Tag

inicio

Browsing

El intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, puso en valor el desarrollo de talleres culturales en los distintos puntos de la ciudad. Puntualmente, iniciaron 103 actividades distribuidas en 30 sedes.

El Intendente puso en valor el desarrollo de actividades en los distintos barrios de la ciudad. Asimismo, solicitó que las disciplinas se lleven a cabo teniendo en cuenta las medidas sanitarias correspondientes, respetando el distanciamiento, utilizando tapabocas, ventilando los ambientes y usando alcohol en gel

En este marco, el Jefe Comunal se hizo presente hoy en el Centro Cultural San Miguel, con el fin de dialogar con las personas que están a cargo del dictado de dichas iniciativas. En esta oportunidad, estuvo acompañado por la viceintendenta Noelia Corvalán; el secretario de Educación, Cultura y Deportes, Diego González; el subsecretario de Cultura, Diego Lacunza; y la secretaria de Obras Públicas y Desarrollo Urbano, Lucía Taylor.

Hubo una importante demanda de gente que solicitó ser parte de los talleres. De hecho, en solo cinco días y en cinco sedes se registraron 6.000 inscriptos. Al respecto, cabe destacar que las anotaciones se hicieron de manera virtual y algunas presenciales, atentos a la situación epidemiológica.

Valor humano y profesional

En este sentido, el Intendente manifestó: “Hay que resaltar el valor humano y profesional de todos aquellos que están a cargo de estos talleres porque son una herramienta sumamente importante para los vecinos de nuestra ciudad. Tengo claro el trabajo que se viene realizando y creo que hay que destacarlo”.

Además, el Jefe Comunal dijo: “Tenemos que valorar estas cosas y exprimirlas al máximo. Sabemos que sirven para que los jóvenes madrynenses puedan conocer nuevas actividades. Venimos trabajando muy bien, más allá del 2020 difícil y complejo que tuvimos”.

Asimismo, pidió que todos los talleres se ejecuten teniendo en cuenta los protocolos correspondientes. Al respecto, sostuvo: “Tenemos que asegurarnos de que los cuidados se cumplan al máximo, usando los tapabocas, respetando el distanciamiento, utilizando alcohol en gel y ventilando los ambientes”.

Refacciones edilicias

En cuanto a la situación edilicia de las distintas sedes de Madryn, Sastre remarcó: “Estamos trabajando desde la Subsecretaría de Cultura y la Secretaría de Obras Públicas y Desarrollo Urbano para seguir mejorando la infraestructura de todos los establecimientos”.

“Hemos puesto en valor muchos edificios del Estado Municipal y esta situación no va a ser la excepción. Quiero que todos trabajen en las mejores condiciones posibles y que estos sitios representen un lugar de encuentro para los chicos y adultos de todos los barrios de nuestra ciudad”, agregó.

Los talleres

Las disciplinas principales están vinculadas a capacitaciones gastronómicas, culturales, de baile, peluquería, reciclado, entre otras temáticas.

Específicamente se llevarán a cabo en las sedes vecinales de los barrios Roca, América, 21 de Enero, El Porvenir, Pujol II, Ruca Hue, Perito Moreno, Fontana, Güemes, San Miguel, Perón, Roque González, Piedra Buena, El Desembarco, Galina y Solana de la Patagonia.

Además, se realizarán en el Municerca 1, el Centro Comunitario Quemu, la Casa Tassier, la Asociación Víctimas de la Delincuencia, el Centro de Jubilados de la Paz, el Teatro del Muelle, el Sindicato de Empleados de Comercio, el Comedor Infantil y en las bibliotecas de los barrios 21 de Enero, Martín Miguel de Güemes y El Porvenir.

Con el acompañamiento de referentes de la Mesa de Contingencia por Covid_19 del Área Programática Esquel, dependiente del Ministerio de Salud del Chubut, los equipos de salud de los puestos sanitarios de Aldea Epulef y Colan Conhué desarrollaron la primer jornada del Plan Detectar.

En instalaciones de la Escuela Nº 129 se llevó adelante el testeo de personas con síntomas vinculados a la enfermedad, debido al inicio de un brote de Covid_19 en la comuna. Esto permitió facilitar la accesibilidad al testeo, abordar cada caso y evacuar dudas de la población.

Desde el Área Programática Esquel destacaron que la presencia en el territorio facilitó el intercambio entre los equipos de salud, fortaleciendo el trabajo sanitario que vienen desarrollando en la zona desde el inicio de la pandemia.

Cabe recordar que el Plan Detectar recomienda a aquellos que presenten dos o más síntomas como fiebre de 37.5° o más, tos, dolor de garganta, dificultad para respirar, dolor muscular, perdida del gusto u olfato, dolor de cabeza, diarrea, vómitos, que concurran a realizar el testeo.

El Servicio Meteorológico Nacional, a través de su pronóstico habitual, anticipó un lunes ventoso con ráfagas que llegarían a los 80km/h. Por otro lado, la temperatura oscilará entre los 16 y 21 grados, mientras que el cielo permanecerá nublado y la visibilidad estará limitada por el polvo en suspensión.

Desciende la temperatura el martes, con una mínima de 7 grados y una máxima de 13°. Además, se registrarían lluvias durante gran parte del día, que estarán acompañadas de vientos que llegarían a los 60km/h.

El plan de vacunación estratégico nacional, gratuito y voluntario comenzó este miércoles a las 9 hs. con gran expectativa en el Gimnasio de la Escuela Provincial Nº 718 de Rada Tilly.

Este miércoles se aplicaron las primeras vacunas a personal de salud y ya se habilitó la emisión de turnos para la vacunación de mayores de 70 años.

Estuvieron presentes el Intendente municipal, Luis Emilio Juncos, la Directora del Área Programática Sur, Myriam Monasterolo y la Secretaria de Desarrollo Social, María Eugenia Medina.

“La planificación de la vacunación sigue los lineamientos del Ministerio de Salud de la Nación, inició con todo el personal de salud del ámbito público y privado y continuará con los mayores de 70 años que ya a partir de hoy pudieron solicitar su turno online”, señaló la Dra. María Eugenia Medina a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social de Rada Tilly.

“En esta primera jornada se dieron cincuenta turnos, en tanto que el jueves y el viernes se espera poder vacunar a cien personas en total por día”, contó.

La funcionaria explicó que debido a la gran cantidad de demanda para esta primera semana de vacunación ya se completaron los cupos tanto para personal de salud como para mayores de 70 años.

“Semanalmente se abren cupos nuevos, para la próxima semana esperamos poder duplicar los turnos, siempre dependiendo de las dosis que disponga el Ministerio de Salud”, agregó.

Según informó, el plan de inmunización se efectúa con la vacuna Covishield. “La vacunación es una medida de inmunización prioritaria en esta lucha contra la pandemia del Covid. Esta es la mejor alternativa que tenemos para reforzar la inmunidad y evitar la morbimortalidad”, recalcó la Dra. Medina.

El plan de inmunización se preparó desde el mes de diciembre con capacitaciones a todo el equipo. “Agradecemos la confianza del Ministerio de Salud Provincial y el Área Programatica Sur con quienes trabajamos en forma conjunta con personal del Hospital de Rada Tilly y voluntarios”, expresó

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, junto con el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, firmaron un acuerdo salarial con los gremios docentes y de auxiliares de la provincia. De esta manera, queda garantizado el inicio de clases en la jurisdicción el próximo lunes en el marco de los protocolos aprobados federalmente bajo las modalidades que requiere el contexto de pandemia.

El acta contempla que comenzarán las clases el lunes 1° de marzo y mañana se abonará una masa salarial completa a docentes y auxiliares, y el aguinaldo de diciembre a todos los trabajadores activos y pasivos del Estado provincial.

Al respecto, el titular de la cartera educativa sostuvo: “La resolución del conflicto docente en Chubut ha sido considerada una prioridad para nuestro gobierno. Como nos lo ha solicitado el presidente Alberto Fernández, trabajamos intensamente para arribar a una solución y volver a las aulas de manera segura en todo el país». Y agregó: «Semanas atrás, asumimos públicamente en la Provincia el compromiso de acompañar a todos los actores del sistema educativo para poder regularizar el reclamo justo que maestras y maestros realizaban. Y hoy lo hemos logrado».

El acuerdo firmado establece que “en este marco de situación y priorizando a la comunidad en general y los estudiantes en particular, las partes coinciden en que con los acuerdos alcanzados se encuentran dadas las condiciones necesarias para el inicio del período lectivo el 1° de marzo de 2021 con la vuelta a la presencialidad”.

El regreso a las aulas se efectuará de “manera gradual y sujeta a los parámetros sanitarios, encontrándose en un escenario muy prometedor que nos posiciona positivamente en un certero e indubitable inicio normal del ciclo lectivo anual 2021”.

Pago de salarios:

En el marco del Acta, el Gobierno del Chubut consensuó con los gremios del sector el Protocolo Sanitario que “permite la vuelta a la presencialidad con las garantías de prevención que resguarden la salud de todos los actores y la comunidad educativa”.

En tanto, mañana el Gobierno Provincial depositará “una masa salarial íntegra para todos los trabajadores dependientes del Ministerio de Educación, y la segunda cuota del Sueldo Anual Complementario 2020 para todos los trabajadores activos y pasivos de la Administración Pública Provincial”.

También, se destacó que con el acuerdo alcanzado para gran parte de los trabajadores y auxiliares de la Educación se cancelarán la totalidad de las sumas adeudadas, y con el resto se mantendrá un atraso salarial de treinta días en la percepción de sus haberes.

Mesa de Monitoreo

Las partes además constituirán una Mesa de Monitoreo a los efectos de “garantizar los objetivos que los convocan” y desde allí se efectuará un seguimiento “de cada uno de los puntos establecidos en los acuerdos alcanzados respecto a cuestiones sanitarias, pedagógicas, de infraestructura y fundamentalmente la continuidad del proceso de regularización de la situación salarial del sector”.

Esa mesa se reunirá de manera periódica y ya está pactada para los días 19, 22 y 23 de febrero de 2021, suscriptas oportunamente por las partes y teniendo prioridad la cuestión salarial de los trabajadores del sector.

El acuerdo se suscribió en la Sala de Situación y estuvieron presentes, además de Arcioni y Trotta, el secretario general de ATECH, Santiago Goodman; Gerardo Carranza (Sitraed), Rodrigo Blanco (AMET); Walter Muzzio (UDA); Mónica Balmaceda (SADOP); Guillermo Quiroga (ATE); Christian Salazar, y Miguel López (Soyeap).

También participaron el ministro de Gobierno y Justicia, José María Grazzini; de Economía y Crédito Público, Oscar Antonena, y de Educación, Florencia Perata, además del secretario de Trabajo, Cristian Ayala.

Fuente: El Chubut

 

Este miércoles, Marcela Capón, dirigente de ATECh, conversó con Radio 3 y dio detalles de lo que fue encuentro de este martes de los gremios docentes y auxiliares con el Ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta.

Capón remarcó que fue “un encuentro breve, porque éramos muchos los sindicatos. Todos nos expresamos y planteamos cuestiones particulares –sumado- a la situación extrema en cuanto a lo salarial y la necesidad que haya propuestas”, subrayó.

Reconoció que si bien “había mucha ansiedad” con el encuentro, Trotta “manifestó un compromiso para ayudar a que se destrabe (el conflicto) pero no tuvimos mucho más”.

“Había mucha ansiedad después de tanto tiempo que venimos reclamando, no solo con este Gobierno Nacional sino con el anterior que ya planteábamos que intervengan en el marco de la Ley de Financiamiento Educativo”, aunque no hubo mayores avances en este sentido.

De esta forma, remarcó que “uno esperaba a una respuesta más concreta pero al menos logramos compromiso del Ministro (de Gobierno, José María) Grazzini”, de notificar este miércoles a los gremios para un encuentro la semana próxima.

Allí, la dirigente de ATECh remarcó que el principal reclamo tiene que ver con la cuestión salarial, aspecto sobre el que “tenemos que tener una propuesta de ponerse al día porque estamos en esta irregularidad que nos deben dos meses y tres cuartos”.

“Eso es lo primero que tiene que ocurrir. De no haber nada, está claro que el conflicto esta difícil de encontrar un camino de salida”, sentenció.

En este aspecto, enfatizó que el reclamo “no es solo lo salarial, en este momento no están las condiciones para pensar en un posible inicio el 1º de marzo. Hay un montón de trabajo previo relacionado a asegurar las partidas y que estén las escuelas en condiciones”.

Puntualizó sobre esta cuestión que las Escuelas de Período Especial “son 9 y solo 2 parcialmente pudieron (comenzar con el Circo Lectivo el pasado 8 de febrero) porque el resto todavía no tiene ni la capacitación, ni las partidas, incluso a una escuela todavía no le retiran los murciélagos”.

En este contexto, Capón solicitó “seriedad” al Ejecutivo provincial ya que en 2020 “había 0 diálogo y nos enterábamos de las decisiones que tomaban mediáticamente”, apuntó.

“Lo que tiene que ocurrir es la convocatoria, la reunión y una propuesta, con eso, podemos discutir con los trabajadores los pasos a seguir”, enfatizó.

Sobre el final, insistió en que “hay mucho trabajo que hacer para el inicio de clases y sumado a eso tiene que haber una propuesta. Necesitamos algo concreto, porque al día de hoy no tenemos nada”, concluyó.

¿Podrán empezar las clases en Chubut el próximo 1 de marzo, ya sea de forma presencial o remota? La respuesta a esa pregunta queda por ahora en un marco de incertidumbre, no sólo por la cuestión sanitaria sino por los conflictos salariales y de infraestructura escolar que en los últimos años han ubicado a la provincia en el triste ranking de las jurisdicciones con más días de clases perdidos: más de 300 días hasta el cierre del año 2019, a lo que se suma la crisis pandémica del 2020, cuando las modalidades virtuales sólo pudieron llegar de modo parcial a algunos sectores de la población.

Según cuestionan legisladores opositores, sobre 540 días de clases, en los últimos tres años hubo menos de 180 días en las aulas. La llegada del ministro Nicolás Trotta a la provincia genera expectativas y aportará indicadores sobre qué puede esperarse para este año.

Aunque no hay cifras oficiales sobre la cantidad de días perdidos de clases en Chubut, diversos informes coinciden en que la magnitud de lo ocurrido en los últimos siete años es de una gravedad extrema. Los 208 días de conflictos o suspensión de actividades contabilizados entre 2013 y 2018, por parte del Observatorio Argentinos por la Educación, se suma el crítico período de 2019.

Ese año puede dividirse en dos partes: la primera mitad, cuando había un amplio listado de edificios escolares sin funcionamiento por problemas vinculados a sistemas de calefacción; y el segundo cuatrimestre, cuando a partir de julio el gobierno de Mariano Arcioni incurrió nuevamente en la modalidad del pago escalonado de salarios, lo que dio inicio a medidas generalizadas de retención de servicio por parte de los gremios docentes provinciales.

De ese modo, en 2019 hay al menos 95 días desde la última semana de julio hasta principios de diciembre (contando 19 semanas de 5 días hábiles) que estuvieron afectados por una situación de conflicto que fue creciendo e intensificándose en sus alcances, hasta abarcar prácticamente a la totalidad de las escuelas de la provincia, con fuerte epicentro en Comodoro Rivadavia. Si a esto se suman los días perdidos por muchos establecimientos en la primera parte de ese año, que no tuvo conflictos gremiales pero sí múltiples problemas de infraestructura, el ciclo lectivo de aquel año queda muy lejos de la meta de los 180 días por año.

La cuenta general, desde 2013 a 2019 incluido, estaría sumando al menos 300 días de clases perdidos, sin contabilizar los cierres de escuelas por problemas de calefacción, falta de agua o inundación de patios con aguas servidas. Si además se añade la escasa actividad del año pasado, entonces hay al menos dos años escolares, o ciclos lectivos de 180 días cada uno, definitivamente perdidos.

Las escuelas chubutenses lejos de la normalidad

En ese marco, desde sectores de la oposición se pusieron cifras aun más negativas a los últimos 3 años. Según planteó la diputada provincial Andrea Aguileras y reiteró el diputado nacional Ignacio Torres, ambos de Cambiemos Chubut, entre 2018 y 2020 hubo solamente 161 días de clases normales: 103 en 2018; 53 en 2019 y 5 en 2020, previos al inicio de la cuarentena y la modalidad de clases virtuales. Aun aceptando que las medidas de fuerza no tienen acatamientos absolutos o que los problemas edilicios son reparados luego de algunos días de reclamo, lo cierto es que las cifras marcan la absoluta irregularidad en que se encuentra el sistema educativo provincial de Chubut. Sólo 161 días, sobre un período que debió garantizar 540 jornadas.

Los cuestionamientos no son sólo realizados desde el ámbito político. Desde la agrupación de #padresorganizados, que se conformó a partir de los problemas educativos de la provincia y el cierre de las escuelas a partir de la cuarentena extendida durante todo el año pasado, también se comenzó a relevar información y se cuestionó la falta de relevamientos precisos en ámbitos oficiales.

Según planteó este sector tras mantener reuniones con la ministra de Educación Florencia Perata y con diputados provinciales, la modalidad de clases virtuales ha dejado fuera a un gran número de estudiantes, pero además tampoco hay certezas sobre el alcance que tuvo ese mecanismo.

“En Chubut, con una matrícula de aproximadamente 160 mil estudiantes, el total de alumnos que perdieron conexión con el aula es de 49.600 alumnos. Casi el 30 por ciento de los estudiantes chubutenses”, advierte la agrupación.

Y pone en duda los resultados obtenidos: “Chubut sólo midió los ingresos al aula virtual, la descarga de cuadernillos de nación y los datos sobre envíos de actividades por WhatsApp y otros medios. No se midió la participación, no se midió el aprendizaje, ni se hicieron encuestas en hogares ni a alumnos sobre utilidad y contenidos”, advirtieron en sus pronunciamientos públicos tras la reunión con la ministra.

Y añade otros datos preocupantes: “El 30 por ciento de los estudiantes de Educación Especial no se conectaron con ninguna actividad escolar”.

En consonancia con un planteo que crece en todo el país, la exigencia de que este año se reabran las escuelas choca con la situación explosiva que castiga a Chubut desde hace varios años.

¿Trotta traerá respuestas, o sólo buenos deseos?

La esperada vuelta a las clases presenciales tiene por resolver aún varios conflictos. Uno se vincula con el retraso salarial, que el gobierno provincial no ha sabido resolver hasta ahora, más allá de que ha encontrado un ritmo de pago de haberes con una cierta previsibilidad en los inicios de cada mes, pero manteniendo la deuda de meses y aguinaldos atrasados.

A ese escenario se suman dos elementos que no son de menor importancia: “el salario docente, con un básico de 24.065 pesos, está congelado desde enero de 2020 -advierten desde ámbitos gremiales-. La discusión paritaria tiene que reabrirse para discutir la adecuación de salarios frente a la inflación de todo el año pasado y lo que ya está impactando en el 2021”.

Este viernes, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, planteó un tope a la pauta salarial en el orden del 30 por ciento, sobre la base de una inflación estimada en el 29 por ciento para este año. Con un presupuesto provincial nacido con déficit y con un ajuste real del 20 por ciento en relación al año pasado, la ecuación a resolver entre la expectativa gremial y las limitaciones de la provincia semeja una cuesta tan empinada como el monte Everest.

El otro elemento se vincula a la situación de los edificios escolares. Si bien el ministro de Infraestructura de la provincia, Gustavo Aguilera, dijo en los últimos días que los edificios escolares están en condiciones de volver a funcionar con normalidad, el concejal Tomás Buffa activó una rápida campaña de difusión de imágenes, en sus redes sociales, sobre el estado de algunos edificios escolares de la ciudad, particularmente afectados por la presencia de basura, pastizales y roturas en los patios y espacios circundantes. Podrá cuestionarse que la oposición ha encontrado una oportunidad política para golpear al oficialismo provincial y nacional en varios flancos con un tema en extremo sensible; pero no se puede negar que las escuelas de la ciudad presentan grados de deterioro que son lamentables, en una circunstancia vergonzosa que se remonta a por lo menos los últimos siete años.

Como para que la bandera no sea exclusiva de la oposición cambiemita, la liga de intendentes justicialistas también incluyó en su reciente encuentro en Dolavon, una mención a la “crisis educativa sin precedentes en Chubut”. Y en el documento, que incluye la firma del comodorense Juan Pablo Luque, se pide “a las autoridades que integran el Ministerio de Educación de la Provincia que, dentro de la emergencia, se inicie y mantenga alguna instancia de continuidad pedagógica para que las niñas, niños y jóvenes no pierdan el vínculo con el sistema educativo”.

La crisis sanitaria, vale reiterar, es un factor más en los múltiples componentes de este ácido cóctel chubutense. Los cortes de agua que seguirán durante el mes de marzo, por caso, plantean serios interrogantes en Comodoro Rivadavia, a la hora de pensar en la higiene de los edificios escolares.

En ese contexto, se espera la llegada del ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, que anunció su presencia en la provincia para la próxima semana. La duda que persiste es si el ministro llegará sólo para reivindicar a la educación desde el discurso, o si traerá aportes concretos de Nación para intentar destrabar algunos de los múltiples conflictos que han impedido que los niños y adolescentes de Chubut puedan volver a acceder a su derecho a la educación. Dos fallos judiciales han reclamado el auxilio financiero de Nación, sobre la base del artículo 4 de la ley federal de Educación, para garantizar el funcionamiento de las escuelas. Pero la respuesta ha sido nula, sin que ello implique quitar responsabilidad al gobierno provincial.

En eso, no hay diferencias hasta aquí entre los dos polos políticos que gobernaron al país en los últimos años: desde ambas orillas de la grieta se ha observado al drama educativo chubutense con lejana indiferencia.

Fuente: Adnsur

“Anótate esto, me lo contó mi mamá: él quería tener Comodoro a sus pies”, dice Horacio (73), el nieto de Wenceslao Dustir, el hombre que construyó la histórica casa que en la actualidad da inicio a la calle Huergo de Comodoro Rivadavia.

Data de la década del 30 y tuvo al menos tres dueños y varios inquilinos. Este domingo te contamos la historia de la icónica casa del cerro en el Centro de Comodoro Rivadavia, un emblema que han visto al menos tres generaciones y que fue construida por un checoslovaco que soñó con tener Comodoro a sus pies.

La vivienda de dos plantas se puede ver desde la calle Mitre y es un icono de la ciudad. Cuenta Horacio, uno de los 9 nietos que tuvo Wenceslao, que su abuelo construyó la casa en la década del 30, y al explicar los motivos no dudó. “Era un excéntrico, un personaje. Es más las hijas les decían el sargento mala cara, era chinchudo, carácter muy fuerte. Él decía que quería tener Comodoro a sus pies y comenzó construir ahí”.

Horario asegura que su abuelo llegó a Comodoro en la década del 20, tras la Revolución Rusa. Lo hizo acompañado por su esposa y las tres hijas de un matrimonio anterior, entre ellas su madre. Luego, ya en Argentina, tendría una hija más.

Wenceslao era técnico industrial pero con un carácter especial. Primero vivió en San Martín al 300, donde estuvo la histórica panadería “La Ideal”, y luego decidió mirar Comodoro Rivadavia desde las alturas y se fue al cerro.

Con la ayuda de sus hijas este inmigrante construyó los cimientos de esa fuerte casa que casi un siglo después sigue en pie. “Él se hizo la casa, unas piezas y alquilaba. Después se hizo su gallinero y tenía su propia quinta. Tenía frutas, verduras, grosellas, los mejores damascos de Comodoro, y todo lo hizo a pico y pala, es más él hizo la famosa escalera”.

Horacio recuerda aquellas tardes de barro en que iba a visitar a su abuelo y llegaba con los zapatos como si fuera un buzo. En su mente aún guarda la imagen de cuando subía la escalera de madera y llegaba a la casa de Wenceslao. “Desde que nací que iba. A mi me encanta ir para allá, subir al cerro Chenque. Mi abuela me hacía medialunas caseras, era el ahijado de mi tía más chica, así que me atendían como en el cielo. La pase muy bien en ese lugar”.

En la década del 60 Wenceslao falleció producto de una neumonía. Su esposa se quedó un tiempo en la vivienda, pero luego, por las dificultades que significaba ir hasta el lugar, se mudó a la casa de Horacio. Más tarde se iría a Buenos Aires.

Finalmente la familia vendió la vivienda, y según cuenta Horacio “la vendieron por dos pesos…nunca le dieron el título de propiedad, la vendieron por dos mangos”.

A la distancia, Horacio admite que dos por tres pasa por la calle San Martín. En Mitre mirá para el cerro y piensa: «nadie que haya cruzado por ahí no ha mirado para arriba y ha visto la casa». Es algo muy especial y fue hecho por mi abuelo y sus hijas, no contrató a nadie, a sudor y pala.

La casa además de los Dustir ha sido hogar de muchas personas, entre ellas la familia Almirón. Viviana, quien fue concejal, secretaría de Cultura de la Municipalidad y es conocida por sus interpretaciones de tango, asegura que cuando nació su familia vivía en ese lugar e incluso fue clave para dar con el nieto del constructor, pariente a su vez de Majo Abeijón, secretaria de Cultura de Rada Tilly.

Según contó Almirón a ADNSUR, su familia vivió un tiempo en ese lugar, pero cuando ella cumplió un año, en 1965, se mudó. “La casita era muy chiquita. Nosotros vivimos en la que tiene el balcón, tenía una habitación, la cocina y el baño. En la planta baja viven mis tíos, Esther Contegrand y Aravena, y al lado Domingo Herrero, pero es una casa histórica. Es más, cuando fui secretaria de Cultura una vez vino un muchacho francés que quería hacer una exposición de la Patagonia y cuando me mostró su book de fotos la primera era la casa del cerro. Fue como un golpe al corazón, una emoción violenta, una emoción tremenda”, recuerda.

Para la familia Almirón fue tan importante esa vivienda que la hija de Mariano, uno de los hermanos de Viviana, le pidió a la artista plástica Dolores Morón que pintara un cuadro de la casa; todo un símbolo de lo que representa.

EN PIE EN PLENO SIGLO XXI

En la actualidad la morada principal es habitada por Carlos Roda (66), un cordobés padre de dos mujeres y un varón que emigró de joven a la Patagonia y que dedicó su vida a la soldadura bajo presión. La segunda es habitada por inmigrante chilena (85) que llegó a los 35 años a la ciudad y nunca más se fue.

Ambos son dueños, pero en diferentes generaciones. Ella vivió gran parte de su vida con la antigua dueña como vecina, y Carlos llegó hace más de 30 años a alquilar y finalmente compró la vivienda a la mujer que ya no está.

Al ser consultado por la historia de la casa, Carlos no duda en destacar que “es una de las casas más antiguas de Comodoro Rivadavia. Es muy firme, hay que hacerle algunos arreglos, pero la estructura está intacta. Soportó el movimiento cuando se corrió el cerro para el mar, la lluvia de hace unos años, pero aquí nunca pasó nada”.

Según cuenta, y tal como dijeron Horacio y Viviana, el predio pasó por varios dueños, y en la actualidad es propiedad suya, ya que llegó a un acuerdo con su actual vecina.

En el sitio ya no está la histórica escalera que siempre adornó el paisaje de la calle Mitre y en su lugar se ve un fuerte paredón de concreto que funciona como muro de contención. Además, la calle está pavimentada. Ya no hay las dificultades de tránsito de aquellos tiempos de ripio.

“La escalera la hizo la primera gente que vivió acá, pero hubo un arreglo de quienes comenzaron a construir la obra de acá abajo y destruyeron la escalera. Para nosotros era una escalera pública. Con los vecinos hicimos nota y la presentamos a la Municipalidad, estaba Buzzi de intendente. Nos dijeron que habían hecho un acuerdo con obras públicas, pero nunca más aparecieron”, lamenta Carlos.

La casa aún tiene sus instalaciones originales. Es más Carlos asegura que hace poco tiempo, cuando tuvo que reparar la instalación de uno de los baños, sacaron un caño de hierro de 60 pulgadas, y alguna vez al levantar el piso pudo ver las varillas de bombeo que soportan la estructura. Las ventanas de ángulo también son las originales, mientras que el techo se divide entre loza y chapa.

Por el momento, según se pudo confirmar, la casa no forma parte de los bienes que integran la lista de Patrimonio Histórico de la ciudad, algo que podría cambiar teniendo en cuenta que en unos años cumplirá un siglo de vida; toda una historia de esta icónica vivienda que construyó un checosvolaco que decidió tener Comodoro a su pies.

Este domingo se desarrollará la primera fecha del Campeonato Regional de Mountain Bike. El circuito está ubicado en Rada Tilly, entre el barrio Solares del Marqués y el autódromo General San Martín. Tiene un recorrido total de 4,9km, cada vuelta cuenta con ascenso de 120 metros, y el tiempo aproximado total de la carrera será de 1 hora y 30 minutos.

La organización estará a cargo de la Asociación de Ciclismo de Montaña y contará con el apoyo del Ente Autárquico Comodoro Deportes. Se espera la participación de deportistas de Chubut y Santa Cruz. Se trabajó fuertemente en los protocolos sanitarios para que se desarrolle la competencia.

Vale recordar que la concentración de los ciclistas será a partir de las 10 y el horario de largada está previsto para las 11. Las categorías Elite, Master A y B correrán a 5 vueltas. Mientras que, las Damas, los Promocionales (mujeres y varones) y Máster C (mayores de 50 años) competirán a 3 vueltas.

Las inscripciones se hicieron de manera on- line para evitar aglomeraciones y la entrega de los kits a los competidores se realiza bajo las medidas COVID FREE (con aislamiento de al menos 72 horas previas).

El día de la competición, los corredores deberán llegar con barbijo o tapabocas a la largada, solo se lo podrán sacar durante la carrera, y volver a ponérselo cuando culmine la competencia. A su vez, habrá distanciamiento antes del inicio.

Todas las personas que asistan al evento: competidores, expositores, familiares, entrenadores, personal de organización, etcétera, deberán respetar las normas dispuestas relacionadas al uso del barbijo o tapabocas, alcohol en gel, distanciamiento social y demás instrucciones.

Fuente: El Patagónico

Este miércoles en instalaciones del Parque Saavedra, comenzaron las propuestas de verano destinadas a personas con discapacidad, que se extenderán hasta el 5 de febrero. Habrá distintas actividades recreativas y deportivas para realizar al aire libre y respetando todos los protocolos sanitarios.

El secretario de Desarrollo Humano y Familia, Marcelo Rey, inauguró la primera jornada de la cual participaron 35 jóvenes y adultos: “Con un fuerte compromiso del intendente Juan Pablo Luque en materia de discapacidad y con el trabajo articulado con el Ente Comodoro Deportes, con Hernán Martínez a la cabeza, hoy estamos arrancando esta actividad en un año complicado en el que todos estamos aprendiendo, pero siendo conscientes que debemos seguir trabajando por un comodoro inclusivo y sin barreras”, reflejó.

Sobre la adaptación de la propuesta en un contexto de pandemia, explicó que “este año decidimos poner en marcha una variante a la tradicional colonia de verano. Seguiremos con todos los protocolos sanitarios como uso de tapa boca, nariz y mentón; se dispondrá alcohol en gel para todos los participantes; respetaremos el distanciamiento social;y además propiciaremos las actividades al aire libre.

En cuanto al trabajo y a la puesta en marcha de esta propuesta,el funcionario señaló que “es un gran trabajo que hace todo el equipo de la Secretaría de Desarrollo Humano y Familia junto al Ente Comodoro Deportes, sobre todo para garantizar la aplicación estricta del protocolo sanitario. Por este motivo, la actividad se realizará en 4 grupos de 15 personas, con el acompañamiento de 4 profesores de educación fisca por grupo, además del equipo de discapacidad con el acompañamiento permanente”.

Inscripciones abiertas

Desde la organización informaron que aún hay cupos para sumarse a las jornadas de verano.Los interesados pueden acercarse a la Dirección de Discapacidad, ubicada en calle Francia N° 916, de 9 a 14 horas y deberán presentar un certificado de buena salud expendido por un profesional médico, certificado de discapacidad y copia de DNI.

Se solicita que concurra a la oficina una sola persona por grupo familiar, respetando el distanciamiento social y con tapaboca, sin excepción.

Fuente: Prensa Municipalidad de Comodoro Rivadavia