Tag

Asalto

Browsing

Cuatro delincuentes encapuchados robaron esta noche en la casa de un importante empresario pesquero en Playa Unión. Los asaltantes ingresaron en la vivienda buscando el dinero de una supuesta venta de una lancha,  maniataron a la mujer y a las hijas y requisaron todo el lugar. Finalmente se habrían llevado 100.000 pesos,  1.000 dólares y  se dieron a la fuga en el auto del propietario de la casa.

Las victimas serían José Alberto Ale, conocido hombre de la pesca, que se encontraría en estos momentos con el fiscal, y su familia. En el último tiempo, son muchos los asaltos los empresarios o personas vinculadas a la pesca.

El vehículo fue encontrado hace instantes en el barrio 3 de abril aunque todavía la policía no pudo dar con los delincuentes.

El episodio delictivo tuvo lugar a última hora del jueves en el barrio Solana, cuando una mujer y su hija de 3 años que ingresaban a su vivienda fueron sorprendidas por tres hombres armados. Las hicieron entrar a la casa donde se hallaba el padre de la familia con un segundo hijo, les cubrieron los rostros con buzos tipo polar y los maniataron. Lograron escapar con $ 4 mil, un equipo de cámaras de seguridad y una camioneta que horas más tarde fue hallada por la Policía.

El relato que las víctimas hicieron a la Policía detalla que a las 10 de la noche del jueves, el portón principal de la entrada del domicilio de la calle Maqui se encontraba abierto, para que ingrese la propietaria de la casa y su hija de 3 años.

En ese momento fueron arribadas por tres hombres encapuchados y vestidos con ropa negra. Dos de contextura delgada y otro morrudo, armados con armas de fuego.

Les cubrieron los rostros con buzos tipo polar, ingresaron a la casa donde se encontraba el propietario y su hijo, y los maniataron con precintos. Pese a la gravedad de la acción ninguno de ellos resultó herido.

Todo sucedió en el transcurso de escasos minutos y los delincuentes huyeron con una camioneta marca Volkswagen Amarok, una suma de $4.000 dólares y un equipo DVR que graba cámaras de seguridad.

Horas más tarde el vehículo fue hallado en un descampado a pocas del lugar con las llaves puestas.

Una familia de Las Golondrinas sufrió anoche un violento asalto por parte de un grupo armado, que golpeó a sus integrantes exigiendo dinero.

Al menos tres sujetos entraron exhibiendo armas de fuego y permanecieron más de dos horas en el inmueble ubicado sobre la ruta nacional 40. Comieron, tomaron varias botellas de vino, y antes de irse maniataron a su víctimas “a lo chivo” (según graficaron), es decir con las manos detrás y la soga sosteniendo una de sus piernas.

Finalmente, escaparon en la camioneta del dueño de casa tras robar unos $50.000 en efectivo, electrodomésticos y gran cantidad de herramientas eléctricas del taller dedicado a trabajos artesanales en madera. El vehículo fue encontrado horas más tarde en la zona de la costanera norte de El Bolsón.

El hecho, ocurrido sobre la medianoche del jueves, recién tomó trascendencia esta tarde y causó honda conmoción en la región, ya que el damnificado es ampliamente conocido. Entre sus últimos trabajos, figura el parador turístico recientemente inaugurado en el acceso a la localidad de El Hoyo.

De acuerdo a lo reconstruido hasta el momento, los delincuentes ingresaron “a punta de pistola, pasadas las 22.30 y se encontraron con Federico Domínguez, quien estaba cenando con el hermano y la cuñada, quienes recién habían llegado de Bariloche. Los hicieron arrojar al piso y comenzaron a exigir plata. Los manearon y a los familiares los encerraron en el baño. Entonces, comenzaron a arrojar golpes de puño contra el propietario, apurándolos para que les entregue dinero. Como este respondía que no tenía, las piñas se multiplicaron”, relató un allegado.

“Como la situación se demoraba –agregó-, optaron por abrir un vinos y se sirvieron la comida disponible. En tanto, revisaron los roperos para ir sacando las prendas que les gustaban. También se robaron un televisor y comenzaron a cargar las herramientas del taller. Escondido en un armario había $50.000, que finalmente encontraron. En consecuencia, comenzaron a insultarlo diciéndole ‘viste que tenías guita, porteño de mierda’, mientras le seguian pegando”.

Finalmente, el grupo armado dejó la propiedad alrededor de las 0.30, con rumbo hacia El Bolsón por la ruta nacional 40. Asimismo, se llevaron los celulares de las tres personas rehenes, cuchillos y otros enseres del hogar. A la salida, les quedó tiempo para destruir un portón eléctrico. Al parecer, se movilizaban en un vehículo que hasta el momento no estaba identificado. En la Toyota de Domínguez cargaron la mayor parte de las herramientas, que representan un botín realmente cuantioso, que incluye desde sierras circulares hasta varias motosierras, amoladoras y soldadoras

Fue en un barrio policial, al sur de Trelew: en un kiosco poli-rubro que funciona delante de una casa de una familia. Los asaltantes que fueron dos y que actuaron a cara descubierta, buscaban desesperadamente una cantidad de dinero que la mujer asegura que no tenía y como no le creían la golpearon y amenazaron mientras le apuntaban con un revolver, según lo relató ella misma en una entrevista que accedió a hacer con Radio 3 AM 780, a cambio de que no se revelara su identidad o datos que pudieran individualizarla.

El violento robo a mano armada ocurrió alrededor de las once de la noche en la calle Yaganes y así lo contó la dueña del lugar: “Vino un vecino que casi siempre me compra; estaba vestido de jogging, zapatillas negras y un buzo con capucha de color negro. Y a los minutos de que se retirara llegó un hombre vestido de la misma manera con otro chico: creí que era mi vecino, por eso le abrí la puerta. Venían con un cajón de Coca”, describió.

“Entraron a cara descubierta, me llevaron para la casa y yo en el living tenia a mi nena con mi sobrinita jugando. Uno me agarró del cuello, me tiró para la cocina y después me llevaron para mi pieza exigiéndome que les diera plata, les decía que no tenía nada, que se fijaran en las nenas, pero el hombre mayor, de aproximadamente unos 40 años, sacó un arma, me apuntó y me metió a la pieza con las nenas. Me revolvieron la habitación, yo, a los gritos, le golpeaba la pared a la vecina pidiendo por favor que llamara a la policía (se quiebra)… porque me estaban robando. Tenía a mi hija (en brazos) y me estaban apuntando con un arma”, contó.

–¿Cómo veías al que te apuntaba: nervioso o se comportaba normalmente? Se le consultó. “Me decía que me tranquilizara, que no gritara, y yo gritaba más. Y para mí, eso fue lo que hizo que se fueran, porque yo gritaba desesperadamente pidiendo ayuda”, relató.

–Y mientras este sujeto te tenía en la pieza con tu hija y tu sobrina, el otro ¿dónde estaba? Se insistió, a lo que explicó: “Estaría en el negocio o en el living porque no lo veía. Y, me encerraron en la pieza, y al minuto salí y ya no estaban”.

El hecho ocurrió cuando estaba por cerrar y mientras el marido había ido a dejar con el auto a un amigo que había venido a visitarlos. A la mujer le llevaron el celular y con su esposo piensan que algo más les robaron, pero hasta las últimas horas todavía no sabían qué, porque no detectaban que algo más les faltara.

“A esa hora estaba por cerrar –recordó–. Es más, esperé a que volviera mi marido porque hace dos semanas le robaron al kiosquero de acá a la vuelta, y me daba miedo de cerrar estando sola. Ya escuchaba ruidos, estaba muy perseguida y por cuestiones de la vida me quedé un ratito más y… (la asaltaron)”.

“Mi sobrina durante el robo se tapaba los ojos, los oídos. Mi hija tuvo un ataque de llanto. Fue terrible”, consideró. Finalmente se le consultó si las habían atado. “Nos dejaron encerradas”, indicó, y agregó: “A mí me tiraron a la cama con mi nena, encima les hice frente para que no les hicieran nada a las nenas y ellos se comportaron peor porque me empujaron, me agarraron del cuello mientras tenía mi hija en brazos”.

El hecho ocurrió el domingo a la madrugada pero recién trascendieron algunos detalles este lunes por la noche. Hay un fuerte hermetismo policial. Intentan dar con la banda que ingresó a la vivienda, ubicada en el barrio Los Olmos.

Un conocido empresario del rubro venta de automóviles sufrió un violento asalto en su casa mientras dormía. Al menos cinco delincuentes ingresaron por el patio de la vivienda y protagonizaron una violenta situación con el dueño de casa y su esposa.

El caso ocurrió el domingo a la madrugada pero recién trascendió este lunes. El fuerte hermetismo policial impide por ahora tener mayores detalles del caso pero Jornada pudo confirmar de fuentes confiables que el hecho ocurrió en una vivienda de la calle Sargento Cabral al 1300, frente a la Plaza España de Trelew, en el barrio Los Olmos.

Los delincuentes habrían ingresado a la vivienda por los fondos de la propiedad, que dan a otros techos y patios de la misma manzana, en plena noche y cuando los propietarios de la casa dormían.

En las últimas horas se supo que la Policía está realizando un operativo para dar con los autores del asalto, pero por ahora no hay ninguna información oficial al respecto. Ni tampoco trascendió si los asaltantes lograron robar dinero u otros bienes de las víctimas.

El vehículo apareció este martes a la madrugada abandonado en las proximidades de un baldío de la zona oeste de Trelew y eso reforzaría las sospechas que tenían los investigadores del caso, de que los asaltantes son de esta ciudad. El hecho ocurrió la noche del lunes en la casa del dueño de “Agro Valle”; una firma que se dedica a la venta de maquinarias agrícolas, herramientas y motores.

El hombre se encontraba en su domicilio con la mujer cuando irrumpió una banda integrada por al menos cinco delincuentes que rápidamente los redujeron y ataron con precintos mientras les exigían que les dieran dinero. Fue en esa circunstancia que al dueño de casa le dieron culatazos con un arma lastimándole la cabeza. Parece que lo obligaban a que les diera una cantidad de dinero que él no poseía.

El violento asalto sucedió antes de las 21,30 en la calle 25 de Mayo al 200 de Gaiman y en el hecho al comerciante le sustrajeron unos 120 mil pesos, unos 300 dólares y el auto, un Ford Focus Titanium que fue usado por los delincuentes para huir del lugar.

El coche unas horas después, ya en la madrugada de este martes, apareció abandonado en un sector periférico de la zona oeste de Trelew y ahora la policía busca a los ladrones en esta ciudad.

El jefe de la comisaría de Gaiman, el comisario Lucas Lencinas, habló del caso por Radio 3 AM 780 cuando el vehículo aún no había sido hallado y la investigación del robo recién se estaba encaminando.

El presidente estadounidense, Joe Biden, pidió este martes al Congreso aprobar «inmediatamente» medidas para reforzar el control de armas en Estados Unidos, incluida la prohibición de todas las armas de asalto y los cargadores de munición de gran capacidad.

«Podemos salvar vidas» con el control de armas, dijo Biden en una declaración desde la Casa Blanca sobre el tiroteo que este lunes dejó diez muertos en un supermercado de Boulder (Colorado).

Biden dijo que, aunque todavía se desconocen los detalles exactos sobre los motivos del sospechoso y el tipo de armas que usó, no quería «esperar otro minuto, ni otra hora, para dar pasos que son de sentido común y que salvarán vidas en el futuro».

«Urjo a mis colegas en la Cámara Baja y el Senado a actuar. Podemos prohibir de nuevo las armas de asalto y los cargadores de munición de gran capacidad en este país», subrayó el mandatario.

Estados Unidos aprobó en 1994 un veto federal a las armas de asalto en el país, que en palabras de Biden «hizo que se derrumbaran los asesinatos masivos», pero en 2004 expiró sin que el Congreso lo renovara.

El debate sobre el control de armas se reactiva periódicamente en Estados Unidos cuando hay tiroteos masivos, pero la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés) y sus poderosos aliados en el Congreso han impedido que se aprueben medidas de calado al respecto en los últimos años.

Biden pidió en concreto que el Senado apruebe «inmediatamente» dos proyectos de ley que ya han recibido el visto bueno de la Cámara Baja y que «cerrarían los vacíos legales en el sistema de verificación de antecedentes» de los compradores de armas.

Consultado por si él mismo presentará sus propias propuestas legislativas para aumentar el control de armas, el presidente dijo que daría más detalles sobre ese tema en otro momento.

Biden aseguró estar «devastado» por la noticia del tiroteo en Colorado y por el hecho de que se produjera «menos de una semana después de los terroríficos asesinatos de ocho personas, del asalto a la comunidad de origen asiático» en Atlanta.

Como hizo después de esos ataques, el mandatario ordenó este martes rebajar a media asta las banderas de la Casa Blanca y todos los edificios públicos del país hasta el 27 de marzo, en memoria de las víctimas del tiroteo de Boulder.

También dijo que el policía Eric Talley, que falleció mientras intentaba salvar a los clientes del supermercado, es «la definición de un héroe estadounidense».

Fuente: Clarín

Al hombre le sustrajeron varias bebidas del negocio, el dinero de la recaudación y se fueron en su auto, que posteriormente apareció abandonado en la zona oeste de la ciudad, en el medio de una calle del parque industrial. El comerciante fue sorprendido cuando cerraba el bar por dos delincuentes, que ocultaban sus rostros con pasamontañas, según le contó a la policía. Ocurrió este sábado en la zona semi-céntrica de Trelew.

Fue minutos después de la medianoche en la calle 28 de Julio al 1200 en donde la victima tiene el bar “Copofe”. Ahí ingresaron sorpresivamente los ladrones que enseguida golpearon al comerciante en la cabeza haciendo que cayera al suelo, en donde terminaron atándolo de pies y manos con alambre para robarle 4.000 pesos, vinos, cervezas y cajas de caña.

Luego, cargaron el botín en el Peugeot 206 azul del dueño del bar y se fueron en el coche, que unas horas después fue encontrado abandonado por la policía en una calle del parque industrial de Trelew.

La víctima del hecho fue Alejandro Ancamil, un hombre mayor que resultó herido en la cabeza y que –según la policía—no quiso recibir asistencia médica. A Ancamil lo descubrieron sus vecinos tirado en el suelo de su bar lastimado y atado con alambre de pies y manos luego que acudieran al lugar tras escucharlo que a los gritos pedía ayuda.

Ahora los investigadores averiguan si alguno de los que frecuentaban su bar puede estar vinculado al atraco.

Ocurrió en la localidad bonaerense de General Rodríguez. La Policía detuvo a un sospechoso y busca a un cómplice.

Un niño de siete años resultó herido al ser baleado en las piernas cuando quedó en medio de un enfrentamiento entre un efectivo del Ejército Argentino y dos delincuentes que ingresaron a robar en un supermercado de propietarios chinos situado en la localidad bonaerense de General Rodríguez, a unos 50 kilómetros al oeste de la Ciudad de Buenos Aires.

El episodio terminó con los ladrones, que actuaron con la modalidad «motochorros», detenidos por la Policía.

Según se conoció en las últimas horas, el violento hecho se registró el sábado por la tarde en un supermercado situado en Rojas y Calderón de la Barca.

A ese lugar arribaron dos individuos en moto, uno de los cuales asaltó el local a punta de arma de fuego.

Un sargento ayudante del Ejército Argentino que se encontraba de civil y había acudido como cliente al comercio, forcejeó con el ladrón y se realizaron dos disparos y las esquirlas dieron en las dos piernas del niño, quien también se encontraba de compras junto a su padre.

El pequeño fue llevado de urgencia al Hospital López y Planes de General Rodríguez, mientras que después fue llevado a un centro asistencial porteño, donde su vida no corría peligro.

Posteriormente, la policía detuvo a un hombre sospechoso de ser el agresor, mientras que su cómplice era intensamente buscado.

Fuente: Telefenoticias.

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump fue absuelto este sábado en el juicio político que se le inicio en el Senado por «incitación a la insurrección» en el asalto al Capitolio del 6 de enero pasado. El magnate celebró el resultado y denunció que se trata de «la mayor caza de brujas de la historia».

Los congresistas republicanos, constituido como jurado en el «impeachment», salvaron una vez más a Trump. La votación terminó con 57 votos en contra y 43 a favor de condenarlo. De esta forma, los demócratas no lograron la mayoría de los dos tercios requerida.

Siete republicanos acompañaron a los demócratas y votaron en su contra. Se trata de Bill Cassidy (Luisiana), Susan Collins (Maine), Richard Burr (Virginia), Lisa Murkowski (Alaska), Mitt Romney (Utah), Ben Sasse (Nebraska) y Pat Toomey (Pensilvania).

El congresista demócrata Jamie Raskin cerró su exposición acusando a Trump de «abusar de su poder al situarse del lado de los insurrectos» y aseguró que el exmandatario debía ser condenado porque «apoyó» la toma del Capitolio, en donde murieron cinco personas.

Tras la resolución, Trump, que mantiene silencio desde su salida del poder el 20 de enero, celebró la decisión y denunció el proceso como «otra fase de la mayor caza de brujas de la historia» de Estados Unidos.

A partir de esta absolución, Trump quedó habilitado para disputar la candidatura presidencial del Partido Republicano para los comicios de 2024. Un fallo en contra lo hubiera excluido de esa posibilidad.

Este fue el segundo juicio político contra Trump, que en 2020 también fue absuelto en un proceso por abuso de poder.

Fuente: Página 12