Tag

Putin

Browsing

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha afirmado que tiene buenos indicadores de nivel de anticuerpos contra el coronavirus después de su vacunación.

«Justamente el 9 de mayo me hicieron las pruebas [de anticuerpos] y el resultado es positivo», ha detallado el mandatario ante los periodistas.

El líder ruso ha señalado que «ahora los expertos están hablando de coeficiente de positividad» y que, en su caso, este indicador ha alcanzado 15. «Los médicos dijeron que este es un buen resultado», ha agregado.

El 23 de marzo, el mandatario recibió la primera dosis de una vacuna rusa de dos fases contra el coronavirus y el 14 de abril anunció que le habían administrado la segunda inyección. Después de vacunarse, Putin afirmó que, según los expertos, tiene una buena respuesta inmunológica. Al mismo tiempo, no reveló el nombre de la vacuna que le inyectaron: según el presidente, solo su médico lo sabe.

La vacunación en Rusia

Hablando de los ritmos de la vacunación en Rusia, Putin ha informado que cerca de 21,5 millones de ciudadanos de la nación euroasiática ya han recibido el fármaco contra el covid-19.

«Los resultados son muy buenos en todo el país», ha subrayado.

En ese sentido, el jefe de Estado ha llamado a la población rusa a inmunizarse contra el coronavirus lo antes posible. «Al igual que en mis discursos anteriores, me gustaría instar a las personas a que se vacunen sin perder tiempo», ha declarado.

Los fallidos artilugios con fines electorales de un devaluado funcionario, al que un criminólogo define como psicópata y peligroso para la sociedad pueden llevarlo a hacer y decir cualquier cosa en el afán de generar “golpes de efecto” en una sociedad en la que la mayoría ya no le cree.

Massoni utiliza para ello a algunos medios del Valle que se han obsesionado en hacerle campaña, a cambio de jugosas sumas de dinero que el polémico ministro sacaría de las arcas del Estado.

En los próximos días su “campaña” se intensificaría, sobre todo, en lugares en donde su figura ya experimenta rechazo, en Comodoro, Madryn y en algunos sectores de Trelew y Rawson.

Piensa, por lo que cuentan desde su entorno, que con la publicidad que le hace la prensa afín puede engañar fácilmente a la ciudadanía haciéndole creer que es “el paladín de la justicia”, cuando en los casi dos años que lleva al frente del Ministerio de Seguridad no ha hecho nada, ni siquiera comprarle patrulleros a la policía para que haga su trabajo.

Lo de la frase que le plagió al presidente de Rusia Vladimir Putin hizo mucho ruido en las redes sociales y el caso no tiene desperdicio. La dijo criticando a la Justicia, con la que está enojado porque a sus protegidos (“El Tero” Gómez y compañía) los jueces les vienen fallando en contra en algunos procesos judiciales que creían ganados y nadie descarta que a él también la vaya mal este mes, en el juicio de querella que le hizo al dueño y director de este portal de noticias con argumentos infundados y mentiras.

Massoni, esta semana; tergiversó una frase que Putin dijo no hace mucho tiempo y nadie de los que supuestamente lo asesora le advirtió que los que leen, escuchan o ven los medios que le hacen prensa podrían darse cuenta.

Ante la admiración de los ignorantes que nunca faltan y que lo consideran un ídolo el polémico ministro (pro-megamineria de Arcioni) le tiró un título a sus comunicadores diciendo públicamente: “Mi obligación es cuidar al ciudadano, al delincuente que lo cuide Dios”. Y justo, a Putin se le ocurrió decir también en una entrevista ante medios internacionales de la semana pasada, refiriéndose a la lucha contra los yihadistas: “Perdonar a los terroristas es cosa de Dios, enviarlos con Él es cosa mía”.

Esto demuestra una vez más que Massoni está obsesionado con la figura del presidente ruso al que le copia hasta la manera de caminar y por otro lado que es un trucho que vive subestimando e insultando la inteligencia de la gente.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, instó a su par de Rusia, Vladimir Putin, a calmar las tensiones con Ucrania, en una conversación telefónica que se produjo luego de que comenzara el repliegue de una parte de las tropas rusas en su frontera con este país, en conflicto desde 2014, cuando Moscú decidió unilateralmente anexar la estratégica península de Crimea.

Macron urgió a Putin a «comprometerse de buena fe» para lograr una reducción de las tensiones con Ucrania, a través de la «retirada efectiva de las tropas y el material pesado» rusos, un apoyo «claro» al alto el fuego y «un relanzamiento creíble del diálogo», informó la agencia de noticias rusa Sputnik.

«Por iniciativa de Francia, el presidente ruso, Vladimir Putin, y el líder francés, Emmanuel Macron, mantuvieron una conversación telefónica, prestaron atención especial al conflicto interno en Ucrania», comunicó el servicio de prensa del Kremlin en un comunicado.

Putin llamó la atención de Macron a las «acciones provocativas de Kiev que agudizaba deliberadamente la situación en la línea de contacto, hace caso omiso a las disposiciones de los Acuerdos de Minsk».

En este contexto, indica la nota, «se subrayó la necesidad de que las autoridades ucranianas cumplan estrictamente con los acuerdos alcanzados, sobre todo para establecer un diálogo directo con Donetsk y Lugansk y legalizar el estatus especial de Donbás».

El servicio de prensa del Kremlin destacó que Putin y Macron reafirmaron su disposición de continuar la cooperación en el formato de Normandía (Alemania, Francia, Rusia, Ucrania), que es una de las principales plataformas para consultas sobre el conflicto en Donbás.

Rusia comenzó la pasada semana el repliegue de una parte de las tropas que había desplegado en su frontera ucraniana, aunque parte del armamento pesado seguirá en la zona, según Moscú, para utilizarlo en unos posteriores ejercicios militares.

El presidente ruso declaró que su país trabaja para bajar el nivel de la emisión de los gases de efecto invernadero.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, participó este 22 de abril en una cumbre virtual sobre cuestiones relacionadas con el clima, convocada por su homólogo estadounidense, Joe Biden, y propuso establecer una cooperación internacional para la supervisión de todas las emisiones nocivas.

«Invitamos a todos los países interesados sumarse a los estudios científicos conjuntos, invertir juntos en proyectos climáticos de importancia práctica y ocuparse más activamente del desarrollo de las tecnologías con bajas emisiones de carbono para suavizar las consecuencias y adaptación al cambio climático», declaró el mandatario.

Durante su discurso, Putin afirmó que Rusia también trabaja para bajar el nivel de emisión de los gases de efecto invernadero. Recodó que este miércoles se dirigió a la Asamblea Federal (Parlamento ruso) y ordenó reducir el volumen de las emisiones acumuladas en el país para el 2050. «A pesar del tamaño de Rusia, particularidades de geografía, clima y estructura de economía, esta tarea —seguro— se puede realizar», indicó.

En ese contexto, Putin destacó que, en comparación con el año 1990, Rusia redujo significativamente el nivel de emisiones de los gases de efecto invernadero. «Estas emisiones se redujeron dos veces», dijo, agregando que esto fue la consecuencia de «una reconstrucción cardinal de la industria y [del sector de la] energía» que se realiza durante los últimos 20 años.

El mandatario declaró que las fuentes de energía con emisiones bajas constituyen un 45% de la combinación energética de Rusia.

Сalentamiento global

Respecto al problema del calentamiento global, Putin reiteró que la situación que lo estimuló no surgió ayer. Hablando sobre las posibles soluciones del problema, el presidente indicó que el dióxido de carbono persiste en la atmósfera durante cientos de años, y por eso no es suficiente con discutir sobre nuevas emisiones. «Es importante ocuparse de las cuestiones de absorción del dióxido de carbono» ya acumulado, hizo hincapié, destacando que Rusia aporta una «contribución, sin exagerar, colosal» en la absorción de las emisiones globales.

«Hay que tener en cuenta, sin excepción, todos los factores que provocan el calentamiento global. Por ejemplo, al metano le corresponden el 20% de las emisiones antropogénicas. Y cada tonelada crea un efecto invernadero de 25 a 28 veces superior que una tonelada de CO2. Si, digamos, durante los siguientes 30 años logramos reducir a la mitad la emisión de metano, según los expertos,para el 2050 la temperatura global bajaría en 0,18 grados, que es hasta un 45% de diferencia entre la temperatura actual y el objetivo del Acuerdo de París», reiteró.

EE.UU. invitó a 40 líderes mundiales

A finales de marzo, la Casa Blanca señaló que la cumbre se celebrará durante dos días, el 22 y el 23 de abril, y sus participantes «subrayarán la urgencia —y los beneficios económicos— de una acción climática más fuerte».

Para Washington, el evento «será un hito clave en el camino hacia la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26)», que se celebrará del 1 al 12 de noviembre en Glasgow (Escocia, Reino Unido).

EE.UU. invitó a esta cumbre a 40 líderes mundiales, incluidos los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; Brasil, Jair Bolsonaro; México, Andrés Manuel López Obrador; China, Xi Jinping; y Francia, Emmanuel Macron; así como los primeros ministros de Canadá, Justin Trudeau; y Reino Unido, Boris Johnson; y la canciller de Alemania, Angela Merkel.

El mensaje optimista del presidente llega un día después de que el país registrara la cifra diaria de casos de coronavirus más baja desde septiembre, 8.164, pero también de que el alcalde de Moscú alertara sobre un deterioro de la situación sanitaria en la capital.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo este miércoles que espera que Rusia alcance la inmunidad colectiva contra el coronavirus en el último cuatrimestre de este año y destacó el «avance científico» de su país con la creación de tres vacunas contra la Covid-19.

«La vacuna tiene hoy una importancia capital para permitir que se desarrolle la inmunidad colectiva en el otoño» del hemisferio norte, entre septiembre y diciembre, declaró Putin durante su gran discurso anual sobre el estado de la Nación.

Ante ambas cámaras del Parlamento, el presidente ruso también afirmó que quería «mantener todas las fronteras bajo control para frenar la propagación» del virus, informó la agencia de noticias AFP.

El mensaje optimista de Putin llega un día después de que Rusia notificara la cifra diaria de casos de coronavirus más baja desde septiembre, 8.164, pero también de que el alcalde de Moscú alertara sobre un deterioro de la situación sanitaria en la capital.

El alcalde Serguei Sobianin dijo que Moscú viene reportando unos 2.000 casos diarios desde hace varias jornadas y que podrían ser necesarias más restricciones.

Según el último informe difundido este miércoles, Moscú volvió a ser la ciudad rusa con más casos y fallecidos durante las últimas 24 horas, 1.988 y 58, respectivamente.

A nivel nacional, el centro operativo nacional para la lucha contra la pandemia reportó 8.271 contagios y 399 muertes por coronavirus en el mismo lapso, lo que lleva los totales a más de 4,7 millones y 106.706, respectivamente.

Las cifras sobre la mortalidad divergen según las fuentes.

El organismo nacional de estadísticas Rosstat registró al menos 224.000 muertes relacionadas con el coronavirus a fines de febrero, lo que colocaría a Rusia entre los países más golpeados por la pandemia.

Según el instituto Gamaleya, que desarrolló la vacuna Sputnik V, 3,8 millones de personas recibieron las dos dosis del fármaco en el país de 146 millones de habitantes.

Además de la Sputnik V, Rusia desarrolló otras dos vacunas contra el coronavirus: la CoviVac, del Centro de investigación Shumakov de Moscú, y la EpiVacCorona, del centro científico de virología y biotecnología Vektor.

Además, los presidentes de Rusia y Bolivia discutieron este lunes las medidas prácticas para el desarrollo de las relaciones bilaterales, incluso en los ámbitos comercial y económico, energético y de transporte.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo boliviano, Luis Arce, abordaron este lunes en una llamada telefónica el suministro de la vacuna Sputnik V al país latinoamericano, comunicó el Kremlin.

Además, ambos mandatarios prestaron atención al desarrollo de las relaciones bilaterales, sobre todo en los campos comercial, económico, energético y de transporte. También acordaron mantener contactos a varios niveles.

Rusia propondrá a diez diplomáticos de Estados Unidos que abandonen su territorio en respuesta a las sanciones aprobadas ayer por Washington, anunció el canciller Serguei Lavrov, aunque el Kremlin consideró «positivo» que tanto el presidente estadounidense Joe Biden como su homólogo ruso, Vladimir Putin, deseen reunirse para mejorar las relaciones.

«Diez diplomáticos fueron incluidos en la lista que (EEUU) nos entregó con la petición de que se fueran; responderemos a esta medida recíprocamente, ofreceremos también a diez diplomáticos estadounidenses en Rusia abandonar nuestro país», dijo a la prensa Lavrov.

El funcionario indicó que Moscú pondrá fin a la actividad de las fundaciones y organizaciones no gubernamentales de EEUU en Rusia que «interfieren abiertamente en nuestra vida política interna», consignó la agencia de noticias Sputnik.

Finlandia se ofreció a albergar una eventual cumbre, mientras que Austria también se declaró lista.
La medida es en respuesta a la anunciada este jueves por la Casa Blanca que impuso nuevas sanciones financieras a Rusia y expulsó a 10 de sus diplomáticos por acusaciones de ciberataques e injerencia en las elecciones presidenciales, una decisión que Moscú rechazó de inmediato.

Pero Biden propuso también a su homólogo ruso una cumbre «en un país tercero» y «en los próximos meses».

El portavoz de la presidencia rusa, Dimitri Peskov, indicó que Putin quiere «normalizar las relaciones» con Washington, así que calificó de «positivo que los puntos de vista de ambos jefes de Estado coincidan» en la necesidad de un encuentro.

La posibilidad de realizar una cumbre en un tercer país

Finlandia se ofreció a albergar una eventual cumbre, mientras que Austria también se declaró lista.

El país nórdico, donde ya se organizó una cumbre entre el expresidente estadounidense Donald Trump y Putin en 2018, «informó a Washington y a Moscú» que está «dispuesto a organizar» el encuentro, indicó a la agencia de noticias AFP la oficina del presidente finlandés, Sauli Niinisto.

La idea de una reunión fue bien recibida en Moscú, aunque Peskov reivindicó que Putin había sido el primero en proponer un profundo diálogo.

El vocero aludió a una invitación en marzo a un diálogo en línea público y en directo después de que Biden calificara al presidente ruso de «asesino».

El presidente ruso, de 68 años, había recibido la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19 el 23 de marzo. Llamó a «seguir su ejemplo» y no precisó con cuál vacuna fue inoculado.

El presidente ruso, Vladimir Putin, anunció que este miércoles recibió la segunda dosis de una vacuna contra el coronavirus y llamó a «seguir su ejemplo».

«Quiero informarles que hace un instante, justo antes de entrar en esta sala, recibí mi segunda vacuna y estoy seguro que todo irá bien», declaró en una videoconferencia con una organización de geógrafos retransmitida por la televisión.

«Sigan mi ejemplo», agregó, citado por la agencia de noticias AFP.

Putin, de 68 años, había recibido la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19 el 23 de marzo. No precisó con cuál vacuna fue inoculado.

Rusia tiene tres vacunas contra el coroanvirus: Sputnik V, EpiVacCorona y CoviVac.

Muchos líderes mundiales recibieron la vacuna contra el coronavirus, entre ellos el presidente estadounidense Joe Biden, el papa Francisco y la reina Isabel II de Inglaterra.

A pesar del éxito de su vacuna Sputnik V, que tiene una eficacia del 91% y ha sido homologada en unos 70 países, Rusia tiene dificultades para vacunar a toda su población, una parte importante de la cual se muestra desconfiada.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, mantuvo una conversación telefónica con su par ruso Vladimir Putin en la que lo invitó a celebrar una cumbre en un tercer país para procurar mejorar las relaciones bilaterales, informó la Casa Blanca en un comunicado.

«El presidente Biden reafirmó su meta de construir relaciones estables y predecibles con Rusia, consistentes con los intereses de EEUU, y propuso una cumbre en un tercer país en los próximos meses para discutir toda la gama de temas», señala el texto.

Según la Casa Blanca, los mandatarios también discutieron en su conversación telefónica esfuerzos para promover un diálogo estratégico en una amplia gama de temas relacionados con control de armas y seguridad, indicó la agencia de noticias Sputnik.

El Kremlin, por su parte, informó que ambos mandatarios dialogaron sobre «los problemas principales relacionados con la seguridad global».

«Ambas partes expresaron su disposición de continuar el diálogo sobre los principales temas relacionados con la garantía de la seguridad global, algo que corresponde no solo a los intereses de Rusia y EEUU, sino además de toda la comunidad internacional», destaca el comunicado emitido por Moscú.

En la conversación, según Washington, Biden también pidió a Putin reducir las tensiones en Ucrania, en relación a la anexión que realizó Moscú en 2014 de la estratégica península de Crimea.

Biden «hizo énfasis en el inquebrantable compromiso de EEUU con la soberanía e integridad territorial de Ucrania», señala el comunicado.

El presidente ruso, Vladimir Putin, promulgó hoy una ley que le permitirá mantenerse en el poder hasta 2036, una medida que formaliza los cambios constitucionales aprobados por amplia mayoría en el referendo constitucional celebrado en julio pasado.

Esta ley, publicada en el diario oficial del Gobierno ruso, había obtenido la luz verde en el Consejo de la Federación (Senado ruso) la semana pasada y en la Duma de Estado (Cámara baja del parlamento), una semana antes.

Antes de la promulgación, el presidente ruso debía retirarse al final de su mandato actual en 2024, ya que la legislación rusa no autorizaba más de dos mandatos presidenciales consecutivos.

Sin embargo, la nueva ley establece que esta restricción “no se aplica a aquellos que ocupaban el cargo de jefe de Estado antes de la entrada en vigor de las enmiendas a la Constitución”, aprobadas en el parlamento y ratificadas en un referendo.

Esas enmiendas constitucionales también enfatizaron la prioridad de la ley rusa sobre las normas internacionales, prohibieron los matrimonios entre personas del mismo sexo y mencionaron “la fe en Dios” como un valor fundamental.

La nueva ley que formaliza estos cambios también impone requisitos para los candidatos presidenciales, que ahora deben tener al menos 35 años, residir en Rusia desde al menos 25 años y no haber tenido nunca una ciudadanía extranjera o un permiso de residencia permanente en otro país.

También otorga inmunidad a los presidentes rusos incluso después de dejar el cargo.

Según la oposición rusa, esta nueva ley y los cambios constituciones son la culminación de dos décadas en el poder en las que Putin atacó y debilitó a toda su competencia política, tanto desde la dirigencia como los medios de comunicación.

“Que sigan adelante con una ley que conceda al presidente la vida eterna”, ironizó en Twitter Evgueni Roijzmán, un detractor del Kremlin y exalcalde de Ekaterimburgo, una de las ciudades más grandes de Rusia.

El equipo del opositor encarcelado Alexey Navalny, en tanto, reaccionó publicando un video del año 2000 en el que Putin dice oponerse a que un presidente ruso permanezca en el poder más de dos mandatos.

Veintiún años después, esta reforma constitucional se concreta con un Putin con una popularidad superior al 60%, según los sondeos y a pesar de la pandemia, una economía desacelerada y varias reformas sociales impopulares aprobadas en 2018.

Putin no gobernó como presidente de manera ininterrumpida desde el año 2000.

Primero cumplió dos mandatos y, en 2008, asumió su delfín y hasta entonces primer ministro, Dmitri Medvedev.

Un mandato, se volvió a presentar como candidato presidencial y ganó cómodo.

Luego, la duración del mandato presidencial fue ampliada de cuatro a seis años y Putin fue reelecto en 2018 con 76% en la primera vuelta.

Retrasado una semana por la pandemia de Covid-19, el referendo del año pasado, confirmó otra victoria electoral de Putin: el Sí se impuso con el 77,92% de los votos y una participación del 65%, según cifras oficiales.

Navalny había calificado esa consulta popular como una “gran mentira”; sin embargo, el resultado fue oficialmente validado y hoy se convirtió en ley.

Fuente: Metadata Noticias