Tag

respiradores

Browsing

El titular del área programática Esquel, Roberto Alonso confirmó a EQSnotas.com que ante la demanda de respiradores en pacientes COVID fue necesario el uso de las instalaciones de la guardia del hospital para la asistencia.

«La guardia siempre tiene preparadas dos camas para estas situaciones. Sería algo así como una extensión de la «terapia intensiva». Estos casos se evalúan puntualmente y pueden ser pasos intermedios. «No es que la persona va a permanecer todo el tiempo de la internación en la guardia, se utilizan para casos provisorios hasta acomodar en una sala».

«El hospital tiene los seis respiradores en la sala de terapia y a su vez hay en la guardia y se puede hacer extensivo en clínica médica y algunas salas, si fuera necesario» explicó el profesional destacando que hay aparatos disponibles.

Esta situación ya había sido anticipada días atrás por las autoridades locales marcando la saturación de la terapia intensiva que hoy tienen todas sus camas ocupadas. «Sigue la terapia ocupada en su totalidad y hay varios pacientes en sala que requieren oxígeno, no por el momento asistencia respiratoria pero sí con demanda de oxígeno» señaló el médico.

De todas formas, sigue siendo un escenario de extrema complejidad porque el personal no da abasto para el monitoreo. El trabajo con los respiradores necesita de médicos intensivistas, una especialidad sobre demandada este último tiempo. El hospital cuenta con médicos generalistas que pueden hacer una intubación pero el trabajo de monitoreo es muy específico y es allí donde está el cuello de botella para la asistencia, según indicaron especialistas del área a este medio.

De acuerdo con la información brindada a EQSnotas.com por el titular del área programática Esquel Roberto Alonso, la designación de un nuevo médico para la terapia intensiva está realizada y se está terminando con el aspecto administrativo pero está claro que el hospital de Esquel está al límite.

Lo confirmó el Director del Hospital Sergio Cardozo en contacto con EQSnotas.com. El médico destacó que la terapia sigue ocupada en su totalidad, hay 800 casos positivos declarados en la zona que incluye 14 hospitales.

Ante esta situación se determinó armar los 14 respiradores que tiene el nosocomio para atender la emergencia pero destacó que falta personal especializado para monitorear.

Tal cual destacó en contacto con EQSnotas.com la médica terapista Patricia Laborde, no hay muchos profesionales en su especialidad y eso sobrecarga a los que están.

“Nosotros somos los receptores de toda la región” señaló el médico a la vez que agregó que los 19 respiradores que tienen en total están armados en sala general.

En este sentido señaló que hay gente capacitada pero no son terapistas, “saben manejar los respiradores pero no son los especialistas en la materia” indicó.

La única opción es que los médicos terapistas se dividan para supervisar el trabajo de los otros médicos.

Fuente: EQSnotas

 

El dato lo ventiló el Director Asociado del Hospital “Santa Teresita” de Rawson en diálogo con la prensa, Germán Lalomía, luego de informar los datos arrojados por el reporte epidemiológico del jueves, donde se confirmaron 26 nuevos casos positivos de COVID19.

En la actualidad, en la ciudad capital hay un total de 1008 casos activos, una ocupación superior al 90% en Clínica Médica y una del 80% en Terapia Intensiva.

“Solo quedan dos respiradores disponibles”, destacó el médico.

Lalomía recordó el brote que se dio en un geriátrico de Rawson donde lamentablemente ayer fallecieron dos personas más, sumando un total de 3 fallecidos en dicha institución.

Se trató de dos adultos mayores de 104 y 85 años ambos con comorbilidades.

Al hacer referencia a que ayer jueves solo se detectaron 26 nuevos casos, Lalomía explicó que tiene que ver con que ayer no se realizó el Plan Detectar en la ciudad capital.

“Seguro este viernes sube el número porque hoy sí se realizó el Detectar”, agregó.

El Director Asociado del Hospital de Rawson volvió a pedir responsabilidad social a los vecinos capitalinos para que cumplan con las medidas preventivas para evitar la propagación de contagios y se lamentó porque “seguro en unos 7 o 9 días veremos un nuevo brote por la cantidad de gente que se ha visto reunida durante el último fin de semana donde hizo mucho calor”.

Por su parte, el Coordinador de la Terapia Intensiva del nosocomio de Rawson, Luciano Margara, MP 2184, explicó lo que significa el cuidado de cada paciente que está internado en dicho servicio.

“Requieren atención y vigilancia continua las 24 horas del día, por lo que necesita todo el tiempo contar con médicos y enfermeros”, explicó Margara, al detallar que la Terapia Intensiva del Hospital “Santa Teresita” cuenta con siete profesionales de la salud.

Dijo que quienes están actualmente internados en dicho sector con respirador artificial desde hace 10 días, son cinco pacientes (tres con Covid y dos por otros motivos), a quienes todavía les queda un tiempo más de internación ya que “los respiradores no se desocupan rápido”.

El intendente del Municipio Juan Pablo Luque hizo una nueva entrega de equipamiento sanitario necesario para atender la pandemia. Se trata de casos donados al Área Programática Sur que permiten que se mantenga más alta la posibilidad del intercambio de oxígeno en los pulmones.

El sistema de salud provincial y las clínicas privadas ahora cuentan con 20 cascos respiradores con la entrega realizada ayer por el intendente Juan Pablo Luque, que se suman a la donación días atrás, gestionados ante empresas privadas.

Esta entrega forma parte de un conjunto de inversiones realizadas por el municipio bajo la decisión política del intendente Juan Pablo Luque de atender las necesidades del sistema sanitario en las que el Municipio pueda colaborar, pese a que no sea de su competencia.

En ese marco, el secretario de Salud del Municipio, Dr. Carlos Catalá, valoró que “el intendente Juan Pablo Luque ha cumplido en todos los aspectos necesarios para contribuir a la preparación de los nosocomios, no solo en cuanto a equipamiento, sino trabajo estructural de los espacios físicos”.

Respecto a la funcionalidad de los aparatos, Catalá explicó que “esto tiene que ver con la posibilidad de tratar a la persona en la etapa previa a entrar a una terapia intensiva. Se donaron 10 la semana pasada y los terapistas coincidieron en su utilidad por lo cual el intendente decidió comprar 10 cascos más de presión positiva, que lo que hacen es que los bronquios no se cierren del todo y que se mantenga más alta la posibilidad del intercambio de oxígeno en los pulmones”. Los cascos son utilizados en pacientes con insuficiencia respiratoria y pueden evitar la intubación en terapia intensiva.

La entrega se realizó en el Área Programática Sur, con el objetivo de que sea repartidos entre los dos hospitales públicos y también las dos clínicas privadas en función de la demanda, porque los cuatro forman parte del sistema de salud que actualmente atiende la crisis sanitaria en conjunto.

En este sentido, Catalá apuntó que “el trabajo se está haciendo articulado entre los dos hospitales y las dos clínicas privadas, por lo cual van a ser utilizados en el lugar que haga falta. Los sanatorios podrían comprarlo, pero como integrantes del comité de crisis y la realidad que marca que los intensivistas trabajan en más de un lugar, se sabe que si un hospital o un sanatorio tiene las camas cubiertas los pacientes irán a otro lugar y lo mismo con el equipamiento”. Y advirtió que “los cuatro centros de terapia intensiva trabajan articuladamente para que los pacientes accedan al mejor nivel de atención”.

Más de 50 millones invertidos en salud

Los 20 cascos Helmet se suman a la inversión permanente del municipio al sistema de salud provincial desde que arrancó la pandemia, en marzo de este año.

Son más de 50 millones de pesos invertidos en equipamiento, insumos y obras necesarias para colaborar con la preparación de los hospitales en la situación sanitaria actual.

Meses atrás se adquirió el equipo PCR y sus reactivos correspondientes para la detección de Covid-19, que es el único en la ciudad y el Municipio lo prestó en comodato al Hospital Regional. Además, se compraron 14 respiradores, 6 cámaras de presión negativa; 4 videolaringoscopios; insumos y elementos de bioseguridad para el personal de salud, como barbijos, cofias, mamelucos, alcohol en gel, guantes, máscaras y termómetros, entre otros. Y se realizaron obras necesarias como la ampliación del Hospital Alvear para sector covid y la sala de oxígeno afuera del Hospital Regional.

En un compromiso con la salud pública provincial en el contexto de la pandemia, el intendente Juan Pablo Luque recibió la donación de dos nuevos respiradores artificiales por parte de reconocidas firmas de la ciudad, y que serán destinados al Área Programática Sur para la asistencia de pacientes con COVID-19. “Nos llena de orgullo ver la solidaridad del sector privado y el público trabajando juntos en estos tiempos difíciles”, valoró Luque.

Con el comienzo de la emergencia sanitaria, la gestión municipal viene realizando inversiones millonarias en insumos médicos y equipamiento para optimizar la atención de la población y garantizar el cuidado de los profesionales de la salud. En este marco, y siguiendo la línea de trabajo conjunta del jefe de la ciudad con el sector privado, se logró la donación de dos nuevos respiradores para el sistema sanitario público.

El Área Programática

El acto de entrega se desarrolló este miércoles al mediodía bajo un protocolo estricto de medidas sanitarias e higiene, donde el intendente junto al secretario de Gobierno, Maximiliano López; el secretario General, Ezequiel Turienzo; el secretario de Salud, Carlos Catalá y la subsecretaria Gabriela Simunovic recibieron la donación del equipamiento por parte de dos empresas de la ciudad.

Cabe resaltar que, dichos aportes se sumarán a los 12 millones de pesos invertidos por el Municipio en la compra de respiradores artificiales para las camas de terapia intensiva del Hospital Regional y Alvear; a fin de tener recursos disponibles para casos positivos de COVID-19 que requieran de asistencia respiratoria mecánica.

Solidaridad en medio de la crisis sanitaria

Así lo manifestó, Juan Pablo Luque, en su discurso, al reconocer el compromiso del sector empresarial con la ciudad en un contexto difícil por la pandemia. “Apenas comenzó esta situación, desde el Municipio decidimos con el gabinete convocar al sector privado para poder ampliar los recursos sanitarios de nuestros hospitales públicos”, expresó.

Seguidamente, manifestó que “hubo varias empresas que en su momento quisieron realizar estos aportes, pero por una notificación del Ministerio de Salud de Nación no se pudo concretar. Hoy, estamos haciendo efectivas estas donaciones de las empresas que tuvieron el compromiso de ayudar a los hospitales”.

“Quiero agradecer a ambas firmas porque son elementos esenciales en estos momentos que vivimos por la pandemia mundial y nos llena de orgullo ver la solidaridad de un sector en estos tiempos difíciles”, ratificó.

Un Municipio a disposición

En esa línea, el mandatario comunal reconoció que “no somos lo que tenemos la responsabilidad en materia de salud pública, pero sí somos un estamento a disposición que gracias a la buena administración municipal pudimos dotar de los recursos necesarios a nuestros hospitales”.

“La Municipalidad está para gestionar, para poner a disposición los recursos económicos que hagan falta para sacar a la ciudad de esta pandemia. No nos equivocamos cuando decíamos que debíamos invertir fuertemente en salud tanto municipal como del sistema de salud provincial”, aseguró.

“Sigamos los consejos de las autoridades sanitarias”

En representación del ámbito empresarial, el gerente de Patagonia Argentina, Jorge Moreno, expresó que “estamos contentos de poder colaborar con lo que nos habíamos comprometido para nuestros hospitales”.

“El intendente sabe de nuestro compromiso, hoy ya están los equipos, pero esperemos que no tengan que ser usados”, subrayó y solicitó que “sigamos los consejos que nos dan las autoridades y los organismos de salud porque el esfuerzo principal parte de la responsabilidad individual, cuidémonos y entre todos podremos salir de esta pandemia”.

Asistencia psicológica, invenciones de equipos de ventilación, herramientas para hisopados rápidos y máscaras de protección son algunos de los aportes a la lucha contra el coronavirus que las universidades nacionales están desarrollando en 16 provincias desde marzo pasado, cuando la pandemia desembarcó en la Argentina.

Es el caso de un equipo de médicos y veterinarios de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) que trabaja en un sistema de adaptadores para ventilar en simultáneo a dos pacientes con un mismo respirador.

Además, un equipo de científicos del Instituto Argentino de Radioastronomía elaboraron ventiladores mecánicos no invasivos de bajo costo, mientras que investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas elaboraron un proyecto para monitorear el progreso de la infección y la respuesta inmune en pacientes internados por coronavirus.

La Facultad de Odontología fabrica barbijos para adultos mayores, mientras otros académicos diseñaron un esterilizador de aire para inactivar microorganismos, y otro equipo platense trabajan en el desarrollo de tiras de diagnóstico rápido de coronavirus.

También en la provincia de Buenos Aires, Pablo Mandolesi, docente de la Universidad Nacional del Sur (UNS) e investigador del Conicet, propuso un equipo para censar frecuencia cardíaca, temperatura corporal y saturación de oxígeno con «el tamaño de un celular», señalaron desde la casa de estudios, que además elaboró una app web para la gestión de los recursos esenciales del sistema de salud local regional.

En el sur del país, egresados y alumnos de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) diseñaron y donaron cientos de máscaras elaboradas con impresoras 3D en General Roca, mientras que el Hospital Escuela de Medicina Veterinaria prestó un respirador artificial, un equipo de RX, cuatro monitores multiparamétricos y puso a disposición a su personal para el Hospital Área Programa Choele Choel.

Por su parte, profesionales de la Universidad Nacional del Comahue, en Villa Regina, y voluntarios elaboran viandas para los comedores barriales y la parroquia de la ciudad, mientras que la sede de Neuquén de la Facultad de Ingeniería fabrica alcohol en gel desde mayo, que se suma a la producción de máscaras con tecnología 3D y la aplicación Covindex para la organización de la atención de pacientes.

Más al sur aún, la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco junto con la estatal Universidad del Chubut desarrollaron un programa de salud mental para asistir a quienes trabajan en la primera línea de atención.

Y en Santa Cruz, la Universidad Nacional de la Patagonia Austral (UNPA) trabaja en la construcción de un SIG Web para el diseño de planes de contingencia, que es una de las 137 iniciativas que se financiarán en todo el país para contribuir a la atención de Covid-19.

En el rincón más austral del país, la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (Untdf) participó de dos investigaciones vinculadas con la contención de la pandemia de coronavirus: a mediados de julio formó parte del consorcio de investigadores y científicos que lograron secuenciar el genoma del virus Sars-Cov-2; y, además, desarrolló el proyecto «Módulo Protector para Intubación» orientado a la bioseguridad del personal de salud que atiende casos de Covid-19.

Algo parecido sucede en Córdoba, donde profesionales de la facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) realizaron contención y acompañamiento virtual a familiares de infectados de coronavirus.

Además, el Instituto de virología de la UNC desarrolló una técnica que detecta y cuantifica la cantidad de anticuerpos que tiene el plasma de un paciente recuperado y la Escuela de Oficios creó tutoriales con instrucciones para la confección de barbijos.

En Mendoza, el hospital Universitario de la Universidad Nacional de Cuyo recibe a pacientes con coronavirus en su sala de internación inaugurada en mayo.

Además, la universidad cuyana se sumó a un proyecto para detectar la presencia de SARS-CoV-2 en aguas residuales, al tiempo que un grupo de estudiantes de Medicina realiza tareas voluntarias en el Contact Center habilitado por el Gobierno de Mendoza para las consultas sobre coronavirus.

En Entre Ríos, por su parte, estudiantes de cinco universidades participaron del Plan Detectar y en el acompañamiento de personas mayores; realizaron relevamientos sanitarios y sociales; trabajaron en protocolos y procesos para el regreso de actividades; y elaboraron elementos de protección 3D.

En el litoral, la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) completó la entrega de 100 máscaras faciales de protección realizadas con impresiones 3D por dos laboratorios de las facultades de Arte y Diseño e Ingeniería y solicitadas por el Ministerio de Salud Pública de la provincia.

Además, especialistas en salud mental ofrecen atención para «acompañar y cuidar a las personas de la comunidad».

Universidad del Norte

En el norte argentino, la Universidad Nacional de Santiago del Estero se sumó con la creación e instalación en el ingreso a la institución un sistema de supervisión de temperatura corporal, que sanitiza volúmenes.

En la misma casa de estudios se investiga la presencia del virus en animales domésticos de personas infectadas, se desarrollan equipos ozonizadores portátiles, se realiza el seguimiento de los casos de Covid-19 provinciales y nacionales; se busca desarrollar geles, films y recubrimientos poliméricos para materiales de protección.

Por último, la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu) facilitó parte del equipamiento con el que funciona el laboratorio central donde se analizan los test PCR, mientras que el doctor en Biología Molecular Hugo Borsetti trabaja en la realización de una obra «para recibir muestras de Covid-19 en el laboratorio que comenzará a operar este mes», dijo a Télam Rodolfo Tecchi, su rector.

Además, en los talleres de la Escuela de Minas «Horacio Carrillo» de la UNJu se crean cúpulas para las camillas de ambulancias, pie de sueros, biombos, elementos que fueron donados a diversas localidades.

En el mes de marzo, al declararse la pandemia de Coronavirus, el intendente Luque se planteó aportar los fondos del municipio necesarios al sistema de salud pública provincial que tenía una deuda histórica con la ciudad y sus habitantes. Para su cumplimiento, ya se invirtieron más de 12 millones de pesos en la compra de respiradores artificiales para las camas de terapia intensiva del Hospital Regional y Alvear.

En la misma medida, se concretaron obras de infraestructura, tanto en el Hospital Regional como en el Alvear, y se adquirió un equipo PCR para detección de Covid-19, sumado a reactivos, kits de seguridad para el personal de salud y otros elementos esenciales. Para ello, la gestión que encabeza el intendente Juan Pablo Luque lleva invertidos más de 40 millones de pesos en el área de salud, con el objetivo de optimizar la atención en el marco de la emergencia sanitaria.

Cabe recordar que, en su momento, el municipio concretó la compra de 3 respiradores hasta que el Estado Nacional intervino la posibilidad de adquisición, para luego concretar la llegada de 10 más en las últimas semanas. El total invertido en estos elementos supera los 12 millones de pesos.

Asimismo, se destinaron fondos municipales para la ejecución de obras de infraestructura para mejorar la atención sanitaria, como el reacondicionamiento de un sector del Hospital Alvear y la sala de oxígeno en el Regional, además de otras tareas.
Del mismo modo, meses atrás se adquirió el equipo PCR para la detección de Covid-19 y sus reactivos correspondientes, con una capacidad de análisis de entre 90 y 95 muestras diarias; además de cámaras de presión; videolaringoscopios; equipamiento; insumos y elementos de bioseguridad para el personal de salud, como barbijos, cofias, mamelucos, alcohol en gel, guantes, máscaras y termómetros, entre otros.

En ese sentido, el intendente Luque manifestó que “no nos equivocamos cuando decíamos que debíamos invertir fuertemente materia de salud, tanto municipal como reforzar el sistema de salud provincial. Venimos aportando desde el municipio a los hospitales de nuestra ciudad, algo inédito, porque lo primero es la salud de los comodorenses”.

Continuando en ese tenor, expuso que “desde que asumimos, teníamos en claro acerca de la importancia que debíamos brindarle a la Secretaría de Salud, que hoy está cumpliendo un rol estratégico en esta emergencia sanitaria, siendo parte permanente del Comité de Crisis, trabajando en conjunto con el Ministerio de Salud de la Provincia y las distintas áreas”.

La importancia del acompañamiento del sector privado

Por otra parte, desde el Ejecutivo Municipal se efectúan gestiones permanentes con distintas empresas privadas e instituciones para continuar ampliando estas adquisiciones, generando un trabajo coordinado para combatir la pandemia en nuestra ciudad. En ese marco, este lunes, la Cámara Pesquera de Comodoro Rivadavia hizo entrega de un respirador al área de Salud.

Al respecto, Luque destacó que “la Cámara decidió colaborar desde el primer día, apenas los convocamos y hoy están lo cristalizando con esta entrega. Estamos satisfechos de continuar sumando estos elementos fundamentales, con el apoyo de las distintas empresas, tal como lo previmos hace más de 5 meses”.

En esa línea, sostuvo que “Comodoro cuenta con un estado municipal presente y con un área privada pujante y comprometida cuando la ciudad así lo requiere; para nosotros es muy importante esta conjunción que se da por el bien de los comodorenses. Se sumaron muchas empresas comerciales, industriales y petroleras, como así también los sindicatos, todos colaborando para la adquisición de elementos necesarios en estos momentos”.

“Al Covid-19 sólo podemos vencerlo entre todos”

“Es importante la colaboración en cuanto a lo material, pero lo más importante es lo que podemos hacer individualmente para combatir esta pandemia”, dijo el jefe comunal, y agregó que “no nos va a salvar un respirador o un Municipio que coordine acciones, sino las acciones de cada uno de nosotros, porque al Covid-19 sólo podemos vencerlo entre todos”.

En ese contexto, recalcó que “las acciones que debemos cumplir son simples, mantener el distanciamiento social, el lavado de manos, utilizar el tapaboca, no compartir el mate. Necesitamos esa colaboración por parte de todos para no colapsar el sistema de salud y lamentar muchas víctimas fatales, como sucedió en otros países”.

“Nos genera gran preocupación este aumento en la cantidad de contagios y que esto derive en la ocupación de las camas disponibles y en una saturación del servicio sanitario. Esto nos quita el sueño y estamos trabajando fuertemente para impedir esa situación”, concluyó Luque.

El capitán del Barcelona de España y de la selección nacional de fútbol, Lionel Messi, donó 50 respiradores artificiales a hospitales de su ciudad natal, Rosario, informó esta mañana una fuente cercana al astro futbolístico.

En mayo, el ídolo ya había donado respiradores artificiales e instrumental médico al Hospital Garrahan.

“El viernes llegaron al Aeropuerto de Rosario los primeros 32 de los 50 respiradores donados por ‘Leo’, que están siendo homologados para entregarlos en los hospitales de la ciudad”, abundó el allegado al jugador a esta agencia, en el marco del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio que rige en la provincia de Santa Fe por la pandemia del coronavirus.

«La llegada de los respiradores se demoró por la situación generada por la pandemia, pero finalmente pudieron ser enviados», abvirtió el vocero ligado al jugador rosarino, oriundo del barrio La Bajada.

Los primeros 32 respiradores artificiales, que fueron donados por la Fundación Messi, llegaron al Aeropuerto Islas Malvinas de Rosario en un vuelo privado.

Messi había donado respiradores artificiales y otros instrumentos al Hospital Garrahan, de la ciudad de Buenos Aires, a principios de mayo último, y la institución porteña los compartió con otros centros de salud del país, como el Hospital Cullen de la ciudad de Santa Fe, que recibió siete respiradores, 10 bombas de infusión y dos monitores multiparamétricos.

Los insumos de salud son fabricados en la planta de Mirgor de Río Grande y desde allí traslados a la Capital Federal.

El Gobierno de Tierra del Fuego informó que este martes se llegó al número de 1.000 respiradores artificiales fabricados en la planta Mirgor de Río Grande.

“Queremos felicitar a todo el equipo de trabajo de Mirgor, que ha demostrado una gran capacidad instalada y productiva”, manifestaron desde el Ejecutivo fueguino.

Remarcaron que “ante esta pandemia que nos golpea, pudo dar respuesta a la necesidad de fabricar respiradores para reforzar al sistema sanitario argentino”.

En este sentido, se calificó como un “nuevo hito en la historia de la industria fueguina” la producción de estos equipos, que serán destinados a los hospitales y centros de Salud de todo el país.

La presentación del primer respirador artificial “made in TDF” se había realizado el 17 de junio pasado y al otro día se había enviado el primer lote de 36 unidades por vía aérea hacia la Capital Federal.

Los respiradores son producidos junto a la firma Leistung de Córdoba, con el objetivo de producir 1.000 unidades mensuales.

La Cooperadora del Hospital Santa Teresita de Rawson anunció la llegada de los tres respiradores artificiales que donaron los padrinos del centro asistencial ante la eventual necesidad de utilizarlos con posibles afectados por coronavirus en la ciudad capital.

«Con estos 3 equipos ya suman 5 los instalados en la Terapia Intensiva del hospital», expresaron desde la Cooperadora, a la vez de agradecer a los padrinos del Santa Teresita que hicieron la donación, Cámara de Flota Amarilla del Chubut (Cafach), empresa 25 de Mayo SRL y Asociación de Pescadores del Puerto de Rawson.

La cooperadora del nosocomio viene realizando un trabajo intenso para equipar la Terapia Intensiva para luchar contra el Covid-19 y que los vecinos tengan asegurada la atención médica ante una contingencia de esa magnitud.