Tag

Combustibles

Browsing

El 2023 arrancó con varios aumentos en bienes y servicios, combustibles, la suba de medicina prepaga, internet, y también de tarifas derivadas de la quita de subsidios para los sectores de mayores ingresos de luz y gas. El segundo mes del año también llegará con incrementos en varios servicios:

Combustibles

Según el esquema de aumento de los precios de la nafta y el gasoil acordado entre el Ministerio de Economía y las empresas petroleras, los combustibles tendrán un incremento de 4% durante febrero -aun no se confirmó si se aplicarán a partir de la segunda quincena del mes- y otra suba de 3,8% en marzo, tras el compromiso cerrado a fines de noviembre cuando ingresaron al programa de Precios Justos.

Gas y electricidad

En enero se realizaron dos audiencias públicas para definir el aumento de las tarifas de los servicios de transporte y distribución, dos de los costos que impactan en el precio final de las facturas de gas y electricidad que reciben los usuarios. Esos incrementos serán aplicados a partir de febrero pero aun no fueron anunciados oficialmente.

Prepagas

Luego de 2022, donde la medicina prepaga cerró con aumento total en el año de poco más del 100%, a partir de febrero de 2023 se comenzará a aplicar una nueva fórmula de aumento para las cuotas, vinculada al índice de variación salarial (Ripte). Por un plazo de 18 meses, el incremento del valor de las cuotas tendrá como tope máximo el 90% del índice Ripte del mes anterior. Esto se aplicará a quienes tengan ingresos netos inferiores a seis salarios mínimos, vitales y móviles ($406.458 en febrero).

Telefonía, televisión e Internet

El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) autorizó incrementos de hasta 9,8% en febrero y 7,8% en abril para los servicios de telefonía, Internet y televisión por cable. Estos porcentajes de aumentos aplican, en general, para pyme, cooperativas y empresas más chicas, ya que las grandes firmas del sector recurrieron a amparos y medidas cautelares que les permitieron incrementar sus facturas por encima de los porcentajes determinados por el ente regulador.

Alquileres

Para los inquilinos cuyos contratos tengan que realizar la actualización anual en febrero de 2023 (contratos firmados en febrero de 2022 o de 2021), los aumentos serán cercanos al 86%, según el índice de actualización establecido por la Ley de Alquileres vigente, que contempla en partes iguales las variaciones mensuales del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y la variación de los salarios (Ripte). De esta forma, un contrato de $50.000 mensuales se incrementará un 85,8% y pasará a costar 92.938 pesos.

Según los datos de la plataforma de alquileres Zonaprop, durante diciembre pasado el valor de alquiler de un monoambiente en CABA fue de $77.899 promedio por mes: para un departamento de dos ambientes promedio fue de $92.941 por mes y una unidad de tres ambientes y 70 m2 se alquiló por $125.664 por mes.

La compañía YPF aumentará desde este medianoche los precios de sus combustibles en un 4 por ciento promedio en todo el país, tal como se desprende del acuerdo que una semana atrás cerraron las petroleras con el Gobierno nacional al incorporarse al programa Precios Justos.

Así, los precios vigentes de referencia en las estaciones YPF de la Ciudad de Buenos Aires pasarán a ser desde el 4 de diciembre de 150,90 pesos para la nafta súper; 185,70 pesos para la nafta premium; 162,10 pesos para el diesel y 222 pesos para el diesel premium

La compañía informó esta noche que continuará realizando sus “mayores esfuerzos productivos y logísticos para sostener el abastecimiento del mercado nacional en un contexto de sostenidos récords históricos de demanda estacional”.

El aumento del 4% anunciado por la compañía que posee una participación de mercado del 58% ya había sido acordado cuando las petroleras acordaron la incorporación de los combustibles al esquema de Precios Justos.

El lunes último los directivos de las principales petroleras del mercado se reunieron con el ministro de Economía, Sergio Massa, y acordaron un sendero de precios desde diciembre con el incremento del 4%, otro 4% en enero, 4% en febrero y 3,8% en marzo.

“El objetivo es seguir construyendo un camino en el cual todos los sectores contribuyan a bajar significativamente la inflación que es el principal drama de la Argentina”, señaló el ministro tras la reunión, por lo que el de mañana será el último aumento de 2022 en las estaciones de servicio.

El compromiso de precios tambien incluye a las marcas Shell -cuya licencia en el país es de Raizen-, Axion de Pan American Energy, y Puma del trader global Trafigura.

Fuentes del mercado explicaron que la devaluación acumulada desde el último aumento de los combustibles registrado el 3 de noviembre fue de 6,0%, superando en 2 puntos porcentuales el ajuste de combustibles a aplicar en diciembre.

Los precios de los combustibles subirán entre 1% y 4% desde el próximo sábado por una actualización parcial del componente impositivo que acumulaba varios meses de postergación, según confirmó la secretaría de Energía, Flavia Royón.

“A partir del 1° de octubre habrá un aumento de combustibles por el descongelamiento de impuestos y será de entre 1% y 4%, dependiendo si es nafta o gasoil», confirmó Royón en declaraciones radiales.

Estiman que la suba sería de alrededor de $ 4 por litro en las naftas y de $ 3 en el diésel.

Según explicó la funcionaria este será el primer aumento de una serie que deberán producirse para alcanzar el nivel impositivo adecuado.

Esta suba corresponde a los dos primeros trimestres de 2021, con lo cual aún restan los dos finales del año pasado y los tres ya transcurridos de 2022, que equivalen a un atraso cercano al 20%.

El Gobierno postergó la decisión ante la fuerte presión inflacionaria y ahora decide pagar el costo político y económico para en paralelo mejorar el nivel de recaudación.

Según un cálculo de consultoras privadas especializadas en combustibles, el Estado dejó de recaudar por esta vía cerca de US$ 1.800 millones.

En los últimos doce meses hasta agosto, las naftas habían acumulado un incremento del 32% y el gasoil del 51% (41,7% en promedio entre ambos combustibles), muy por debajo de la inflación anual del 78,5%.

La venta de combustibles muestra una sostenida caída en los últimos meses, con lo cual este nuevo incremento puso en alerta a los dueños de estaciones de servicio que sienten la caída de la recaudación.

Se espera que sea YPF la que dé el primer paso y concrete la suba de los precios y luego la seguirían las demás petroleras.

El diputado nacional por Chubut e integrante del bloque Juntos por el Cambio, Matías Tacetta, advirtió hoy que la oposición decidió acompañar el proyecto que aprueba el acuerdo con el FMI, pero sin las medidas de ajuste que incluirá dicho programa, entre las que enumeró la suba de impuestos a los Bienes Personales y Combustibles, además de las tarifas de servicios públicos.

“El cambio principal que nosotros impulsamos desde es que si bien acompañamos el nuevo endeudamiento que está tomando el Gobierno Nacional, para hacer frente a la deuda contraída en 2018 por 45.500 millones de dólares, es que dejamos de lado las políticas que querían aplicar con distintos tipos de ajustes”, expresó el legislador nacional, en diálogo con Actualidad 2.0.

Entre las medidas que se derivan del acuerdo, enumeró que implicará “un aumento de impuestos sobre los combustibles, sobre los Bienes Personales y tarifas, que son temas que estaban dentro del proyecto y que nosotros, como oposición, rechazamos”.

Tacetta enfatizó que esas serían los tres principales impactos sobre la sociedad, ya que “si bien el Gobierno Nacional dice que va a bajar el déficit sin ajuste, esto está contenido en la letra del acuerdo con el FMI. Sí o sí tendrá que hacer un ajuste, porque si no baja el déficit se tiene que financiar o con más deuda, o con incremento de impuestos. Lo único que podrán hacer es aumentar los impuestos existentes, o crear nuevos tributos, algo que nosotros rechazamos porque fue el mensaje que llevamos en la última elección”.

Consultado sobre cómo podría impactar el acuerdo en las tarifas de servicios públicos, respondió finalmente que “el problema de Chubut es que no hemos aplicado la tarifa social en el servicio eléctrico, que fue algo a lo que adhirieron todas las provincias con el acuerdo de consenso fiscal en 2017, pero nuestra provincia no lo hizo. Cualquier incremento que haya en el precio de la energía, se va a volcar directamente al bolsillo de la gente”.

La suba rige desde las cero horas de este miércoles en todo el país. En el caso de los productos premium, el incremento será del 11%.

La petrolera YPF anunció el martes un incremento en sus combustibles desde las cero horas de este miércoles 2 de febrero. Se trata de un 9% promedio en las estaciones de todo el país, el primero de este año y luego del último aumento en mayo 2021.Según trascendió, el aumento comenzará por los precios de la petrolera estatal YPF, y luego se replicará en el resto de las marcas.

Según explicó YPF, se tomó la decisión «con el fin de sostener su plan de crecimiento para 2022 en un contexto de prudencia financiera y en el marco de la evolución de los últimos meses de ciertas variables macro locales e internacionales».

Por lo que a partir del miércoles 2 de febrero a las 0 horas se aplicó un aumento de precios de surtidor del 9% promedio país, luego del último aumento en mayo 2021″ tras lo cual continuarán «monitoreando la evolución de las variables que inciden en la formación de precios».

Los impuestos a las Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono debían subir el miércoles. El aumento se prorrogó hasta el 21 de junio.

El gobierno de Alberto Fernández prorrogó este lunes por tres meses la suba en los impuestos a los Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono que esta prevista para este miércoles. De esta manera evitó que su traslado automático a los precios le agregue más presión y a la inflación.

De acuerdo con el Decreto 245/2021 publicado hoy en el Boletín Oficial estos impuestos, que impactan de manera directa en los precios de las naftas y gasoil y que se actualizan de manera trimestral de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor que miden el INDEC, se saltearan la suba prevista para el próximo 21 de abril y recién lo harán el 21 de junio.

De esta forma, según el texto del Decreto, se busca graduar el impacto de la actualización de los montos para asegurar una “necesaria estabilización” y una “adecuada evolución de los precios” en las estaciones de servicio.

“Tratándose de impuestos al consumo, y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles”, detalló el Gobierno.

A lo largo de 2019 y 2020 la aplicación de estos impuestos ya había tenido varias suspensiones.

En lo que va del año, los combustibles ya tuvieron varios incrementos. El último aumento fue hace tan solo unos días, cuando YPF confirmó una suba de 6% en promedio en el marco de una actualización escalonada del 15 por ciento en total, que se realiza en tres tramos entre los meses de marzo, abril y mayo.

Según datos de este mes del Centro de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), el consumo de combustibles volvió a retomar la senda del crecimiento en el país durante febrero luego de haber caído en enero, pero todavía no se logró volver a los niveles de consumo de la prepandemia. A pesar del salto, los estacioneros son precavidos a la hora de pronosticar el rumbo teniendo en cuenta que el gobierno nacional analiza nuevas medidas restrictivas para frenar la segunda ola del coronavirus.

El informe mensual de Cecha muestra que los volúmenes de venta de combustibles líquidos treparon 3,9% en febrero respecto a enero de este año, en camino a la recuperación que está experimentando el sector luego de haber llegado a contraerse 90% durante la cuarentena más estricta del año pasado.

Desde el próximo mes, varios servicios sufrirán aumentos. Algunos son programados y otros por vencimiento del plazo en el congelamiento.

Durante abril, por diferentes motivos, habrá aumentos en varios servicios en todo el país. Se vence el plazo de congelamientos de algunos rubros que se mantenían sin cambios desde el inicio de la pandemia de coronavirus.

Gas y luz

Las tarifas del gas y la luz se mantienen congeladas desde abril de 2019. Ahora, se espera que la posibilidad de aumentar estas tarifas que rige desde el 1 de enero de 2021 finalmente se aplique a fines de abril.

En el caso de la luz, las principales empresas distribuidoras pidieron aumentos de entre el 31% y el 34%, pero se descuenta que la suba que autorizará el Gobierno será menor. Aunque todavía no hay una decisión final, se estima que el aumento para las boletas de los consumidores finales estará más cerca del 9% o hasta el 15%.

Para el gas, un sector del Gobierno también espera autorizar una suba de alrededor del 9%, aunque otro sector impulsa una suba algo mayor para ayudar a equilibrar el Presupuesto.

Combustibles

En marzo último, YPF anunció una suba del 7% en el precio de los combustibles y anticipó que llevaría a cabo un aumento del 15% en total hasta mayo.

En abril tendrá lugar el segundo de los tres aumentos estipulados por la petrolera estatal. Luego de mayo, el precio de la nafta se mantendrá congelado al menos hasta fin de año.

Alquileres

El próximo 31 de marzo vencerá el DNU 320/2020 y sus prórrogas que mantuvieron congelados los precios de los alquileres desde marzo de 2020, producto de la pandemia de coronavirus.

De este modo, a partir de abril comenzarán a regir plenamente las subas estipuladas en los contratos.

Además, los inquilinos deberán empezar a pagar en cuotas la diferencia que no abonaron al propietario durante los meses que duró el congelamiento.

Al mismo tiempo, dejará de tener vigencia la suspensión de los desalojos por falta de pago, por lo que estos podrán volver a realizarse.

Expensas

También se espera para abril una suba general de las expensas de los edificios en todo el país. Esto se debe a que entrará en vigor el aumento paritario de los encargados de edificios, que será de un 32% en total, dividido en cuatro tramos.

El primero de ellos será del 7% en abril, por lo que se espera que redunde en un aumento de las expensas de entre el 5% y el 7%.

Cajeros automáticos

El 31 de marzo también vence la normativa del Banco Central (BCRA) que suspendió el cobro de comisiones para cualquier trámite en los cajeros automáticos de todo el país, que regía desde marzo de 2020 producto de la pandemia.

Así, únicamente no se cobrará comisión por los trámites que se hagan en cajeros del banco del cual el usuario es cliente.

Fuente: Mil Patagonias

 

Es una campaña de YPF para promover la vuelta a las clases presenciales. El beneficio alcanzará a todo el personal educativo y será aplicable en las estaciones de servicio de la compañía. Se accederá mediante una app de celulares.

La petrolera YPF anunció beneficios para todo el personal del sistema educativo, para acompañar el regreso presencial a clases. Los docentes, directivos, asistentes, preceptores, administrativos y personal de maestranza de todos los niveles tendrán descuentos de 15% en la carga de combustibles en las estaciones de servicio de esa compañía.

El beneficio alcanza al personal tanto de instituciones públicas y privadas de todo el país. Para obtenerlo hay que registrar los datos personales en el sitio web personaleducativo.ypf.com y aguardar un mensaje de confirmación. En el momento de presentarse en la estación de servicio, deberán tener descargada la aplicación para teléfonos celulares App YPF.

Además, tendrán un desayuno bonificado en las tiendas Full y podrán realizar el escaneo de su vehículo de manera gratuita a través del servicio YPF Boxes.

Del acto de lanzamiento de la promoción, realizado en un local a la vera de la autopista Buenos Aires-La Plata, participaron el flamante presidente de YPF, Pablo González; el CEO, Sergio Affronti; el ministro de Educación, Nicolás Trotta; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kiciloff; y la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza.

«Todos estamos haciendo un enorme esfuerzo para que nuestros hijos y nuestras hijas vuelvan a compartir el aula. Por eso, decidimos acercarnos a todo personal educativo con un beneficio que sólo una compañía como YPF les puede dar, porque es la única con presencia en todo el país», afirmó González.

A su turno, Trotta expresó que «hoy se está promoviendo una presencialidad cuidada en el contexto de pandemia e YPF se suma a acompañar el regreso a las clases presenciales, colocando su red de estaciones al servicio de las y los trabajadores de la educación».

Este beneficio se suma al que ya está vigente para el personal de la salud, entre otros acuerdos firmados por la petrolera en el marco de la pandemia.

El precio de los combustibles tendría un nuevo aumento a partir de este fin de semana. La suba sería del 2%, debido a una actualización de los impuestos que pagan los combustibles, que correrá desde el viernes. Se trasladaría en un 1,4% en el caso del gasoil y 2% para las naftas, que ya habían aumentado el 5 de enero, por una suba de los biocombustibles. La semana pasada ADNSUR había anticipado que se venía un nuevo incremento.

El incremento sería del 2% para las naftas y sería el segundo aumento en le mes. Desde agosto, los precios subieron un 32%.

Según detalla Clarín, como los combustibles ya subieron un 3% el martes, si se le suman estos nuevos impuestos, el aumento sería de entre 4,5% y 5% acumulado en menos de dos semanas.

En ese marco, el precio de la nafta súper superará los $ 70 en el caso de YPF, lo que implica una suba del 32% con respecto a agosto pasado.

El Gobierno decidió un aumento en los impuestos que pagan los combustibles en diciembre. Se aplicó una suba del 5,4% desde el 15 de ese mes y ahora viene otra del 7,7% desde el 15 de enero. Sería la séptima suba desde agosto.

El incremento impositivo del 15 de diciembre se pasó a los surtidores, junto con una actualización de márgenes del negocio. El aumento fue de 4,5% promedio y 5,5% en la ciudad de Buenos Aires.

Mientras tanto, la suba de la semana pasada responde, según algunas petroleras, al mayor precio que tienen que pagar por los biocombustibles que utilizan. El incremento impositivo no está cubierto, aclararon.

Para evitar la suba de impuestos, el Gobierno debería realizar alguna modificación a la resolución publicada. Según la Secretaría de Energía, esa posibilidad no está en los planes del Gobierno.

Hasta el momento, las petroleras terminaron trasladándo el incremento a los precios.

Aunque en las compañías no quisieron confirmar este aumento, en las estaciones de servicio lo daban casi por hecho. «No hay posibilidad de poder evitar un aumento de costos sin trasladarlo», manifestaron.

«Los precios ya están retrasados más del 11%» dicen las compañías para justificar que no hay margen para no realizar un aumento.

De aplicarse esta suba, los importes de los combustibles habrán crecido un 10% entre mediados de diciembre y mediados de enero.

Fuente: Clarín

Este miércoles se incrementarán dos impuestos que afectarán al precio de las naftas y el gasoil y, aunque aun no fue confirmado por las petroleras, la actualización impositiva podría trasladarse a los valores finales que los consumidores pagan en los surtidores de las estaciones de servicio.

A fines de noviembre, a través de un decreto, el Gobierno decidió postergar la actualización del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC), que se actualizan en forma trimestral de acuerdo al índice de precios al consumidor que mide el Indec, que estaba prevista para el 1º de diciembre.

Las empresas petroleras aun no confirmaron si trasladaran esta suba a los precios de los surtidores, como sucedió en otras oportunidades. Pero fuentes del sector, aseguran que los precios de los combustibles tienen un atraso de entre 7% y 10%. La decisión que tome YPF, que concentra más del 50% del mercado, será seguida por el resto de las compañías.

“La probabilidad que las petroleras trasladen la actualización de los impuestos a los precios es muy alta. Sería aproximadamente una suba del 3% y la desactualización en los precios que informan las empresas es de un 7%.Pero no creo que tengamos otra actualización más que esta actualización de los impuestos hasta antes de fin de año. Esa es la perspectiva“, explicó Gabriel Bornoroni, presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha).

Luego de permanecer virtualmente congelados durante la primera parte del año, los precios de los combustibles tuvieron cuatro aumentos: en los meses de agosto, septiembre, octubre y noviembre. La petrolera YPF decidió que las subas fueran más altas en la ciudad de Buenos Aires que en el resto del país, para lograr acortar la brecha de precios que existe entre las estaciones de servicio de la Capital Federal y el resto de las provincias.

Así, en promedio, los precios de los combustibles subieron un 19% en el año. Pero desde las empresas advierten que el precio internacional del crudo Brent aumentó en las últimas semanas y está cercano a los USD 50, lo que hace que los precios queden aun un poco más atrasados. Por eso no descartan que a la suba como consecuencia de la actualización impositiva se agregue un poco más.

De acuerdo con un relevamiento realizado por Cecha, la pandemia configuró una “nueva normalidad” con una circulación reducida – entre otros motivos por el home office y las escuelas cerradas – , donde la demanda de combustibles es un 20,4% menor, lo que pone en peligro la supervivencia de muchas estaciones de servicio que operan a pérdida.

En el caso de las naftas, la caída de ventas fue del 64,5% entre febrero y abril, luego se recuperó 72,2% en mayo y junio, y 16,2% adicional entre junio y octubre, quedando todavía 28,9% por debajo del nivel registrado en febrero, el último mes previo a la pandemia.

En el caso del gasoil, la caída fue del 25,9% entre febrero y abril, se recuperó 17,3% durante mayo y junio, y aumentó sólo 0,7% entre junio y octubre, quedando todavía 12.5% por debajo del nivel de febrero. Esto se debe en parte a que la demanda del gasoil históricamente está traccionada por la actividad del sector rural y transportista, que siguió trabajando pese a la pandemia, indicó ADN SUR.