Tag

Policía

Browsing

Darío Trinidad, representante en el Consejo de Bienestar Policial, manifestó a través de Radio Chubut la situación que se encuentran los miembros de la fuerza.

Expresó que están en una condición preocupante, ya que no obtienen respuestas al pedido de aumento salarial y a las aplicaciones del pago de sus cláusulas gatillo desde 2019. Sostuvo también que a esto se le suma, el nivel inflacionario de la provincia que hace imposible un nivel de vida económico estable.

Además señaló que las reuniones que han tenido no han llegado a buen puerto, ya que según Trinidad, nadie quiere ceder en su postura. Dijo que tanto el Ministro de Seguridad, Federico Massoni, ni el Ministro de Economía, Oscar Antonena, les han brindado una respuesta real a su reclamo digno.

Para finalizar, llamó a prestar atención al reclamo que mantienen las fuerzas hace más de 2 años y que aún se mantienen expectantes, ante la falta de respuestas. Por último invitó a que en estas elecciones la gente vote con conciencia a la hora de asistir a las urnas y no se deje llevar por promesas vacías.

Julio Moreira, integrante del Consejo de Bienestar Policial, habló sobre la reunión con el Gobierno Provincial e indicó que “no tenemos respuestas del Gobierno a nuestro reclamo. El ministro Massoni y el Jefe de Policía, Miguel Gómez, nos dicen que comprenden pero no nos dan respuestas”.

“Hemos escuchado a un sector de la Policía que está pensando en acuartelarse por falta de respuestas al reclamo policial. Hace dos años que no nos aumentan los salarios. Un empleado administrativo en Madryn cobra 32 mil pesos mensuales. Un agente con 10 años de antigüedad está cobrando 60 mil pesos”.

Moreira señaló que “hemos ido a reuniones con Massoni con mucho respeto, pero el miércoles, el ministro nos faltó el respeto. Está de licencia porque hace campaña política, y a nosotros eso no nos importa”.

“Nos piden que esperemos, pero así nos tienen hace varios meses. Fuimos incluidos en el aumento que decretó el Gobierno pero nos parece una falta de respeto. Estoy esperando la respuesta del personal en actividad, si ellos quieren tomar una retención de servicio, están en todo su derecho”, afirmó Moreira al aire de FM Del Sur.

Darío Trinidad, representante en el Consejo de Bienestar Policial, se refirió a través de Radio 3 a la reunión mantenida esta semana con el Ministro de Seguridad y Economía, a la cual calificó “una burla”. Señaló que se les presentó un “compromiso” de pago de la deuda y no se planteó una recomposición. Se rechazó el 10% decretado y apuntó que “me pareció casi una burla lo que hizo el Ministro” Massoni.

A través de Radio 3, Darío Trinidad, representante en el Consejo de Bienestar Policial (CoBiPol), dio detalles de la reunión que mantuvieron con el Ministro de Seguridad y Economía, Federico Massoni y Oscar Antonena, el miércoles pasado.

En este sentido Trinidad remarcó que la reunión “fue convocada por el Ministro (de Seguridad, Federico) Massoni”, reconociendo que “pensamos que sería una suerte de negociación, fuimos con esa expectativa”.

Sin embargo “el Ministro nos dijo que tenía ‘2 buenas noticias’, una que él tomaba el compromiso que se va a pagar las cláusulas gatillo y la otra que los juicios ganados están presupuestados para el 2022”.

Ante esto, remarcó que “comenzó una discusión”, ya que se solicitaron mayores precisiones respecto a cómo se iba a cancelar la deuda generada por las clausulas gatillo de 2019 y “el Ministro se animó a hablar de hasta en 6 cuotas”.

“Hubo una discusión acalorada y fuerte porque pretendíamos entrar en un debate, pero nada”, reconoció y se refirió al Ministro de Seguridad, considerando que “si esto era para sobarle el lomo al Policía para que lo voten, está errado”.

Cuestionó que tampoco se haya hecho una oferta de recomposición salarial, ya que la deuda de $ 860 millones “es retroactivo, pero para los nuevos nada. Hay 3 promociones, que no tienen nada y es por lo que peleamos”.

El representante del CoBiPol reconoció que la reunión “no terminó bien” y expresó a título personal que “me pareció casi una burla lo que hizo el Ministro, el hacernos venir de tan lejos para escucharlo y que no nos dé soluciones. Cayó muy mal entre nosotros”, reconoció.

Insistió en que la intención era “llegar a la negociación”, rechazando el 10% de aumento otorgado por el Gobierno ya que “está muy lejos de lo que pedimos”.

Trinidad evaluó que con el pago en cuotas se pretende “tapar huecos para llegar a abril con sus cuentas saneadas -y- creen que el policía no va a reclamar”.

Cerró señalando que “el Ministro nos dijo que en 15 días nos volvamos a reunir, pero se torna una burla”.

Así lo manifestó el representante del Consejo de Bienestar policial de la provincia, Claudio López, tras reunirse este miércoles con el ministro de Economía, Oscar Antonena. Molesto por la situación, informó que durante el encuentro no hubo un acuerdo e incluso “los ánimos se pusieron ásperos” ante la falta de respuesta al reclamo.

La convocatoria del Ministerio de Economía en Casa de Gobierno para mantener una reunión junto al Consejo de Bienestar y el Ministerio de Seguridad surgió a raíz de la deuda salarial que el Estado provincial mantiene desde 2018 con la Policía.

El vocero del Consejo de Bienestar, Claudio López, aseguró que durante el encuentro no hubo un acuerdo e incluso “los ánimos se pusieron ásperos” ante la falta de respuesta al reclamo. “Es una situación agotadora, nos tuvieron esperando una hora afuera del edificio y no obtuvimos ninguna novedad”.

López señaló que la deuda con la Policía es de $860 millones, y hasta el momento solo saben que se negociará en cuotas. “Yo no si el ministro (Antonena), estaba al tanto del reclamo, pero recién ahora van a salir a ver como hacen para saldar la deuda”.

El policía del GEOP que asesinó a “Tino” John de un tiro en la cabeza en un posible caso de “gatillo fácil” que hubo en la comarca andina de Chubut el pasado 27 de mayo nunca dejó de trabajar, no está imputado de nada y la investigación del caso sigue sin avanzar. El fiscal todavía no decide si va a archivar el expediente o va a pedir la apertura de una causa penal por el delito de homicidio.

Desde el Ministerio de Seguridad que por ahora sigue dirigiendo Federico Massoni nunca se supo si se hizo alguna investigación interna para establecer cómo actuó el policía que asesinó a John y si el procedimiento previo estuvo bien o mal hecho. Nadie analizó nada y hasta se dice que se “perdieron” evidencias.

Ya han pasado más de cuatro meses del crimen y todo está como al principio: la fiscalía no brinda información a la prensa, los abogados de la familia del fallecido están a la expectativa de la realización de medidas que han solicitado y que todavía no se habrían concretado y el caso continúa -da la sensación- hacia el momento en el cual se decida su archivo.

En un hecho casi similar ocurrido en otro lugar y con distinto resultado, el policía que le disparó al cantante Santiago “Chano” Moreno Charpentier hiriéndolo en el abdomen cuando intentó atacarlo con una cuchilla, en medio de un presunto brote psicótico, fue imputado del delito de “lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y por ser funcionario, y va a juicio. El caso es de Buenos Aires y sucedió hace apenas dos meses y algunos días, “Chano” Charpentier ya abandonó el hospital y está bien.

Acá en Chubut estamos hablando de una muerte en confusas circunstancias, con una testigo presencial que dice que la policía fue a ejecutar a su marido; con una población movilizada exigiendo que se haga justicia y el fiscal pareciera que estuviera trabajando como abogado defensor.

Desde distintas organizaciones de Derechos Humanos; y hasta el propio premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, han pedido que se llegue a la verdad de lo que ocurrió con Alejandro “Tino” John (63) y que se clarifique si fue o no un caso de “gatillo fácil”.

El hecho ocurrió la mañana del 27 de mayo en la propiedad de la víctima; una chacra del paraje “Las Golondrinas” y todavía no se han logrado clarificar en qué circunstancias lo mataron a John.

Nadie en la causa habla de tiroteo, sino de un solo disparo de parte del policía que le tiró a la víctima directamente a la cabeza. La mujer del fallecido que ese día estuvo ahí, asegura que a su esposo fueron a ejecutarlo, que lo arrinconaron en el altillo de la casa entre al menos veinte policías del GEOP y que ahí lo asesinaron mientras a ella la tenían atada con precintos. El hombre se encontraba armado con una carabina a la que se le habría terminado las balas cuando lo ultimaron.

Fuente: Diario Crónica

Fue el sábado por la noche en Trelew y el domingo fueron liberados. Presentaban golpes y lesiones en diferentes partes del cuerpo y este lunes radicaron una denuncia por lo ocurrido.

Este sábado por la noche 2 jóvenes fueron detenidos por personal policial en Trelew y fueron trasladados a dependencias policiales, donde de acuerdo a lo denunciado, fueron hostigados y violentados físicamente.

La joven detenida había sido arrestada el año pasado en el contexto de la cuarentena por personal policial, en una detención declarada ilegal.

Ahora, fue apresada junto a un joven por causas no del todo claras y los trasladaron a dependencias policiales, en el caso de ella a Playa Unión.

Durante varias horas se desconoció su alojamiento y recién este domingo por la tarde se realizó la audiencia de control de detención, donde se le impidió el ingreso a la Comisión Contra la Impunidad.

En este sentido, ambos salieron con golpes y lesiones, por lo que este lunes se radicó una denuncia por apremios ilegales.

 

El ministro protegido del gobernador Arcioni sigue usando también fondos públicos para sostener su remoto proyecto de llegar a ser senador de Chubut y mientras la seguridad de los ciudadanos que dice que va a representar en el Congreso está en crisis, con un notable crecimiento de los delitos en toda la provincia; distrae a los policías que deberían estar ocupados en contrarrestar el accionar de los delincuentes para llevarlos a hacer campaña con él.

En Trelew, en donde puso un jefe de la Unidad Regional que habla de “sensación de inseguridad”, hubo en estos últimos meses –coincidentemente con la llegada de Luis Villagrán–, un montón de robos y asaltos; dos crímenes seguidos que no están aún esclarecidos, la policía pareciera haberse retirado de la calle y Massoni lo único que hace es echarle la culpa de todo a los jueces.

Fue en julio de este año y en un medio de Madryn que es afín al ministro, en donde un magistrado justamente de esa ciudad contestó enérgicamente en aquella ocasión las críticas que Massoni le hacía al Poder Judicial, también, con relación a los detenidos.

“Como todas las declaraciones que hace en campaña el ministro Massoni falta a la verdad”, denunció el juez de Ejecución Penal Daniel Yangüela y a renglón seguido al desmentirlo a Massoni sobre la situación carcelaria y de alojamiento de detenidos que se da en Chubut le endilgó “falta de gestión” y “conductas payasescas que se dan en campaña con el ministro Massoni desde siempre”, aseguró.

“Primero y principal; si es cierto que hay condenados en comisarías y que es responsabilidad directa del Poder Ejecutivo: todo eso viene de antaño, ya el gobernador (Mario) Das Neves cuando inició la obra del Instituto (Penitenciario) Penal (ubicado camino a Madryn) lo hizo, supuestamente, para demoler la Alcaidía (de Trelew) y cuando se lo inauguró no se demolió la Alcaidía. Es más, se intentó duplicar con módulos la capacidad del Penal”, explicó Yangüela.

“El tema es que el ministro (Massoni), lejos de ampliar el penal, lo que amplió fue la (cantidad de) camas dentro de los cubículos en donde tienen que estar los detenidos; esto es, ampliar la capacidad en base a hacer un camastro más de cemento sin tener en cuenta la infraestructura sanitaria, los espacios comunes, el personal de seguridad que se requiere para el manejo de esa cantidad de detenidos en un pabellón, que hace mucho más dificultoso y peligroso para que entre (al lugar) el personal policial”, consignó el juez.

“Si se tiene un discurso de ´mano dura´ y gente presa, deben construirse lugares en donde se pueda tener a esos detenidos en condiciones adecuadas”, añadió Yangüela, contestándole al “payaso” de Massoni.

“Lo que habría que recordarle al ministro es que él se comprometió en 60 días a solucionar con obras y personal la cuestión del penal (IPP) de ruta 3: y esto fue hace un año. ¿Y ahora se queja de las resoluciones de la Justicia? Debería quejarse de la falta de gestión y de la falta de recursos del propio Poder Ejecutivo. Pero estas conductas payasescas, tratando de no ofender a los payasos que tienen una profesión digna, se dan en campaña con el ministro Massoni desde siempre”, señaló el magistrado.

Al finalizar el juez Yangüela aseguró: “Chubut es una de las tres únicas provincias (del país) que no tiene servicio penitenciario provincial y Massoni también debería preguntarse por qué tenemos una estructura policial sin patrulleros, sin personal y con un sargento con 15 años de antigüedad cobrando como un empleado de un kiosco. Creo que ahí tiene que buscar respuestas el ministro Massoni y no seguir mintiéndole a la gente”.

La madre del menor siente miedo porque las autoridades no dieron respuestas. «La policía está para brindar seguridad y bienestar, además de dar un buen ejemplo. Es lo que menos demostró este señor al amenazar y golpear a mi hijo», advirtió.

Delia es una vecina de Paso del Sapo que denunció maltratos y lesiones hacia su hijo por parte de un policía. Del hecho, nadie hizo eco y las autoridades nunca les dieron respuestas.

El mismo ocurrió hace un mes, el involucrado es un policía de la localidad, quien amenazó y golpeó a un menor de edad.

«Pedimos que esto no quede así, ya hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance y por las vías correspondientes como se verá, pero no tenemos ninguna respuesta hasta el momento», comenzó explicando Delia.

La madre del menor decidió hacer público el hecho y mencionó: «No queremos que esto siga pasando con ningún adolescente y ningún niño más. Creo y estoy convencida que la policía está para brindar seguridad y bienestar, además de dar un buen ejemplo. Es lo que menos demostró este «señor» al amenazar a mi hijo», advirtió.

Situación

En un partido de fútbol el policía le pegó una patada en el ojo a un menor de edad y lo dejó en la cancha tendido, para posteriormente irse a su casa, sin auxiliarlo y ver que había sucedido.

La madre del menor se expresó y dijo:

«¿A eso llaman no intencional? , ¿Si no fue así porqué no lo levantó y lo llevó a la salita de primeros auxilios? ¿Porqué jamás se acerco a nuestra casa y nos comunicó lo que pasó como adulto y policía?»

A raíz de esto mismo, agregó que «deja mucho que hablar, esa clase de policía y seguridad no necesitamos…y mucho menos amenazar a menores y generar miedos».

Asimismo, la madre se siente asustada por lo que pueda repercutir, pero como familia están preocupados y no tienen seguridad.

«Hoy fue mi hijo ,mañana no sé a quién le puede pasar, basta de callarnos»

Por último, dejó constancia de las heridas de su hijo y aseveró que espera que nunca más pase una situación así:

El médico dejó constancia de las lesiones a través de un certificado. Además, la denuncia fue radicada inmediatamente.

Están a la espera de una respuesta por parte de las autoridades.

Así lo consignó Dario Trinidad, Integrante del Consejo de Bienestar Policial, quien se refirió al reclamo que mantienen los integrantes de la fuerza policial.

Trinidad hizo mención a las manifestaciones brindadas a Radio Chubut por el ministro de seguridad Federico Massoni, quien aseguró que “siempre estuve a favor de los efectivos policiales”, y “ellos se olvidan que quien llevó adelante la modificación de la ley de bienestar fui yo” y remarcó como histórico el aumento otorgado años atrás a la fuerza policial.

En esa línea, Darío Trinidad reconoció que “es indiscutible que Massoni siempre está con la policía”, pero aseguró que en la actualidad los efectivos están pasando por la misma miseria que se vivió cuando se otorgó ese importante aumento, del que habla Massoni.

Y aseguró que hoy “estamos muy por debajo con los sueldos”.

Así lo dijo al exponer que, un administrativo cobra 37 mil pesos por mes, y un ingresante en comando está en 43 mil.

“No se puede vivir con ese sueldo”, remarcó Trinidad, al aclarar que solo se está hablando de la parte salarial, pero hay necesidades de uniformes, patrulleros y comisarías donde no tienen gas, “todo eso habla de la condición deplorable que tiene hoy la policía” agregó.

El integrante del Consejo de Bienestar Policial, aseguró que insistirán en su pedido de un sueldo básico de 100 mil pesos.

Aunque aclaró que -según lo comprometido por el ministro de gobierno José María Grazzini- el tema salarial y los ascensos atrasados serán analizados en un nuevo encuentro con las autoridades provinciales que tendrá lugar, luego de las Paso.

De a poco se le van cayendo los naipes al castillo que Massoni les edificó a sus séquitos con ilusiones desde el comienzo de su “gestión”.

Los policías de la provincia están muy enojados con el ministro de Seguridad, porque éste no habría regularizado las cuestiones pertinentes al pago de retroactivos, que estaría pendiente desde el primero de enero hasta la fecha, por lo tanto ya les deberían 9 meses de aumento a los uniformados.

El doble discurso y las mentiras del funcionario estarían empezando a rebalsar el vaso y a la pata más importante de su gestión ya se le estaría empezando a acabar la paciencia.

Lo cierto es que Massoni habría mandado a notificar los ascensos de rango recientemente a los correspondientes policías, pero no habría hecho absolutamente NADA para gestionar el pago de los montos adeudados desde comienzo de año. En pocas palabras: prometieron aumentos de sueldo desde inicios del 2021 y hasta la fecha no habrían cumplido con esa mejora del salario.

Prometer para endulzar oídos y masturbar a las mentes parecería ser una práctica muy esperable de Massoni con el fin de que todos vayamos contentos a votarlo; pero el ministro está jugando con fósforos y un bidón de combustible, se está arriesgando a algo más grave que perder las elecciones, está metiéndose con la Policía.

Debemos tener en cuenta que Massoni a comienzos de la campaña habría reclutado, a través de emisarios, a los familiares de los policías para que sean fiscales de mesa en las elecciones, algo inaudito. Recientemente escuchamos que como consecuencia del malestar institucional, los que habrían aceptado en aquella oportunidad le habrían bajado el pulgar al ministro y por ende, la lista política de Massoni se estaría quedando sin personas que se encarguen de fiscalizar y obviamente… sin esos votos.

Desde sectores descontentos de la fuerza dejaron en claro que de ninguna forma van a votarlo, se dieron cuenta de que Massoni para lo único que desearía ganar las elecciones sería para tener fueros que impidan la prosperidad de una supuesta catarata de denuncias en su contra y que estarían “cajoneadas” desde hace bastante.

Otra cosa también preocupante entre los efectivos es la persecución que estaría desplegando Massoni dentro de la institución hacia los policías que habrían estado publicando videos e información sobre supuestas irregularidades. Estos habrían recibido duras sanciones administrativas en carácter de represalias.