Tag

París

Browsing

El presidente Alberto Fernández mantuvo hoy un encuentro con empresarios franceses en la sede de la embajada argentina en París, dando inicio de esta manera a su actividad oficial en Francia, tercera escala de la gira que realiza por Europa.

Según informaron fuentes oficiales, los empresarios que asistieron al encuentro -que se prolongó durante una hora- fueron Arnaud Breuillac (Total), Laurent Dassault (Dassault), Eric Scotto (Akuo Energy), Christel Bories (Eramet), David Corchia (Total Eren), Raphael Latz (Louis Dreyfus Company), Jean-Louis Girodolle (Lazard) y Facundo Etchebehere (Danone).

Durante la reunión, el Presidente les contó a los hombres de negocios los motivos de su gira por Europa y «lo que ya habló con (el primer de Portugal, António) Costa y con (el presidente del gobierno de España, Pedro) Sánchez», según dijo a Télam una fuente que estuvo en la reunión.

Fernández ya se había reunido con estos mismos ocho empresarios en su anterior estadía en Francia, antes de la pandemia, en un encuentro que contó con la participación de 30 líderes del sector.

Se trata de empresarios que ya tienen inversiones en la Argentina, y durante el encuentro «hablaron de las situaciones de cada negocio», añadió el informante.

«A algunos le esta yendo muy bien, como Dassault, que tiene vinos, energía y negocios diversificados; y otros están con particularidades, como Danone, que es una alimenticia», ejemplificó la fuente sobre el contenido de las alocuciones de los empresarios.

El mes pasado estos ocho empresarios se reunieron en Francia con el ministro de Economía, Martín Guzmán, en una gira que había hecho por Europa.

Del encuentro también participaron Guzmán; el canciller Felipe Solá; y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

Luego, el mandatario argentino será recibido en el Palacio del Elíseo por el presidente Emmanuel Macron, con quien emitirá una declaración conjunta a la prensa y, luego, participará junto a la comitiva oficial de un almuerzo de trabajo.

Después de estos encuentros, Fernández partirá hacia Roma, donde tiene previsto llegar a las 15 (hora argentina), junto a la primera dama Fabiola Yáñez y el resto de la comitiva oficial que lo acompaña para iniciar la cuarta y última escala de su gira europea.

El martes, el Presidente aseguró que se está «avanzando» hacia un acuerdo por la deuda con el Club de París, dentro de una negociación que está a cargo del ministro de Economía, quien «ha trabajado mucho» en ese sentido.

«Martín (Guzmán) ha trabajado mucho en eso y creo que estamos avanzando, después seguramente hablaremos de ese tema», dijo Fernández en declaraciones a la prensa argentina al ingresar al hotel en el que se aloja en París.

La Argentina apunta posponer los vencimientos con el Club de París y dejar temporalmente la discusión de una eventual reprogramación de las condiciones de la deuda, de US$ 2.400 millones.

Fernandez además encabezará un encuentro con empresarios de ese país, en el marco de la gira europea que inició el domingo en Lisboa.

El presidente Alberto Fernández arribó a a París, donde mañana compartirá un almuerzo de trabajo con su par de la República Francesa, Emmanuel Macron.

A las 9:30 (4:30 de la Argentina), Fernández mantendrá una reunión con empresarios en la sede de la Embajada argentina, mientras que a las 12 Macron ofrecerá en el Palacio del Eliseo un almuerzo en honor del Presidente, con quien previamente brindará una declaración a la prensa.

En el Aeropuerto Internacional Charles de Gaulle el mandatario fue recibido por el embajador Leonardo Constantino.

El presidente Alberto Fernández arribó esta tarde a París, procedente de Madrid, para encarar la tercera etapa de su gira por Europa.

El vuelo AR 1090 de Aerolíneas Argentinas aterrizó a las 18.04 hora local (13.04 de la Argentina) al aeropuerto de París-Charles de Gaulle, proveniente del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas de Madrid.

Acompañan al Presidente la primera dama Fabiola Yañez; el canciller Felipe Solá; el ministro de Economía, Martín Guzmán; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; el secretario de Culto, Guillermo Oliveri; y el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.

Este miércoles, Fernández encabezará un encuentro con unos 30 empresarios, en la embajada argentina en París, y luego será recibido en el Palacio del Elíseo por el presidente Emmanuel Macron.

Tras ese encuentro, la delegación argentina partirá a Roma, última escala de la gira.

La Argentina apuntará a negociar en mayo la estrategia de posponer los vencimientos con el Club de París, y dejar temporalmente la discusión de una eventual reprogramación de las condiciones de la deuda de US$ 2.400 millones, en tanto avanza con un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar el endeudamiento de US$ 44.000 millones contraído por el gobierno de Mauricio Macri.

La gira reciente del ministro de Economía, Martín Guzmán, por Europa, ayudó a preparar el terreno de las negociaciones, que buscará reforzar el mismo presidente Alberto Fernández en persona, en una gira que arrancará el 10 de mayo.

Fernández viajará con el objetivo puesto en conseguir apoyos en medio de la negociación con el Fondo a Francia, Italia, España y Portugal, para reunirse con sus pares Emanuel Macron y Mario Draghi, entre los encuentros confirmados.

Estos países son accionistas con peso en el directorio del FMI pero a la vez tienen elevada influencia en el grupo de 22 acreedores del Club de París, al que la Argentina le debe el pago por US$ 2.400 millones, que vencen en mayo.

Fernández viajará con el objetivo puesto en conseguir apoyos en medio de la negociación con el Fondo a Francia, Italia, España y Portugal, para reunirse con sus pares Emanuel Macron y Mario Draghi, entre los encuentros confirmados
Fernández viajará con el objetivo puesto en conseguir apoyos en medio de la negociación con el Fondo a Francia, Italia, España y Portugal.
Fernández viajará con el objetivo puesto en conseguir apoyos en medio de la negociación con el Fondo a Francia, Italia, España y Portugal.

En rigor, el vencimiento comienza a regir el 5 de mayo y, de no pagar la Argentina hasta el 30 de mayo, empieza a correr un período de 60 días antes de declarar al país formalmente en default.

El año pasado Guzmán hizo uso de la letra chica del contrato vigente y envió una carta a los miembros del Club de París «expresando la decisión de la República de posponer hasta el 5 de mayo de 2021 el vencimiento del próximo 5 de mayo de 2020, de acuerdo con los términos que la República alcanzó con los miembros del Club de París el 29 de mayo de 2014», según la explicación oficial enviada a la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC), en una documentación previa al lanzamiento del canje de deuda.

Era marzo, en el principio de la pandemia de coronavirus para el país, y la Argentina aún no había renegociado con los acreedores privados, ni comenzado conversaciones formales con el FMI.

Este sábado, un año después, la Argentina acumula en su haber una pérdida de más de 10% de su PBI por la crisis, y aún luego de haber renegociado la deuda externa con los privados. En tanto, con el FMI avanzaron las discusiones técnicas, en el marco de «relaciones constructivas».

La Argentina acumula en su haber una pérdida de más de 10% de su PBI por la crisis, y aún luego de haber renegociado la deuda externa con los privados
En el 2020, Guzmán había alcanzado también «una propuesta para modificar los términos existentes de dicho acuerdo alcanzado en 2014, buscando mayormente una extensión de los vencimientos y una significativa reducción de la tasa de interés».

Este último pedido no fue concedido, y se supeditó a un acuerdo con el FMI.

Las negociaciones con el FMI comenzaron en agosto del 2020 de manera «constructiva», pero la estrategia oficial aquí es no apurar los pasos y no suscribir compromisos en medio de un año electoral y cuando la pandemia, lejos de terminar, sigue acechando la economía.

El director del departamento Occidental del FMI, Alejandro Werner, consideró recientemente que el Fondo está en condiciones de avanzar «muy rápidamente» hacia un nuevo programa, y dijo que «la decisión de cuándo está mucho más del lado de las autoridades argentinas que de nuestro lado, y ellos decidirán de manera clara el entorno en el cual se toman estas decisiones, cuál es el mejor momento» para un acuerdo con el FMI.

En tanto, en relación con la deuda con el Club de Paris, Guzmán expresó que «la Argentina está hoy en una situación en la cual debemos tener negociaciones que nos permitan postergar esos vencimientos o refinanciarlos, y así poder dar curso a la continuidad de la recuperación económica».

«Es usual que -continuó Guzmán durante una entrevista concedida en París- para una reprogramación, el Club de París solicite que haya un programa con el FMI. Ahora acá, en efecto, hay una cuestión de tiempos», dijo al referirse a que las negociaciones por el acuerdo con el Fondo pueden llevar más tiempo que el plazo de gracia que concede el Club de París.

«Para alcanzar el programa con el FMI hace falta construir múltiples niveles de consenso. Eso se está haciendo. Pero puede llevar tiempo. Se puede ir más o menos rápido. Pero lo más importante no es que se haga rápido, sino que se haga bien», se explayó Guzmán.

Lo que planteó el ministro de Economía argentino en Europa fue que «si se tardase más en llegar a un acuerdo y este ocurriese más adelante, lo importante es contar con más tiempo con el Club de París para poder resolver este problema», admitió Guzmán, como objetivo de mínima en las negociaciones.

Guzmán consiguió en Europa una reunión técnica con el Club de París y lo que sigue es que «ahora es el Club de París quien tiene que analizar lo que Argentina está solicitando
Guzmán también propuso que se podrían «definir acciones que eviten que haya un golpe negativo en la economía argentina en cada una de estas ramas -(por los frentes el Club de Paris y el FMI)-. Y eso es lo que estamos tratando de hacer».

Se trata de «una solución creativa», tal como expresaron desde la comitiva argentina a los periodistas.

De esta forma, Guzmán consiguió en Europa una reunión técnica con el Club de París y lo que sigue es que «ahora es el Club de París quien tiene que analizar lo que Argentina está solicitando y definir ciertas condiciones para la continuidad de las negociaciones, a fin de que podamos seguir trabajando de una forma que busque como resultado que evitemos un shock negativo para la economía argentina».

Las reuniones del Club se suelen armar todos los meses a principios de mes, y es muy probable que la Argentina esté considerada en el temario del cónclave de mayo.

La Argentina adelantó que prefiere «una buena respuesta a su planteo, que una respuesta rápida», según las palabras de Guzmán.

En este contexto, Fernández tendrá el objetivo de estrechar los lazos políticos y conseguir apoyos para un acuerdo con el FMI que, como se vio desde el planteo argentino, debería ir acompañado de un apoyo para resolver el problema de la deuda con el Club de París

El presidente, Alberto Fernández, dijo que la Argentina «ha puesto la acción climática y ambiental en el centro de sus convicciones», durante el encuentro virtual que reúne a 40 mandatarios en el marco del Día Internacional de la Madre Tierra.

«Es ahora o nunca. Instruí a mi Gabinete para que elabore el plan nacional de adaptación y mitigación», dijo el mandatario al exponer esta mañana en forma virtual en la Cumbre de Líderes sobre el Clima, en la que anunció que enviará en breve al Congreso un proyecto de ley para la protección ambiental de bosques nativos.

«Convoco a que coordinemos medidas regionales y solidarias. Nos miran las nuevas generaciones. El tiempo de la duda se terminó; nadie se salva solo. Transitemos unidos un tiempo distinto con justicia social, financiera y ambiental», postuló el jefe de Estado argentino.

El encuentro virtual reúne a 40 mandatarios, en el marco del Día Internacional de la Madre Tierra.El listado de expositores fue armado en base a las principales economías de los 17 países más responsables de emisiones y los mandatarios considerados más comprometidos, y de los 40 jefes de Estado convocados hay dos de las Islas del Caribe -Antigua y Barbuda y Jamaica- y cinco latinoamericanos: los de Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México.

El resto de los países invitados son Alemania, Arabia Saudita, Australia, Bangladesh, Bhutan, Canadá, China, Congo, Corea del Sur, Dinamarca, Emiratos Árabes Unidos, España, Francia, Gabón, India, Indonesia, Israel, Italia, Japón, Kenia, Islas Marshall, Nigeria, Noruega, Nueva Zelanda, Polonia, Reino Unido, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Turquía, Vietnam.

Además participa un miembro de la Comisión Europea y otro del Consejo Europeo.

El 12 de este mes, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, participó por videoconferencia de un encuentro preparatorio para la Cumbre, organizado por el Centro Wilson de Estados Unidos, donde llamó a «construir una nueva arquitectura financiera que financie las políticas de reactivación pospandemia en el marco de la acción climática», indicó esa cartera.

Tomaron parte también sus pares de Chile, Carolina Schmidt, y de Colombia, Carlos Eduardo Correa, con la moderación de Cynthia Arnson, directora del Programa Latinoamérica de la Fundación Wilson.

Fernández había sido invitado a esta Cumbre por el gobierno de Estados Unidos el 26 de febrero último, a través de una conversación telefónica mantenida con el Enviado Especial para el Clima de la administración de ese país, John Kerry; y ratificada el 26 de marzo con una carta enviada por el propio presidente Biden al mandatario argentino.

En el gobierno nacional consideran positiva la gira que el ministro de Economía, Martín Guzmán, comenzó el domingo pasado en Berlín y que luego continuó por Roma, Madrid y París, con el objetivo de conseguir el respaldo de los países del Viejo Continente en las negociaciones que la Argentina encarará con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por un nuevo programa de financiamiento y en la deuda con el Club de París.

Antes de partir con destino a Moscú, en el último tramo de la gira que inicialmente concluía en París, Guzmán se reunió con su par francés Bruno Le Marie y con el presidente del Club de París, Emmanuel Moulin.

«Seguimos edificando consensos sobre las relaciones de la Argentina con el FMI y el Club de París, uniendo esfuerzos por un multilateralismo más sano para el mundo», resumió el ministro argentino luego de ambos encuentros,

Sobre la reunión con Moulin, Guzmán dijo que «se acordó trabajar de forma constructiva para que el país pueda tener una capacidad sostenible de cumplir con sus compromisos».

«Seguimos edificando consensos sobre las relaciones de la Argentina con el FMI y el Club de París, uniendo esfuerzos por un multilateralismo más sano para el mundo»
MARTÍN GUZMÁN

El funcionario argentino mantuvo, durante su gira por Europa, encuentros con los ministros de Economía y Finanzas de Alemania, Italia, España y Francia, y obtuvo apoyo para avanzar en la renegociación del programa argentino con el FMI y la deuda con el Club de París, aunque no trascendieron detalles de las negociaciones políticas.

«La gira por Europa consistió en buscar apoyos. En ese sentido las reuniones que se obtuvieron fueron muy buenas; y esto se ratificó en el excelente encuentro que tuvo Guzmán con su par francés», expresaron fuentes del entorno del ministro a Télam.

La sorpresa en la gira de Guzmán fue que la misma se extendió hasta Rusia, donde el ministro «dialogará con las autoridades rusas sobre las negociaciones con el FMI y sobre la necesidad de avanzar en reglas para que haya un aumento en la liquidez global del cual se beneficien los países de ingresos medios», indicaron desde la cartera económica.

«La confirmación de las reuniones con los funcionarios rusos llegó durante la gira y es una buena noticia», consideraron desde el entorno de Guzmán.

Las reuniones con las autoridades rusas se pautaron para el lunes y a la mismas se sumará la asesora presidencial Cecilia Nicolini, con quien avanzarán en la profundización de la relación de cooperación estratégica con Rusia.

Además, Guzmán mantendrá un encuentro con su par de Finanzas ruso, Anton Siluanov, y con representantes de la Cancillería.

En este raid de reuniones, Guzmán buscará también avanzar en el impulso a inversiones para la producción de la vacuna Sputnik V en la Argentina.

Las negociaciones con el Fondo

En el aspecto técnico de las negociaciones con el FMI, las negociaciones alcanzaron «un nivel de entendimiento» para avanzar en un acuerdo.

Así lo confirmó el jueves último el director del Departamento Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, quien expresó que la relación se da «de manera muy constructiva y se están llevando a cabo negociaciones concretas y ponen al Gobierno en una posición de cerrar un acuerdo en cuanto el Gobierno lo crea conveniente».

«En términos técnicos hemos avanzado», señaló el directivo del FMI durante un contacto con la prensa al ser consultado sobre el estado de las negociaciones.

«En términos técnicos hemos avanzado»
ALEJANDRO WERNER

Sobre el momento en que sería posible un acuerdo, respondió: «El cuándo (de un acuerdo) está más del lado de las autoridades argentinas que de nuestro lado, y ellos decidirán de manera clara el entorno de cual es el mejor momento».

La Argentina y el FMI negocian la reprogramación de 45.000 millones de dólares de deuda, en el marco de un año electoral y de pandemia de coronavirus.

Guzmán resaltó durante la gira que «la construcción de consensos entre los accionistas del FMI sobre el valor de los fundamentos del programa que estamos diseñando desde Argentina es necesaria para lograr un acuerdo», dijo.

El presidente Alberto Fernández resumió la semana pasada el pedido argentino al Fondo Monetario de «revisar» las tasas y los «tiempos» de los créditos, en medio de la crisis por el coronavirus.

«Aspiro a que se revise todo, que se revisen las tasas y los tiempos para pagar la deuda», sostuvo el Presidente desde la residencia de Olivos, donde participó virtualmente del encuentro del Consejo Económico y Social mientras se recuperaba de la Covid-19.

Alberto Fernández resumió la semana pasada el pedido argentino al Fondo Monetario de «revisar» las tasas y los «tiempos» de los créditos.

Al respecto, el Comité del FMI avanzó en estas discusiones, donde se definió una hoja de ruta con medidas «históricas» que beneficiarán a todos los países, en esta crisis sin precedentes.

El mayor consenso fue el de avanzar con una emisión excepcional de la moneda del FMI (DEG) para incrementar las reservas mundiales por US$ 650.000 millones, y en una reasignación de esos DEG adicionales para países más vulnerables.

La titular del FMI, Kristalina Georgieva, sostuvo que esta iniciativa «proporcionará un impulso de liquidez sustancial a todos nuestros miembros, especialmente a los más vulnerables».

Para la Argentina significarán más de US$ 4.354 millones adicionales en reservas.

El ministro argentino de Economía, Martín Guzmán, agradeció este miércoles a su homólogo francés, Bruno Le Maire, la comprensión y el apoyo recibido en su reunión sobre la renegociación de la deuda de su país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Club de París.

«Siempre es muy valioso el diálogo con mi par de Francia, con quien seguimos edificando consensos sobre las relaciones de Argentina con el FMI y el Club de París, y uniendo esfuerzos por un multilateralismo más sano para el mundo. Gracias @BrunoLeMaire por tu compresión y el apoyo», escrbió en Twitter.

Le Maire retuiteó a su vez el mensaje de su homólogo, pero ni él ni su gabinete ofrecieron ningún detalle sobre el resultado de su encuentro de este viernes.

El objetivo central del viaje de Guzmán, según un comunicado ministerial argentino previo a su desplazamiento, era «conseguir los apoyos necesarios de los accionistas del FMI para concretar un programa que le sirva a Argentina» y «estabilizar su economía».

Su gira comenzó el lunes en Berlín y finalizó este viernes en París, con paso previo por Roma y Madrid.

Francia, Alemania, Italia y España son cuatro de los 22 miembros permanentes del Club de París, y Francia y Alemania cuentan además con una silla propia en el directorio ejecutivo del FMI.

Argentina negocia desde el año pasado un nuevo programa con el Fondo para refinanciar deudas con el organismo por unos 44.000 millones de dólares.

Por otra parte, el país suramericano busca refinanciar su deuda pendiente con el Club de París, por unos 2.400 millones de dólares, y que, de no mediar un acuerdo, debe saldar antes de finalizar mayo o, de lo contrario, el foro de países acreedores podría declarar a Argentina en cese de pagos pasados 60 días desde el plazo límite.

Fuente: Swissinfo.ch

El primer ministro francés, Jean Castex, anunció hoy un nuevo confinamiento de un mes en París y otras regiones, a partir de este viernes, para combatir un rebrote de Covid-19 que tiene a los hospitales cerca del colapso.

Los negocios no esenciales volverán a cerrar sus puertas y los desplazamientos serán restringidos en las regiones afectadas, pero las escuelas permanecerán abiertas y se permitirá el ejercicio al aire libre en un radio de 10 kilómetros alrededor del domicilio.

Barcelona, flamante finalista de la Copa del Rey, buscará este sábado una victoria ante Osasuna que lo acerque a dos puntos del líder de LaLiga, Atlético de Madrid, en el partido previo a la revancha con París Saint Germain (PSG) por los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa.

El encuentro en el estadio El Sadar de Pamplona se jugará desde las 17 con transmisión de ESPN en el cierre de un sábado que también prevé los partidos entre Valladolid-Getafe (10:00, ESPN); Elche-Sevilla (12:15, ESPN) y Cádiz-Eibar (14:30, DirecTV).

Barcelona, que contará con Lionel Messi como capitán, comparte con Real Madrid la segunda línea del torneo español, a cinco de Atlético (58), que este domingo será local en el derbi madrileño.

El conjunto dirigido por el neerlandés Ronald Koeman acumula 15 fechas sin perder en LaLiga y este jueves avanzó a la final de la Copa del Rey después de golear a Sevilla (3-0) de local y revertir el 0-2 de la ida en Andalucía.

«Estoy muy orgulloso del ambiente que hay en el vestuario. El equipo cree en sí mismo. Lo importante es que los jugadores estén unidos. Me gustó mucho ver a todos, también los suplentes, celebrando los goles y la clasificación para la final de la Copa», dijo Koeman en conferencia de prensa.

Con ese buen lance, el equipo catalán irá en busca de un desafío mayúsculo: el milagro de la clasificación a los cuartos de final de la Champions League cuando visite el miércoles a París Saint Germain, que le sacó una gran ventaja en el partido de ida en el Camp Nou (4-1).

La policía de Francia desalojó este domingo las orillas del río Sena en el centro de París, que estaban atestadas de personas paseando, tomando sol o haciendo picnics y que no respetaban el distanciamiento social y otras medidas sanitarias contra el coronavirus, informó la prensa internacional.

Los uniformados exhortaron a las personas a retirarse de allí a través de un repetido mensaje de audio transmitido desde una embarcación que recorría esa zona del río, según la agencia de noticias ANSA.

El incidente ocurrió en medio del reciente aumento de los casos y de la presencia creciente de nuevas variedades del coronavirus en la zona céntrica de París y en la Ile-de-France, tras varias meses de estabilidad en las estadísticas de contagios.

Alemania controla las fronteras

Por otra parte, Alemania catalogó este domingo al departamento nororiental Mosela como zona de alto riesgo de Covid-19 y, aunque dijo que no cerrará la frontera, advirtió que impondrá controles más estrictos en la zona limítrofe.

El departamento francés Mosela tiene “riesgo especialmente elevado de infección a causa de la aparición generalizada de variantes del virus SARS-CoV-2”, reportó el Instituto Robert Koch para el control de enfermedades en Alemania.

Por ese motivo, a partir del martes próximo Alemania requerirá a quienes crucen la frontera procedentes de Mosela un test negativo de coronavirus realizado 48 horas antes como máximo, según la agencia AFP.

En cambio, no impondrá controles de aduana sistemáticos, como sí hizo en la primavera boreal de 2020 en la misma zona, y, según un vocero del Ministerio del Interior francés, “no se cerrará la frontera”.

En los últimos días, Alemania reforzó el rigor de sus controles fronterizos con la República Checa y con la región austríaca de Tirol por motivos similares.

Desde el comienzo de la pandemia, Francia acumulaba más de 3,7 millones de casos confirmados de coronavirus y 86.333 muertes por la enfermedad, según el último balance del Ministerio de Salud, publicado ayer.