Tag

Brasil

Browsing

Científicos estadounidenses y brasileños alertaron que la demora en la vacunación y el aumento del contacto social puede generar una tercera ola de coronavirus en Brasil a partir de junio, luego del colapso sanitario experimentado entre febrero y abril.

De acuerdo con el diario O Globo, el Instituto de Métricas de Salud y Evaluación de la Universidad de Washington proyectó que Brasil puede llegar a los 750.000 muertos el 27 de agosto, teniendo en cuenta que el 95% de la población use barbijo.

El mismo cálculo indica que al 21 de septiembre -fin del invierno- se pueden registrar 973.000 muertes, más del doble que los 436.000 decesos acumulados hasta el momento.

Según dijo a O Globo Cláudio Struchiner, médico y profesor de Matemática Aplicada de la Universidad Fundación Getulio Vargas, el cálculo de sus pares de Estados Unidos es «posible», aunque hay variantes que aún se desconocen como las vacunas o nuevas cepas.

Brasil frenó el colapso hospitalario que dejó, mezclado con la variante P1 o cepa de Manaos, un récord de muertos en marzo y abril, alterando incluso el orden demográfico del país, con más fallecimientos que nacimientos.

Brasil se encuentra actualmente con un promedio de 1.900 muertos por día y las proyecciones indican que el 21 de julio, si es que existe una tercera ola, podrá volver a un promedio diario de 3.300 fallecidos.

Solamente el 30 por ciento del país se encuentra actualmente respetando el distanciamiento social, el nivel mínimo en toda la pandemia, según una encuesta de Datafolha.

Lo mismo que indicó la Universidad de Washington fue alertado la semana pasada por el laboratorio federal Fiocruz, que desarrolla localmente la vacuna AstraZeneca.

«Evitar la tercera ola dependerá mucho de la vacunación, que ya se muestra efectiva en la reducción de muertes e internaciones. El idea es vacunar 2 millones de personas por día», dijo Ethel Maciel, profesora de la Universidad Federal de Espirito Santo y doctora por la Universidad John Hopkins.

Brasil vacunó al 9 por ciento de la población con las dos dosis desde el 17 de enero, de acuerdo al último balance oficial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó la homologación de urgencia para la vacuna china Sinopharm contra el coronavirus, la misma que se administra en Argentina y la sexta en recibir esta validación de la agencia de la ONU.

El comité de expertos de la OMS recomendó la vacuna, el primer inyectable chino que recibe la aprobación de la organización internacional y que ya se aplica en el país para los mayores de 18 años.

Este jueves fuentes del Ministerio de Salud argentino informaron que ese mismo día se completaba la distribución de la última partida de 786.000 dosis de vacunas Sinopharm que habían llegado al país.

La decisión permite incluir el inmunizante dentro del sistema mundial de distribución de Covax
Fueron distribuidas a todas las provincias para dar continuidad al plan de vacunación que el Gobierno lleva adelante en todo el país para combatir la Covid-19.

Estas vacunas forman parte de las 2 millones que arribaron al país en las últimas semanas para completar el esquema de vacunación a aquellas personas que ya recibieron la primera dosis.

Además, también esta semana, la embajada de China en la Argentina ratificó que se lograron «acuerdos» con el Gobierno de Alberto Fernández «para la producción de vacunas Sinopharm» en el país.

El titular de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, informó que esta vacuna china es «segura y eficaz» y precisó que, por ello, el organismo la incluyó en su lista de emergencia.

 

Este procedimiento ayuda a los países que no tienen los medios suficientes para determinar por su cuenta la eficacia y la inocuidad de un medicamento.

Además, permite incluir el inmunizante dentro del sistema mundial de distribución de Covax, creado por la OMS con dos alianzas semiprivadas internacionales, para garantizar que lleguen a todos los países del mundo.

«La adición de esta vacuna tiene el potencial de acelerar rápidamente el acceso a la vacuna Covid-19 para los países que buscan proteger a los trabajadores de la salud y las poblaciones en riesgo. Instamos al fabricante a participar en el Covax y contribuir al objetivo de una distribución de vacunas más equitativa», dijo la subdirectora general de Acceso a Productos Sanitarios de la OMS, Mariângela Simão.

En el caso de la Sinopharm, la evaluación de la entidad sanitaria de la ONU incluyó inspecciones en la planta de producción.

«La adición de esta vacuna tiene el potencial de acelerar rápidamente el acceso a la vacuna Covid-19 para los países que buscan proteger a los trabajadores de la salud y las poblaciones en riesgo»
MARIÂNGELA SIMÃO

Se trata de una vacuna inactivada y cuyos «fáciles requisitos» de almacenamiento la hacen «muy adecuada» para entornos de bajos recursos, resaltó la OMS.

También es la primera vacuna que llevará un monitor de frascos de vacunas, una pequeña pegatina en los frascos que cambia de color a medida que se expone al calor, lo que permite a los trabajadores de salud saber si se puede usar de manera segura, informó la agencia de noticias Europa Press.

La eficacia de la vacuna para la enfermedad sintomática y hospitalizada se estimó en 79 por ciento, para todos los grupos de edad.

«No hay ninguna razón teórica para creer que la vacuna tiene un perfil de seguridad diferente en poblaciones mayores y más jóvenes. Por lo tanto, recomendamos que los países que utilizan la vacuna en grupos de mayor edad realicen un seguimiento de la seguridad y la eficacia para que la recomendación sea más sólida», indicó el organismo.

Las discusiones para homologar una segunda vacuna china, la Sinovac, siguen su curso. Otra vacuna Sinopharm, fabricada en este caso en la ciudad Wuhan, donde nació el virus originalmente, también está siendo estudiada para su homologación por la agencia sanitaria de la ONU, informó la agencia de noticias AFP.

La organización ya dio su visto bueno al fármaco de Moderna, al de Pfizer/BioNTech, al de Johnson&Johnson y a las dos vacunas AstraZeneca, la fabricada en India (llamada Covishield que también se usa en Argentina) y la que desarrolla en Corea del Sur.

La pandemia afectó gravemente al comercio global y, a medida que se vislumbra su salida, las ventas internacionales van recuperando el terreno perdido. A lo largo abril, pese a que se mantuvo en el pico de contagios (en ningún momento del mes bajó del millón de casos activos), nuestro principal socio registró un alza del 41% i.a. de sus compras del exterior, señal de que su economía goza de una buena salud y, dato no menor, una baja base de comparación (la caída en abril de 2020 había sido de 16% i.a.).

En particular, las compras a nuestro país que la primera economía del Mercosur realizó treparon 52% i.a. en abril, alcanzando US$ 825 millones. Sin embargo, a pesar de este rebote, todavía se encuentran 10% por debajo del nivel de abril de 2019 (US$ 920 millones), según explica el último informe de la consultora Ecolatina.

En tanto, las importaciones argentinas provenientes desde Brasil saltaron un 88% i.a., rozando los US$ 900 millones, y se ubican levemente por debajo a las del 2019 (US$ 930 millones). De esta manera, el flujo bilateral de bienes se incrementó 69% i.a. en el cuarto mes del año, mostrando un resultado negativo de US$ 70 millones (abril del año pasado había exhibido un monto similar, pero con el signo inverso).

Con este dato, la demanda brasileña por productos argentinos acumula un alza de 23% i.a. en el primer cuatrimestre del año. Por su parte, las compras de nuestro país que provienen del gigante sudamericano avanzaron 33% i.a. en el mismo lapso. La variación de las importaciones mayor a la de las exportaciones explica que el resultado se haya vuelto deficitario en algo más de US$ 50 millones, a diferencia del primer cuatrimestre del 2020, cuando había mostrado un superávit de US$ 170 millones.

La recuperación de las exportaciones e importaciones sigue mostrando la mejora de ambas economías, algo esperable y lógico, luego del cierre total que se observaba a esta altura del año pasado. Además, a pesar de estar en mínimos históricos, la participación de los productos argentinos en el mercado brasileño está recuperando terreno: tras promediar el 5,0% de los ingresos al país en el primer cuatrimestre del año pasado, se ubicaron en 5,4% en el mismo período de 2021.

Esto indica que la demanda por productos argentinos está traccionando las compras, ubicándose por encima de otros proveedores. Si bien estamos lejos de la media de los últimos diez años (6,5%) el rebote es un buen síntoma.

Las ventas a Brasil, además, están muy vinculadas con la exportación de manufacturas de origen industrial, producto del cual es nuestro principal demandante, y que alienta la demanda de empleo formal en nuestro país. Sin embargo, preocupa que, a pesar del buen ritmo de nuestras ventas, nuestras compras se ubiquen en un nivel superior, provocando un déficit neto de divisas.

Si esta dinámica se agravara, podría limitar el crecimiento de la actividad económica local (tanto si se corrigiera el desbalance por precios -devaluando-, como si se lo encarara por cantidades -endureciendo el cepo a las importaciones-).

Esperamos que en 2021 nuestras exportaciones a Brasil se incrementen alrededor de 15%, debido a que la industria liderará la recuperación de la economía brasileña (de acuerdo con el consenso de mercado, crecería 5% este año, por encima del 3% al que crecería el promedio de la economía).

El impulso de Brasil, más la suba de los precios de los commodities, aportarían reservas fundamentales para surfear tensiones cambiarias en el período pre-electoral. Aprovechar esta ‘benevolencia externa’ al máximo dependerá de que no se atrase en demasía el tipo de cambio, desincentivando las ventas, y de que las restricciones a las compras externas no se profundicen, limitando las mejoras de productividad.

Fuente: América Retail

WhatsApp eligió a Brasil como primer país para poner en marcha su servicio de pago entre usuarios dentro de los chats. Se trata de una forma de enviar dinero al instante entre cuentas sin que, al menos por el momento, la plataforma reciba ningún tipo de comisión.

La transferencia, en realidad, se hace dentro del servicio Facebook Pay, que está disponible en otros países para pagos en Facebook y en Instagram.

La app de mensajería, que utilizan 2.000 millones de usuarios en el mundo, señaló que se trata de pagos seguros entre usuarios que están encriptados y que sólo ellos pueden conocer. La transferencia es instantánea, como otros sistemas de pago entre móviles.

Para poder utilizar este servicio, los usuarios deben registrar antes una tarjeta de débito o de prepago y, después de la comprobación de su autenticidad, ya quedan capacitados para hacer transferencias.

Es un lanzamiento gradual, por lo que no está disponible para todos los usuarios brasileños de WhatsApp desde el primer momento, sino que lo hará a lo largo de los próximos meses.

Como se trata de una prueba piloto, es probable que el servicio llegue a más países en 2021.

Copias de seguridad

Por otra parte, WhatsApp lleva tiempo trabajando en la encriptación de las copias de seguridad en la nube, una función que acaba de introducir en la versión beta de la aplicación de Android y que llegará a los usuarios en una próxima actualización.

La compañía introdujo en el programa Beta de Google Play la versión 2.21.10.2 de su aplicación para Android, en la que permite activar la encriptación de extremo a extremo para proteger las copias de seguridad en la nube.

Con esta característica, tanto el historial de mensajes como los archivos multimedia que el usuario guarde en Google Drive estarán protegidos de accesos no autorizados, según muestra la captura compartida por el portal WABetaInfo.

Al activar esta característica, la aplicación solicitará al usuario que introduzca una contraseña que servirá para «encriptar futuras copias». Cuando el usuario quiera usar dicha copia en un nuevo dispositivo, WhatsApp pedirá de nuevo la misma contraseña para desencriptarla.

La cancillería y el Ministerio de Salud brasileños impulsan sumar a la vacuna rusa, una vez aprobada por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, al sistema nacional de vacunación.

El Gobierno del presidente Jair Bolsonaro tendió puentes con Rusia para intentar la aprobación de la vacuna Sputnik V, rechazada por falta de seguridad y documentación por parte de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), con negociaciones por parte de la cancillería y el Ministerio de Salud, se informó oficialmente.

Un comunicado del Palacio de Itamaraty, sede de la cancillería, destacó que el Gobierno brasileño «saluda» la disposición de Anvisa y del Fondo Ruso de Inversión Directa el Instituto Gamaleya, responsables por la fabricación de la Sputnik V, para «aclarar dudas frente a la vacuna, incluyendo la provisión de documentación solicitada».

El comunicado divulgado el lunes por la noche destaca la «excelente relación» entre Brasilia y Moscú y dice que la cancillería y el Ministerio de Salud de Brasil impulsan sumar a la vacuna rusa, una vez aprobada, al sistema nacional de vacunación contra el coronavirus.

Los Ministerios de Exteriores y de Salud «seguirán dispuestos a apoyar el diálogo en curso, siempre respetando la autonomía de Anvisa, de modo que Sputnik V, en el momento en que fuera aprobada, pueda reforzar el plan nacional de inmunización».

El comunicado se conoció al mismo tiempo que el diario O Globo reveló que a pedido del Gobierno, la embajada rusa en Brasilia canceló una reunión protocolar con el líder de la oposición, el expresidente Luiz Inácio Lula da SIlva, quien se encuentra en la capital abriendo negociaciones con diputados, senadores y embajadores.

Lula fue uno de los negociadores clave en los últimos meses de la adquisición de la Sputnik V que realizaron los nueve estados del nordeste, cuatro de ellos del Partido de los Trabajadores y todos gobernados por opositores a Bolsonaro.

La vacuna Sputnik V fue objetada por unanimidad por los directores de la Anvisa.

Esto provocó un repudio por parte del fondo ruso que comercializa la vacuna, que atribuyó la decisión a presiones de Estados Unidos sobre el Gobierno de Bolsonaro.

La vacuna puede fabricarse en Brasil en dos plantas de Unión Química, laboratorio asociado al fondo de inversión ruso para el desarrollo local del inmunizante, que tiene fábricas en Brasilia y en Guarulhos, en el Gran San Pablo.

Brasil recibió un millón de dosis de la vacuna del laboratorio estadouidense Pfizer, el primer lote de un contrato de 100 millones, en la misma semana en la cual el ente regulador brasileño rechazó por falta de seguridad la importación y el uso de la vacuna Sputnik V, contratada por nueve gobernadores opositores al presidente Jair Bolsonaro.

El cargamento llegó la noche del jueves al aeropuerto internacional de Viracopos, en Campinas, estado de San Pablo, luego de un cambio de estrategia del Gobierno, que el año pasado rechazó la compra de 70 millones de dosis de Pfizer debido a las condiciones leoninas de la farmacéutica, según había revelado el propio Bolsonaro.

Pfizer fue aprobada para su uso permanente en marzo por parte de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) y deberá entregar otras 99 millones de dosis hasta septiembre.

De acuerdo con los datos del consorcio de medios de prensa de Brasil, poco más del 14 por ciento de la población recibió una primera dosis de la vacuna y menos del siete por ciento las dos.

Brasil sufre además una escasez de dosis, con ciudades de al menos 18 estados del país que debieron interrumpir la aplicación de la segunda dosis.

El país ha vacunado a 41 millones de personas con las 50 millones de dosis con las que ha contado desde el 17 de enero, el 90 por ciento de ellas de la CoronaVac, del laboratorio chino Sinovac, y el resto de AstraZeneca.

Brasil superó el jueves los 400.000 muertos por coronavirus luego de haber sido la nación con más fallecimientos diarios del 9 de marzo al 25 de abril, y está manteniendo un promedio de 2.500 deceso diarios en los últimos siete días.

El Ministerio de Salud distribuirá el millón de dosis de la vacunas de Pfizer este fin de semana en forma equitativa a estados y municipios, y con los sistemas de refrigeración que ésta requiere, en cajas con temperaturas de entre 25 y 15 grados bajo cero.

La llegada de las dosis de Pfizer ocurre luego de que Anvisa rechazara la aprobación de Sputnik V por motivos de seguridad médica y falta de documentación.

Esto provocó un repudio por parte del fondo ruso que comercializa la vacuna, que atribuyó la decisión a presiones de Estados Unidos sobre el Gobierno de Jair Bolsonaro.

La adquisición de vacunas y el rechazo a comprarlas en 2020 por parte del presidente son motivo de investigación de una comisión parlamentaria del Senado que se instaló esta semana y que ya convocó para la que viene a los cuatro ministros de Salud que tuvo Bolsonaro desde el inicio de la pandemia, incluido el actual, Marcelo Queiroga.

Fuente: Página 12

El relato de la pandemia en América presenta tímidas esperanzas que se ensombrecen con el peso diario de los números: el continente ya suma 61.4 millones de contagios y se aproxima a la cifra del millón y medio de muertes (1.493.752), según la OMS.

En el lado positivo de la balanza están el inicio este miércoles de la producción de la Butanvac, la primera vacuna contra la covid-19 desarrollada en Brasil, y el anuncio de que Chile se ha convertido en el segundo país del mundo con mayor porcentaje de población vacunada con las dos dosis de la vacuna contra la covid-19, según los datos del portal Our World in Data de la Universidad de Oxford.

Brasil sumó este domingo 1.305 nuevas muertes por el coronavirus y superó los 390.000 fallecidos por el patógeno, en lo que ya supone el mes más letal de la pandemia desde el registro del primer deceso en el país, el 12 de marzo de 2020, informó el Gobierno.

El gigante latinoamericano, una de las naciones más azotadas por la crisis sanitaria, acumula así un total de 390.797 decesos relacionados a la covid-19, de acuerdo con el más reciente boletín difundido hoy por el Ministerio de Salud.

A una semana del fin de abrill, Brasil alcanzó un nuevo récord mensual de muertos por coronavirus con casi 68.000 fallecidos, lo que superó la marca anterior de marzo de más de 66.500 víctimas fatales, según datos del Ministerio de Salud del país vecino.

Con un sistema hospitalario colapsado en parte del territorio y muy tensionado en el resto, Brasil sumó en las últimas 24 horas 71.137 nuevos contagios y 3.076 muertos, según reprodujo la agencia de noticias AFP.

Pese al nuevo récord de este sábado, especialistas y el propio Ministerio de la Salud observan una estabilización en las curvas de casos y muertes por el virus en Brasil, que con 389.492 fallecidos desde el inicio de la pandemia es el segundo país con más muertos por la pandemia en el mundo.

El viernes, un boletín de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) informó que «en las últimas dos semanas se registró una estabilización de casos y óbitos por Covid-19, lo que caracteriza un nuevo nivel de transmisión». Este nivel, agregó Fiocruz, debería permanecer las próximas semanas en torno a 3.000 muertes diarias.

Brasil arrancó 2021 con un repunte de contagios y muertes por Covid-19, luego que la tasa de transmisión disminuyera en el segundo semestre de 2020. Antes de marzo, el mes más letal de la pandemia había sido julio de 2020, con 32.881 muertos.

Esta nueva etapa de la pandemia en Brasil está marcada por el aumento de jóvenes en las unidades de terapia intensiva, así como en las estadísticas de muertes. En los primeros días de abril, «la franja etaria de 20 a 29 años fue la que registró mayor aumento en el número de muertos por Covid (1.018%)», alertó ayer Fiocruz. En el caso de los contagios, el mayor aumento se produjo entre las personas de 40 a 49 años (1.173%).

Aunque, la vacunación avanza entre los grupos prioritarios -indígenas personas mayores de 60 años y personal médico, entre otros-, el Gobierno federal continúa alterando las metas de inmunización debido a retrasos en las negociaciones con los laboratorios. A la fecha, el Ministerio de la Salud prevé concluir con los grupos prioritarios -unos 77 millones de personas- en septiembre próximo.

Brasil, con 212 millones de habitantes, sólo ha aplicado las dos dosis al 5,8% de la población, unas 12,4 millones de personas.

Mientras tanto, autoridades locales y regionales han lamentado la falta de insumos médicos, como sedantes, necesarios para la intubación de pacientes, cuya distribución es responsabilidad del Gobierno federal.

Frente a esa situación, el Poder Judicial ordenó al Senado investigar si el Gobierno de Jair Bolsonaro cometió omisiones en su gestión de la pandemia, algo que opositores y organizaciones civiles ya habían denunciado e, incluso, argumentado en sus múltiples pedidos de juicio político que esperan una respuesta en la Cámara de Diputados, hoy liderada por un aliado del presidente.

Fuente: Telam

El endurecimiento de las reglas de entrada de viajeros procedentes de Brasil, Chile, Argentina, Sudáfrica y la India entraron este sábado en vigor y ralentizaron aún más los tiempos de espera de los pasajeros, explicaron a EFE fuentes de la aerlínea Airfrance.

Esta mañana llegaron al aeropuerto Charles de Gaulle los primeros vuelos procedentes de Nueva Deli (India), Johanesburgo (Sudáfrica) y Santiago de Chile.

Según Airfrance, todos los pasajeros fueron avisados por mensaje al móvil de las nuevas reglas, que provocaron más colas que lo habitual por la ausencia aún de la digitalización de documentos.

«Aguardamos a que la IATA (la Asociación Internacional de Transporte Aéreo) y la UE, en cooperación con el Gobierno francés, pongan en marcha la certificación digital», aseveraron las fuentes, en alusión al aplicativo que almacena y certifica los test y la vacunación.

Estos cinco países, más la región de ultramar de Guyana (fronterizo con Brasil), están considerados de alto riesgo por las nuevas variantes que circulan en sus respectivos territorios.

Entre las nuevas reglas, destaca que solo los ciudadanos de la Unión Europea con residencia en Francia y los franceses podrán entrar en el país a partir de este sábado.

Asimismo, los pasajeros que embarquen procedentes de esos cinco países tendrán que mostrar un test PCR negativo realizado con un máximo de 36 horas y no 72 como hasta ahora. A su llegada a Francia, se les someterá a una prueba de antígenos.

Una cuarentena más estricta se ha puesto también en marcha en el país, en la que el pasajero será controlado estrechamente por las autoridades y, en caso de incumplimiento, la multa será de 1.500 euros.

Fuente: Infobae