Tag

Incendios

Browsing

Más de 13 mil hectáreas fueron consumidas por las llamas que comenzaron los primeros días de marzo en la Comarca Andina. Más de 200 brigadistas trabajaron en la zona durante distintas etapas con el apoyo de 3 hidroaviones y 3 helicópteros con helibaldes, así como de autobombas, camionetas equipadas, maquinaria vial para abrir cortafuegos y caminos y helicóptero de transporte.

El incendio en la zona de Las Golondrinas que se inició 9 de marzo pasado junto a otros focos en localidades cercanas de la Comarca Andina, fue declarado extinguido este martes.

Según informó el Servicio Provincial del Manejo del fuego, fueron consumidas más de 13 mil hectáreas, por las llamas que estaba «caracterizado como tormenta de fuego por su velocidad y su intensidad». Tras más 35 días de intenso trabajo, se logró extinguirlo el martes.

Más de 200 brigadistas trabajaron en la zona durante distintas etapas con el apoyo de 3 hidroaviones y 3 helicópteros con helibalde -ya que había zonas a las que era muy difícil acceder por tierra-, así como de autobombas, camionetas equipadas, maquinaria vial para abrir cortafuegos y caminos y helicóptero de transporte.

Actualmente la División de Investigación de Siniestros de la Superintendencia Federal de Bomberos de la Policía Federal investiga la causa de los dos focos -uno en Paraje Las Golondrinas y el otro, en Cerro Radal- que dieron origen al incendio. Fueron convocados para ello por el Ministerio Público Fiscal de Chubut.

 

Los intendentes de Lago Puelo, El Hoyo y El Maitén mantuvieron una reunión virtual con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas y el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz en la que se presentaron líneas de crédito por 200 millones de pesos para capital de trabajo y para inversión productivas.

«En Lago Puelo, además de zonas rurales y ganaderas, se vieron afectados un aserradero, un taller mecánico, una cervecería, productores de fruta fina, numerosos artesanos que realizan manufacturas por menor y por mayor y luthiers que fabrican instrumentos en madera. Esperamos que todos estos productores puedan ser alcanzados por los créditos, que son una muestra más del apoyo del Gobierno Nacional en está situación de emergencia que atravesamos», explicó el intendente de Lago Puelo, Augusto Sanchez, en la reunión.

RECUPERAR LO PERDIDO

«Esta línea de crédito será de gran ayuda para los productores, emprendedores y artesanos afectados por los incendios porque tiene un período de gracia y una tasa de interés bajísima, gracias a que cuenta con respaldo del FOGAR, el Fondo de Garantías Argentino, que en definitiva es el Estado saliendo de garante de todos los productores», afirmó Kulfas en la reunión virtual.
«El objetivo de esta línea es que el productor se reponga y pueda recuperar lo perdido, para estar nuevamente operativo. Y lo estamos haciendo con ustedes, los intendentes, que son los que están en el territorio y saben dónde están los afectados», agregó. Este Fondo que administra la Secretaría PyME va a salir de garante de todos los productores, con lo cual «los bancos deberían recibir a todos, incluso a aquellos que hasta ahora no son clientes. Juntos vamos a monitorearlos para que sean efectivos», resaltó.

TASAS ACCESIBLES

Por su parte, el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz destacó el trabajo que se realiza desde el Fondo de Garantías Argentino para respaldar a las PyMES: «la falta de garantías no pueden ser un impedimento para el acceso al financiamiento bancario, más en el caso de PyMEs que están atravesando una situación crítica y necesitan volver a armarse desde cero. Es por eso que desde la Sepyme no solo subsidiamos tasas accesibles sino que desde el FOGAR vamos a respaldar el 100 % de los créditos que se soliciten».

HASTA 200 MILLONES

Los créditos consisten en líneas de financiación de hasta 200 millones de pesos y cada productor o PYME puede acceder a un préstamos de hasta 8 millones. El primer año serán a tasa 0, y los productores y pymes contarán con respaldo de garantías. Los créditos para capital de trabajo tendrán una tasas del 9,9 % a partir del segundo año y hay líneas de financiación productivas de hasta 5 años con tasas escalonadas de 9,9% el primer año y 22 % el resto del préstamo.
En el encuentro virtual también participaron el resto de los intendentes de la Comarca Andina.

El intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, mantuvo una reunión virtual con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas y el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz en la que se presentaron líneas de crédito por 200 millones de pesos para capital de trabajo y para inversió productivas.

«En Lago Puelo, además de zonas rurales y ganaderas, se vieron afectados un aserradero, un taller mecánico, una cervecería, productores de fruta fina, numerosos artesanos que realizan manufacturas por menor y por mayor y luthiers que fabrican instrumentos en madera. Esperamos que todos estos productores puedan ser alcanzados por los créditos, que son una muestra más del apoyo del Gobierno Nacional en está situación de emergencia que atravesamos», explicó Augusto en la reunión.

«El objetivo de esta línea es que el productor se reponga y pueda recuperar lo perdido, para estar nuevamente operativo. Y lo estamos haciendo con ustedes, los intendentes, que son los que están en el territorio y saben dónde están los afectados», agregó. Este Fondo que administra la Secretaría PyME va a salir de garante de todos los productores, con lo cual «los bancos deberían recibir a todos, incluso a aquellos que hasta ahora no son clientes. Juntos vamos a monitorearlos para que sean efectivos», resaltó.

Los créditos consisten en líneas de financiación de hasta 200 millones de pesos y cada productor o PYME puede acceder a un prestamos de hasta 8 millones. El primer año serán a tasa 0, y los productores y pymes contarán con respaldo de garantías. Los créditos para capital de trabajo tendrán una tasas del 9,9% a partir del segundo año y hay líneas de financiación productivas de hasta 5 años con tasas escalonadas de 9,9% el primer año y 22% el resto del préstamo.

En el encuentro virtual también participaron el resto de los intendentes de la Comarca Cordillerana de Chubut.

Fuente: Lu17

El Ministerio de Desarrollo Productivo otorgará asistencia financiera por un total de $200 millones a pymes, emprendedores y artesanos de las localidades chubutenses de Lago Puelo, El Hoyo y El Maitén, que resultaron afectados por los incendios que sufrió la zona de la comarca andina.

Según informaron desde la cartera productiva, los créditos contarán con tasas subsidiadas por el Fondep, que tendrán un monto máximo de $8 millones, un año de gracia y podrán destinarse a capital de trabajo que cubra el flujo financiero de la pyme o a inversión productiva, a través de la recompra de bienes o herramientas siniestrados durante los incendios.

La nueva línea de financiamiento fue presentada por el ministro Matías Kulfas y el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, Guillermo Merediz en videoconferencia con los intendentes de Lago Puelo, Augusto Sánchez; El Hoyo, Pol Huisman y El Maitén, Oscar Currilén.

En este sentido, Kulfas afirmó que “esta línea de crédito va a ser de gran ayuda para los productores, emprendedores y artesanos afectados por los incendios porque tiene un período de gracia y una tasa de interés bajísima, gracias a que cuenta con respaldo del Fogar, el Fondo de Garantías Argentino, que en definitiva es el Estado saliendo de garante de todos los productores”.

En el caso de los créditos para capital de trabajo, el plazo será de hasta 3 años con una tasa del 0% durante el primer año y del 9,9% el resto del préstamo.

Los créditos destinados a inversión productiva tendrán hasta 5 años de plazo y un esquema escalonado: 0% el primer año, 9,9% el segundo y 22 % hasta el final del préstamo.

Asimismo, informaron que todas las pymes contarán con respaldo de garantías desde el Fogar y podrán tramitar el crédito en el Banco del Chubut.

“El objetivo de esta línea es que el productor se reponga y pueda recuperar lo perdido, para estar nuevamente operativo. Y lo estamos haciendo con ustedes, los intendentes, que son los que están en el territorio y saben dónde están los afectados», agregó el ministro.

Este Fondo que administra la Secretaría PyME va a salir de garante de todos los productores, con lo cual «los bancos deberían recibir a todos, incluso a aquellos que hasta ahora no son clientes. Juntos vamos a monitorearlos para que sean efectivos”, resaltó.

Tras expresar su “solidaridad con todos los que sufrieron estos incendios”, llamó a “trabajar unidos para que el sector productivo afectado vuelva a trabajar, generando lo que saben hacer e invirtiendo para poner a Argentina de pie”.

Por su parte, Guillermo Merediz destacó el trabajo que se realiza desde el Fondo de Garantías Argentino para respaldar a las pymes y señaló que “la falta de garantías no pueden ser un impedimento para el acceso al financiamiento bancario, más en el caso de pymes que están atravesando una situación crítica y necesitan volver a armarse desde cero. Es por eso que desde la Sepyme no solo subsidiamos tasas accesibles sino que desde el Fogar vamos a respaldar el 100% de los créditos que se soliciten”.

En video conexión, el intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, expresó que “estas líneas de crédito son una muestra más del acompañamiento que la región está recibiendo por parte del gobierno nacional desde el primer momento de la catástrofe socio ambiental en cada uno de sus aspectos. Resulta fundamental para la región la llegada de opciones de recuperación destinadas al sector productivo que se vio fuertemente golpeado por los incendios».

A su vez, el intendente de El Hoyo, Pol Huisman, recalcó que “estos créditos nos ayudarán a apuntalar nuestro sistema productivo y recuperar las pérdidas que hemos sufrido con el incendio. Vamos a seguir trabajando juntos para llegar con el Estado a cada uno de los damnificados”.

Desde El Maitén, el intendente Oscar Currilén agradeció la rápida respuesta del Gobierno nacional y dijo que “las líneas de crédito son un gran alivio, vamos a trabajar desde este rinconcito para que la asistencia llegue a los pequeños productores».

Fuente: Grupo La Provincia

El Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) informó hoy, en el reporte que emite a diario, que por séptimo día no se registran incendios forestales activos en el país y que los focos en Chubut y Río Negro se mantienen controlados.

El SNMF detalló que en la zona de El Boquete el fuego está «controlado».

En la misma situación se encuentra el foco de Cushamen (Las Golondrinas) en Chubut.

El organismo alertó que entre el 1 de enero y el 29 de marzo los incendios afectaron un total de 74.781 hectáreas en todo el país.

El panorama es desolador por la angustiante realidad que impera después del paso de la tormenta de fuego, ocurrida el 9 de marzo, hace exactamente un mes. La desesperación personal y colectiva en la Comarca Andina es inconmensurable.

Miles de cordilleranos siguen sin casa, sin luz, sin agua y -lo peor de todo- es que en el horizonte cercano se avecina otro crudo invierno patagónico al que nadie sabe cómo enfrentar habiendo perdido todo.

No solamente el panorama actual es crítico: lo peor es la ausencia de futuro para una región que ya estaba olvidada y sufre la incertidumbre total en materia económica y social. Si el Estado -tanto el Nacional como el Provincial- no se toman en serio el problema e invierten todo lo que se necesita urgentemente en los próximos 45 días la bellísima Comarca Andina se transformará por muchos años en una zona de desastre y desolación difícilmente recuperable. Así como un ciprés tarda varias décadas en crecer, las generaciones actuales no volverán a ver lo que conocieron como un prodigio de la naturaleza.

Las penurias en la Comarca Andina Patagónica no se resolvieron obviamente con la inmensa solidaridad inmediata del pueblo o con los anuncios, muchos de ellos formales, que hicieron los gobernantes. El fuego destruyó mucho de lo material pero también parece haber derretido el futuro de una de las zonas más maravillosas que tiene Chubut y el país.

Miles de personas y familias afectadas se las ingenian por su cuenta para encontrar algunas soluciones de transición hacia diferentes direcciones que les imponen los múltiples problemas a resolver. Los más perjudicados se quedaron sin casa y perdieron todo, literalmente. No tienen un techo ni tampoco las cosas imprescindibles para sobrevivir

La solidaridad, como sucede siempre frente a las catástrofes, llegó casi de manera inmediata y hasta sobrepasó la cobertura de las necesidades urgentes. Hasta sobró ropa enviada desde distintos puntos del país y ahora se piensa en usarla entre medio de los miles de paredes que quedan por levantar. Lo que falta es otra cosa: una inversión medida en millones.

Los problemas de la Comarca van mucho más allá de lo que un pueblo solidario puede donar o lo que los voluntarios pueden ir a hacer con sus manos a la hora de limpiar el desastre o ayudar a levantar parte de lo devastado. Reconstruir tras los incendios no es una tarea que pueda depender de la solidaridad, sino del Estado en sus diferentes niveles, porque desde lo personal ya es muy difícil vivir sin una catástrofe en un panorama de crisis agravado por el Coronavirus. Solamente hay que imaginar lo trágico que puede ser intentar levantarse con la miseria, la inflación, los sueldos atrasados, entre otros

Necesidades imperiosas que no admiten demora Lo que hace falta de manera imperiosa son viviendas e infraestructura para recomponer y mejorar los raquíticos servicios públicos que había desde antes del incendio y que ahora están desaparecidos.

Las casas de emergencia pueden ayudar para encontrar un techo para dormir, pero se viene el invierno y vaya a saber si alguien puede subsistir en un container enfrentando crudo frío, las lluvias y las nevadas de un invierno que está por llegar y se extenderá por varios meses. Ni qué hablar de lo que implica intentar pasar no uno, sino varios inviernos en una casilla de chapa. Son más de 500 las viviendas afectadas, 392 de manera total y 102 parcial; aunque cálculos no oficiales llevan el número hasta las 1000 casas. Por eso, no alcanza para encarar las soluciones de fondo con las viviendas modulares. Con ellas se logrará tener un techo, pero jamás una vivienda digna.

Para tener un panorama justo basta preguntarle a los comodorenses que también perdieron todo y cuatro años después siguen alquilando por su propia cuenta e inclusive intentan subsistir en un trailer. Concretar las obras de infraestructura del tendido eléctrico, plantar postes y cables que lleven la luz e internet parece una misión casi imposible cuando el Estado se muestra paquidérmico en sus movimientos.

Además, hace falta imperiosamente el aprovisionamiento de redes de agua potable y cloacas para que la higiene sea una tarea cumplida en el devenir de lo cotidiano en tiempos de pandemia. Hay que empezar casi de cero.

Reconstruir la Comarca es mucho más que un anuncio oficial para cumplir, se trata de invertir con fuerza y planificación para que el desastre quede en el pasado y el futuro se convierta en una esperanza real. Hasta ahora, lo más concreto ha sido el lanzamiento de los préstamos de 2,8 millones por parte del gobierno provincial a través del IPV.

Se verá con qué diligencia se tramitan o si la burocracia los demora infinitamente hasta que la devaluación los devore. Como sostuvo el economista Joseph Stiglitz, el maestro del ministro de Economía Martín Guzmán, «en el futuro estaremos todos muertos».

El Estado nacional anunció fondos relativamente relevantes, pero las administraciones locales aseguran que están llegando a cuentagotas. Cada municipio sabe que son la primera línea de contención, y que no solo recibirán los insultos de centenares de vecinos desesperados sino que pagarán todo el costo político si se dedican a encubrir o solapar las demoras de sus jefes políticos nacionales o provinciales, porque la gente hará tronar el escarmiento.

Del incendio a las inundaciones

Todo debe hacerse de manera planificada y en serio, porque la devastación de los bosques traerá problemas adicionales. La liquidación de flora nativa que equilibraba el ecosistema ahora ya no está y cuando las lluvias caigan sobre la Cordillera y la nieve se deshiela el agua invadirá sin contención las zonas a su merced. La anegación de miles de hectáreas de la Comarca es una problemática de corto plazo.

Los bosques ya no están para contener el agua que inevitablemente el clima genera año a año en la zona y lo que se presagia que es el agua que faltó para apagar el fuego llegue tarde y se transforme en inundaciones que pongan en peligro lo poco que quedó en pie y lo que se vaya a reconstruir.

Fuente: Límite 42

Una interesante iniciativa para ayudar a los vecinos afectados por los incendios en la Comarca Andina lanzó la CAI Solidaria. El objetivo es reunir la mayor cantidad posible de alimentos no perecederos y materiales de construcción para llevar a las familias afectadas por los siniestros.

La finalidad es ayudar a las familias de esa zona a reconstruir sus viviendas y lugares de trabajo. Las pérdidas en algunos casos fueron totales, con lo que están necesitando toda la ayuda posible para volver a levantar sus hogares.

Cuando se vive un incendio lo primero que te dan es ropa, y está bien, pero llega un momento que hay mucho de eso y se necesitan otras cosas para poder retomar su vida, su trabajo. Por eso la idea de reunir materiales y entre todos vamos a poder hacer una gran cruzada solidaria”.

¿Con qué se puede ayudar?

Al ser consultado con qué se puede ayudar, agregó: “estamos pidiendo como primordial materiales de construcción como clavos, alambre, cemento, ladrillos, chapas, maderas, tornillos, tarugos, tenazas, serruchos, guantes y botines de trabajo.

A ello se le suman colchones, camas, muebles, cocinas y termotanques. Les pedimos a las empresas petroleras caños tubing, ya que todo esto será utilizado para que aquellas familias afectadas por los incendios puedan reconstruir sus hogares”.

En este marco, manifestó que “el invierno se avecina y ellos deben levantar sus casas lo antes posible. Cabe destacar que todo lo reunido será entregado en mano, como lo hacemos habitualmente con la CAI Solidaria”.

“El viaje solidario está previsto concretarse a mediados o fines de abril. Cualquier duda o consulta comunicarse al teléfono 297-4354267”, finalizó Guerreiro.

 

Para conocer el estado de situación tras el incendio, el Municipio de El Hoyo puso en marcha inmediatamente los relevamientos en distintas áreas para poder comenzar a gestionar la ayuda a ayuda directa a las familias damnificadas. ·

ATENDIMOS LA URGENCIA

Desde el primer momento del incendio, todo el pueblo de El Hoyo y la Comarca Andina se prestó a colaborar con quienes más lo necesitaban. Desde el Ejecutivo, encargado de coordinar el operativo de emergencia y la ayuda que iba llegando; pasando por el Concejo Deliberante, cuyos miembros estuvieron permanentemente a disposición; las cooperativas, que aportaron su mano de obra y colaboración; hasta el compromiso solidario de cada vecino y vecina que se acercó como voluntario a ayudar o que hizo su contribución con alimentos, ropa y otros productos. Para conocer el estado de situación tras el incendio, el Municipio puso en marcha inmediatamente los relevamientos en distintas áreas para poder comenzar a gestionar la ayuda a ayuda directa a las familias damnificadas.

Relevamiento Social

Un equipo de trabajadoras sociales del Área de Acción Social recorrió las zonas afectadas de Callejón de Trafián, Callejón Paladino, Catarata Norte y Sur, Currumahuida, El Pedregoso, La Turba y Ruta 40. En cada visita se entregaron módulos con alimentos, ropa, kits de limpieza y agua potable, además de un espacio de contención y acompañamiento. ·

Relevamiento en Infraestructura

La Secretaría de Planificación y Obras Públicas encabezó el relevamiento sobre los daños materiales que el incendio causó en la infraestructura pública, como también del estado de los servicios de electricidad y agua. El equipo ayudó de manera directa a las familias con la remoción de escombros y autos quemados de los domicilios. Además, se colaboró con la Dirección General de Servicios Públicos de Chubut con lo que estuvo al alcance para los arreglos en los servicios básicos de agua y luz. ·

Relevamiento de Producción

La Secretaría de Desarrollo Económico junto al Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio del Chubut; la delegación del INTA local y la Dirección de Producción de Lago Puelo realizaron un relevamiento del estado del sistema productivo tras el incendio. En El Hoyo fueron censados 89 productores para acercarles la ayuda necesaria.

ASISTENCIA INMEDIATA

Asistencia Social

Las familias damnificadas recibieron

· Más de 1.300 módulos de alimentos

· 40.000 litros de agua potable

· 200 colchones nuevos

· Ropa

· 100 kits de limpieza

· 300 frazadas

· 10 generadores fueron distribuidos a modo de préstamo, que llegaron como donaciones a la localidad.

Ayuda Económica

24 cheques de 15 mil pesos fueron entregados a las familias damnificadas con el dinero donado a la cuenta bancaria de la Municipalidad.

45 familias de El Hoyo que sufrieron daños parciales o totales en sus viviendas recibieron donaciones de materiales de construcción.

PRODUCCIÓN Y OBRAS PÚBLICAS

Producción

· 10 generadores desde 35 a 135 kva gestionados para productores frutihortícolas y madereros.

· 5.000 litros de gasoil y nafta fueron entregados al sector productivo.

· Productores locales recibieron 800 fardos para sus animales.

Planeamiento y Obras Públicas

· 3 camiones cisterna realizaron 18 viajes con agua potable.

· Un grupo electrógeno fue colocado en la planta cloacal.

· Se entregaron vales de nafta para generadores ante los cortes de luz.

· Cuadrillas municipales realizaron limpieza de caminos y apertura de accesos.

· Demolición y limpieza de la Brigada de incendios.

APOYO DEL ESTADO NACIONAL RUMBO A LA RECONSTRUCCIÓN

El presidente Alberto Fernández junto sus ministros y ministras expresaron su incondicional apoyo a las localidades afectadas por el incendio desde el primer momento. Su ayuda es fundamental ante el enorme desafío de la reconstrucción del pueblo de El Hoyo, que requerirá del esfuerzo de todos y todas para generar soluciones definitivas a los problemas estructurales y crear políticas de prevención para que una catástrofe de estas características no vuelva a suceder.

Viviendas

· Se construirán 30 viviendas provisorias junto al Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat con una inversión de 28,5 millones de pesos.

· Otros 4.800.000 de pesos serán invertidos en materiales para el mejoramiento de 12 hogares.

· Se trata de soluciones transitorias mientras avanza el plan de viviendas definitivas con el programa “Casa Propia”.

Salud

El Ministerio de Salud de la Nación envió 5.000 dosis de vacunas contra el Covid-19 para la Comarca Andina y comenzó la campaña de vacunación a brigadistas y personas de riesgo.

Además, entregó insumos médicos, pastillas potabilizadoras de agua, equipos de protección personal y medicamentos que llegaron a la zona en un avión Hércules.

Organización cooperativa

El movimiento cooperativo de El Hoyo aúna esfuerzos para generar empleo e impulsar la producción y cuenta con el apoyo del Instituto Nacional de Economía Social (INAES).

El panorama es desolador por la angustiante realidad imperante después del paso de la tormenta de fuego, ocurrida el 9 de marzo, hace exactamente un mes. La desesperación personal y colectiva en la Comarca Andina es inconmensurable. Miles de cordilleranos siguen sin casa, sin luz, sin agua y -lo peor de todo- es que en el horizonte cercano se avecina otro crudo invierno patagónico al que nadie sabe cómo enfrentar habiendo perdido todo. No solamente el panorama actual es crítico: lo peor es la ausencia de futuro para una región que ya estaba olvidada y sufre la incertidumbre total en materia económica y social. Si el Estado -tanto el Nacional como el Provincial- no se toman en serio el problema e invierten todo lo que se necesita urgentemente en los próximos 45 días la bellísima Comarca Andina se transformará por muchos años en una zona de desastre y desolación difícilmente recuperable. Así como un ciprés tarda varias décadas en crecer, las generaciones actuales no volverán a ver lo que conocieron como un prodigio de la naturaleza.

Las penurias en la Comarca Andina Patagónica no se resolvieron obviamente con la inmensa solidaridad inmediata del pueblo o con los anuncios, muchos de ellos formales, que hicieron los gobernantes. El fuego destruyó mucho de lo material pero también parece haber derretido el futuro de una de las zonas más maravillosas que tiene Chubut y el país.

Hoy reina la desorganización en una especie de sálvese quien pueda y como pueda. Miles de personas y familias afectadas se las ingenian por su cuenta para encontrar algunas soluciones de transición hacia diferentes direcciones que les imponen los múltiples problemas a resolver.

Los más perjudicados se quedaron sin casa y perdieron todo, literalmente. No tienen un techo ni tampoco las cosas imprescindibles para sobrevivir. La solidaridad, como sucede siempre frente a las catástrofes, llegó casi de manera inmediata y hasta sobrepasó la cobertura de las necesidades urgentes. Hasta sobró ropa enviada desde distintos puntos del país y ahora se piensa en usarla entre medio de los miles de paredes que quedan por levantar. Lo que falta es otra cosa: una inversión medida en millones.

Los problemas de la Comarca van mucho más allá de lo que un pueblo solidario puede donar o lo que los voluntarios pueden ir a hacer con sus manos a la hora de limpiar el desastre o ayudar a levantar parte de lo devastado.

Reconstruir tras los incendios no es una tarea que pueda depender de la solidaridad, sino del Estado en sus diferentes niveles, porque desde lo personal ya es muy difícil vivir sin una catástrofe en un panorama de crisis agravado por el Coronavirus.

Solamente hay que imaginar lo trágico que puede ser intentar levantarse con la miseria, la inflación, los sueldos atrasados, sin trabajo o con ingresos que cada vez rinden menos a la hora de tan solo subsistir.

Lo que hace falta de manera imperiosa son viviendas e infraestructura para recomponer y mejorar los raquíticos servicios públicos que había desde antes del incendio y que ahora están desaparecidos.

Las casas de emergencia pueden ayudar para encontrar un techo para dormir, pero se viene el invierno y vaya a saber si alguien puede subsistir en un container enfrentando crudo frío, las lluvias y las nevadas de un invierno que está por llegar y se extenderá por varios meses. Ni qué hablar de lo que implica intentar pasar no uno, sino varios inviernos en una casilla de chapa.

Son más de 500 las casas afectadas, 392 de maneta total y 102 parcial, aunque cálculos no oficiales llevan el número hasta las 1000 viviendas. Por eso, no alcanza para encarar las soluciones de fondo con las viviendas modulares. Con ellas se logrará tener un techo, pero jamás una vivienda digna. Para tener un panorama justo basta preguntarle a los comodorenses que también perdieron todo y cuatro años después siguen alquilando por su propia cuenta e inclusive intentan subsistir en un trailer.

Concretar las obras de infraestructura del tendido eléctrico, plantar postes y cables que lleven la luz e internet parece una misión casi imposible cuando el Estado se muestra paquidérmico en sus movimientos. Además, hace falta imperiosamente el aprovisionamiento de redes de agua potable y cloacas para que la higiene sea una tarea cumplida en el devenir de lo cotidiano en tiempos de pandemia.

Fuente: El Extremo del Sur

Tras la reunión entre los gremios docentes y los ministros del Gobierno del Chubut, la Delegada de ATECh, Marcela Capón, dijo a LaCienPuntoUno los incendios de la Cordillera corrieron «el eje para darnos una respuesta».

La Delegada de ATECh, Marcela Capón, habló tras la reunión de ayer entre el Gobierno Provincial y los gremios docentes, en la cual estuvieron los Ministros de Gobierno, Economía, Educación y Trabajo.

En el encuentro no solo se trató el asunto de la deuda salarial con los rangos 3 y 4, sino que también las paritarias de los trabajadores estatales.

Capón manifestó en LaCienPuntoUno que Provincia «no estaba cumpliendo lo que había sido firmado por el mismo Ministro de Educación de Nación y el Gobernador (Mariano Arcioni)» que era la presencia de funcionarios provinciales.

En ese sentido, dijo que «se dio una primera instancia, con un marco de más seriedad, y lo que manifestaron es excusarse en su ausencia por estar abocados a lo de la emergencia ígnea de la Cordillera».

Los funcionarios pidieron un tiempo hasta el 21 de abril para hacer las gestiones necesarias. «La cuestión de la Cordillera les corrió el eje y lo que tenían planificado para darnos una respuesta, en ese sentido fue un avance», remarcó la referente de ATECh. A su vez, destacó que la respuesta del incentivo docente es importante.

Protocolos 

«Hubo una nueva reunión, lo que se esta exigiendo con el protocolo es avanzar con la vacunación y el monitoreo en los establecimientos porque no se están cumpliendo los protocolos, hay una cuestión de relajación», explicó Capón.

Garante de nación 

En cuanto a la presencia de un garante de Nación en las reuniones, sostuvo que «lo solicitamos la semana pasada y con CETERA lo estamos planteando, según el Gobierno Provincial necesita tiempo», argumentó la delegada de ATECh.

Paritaria 

Marcela Capón contó que también se habló de las paritarias y resaltó que la idea es ponerse al día. Lo que piden es superar la inflación como lo requieren de Nación.