Tag

Alberto

Browsing

Luego de haber dado positivo de coronavirus el pasado viernes, este domingo se conoció el nuevo parte de salud de Alberto Fernández.

En el mismo, dado a conocer por Presidencia, se asegura que el mandatario “está estable, asintomático y con parámetros dentro de rangos de normalidad”.

Además, la Unidad Médica Presidencial destacó que su cuadro es «leve», “confirmando así la inmunización otorgada por las vacunas recibidas previamente”.

«Seguirá cumpliendo el aislamiento obligatorio y bajo control médico continuo», remarcaron desde la Quinta de Olivos, y sumaron: “Se informará diariamente la evolución del señor Presidente de la Nación, como así también las conductas médicas que se adopten en conjunto con el resto de los profesionales actuantes”.

Adnsur

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, anunció en su cuenta de Twitter que dio positivo a una prueba de antígeno de covid-19.

Fernández dijo que luego de presentar un registro de fiebre de 37,3 grados Celsius y un leve dolor de cabeza se realizó un test de antígeno cuyo resultado fue positivo.

El mandatario aclaró que si bien está a la espera de la confirmación a través del test PCR, ya se encuentra aislado, cumpliendo el protocolo vigente y siguiendo las indicaciones de su médico personal.

Fernández agregó: “Para información de todos y todas me encuentro físicamente bien y, aunque hubiera querido terminar el día de mi cumpleaños sin esta noticia, también me encuentro bien de ánimo. Agradezco desde el alma las muchas muestras de afecto que hoy me han brindado recordando mi nacimiento”.

 

Fernández también informó que ha contactado a las personas con las que estuvo reunido en las últimas 48 horas para evaluar si constituyen un contacto estrecho, para que procedan a aislarse.

CNN

Se realizó un test luego de presentar síntomas compatibles a la enfermedad, arrojando resultado positivo.

Así lo dio a conocer el Presidente a través de su cuenta de Twitter durante los primeros minutos de este sábado.

“Quería contarles que al terminar el día de hoy -viernes-, luego de presentar un registro de fiebre de 37.3 y un leve dolor de cabeza, me realicé un test de antígeno cuyo resultado fue positivo”, informó el mandatario.

Anunció también que se encuentra a la espera de la confirmación a través del test PCR, aunque ya se encuentra cumpliendo el aislamiento previsto para casos positivos de COVID-19.

Fernández informó que “he contactado a las personas con las que estuve reunido en las últimas 48 horas para evaluar si constituyen un contacto estrecho para que hagan el aislamiento”.

A su vez, intentó llevar tranquilidad al confirmar que “me encuentro físicamente bien y, aunque hubiera querido terminar el día de mi cumpleaños sin esta noticia, también me encuentro bien de ánimo”.

Por último llamó a los argentinos a “estar muy atentos” y pidió “a todos y todas que se preserven siguiendo las recomendaciones vigentes. Es evidente que la pandemia no pasó y debemos seguir cuidándonos”.

el comodorense

El arrecifeño Agustín Canapino, con Chevrolet, ganó este domingo de punta a punta la final de Turismo Carretera (TC), en la carrera más difícil de su vida, y pudo rendirle un sentido y conmovedor homenaje a su padre Alberto, recientemente fallecido por Covid-19, en la primera competencia del calendario de la especialidad que se corrió en el autódromo platense Roberto Mouras.

Detrás de Canapino finalizó su coterráneo, Luis José Di Palma (Ford) y el quilmeño Esteban Gini (Torino), al cabo de las 20 vueltas al trazado de 4.265 metros.

Uno de los momentos más emotivos de la competencia fue cuando cayó la bandera a cuadros y Canapino irrumpió en un incontenible llanto.

Luego se encolumnaron el bonaerense de Rivera, Germán Todino (Torino), el marplatense Christian Ledesma (Chevrolet), los uruguayos Mauricio Lambiris (Ford) y Marcos Landa (Torino), el platense Gastón Mazzacane (Chevrolet), el mendocino Julián Santero y el juninense Gabriel Ponce de León, ambos con Ford.

Canapino, quien el sábadp hizo la pole position, ganó de punta a punta la primera serie a cuatro giros, siendo escoltado Gini y Ledesma, el campeón 2007 de TC.

En la segunda manga se impuso el debutante en el TC, Todino, y culminaron detrás Lambiris y Santero (Ford), quien había triunfado pero fue sancionado y bajó al tercer escalón por un toque a Lambiris.

La tercera batería se la adjudicó el nieto de Rubén Luis Di Palma, Luis José, con Ford, y se ubicaron detrás el lanusense Emiliano Spataro (Torino), que a partir de la tercera fecha tripulará un Ford, y el necochense Juan Bautista De Benedictis (Ford).

La final del TC tuvo a un Canapino demoledor que ratificó la pole position de ayer, su triunfo en la primera serie, y se llevó una competencia muy especial por el difícil momento que está atravesando. Sólo le peleó el primero puesto Josito Di Palma en las primeras vueltas.

Las actuaciones de los debutantes Todino (cuarto) y Marcos Landa (séptimo) fueron muy buenas, en tanto la del campeón Mariano Werner (Ford) fue decepcionante, ya que finalizó en el puesto 13, y otra vez el séptuple campeón, el saltense Guillermo Ortelli, no pudo reverdecer laureles y terminó 30°.

La carrera en la Televisión Pública

El quilmeño Lucas Panarotti se adjudicó la final de la telonera TC Pista, a 15 giros, seguido por el santafesino de Humboldt, Ian Reutemann, el pilarense Martín Vázquez, los tres con Dodge, el bonaerense de Vicente López, Juan José Tomasello, el de Juan Bautista Alberdi, Sebastián Salse, y el lanusense Federico Iribarne, los tres con Chevrolet.

La primera serie de TC Pista, a cuatro vueltas, la ganó el necochense Marcos Castro Serrano, con Ford, seguido por el piloto de Ferré, Buenos Aires, Santiago Álvarez (Dodge), y en la segunda batería se impuso el bonaerense de San Miguel, Otto Fritzler, escoltado por el entrerriano Agustín De Brabandere, ambos con Ford.

Desarrollada una fecha, el campeonato de TC tiene como líder a Canapino con 47 puntos, seguido por su coterráneo, Luis José Di Palma 42, Gini con 38.5, con Todino 36, Ledesma con 34 y Lambiris con 33.5.

En el torneo de TC Pista, con una fecha efectuada, está al frente de las posiciones Panarotti con 42 unidades, y detrás se alinean Reutemann con 40 y Vázquez con 37.5.

La segunda fecha del campeonato de TC se llevará a cabo el 7 de marzo en el autódromo Oscar y Juan Gálvez, en la Ciudad de Buenos Aires.

El presidente Alberto Fernández sostuvo que el aborto es un «problema de salud pública» y que las críticas al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) constituyen un «acto de hipocresía», a horas de que el Senado inicie el debate por esa iniciativa.

El mandatario ratificó su deseo de que el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo «salga» este martes, pero aclaró que tampoco quiere «convertirlo en un tema de disputa».

«Para las mujeres tiene que ver con derechos de la mujer, y para muchos es un problema de salud pública, que tiene que ver con la mujer, claramente», planteó el mandatario en declaraciones al programa «Desiguales» que se emite por la TV Pública.

El jefe de Estado repasó que «desde la democracia hasta hoy, más de 3 mil mujeres murieron al intentar un aborto», lo que le parece «mal», además de que -dijo- no sabe «cuántas mujeres, por abortos mal practicados, han tenido un daño en su salud que no pudieron ser salvadas».

«Tengo un problema de salud pública, el resto es todo hipocresía. Decir que no existe es un acto de hipocresía», reiteró.

«Hay una Argentina hipócrita que niega el aborto como antes negaba la homosexualidad», enfatizó.

Fernández abogó por la sanción del proyecto oficial, que ya cuenta con el aval de la Cámara de Diputados, para que «las mujeres que decidan abortar, en las condiciones que la ley permite, lo puedan hacer garantizándole la salud a todas».

«No engañé a nadie, no lo saqué de la galera porque el momento político me resultaba oportuno», dijo y recordó: «Hice campaña por el aborto y estoy convencido de que es un tema que debemos resolver».

Al respecto, el Presidente planteó que «hay un colectivo de mujeres inmenso que asomó en 2018, para sorpresa de todos nosotros, y eso no puede ser desatendido».

Sobre los senadores del Frente de Todos que ya anticiparon su voto en contra de la IVE, el mandatario dijo que los «respeta» porque nunca fue «amigo» de los «discursos únicos».

Si bien dijo tener en claro que el tema es «sensible» y que «la religión se mete», también llamó a ver mañana «hasta dónde llega la paridad» en el Senado.

«Ante un hecho que día a día se consuma, quiero que las mujeres tengan la tranquilidad de poder gozar de las condiciones de asepsia necesarias para poder hacer esa práctica», subrayó.

Tras admitir que «lamentaría mucho» si la ley no se sancionara, Fernández reiteró sus intenciones de no presentar el tema «en términos de disputa ni de supermartes» legislativo.

«Soy católico, y no me siento menos católico por apoyar el aborto. Mi deber es resolver un problema que tiene la sociedad», concluyó.

El presidente Alberto Fernández se reunió este martes con representantes de los bancos públicos y privados para la presentación de la billetera virtual MODO. Se trata de la nueva aplicación para celular de los principales bancos del país. Buscan liderar el mercado de los pagos digitales con tecnologías como la de QR.

La apuesta de MODO es disputar el terreno de los pagos con celular a Mercado Pago, que se ha transformado en líder del segmento y empieza a generar malestar entre las entidades financieras por distintos motivos. El principal es que tienen miedo de perder el control de las cuentas de depósito a la vista.

En una apuesta por mostrar innovación las entidades bancarias desarrollaron la aplicación MODO para enviar y recibir dinero a través del celular simplemente agregando la cuenta bancaria individual a la APP. Este proceso de enrolamiento de medios de pago también permite sumar la tarjeta para pagar con QR.

El presidente recibió a los bancos a las 18 en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada. Participaron representantes del Banco Central, Banco Nación, Banco Santander, Banco Galicia, Banco Macro, bancos del Grupo Petersen y Credicoop, en nombre de las grandes entidades de la Argentina que participan de esta iniciativa.

MODO no es el primer intento de los bancos de participar en conjunto de un mismo negocio. Hasta hace unos años tenían el control de otro gran jugador de peso en el nicho de los pagos electrónicos. Se llama Prisma y por años concentró el manejo del negocio de los pagos con tarjeta de débito y crédito.

La firma sigue operando en el mercado interno pero muestra importantes dificultades para transformar su estructura hacia un modelo digital y dinámico. La banca desinvirtió en esa empresa –luego de un reclamo antimonopolio- cediendo el 51 por ciento de la participación a un fondo de inversiones norteamericano.

Los bancos ahora vuelven a la carga con una propuesta de conjunto y adaptada a las nuevas tecnologías de pago principalmente a través del celular. En la iniciativa participan 30 entidades bancarias y permitirá enviar dinero a los contactos del celular sin ingresar el dato de la CBU (cuenta bancaria única del destinatario).

Desde MODO aseguraron que el proyecto tiene como objetivo reducir la economía informal y la evasión fiscal, al tiempo que se disminuyen el costo de impresión y eliminación de los billetes.

“En nuestro país, un 75 por ciento de los usuarios realiza pagos a través de aplicaciones. A su vez, el 56 por ciento de los argentinos espera que en 2030 ya no existan los pagos en efectivo. Con la unión de los bancos en MODO y la tecnología puesta al servicio de brindar más alternativas a las personas, la Argentina consolida la transformación digital de la industria financiera», dijeron en la empresa.

Fuentes del sector financiero aseguraron que la incorporación del Banco Nación al proyecto es un hito y colaborará para masificar este instrumento digital. Se trata de la principal entidad financiera del país.

El banco público tendría a su cargo la presidencia del joint venture MODO durante un año. La negociación se habría hecho con el Banco Santander, que es la entidad privada de mayor cantidad de clientes y volúmenes operados en el país.

El lanzamiento de MODO coincide con distintos cambios que empezarán a estar operativos a partir de la próxima semana en la industria de los medios de pago. El principal es el lanzamiento del proyecto normativo del Banco Central llamada Transferencias 3.0. Esa norma genera las condiciones para que haya interoperabilidad en el uso de códigos de pago QR.

De esta forma la billetera MODO podrá leer y pagar en un código QR de Mercado Pago. Pero al mismo tiempo la aplicación de Mercado Pago deberá leer y pagar un código de MODO (en caso que los genere). Se trata de una iniciativa fundamental de la autoridad monetaria para masificar los pagos digitales con el celular y permitirle al país dar saltos de calidad en materia de innovación financiera.

Fuente: Pagina 12

El presidente Alberto Fernández afirmó este domingo que «el FMI es corresponsable» de la crisis que se produjo en la Argentina en la administración de Mauricio Macri, y sostuvo que el Gobierno nacional «ha logrado muchas cosas» en materia económica y social pese a la pandemia de coronavirus.

En entrevistas con elDiario.es y Radio 10, Fernández destacó las medidas del Gobierno para afrontar la pandemia y admitió que «seguramente habremos hecho muchas cosas mal», entre las que citó la intervención a la empresa agroindustrial Vicentin, luego desistida.

El Presidente dijo que el dinero que recibió el Gobierno de Cambiemos del FMI «solo tuvo el propósito de permitir la salida de capitales especulativos que estaban en la Argentina».

Añadió que «el ajuste nuestro no recae sobre la gente» y que «la primera vez que hablé con el Fondo, cuando era candidato a presidente, yo les expliqué que ellos eran corresponsables de lo que se estaba viviendo en la Argentina».

«Les recomendé que los últimos 11.000 millones de dólares que iban a darle al Gobierno de Macri no se lo dieran porque se iban a fugar. Y eso ocurrió. El dinero que recibió el gobierno de Macri solo tuvo el propósito de permitir la salida de capitales especulativos que estaban en la Argentina».

También diferenció las actuales perspectivas de la Argentina y los cambios en diversas variables, como la baja de la inflación.

«Cuando Raúl Alfonsín terminó su gobierno, estoy hablando de 1989, la inflación fue del 5.400% en un año. Y yo solía decir que los argentinos éramos un país punk: no hay futuro. Por lo tanto, ‘vivamos el presente’. Y yo decía que los argentinos pensábamos como el movimiento punk», enfatizó.

«Hemos logrado muchas cosas. La más importante en términos económicos es un acuerdo con los acreedores privados que nos permite que la Argentina, al cabo de 10 años, deba 38.000 millones de dólares menos. Y además nos libera para que podamos invertir en desarrollo y no en pago de intereses de la deuda», destacó.

«Hemos logrado muchas cosas. La más importante en términos económicos es un acuerdo con los acreedores privados que nos permite que la Argentina, al cabo de 10 años, deba 38.000 millones de dólares menos».
En ese contexto, Fernández dijo que «el esfuerzo que nosotros tenemos que hacer es recomponer cuanto antes nuestro mercado interno» y que «partir de allí ver las oportunidades que hay: la Argentina tiene muchísimas oportunidades de inversión».

«Los argentinos perdimos la confianza en la moneda argentina porque los procesos de inflación generaron devaluaciones y se llevaron los ahorros de la gente. Y entonces confían más en una moneda dura que en el peso argentino», subrayó.

También destacó la importancia de la sanción en la Cámara de Diputados del proyecto de Aporte Solidario de las Grandes Fortunas y reiteró que «es un aporte por única vez y no un impuesto».

Señaló que los empresarios «tendrían que estar orgullosos de ayudar a una sociedad que los necesita en medio de una emergencia y la sociedad agradecida».

Además, remarcó que había conversado con el jefe de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner, sobre los proyectos como el de aborto y el del Plan de los 1.000 días y otros referidos al tema ambiental: «Hay una militancia que presiona por un ambiente más sano y «es una buena oportunidad para que eduquemos a los jóvenes», aseveró.

«También fue un acierto la forma temprana en que asumimos el problema de la pandemia, que nos deparaba dos conflictos a resolver. La pandemia en sí y un serio problema con el sistema de salud pública en la Argentina, que había quedado absolutamente deteriorado», destacó.

«Hasta el Ministerio de Salud había desaparecido. Tuvimos que utilizar esos primeros meses de cuarentena un poco más estricta para poner en orden el sistema sanitario argentino», aseveró.

«Hasta el Ministerio de Salud había desaparecido. Tuvimos que utilizar esos primeros meses de cuarentena un poco más estricta para poner en orden el sistema sanitario argentino»
Reconoció que uno de los problemas fue que «hubo un relajamiento muy grande en el interior del país, que pensó que el problema quedaba circunscrito a la capital y al Gran Buenos Aires; que difícilmente iba a irradiar al interior».

Asimismo, admitió que «seguramente habremos hecho muchas cosas mal. Fue un error haber apresurado una decisión sobre una empresa cerealera que estaba en quiebra, que era Vicentin. Nos equivocamos porque en cuanto hicimos un diagnóstico más profundo nos dimos cuenta que la estatización solo favorecía a los accionistas de la empresa y no al proyecto. Y ahí tuvimos que dar marcha atrás».

Fuente: Telam

En una reunión virtual con el equipo técnico de Arraigo PJ, el presidente Alberto Fernández afirmó este martes que no le quiere “sacar el campo a nadie”, sino hacer que “las tierras improductivas del Estado vayan a manos que produzcan”.

“Es un debate eternamente postergado, porque uno habla de estas cosas y siempre aparece el idiota que dice ‘está hablando de reforma agraria’. Yo no le quiero sacar el campo a nadie, quiero que las tierras improductivas del Estado vayan a manos que produzcan”, resaltó el mandatario.

A fines de octubre, y en medio del conflicto por la toma de terrenos en Guernica y Entre Ríos el jefe de Estado había rechazado las usurpaciones aunque, al mismo tiempo, respaldado al dirigente social Juan Grabois. “Detrás de su planteo hay algo serio, algo razonable, algo a discutir”, afirmó en aquel momento el Presidente.

Fernández señaló que quiere “cambiar la estructura económica de la Argentina”, porque “el interior no les da la oportunidad de quedarse en su pueblo a los que viven allí”. El jefe de Estado agregó que es necesario “cambiar las lógicas que imperan” y “descentralizar los grandes centros urbanos”, para que el interior del país tenga “la infraestructura necesaria”.

“Nadie puede vivir sin un teléfono para comunicarse con otro o sin Internet”, ejemplificó el Presidente, además de destacar la necesidad de que lleguen al interior los servicios básicos de agua, luz y gas.

Fernández aseguró que “parte de la normalidad” a la que quiere llegar es a «la revisión de este modelo de país que se dice federal, pero no lo es. Esto lo vengo planteando desde el primer día de mi campaña, y se enojaban conmigo y dicen que maltrato a los porteños. Yo soy porteño, amo Buenos Aires, pero no puedo dejar de ver lo que ocurre en el interior del país”.

El presidente Alberto Fernández viajará a Bolivia para participar el domingo por la mañana del acto de asunción del mandatario electo Luis Arce, en La Paz.

Según se informó oficialmente, el jefe de Estado viajará a La Paz, la capital boliviana, para asistir al acto de toma de mando de Arce, quien asumirá para cumplir el período 2020-2025, tras los 11 meses de Gobierno de facto a cargo de Jeanine Áñez.

El pasado 18 de octubre, Arce, candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), obtuvo el 55,1% de los votos, casi el doble que el segundo, Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana), que logró el 28,8%, de acuerdo al recuento oficial de las elecciones presidenciales.

Fernández cuestionó el martes a través de la red social Twitter las protestas y denuncias por presuntas irregularidades en los comicios bolivianos, dijo que le «preocupa» la existencia de «sectores que apunten a la violencia» y subrayó que «la democracia es el único camino para los pueblos de la región».

El Presidente se refirió a la crisis económica y a las disparadas de los dólares alternativos. El blue llegó a los $195 con una brecha del 150% con el oficial.

El mandatario argentino hizo estas declaraciones luego de una semana de escalada del dólar, en la que el blue cerró el viernes a $195. De esta manera la diferencia entre la cotización oficial de la divisa y la paralela trepó hasta el 150%.

“Estamos pasando momentos difíciles, como los que cada tanto pasa la Argentina, producto de los que especulan”, afirmó el presidente Alberto Fernández. Vinculó esta situación con “los que apuestan a que la economía argentina tome un rumbo donde unos pocos ganan y millones pierden”.

Pese a la delicada situación económica el mandatario dio un mensaje optimista. Dijo que “en no mucho tiempo se va a sentir que muchas empresas empiezan a recuperar su frecuencia de trabajo y las ventas”. Sostuvo que “el consumo va mejorando y Argentina va poco a poco y prontamente a recuperar el nivel de actividad que todos deseamos y que la pandemia ha impedido lograr”.

Afirmó que tiene la impresión “que la Argentina está en un punto donde podemos ver un horizonte de salida”. Al igual que el ministro de Salud Ginés González García señaló que “la vacuna está cercana” y que con el antídoto se podrá evitar “lo que está viviendo Europa: la segunda ola del coronavirus”.

El Presidente destacó la asistencia del Estado a los sectores más vulnerables durante la cuarentena y también la implementación de medidas como la Asignación para el Trabajo y la Producción (ATP) para “garantizar que el trabajo formal no cayera”. Sostuvo que el ATP “ha dado resultados extraordinarios” y que de esa manera auxiliaron a “más de 300.000 empresas, pagando parte del sueldo de sus trabajadores”, al hablar en un encuentro virtual organizado por el banco Credicoop.

Explicó que la pérdida de puestos de empleos registrados en el país es “similar a la de toda Europa” y que eso “da cuenta de cuanto trabajamos junto a la pequeña y mediana empresa, para sostenerlo”, expresó el Presidente. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) entre abril y junio se perdieron más de 3,7 millones de puestos de trabajo en la Argentina por la pandemia. El organismo anunció la caída alcanzó el 18% en el segundo trimestre del año.

Defensa de la cuarentena

Volvió a respaldar su decisión de implementar el aislamiento obligatorio para contener los casos de coronavirus, pese a que la Argentina superó la semana pasada el millón de contagios. Dijo que cuando insistía en que “el problema no había pasado y debíamos cuidarnos y preservarnos” muchos días que era “una locura” de él y que estaba “enamorado de la cuarentena”. “Yo de lo único que estoy enamorado es de la vida”, afirmó.

Planteó que la historia le dio la razón. “Miren los rebrotes en Italia, Francia y España y dense cuenta de que aquello de lo que hablaba no era un acto de prepotencia, sino de lo que vislumbrábamos”, sostuvo, poco después de extender la cuarentena hasta el 8 de noviembre.