Tag

dólares

Browsing

Un miembro del flamante equipo económico lo admite sin dudar: «No podemos seguir así. Tenemos que revertir las expectativas. Y la única manera es consiguiendo dólares para las reservas». Más claridad, imposible.

El funcionario, que prefiere el anonimato para evitar algún cimbronazo extra, da cuenta de la obsesión de Sergio Massa: conseguir dólares rápidamente que evite un salto cambiario brusco. Algo que el ministro no está dispuesto a efectuar. Al menos sin antes conseguir un respaldo de billetes verdes en el Banco Central.

Lo que parece innegable es la descoordinación en el gabinete económico, algo que parecía superado tras la eyección de Martín Guzmán. Massa dio una fuerte señal apenas asumió que está dispuesto a mantener la pauta de déficit fiscal del 2,5% del PIB para este año, algo que lo obligará a un fuerte ahorro de acá hasta fin de año.

Pautó, para conseguirlo, una corrección de las tarifas de los servicios públicos mucho más fuerte que el anunciado por Guzmán, primero, y por Silvina Batakis, después. Además, tiene la idea de mantener pisado el gasto público en función de los fondos que ingresen al fisco. Tampoco les permitirá a los funcionarios a recuperar el dinero que no hayan utilizado (subejecutado) durante la primera parte del año.

Se trata de un ajuste considerable, nunca visto bajo un gobierno kirchnerista. Massa asegura que está dispuesto a tolerarlo con tal de recuperar la confianza y mejorar las expectativas de corto y mediano plazo.

El Presidente Fernández aseguró durante un acto que “algunos especuladores hacen subir el dólar”

Durante la presentación del plan de obras “Argentina Grande”, el presidente Alberto Fernández realizó hoy una crítica a los turistas que “compran dólares para viajar” porque, según él, “hacen subir el dólar blue”.

Fernández afirmó que la Argentina no es solamente “un lugar donde los turistas compran dólares para viajar y hacen subir el dólar blue, tampoco el lugar donde algunos especuladores hacen subir el dólar”. Señaló que la Argentina también es el país donde la obra del gasoducto Néstor Kirchner “va a permitir llevar el gas nuestro desde Vaca Muerta hasta el centro de Buenos Aires, y desde allí poder distribuirlo a todo el país, y dejar de importar gas”.

En un acto en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada, Fernández anunció, junto al jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, siete obras de las 120 estratégicas de “Argentina Grande, el Plan de Obras Públicas para el Desarrollo de la Nación” que ya tiene 5.000 obras en ejecución.

El jefe de Estado recordó que cuando hacía campaña señalaba su “condición porteña” y remarcaba que le “preocupaba el federalismo”. ”Como porteño que soy me indignaba y pedía que confiaran en mí que soy el más federal de los porteños: acá están las pruebas”, dijo.

Fernández destacó que un Estado “presente” no “deja en manos privadas aquello que el Estado debe hacer”, al ponderar el avance del empleo en la obra pública. ”La construcción ya registra cerca de 450 mil trabajadores a lo largo y ancho del país, y eso se distribuye por partes iguales: la mitad para el sector privado y la mitad para el público”, remarcó el mandatario.

En su mensaje, sostuvo hoy que “los mismos que nos causaron la depresión”, por la situación del país y la irrupción de la pandemia, “vienen a contarnos lo deprimidos que estamos”, y agregó que “otros lo hacen especulando, poniéndonos al límite permanente”. ”En ese Estado de desconcierto, algunos repiten la frase de que la política son todos iguales, y no somos todos lo mismo: algunos creemos en una sociedad justa, igualitaria y soberana, y otros creen en una sociedad claudicante que tiene amparo sólo para una mitad de Argentina y deja a su tuerta a la otra mitad”, expuso en Casa de Gobierno.

El dólar cotizó este martes otra vez al alza, con la divisa informal que tocó los $212,50 en la city porteña, una suba de 7 pesos con respecto al cierre de ayer.

De este modo, el dólar blue continuó con su tendencia alcista y alcanzó su valor más alto desde mediados de febrero pasado.

En el segmento mayorista, la cotización de la divisa estadounidense registró un incremento de 17 centavos respecto al cierre previo, en un promedio de $114,85.

Por su parte, las cotizaciones financieras -que al igual que el blue acumulan varias jornadas con presión alcista- se ubicaban a $210,30 para el contado con liquidación y a $208,46 para el MEP o Bolsa.

Así, el dólar con el recargo de 30% -contemplado en el impuesto PAÍS-, marcó un promedio de $156,13 por unidad, y con el anticipo a cuenta del Impuesto a las Ganancias de 35% sobre la compra de divisas, $198,16.

Fuentes de mercado estimaron que la autoridad monetaria finalizó la jornada de hoy con un saldo positivo de 15 millones de dólares.

El volumen operado en el segmento de contado fue de US$ 249 millones, en el sector de futuros del Mercado Abierto Electrónico (MAE) se registraron operaciones por US$ 29 millones y en el mercado de futuros Rofex se transaron US$ 293 millones.

La economía argentina en los últimos tiempos vive con altos grados de volatilidad o fluctuaciones, producto de una alta inflación, restricción al dólar, tarifas congeladas, restricción para importar bienes. Es lógico que las personas y empresas quieran adquirir dólares como reserva de valor y como unidad de cuenta para operaciones de índole inmobiliarias, de ocio (viajes) o simplemente como ahorro para el futuro.

Una de las maneras más fáciles de resguardar nuestros ahorros o hacernos de dólares es mediante la operatoria de Dólar MEP. Es un instrumento verdaderamente útil a la hora de dolarizar nuestros ahorros sin tener que ir al mercado informal o blue y no depender de las volatilidades de su precio. Vamos a ver que necesitamos y como operar este instrumento.

En primer lugar, para poder operar en el mercado de capitales argentino debemos hacer una apertura de cuenta comitente, que no es otra cosa que una cuenta que vinculamos con nuestra cuenta corriente o caja de ahorro, para depositar pesos o dólares y poder operar todos los instrumentos que nos permite este mercado de valores.

De esta manera, al tener la cuenta comitente abierta en cualquier Agente de Liquidación y Compensación (ALYC) vamos a estar habilitados para comprar dólares mep, acciones de empresas, obligaciones negociables y una infinidad de instrumentos para poder invertir a corto, mediano y largo plazo dependiendo de sus necesidades y objetivos.

Los requerimientos para esta apertura de cuenta comitente son:
• DNI Frente y Dorso.
• Recibos de sueldo o constancia de Monotributo.
• Servicio a su nombre.
• Presentación de DDJJ de bienes personales e ingresos.
• Definición del Perfil Inversor.

La apertura de acuerdo a los Agentes de Liquidación y Compensación (ALYC) es en promedio de 42 horas hábiles, cuando el inversor ya está listo para operar.

Una vez realizada la apertura de la cuenta comitente, estamos listos para comprar dólares de manera transparente, legal y sin limitaciones en la mayoría de los casos, salvo grandes volúmenes de compra y acreditarlos directamente en la caja de ahorro en dólares o cuenta corriente en dólares en 1 día hábil y desde la comodidad de tu casa.

El procedimiento es el siguiente:

1. Abrir cuenta comitente en alguna ALYC. Algunos ejemplos: Balanz, InvertirOnline, Puente Hermanos S.A., Bull Market, entre otros. Los bancos también ofrecen cuentas comitentes.

2. Vincular tu cuenta bancaria tanto en pesos como en usd con la cuenta comitente.

3. Depositar los pesos desde tu cuenta bancaria.

4. Comprar el bono AL30/GD30 en contado inmediato (CI). Esperar un día de parking exigido por el Banco Central.

5. Vender el Bono AL30/GD30 D (la letra D, es que se vende contra la cotización en Dólares) en contado inmediato (CI).

6. Transferir los fondos desde la cuenta comitente hacia la cuenta bancaria en dólares.

¿Por qué es mejor el Dólar MEP que el dólar Blue?

Porque es 100% legal y libre, porque se hace desde la comodidad de tu casa y sin riesgos. Además, son ahorros que quedan perfectamente en blanco para su posterior utilización.

Y la principal, es que su cotización es más baja que la del dólar Blue y no hay límites de adquisición, salvo grandes volúmenes nominales. Esta operatoria la pueden hacer las personas físicas como jurídicas, o sea empresas. Como se puede ver en el siguiente gráfico, el dólar blue generalmente está por encima de la cotización del dólar MEP.

Es importante aclarar que la compra de dólar MEP no implica una inversión ya que no tiene un flujo de fondos futuros, sino es una opción de resguardo en corto plazo ante la inseguridad económica reinante. (Fuente: Altares Finanzas)

El reputado agente de bolsa Nicholas Merten rechaza que el ‘oro digital’ se encuentre en un mercado bajista.

El bitcóin no se encuentra en un mercado bajista sino está atravesando por una etapa de acumulación de activos antes de entrar en un ciclo de crecimiento, opina Nicholas Merten, agente de bolsa y creador de uno de los principales canales de YouTube dedicados a las criptomonedas, DataDash.

El analista señaló en un nuevo video que actualmente se está formando un «interesante patrón técnico» que apunta a que «los alcistas están liderando».

«No se dejen engañar en este ciclo de consolidación que estamos en un mercado bajista», aconsejó el experto, afirmando que un mercado bajista supone una caída del valor de un activo de entre el 70 % y el 90 %.

Merten cree que el valor de la principal criptomoneda volverá a crecer e incluso podría superar los 200.000 dólares para finales de este año, en cuyo caso su valor de mercado sobrepasaría los 4 billones de dólares.

Actualmente, el bitcóin se cotiza a poco más de 42.000 dólares la unidad y tiene una capitalización de unos 800.000 dólares. El 10 de febrero, su precio superó los 45.600 dólares por primera vez en más de un mes.

Su último máximo histórico fue registrado el pasado 10 de noviembre, cuando alcanzó 68.789 dólares. Desde entonces, la criptomoneda perdió un 38 % de su valor, conforme a los datos de CoinMarketCap.

El episodio delictivo tuvo lugar a última hora del jueves en el barrio Solana, cuando una mujer y su hija de 3 años que ingresaban a su vivienda fueron sorprendidas por tres hombres armados. Las hicieron entrar a la casa donde se hallaba el padre de la familia con un segundo hijo, les cubrieron los rostros con buzos tipo polar y los maniataron. Lograron escapar con $ 4 mil, un equipo de cámaras de seguridad y una camioneta que horas más tarde fue hallada por la Policía.

El relato que las víctimas hicieron a la Policía detalla que a las 10 de la noche del jueves, el portón principal de la entrada del domicilio de la calle Maqui se encontraba abierto, para que ingrese la propietaria de la casa y su hija de 3 años.

En ese momento fueron arribadas por tres hombres encapuchados y vestidos con ropa negra. Dos de contextura delgada y otro morrudo, armados con armas de fuego.

Les cubrieron los rostros con buzos tipo polar, ingresaron a la casa donde se encontraba el propietario y su hijo, y los maniataron con precintos. Pese a la gravedad de la acción ninguno de ellos resultó herido.

Todo sucedió en el transcurso de escasos minutos y los delincuentes huyeron con una camioneta marca Volkswagen Amarok, una suma de $4.000 dólares y un equipo DVR que graba cámaras de seguridad.

Horas más tarde el vehículo fue hallado en un descampado a pocas del lugar con las llaves puestas.

En otra clara demostración de la situación de la fragilidad extrema que presentan sus reservas, el Banco Central (BCRA) dispuso que los bancos deberán reducir del 4 al 0% la Posición Global Neta (PGN) de moneda extranjera que tengan desde el próximo miércoles, lo que obligará a la mayoría de las entidades de venderle sus dólares.

Lo hizo también ayer (mismo día en que prohibió la venta en cuotas de servicios turísticos y pasajes al exterior) mediante la circular A 7405, que no difundió por comunicado.

La norma que obligará a los bancos a vender

La escueta norma establece que, desde el 1° de diciembre la “posición de contado” prevista en el punto 2.2.2. de las normas sobre “Posición global neta de moneda extranjera” de los bancos “no podrá superar el importe equivalente al 0 % de la responsabilidad patrimonial computable (RPC) del mes anterior al que corresponda.”

Fue horas después de haber difundido una supuesta flexibilización en los criterios de tenencia dispuestos para el mes, en lo que en realidad era la confirmación de la caducidad a finalizar noviembre de la norma que el pasado viernes 5 los había obligado a descargar US$210 millones al mercado para “evitar que especulen” en un contexto electoral.

Desde la entidad que comanda Miguel Pesce señalan que la norma apunta a que el sistema financiero local mantenga una posición cambiaria neutra. “Eso implica que los que estaban vendidos tendrán la chance de comprar y los que estaban comprados tendrán que vender”, sostienen.

Y justifican que la adecuación se produce porque, al vencer la norma que les fijaba un tope temporal, “las entidades en su conjunto quedaban en condiciones para poder comprar hasta US$ 1000 millones. De allí que se buscó darle equilibrio al sistema y para que los bancos queden en igualdad, se puso la posición neutra”, insistieron desde el BCRA.

Sin embargo de consultas realizadas por LA NACION con banqueros y referentes del sistema se pudo establecer que los bancos que estaban vendidos son amplia minoría (algunas entidades que apostaban a captar el diferencial de más de dos puntos entre la tasa de referencia del sistema y la de devaluación del peso), lo que no casualmente ubicaría a la mayor parte de ellos del lado vendedor del mostrador de la plaza cambiaria en tres jornadas y generaría una oferta forzada de divisas que iría de US$600 millones a US$800 millones.

La novedad cayó muy mal en los grandes bancos minoristas, temerosos del impacto que la norma puede tener entre sus depositantes, en un contexto en que ya registran un leve pero persistente goteo de estas colocaciones de privados, que llevó el stock total a caer de US$16.500 millones a US$15.800 millones en poco más de dos meses.

De allí la preocupación que mostraron por aclarar que los dólares que tendrán que vender son de los propios bancos y no afectan las tenencias de los ahorristas. “Tiene que quedar muy claro”, repitieron a LA NACION en varias entidades consultadas.

Fuente: La Nación

El experto en criptomonedas estadounidense Tone Vays publicó este 23 de noviembre un video en su canal de YouTube en el que explica que el bitcóin podría alcanzar un valor de 100.000 dólares en el primer trimestre de 2022.

Tras analizar las últimas estadísticas, Vays concluyó que la criptomoneda tiene pocas posibilidades de llegar a los 100.000 dólares antes de que termine el 2021.

Según el especialista, el activo necesitará más tiempo para subir de precio en más de un 75 %, por lo que la cifra de cinco ceros llegaría en los primeros meses de 2022.

No obstante, Vays no excluye un escenario de decrecimiento en los próximos meses, algo que podría ocurrir si el bitcóin rompe el promedio móvil simple de 50 días.

El bitcóin, al igual que el resto de criptomonedas, ha crecido en popularidad durante los últimos años, pero posee una inmensa volatilidad y conlleva riesgos para los inversionistas. Tras renovar su máximo histórico y situarse por encima de los 68.000 dólares el pasado 10 de noviembre, el bitcóin experimentó una caída drástica de casi el 20 % en los últimos días hasta alcanzar este miércoles 56.669 dólares, de acuerdo a los datos del portal Coindesk.

Los títulos argentinos que cotizan en Nueva York tocaron sus precios máximos el 10 de noviembre y a partir de allí se activó una brusca baja ante la falta de señales políticas y económicas.

La acciones argentinas que cotizan en Estados Unidos emprendieron un sendero negativo que arrancó el viernes 12, antes de los comicios de medio término, pero que se aceleró al confirmarse el triunfo opositor en las elecciones. Este lunes, con feriado en la plaza local, la tendencia negativa se extendió en los negocios con activos argentinos en Wall Street, publica Infobae.

Desde los máximos alcanzados el 10 de noviembre, cuando los títulos privados registraron sus precios en dólares más altos desde marzo de 2020, y valores récord en pesos, la baja promedio fue de 12,7% en dólares -”contado con liquidación”- y de 11,7% en pesos.

Los ADR de los bancos son los que experimentan las caídas más pronunciadas. La exposición de los bancos a bonos del Tesoro y también a las Letras de Liquidez (Leliq) que coloca el BCRA es observada como una señal de debilidad para los balances de las entidades.

Desde el miércoles 10, las acciones de Banco Francés recortaron un -24,6% y las de Grupo Galicia acumularon una pérdida de 22,7% en Wall Street, para negociarse ahora debajo de los 9 dólares. Banco Macro descendió 16,9% y Grupo Supervielle, un 17,6 por ciento.

El índice accionario S&P Merval de Buenos Aires, ahora en los 85.695 puntos, descontó 11.000 puntos desde su récord intradiario de 97.024 puntos del jueves 11 de noviembre.

Aunque en un principio se descontaba que las acciones y bonos argentinos emprenderían un sendero firme de alza a partir de la sorpresiva derrota del oficialismo en las primarias del 12 de septiembre, lo que sucedió fue una serie de idas y vueltas con una clara “resistencia” para el mercado local.

En dos meses, el panel Merval tocó tres máximos desde marzo de 2020 -cuando el mundo acusó el impacto económico de las restricciones contra el Covid-19- en la zona de los 450 puntos en dólares, lo que en el análisis técnico se llama un “triple techo”. El primero, el 13 de septiembre, que desató rápidas ventas de oportunidad cuando comenzaron las versiones acerca de un “plan platita” desde el Gobierno para revertir el resultado en las legislativas.

El segundo pico se dio el 26 de octubre, pero éste encontró otra barrera con el plan oficial de congelamiento de precios, una pobre señal por su ineficacia para atacar la aceleración inflacionaria, y la ausencia de novedades sobre un acuerdo con el FMI.

La efervescencia alcista tuvo un tercer episodio a días de las legislativas, entre el 10 y el 11 de noviembre, cuando se descontaba un triunfo más abultado para la oposición. La expectativa de un Gobierno más proclive al diálogo y la negociación con la pérdida de las mayorías parlamentarias alimentaba la renovada apuesta por acciones locales. Después de la votación, la propuesta de un plan económico plurianual sonó más como una entelequia para distraer a la opinión pública, mientras que el “festejo de la derrota” el Día del Militante peronista, con una Plaza de Mayo colmada, también fue una señal considerada negativa desde lo político.

La lectura más llana es que la derrota de los candidatos de la coalición del Frente de Todos no despertó la expectativa por una rectificación de los desequilibrios fiscales y de las variables económicas y financieras. Es más, enfatizaron el temor a la radicalización de las políticas aplicadas en los dos años anteriores, visión que extendió el escepticismo entre los agentes del mercado.

El domingo 15, ya con unos primeros resultados de las elecciones legislativas, en un discurso grabado, el presidente Alberto Fernández confirmó que en diciembre se enviará al Congreso el programa diseñado por el equipo económico y los puntos de acuerdo planteados con el staff del FMI. Esto no significa que el programa cuente con el total aval del organismo.

“El principal punto de conflicto será definir el grado de ajuste fiscal, aunque el jefe de Estado fue claro sobre esta cuestión al sostener que no habrá una reducción del gasto público. Dentro de la coalición gobernante esperan que el superávit fiscal provenga del crecimiento económico. En esta línea, el BCRA también proyecta que la reactivación ayudará a saldar sus desequilibrios vía una recuperación de la demanda de dinero. No obstante, el plan de acción del oficialismo se encuentra plagado de inconsistencias. Sin cambios en la regulación local, el ansiado crecimiento económico quedará solo en una expresión de deseo. Y con ello, se derrumbarán las posibilidades que tiene el Gobierno de cerrar los actuales desequilibrios fiscales y monetarios. Así lo piensa el mercado, y lo dejó en claro con el price action de los activos tras el 14-N”, resumió un informe de Nery Persichini y Melina Eidner, analistas de GMA Capital.

Paula Gándara, head portfolio manager de AdCap Asset Management, también enfatizó que “los bonos en dólares continúan castigados ante falta de avances concretos con el FMI”. Explicó que “los bonos soberanos en dólares pierden 15% desde las primarias de septiembre. Las noticias sobre el resultado de las elecciones y los comentarios sobre el potencial acuerdo con el FMI no fueron suficientes para impulsar el precio de estos activos. A esta altura de los acontecimientos, luego de la larga y difícil reestructuración de deuda solo avances contundentes determinaran la mejora en los precios de estos bonos”.

“También los bonos prolongan el clima adverso y es por ello que ceden en promedio más de 1% en sus cotizaciones en dólares entre las principales referencias, con el riesgo país en los 1.775 puntos básicos, un nivel elevadísimo que refleja con claridad la desconfianza de los inversores tanto respecto a alcanzar un acuerdo con el FMI como al posterior cumplimiento de los compromisos”, precisó el economista Gustavo Ber.

“La atención se concentra en las señales políticas y en la presentación del ‘plan económico plurianual’, ya que alcanzar consensos entre las principales fuerzas resultaría indispensable en busca de avanzar hacia un acuerdo con el FMI. Ello sucede en medio de declaraciones cruzadas que acentúan la desconfianza entre ellas, y así es que crecen las dificultades políticas para acordar una ‘hoja de ruta’ económica que contribuya a una convergencia en los desequilibrios económicos acumulados, y luego un efectivo cumplimiento de los compromisos de dichas metas, a fin de evitar transitar hacia una crisis”, acotó el titular del Estudio Ber.

El riesgo país de Argentina tocó este lunes los 1.776 puntos y alcanzó un nuevo tope desde que el Gobierno reestructuró la deuda con acreedores privados hace 14 meses.

“Vale pensar ahora cuales son las posibles salidas que puede encontrar el Gobierno para el atolladero cambiario. Lo cierto es que, tal como lo planteó el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y en consenso con la vicepresidente, Argentina debe ir a buscar un acuerdo con el FMI que le permita renegociar sus vencimientos y además volver a abrir las puertas al financiamiento internacional, por lo pronto de organismos internacionales”, apuntó un informe de Invecq Consultora Económica.

“Para evitar la devaluación, hay que tener y ganar reservas. Es el problema más urgente, porque el Gobierno pasó toda la semana y no hizo nada. Esa inacción es difícil de entender en una situación que empieza a ser cada vez más dramática”, consideró Miguel Kiguel, director de Econviews.

“Para bajar la brecha, probablemente el programa con el FMI ayude pero creo que hace falta más, porque aparte de confianza hay un problema de miedo a la inflación y el dólar en este momento protege también de eso”, afirmó Kiguel por radio Milenium.

El presidente Alberto Fernández sostuvo que su Gobierno impulsa medidas «para que todos trabajen» y se lamentó porque «otros están preocupados para que los empresarios puedan despedir sin pagar indemnización», en alusión a dirigentes de Juntos por el Cambio que impulsan proyectos para que se elimine el tradicional régimen de resarcimiento por cesantía laboral.

«Nosotros estamos preocupados para que todos trabajen, pero otros están preocupados para que los empresarios puedan despedir sin pagar indemnización, no es todo lo mismo», aseguró Fernández en el partido bonaerense de Moreno, donde recorrió empresas conducidas por mujeres en el Parque Industrial local, mantuvo un encuentro con beneficiarias del Programa Mi Pieza y encabezó un acto en el Teatro Roma.

El mandatario salió a explicarles a los vecinos «que no es todo lo mismo, que cuando uno pone una boleta o la otra en la urna no sale el mismo país».

«Hay que decirles que no queremos volver atrás al tiempo donde los dólares se fugaban y nuestros bolsillos se vaciaban, al tiempo donde un jubilado tenía que elegir entre pagar sus medicamentos o pagar la tarifa de la luz. No queremos volver a ese tiempo», remarcó.

«Yo estoy preocupado para ver como peleo con los acreedores para pagarles lo menos posible y el que tomó la deuda tomó más deuda para pagarle a esos acreedores en perjuicio de todos nosotros; no es todo lo mismo, y eso hay que explicarlo, porque lo que está en juego es como queremos que sea la Argentina», señaló Fernández.

El mandatario graficó que «algunos representan los intereses de los poderosos» y amplió: «Esos son los que nos endeudaron en un minuto y medio y cuando la plata no les alcanzó fueron al FMI a pedir más plata para devolvérsela a los banqueros, no para que la Argentina crezca. Y nos dejaron el país sumido en una profunda crisis social y económica».