Tag

estudio

Browsing

Un ensayo clínico que buscará evaluar la eficacia de la intercambiabilidad entre la segunda dosis de Sputnik V y la vacuna de CanSino en mayores de 18 años será realizado en Argentina y coordinado por la Fundación Huésped, informó hoy la organización.

«El objetivo es incorporar a 450 personas voluntarias, mayores de 18 años que hayan recibido la primera dosis de la vacuna Sputnik V entre los últimos 21 y 90 días y que no hayan contraído Covid-19 en ningún momento», informó Huésped.

Todas las personas que participen del estudio recibirán una dosis de la vacuna CanSino.

«Este ensayo clínico se basa en que tanto la segunda dosis de Sputnik V como Cansino utilizan como plataforma el vector de adenovirus tipo 5, es decir que comparten la misma tecnología», indicó el infectólogo Pedro Cahn, Director Científico de Fundación Huésped .

Y continuó: «Además, la evidencia científica, resultado de otros estudios de combinación de vacunas que se han realizado en el mundo y en Argentina, ha demostrado que existe una similar o aún mejor eficacia con la combinación de vacunas comparada con la vacunación con dos dosis de la misma vacuna».

El ensayo clínico incluirá la evaluación de la respuesta inmune de los voluntarios al inicio del estudio, a los 21 días, y a los 3 meses y 6 meses después de la vacunación.

El estudio colabora con incrementar la evidencia ya existente sobre la combinación de vacunas basadas en distintas plataformas, contribuyendo así a ampliar las opciones de vacunación contra el Covid-19.

Quienes estén interesados en postularse pueden hacerlo en https://estudios.huesped.org.ar/combinacion-vacunas/.

La combinación de vacunas (esquemas heterólogos) contra el coronavirus es una estrategia que se ha probado en diferentes partes del mundo con buenos resultados en cuanto a la respuesta inmunológica y la seguridad.

En Argentina, el Ministerio de Salud de la Nación se encuentra coordinando estudios de esquemas heterólogos en diferentes partes del país y como resultado de las conclusiones preliminares desde agosto se ofreció a la población la posibilidad de combinar de la siguiente manera: primera dosis de Sputnik V con AstraZeneca o Moderna y primera dosis de AstraZeneca con Moderna.

Se trata de una investigación regional que se realizará junto a Brasil, Chile y Colombia.

Argentina, a través del Ministerio de Salud Nación y la Universidad Nacional de Hurlingham, junto a Brasil, Chile y Colombia «estudiarán la efectividad de las vacunas para prevenir hospitalizaciones y muertes por el virus SARS-COV-2 con el apoyo y el acompañamiento de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se informó.

«Como parte de la estrategia nacional de desarrollar estudios con el fin de aportar mayor evidencia científica propia para la toma de decisiones en la gestión de la pandemia, Argentina suma su experiencia en investigación al formar parte, junto con Brasil, Chile y Colombia, del estudio de efectividad de la vacunación contra la COVID-19», explicaron desde el Ministerio de Salud a través de un comunicado.

Del estudio, denominado Evaluación multicéntrica regional, es impulsado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y por Argentina participarán el Ministerio de Salud de la Nación, la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud Dr. Carlos G. Malbrán, el Hospital Nacional Posadas y la Universidad Nacional de Hurlingham (Unahur).

«El objetivo del Ministerio de Salud es sumar más información, evidencia local que tenga impacto en la toma de decisiones, no sólo para nuestro país sino también para la región», dijo la ministra Carla Vizzotti en la reunión de lanzamiento, donde estuvieron los representantes de las distintas partes intervinientes.

La ministra agregó que «es una prioridad trabajar en ese sentido, por eso también estamos haciendo un estudio de intercambiabilidad, enviamos a publicar el estudio de efectividad general de las vacunas de AstraZeneca, Sinopharm y Sputnik V, y el de exceso de mortalidad».

Vizzotti agradeció el apoyo y el acompañamiento de la OPS para llevar adelante las investigaciones y dio la bienvenida a la representante de la OPS/OMS en Argentina, Eva Jané Llopis.

Luego recordó el papel relevante que «supo tener el país en la generación de evidencia que ha ayudado a otros Estados a tomar decisiones, como por ejemplo el impacto de una dosis única de la vacuna contra la hepatitis A que se presentó en 2012 ante la Organización Panamericana de la Salud».

Por su parte, Llopis se mostró interesada en los estudios de intercambiabilidad de vacunas que realiza Argentina y los definió como «esenciales, no sólo para la región sino para el mundo».

La representante de la OPS/OMS destacó el rol del país de los estudios a nivel regional y se puso a disposición para darles difusión y trabajar en conjunto.

Por su parte, el secretario de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, Jaime Perczyk, expresó que «la función del sistema universitario argentino es la producción de conocimiento para transformar la realidad y mejorar las condiciones de vida de nuestro pueblo».

Perczyk indicó que en el noroeste del conurbano bonaerense hay una alianza, un trabajo fuerte entre el sistema universitario y el Hospital Posadas que llevó a que docentes y estudiantes «tengan protagonismo en el peor momento de la pandemia».

También agregó que «el Ministerio de Salud de la Nación pone a las universidades en un lugar relevante y estamos acá para acompañar».

En qué consiste el estudio

El objetivo general del estudio a encarar es estimar la efectividad de las vacunas contra la Covid-19 para prevenir hospitalizaciones y muertes en personas mayores de 18 años en Argentina, Brasil, Chile y Colombia.

Luego, a partir de la invitación de la OPS, cada país presentará una propuesta particular de investigaciones específicas.

También se informó que el equipo argentino está diseñando tres subestudios.

El primero es de casos y controles para estimar la efectividad de la vacunación contra Covid-19 para prevenir hospitalización y mortalidad en mayores de 18 años de manera global, según variante del virus SARS-CoV-2, el tipo de vacuna y comorbilidades seleccionadas a partir de los datos y muestras del Hospital Posadas.

Con el segundo se estudiará la efectividad de la vacunación para prevenir mortalidad por tipo de vacuna, grupo de edad y el tiempo de aplicación.

Y el tercero es un estudio de cohorte para medir el riesgo de padecer coronavirus y la efectividad de las vacunas en grupos como de personas dializadas, con discapacidad, viviendo con VIH, con tuberculosis y trabajadores docentes y no docentes.

Este último diseño también incluye la evaluación de la efectividad de las vacunas contra el coronavirus para prevenir infección y mortalidad en gestantes y personas pertenecientes a ciertos grupos de riesgo.

Un estudio concluyó que la combinación de dosis de vacunas de distintos fabricantes podría desarrollar una respuesta inmune fuerte, incluso más fuerte que con la doble dosis del mismo fabricante. Se trata de una investigación que se hizo en España, que se tituló CombiVacs y que estuvo a cargo del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

El objetivo de los expertos que llevaron adelante el trabajo fue evaluar la conveniencia de mezclar vacunas de distintos fabricantes.

El veredicto de los investigadores fue el siguiente: «respuesta inmune fuerte y efectos secundarios de leves a moderados en personas menores de 60 años».

Puntualmente, lo que se estudiaba eran los resultados de poner una dosis de Pfizer tras haberse recibido ya una de AstraZenca, para así sacar del limbo a todas las personas que aún están esperando su segunda dosis de AstraZeneca y que se había retrasado por la aparición de infrecuentes casos de trombos.

Protegen más que la doble dosis del mismo fabricante

En el ensayo han participado 676 pacientes de diferentes grupos de edad y regiones de España. Todos ellos habían recibido una sola dosis de la vacuna de AstraZeneca y van de los 18 a los 59 años. Los participantes fueron divididos en dos grupos: uno de 226 personas, que recibió la dosis de Pfizer «inmediatamente», y otro de 450, que la recibió tras 28 días. Los resultados presentados este martes son los analizados a los 14 días después de recibir la dosis de Pfizer.

Además, la protección que aporta una segunda inoculación de Pfizer es incluso mayor que si se repite con la misma vacuna: los anticuerpos neutralizantes, aquellos que protegen al cuerpo frente al coronavirus, se multiplicarían por siete, mientras dos dosis del mismo fármaco ofrece solo de tres veces más de protección, es decir, efectos secundarios muy leves.

De esta manera, los resultados preliminares del CombiVacs parecen ser muy similares a los resultados preliminares del equivalente británico, el ensayo Com-Cov.

Con estos resultados, ahora el Ministerio de Sanidad español deberá tomar una decisión acerca de qué vacuna hay que administrar a los menores de 60 años que se quedaron con la primera dosis de AstraZeneca, un grupo formado por de casi dos millones de personas y constituido por profesionales de riesgo y docentes.

Sin embargo, los expertos que asesoran al Ministerio han adelantado en una entrevista que probablemente se opte por administrar una dosis del mismo fabricante, es decir, AstraZeneca. «Los resultados de hoy avalan poder vacunar a los pacientes que hayan recibido la primera dosis de AstraZeneca, pero la decisión no corresponde a los investigadores de este estudio», según ha declarado Jesús Antonio Frías, coordinador de la Red de Investigación Clínica del ISCIII.

Fuente: Iprofesional

La Doctora Laura Segura, Jefa del Laboratorio de Fuesmen explicó cómo es el método que se realiza.

“Hace un tiempo que venimos con el dosaje de los anticuerpos y el estudio sólo nos hablaba de la post infección. Hoy el nuevo equipo nos permite saber la cantidad precisa de anticuerpos que tiene y no sólo por infección sino también si los ha generado post vacunación. El dosaje da la tranquilidad de que uno tiene anticuerpos y ante la infección, el sistema inmunológico va a tener respuesta”.

En diálogo con Radio Mitre Mendoza, la Dra. Laura Segura, Jefa del Laboratorio de Fuesmen indicó que “pese a saber la cantidad de anticuerpos, la gente debe seguir cuidándose. Esto es porque el recontagio puede darse igual. Lo que se estudia en este caso es la capacidad de respuestas de cada caso”.

Sobre el método del dosaje en sí, la médica explicó que “tiene un valor de referencia de hasta 50. Es una referencia como cuando a una persona le miden el colesterol. Si el valor en el caso del dosaje de anticuerpos es superior a 50, significa que esa persona tiene mayor protección. Además depende del cuadro, en el caso de haber resultado positivo, si fue leve o grave la cantidad de anticuerpos”.

En este sentido, la Dra aclaró que “los anticuerpos se generan a partir de los 20 días. Hay que darle tiempo al cuerpo para que produzca esa respuesta
inmune. No se debe realizar el dosaje apenas se recibió el alta por COVID”.

Además la Dra. Segura dijo que “tener o generar anticuerpos dan la tranquilidad de que los casos graves no se producirían. Esto significa relajarse, sino que hay que seguir con los cuidados personales. Obviamente que la vacuna es un avance y vemos como los adultos mayores están teniendo una mejor respuesta este año y ha bajado la edad promedio de las personas contagiadas”.

Por último y sobre el proceso para hacer el dosaje de anticuerpos, la jefa del laboratorio de Fuesmen informó que “se debe solicitar turno por whatsapp y se coordinar la visita al espacio Julio Le Parc. Luego cuando se obtiene el turno, se concurre al lugar y en este caso sí se va a tener que bajar del auto aquella persona que se quiera realizar el estudio. Por ahora sólo se realiza de forma particular y tiene un costo de $3000 pesos”.

Fuente: Radio Mitre

La máxima autoridad del organismo de control de enfermedades de China dijo que el país está estudiando opciones para mejorar la eficacia de sus vacunas contra el coronavirus, incluyendo aplicar dos vacunas con diferentes tecnologías a una misma persona.

En una conferencia, el director del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de China, Gao Fu, dijo ayer que la idea busca «resolver el problema de la baja eficacia de algunas vacunas» chinas contra el coronavirus.

Entre las opciones en estudio están la de ajustar el intervalo entre la aplicación de las dosis, aumentar el número de dosis e incluso mezclar el uso de vacunas que utilizan diferentes tecnologías, dijo en la conferencia en la ciudad de Chengdu.

«Está bajo consideración formal si deberíamos usar diferentes vacunas de diferentes tecnologías para el proceso de inmunización», dijo Gao, según el diario hongkonés South China Morning Post.

Expertos de varios países han dicho que aplicar dos vacunas distintas contra el coronavirus, como se hace con otros microorganismos patógenos en un proceso llamado inmunización secuencial, puede incrementar la eficacia de las vacunas.

En el Reino Unido, investigadores están estudiando una posible aplicación combinada de las vacunas contra el coronavirus de los laboratorios estadounidense y alemán Pfizer-BioNTech con la de la farmacéutica anglosueca AstraZeneca.

China ha exportado a 22 países, entre ellos Argentina, millones de dosis de vacunas elaboradas por dos laboratorios estatales, Sinovac y Sinopharm.

La vacuna de Sinopharm, que se aplica en Argentina, tiene una efectividad alta, de casi el 79%, y previene en un 100% los casos moderados y graves de la enfermedad.

La vacuna de Sinovac, que se aplica en Chile y Brasil -en esté último país también se produce- tiene una efectividad baja, del 50,4%, según los estudios hechos en San Pablo.

Un vocero de Sinovac, Liu Peicheng, admitió que la vacuna de la firma mostró diversos niveles de efectividad, pero dijo que esto puede deberse a la edad de la persona voluntaria del ensayo, a la cepa viral o a otros factores.

Gao dijo que, hasta el 2 de abril, unos 34 millones de personas recibieron las dos dosis requeridas de vacunas contra el coronavirus en China y unos 65 millones recibieron la primera.

telam

La reinfección por covid-19 puede darse con síntomas más fuertes, según un estudio divulgado este miércoles por la Fundación Oswaldo Cruz, el mayor centro de investigación científica de Brasil y América Latina.

De acuerdo con el estudio -que será publicado en mayo en la revista Emerging Infectious Desease (EID)-, las personas que resultaron infectadas con el virus de forma leve y que no requirieron ser hospitalizadas, no habrían producido respuesta inmune, con lo que aumentarían las posibilidades de reinfección, incluso, con la misma variante que las contagió la primera vez.

Fuente: EFE

En este contexto, la posibilidad de contar con becas de estudios es de gran ayuda para muchos jóvenes, no sólo para lograr completar sus carreras, sino también para aspirar a un futuro laboral que les brinde nuevas oportunidades, en especial cuando se trata de una beca que, a diferencia de otras, supera la visión de un mero apoyo económico para proyectarse sobre la formación integral del joven en su futuro desempeño profesional.

Surgido con ese objetivo en el 2003, el Programa de Becas Universitarias PAE es el fruto de un trabajo articulado de Pan American Energy (PAE) con los Ministerios y Consejos provinciales de Educación, la Fundación Cimientos, la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco de Chubut, la Universidad Nacional de la Patagonia Austral de Santa Cruz y la Universidad Nacional del Comahue de Neuquén, para jóvenes de esas provincias patagónicas.

Ya por comenzar el ciclo lectivo 2021, el programa abre una vez más su convocatoria. “Es una gran satisfacción poder lanzar una nueva edición del Programa de Becas PAE. Hace más de 18 años que mediante este programa buscamos brindar una formación integral de los estudiantes en cada instancia, desde la selección, la permanencia y la graduación de los becarios. De esta manera, logramos que casi el 90% de los graduados pueda tener una rápida salida laboral, potenciando así el crecimiento y desarrollo energético de sus localidades”, sostuvo Agustina Zenarruza, Gerente de Sustentabilidad de Pan American Energy.

Por su parte, Marcelo Miniati, Director Ejecutivo de la Fundación Cimientos, destacó que “el acompañamiento personalizado que realizamos a los jóvenes que forman parte del programa supera a la media nacional, tanto en la permanencia en la universidad, como en la cantidad de años de carrera, y eso significa que hacemos una diferencia, porque permitir que un joven que tenía pocas oportunidades logre terminar su carrera, es una historia de éxito que le da razón de ser al Programa de Becas PAE”.

En esta línea, el acompañamiento a través de un tutor resulta sumamente valioso para los jóvenes, ya que los datos estadísticos demuestran que estos espacios y la motivación sostenida generan que en el 90% de los casos el estudiante avance más en la carrera desde que accede a la beca. De esta forma, el programa tiene una tasa de retención del 80% y se encuentra 15 puntos por encima de la tasa promedio publicada por la Secretaría de Políticas Universitarias.

Así lo afirma también Adriana Caballero, Vicerrectora de la Universidad Nacional del Comahue, que destacó que “el Programa de Becas PAE es sumamente importante porque permite a los estudiantes tener la tranquilidad económica necesaria para poner el foco en el desarrollo de su carrera universitaria, mejorando su performance y su trayectoria académica a través del acompañamiento de tutores, lo que contribuye a mejorar los niveles de retención, permanencia y promoción de los estudiantes”.

Hoy, más de 300 jóvenes forman parte de la Comunidad de Becarios PAE, que está integrada por un 40% de mujeres y un 60% de hombres. Todos ellos cuentan con espacios de relacionamiento y vinculación entre pares, acceso a congresos y talleres, la posibilidad de realizar prácticas profesionalizantes y pasantías, vincularse con el mundo corporativo y hasta acceder a oportunidades de intercambio con universidades de Estados Unidos. Además, el programa se reconvirtió durante el 2020 para dar respuesta a los desafíos plantados por la pandemia, y permitió que desde la virtualidad se pueda estar más cerca que nunca de los estudiantes, acompañándolos, conteniéndolos y escuchándolos.

Un claro ejemplo de las oportunidades que ofrece esta beca es el caso de Camila Alfonso, estudiante avanzada de Ingeniería en Petróleo de la Universidad Nacional del Comahue de Neuquén, que pudo hacer sus prácticas profesionales en el yacimiento Lindero Atravesado de Pan American Energy, así como otros becados lo hicieron en Cerro Dragón, el área petrolera más importante del país. “Fueron 200 horas cátedra, que es lo que nos exige la facultad, y constó parte en oficinas y parte en trabajo de campo. Pasé una semana entera en un equipo de perforación en el yacimiento, que significó mi primera experiencia en campo, con todo lo que eso implica. Fue una experiencia que contribuyó a mi desarrollo personal y profesional, mi primer contacto directo con el trabajo, con lo que yo había estudiado, y me permitió confirmar que lo carrera que elegí era lo que me gustaba”, recordó.

Quienes estén buscando nuevas oportunidades de estudio para este año, la convocatoria se encuentra dirigida a estudiantes de hasta 25 años que quieran estudiar carreras vinculadas a la energía, con muy buen nivel académico y condiciones económicas adversas para afrontar sus estudios. Los aspirantes pueden aplicar para la beca ingresando https://becaspae.com/ hasta el 12 de abril próximo.

Fuente: La Nación

 

Un fármaco experimental para tratar el Covid-19, que promete ser una especie de Tamiflu -antiviral selectivo contra el virus de la gripe-, ha obtenido resultados positivos en un estudio preliminar, según difundió The Wall Street Journal.

La píldora, llamada molnupiravir, está siendo desarrollada por Ridgeback Biotherapeutics LP y Merck MRK & Co., y redujo significativamente el virus infeccioso en pacientes durante un estudio de fase dos tras cinco días de tratamiento.

Si al finalizar las pruebas se demuestra que es capaz de tratar a las personas con Covid-19 que presentan síntomas, el fármaco se trasformaría en el primer antiviral oral contra la enfermedad.

A diferencia de otros fármacos dirigidos a la proteína de la espiga que sobresale de la superficie del virus, el molnupiravir ataca una parte del virus que lo ayuda a reproducirse.

El ensayo de fase media, o fase 2, contó con al participación de 182 personas y estudió el efecto de varias dosis de molnupiravir en pacientes que habían desarrollado los síntomas de Covid-19 en la semana anterior, que habían dado positivo en la prueba de la enfermedad durante los últimos cuatro días y que no habían sido hospitalizadas.

Las pruebas no detectaron el virus infeccioso en ninguno de los voluntarios que tomaron molnupiravir dos veces al día tras cinco días de tratamiento, mientras que el 24% de los que recibieron un placebo sí lo hicieron, informó Ridgeback en la Conferencia virtual sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas desarrollada este sábado.

Los pacientes que tomaron dosis mayores del fármaco también tenían niveles más bajos de virus infecciosos que el grupo del placebo después de tres días.

El cofundador de Ridgeback Biotherapeutics, Wayne Holman, afirmó que los resultados indican que el fármaco impide que el nuevo coronavirus se replique en el organismo y ofrecen la primera prueba de que un medicamento antivírico oral puede ser eficaz contra el covid-19. Los resultados también sugieren, pero no prueban, que el fármaco puede reducir la enfermedad”, agregó Holman, que también es el director ejecutivo de Ridgeback Capital, una empresa de inversión. Ridgeback Biotherapeutics tiene un tratamiento aprobado para el ébola.

El antiviral se está probando actualmente en un ensayo de fase 3 que se completará en mayo. Merck explicó que en esta última etapa se explora si el molnupiravir ayuda a prevenir las hospitalizaciones y muertes por Covid-19.

El fármaco experimental podría desempeñar un papel importante al ayudar también a las personas que están enfermas pero no hospitalizadas, cumpliendo el mismo tipo de función que desempeña el Tamiflu para la gripe, dicen algunos expertos en enfermedades infecciosas.

“Es tentador e interesante, pero no es exactamente completo al 100%”, dijo al WSJ Carl Dieffenbach, director de la División de SIDA del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. “Lo que tenemos que confirmar es que existe un beneficio clínico”.

Los investigadores de fármacos están haciendo un esfuerzo por encontrar nuevas drogas para mejorar el rendimiento de las pocas terapias actualmente disponibles. También están buscando terapias que sean eficaces contra las nuevas variantes de coronavirus que se están propagando rápidamente. “La necesidad evidente es el desarrollo de antivirales potentes que actúen directamente sobre el SARS-CoV-2”, dijo Anthony Fauci, principal asesor médico del presidente Biden.

Fuente: Infobae

Un estudio elaborado por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (Conicet) ha revelado que el 100 % de los individuos monitorizados que recibieron las dos dosis de la vacuna Sputnik V desarrolló anticuerpos específicos contra el SARS-CoV-2, y que aquellos que se habían infectado previamente generaron una respuesta inmune similar o superior tras recibir una sola dosis de este fármaco.

Por ello, según las autoridades sanitarias argentinas, el resultado de este trabajo científico «sugiere revisar el esquema de vacunación para aquellos individuos que han sido previamente infectados con este virus», ya que estas personas «podrían no requerir la segunda dosis» del antígeno ruso, desarrollado por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Moscú.

Una cantidad de anticuerpos ocho veces superior
“Las personas previamente expuestas al virus, que mostraron tener anticuerpos antes del inicio de la vacunación, generan una respuesta inmune humoral rápida al recibir una dosis de la vacuna Sputnik V», indica en este sentido la investigadora superior del Conicet Andrea Gamarnik, destacando que los niveles de anticuerpos detectados en estos sujetos han resultado «incluso superiores a los producidos por personas no infectadas que recibieron dos dosis de la vacuna».

De hecho, tal como refleja el estudio, la cantidad de anticuerpos en personas previamente infectadas que recibieron una sola dosis de la vacuna ha resultado ser unas ocho veces superior a la de aquellos voluntarios sin infección previa que recibieron el esquema de vacunación de dos dosis.

Tal como sugiere el Ejecutivo argentino en la nota en la que difunde este hallazgo, una revisión de la pauta vacunológica que fijara una sola dosis para las personas previamente infectadas «permitiría optimizar recursos sin comprometer la eficacia de la inmunización».

La vacuna Sputnik V contra el covid-19 utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad26 y Ad5, que se aplican en dos inyecciones, a administrar con una separación de 21 días entre una y otra.

Según la última actualización oficial de datos, en Argentina se han aplicado 1.323.859 vacunas contra el coronavirus, y ya son 324.419 personas las que han recibido las dos dosis correspondientes a la pauta completa de inmunización. El país acumula 2.133.963 casos confirmados de coronavirus desde que comenzó la pandemia, que ya se ha cobrado la vida de 52.644 personas en su territorio.

Un estudio de seroprevalencia reveló la presencia de un 94% de anticuerpos en los empleados del hospital público de Bariloche, luego de que recibieran la dosis de la vacuna Sputnik-V, informó el Ministerio de salud de Río Negro.

El estudio fue realizado en más de 400 trabajadores y trabajadoras de la salud que según se aclaró «tienen un alto grado de exposición al virus».

El Comité asesor en Biotecnología del Ministerio de Salud, a través del hospital zonal «Ramón Carrillo», realizó las pruebas para determinar la presencia de anticuerpos en personal de salud, a partir de la aplicación de la primera dosis de vacuna Sputnik-V, en el marco de la campaña de vacunación nacional.

El objetivo principal de este trabajo fue detectar la prevalencia de anticuerpos para Sars-COV-2 en el personal de mayor exposición y riesgo de contagio que se desempeña en establecimientos asistenciales públicos y privados.

El estudio fue realizado al personal que prestó en forma voluntaria su consentimiento a fines de diciembre pasado y durante los meses de enero y febrero de 2021.

Se dividió en dos poblaciones, los vacunados en el primer turno y un segundo grupo, no vacunado. Según se informó, «450 agentes fueron vacunados con una dosis de Sputnik-V en los 21 días previos al testeo serológico en búsqueda de anticuerpos IgM e IgG para Sars-COV-2»

En tanto, otro grupo de personas «del mismo escenario de riesgo de exposición no fue vacunado en dicha oportunidad y se realizó el testeo previo a la primera dosis, de la misma vacuna».

Los resultados mostraron «en el personal vacunado una seroprevalencia del 94%, luego de 21 días de la primera aplicación de vacuna», y «en el no vacunado fue del 22,5%».

«En ambos casos, la edad media del personal testeado fue de 40 años, con mayor presencia de género femenino», se aclaró.

El coordinador de evaluación de Biotecnología Molecular, Fernando Tortosa, dijo que «la duda era saber qué nivel de inmunidad se generaba entre dosis de vacunación, como así también conocer la seroprevalencia actual del personal de salud de alta exposición».

«Lo que hicimos fue planificar un estudio de seroprevalencia con el personal de salud de alto riesgo de exposición al coronavirus antes de la primera dosis y luego de 21 días de la aplicación de la primera dosis de vacuna Sputnik V, con miras a repetirlo en un período prudencial para saber de la presencia de seroprevalencia entre dosis», agregó.

Tortosa destacó los resultados obtenidos y expresó que el objetivo es realizar un seguimiento a largo plazo para valorar la efectividad y la duración de los anticuerpos.

Fuente: Telam