir con la marcha docente. «También, se van a sumar los trabajadores judiciales y algunos otros sectores estatales con la bandera de la recomposición salarial en su conjunto”, anticipó.

Sostuvo que “lamentablemente, es posible que las medidas se incrementen. Sólo tuvimos respuestas mediáticas por parte del ministro de Salud. Su postura hace enojar más a las bases porque hay trabajadores que están muy indignados con las declaraciones del ministro. Los trabajadores viven la realidad de no llegar a fin de mes», relató.

«El ministro no se pone en ese lugar sino que desvió el tema sobre la Política y no sobre la real problemática que tiene su sector con las deudas y salarios congelados hace 20 meses. Esta vez, los hospitales rurales y otros sectores se van a sumar al Paro porque hay un gran descontento en general”, concluyó Noelia Domenez (SISAP – Sindicato de Salud Pública).

Sistrajuch se movilizó este lunes afuera de la oficina judicial reclamando que se salde la deuda que se mantiene con los trabajadores. Reclaman además una recomposición salarial tras la baja del sistema de acordada ante la falta de paritarias. «Necesitamos que se salde esa deuda porque la situación es insostenible”, indicaron.

El ministro del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Mario Vivas, confirmó a mediados de abril que se llegó a un acuerdo con el Poder Ejecutivo para trabajar en la Legislatura en el proyecto de Ley , que habilitará a la Justicia a tomar un préstamo con el Banco Chubut para pagar a sus empleados al menos una masa salarial. Sin embargo, hasta la falta de respuestas concretas, el Sindicato de trabajadores volvió movilizarse este lunes en Rawson.

Alejandra Sanhueza, secretaría de Hacienda del Sitrajuch, indicó que se movilizaron este lunes a la oficina judicial en Rawson, en reclamo de la deuda salarial y de una recomposición salarial. “Se ha ido arreglando con distintos sectores y es sumamente importante que se nos pague la deuda salarial a nosotros”, dijo la referente en diálogo con ADNSUR.

Más allá del proyecto avanzado para pagar los dos meses atrasados , Sanhueza reconoció que “nosotros necesitamos y exigimos que se pague la deuda. Nosotros somos trabajadores del Poder Judicial y necesitamos que se salde esa deuda porque la situación es insostenible”. Y en este marco, agregó que en otras oportunidades han sido convocados por el gobierno pero hasta el momento no. “Es del gobierno ( la deuda) y los ministros tienen que buscar las herramientas”, aseguró.

La dirigente indicó que también exigen una recomposición salarial porque “realmente se está volviendo insostenible, tenemos compañeros y compañeras que son sostén de hogar y la situación es insostenible”.

Y recordó que en su momento hubo un sistema de acordada pero que quedó suspendido y era en función de que no se tenían paritarias, “pero se ha suspendido también y por eso estamos pidiendo entonces que nos recompongan nuestros salarios”, dijo tras recordar que desde el año pasado el gremio se encuentra en medidas de fuerza , cumpliendo guardias mínimas y movilizaciones en toda la provincia.

Tal como había anticipado ANDSUR, la conciliación obligatoria entre los gremios petroleros de todo el país y las cámaras de empresas petroleras fue extendida por el Ministerio de Trabajo de la Nación hasta la semana próxima, instancia en la que seguirán discutiendo a partir de una propuesta que hizo la parte empresaria.

“La novedad positiva es que las empresas aceptaron volver a discutir lo que se cerró en 2020 y presentaron una propuesta, que ahora tendrá que ser evaluada por los sindicatos y a partir de eso se presentará una contra oferta, pero hay tiempo para discutir hasta el 12 de mayo”, confiaron desde el sector sindical ante la consulta de esta agencia.

El indicador que abre un panorama más optimista, según fue valorado por los gremios, es que las operadoras aceptaron reabrir la discusión sobre la paritaria 2020, algo que hasta ahora había implicado una negativa cerrada por parte de las empresas.

Para entender mejor el marco de la discusión, es necesario clarificar un dato: si bien en octubre del año pasado se había acordado un 16,2 por ciento, retroactivo a septiembre, un detalle no menor de esa negociación es que en realidad correspondía a un ajuste por inflación del año 2019, que no se había podido discutir en marzo de 2020, por el inicio de la pandemia y la suspensión casi total de las actividades. A ese porcentual se añadieron dos sumas fijas, de 30.000 pesos cada una. Y aumentos del 10 y 5 por ciento, para marzo y abril de este año, respectivamente, correspondientes a la inflación del año pasado.

Pasando en limpio: la paritaria 2020 quedó con un porcentaje de adecuación de sólo un 15 por ciento, otorgado en los primeros meses de este año, ya que el otro incremento de 16 puntos correspondía a la paritaria 2019.

“En la práctica, durante 2020 no tuvimos aumento –plantearon los dirigentes sindicales durante los últimos días de discusiones-, porque el 15 por ciento fue en marzo y abril de este año, cuando ya lo absorbió la inflación de este año”.

En base a esa situación, el reclamo por la reapertura de la paritaria 2020 es para sumar alrededor de un 30 por ciento de incremento salarial.

La nueva propuesta

En la audiencia mantenida el martes, las operadoras formularon una propuesta para readecuar la paritaria, que consistiría en reconocer un incremento de una suma fija de 100.000 pesos, no remunerativos, mientras que sumarían un 30 por ciento para la paritaria 2021, que debe acordarse desde julio de este año a mayo del próximo, con una cláusula de revisión en febrero de 2022.

“Lo importante es que se haya decidido revisar la paritaria del año pasado para equilibrar con la inflación –se indicó desde el ámbito gremial chubutense-. Todos han quedado en claro que lo principal ahora es cerrar bien el 2020 y luego discutir con más tiempo el 2021. Si bien el año pasado ha sido crítico, las operadoras han tenido un recupero con los precios de los combustibles que van subiendo y con el plan Gas, además del impuesto a las riquezas que va a financiar una parte de ese programa”.

Con estos argumentos, los representantes sindicales presentarán una contra propuesta en los próximos días, para seguir discutiendo, en una instancia de negociación que se extenderá hasta el próximo miércoles 12 de mayo.

 

Carlos Sepúlveda, secretario general del Sindicato de la Salud Pública (SiSaP) cuestionó al Gobierno provincial por los atrasos salariales y advirtió que «si nos pagan una masa salarial la semana próxima, es la que nos deben». El gremio tiene programado un paro por 48 horas para la semana que viene.

En el marco del anuncio del paro previsto para la semana próxima, en diálogo con la prensa, Sepúlveda sostuvo que «esta semana estuvimos haciendo distintas manifestaciones y marchamos a un paro de 48 horas la semana que viene en toda la provincia».

Tras las declaraciones del gobernador quien afirmó que la semana próxima se pagará una masa salarial completa, el dirigente gremial respondió «lo que omiten decir desde el gobierno es que nos están pagando una masa salarial de la que nos deben, teniendo en cuenta que nos pagaron febrero y ahora estaríamos cobrando marzo, pero ya nos deberían el mes de abril».

Según el sindicalista de la Salud «Si el gobierno nos paga la semana que viene una masa salarial, va a estar atrasado un mes y sin ningún tipo de respuesta a la deuda que se mantiene con el sector de la Salud Pública».

Sepúlveda criticó al gobierno provincial «Deberían empezar a ponerse al día con los trabajadores estatales y particularmente con los del sector de la Salud. Parece que somos esenciales para trabajar, pero mendigos para cobrar».