Tag

Brasil

Browsing

Una comitiva de empresarios y funcionarios del gobierno nacional encabezarán encuentros en el país vecino. El anuncio se dio en el marco de la visita de Scioli a Puerto Madryn. Hay alerta en el sector por el excedente de stock debido a las complicaciones en Europa por la pandemia y la guerra en Ucrania.

Tras la visita a Puerto Madryn del embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, los representantes del sector pesquero acordaron viajar esta semana a Brasil para analizar las posibilidades de construir lazos comerciales entre las empresas pesqueras y los compradores mayoristas del país vecino. La misión comercial busca agilizar los mecanismos para que las exportaciones de langostino patagónico se consoliden.

El viaje puede llegar a ser una importante oportunidad debido a que en la industria ya hay luces de alerta por el excedente que se está registrando en el stock de este producto estrella de Chubut, sobre todo en zonas como las de Puerto Madryn. Motivos como la pandemia y la reciente guerra en Ucrania están afectando a los mercados europeos, tradicionales compradores del langostino patagónico.

Según consignó Canal 12, en ese marco, el pasado encuentro con Scioli fue bien recibido por el arco de la pesca, quienes destacaron sus conocimientos previossobre la materia. «La atención del embajador en los temas que tratamos en la reunión del otro día fue muy especial; el conocimiento que tenía de los temas, por lo menos del sector pesquero, era muy puntual y trabajado. Un nivel de detalle que no me esperaba, por lo menos», reconoció el presidente de la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP) y vicepresidente de Estrella Patagónica, Ventura Lafuente Matos.

La agenda

El miércoles 6 de abril se realizará una reunión en Brasilia con el embajador Daniel Scioli y las autoridades brasileñas para tratar las trabas sanitarias y aduaneras. Se prevé también que en la comitiva argentina estén presentes el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, y el subsecretario de Pesca, Carlos Liberman, entre otros.

Luego, el jueves 7 habrá una ronda de negocios con empresarios en San Pablo. Viajarán representantes de la CAPIP, como también lo harán otras empresas y entidades empresariales, como la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPeCA).

«Está claro que hay una barrera más política que comercial; vamos a ver si tratamos de superar eso», planteó el vicepresidente de Estrella Patagónica.

Durante su visita a la ciudad, Daniel Scioli, aseguró que el objetivo es que se pueda exportar cada vez más a Brasil las economías regionales tanto de Chubut como así también de Puerto Madryn. “Hemos tenido un encuentro con el sector pesquero, hemos logrado destrabar algunas cuestiones que había para exportar al país vecino y esa es mi misión”, aseguró Scioli.

El embajador de Argentina en Brasil, Daniel Scioli, agradeció a quienes hicieron posible su visita a nuestra ciudad y la presencia fundamentalmente a los empresarios por haber respondido a la convocatoria de la mesa de trabajo que tiene por objetivo “poder exportar cada vez más a Brasil de las economías regionales particularmente Chubut y puntualmente en Madryn”.

“Estuvimos con el directivo de la empresa Aluar que es el mayor exportador a Brasil para buscar seguir aumentando volúmenes que generan divisas y puestos de trabajo para Argentina que es lo que necesitamos. También tuvimos un encuentro con el sector pesquero, hemos logrado destrabar algunas cuestiones que había para exportar a Brasil y esa es mi misión, generando puestos de trabajo con inversiones que llegan exportando cada vez más”, detalló Scioli.

Por otro lado, Scioli también destacó el sector de turismo ya que el próximo martes hay una feria muy importante en San Pablo y particularmente que Madryn tiene para ofrecer lo que busca una familia, el contacto con la naturaleza y aseguró que van a trabajar en conectividad aérea como está ocurriendo con Salta con vuelos directos y cómo está ocurriendo próximamente de San Pablo a Bariloche.

Por su parte, el embajador añadió que próximamente habrá una reunión con el sector pesquero en Brasil, que es “un pedido que ha realizado vía el secretario de pesca y el Ministro de Agricultura Ganadería y Pesca, para tener una reunión con sus pares brasileros para abordar algunas cuestiones de fronteras sanitarias, zoofitosanitarias y de controles particularmente la merluza”.

Por último, Scioli añadió que su paso por la ciudad “le trae grandes recuerdos ya que estas aguas fueron la despedida a mi competencia en Argentina y ver crecer tanto la ciudad, la verdad que es maravilloso. Hay mucho cambio pero en el mismo espíritu, esa identidad y cuidado con la naturaleza, con la costanera maravillosa y tenía muchas ganas de estar aquí”.

También reveló que se trabaja en el ingreso de la merluza local al mercado brasilero. El embajador estuvo este viernes en Puerto Madryn y participó de diferentes reuniones.

El embajador de Argentina en Brasil, Daniel Scioli, participó este viernes de una serie de actividades en Puerto Madryn y en este contexto, dialogó con la prensa.

Reveló así que “vamos a trabajar en darle conectividad aérea, como pasa con Salta y Bariloche, con vuelos directos” desde el vecino país, indicó.

En este sentido, remarcó “¿porque no acá?, con todo lo que tiene” la región, señalando que Brasil es “el país de donde mayor turismo recibimos”

En otro tramo, reveló que se han gestionado reuniones entre las autoridades de Pesca y Agricultura de ambos países para permitir el ingreso de la merluza local al mercado brasilero.

“Lo he pedido, para abordar cuestiones de frontera, sanitarias y fitosanitarias, particularmente de la merluza”, puntualizó.

 

El embajador de Argentina en Brasil llegó este viernes a Puerto Madryn para mantener una serie de reuniones con empresarios y productores. Se busca potenciar la exportación de productos, principalmente de la pesca, al vecino país.

El Embajador de la Argentina en Brasil, Daniel Scioli, llegó este viernes a Puerto Madryn para desarrollar una agenda vinculada con la producción de la zona y la posibilidad de exportar al vecino País.

Si bien el arribo estaba previsto para las 8.30, esto se concretó cerca de las 9.30. De acuerdo al o indicado, el funcionario nacional mantendrá reuniones con productores de diferentes rubros además de recorrer la planta de ALUAR y pesqueras.

El objetivo es potenciar las exportaciones de la Provincia a Brasil, ya que actualmente se envía langostino.

El gobernador Mariano Arcioni y el vicegobernador Ricardo Sastre formarán parte de la agenda del embajador Scioli.

La pandemia de coronavirus redujo 4,4 años de la expectativa de vida en Brasil, que es el segundo país en muertes y el tercero en contagios en el mundo, de acuerdo con estudios de especialistas en demografía en base a datos oficiales divulgado este lunes.

En 2019, antes de la pandemia, una persona nacida en Brasil tenía un promedio de expectativa de vida de hasta 76,6 años, mientras que hoy, después de más de 644.000 muertos, esa cifra se redujo a 72,2 años, de acuerdo con un trabajo de Ana Camaran, coordinadora de investigaciones demográficas del gubernamental Instituto de Pesquisa Económica Aplicada (IPEA).

El estudio también arroja interrogantes sobre el vínculo entre demografía y economía, ya que habrá menos aportes al sistema jubilatorio: la pandemia anticipó en una década la desaceleración esperada para el crecimiento de la mano de obra.

«El primer impacto de la pandemia es el aumento de la mortalidad y como consecuencia la fuerte reducción de la expectativa de vida. Se ha perdido 4,4 años de expectativa en 22 meses. Eso significa una pérdida de vida de cuatro meses por cada mes vivido», dijo la investigadora al diario económico Valor.

Los datos utilizados son los oficiales del Portal de la Transparencia del Estado, en base a los nacimientos y fallecimientos.

Camarano, coordinadora de Estudios de Investigaciones de Igualdad de Género, Raza y Geneaciones del gubernamental IPEA, explicó que la mortalidad, con la pandemia, se convirtió en una importante variable del envejecimiento poblacional, teniendo en cuenta que los nacimientos ya venían disminuyendo.

«Estaba prevista la reducción de la población a mediados de la década de 2030, pero con la pandemia esto debe ocurrir en esta década. Comienza reducción de la población en general y de la población económicamente activa», dice el estudio.

La población económicamente activa debe aumentar de los 136 millones de habitantes en 2020 a 142,7 millones en 2025, con el inicio de la curva descendente de 139,8 millones en 2030 y 133,1 millones en 2035.

«Anticipamos en cerca de diez años la desaceleración del crecimiento de mano de obra. La tendencia será que haya más padres y menos hijos y eso deberá ser tenido en cuenta para la cuenta del sistema jubilatorio», expresó.

En tanto, el demógrafo José Eustáquio Diniz Alves, exprofesor de la Escuela Nacional de Ciencias Estadísticas, opinó que el movimiento es similar en todo el mundo.

«La pandemia no va a cambiar el rumbo demográfico pero deberá anticiparlo. No sabemos cuándo la pandemia terminará pero se reducirá la mortalidad después de ella. No creo que exista un boom de nacimientos sino que las mujeres que postergaron sus decisiones reproductivas retomarán sus planes», enfatizó.

Brasil, principal economía latinoamericana, tendrá, de acuerdo con Diniz Alves, menos gente ingresando al mercado de trabajo con una cantidad de personas de la tercera edad aumentando, impactando al sistema jubilatorio y de salud.

Las 144.341 muertes que se registraron en enero de este año, con la ola de la variante ómicron del coronavirus, fue 4,79% superior al primer mes de 2021 y 21,9% comparado con el mismo período de 2019, cuando no había pandemia en Brasil.

Brasil tuvo este año el enero más mortal de su historia, con 144.341 muertes, la mayor parte víctimas de Covid-19 y otras enfermedades respiratorias que pueden estar vinculadas al coronavirus, según la estadística de la central de registros civiles divulgada hoy por el diario Folha de Sao Paulo.

La cantidad de muertes en enero de este año, con la ola de la variante ómicron del coronavirus, fue 4,79% superior al primer mes de 2021 y 21,9% comparado con el mismo período de 2019, cuando no había pandemia en Brasil.

En enero de 2021 el país se encontraba en una curva descendente de contagios.

De acuerdo con los registros, el 10% de los fallecidos (14.538) fueron identificados como víctimas de Covid-19.

Las muertes por neumonía saltaron de 12.745 en enero de 2021 a 21.661 este año.

En tanto, las víctimas de síndrome respiratorio agudo grave crecieron de 1.531 en enero del 21 a 1734 del primer mes del 22, de acuerdo al Portal de la Transparencia de los registros civiles.

Brasil tuvo durante enero un período de escasez de test para coronavirus, en medio de la ola de transmisión de la variante ómicron, razón por la cual no pudieron haberse registrado casos de neumonía causada por la Covid-19.

Durante enero se registraron más de 4 millones de contagios de Covid-19, más que en todo el segundo semestre de 2021, cuando comenzó la curva descendente de la letalidad y transmisión de la variante gamma, disminuida por la vacunación masiva.

Hasta este domingo Brasil tenía 27.479.963 casos confirmados y 638.362 decesos desde el inicio de la pandemias, informó el Ministerio de Salud.

Al menos ocho estados y la capital federal, Brasilia, se encuentran con ocupación hospitalaria de camas de terapia intensiva para coronavirus superior al 80 por ciento, según el laboratorio oficial Fiocruz.

Brasil tiene un promedio móvil de contagios diarios de 135.279, mientras que el de muertes está en 881, el mayor nivel desde agosto de 2021.

En el país fueron inmunizadas con dos dosis de la vacuna un total de 152,4 millones de personas, lo que representa el 70,9 por ciento de la población.

Con la dosis de refuerzo o tercera dosis hay 55,9 millones, el 26 por ciento de la población.

El mes más letal de la pandemia en Brasil fue abril de 2021, con 82.266 muertes, en medio del colapso hospitalario provocado por la variante gamma, surgida en la ciudad de Manaos, estado de Amazonas, en noviembre de 2020.

Además, los jugadores Emiliano Martínez, Emiliano Buendía, Giovani Lo Celso y Cristian Romero fueron sancionados con dos partidos internacionales.

A raíz de un comunicado que se conoció este lunes por la FIFA, el partido suspendido entre Brasil y Argentina del pasado 5 de septiembre del 2021 por las Eliminatorias Sudamericanas, se volverá a jugar en estadio neutral.

La máxima entidad de este deporte confirmó hoy el fallo correspondiente al encuentro que se disputó en el estadio Neo Química de San Pablo, en el que volverán a enfrentarse las dos selecciones clasificadas a Qatar 2022, en cancha y día a confirmar.

Además, el organismo que preside el italo suizo Gianni Infantino, repartió castigos para ambos bandos.

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) deberá pagar una multa de 500 mil francos suizos -equivalentes a 540 mil dólares estadounidenses- «como resultado de las infracciones cometidas contra la seguridad y el orden público», al tiempo que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) abonará 200 mil francos suizos -U$S 216 mil- por «el incumplimiento de sus obligaciones con respecto a la seguridad y el orden público, los preparativos del partido y su participación».

Sin embargo, las multas monetarias no terminarían ahí, sino que también, las dos entidades deberán abonar 50 mil francos suizos -54 mil dólares- por la suspensión del partido.

No conforme con ello, además hay un daño colateral para la Selección que dirige Lionel Scaloni, ya que la FIFA impuso una suspensión de dos partidos internacionales a Emiliano Buendía, Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso y Cristian Romero por incumplir «el protocolo de partidos internacionales».

El fallo de la FIFA:

La Comisión Disciplinaria de la FIFA ha adoptado una serie de decisiones con respecto al caso de la suspensión del partido de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™ entre Brasil y Argentina del 5 de septiembre de 2021.

Tras una investigación minuciosa de los diversos elementos de hecho y en vista de la reglamentación vigente, la Comisión Disciplinaria de la FIFA ha decidido que el partido se vuelva a disputar en la fecha y el lugar que decida la FIFA.

Además, la Comisión Disciplinaria de la FIFA ha concluido que la suspensión del encuentro respondió a diversas deficiencias en las respectivas responsabilidades y obligaciones de las partes implicadas.

Por consiguiente, la Comisión Disciplinaria de la FIFA ha decidido también:

  • Ordenar a la Confederación Brasileña de Fútbol el pago de una multa por valor de 500 000 CHF como resultado de las infracciones cometidas contra la seguridad y el orden público.
  • Ordenar a la Asociación del Fútbol Argentino el pago de una multa por valor de 200 000 CHF como resultado del incumplimiento de sus obligaciones con respecto a la seguridad y el orden público, los preparativos del partido y su participación en él.
  • Ordenar respectivamente a la Confederación Brasileña de Fútbol y a la Asociación del Fútbol Argentino el pago de una multa de 50 000 CHF como consecuencia de la suspensión del partido.
  • Imponer una suspensión de dos (2) partidos internacionales a cada uno a los jugadores argentinos Emiliano Buendía, Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso y Cristian Romero por incumplir El regreso del fútbol: protocolo de partidos internacionales.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) autorizó este jueves el uso de la vacuna contra la Covid-19 del laboratorio chino Sinovac para inmunizar a niños y adolescentes de seis a 17 años.

Tras una reunión celebrada durante la mañana, el organismo regulador estatal brasileño informó que la vacuna será autorizada «para niños y adolescentes de seis a 17 años».

De momento, no podrá ser usada en menores inmunodeprimidos y se esperará a que haya más estudios que certifiquen su seguridad, informó la agencia de noticias Sputnik.

La vacuna es la misma que ya se usa en adultos, sin adaptación pediátrica, y se aplicará en dos dosis con un intervalo de 28 días.

Inicialmente, el Instituto Butantan de San Pablo, que desarrolla la vacuna en Brasil, pidió a la Anvisa permiso para usar el fármaco en niños a partir de tres años, pero la agencia prefirió esperar a que exista más información.

La inmunización de niños en Brasil empezó esta semana y de momento se estaban usando únicamente vacunas de la farmacéutica estadounidense Pfizer.

El clima sobre el estado brasileño de Minas Gerais provocaron la muerte de 10 personas y dejaron miles de damnificados entre el domingo y lunes, según un parte oficial revelado este martes, que advierte de más precipitaciones intensas en esa región.

Los fallecidos, entre ellos una niña de once años, se registraron en los municipios de Brumadinho, São Gonçalo do Rio Abaixo, Ervália y Caratinga como consecuencia de lluvias, deslizamientos o inundaciones, indicó la Coordinadora Estatal de la Defensoría Civil en un boletín, informó la agencia AFP.

Desde que empezó el período lluvioso, a principios de octubre, 19 personas murieron en este estado del sudeste de Brasil, sin contar a una decena que falleció el fin de semana por el desprendimiento de un macizo de roca de un despeñadero sobre varias lanchas que recorrían un lago turístico de Furnas.

El balance da cuenta de 17.237 personas que debieron dejar sus hogares o necesitan refugio debido a las precipitaciones.

«Los eneros han sido muy difíciles para Minas Gerais debido a la cantidad de lluvia y sobre todo a la concentración de esta en un pequeño espacio de tiempo», afirmó el vicegobernador Paulo Brant en un video publicado en la red Instagram.

«No debemos maldecir la lluvia ni culpar a la naturaleza, en gran medida los efectos de la lluvia se deben a errores del pasado relacionados con la expansión desordenada de las ciudades, y la sedimentación y polución de los ríos», agregó.

Por causa del mal tiempo, 145 de los 853 municipios de Minas Gerais se encuentran en estado de emergencia, según la Defensoría Civil.

En Juatuba, una localidad de 26.000 habitantes a 50 kilómetros de la capital estatal Belo Horizonte, el agua inundó la casa de Daniel Valeriano de Oliveira durante la madrugada del domingo pasado.

«Perdimos todo. Mis hijos y mi esposa salieron de casa en un bote», narró este operador logístico a la AFP.

La Defensoría Civil advirtió que para este martes en Minas Gerais «hay condiciones de lluvia moderada a fuerte que pueden venir acompañadas de descargas eléctricas».

Los expertos atribuyen la emergencia a la Zona de Convergencia del Atlántico Sur (ZCAS), un fenómeno típico del verano que cada año provoca intensas precipitaciones en la zona, además de La Niña y la crisis climática.

Desde hace dos meses Brasil ha sufrido grandes destrozos por cuenta de las inundaciones, con decenas de muertos y decenas de miles de desplazados, especialmente en el estado de Bahía (nordeste).

Brasil encara una nueva ola de Covid-19, en medio del avance de la variante ómicron, que cuadriplicó los casos en una semana y cuyo impacto real se desconoce por la falta de testeo y los problemas informáticos para el recuento de los datos.

Los positivos en el país, uno de los más azotados por la pandemia en el mundo, se dispararon desde los 56.881 notificados entre el 26 diciembre y el 1 de enero hasta los 208.018 de la última semana, según el Consejo Nacional de Secretarios de Salud (Conass).

La explosión de infectados con covid-19 coincide además con brotes de influenza del virus H3N2 que pusieron contra las cuerdas a los sistemas de atención primaria de grandes ciudades del país, como San Pablo y Río de Janeiro.

Sin embargo, las muertes se mantienen en un nivel estable, sobre las 100 diarias, y el incremento abrupto de casos no está presionando, por el momento, las unidades de cuidados intensivos.

«Hacía mucho tiempo que no veíamos tanto diagnóstico positivo. Es un número muy grande, aunque no se ha reflejado en un aumento expresivo de ingresos», explicó a la agencia EFE el infectólogo Marcelo Daher, médico del Hospital de Urgencias de Anápolis (estado de Goiás, centro) y consultor de la Sociedad Brasileña de Infectología.

Daher espera un incremento mucho mayor de contagios en las próximas semanas en un país profundamente golpeado por la pandemia, con casi 620.000 muertes y 22,5 millones de casos.

La variante ómicron, dominante

Detrás de esta nueva ola, que apenas empezó a notarse tras las fiestas navideñas, está la diseminación de la variante ómicron, detectada en primer lugar en Sudáfrica el 25 de noviembre y, según estudios preliminares, mucho más transmisible, pero menos letal.

A Brasil llegó cinco días después y en un mes se convirtió en la variante dominante sin que los brasileños se dieran cuenta.

Según denunciaron los autoridades, el 10 de diciembre los sistemas del Ministerio de Salud sufrieron un supuesto ataque hacker que dejó a oscuras el seguimiento de la pandemia.

Durante el último mes, estados, municipios y laboratorios no pudieron registrar con normalidad los datos de contagios y muertes.

Sólo a partir de esta semana las plataformas comenzaron a funcionar correctamente, aunque todavía enfrentan dificultades.

«Lo que vemos en el día a día no se está reflejando en los datos divulgados», indicó Daher.

En una nota remitida a EFE, el Ministerio de Salud afirmó que las plataformas «ya fueron restablecidas», pero reconoció que «los datos lanzados desde el 10 de diciembre» hasta el restablecimiento del servicio «aún no constan» en las mismas.

Menos tests

A ese «apagón» de estadísticas se suma la falta de testeo. Encontrar una prueba de diagnóstico en las farmacias de San Pablo es casi misión imposible.

Según una información del portal Metrópoles, el Ministerio de Salud redujo a la mitad la distribución de test para los estados y municipios entre noviembre y diciembre, desde los 5,7 millones a los 2,7 millones.

En este marco, los alcaldes de 2.100 ciudades brasileñas solicitaron ayuda al gobierno del presidente Jair Bolsonaro, quien insiste en negar la gravedad de la pandemia, para adquirir test rápidos y reforzar la atención primaria.

Jair Bolsonaro, contra las vacunas

Por su parte, Bolsonaro continúa con su cruzada contra la vacunación anticovid de los chicos de entre 5 y 11 años, autorizada por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) el pasado 16 de diciembre y sólo liberada por el Gobierno 20 días después.

El mandatario, quien se enorgullece de no haberse vacunado, puso en duda la neutralidad de Anvisa e insinuó que se guió por sus propios intereses al dar luz verde a la inmunización infantil.

«¿Cuál es el interés de Anvisa? ¿Cuál es el interés de aquellas personas taradas por la vacuna?», cuestionó el gobernante en una entrevista a un medio local.

La tensión se elevó este sábado con la respuesta del director de Anvisa, Antonio Barra Torres, en una carta abierta dura e inusual en la que invitó al jefe de Estado a denunciar cualquier indicio de irregularidad o, de lo contrario, retractarse públicamente.

Pese al negacionismo de Bolsonaro, la población brasileña, que se estima en 213 millones de personas, se aplicó la vacuna sin rechistar. Un 75% recibió la primera dosis y un 67% tiene ya la pauta completa.