Tag

economica

Browsing

El acuerdo prevé la comercialización de los siete cortes de carne más representativos del consumo de los argentinos en todo el país.

La Secretaría de Comercio, a cargo de Matías Tombolini, y las empresas frigoríficas y de supermercados acordaron los precios del programa “Cortes Cuidados” que se hará extensivo hasta el 7 de septiembre próximo, según se informó hoy oficialmente.

El acuerdo prevé la comercialización de los siete cortes de carne más representativos del consumo de los argentinos en todo el país, a precios accesibles para el mercado interno, y en ese sentido, las partes se comprometieron a continuar el trabajo en conjunto para extenderlo hasta el 30 de septiembre.

Estará disponible en todo el país de lunes a viernes en más de 1.000 bocas de expendio que incluyen las grandes cadenas de supermercados Coto, Jumbo, Plaza Vea, Disco, Carrefour, Walmart, Changomas, La Anónima y Día%; las cadenas mayoristas Vital y Makro, y carnicerías adheridas a la Unión de la Industria Cárnica Argentina (Unica) y al consorcio de exportadores ABC.

En esta etapa de Cortes Cuidados el precio por kilo de los cortes es el siguiente: tira de asado, 736 $; vacío, $965; matambre, $938; falda, $483; tapa de asado, $736; nalga, $1.009; y paleta, $817.

Para la Patagonia (cortes son hueso) se suma un diferencial del 6%, según se informó.

La divisa extranjera tuvo una subida mínima este viernes, luego de una semana cargada de anuncios que hizo el nuevo ministro de Economía, Sergio Massa.

Esta semana la divisa extranjera cayó $3 pero venía de marcar un retroceso de $42 la semana anterior, al conocerse la llegada de Sergio Massa al ministerio. Este viernes el dólar blue subió nuevamente, pero se mantuvo por debajo de la línea de los $300. Cerró a $287 para la compra y $293 para la venta.

Este viernes el dólar paralelo creció $2 y cerró en los $293, luego de bajar el jueves $7 y cerrar en $291. Entre el martes y miércoles creció $16. El lunes tocó los $282, mínimos desde el 12 de julio pasado (cuando finalizó a $272), según Ámbito Financiero.

Según la pizarra del Banco de la Nación Argentina, el dólar oficial cerró a $130,75 para la compra y $138,75 para la venta. En cuanto al dólar bolsa, cerró este viernes a $280,43 para la compra y $280,94 para la venta. El dólar contado con liquidación, se ubicó en las pizarras a $284,74 para la compra y $288,82 para la venta.

El dólar solidario, conocido como dólar turista o ahorro se ubicó en los $228,94. El dólar mayorista cerró este viernes 5 de agosto a $132,70 para la compra y $132,90 para la venta. El dólar cripto cotiza a $271,00 para la compra y a $283,00 para la venta.

Por otro lado, el euro oficial cerró a $131,50 para la compra y $139,50 para la venta. En tanto a la divisa europea paralela, abre a $309,00 para la compra y $312 para la venta. En cuanto al riesgo país, se ubicó este viernes 5 en 2.475 puntos.

 

La moneda que se comercia en el circuito informal revirtió la baja con la que comenzó la semana y cerró 9 pesos más arriba que este lunes.

El dólar libre avanzó nueve pesos este martes, a $291 para la venta, para cortar una serie de tres días en baja. El “blue” estuvo negociado a $281 por la mañana, pero el repunte de las cotizaciones bursátiles, con un “contado con liquidación” que tocó también los $291, revirtió la tendencia en el mercado paralelo pasado el mediodía. Al cierre, el “contado con liqui” se asentó en los 287,73 pesos.

El dólar mayorista subió a $132,20, con una brecha de 120,1% respecto del dólar libre.

El dólar libre tocó un récord intradiario de $350 el pasado 22 de julio

El Banco Central debió efectuar este martes otra fuerte venta por más de USD 170 millones en la rueda mayorista. En lo que va de 2022, acumuló compras netas en la plaza mayorista por apenas USD 316 millones, un monto que representa el 4,5% del saldo neto a favor obtenido en el mismo lapso del año pasado, que acumulaba unos USD 7.091 millones al 2 de agosto de 2021.

Las reservas internacionales cayeron el lunes USD 202 millones y finalizaron en 38.038 millones de dólares

De acuerdo a CIARA (Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina) y CEC (Centro Exportador de Cereales), la liquidación de divisas por parte del sector agroexportador registró una caída en julio de 17,1% mensual y 10,1% interanual, al ubicarse en los 3.164 millones de dólares.

El monto liquidado desde el 2 de enero de 2022 asciende a USD 22.309 millones, para registrar un crecimiento de 10% con relación al mismo período del año previo y es el récord histórico desde que existen registros. La exportación de granos se ha visto afectada por los efectos climáticos negativos sobre la cosecha gruesa, así como los cortes de ruta y transportistas autoconvocados que impidieron el ingreso de miles de camiones a los puertos.

Tras el pico histórico del viernes, el dólar blue baja hasta $317. El dólar oficial subió 50 centavos y cotiza a $136,50.

Este lunes 25 de julio, el dólar blue empezó su cotización a $338 para la venta en la City porteña. Sin embargo, el precio se desinfló en paralelo a los encuentros que la ministra Batakis mantuvo en los Estados Unidos.

Eldólar oficial empezó su jornada a $128,50 para la compra y a $136,50 para la venta en las pantallas del Banco de la Nación Argentina (BNA), mientras que el turista o tarjeta opera a $238 y el mayorista abrió a $130,40.

La moneda norteamericana saltó $10 en lo que va de la jornada de este miércoles.

El dólar blue opera con una suba de $10 en el mercado paralelo, a $311 vendedor, alcanzó así un nuevo récord y acumula un avance del 30,7% en lo que va de julio.

La presión por la compra de dólares llevó a la cotización en el mercado libre de cambios a $312, un 3% por encima del cierre de este martes en un mercado signado por la falta de vendedores y la posibilidad de mayor incertidumbre en torno a la operatorio de divisas en el mercado financiero.

Además, la información del que el Banco Central emitiría este mes un billón de pesos, alentó la compra de divisas ante la reticencia de la gente que puede ahorrar y no quiere hacerlo en moneda local.

Todo esto, sumado a las palabras del ministro de Turismo, Matías Lammens, de que el gobierno “estudia” modificaciones para que los turistas liquiden sus dólares en el mercado formal, incidieron en nuevas subas de dólar que, en el caso del Contado con Liquidación, llegó a $ 309 y en la bolsa (MEP) a $ 300.

Mientras tanto, la tasa de Riesgo País llega a los 2.795 puntos, muy acerca a la barrera de los 2.800 puntos.

La Unión Argentina de Salud, que nuclea a las entidades de medicina privada, analizó un grupo de 25 remedios, de los cuales 14 subieron por arriba del nivel general de precios.

La cuenta abultada en la farmacia es de las más difíciles de digerir para quienes la tienen que pagar. Las quejas se multiplican en el mostrador porque los que tienen que comprar remedios para un tratamiento crónico no tienen más opción que abonarlos a pesar de los aumentos, que muchas veces están por arriba de la inflación mensual.

Según un informe del Observatorio de Costos de la Unión Argentina de Salud (UAS), la asociación que nuclea a las entidades de medicina privada, sobre un grupo de 25 medicamentos, 14 de ellos subieron por arriba del nivel general de precios en Mayo (5,1%). Esto es, que casi el 60% de esos productos se ubicaron por encima de la inflación -según publica TN-.

Las mayores subas se observaron en los anticonceptivos (8,2%); la levotiroxina (7,9%), que se utiliza para tratamientos de la tiroides, y un broncodilatador (7,7%), para tratar afecciones como el asma.

El ibuprofeno, en tanto, aumentó 7,6% y el alprazolam, que se utiliza para tratar la ansiedad, un 7,5%.

Según la UAS, los medicamentos aumentaron durante 2020 diez puntos porcentuales más que la inflación (46,1% contra 36,1%) y esta tendencia se mantuvo hasta finales de 2021. En ese momento, el Gobierno acordó con la industria farmacéutica un “congelamiento” hasta principios de 2022. Eso, según el informe, logró que el incremento de este rubro quedara equiparada a la inflación del año pasado.

En 2022, señaló el texto, los precios de los medicamentos volvieron a subir. “En mayo de este año, los productos medicinales, artefactos y equipos quedaron un punto porcentual por encima de la inflación general: aumentaron 6,1% (consultora PXQ), mientras que el IPC medido por el Indec fue del 5,1%”, citó el informe.

Los laboratorios, nucleados en la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (Cilfa), emitieron un comunicado cuando se conoció el número oficial de inflación de Indec en Junio.

Los precios de los medicamentos en los primeros seis meses de 2022 registraron un incremento de 37,3%. De esta manera, explicó Cilfa, “crecen levemente por encima de los precios generales de la economía que en el mismo lapso crecieron 36,2%”.

Según un cálculo propio de Cilfa, si se tiene en cuenta los medicamentos expedidos al PAMI, que son el 40% del total, el “verdadero incremento” en el primer semestre fue del 33,4%. El sector farmacéutico alegó, además, que la cadena de suministros del sector a nivel global “está bajo una fuerte presión de limitaciones de oferta e incrementos muy importantes de los costos de transporte y logística desde hace ya más de dos años”.

Distorsiones de precios en los medicamentos

De acuerdo con la UAS, los aumentos de precios de los medicamentos generaron distorsiones en los valores de mercado. Un relevamiento de la consultora PXQ detectó que un ibuprofeno de un laboratorio determinado puede resultar hasta un 177% más caro que otro similar.

En particular, la brecha de precios es del 49% en el caso del paracetamol y del 69% en el caso de los anticonceptivos.

“El estudio de mercado de PxQ arroja otro patrón importante: en comparación con los Estados Unidos, el impacto del costo de los medicamentos en relación al salario es mucho más alto en nuestro país. A un paciente de la Argentina, le cuesta un 411% más comprar un ibuprofeno de 600 mg que a un estadounidense, un 354% más acceder a una buscapina de 10 mg, un 292% más pagar una aspirina de 500 mg y un 128% más abonar un paracetamol de 500 mg”, añadió el texto.

El 13 de Julio pasado, autoridades del Ministerio de Salud y de la Secretaría de Comercio Interior se reunieron con el sector farmacéutico para “abordar estrategias de trabajo conjunto en relación a precios y acceso a medicamentos”. Ese fue el título formal de la gacetilla de prensa.

Según pudo saber este medio, en esa ocasión se citó a los laboratorios para pedir algo similar a lo que se les solicitó a las empresas de alimentos: que sean cautelosos con el salto en los precios (el que se dio tras la salida de Martín Guzmán de Economía) porque, según el Gobierno, no tiene una explicación “material ni racional”.

La propuesta del lado del Ministerio de Salud fue avanzar en una estrategia conjunta vinculada a los precios de las drogas de mayor consumo en una serie de “aumentos consensuados”.

Pero también se habló de algo relacionado con la dispersión de precios entre diferentes marcas. Se pidió profundizar el cumplimiento de la Ley 25.649 referida a la prescripción de medicamentos por nombre genérico que permite a la población elegir entre las diferentes marcas al momento de comprar.

Con el dólar blue tocando los $300, analistas recomiendan en qué invertir los pesos.

una buena diversificación dentro de las carteras con riesgo corporativo y reducir parcialmente el riesgo soberano.»Para entrar –explica- hay que pasar los pesos a dólares y convalidar este tipo de cambio o entrar con dólares comprados previamente. Se puede sumar participación en activos como Genneia, Cresud, Pampa Energía y otros, que son buenos créditos con buen track record.»

Ante la suba del dólar blue, hoy es clave saber dónde invertir los pesos»También –completa- se puede entrar enCEDEAR.se compra un dólar de $170, es la oportunidad para planificar las vacaciones de verano del año próximo.

Después de la renuncia del ministro de Economía, Martín Guzmán, el dólar blue llegó a valores en los que se creía que la situación se iba a descomprimir y hoy los argentinos no saben si renovar los plazos fijos o convalidar el tipo de cambio.

En el programa ¿Qué hacemos con los Pesos? (A24), el especialista Luchas Yatche, Head of Strategy de Liebre Capital, recomienda una buena diversificación dentro de las carteras con riesgo corporativo y reducir parcialmente el riesgo soberano.

«Hoy en día es muy importante para los dólares posicionarse en activos como Obligaciones Negociables (ONs) en dólares, que ofrecen rendimientos por encima de la inflación norteamericana (9,1% interanual)», señala.

«Para entrar –explica- hay que pasar los pesos a dólares y convalidar este tipo de cambio o entrar con dólares comprados previamente. Se puede sumar participación en activos como Genneia, Cresud, Pampa Energía y otros, que son buenos créditos con buen track record.»

Ante suba del dólar blue, dónde invertir

«Para los pesos, quizás una participación menor dentro de la cartera posicionándose en activos con coberturas vinculadas a la inflación como los activos CER, pero siempre en la parte corta de la curva; reducir duration y tener mayor liquidez. Todo cortito para los pesos. Y activos dólar linked para lo cual hay muchas opciones corporativas, también con ONs, asumiendo la brecha actual y el tipo de cambio oficial que viene muy atrasado en términos reales», concluye.

Ante la suba del dólar blue, hoy es clave saber dónde invertir los pesos
Para el analista Daniel Vicien, las alternativas dependen del perfil. «La realidad es que el más conservador estará mucho más dolarizado, pero es cierto que se puede entrar en cualquier letra con ajuste CER a agosto, septiembre u octubre y se va a estar a la par de la inflación. El inversor conservador se podrá dolarizar por MEP o directamente entrando con pesos a una ON -Ley Nueva York- que, aunque no haya tanta liquidez, se consiguen».

«También –completa- se puede entrar en algún fondo de ONs en pesos, también se puede asumir un poco más de riesgo en el mercado americano. Se van a publicar los resultados el segundo trimestre con caída del PBI, pero después va a empezar a darse vuelta. Es lo que se empezó a ver durante la última semana»

Según explica, se puede entrar a través de CEDEAR. «Los conservadores pueden tomar los CEDEAR de los tres grandes. El CEDEAR contiene el CCL. Mientras siga creciendo va a seguir subiendo aunque no lo haga la acción. Entonces, se puede estar dolarizado pero en pesos. Para quien prefiere invertir un poco más en tasas, está la opción de CER. De ninguna manera un plazo fijo con ajuste UVA, los bancos no lo quieren porque no lo pueden prestar. Además te inmovilizás en un contexto que cambia muy rápidamente»,detalla.

Nuevo dólar turista, «regalado»

Por su parte, Mariano Gorodisch, analista y periodista económico, indicó que es más práctico cuando señala al dólar turista. «Es una oportunidad porque el 45% de retención -no de impuesto- se recupera en abril del año que viene. Es decir, se compra un dólar de $170, es la oportunidad para planificar las vacaciones de verano del año próximo. Y aunque no se recupere, un dólar de $230 es regalado», enfatiza.

«El que tiene pesos que lo invierta en vacaciones en el exterior porque están subsidiando ir a Qatar. Mucha gente volvió a Uruguay para el cambio de neumáticos porque se consiguen y están mucho más baratos con lo cual se puede tener un fin de semana gratis. Lo curioso es que no le hayan puesto un límite al dólar tarjeta, porque así están subsidiando al que más tiene. El Gobierno no tiene dólares para la producción, pero sí al más rico para que gaste $170. Esa es la queja del sector productivo hacia el BCRA. Con el nuevo recargo del 45% al otro día aumentó al dólar financiero», sostiene.

La opción de armar una cartera con activos extranjeros
Los especialistas revelan sus preferencias en activos a nivel internacional. En este sentido, Yatche, de Liebre Capital, prefiere «estar diversificado en ETF, a través de los CEDEARS tenemos distintas opciones. Apuesto a tres activos puntuales. SPY, que es la réplica del S&P 500, el NASDAQ (QQQ) y una participación más pequeña en el XLF, que replica el sector financiero de USA. »

Por su parte, el analista Daniel Vicien se vuelca a los activos de calidad total a largo plazo. «El Citi y el Bank of America vienen muy bien. Se pueden agregar Google, Microsoft y Apple.»

Con su habitual mirada práctica, Gorodisch aconseja inversiones más directas. «La mejor inversión es stockearse en café porque hay escasez. Lo mismo pasa con el aceite. Se puede aprovechar el Ahora 12, aunque subieron la tasa al 42%. El costo financiero ya está a la par de la inflación. Hay que ver que cuando dicen que es cuota fija, también tiene interés.»

Expectativas sobre el dólar financiero

Para Mariano Otálora, conductor de ¿Qué hacemos con los pesos? (A24) y director de la Escuela Argentina de Finanzas Personales (EAP), «el dólar financiero, es el que le está poniendo tensión a todas las variables económicas hasta estabilizarse una zona cercana a los $300; es preferible este valor a tener esta locura del sube y baja». Lo que preocupa no es tanto el valor, sino la velocidad con la que subió porque eso es lo que asusta y es lo que hay que calmar.

Y Gorodisch enfatiza que el dólar financiero nunca se movió tanto como en los últimos días.

«En las últimas cinco ruedas, la devaluación se aceleró a un ritmo del 80% anual llegando a mover más de u$s200 millones entre el MEP y el CCL. Es decir que muchas empresas ven barato el precio de $300 para dolarizar cartera.»

Mientras la tasa de interés sube todos los meses, el dólar »blue’ volvió a sacudirse en la última semana y plantea el interrogante de si podría volver a superar al ahorro en pesos.

Cómo cubrirse de la inflación es la gran pregunta que atraviesa a la sociedad, cualquiera sea la situación económica de cada familia. Quienes tienen capacidad de ahorro, se plantean hoy qué caminos seguir. En este análisis, evaluamos la disyuntiva: ¿dólar, o plazo fijo?

No hay una respuesta contundente, pero al menos puede hacerse una proyección entre lo que ofrece hoy el mercado para captar ahorros en pesos y lo que debería cotizar el dólar ‘blue’ dentro de un año para ganarle a esa opción.

La alternativa del plazo fijo como forma de ahorro ha crecido fuertemente en los últimos meses. A tal punto, que algunos informes especializados dan cuenta de que hay preocupación en los bancos, ya que los préstamos del sector privado cayeron al ritmo de las altas tasas de interés, lo que termina arrojando un desbalance.

Es por esto que, incluso, se comenta que algunas entidades dejaron de ofrecer, o al menos de promocionar, estas opciones. Esa prevención de algunos bancos para incluso más entendible aún en el caso del plazo fijo UVA, que promete intereses más cercanos a la inflación, con un instrumento del que ya hemos hablado en este mismo espacio.

Las dudas por la monumental emisión monetaria llevaron a récord a los dólares alternativos. También se hundieron los bonos y el riesgo país llegó a superar los 2.700 puntos.

La enorme masa de pesos liberada por el Banco Central para recomprar bonos del Tesoro alteró el endeble equilibrio del circuito financiero e impulsó a los precios de los dólares alternativos al “cepo”, en zona de máximos nominales, según publicó Infobae.

El jueves, los dólares negociados en la Bolsa escalaron fuerte después que el BCRA restringiera la posibilidad de pagar en cuotas con tarjetas los consumos en los “free shop”, lo que sumó mayor presión y el viernes, el “contado con liquidación” superó los 300 pesos.

El dólar libre terminó negociado a $273, con una ganancia semanal de 14,2% o 34 pesos. La divisa informal llegó a anotar un récord intradiario de $280, en un nuevo récord histórico.

En contraste, el dólar oficial, según la referencia mayorista, avanzó solo 1,36 pesos o 1,1% en cinco ruedas, con la insistencia del Banco Central para sostener la devaluación gradual. Naturalmente, esta divergencia catapultó a la brecha cambiaria por encima del 100 por ciento, ahora en el 115,3%, el nivel más alto desde octubre de 2020.

El protagonismo, de todos modos, lo tuvieron los dólares bursátiles, aquellas cotizaciones que se obtienen a través de la compraventa de acciones y bonos y que es el utilizado por empresas e inversores más sofisticados cuando no pueden acceder al dólar oficial. El “contado con liquidación”, terminó en $300,89, con una ganancia semanal de 19,3 por ciento.

Un mes de sobresalto cambiario
Desde el 8 de junio, cuando empezó el desarme de fondos privados que estaban posicionados en bonos del Tesoro en pesos, el “contado con liqui” trepó un 41%, desde los 210,31 pesos. Además, la jugada del BCRA, que el 16 de junio subió las tasas de interés de los plazos fijos en cinco puntos porcentuales, para dejarlas por encima de la tasa de Política Monetaria, complicó los balances de los bancos, que se vieron presionados para demandar más bonos del Tesoro y menos Letras de Liquidez (Leliq), otra señal que fue ponderada en forma negativa por los agentes del mercado.

El “tsunami” de pesos utilizados por el BCRA para rescatar los bonos en pesos más la asistencia directa al Tesoro se complementaron con la mala señal política de la renuncia inesperada de Martín Guzmán, en un combo que fue letal para el peso. Hoy todas las expectativas están puestas en una inminente devaluación y aceleración de la inflación al umbral del 100 por ciento anual. Por eso la reacción dolarizadora resultó lógica aunque sorprendió por su magnitud.

Según Portfolio Personal Inversiones, “la autoridad monetaria emitió la friolera suma de 2% del PBI para financiar al fisco en apenas un poco más de un mes”, al contar unos $432.000 millones por Adelantos Transitorios girados al Tesoro, más $1,1 billón emitidos por el BCRA para recomprar bonos del Tesoro.

Además, la suba en los tipos de cambio financieros se dio en parte en medio de rumores sobre un alejamiento del Frente Renovador de la coalición oficialista, después de una versión que Sergio Massa anhelaba reemplazar a Juan Manzur en la jefatura de Gabinete y tener injerencia directa y decisiva sobre las distintas carteras económicas.

En la última semana a estos eventos se le sumó el prorrateo de Leliq, del orden de 44% y 65% en las primeras dos licitaciones de julio, lo cual inundó a la plaza local de pesos y provocó que bajen abruptamente las tasas de mercado, en especial las de caución, que llegó a niveles inferiores al 20% anual -el viernes se reacomodaron en el 34%-.

El Senador Nacional por Chubut, Ignacio Torres, habló sobre los cambios que se dieron en el Ministerio de Economía.

Tras el cambio en el Ministerio de Economía de Nación, donde Silvina Batakis reemplazó a Guzmán, y en medio de las diferencias internas en el Gobierno Nacional, el Senador Nacional por Chubut, Ignacio Torres, fue entrevistado por LaCienPuntoUno.

“La decisión es política, el Gobierno no puede plantear resolver una cuestión económica, energética, si no se ordena políticamente”, inició.

“Si la idea es hacer paralelismo con el gobierno anterior, es una catástrofe. Con errores y aciertos, había un rumbo”, agregó el Senador.

Respecto a la flamante ministra de Economía Silvina Batakis, señaló que “ojalá le vaya bien”. Sin embargo, fue crítico: “Viendo algunas declaraciones, no estarían apuntando a bajar sumas, son declaraciones revanchistas y tribuneras”.

Para concluir, Ignacio Torres volvió a cargar contra el Gobierno de Alberto Fernández: “No hay que echarle la culpa siempre a la pandemia, a Macri y al mercado. Hablar de herencia refleja una falencia y la falta de un plan. Este Gobierno no sabe a donde va. Quien crea que esto es positivo, no entiende absolutamente nada, la situación es compleja y perdemos todos los argentinos”.