Tag

Paraguay

Browsing

La concreción del Canal Magdalena permitirá la operación directa de barcos de gran calado al puerto de Buenos Aires, entre otros beneficios y potenciará la operatoria de la Hidrovía Paraná-Paraguay.

El Canal Magdalena es un cauce natural que presenta el lecho del Río de la Plata en su sección media con una profundidad aproximada de 4,50 metros, sobre el cual el Gobierno nacional elaboró un proyecto para la construcción de una ruta de navegación de una longitud aproximada de 53 kilómetros y un ancho de 200 metros, a la que se le realizará un dragado constante para llevar su profundidad hasta los 12 metros.

Con un rumbo noroeste-sudeste, corre paralelo a la ribera bonaerense del Río de la Plata, y su canalización artificial es un proyecto del estado argentino presentado en julio de 2013 para facilitar la conectividad del transporte naviero mediante grandes embarcaciones entre los puertos marítimos argentinos con el puerto de la ciudad de Buenos Aires y los restantes puertos fluviales del país en la cuenca del Plata.

El costo del proyecto ronda los 306 millones de dólares, los que serán erogados completamente por las arcas argentinas.

Se basa en parte en una propuesta formulada en el año 2000 por el capitán de ultramar de la marina mercante italiana Bruno Pellizzetti, ya que el tránsito mediante esta vía acortaría la duración del recorrido, especialmente para las rutas del Sur, ya que actualmente el único acceso a todos los puertos de la cuenca del Plata es el canal Punta Indio, el cual pasa próximo al puerto de Montevideo, en la capital uruguaya.

La propuesta fue autorizada por la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Argentina mediante la resolución N° 600/2014, del 26 de junio de 2014 y de acuerdo al proyecto original, comenzaría en la denominada zona de intercambio salino del Plata, en un punto ubicado a la altura de la Bahía de Samborombón y terminaría en el punto denominado ‘‘El Codillo’’, un ángulo del canal Punta Indio situado en el km 143,900 del mismo, donde el Canal Punta Indio toma rumbo este-oeste para orientarse hacia la costa uruguaya.

La obra para la apertura y balizamiento de este canal ya fue licitada públicamente por el gobierno argentino -tanto para oferentes nacionales como internacionales- el 30 de junio de 2014, denominándola técnicamente “Definición de la traza y apertura a zona Beta del Canal Punta Indio”.

La Secretaría de Asuntos Políticos de la cartera de Interior y Transporte, mediante su resolución 600, aprobó las especificaciones técnicas de este emprendimiento, así como los pliegos de las cláusulas especiales y generales.

Esta obra es parte de un proyecto mayor, el que busca adaptar tanto las vías navegables (el ancho y la profundidad) como la infraestructura portuaria argentina (dársenas, calados, etc.) a las necesidades operativas de los barcos de mayor tamaño que serán los dominantes en el mercado del transporte marítimo de cargas, los que han incrementado su envergadura, entre otras razones, para sacar provecho de la ampliación del canal de Panamá y del proyectado canal de Nicaragua.

Esto permitiría a los barcos que parten o llegan a los puertos fluviales de ese país, hacerlo a plena carga, al ya no tener que completar cargamento en puertos de otros países, además del beneficio de poder hacer los transportes con naves más grandes y posibilitarían elevar el potencial de explotación de la Hidrovía, proyecto también próximo a licitarse nuevamente.

El Foro Empresario de la Región Centro Argentina, que vincula a las provincias de Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe, planteó que para establecer políticas adecuadas para el desarrollo de la de la hidrovía Paraná-Paraguay “es necesario que se integren al Consejo Federal Hidrovía (CFH) todos los actores, para brindar una visión integral”.

La entidad consideró que la hidrovía Paraná-Paraguay “constituye tal vez la ruta fluvial más importante de Sudamérica para el desarrollo intrarregional e internacional del comercio” y es “un eje de vinculación comercial que trasciende los intereses de una determinada ciudad o provincia ribereña o incluso del país”.

El foro, que integran empresarios de las provincias de Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe, añadió que ese corredor fluvial tiene más de 3.000 kilómetros de extensión que impactan en la logística, no sólo de Argentina sino también de UruguayBrasil y Paraguay río arriba, llegando hasta Bolivia, que exporta gran parte de su producción por esa misma ruta.

Para su desarrollo, añadieron, se debe complementar estratégicamente diferentes actores de la logística, integrando al transporte terrestre por camiones y trenes de carga, y al transporte aéreo y fluvial.

“Consideramos que no se puede concebir a la hidrovía de manera aislada, debe interpretarse como parte de un entramado logístico virtuoso que impacta de manera categórica en el desarrollo productivo de la región, por lo tanto, se deben establecer política adecuadas” en materia de proyectos para su desarrollo, sostuvo la entidad.

En ese sentido el sector solicitó “incorporar en el CFH a representantes de las ciudades y provincias cuyo desarrollo económico y logístico se ve impactado de manera directa por la Hidrovía, como Córdoba y la ciudad de Santa Fe”.

Además, el foro también pidió “incorporar el tratamiento de la problemática de impacto medioambiental de las obras relacionadas a la Hidrovía en la agenda” del CFH, además de “determinar las obras necesarias para la mejora logística, tanto en los tramos inferiores como superiores, con una mirada federal de su desarrollo”.

Entre más de medio centenar de entidades que firmaron el documento, por Córdoba, entre otros, lo hacen la Bolsa de Cereales; Cámara Argentina de la Construcción; Cámara de Comercio Exterior; Bolsa de Comercio; Cámara de Industriales metalúrgicos y de Componentes; Cámara de Industrias Informáticas, Electrónicas y Comunicaciones; y la Asociación de Fabricantes de Maquinarias Agrícolas.

Por Entre Ríos, la Asociación de Promoción Económica Regional; Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica Paraná; Cámara de la Industria Cárnica; Cámara de Productores Porcinos; Federación de Asociaciones Rurales; y la Asociación de Empresarios de Transporte Automotor de Pasajeros.

Por Santa Fe, la Bolsa de Comercio; Confederación de Asociaciones Rurales; Comisión Asesora Regional Coninagro; Federación Agraria Argentina; Fedración de Centros Comerciales; Federación Gremial de Comercio e Industria y la Federación Industrial.

El CFH se reunirá el 26 de abril por segunda vez en Rosario, Santa Fe, con el objetivo de avanzar en la licitación para el proyecto de mejoras de la hidrovía Paraná-Paraguay.

Fuente: Portal Portuario

El Senado de Paraguay hace un pedido urgente a los gobiernos de Rusia, EE.UU., India, Taiwan y Reino Unido para ingresar más vacunas contra la covid-19. El pedido fue realizado por la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado mientras el país vive una tensión creciente luego de seis días consecutivos de manifestaciones por el manejo que ha tenido el gobierno de la crisis sanitaria.

La comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Paraguay envió cartas de carácter urgente a los gobiernos de Rusia, EE. UU., Reino Unido, India y Taiwán. “Señor Embajador: nos complace enviarles nuestros cordiales saludos y exponer la difícil situación por la que está atravesando nuestro país ante el rápido avance de los contagios de la Covid-19, que ya ha enlutado a miles de familias paraguayas”, señala la carta firmada por los senadores de la comisión.

“Ante esta grave situación, deseamos apelar a la acostumbrada cooperación de su gobierno para la posibilidad de que nos instruyan y orienten en los pasos para la adquisición en carácter de urgencia de lotes de dosis de vacunas contra el COVID-19, e incluso apoyen con partidas que puedan destinar a nuestro país en carácter de asistencia temporal dada la urgencia del momento”, continúa el texto.

Las autoridades de Salud de la capital Asunción advirtieron sobre las “alarmantes estadísticas” por el aumento de casos y la creciente ocupación de camas y terapias. Hasta ahora, Paraguay cuenta con cuatro mil dosis de la Sputnik V (de un total de 1 millón de vacunas adquiridas), destinadas a inocular a dos mil trabajadores de primera línea en la lucha contra la covid-19. El pasado fin de semana también llegaron 20 mil dosis donadas por el gobierno chileno.

La administración del presidente Mario Abdo Benítez actualmente es señalada por el colapso hospitalario que se traduce en falta de medicamentos y suministros para el tratamiento de los pacientes de coronavirus. Ayer, el gobierno comunicó el estado de alerta roja sanitaria a nivel nacional, en base al incremento sostenido de contagios en los últimos días.Desde la oposición impulsan un juicio político contra el mandatario y su vicepresidente por los señalamientos de corrupción y falta de atención a las necesidades básicas de salud.

En la última semana la ciudadanía paraguaya realizó manifestaciones diarias para protestar la gestión sanitaria de la actual administración. También exigen la renuncia de Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado. El mandatario, por su parte, decidió realizar cambios en el gabinete de ministros. Después del primer día manifestaciones, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, presentó su renuncia tras una declaración del Senado que reclamaba su dimisión del cargo. En las jornadas siguientes, Abdo Benítez continuó con los apresurados cambios y reemplazó al ministro de Educación y a la ministra de la Mujer.

La renuncia más reciente vino del presidente del Instituto de Previsión Social (IPS), Andrés Gubetich. El titular del IPS dimitió de su cargo luego de denuncias por presunto desvío de medicamentos mientras el país atraviesa un colapso sanitario por falta de insumos. La gestión de Gubetich entró al radar de la Fiscalía por denuncias de familiares de pacientes en cuidados intensivos internados en hospitales públicos. Los familiares afirmaron haber comprado fármacos costosos del vademécum del IPS, a pesar de que los mismos son de distribución gratuita para los pacientes del sistema de previsión social.
El ministerio de Salud registró más de dos mil contagios, 1.250 hospitalizados en sala y 324 en cuidados intensivos, las cifras más altas de la pandemia desde que en marzo de 2020 se detectara el primer caso.

Fuente: Página 12

Paraguay cerró este martes con 2.125 contagios de covid-19, 1.250 hospitalizados en sala y 324 en cuidados intensivos, las cifras más altas de la pandemia de un sistema sanitario en alerta roja por el fuerte aumento de casos.

Desde el primer positivo de hace un año, es la primera vez que esos indicadores registran récords al mismo tiempo cuando el acumulado de casos ascendió a 171.985, mientras el de decesos a 3.360 con los 17 de la fecha, según el Ministerio de Salud.

Central, departamento que bordea la capital del país, encabeza la región de mayor impacto con un total de 72.900 positivos (43,4 %), seguido por Asunción con 40.143 (23,9 %) y Alto Paraná, limítrofe con Brasil, con 12.855 (7,6 %).

El área de expansión sostenida sigue con Itapúa, en la frontera con Argentina y principal destino sureño del turismo en esta época veraniega, con 6.827 (4,1 %) y que aparece en rojo en el mapa de riesgo que mide la intensidad de la transmisión en las últimas dos semanas.

Al informe diario de casos precedió este martes un comunicado de las autoridades sanitarias en el que se advierte de una «alerta roja sanitaria» debido al aumento sostenido y récords de contagios con un llamado a «tomar conciencia y evitar situaciones que pueden «llevar al sistema de salud a un colapso».

Y añade que en caso de incumplimiento de protocolos sanitarios, entre los que el uso de mascarillas es obligatorio, la consecuencia en la población en las próximas dos semanas será «la sobrecarga de hospitales a causa del contagio masivo y el fallecimiento de más compatriotas».

Por ello, se insta a los ciudadanos a evitar «aglomeraciones, reducir el tiempo y la frecuencia de encuentros y reuniones y postergar toda actividad no esencial».

La disparada de casos se produce en momentos en que el nuevo ministro de Salud, Julio Borba, asumió este martes dentro de unos cambios que apuntan a desactivar las protestas ciudadanas, cuyo origen es precisamente la falta de medicamentos para los pacientes de coronavirus.

La reacción ciudadana forzó la pasada semana la renuncia de su antecesor, Julio Mazzoleni, aunque los organizadores de las marchas diarias de protesta exigen la renuncia del presidente del país, Mario Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, a quien acusan de ser responsable de la crisis sanitaria.

Por su parte, el nuevo ministro de Educación, Juan Manuel Brunetti, no descartó la posibilidad de suspender las clases presenciales que arrancaron este mes de forma combinada con la virtual en lugares de alto nivel de contagio para frenar la transmisión del SARS-CoV-2.

El presidente de Paraguay Mario Abdo Benítez anunció este sábado el cambio de cuatro miembros de su gabinete, incluyendo al de Salud, en medio de una crisis desatada tras las protestas por el manejo de la crisis del covid-19 que este viernes dejaron una veintena de heridos en Asunción.

Abdo dijo que rectificaría el rumbo de su gobierno y se comprometió a dialogar para lograr acuerdos en medio de la situación, que también han desatado reacciones políticas que amenazan con su remoción del poder a través de un juicio político.

«Soy una persona de diálogo y no de confrontación, y mi compromiso es escuchar a todos, tanto a los que aprueban nuestro gobierno como a los que no, para rectificar el rumbo, prestando atención a todas las críticas. Como presidente, mi rol es servir a nuestro pueblo. Soy consciente de que la gente espera cambios. Y voy a hacerlos», sostuvo.

Aunque todavía no ha dado nombres de los reemplazantes, el mandatario paraguayo anunció que los cambios incluyen además al ministro de Educación, a la ministra de la Mujer y al jefe del Gabinete Civil de la Presidencia.

MIRA: Muere legislador de Paraguay por covid-19 y el Gobierno anuncia llegada de más vacunas
Horas antes, el vocero del gobierno Juan Manuel Brunetti comunicaba a la ciudadanía que el presidente Abdo Benítez pidió a sus ministros que pusieran sus cargos a disposición, y que se reunió con ellos en la residencia presidencial para evaluar sus gestiones.

Este viernes por la noche, una protesta ciudadana en reclamo de un mejor manejo de recursos contra el nuevo coronavirus se salió de control y terminó en disturbios.

El ministro del Interior Arnaldo Giuzzio dijo a la cadena Telefuturo, afiliada de CNN, que las fuerzas de seguridad no estaban armadas y que, para dispersar a los violentos, utilizaron balines de goma, gases lacrimógenos y carros hidrantes.

Según las autoridades, la protesta se desbordó cuando un grupo de manifestantes intentó traspasar las vallas que protegen el área del Palacio de Gobierno.

El ministro Giuzzio sostuvo que la manifestación fue pacífica durante un buen tiempo, pero que luego aparecieron grupos que según él, causaron violencia.

“Estos grupos, y creo que eso está más que claro, se infiltraron dentro de los manifestantes, generaron exprofeso un disturbio para provocar, probablemente, muerte. Esa era la intención, probablemente, financiado por personas que, tenemos la sospecha de quiénes son, vamos a averiguarlo, porque estos grupos no se van gratis a ningún lugar”, añadió Giuzzio.

Según datos del Hospital de Trauma y del hospital policial -citados por el periódico La Nación-, se atendió a 8 civiles y 12 policías heridos durante la manifestación. La mayoría de los civiles, según el reporte, fueron dados de alta.

El comandante de la Policía Nacional Francisco Resquín dijo a varios medios locales que no hubo heridos de gravedad entre los policías, aunque uno de ellos sigue internado.

Julio Mazzoleni renunció este viernes como ministro de Salud de Paraguay, tras una serie de denuncias de familiares de pacientes en terapia intensiva por covid-19, quienes afirmaban ante la prensa que el Estado no les proveía los medicamentos y que se estaban endeudando para salvar a sus seres queridos.

A esto se sumó la escasa cantidad de vacunas contra el covid-19 que han llegado hasta ahora al país, y el colapso del sistema sanitario para pacientes con el nuevo coronavirus, como lo denuncian varios médicos.

Según información oficial, Paraguay contrató un millón de dosis de la vacuna rusa Sputnik V, pero solo ha recibido 4.000 dosis.

Además, el país recibió este sábado una donación de 20.000 dosis de Coronavac donadas por Chile, según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El exministro Mazzoleni había anunciado que para el 15 de marzo se esperaba el arribo de 36.000 dosis de vacunas de AstraZeneca. Las vacunas, según dijo, llegarán a través del mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que busca brindar un acceso global equitativo a estos tratamientos.

Asimismo, el Ministerio de Salud Pública había confirmado que, entre marzo y mayo, llegarían al país otras 304.800 vacunas hasta completar los 4,3 millones de dosis adquiridas a través de Covax.

“Colapsamos en los hospitales, colapsamos en las ambulancias y en la parte de provisión de medicamentos”, sostuvo esta semana la presidenta del Circulo Paraguayo de Médicos, Gloria Meza, en entrevista con el diario ABC.

Tras reunirse con el presidente Abdo Benítez al dejar el cargo, Mazzoleni sumió que con esto se calmarían los cuestionamientos.

«En este contexto, hemos acordado juntos que yo deje el cargo del Ministerio para generar esa paz que necesitamos», dijo el viernes a la televisión pública tras renunciar.

Pero lejos de desactivarse por la renuncia, este sábado se han registrado nuevas concentraciones de personas en el centro de Asunción, que por el momento transcurren con tranquilidad. Los inconformes han convocado a más manifestaciones para este domingo.

Reacciones políticas
Tras los enfrentamientos entre algunos manifestantes y las fuerzas del orden, los portavoces de distintas formaciones políticas de oposición, como el Partido Liberal o el Frente Guasu, liderado por el senador y expresidente Fernando Lugo expresaron su intención de impulsar un juicio político en el Congreso para destituir a Abdo Benitez.

Según algunos analistas como Estela Ruiz Diaz, los adversarios del presidente no tendrían -por ahora- los votos necesarios si no cuentan con el apoyo de facciones del oficialista Partido Colorado.

En tanto, siguen aumentando las muertes y contagios por coronavirus. Según el informe de este sábado del Ministerio de Salud, Paraguay registra 166.969 casos y 3.294 muertos por covid-19.

Según el portal oficial de noticias del gobierno, el nuevo ministro interino de Salud Julio Borba tiene una amplia trayectoria en el servicio público del sector.

El gobierno informó que para solucionar el déficit de fármacos en centros respiratorios de alta demanda, en las últimas 24 horas se proveyó de medicamentos a un total de 25 hospitales.

Publicó The Economist que un récord de 2.000 argentinos inició en 2020 trámites para radicarse en Uruguay.  Otras fuentes afirman que más de 2000 lo hicieron en Paraguay. Y según el Ieral durante 2020 se cuadruplicaron las búsquedas de los argentinos en Google sobre “emigrar” en comparación con el promedio 2011-2018. Parece estar produciéndose la pérdida del principal capital del siglo XXI: las personas. Hay 1.150.000 argentinos registrados como residentes en el exterior, pero cuando comenzó el siglo XXI la cantidad era la mitad (555.000). Nuestro país es proveedor al exterior de personas calificadas: se estima que casi 200.000 profesionales argentinos actúan en posiciones de cierta relevancia en el extranjero. Por caso, se dice que el 30% de los argentinos en Estados Unidos posee una licenciatura y 30.000 son ingenieros o científicos. La cuestión no es menor: la sociedad del conocimiento requiere, antes que dinero o máquinas, personas preparadas.

Los pronósticos de una reversión de la globalización motivada por la pandemia de Covid-19 son rechazados por la realidad. Pero una globalidad adaptada muestra patrones actualizados: rotundo cambio tecnológico, empresas desnacionalizadas, nueva geopolítica, alianzas entre países forjadas sobre exigentes estándares cualitativos y decisiva relevancia de “personas globales”.

Vivimos una globalización integral y sistémica (que se consolidará con la salida de la pandemia) que puede ser denominada “globalización hexagonal”. Una vorágine que integra seis flujos: el comercio internacional de bienes (que se redujo menos de lo previsto en 2020 y ya recupera fuerzas) y la inversión extranjera directa; pero también el comercio internacional de servicios (más dinámico que el de bienes), flujos de financiamiento internacional (que apuntalan proyectos innovadores) y dos movimientos propios de la época: el tráfico internacional de datos, conocimiento e información (que creció 1500 veces en diez años) y las modernísimas migraciones (físicas y especialmente virtuales).

Señala el World Intellectual Property Report en “La geografía de la innovación” que están consolidándose las global innovation networks, que son redes internacionales de empresas, instituciones y personas que construyen el desarrollo tecnológico mundial. Y que en ellas las innovaciones son creadas por grupos de personas (75% del total) y no por individuos aislados. Más del 80% de todas las patentes o productos innovativos registrados en el planeta está generado por inventores o investigadores que operan en equipos de trabajo que son multiorigen. Ahora la globalización se apoya en “redes complejas de valor” (complex value networks) en las que interactúan estaciones intensivas en conocimiento ubicadas en aglomeraciones locales con condiciones apropiadas. Esas “estaciones” no son necesariamente países, sino ciudades y regiones y se caracterizan por atraer personas globales superpreparadas.

Hay una cualidad de la nueva globalidad: las migraciones funcionales. Y no solo las físicas. En el planeta se computan unos 300 millones de migrantes físicos, de los cuales dos tercios son migrantes laborales. La India es el país del que más han salido y Estados Unidos el que más ha recibido. Pero a ello debe añadírsele que crece –y se acelerará en la pospandemia– la cantidad de telemigrantes. Dice Richard Baldwing (en The Globotics Upheavel) que la presente fase de la globalización es la del telecommuting: personas que trabajan desde sus ciudades para organizaciones ubicadas en otro país.

Paraguay recibió su primer lote de vacunas contra el covid-19 el jueves con la compra por parte del gobierno de 4.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V.

El país comenzará su campaña de vacunación el lunes con la inmunización de los trabajadores de salud de primera línea en la unidad de cuidados intensivos, según las autoridades de salud.

“Se adquirió un total de un millón de vacunas Sputnik V mediante negociaciones directas con el Fondo Ruso, la agencia de fabricación de la vacuna. El miércoles, los presidentes Mario Abdo Benítez y Vladimir Putin mantuvieron una conversación telefónica y se acordó agilizar los trámites para el envío de 300.000 dosis”, dice un comunicado del Ministerio de Salud de Paraguay publicado el jueves.

Paraguay aprobó el uso de emergencia de la vacuna rusa el 15 de enero. El país también espera recibir 4,3 millones de dosis de la vacuna de AstraZenaca comprada a través de Covax, una iniciativa para brindar acceso global equitativo a las vacunas contra el covid-19.

Paraguay ha registrado 148.622 casos confirmados y 3.008 muertes relacionadas con el coronavirus, según el último recuento de la Universidad Johns Hopkins.

A comienzos de mes, Paraguay emitió un decreto que prohíbe el consumo de cigarrillos o el uso de vapeadores en los espacios públicos cerrados y lugares públicos concurridos, eliminando las secciones para fumadores que existían en esos sitios.

De esta forma, completó la subregión, ya que era el único país que no se había sumado al establecimiento de espacios libres de humo en los lugares públicos cerrados o concurridos instituido por el Convenio Marco de la OMS.

En este sentido, Adriana Blanco Marquizo, titular de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), señaló: “El país ha dado un paso enorme para para proteger a sus ciudadanos de las devastadoras consecuencias sanitarias, sociales, ambientales y económicas del tabaquismo y la exposición al humo de tabaco”.

La responsable de la Secretaría del Convenio aseveró que éste es “un gran momento no nada más para la salud de los paraguayos sino para toda Sudamérica”.

“Con el decreto de Paraguay se crea una subregión completamente libre de humo de tabaco en América”, subrayó Blanco Marquizo.

La principal causa prevenible de muerte

El tabaco es la principal causa prevenible de muerte en el mundo y los espacios libres de fumadores protegen a las personas de la exposición al humo que éste produce, además de que promueven que la gente de deje el hábito de fumar y desalientan a las personas, sobre todo a niños y jóvenes, a consumir tabaco.

La directora de la OPS consideró que el nuevo decreto representa un gran logro para el pueblo de Paraguay. “El país ha dado un paso enorme para para proteger a sus ciudadanos de las devastadoras consecuencias sanitarias, sociales, ambientales y económicas del tabaquismo y la exposición al humo de tabaco”, recalcó Carissa Etienne.

De acuerdo con las autoridades sanitarias de Paraguay, cada año mueren unas 3000 personas por enfermedades asociadas al consumo de tabaco, una cifra que podría empeorar en el contexto de la pandemia de COVID-19.

En este sentido, Etienne afirmó que ahora “más que nunca, el decreto es un triunfo para la salud de los paraguayos”.

Con la nueva disposición, sólo se podrá fumar, vaporear, vapear, usar cigarrillos electrónicos o mantener encendidos productos de tabaco -incluidos los productos calentados de tabaco- en zonas al aire libre habilitadas en las que no haya aglomeraciones o que no sean zonas de paso para los no fumadores.

Tras conocer la aprobación de la Interrupción Legal del Embarazo en Argentina, un diputado paraguayo no tuvo una mejor idea que solicitar en medo de la sesión un minuto de silencio «por las miles de vidas de hermanitos argentinos que se van a perder».

El pedido del diputado oficialista Raúl Latorre no fue bien recibido por los presentes. Una legisladora, por ejemplo, pidió lo mismo «por la muerte de la Justicia» en su país.

«Pido un minuto de silencio por las miles de vidas de hermanitos argentinos que se van a perder, aún antes de nacer, en base a la reciente decisión tomada por el Senado del vecino país»,  escribió Latorre en su Twitter.

El político lo hizo en el comienzo de una sesión en la que la cámara baja debía analizar varios proyectos relacionados con los comerciantes de ciudades fronterizas con la Argentina.

Fuente: Pronto

Los presidentes de Brasil y Paraguay, Jair Bolsonaro y Mario Abdo Benítez, respectivamente, acordaron este viernes reabrir uno de los pasos fronterizos entre ambos países antes del 15 de octubre.

Según detalló la Presidencia de Paraguay en un comunicado, los mandatarios acordaron la reapertura de la frontera común durante una conversación telefónica. La nota subraya que ello se concretará cuando «exista plena seguridad en materia de control sanitario, migratorio y ciudadano».

Abdo manifestó que Paraguay está listo para proceder a la apertura, mientras que Bolsonaro expresó que esperaría los informes de las instituciones técnicas. La línea divisoria había sido cerrada en marzo con la intención de evitar la propagación del coronavirus.

En este momento Paraguay contabiliza 41.799 contagiados (de ellos, 15.763 activos), 869 fallecidos y 25.167 recuperados. Por su parte, Brasil registra desde finales de febrero, cuando se detectó allí el primer contagio de coronavirus Sars-Cov-2, 4.880.523 infectados (504.207 activos), 145.388 muertes y 4.232.593 recuperados. En cuanto a cifras de contagiados, ocupan el lugar 66 y 3 a nivel mundial, en ese orden.

El anuncio ha despertado alarma en Paraguay, que pretende pasar al desconfinamiento sin fases a partir del lunes próximo, pese a la circulación comunitaria del virus en el país, como reconoció este viernes el ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

Por otra parte, la situación epidemiológica de Brasil no está bajo control, aunque el Gobierno paraguayo precisó que otros pasos fronterizos con este país no se abrirán -en referencia a Pedro Juan Caballero y Salto del Guairá-, lo cual incomodó a empresarios y comerciantes de estas dos ciudades.