Tag

dólares

Browsing

Argentina registró un déficit de cuenta corriente por 1.372 millones de dólares en el pasado cuarto trimestre y cerró el 2020 con un saldo positivo de 2.985 millones de dólares, dijo el martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El país viene de un superávit corregido de 1.181 millones de dólares en el tercer trimestre de 2020 y de un déficit también ajustado de 3.997 millones de dólares en todo 2019, según datos oficiales.

La economía argentina cerró el 2020 con una recesión del 9,9%, afectada principalmente por la pandemia de coronavirus. (Reporte de Jorge Iorio; Escrito por Jorge Otaola; Editado por Nicolás Misculin)

Fuente: Infobae

La entidad monetaria entregó USD 72 millones de sus reservas en dólares. No vendía desde el 29 de enero. No obstante, mantiene un saldo a favor de casi USD 1.200 millones en marzo. El dólar libre bajó a $143. Leve alza para acciones y bonos.

Tal como ocurrió el jueves y el viernes de la semana pasada, cuando quedó en evidencia que el Banco Central se apartó de las compras para darle cabida a una mayor demanda privada en el mercado oficial, este lunes la necesidad de divisas por parte de empresas para afrontar obligaciones con el exterior dejó a la autoridad monetaria con saldo negativo por su intervención, algo que no ocurría desde el 29 de enero, cuando se desprendió de 80 millones de dólares.

Así, el BCRA terminó con ventas netas en el mercado después de una serie de 33 ruedas cambiarias. Las ventas oficiales totalizaron en la rueda unos 72 millones de dólares. Sin embargo, la autoridad monetaria aún mantiene un saldo a favor en marzo próximo a los USD 1.200 millones, en el mes más positivo desde noviembre de 2019.

Vale recordar que en marzo del año pasado, hasta el día 20 y antes de establecerse las medidas de aislamiento por la pandemia el BCRA acumulaba un saldo negativo de USD 137 millones, para terminar el mes con un saldo a favor de 135 millones de dólares.

El monto negociado en el segmento de contado (spot) fue de importantes USD 336 millones, aunque “una demanda muy activa para atender compromisos con el exterior generó una corriente compradora que requirió del auxilio oficial para compensar defecto de oferta”, precisó Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio.

Fuentes del mercado puntualizaron a Infobae que “hoy tocó vender. Se acumularon pedidos de importadores y pago de deuda privada”, tras una “racha extraordinaria de 33 ruedas compradoras, desde la última rueda de enero hasta el viernes pasado”.

En tanto, el dólar libre bajó un peso y terminó ofrecido a $144 para la venta. La divisa informal anota una pérdida de un 13,9% o 23 pesos en el transcurso de 2021.

Fuente: Infobae

La mayoría de las personas desconocen las capacidades de los cerdos para realizar actividades complejas. Se los asocia con la comida y el barro, pero en algunos casos se demostró que su inteligencia supera a la de los primates. En Sudáfrica hay un chancho muy particular que tiene talento para el arte. Pigcasso, bautizado así en honor a Pablo Picasso, pinta cuadros que son furor: lleva recaudados $70.000 dólares y tiene una galería de arte propia.

El singular artista, que tiene cuatro años, vive en el Farm Sanctuary en el valle sudafricano de Franschhoek, un santuario de animales propiedad de Joanne Lefson. Pigcasso se salvó de morir en un matadero cuando a las cuatro semanas de edad fue rescatado por la activista.

Joanne descubrió los dotes del chancho para la pintura cuando empezó a darle juguetes, incluídos pinceles, y vio cómo Pigcasso solía entretenerse con las brochas. El siguiente paso fue darle pinturas y lienzos. Sin embargo, el animal tuvo que ser entrenado para que no se aburra mientras pinta. Joanne tiene que darle comida y pelotas para que Pigcasso no se distraiga mientras da las pinceladas con su boca.

Una de sus últimas pinturas fue un retrato abstracto del Príncipe Harry, que fue vendido $2.700 dólares a un comprador español. Desde el Farm Sanctuary aclaran que todo el dinero que recauda el chancho va destinado al cuidado de todos los animales de la granja.

La obra del exintegrante de la Familia real británica pudo elaborarla en un par de minutos y que, a pesar de la actual controversia que rodea al segundo hijo del Príncipe Carlos de Inglaterra, logró representar a un Harry sonriente, con su característica cabellera pelirroja y sus ojos azules.

Una característica que llama la atención de las obras de Pigcasso es que él, como la mayoría de los animales, tiene una visión dicromática, es decir, solo tiene dos tipos de conos receptores de luz en los ojos. Esto actúa como un limitante ya que no es exactamente daltónico, pero no puede percibir el color rojo y los tonos verdes y azulados no los puede diferenciar tan fácilmente.

De todas formas, esto no afecta de sobremanera la técnica de Pigcasso porque, más que centrarse en el análisis de los colores, el chancho sólo necesita de su hocico y un poco de estímulos de Joanne. El cerdo más exitoso en el mundo del arte seguirá pintando para financiar la estadía de sus amigos de la granja.

Fuente: TN

En medio de las fuertes restricciones que viene implementando el Gobierno Nacional sobre las importaciones en un contexto de escasez de divisas, empresarios europeos radicados en Argentina le reclamaron al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, medidas para evitar que las empresas interrumpan la cadena de pagos ante las restricciones para acceder a dólares.

La Eurocámara, que agrupa a más de 2.200 compañías privadas de ese origen en el país, le planteó al ministro de Desarrollo productivo, Matías Kulfas, una serie de medidas para beneficiar al sector importador.

A través de una carta, Giorgio Alliata di Montereale, presidente de la Eurocámara Argentina, que agrupa a más de 2.200 empresas que dan empleo directo a 230.000 personas en el país, le planteó a Kulfas una serie de medidas para flexibilizar el acceso a las divisas y facilitar las importaciones.

En ese sentido, solicitó agilizar el proceso de autorización de licencias no automáticas del Sistema Integral de Monitoreo de las Importaciones para que las empresas puedan honrar sus acuerdos comerciales con clientes locales que dependen de la importación de insumos y materiales para la cadena productiva nacional.

“Argentina es un neto importador de tecnologías e insumos para la producción. Una interrupción en la cadena de pagos y proveedores amenaza la continuidad en el flujo de inversiones y la generación genuina de divisas de nuestro país” (Giorgio Alliata di Montereale)

Asimismo, reclamó que se autoricen los pagos de deudas atrasadas correspondientes a ejercicios fiscales pasados entre filiales con sus casas matrices y con terceros, incluyendo los pagos de materias primas, de bienes de capital, los préstamos financieros y los pagos de servicios.

Como así también flexibilizar el requerimiento del uso previo de activos externos para liquidar importaciones, “ya que es en muchos casos imposible debido a palancas o encajes propios de las regulaciones de las empresas o de las autoridades de control, y que se traducen en mayores costos para las organizaciones productivas”.

“Argentina es un neto importador de tecnologías e insumos para la producción, los que se traducen en valor agregado en términos de empleo y de exportaciones. Una interrupción en la cadena de pagos y proveedores amenaza la continuidad en el flujo de inversiones y la generación genuina de divisas de nuestro país”, afirmó en la misiva el presidente de la Eurocámara Argentina.

En ese contexto, remarcó que permitir a las empresas honrar contratos asumidos con proveedores en el exterior es una señal necesaria, “aún más en un momento de incertidumbre a nivel internacional, de grandes costos logísticos e interrupciones en las cadenas globales de valor”.

“Ofrezco toda nuestra colaboración para identificar conjuntamente mecanismos simples y ágiles, que faciliten un intercambio comercial que sostenga y promueva la producción local, las inversiones, las exportaciones nacionales y el empleo” (Giorgio Alliata di Montereale)

Según Alliata di Montereale, “Argentina debería afianzar y mantener su relación con aquellos proveedores y compradores de sus exportaciones, con quienes construyó una relación a lo largo de años, proyectando así una imagen de continuidad, que es también un factor esencial para la obtención de futuros clientes”.

En otro orden, destacó que ya existen instancias suficientes para identificar con facilidad si las divisas se destinan a procesos productivos industriales, o bien, si se aplican a otras operaciones.

Y concluyó: “En nombre de las empresas europeas presentes en el país, ofrezco toda nuestra colaboración para identificar conjuntamente mecanismos simples y ágiles, que faciliten un intercambio comercial que sostenga y promueva la producción local, las inversiones, las exportaciones nacionales y el empleo”.

Fuente: Infobae

 

El precio del bitcóin ha renovado su máximo histórico este sábado al alcanzar por un breve momento los 60.000 dólares por unidad antes de bajar ligeramente.

La semana pasada, Jesse Powell, director ejecutivo de Kraken, la plataforma de intercambio comercial de criptodivisas, pronosticó que el precio objetivo de la moneda digital alcanzaría un millón de dólares en la próxima década.

 

Durante 2020 el sector mantuvo su nivel de actividad, abasteció el mercado interno y explicó nada menos que 7 de cada 10 dólares que ingresaron a la Argentina. Diferencias entre producciones y regiones.

La pandemia de coronavirus trastocó la vida de prácticamente todos los seres humanos del planeta. Las personas se vieron obligadas a cambiar su vida cotidiana, hacer frente a largos tramos de confinamiento y padecer u observar, a veces con pavor, cómo los sistemas de salud, incluso de países del primer mundo, colapsaban y las economías, incluso las más fuertes, se derrumbaban.

La Argentina no fue ajena a esto. No hubo un desborde sanitario, pero la grave crisis económica que atravesaba el país a principios de 2020 se agudizó severamente con el advenimiento de la pandemia y su consecuente cierre de actividades, caída de mercados y problemas en el comercio mundial. Este combo llevó a que más del 40% de la población caiga en la pobreza, el PBI se derrumbe alrededor del 10% y las exportaciones cierren el año con una merma del 15,7% interanual.

Pero la Argentina contaba con una ventaja: ser un país productor de alimentos, bien que, más allá de variaciones de precios o cantidades, nunca dejará de ser demandado a nivel mundial. Y eso posibilitó que la caída de la economía no haya sido considerablemente peor. A un año de la llegada de la pandemia, se puede decir que el sector agroindustrial fue el responsable de siete de cada diez dólares que ingresaron en el país.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, las exportaciones totales durante el año pasado fueron de USD 54.884 millones, 15,7% por debajo de 2019. Los embarques de origen agroindustrial (materia prima y manufacturas de origen agropecuario) sumaron USD 38.550 millones. A pesar de que en la comparación interanual ese monto mostró una caída del 8,8%, si se toma la participación en el total de las ventas al exterior, acaparó el 70% de los despachos en valor.

De esos USD 38.550 millones, los que más aportaron fueron los complejos sojeros y de cereales. La soja y sus derivados industriales aportaron USD 14.032,2 millones (36,4%), mientras que los cereales y sus productos procesados aportaron USD 9.020,7 millones (23,4%).

A pesar de la contundencia de estos números, los desafíos que se le plantearon a la agroindustria, sobre todo lo referida a granos, no fueron fáciles de sortear. En diálogo con Infobae, la jefa de Informaciones y Estudios Económicos de la BCR, Emilce Terré, explicó que “el 2020 fue un desafío para todos los sectores económicos. Apenas empezó a esparcirse el virus por el mundo, hubo un freno total de las actividades económicas con un cierre de la mayoría de los países del mundo. Hay que recordar que el petróleo llegó a estar a precios negativos. Ese momento afectó fuertemente al mercado de granos vía precios: hubo una caída muy importante en los valores que se negociaron de los que exporta argentina (la soja llegó a rondar los USD 300), siendo el momento más crítico del año”.

Más allá de los problemas logísticos que se plantearon al principio de la cuarentena a finales de marzo, que produjo una caída fuerte en el ingreso de camiones a los puertos, “todo lo que fue la actividad agroindustrial se convirtió en el salvavidas de Argentina. Con muchos sectores frenados o con problemas para operar, la demanda de alimentos no se cortó, las cadena agroindustrial se acomodó rápidamente y vimos que dentro de todo lo que exporta Argentina, de lo poco que se sostuvo fueron las exportaciones agroindustriales”.

Sin embargo, con la temprana recuperación de China y parte del sudeste asiático, también se generó una mayor demanda de granos y subproductos, por lo que los precios de los commodities comenzaron a subir hasta llegar a máximos desde 2014 para la soja o de 2012 para el maíz, lo que permitió recomponer en valor las exportaciones.

Carnes

En el caso de la exportación de carnes, se puede decir que la pandemia dejó un saldo casi negativo, ya que, a pesar de que hubo un incremento en la cantidad de toneladas comercializadas de carne bovina alcanzando un récord histórico, la caída en los precios hicieron que 2020 cierre con saldo negativo, mientras que los despachos de carne de pollo tuvieron tanto una merma en los valores como en volumen. La excepción fue la porcina, con un gran salto en tonelaje y en valor.

Según la Cámara de la Industria y Comercio de las Carnes (CICCRA), durante 2020 se exportaron 900.700 toneladas por USD 2.719,4 millones. Esto significa una caída del 6,5% en volumen y del 12,5% en valor, donde los valores que pagaba China se redujeron entre un 30% y 35%, mientras que los de la Unión Europea, se habían desplomado un 50%. Por otro lado, con una suba en la cantidad de animales faenados y en la producción de carne, cabe destacar que tanto el mercado interno (cuyo consumo alcanzó mínimos históricos per cápita), como el externo fueron totalmente abastecidos.

Consultado por este medio, el presidente de Ciccra, Miguel Schiariti, repasó que “en el sector externo los problemas comenzaron en diciembre con coronavirus en China, con una durísima cuarentena, a punto tal que se cerraron los puertos por no haber personal y generó que mucha mercadería fuera desembarcada en países vecinos. Más allá de los problemas de logística, hubo dificultades serias en lo que respecta a cobranza de esa mercadería, con una caída muy fuerte de precios, producto de que había sobrestock y sin la posibilidad de discutir contratos”.

En el caso de la carne de pollo, las exportaciones se redujeron 14,5% en volumen hasta las 240.000 toneladas (35.000 toneladas menos), con una recaudación de USD 385 millones. La caída de los precios y la pérdida de mercados fue lo que la pandemia le trajo aparejado a la actividad, a pesar de que en el mercado interno se alcanzó un récord de consumo per cápita

Según explicó el presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), Roberto Demenech, “los mercados se perdieron a manos de Brasil, Estados Unidos y la Unión Europea. La actividad comercial cayó producto de la pandemia con una merma de la demanda, que trajo como primera consecuencia una baja en los precios. Conclusión de esto, perdimos los volúmenes que perdimos, sumado a un tipo de cambio que no nos acompañó”.

Caso contrario ocurrió con el sector porcino. Durante el año de la pandemia, la exportación creció 66% hasta las 42.000 toneladas y los ingresos pasaron de USD 45 millones a USD 77,1 millones. Consultado al respecto, el consultor Juan José Uccelli comentó a este medio que “en un año muy difícil para el mundo, el sector comenzó la cuarentena con problemas que llegaron hasta mitad de año, cuando hubo un cambio muy importante en la rentabilidad, que hizo que el 2020 fue un año altamente positivo”.

Economías regionales y lechería en Argentina

El sector denominado economías regionales está compuesto por más de 30 complejos productivos a lo largo del país, por lo que, sobre todo en un año de pandemia, su saldo fue dispar, ya que producciones como la de peras y manzanas culminaron con signo positivo, mientras que el algodón, por ejemplo, cerró con fuertes bajas en sus precios. En base a datos aportados por Silvina Campos Carlés, economista especializada en economías regionales, este sector, exceptuadas la producción de soja, maíz, sorgo, trigo, cebada, leche y carne bovina, cayó 9% en volumen hasta los 4.915.497 toneladas, mientras que en valor la merma fue de 7% para caer a USD 4.744,9 millones.

Para Campos Carlés, “en general las economías regionales que tuvieron asociadas a alimentos han tenido un desempeño similar al de 2019 en cantidades, y los precios dependen de a qué mercado se dedicaron. Las que tuvieron más complicadas son las relacionadas a fibras o energía, donde el principal destino de exportación era Europa, como las lana, que sigue sin demanda, o forestación y algodón. Si bien en algunos casos las cantidades aumentaron, los valores estuvieron entre un 25% y 40% por debajo en exportaciones”.

“Por el lado de alimentos, se mantuvieron las cantidades +-10%, por ejemplo el arroz o las hortalizas, que con la pandemia fueron los más demandados. En el caso del cereal, venía achicando su superficie de producción y ahora va a extenderse. Si bien exportó 10% menos, subió 5% en valor. Caso contrario sucedió con el girasol, cuyas exportaciones cayeron 30%”, culminó.

En la lechería, al día de hoy se atraviesa un momento complejo: si bien aumentó durante la pandemia la producción (7,4%), el consumo (1,2%) y las exportaciones (22,8%) hasta los USD 1.139,8 millones, el sector tiene problemas de rentabilidad.

Según explicó a Infobae Jorge Giraudo, director del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), “en su conjunto perdió valor, el industrial y el primario, que a pesar de que venía con un contexto más favorable, a partir de mitad de año empezó a tener rentabilidad negativa. El precio medio que recibe el productor estuvo en USD 0,27 por litro cuando necesita cuanto menos USD 0,32 que mediana retribuya todos los gastos. El sector está en una situación compleja”.

 

Argentina, uno de los mayores productores y exportadores mundiales de granos y derivados, espera para este año un ingreso de divisas récord por las ventas externas del sector agrícola, un oxígeno más que necesario para la golpeada economía del país suramericano.

Pese a que todos los pronósticos técnicos coinciden en que la cosecha agrícola de Argentina de la campaña 2020-2021 será menor a la del ciclo previo, el país se beneficiará de precios internacionales de los granos que no han dejado de crecer desde agosto pasado.

De acuerdo a un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario difundido el viernes último, el volumen de la cosecha 2020-2021 caerá 9 % en relación con la campaña anterior por precipitaciones insuficientes.

Sin embargo, por efecto de los altos precios internacionales, Argentina, cuyas exportaciones totales de bienes primarios e industriales totalizaron el año pasado casi 55.000 millones de dólares, podría concretar envíos de granos y sus derivados por un récord de 35.900 millones de dólares, lo que implica unos 10.000 millones más de ingresos que los obtenidos por las ventas externas de la campaña 2019-2020.

Fuente: La Vanguardia

Los depósitos en dólares del sector privado cerraron 2020 en US$ 15.956 millones y crecieron US$ 1.345 millones en el último mes y medio del año pasado, por lo que recuperaron los niveles que tenían a principios de octubre, según datos del Banco Central (BCRA).

De esta forma, los depósitos en moneda extranjera hilvanaron seis semanas consecutivas de crecimiento desde su nivel más bajo el 11 de noviembre, cuando habían alcanzado los US$ 14.611 millones.

La combinación de estabilidad en las brechas con los dólares paralelos, una postura compradora del BCRA en el mercado cambiario durante casi todo diciembre y la menor tensión en la expectativa de devaluación del tipo de cambio explicaron este fenómeno, según economistas consultados por Télam.

Los depósitos en moneda extranjera hilvanaron seis semanas consecutivas de crecimiento desde su nivel más bajo el 11 de noviembre, cuando habían alcanzado los US$ 14.611 millones
Otros motivos que influyeron en esta tendencia fueron factores estacionales de menor demanda de dólares, y la decisión de otros de bancarizar sus depósitos para evitar pagar alícuotas más altas en el impuesto a los Bienes Personales.

«Hay una influencia indirecta entre la calma de los dólares paralelos y el aumento de depósitos. En Argentina, cuando hay muchas expectativas de devaluación, hay miedo de un corralito. No es ese el escenario, pero los miedos de la gente y la historia vienen por ahí», aseguró el economista jefe de Ecolatina, Matias Rajnerman.

Al respecto, señaló que hubieron tanto «factores estacionales como de control de importaciones en los últimos meses», pero también «un cambio de dirección en la compra de divisas, tanto en el oficial como en el mercado paralelo, que se suma a que la salida de dólares por el turismo está casi parado».

«El Banco Central compró en los últimos años, en promedio, en diciembre unos US$ 180. En 2020 fueron US$ 500 millones. Eso es una buena noticia. Ahora, que sea perdurable o no dependerá de la Covid y si vuelven las restricciones. Eso haría caer la recaudación, aumentar el gasto y es posible que haya una devaluación en ese escenario», aseguró.

Para Julia Segoviano, economista de la consultora LCG, la «calma cambiaria» que se alcanzó en las últimas semanas «no es estable, pero sí estabilizó el mercado», por lo que «si bien no implica una resolución de los problemas de fondo, es cierto que los factores estacionales tuvieron buenos resultados sobre los depósitos en dólares».

«Las corridas de depósitos en dólares son por la incertidumbre, por una brecha en aumento o por la falta de confianza en las medidas económicas. Que (el Ministerio de) Economía haya podido tener buenas licitaciones y se controlara la brecha influyeron bastante para el cambio de tendencia», aseguró la economista.

Entre el primer día del 2020 y el cierre del año, los depósitos en dólares cayeron US$ 3.409 millones, sobre todo después del salto en las brechas cambiarias a mediados de septiembre, cuando la cotización del «dólar blue» llegó a superar los $ 190 y se impusieron medidas más estrictas para la compra de dólar en el mercado oficial.

«A fin de año fue quedando claro que el Banco Central administra el tipo de cambio oficial con fuerza y bastante capacidad de control».

MARTÍN KALOS

«Esta es una situación coyuntural y en la medida que sigan las restricciones para el comercio exterior se está dando la señal de que, pese a la postura compradora, hace falta restringir la demanda para evitar que se te filtren los dólares», aseguró Segoviano.

Por su parte, el director de EPyCA Consultores, Martín Kalos, la recuperación de los depósitos obedece «sobre todo a la cuestión impositiva», pero «se entiende en un contexto en el que, para sorpresa de una mayoría, el precio del dólar varió apenas más que la inflación: 40% contra 35% de la inflación, aproximadamente».

«A fin de año fue quedando claro que el Banco Central administra el tipo de cambio oficial con fuerza y bastante capacidad de control, siempre en la medida que las reservas aguanten. Eso explica, también, por qué las dudas de poner los depósitos devuelta en los bancos fueron parcialmente resueltas», aseguró Kalos.

«Es una buena noticia si se interpreta como que ese incentivo tributario superó cualquier duda de que haya una devaluación del tipo de cambio oficial en el corto plazo», sostuvo.

«Estamos en un momento en el cual las reglas de juego de este mercado cambiario, aunque segmentado entre el oficial y los paralelos, se entendieron. Los riesgos se fueron moderando aunque esto no quiere decir que no sigan ahí», agregó.

Fuente: Telam

El presidente Alberto Fernández afirmó que le gustaría que los argentinos puedan «poner en la balanza que era más importante: si preservar sus puestos de trabajo o poder comprar 200 dólares por mes» y destacó que es «impresionante» lo que hizo el Gobierno nacional «para que la Argentina no esté sumida en el peor de los mundos”.

Así lo afirmó el Presidente al participar este viernes de un encuentro virtual organizado por el Consejo de Asesores de la Presidencia, bajo el título «Para pensar el Frente de Todos», que fue coordinado por los dirigentes Ricardo Forster, Eduardo Valdés y Alejandro Mosquera, del que participaron referentes de todos los partidos y movimientos que integran el espacio.

«Muchos de los argentinos hoy no pueden comprar dólares porque se beneficiaron con los recursos del Estado, pero me encantaría que puedan poner en la balanza que era más importante: si preservar sus puestos de trabajo o poder comprar 200 dólares por mes», dijo el mandatario.

«Porque lo verdaderamente importante era preservar la fuente de trabajo para que el día que la pandemia pase todos pudieran salir a seguir su vida de trabajo como siempre fue”, agregó Fernández en el encuentro.

«Lo verdaderamente importante era preservar la fuente de trabajo para que el día que la pandemia pase todos pudieran salir a seguir su vida laboral como siempre fue”

El Presidente se refirió de esta manera a la decisión del Banco Central (BCRA) comunicada esta semana que indica que las personas que hayan accedido al cobro de parte de su salario a través del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) no podrán acceder a la compra de dólar ahorro.

La medida forma parte de las restricciones adoptadas a mediados de septiembre por el BCRA para limitar la venta de dólares a particulares que, entre otras, incluye a todo aquel beneficiario de programas de asistencia estatal.

El encuentro virtual de ayer contó también con la participación del presidente del Partido Justicialista, José Luis Gioja quien lo invitó a sumarse al acto virtual que se realizará el próximo 17 de octubre por el Día de la Lealtad.

Participaron dirigentes de todos los partidos y movimientos que integran el Frente de Todos, como Fernando ‘Pino’ Solanas de Proyecto Sur -que se sumó desde Paris, donde se desempeña como embajador ante la Unesco-; Gabriel Mariotto, de Compromiso Federal; Carlos Castagnetto, de Kolina; Tania Caputo, del partido Comunista; Gustavo López, de Forja: Adriana Diaz, del Partido Intransigente; y Juan Carlos Junio, del Partido Solidario, entre otros.

“Cuando se pongan a reflexionar sobre las cosas que aun faltan hacer, miren para atrás y tomen en cuenta todo lo que el Gobierno hizo porque es impresionante lo que hemos hecho para que la Argentina no esté sumida en el peor de los mundos”, les dijo el Presidente en su mensaje a los asistentes.

En otro tramo, destacó la importancia de la «unidad» dentro del Frente de Todos y llamó a valorarla «como un dogma» para poder «reconstruir la Argentina» bajo la defensa de los valores populares.

«Lo central es que la unidad sea para nosotros un dogma, que sea algo que no se deba discutir. Después podemos tener matices, podemos tener diferencias, bienvenidos sean. Si hay algo de lo que reniego es del discurso único, del no debate y si hay algo que me hace padecer la pandemia es no poder hablar personalmente con la militancia», reconoció Fernández en su disertación.

Los bancos volverán este lunes a vender dólares a través del homebanking y aplicaciones móviles, luego de trabajar el fin de semana en alistar sus sistemas operativos y cumplir con las normas que estableció el Banco Central (BCRA) para la compra de «dólar ahorro».

El jueves último, a través de la Comunicación B12071, el BCRA informó a los bancos que podrán comprobar contra su base de datos si un cliente está impedido de comprar dólares por no contar con ingresos legítimos o recibir algún tipo de subsidio o beneficio del Estado, entre otros requisitos.

De esta forma, las entidades financieras podrán vender en forma automática dólares a quienes puedan hacerlo sin tener que consultar individualmente cada caso en la página web de Anses.

La compra de divisas ya fue habilitada por un primer grupo de bancos el viernes (BBVA, Santander, Itaú, Galicia y HSBC), pero será seguramente completada por el resto de las entidades desde mañana, según confirmaron a Télam fuentes de distintos bancos.

Ese mismo día también se rehabilitó en todos los bancos la transferencia de moneda extranjera entre cuentas, luego de que el Central habilitara cursarlas sin necesidad de validación previa.

Ambas operatorias habían estado frenadas desde el 16 de septiembre cuando, tras el anuncio de las nuevas regulaciones para acceder al mercado de divisas, los bancos aseguraron que es era imposible realizar la operación por no contar con la base de datos de los titulares de un subsidio o plan del Estado.

Las nuevas restricciones de compra de moneda extranjera incluyen a beneficiarios de IFE, AUH y el resto de los planes sociales, así como a quienes no tengan ingresos declarados y a los cotitulares de cuentas en moneda extranjera.

También a quienes hayan refinanciado cuotas de créditos personales y prendarios, cuotas de créditos hipotecarios, el saldo de la tarjeta de crédito a 12 meses o sean deudores de créditos hipotecarios UVA.

Además se impuso que la compra de dólar oficial tenga una percepción de 35% sobre el impuesto a las Ganancias o Bienes Personales, que se suma al recargo del 30% del impuesto PAÍS que se aplican sobre el precio de venta oficial de la divisa.