Tag

presenciales

Browsing

El Poder Ejecutivo presentó en el Senado un proyecto de ley para establecer las restricciones ante el avance del coronavirus que, entre sus previsiones, suspende las clases presenciales en los partidos que se encuentren en situación de “alarma epidemiológica y sanitaria”.

El proyecto faculta no obstante al Poder Ejecutivo, “previa consulta con el gobernador o la gobernadora de provincia y con el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, según corresponda, a morigerar o dejar sin efecto la suspensión establecida” por la propia ley “en virtud de la mejora sostenida en los valores de los parámetros de riesgo epidemiológico y sanitario, aun dentro de los niveles de alarma”.

La iniciativa cosechó la resistencia inicial de la oposición, que desde que el Gobierno anunció su plan de enviar la iniciativa al Congreso denunció que no le daría al Presidente “un cheque en blanco” ni aceptaría ratificar por ley los decretos que fueron objetados por Horacio Rodríguez Larreta, que obtuvo un fallo favorable de la Corte Suprema contra el cierre de las escuelas en la ciudad de Buenos Aires.

El proyecto presentado por el Gobierno establece restricciones y faculta al Presidente a ampliar lo dispuesto por la ley en aquellos lugares “de alto riesgo sanitario y alarma epidemiológica”, con la condición de que exista una “previa consulta con las autoridades jurisdiccionales”.

La iniciativa establece reglas de conducta “generales y obligatorias” en todo el territorio nacional, como el uso de tapabocas en los espacios compartidos y el deber de las personas de mantener, entre ellas, una distancia mínima de dos metros.

A los efectos de establecer limitaciones más extremas, el proyecto diferencia tres categorías de departamentos o partidos, según el peligro por la incidencia del coronavirus: de “bajo riesgo”, de “mediano riesgo” o de “alto riesgo”. Con esta vara se mide a las localidades de más de 40.000 habitantes. También fija un parámetro diferenciado para los centros urbanos de más de 300.000 habitantes.

Así, los centros urbanos considerados de bajo riesgo serán aquellos cuyo cociente entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días y las dos semanas previas sea inferior a 0,8 y los casos confirmados cada 100.000 habitante no supere los 50, o cuando el primer cociente no sea superior a 1,2 y el segundo se encuentre entre 50 y 150.

Para quedar catalogados en la categoría de riesgo sanitario medio, los supuestos son tres supuestos. El primero, es que el cociente de la razón de casos confirmados acumulados se encuentra entre 0,8 y 1,2 y que el coeficiente de casos acumulados sobre 100.000 habitantes se encuentre entre 50 y 250. El segundo escenario se configurará cuando el primer indicador superan el nivel 1,2, pero el coeficiente sobre 100.000 habitantes no supere la cifra de 150 casos. Un tercer escenario posible es que el primer cociente sea menor a 0,8 y el segundo se encuentre entre 150 y 250 casos cada 100.000 habitantes.

Para que un centro urbano sea calificado como de alto riesgo epidemiológico y sanitario deberán darse dos supuestos. En el primero, el cociente de casos de los últimos 28 días deberá ser superior a 1,2 y la incidencia de caso cada 100.000 habitantes estar por encima de 150. En el segundo escenario, el primer coeficiente se ubique por debajo de 1,20, pero el segundo ascienda a 250.

Por último, el proyecto establece que serán declarados en estado de “alarma epidemiológica y sanitaria” aquellos conglomerados urbanos de más de 300.000 habitantes cuya incidencia supere los 500 casos por cada 100.000 habitantes y el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva sea mayor al 80%.

Según el texto elaborado por el Gobierno, en los lugares de medio riesgo epidemiológico y sanitario serán las autoridades locales quienes dispongan las restricciones, temporales y localizadas en el ámbito de las menores unidades geográficas. En los lugares de alto riesgo epidemiológico y sanitario y de alarma epidemiológica y sanitaria, se faculta al Poder Ejecutivo a disponer medidas “de forma razonable y proporcionada”, previa consulta con los gobernadores o el jefe de gobierno porteño, con intervención de la autoridad sanitaria nacional.

Fuente: La Nación

La pulseada entre la Ciudad de Buenos Aires y el Gobierno nacional por la suspensión de las clases presenciales parece no tener fin. Este martes, la Justicia Federal dejó sin efecto la resolución de la Cámara de Apelaciones porteña, que apenas días antes había habilitado la continuidad de la enseñanza en las aulas. El fallo despertó de inmediato la algarabía de los gremios docentes que pedían por el retorno a la modalidad virtual, como de diversos referentes del oficialismo, que bregaban por el cumplimiento del DNU dictado por el presidente Alberto Fernández para contener la segunda ola de la pandemia en el AMBA.

“Luchar tiene sentido”, escribió en Twitter el secretario gremial de CTERA y secretario general adjunto de UTE, Eduardo López, uno de los primeros en festejar la decisión.

En tanto, la legisladora porteña del Frente de Todos, Lorena Pokoik, expresó: “La Justicia nos dio la razón y las clases presenciales siguen suspendidas en la Ciudad y en el AMBA. De esta manera dio por tierra el mamarracho jurídico de Larreta Siempre vamos a estar cuidando la salud y la vida de todos los argentinos”.

En Radio 10, el senador Oscar Parrilli también se refirió a la pugna entre Nación y Ciudad con críticas al jefe de Gobierno porteño. “Larreta dice: la Justicia local me obliga a incumplir la ley, pero esto es una pandemia. Tuvimos un récord de 30 mil casos y él piensa solo en su campaña política o en la interna del Pro”, sostuvo el legislador, y agregó: “Entre Larreta y Macri la única diferencia es que uno está pelado y el otro tiene pelo’.

Fuente: TN

Luego del fallo por el cual la Cámara de Apelaciones de la Ciudad ordenó al gobierno porteño garantizar las clases presenciales desde el próximo lunes, gremios docentes de la Capital Federal anunciaron un paro para la jornada de mañana.

“El poder judicial porteño sigue incumpliendo con la Constitución de la Ciudad y Nacional. Lunes 19 de abril, paro docente en la ciudad de Buenos Aires. La salud y la vida son prioridad”, aseguraron desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) a través de un breve comunicado difundido en redes sociales.

«En las escuelas siempre enseñamos a respetar el orden de prelación de las leyes, la Constitución Nacional y el pleno ejercicio de la democracia en el marco del Estado de Derecho”, afirmaron además desde el gremio conducido por Eduardo López.

Esta tarde la Sala IV de la Cámara de Apelaciones porteña decidió resolver a favor de mantener las clases presenciales luego de un importante número de apelaciones presentadas en relación a las medidas que alcanzaban a 2.359 unidades educativas que agrupan a una población de 600.000 alumnos en la capital nacional, en un fallo que no podrá ser apelado por el Gobierno nacional dado que no forma parte del expediente.

Tras la cadena nacional brindada sobre el final de la semana por parte de Alberto Fernández, cabe destacar, varias habían sido las voces en rechazo al DNU, entre las que se destacaban, además de la del Gobierno de la Ciudad, las de fundaciones, ONG y grupos de padres que se movilizaron en el territorio autónomo y frente a la Quinta de Olivos para protestar por la medida.

El Comodorense

Abrir las escuelas en lugares de alta transmisión comunitaria y sin las medidas de mitigación adecuadas «probablemente contribuirá a una velocidad de contagios (de coronavirus) por encima de uno en casi todos los escenarios», advirtió un artículo publicado en la revista científica The Lancet que destacó que los argumentos en contrario «tienen serias limitaciones».

En una nota publicada cuando en las escuelas del Reino Unido se debatía la apertura o no de los colegios, se aseguró que «los datos en el mundo muestran casos en aumento en noviembre pasado durante el encierro, cuando las escuelas estaban abiertas».

El artículo, escrito por la epidemióloga Deepti Gurdasani de la Queen Mary University of London y su equipo, citó datos de la Universidad de Warwick y del Imperial College de Londres, que sugieren al menos 30.000 muertes más por Covid-19 bajo la propuesta de reaperturas escolares.

«En febrero pasado, a pesar de que había menos alumnos en las escuelas, el personal docente estaba en mayor riesgo de infección», se destacó en el artículo de The Lancet.

Y agregó que aunque la Covid-19 es poco probable que cause severas infecciones en niños, «estimaciones de la prevalencia de los síntomas del Covid-19 sugieren que el 13% de los niños de 2 a 10 años, y el 15% de los de 12 a 16 tuvieron al menos un síntoma persistente cinco semanas después de que dieran positivo».

El artículo destacó que «dada la incertidumbre sobre los efectos en la salud a largo plazo, es imprudente dejar que el virus circule en niños».

«Reabrir en forma completa en un entorno de alta transmisión comunitaria sin una salvaguarda adecuada conlleva riesgos que privarán a los niños de una educación y una interacción social otra vez ,y agravará las desigualdades», detallaron.

«Hacer escuelas más seguras va de la mano de reducir la transmisión comunitaria, y ese es el escenario para que las escuelas reabran», concluyó el artículo científico de The Lancet.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, se debilitó en las últimas horas tras la suspensión de las clases presenciales y el Gobierno debió salir a acallar rumores sobre su salida.

La situación de tensión se dio el pasado miércoles por la noche, cuando el presidente Alberto Fernández anunció sorpresivamente que las clases presenciales se cancelaban entre el 19 y el 30 de abril en la zona metropolitana.

Horas antes, Trotta había dicho que si se definían restricciones, no debían ser sobre la asistencia a las aulas.

Esas declaraciones dejaron al ministro mal parado y dieron lugar a una serie de versiones sobre su rol dentro del Gabinete nacional.

«Lo desmiento totalmente, Nicolás hizo una tarea durante todo el año pasado, adaptando las currículas y la necesidad de la administración de la educación», subrayó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en declaraciones radiales.

El titular de ministros debió salir a negar públicamente la versión de la dimisión de Trotta, que circuló tras la decisión que tomó Fernández sin anticipársela.

Lo mismo hicieron funcionarios cercanos al jefe de Estado, que en diálogo con NA admitieron que hubo «diferentes ópticas» alrededor de las clases, pero que el ministro sigue dentro del equipo.

A más de un mes del inicio del ciclo lectivo, casi toda la provincia de Santa Cruz aun mantiene sus aulas cerradas y el 90% de los estudiantes siguen de manera virtual.

Si bien la presencialidad en el país es dispar, la provincia es la única que hasta el momento no avanzó en el regreso de los alumnos a las escuelas. Incluso cuando hace solo dos días votaron en el Consejo Federal a favor de sostener los colegios abiertos pese al avance de la segunda ola.

El Gobierno de Alicia Kirchner dispuso que los distritos con transmisión comunitaria de coronavirus no pueden abrir sus escuelas. Y esos distritos son todos los más poblados y, por ende, reúnen más del 90 por ciento de la matrícula: Río Gallegos, Calafate, Caleta Olivia, Río Turbio, Pico Truncado, Perito Moreno, Puerto Deseado y Las Heras.

Tan solo las escuelas rurales pudieron retomar con una presencialidad limitada. La mayoría de los alumnos se traslada y duerme en los establecimientos. Por ende, concurren bajo un esquema de 15 días sí y 15 días no por mes.

Gran parte de la matrícula urbana asiste a escuelas públicas, donde por conflictos gremiales hace años no se desarrolla un ciclo lectivo con regularidad. Los colegios privados, sin embargo, tampoco fueron habilitados por el ministerio de Salud provincial para comenzar.

“Nosotros tenemos todos los protocolos armados desde agosto del año pasado. Estamos en condiciones de dar clases y no se nos permite. Mientras todo estuvo abierto: turismo, aeropuerto, deportes, hasta el casino. No nos dan razones concretas, pero sabemos que es para que no nos adelantemos a las escuelas estatales, cuyos edificios en muchos casos no están en condiciones”, dijo la dueña de un colegio privado santacruceño a Infobae.

Los padres apelaron a distintas vías de reclamos: enviaron varias cartas a la gobernación y a los principales funcionarios provinciales, llevaron adelante una clase pública, organizaron cacerolazos. La manifestación más resonante fue la que llevaron adelante en la residencia de Cristina Kirchner, mientras la vicepresidenta estuvo alojada unos días en El Calafate. Del otro lado, nunca obtuvieron respuesta más que dilaciones.

Durante 2020, los estudiantes santacruceños hicieron todo el ciclo lectivo en forma virtual. Ni siquiera cuando se habilitó a nivel nacional la posibilidad de actividades de reencuentro, la gobernadora Alicia Kirchner aceptó la modalidad.

Fuente: Infobae

El secretario General de ATECh, Santiago Goodman, advirtió que solamente el 23% de las escuelas chubutenses desarrolla el Ciclo Lectivo de manera presencial.

«La información oscila entre el 20% y el 23% de las instituciones educativas de la provincia que tienen presencialidad, lo cual no significa que estén funcionando al cien por cien», sostuvo en diálogo con AzM Radio.

Asimismo, Goodman planteó que «hay muchisimas instituciones en las que no necesariamente se han tomado más tiempo del que deberían, sino que han hecho un trabajo serio en términos del protocolo y armado de la burbuja, en el contexto de la realidad educativa» y agregó que «en muchas otras no están dadas las condiciones y no lo estarán en un tiempo corto de tiempo; no es que hay cuadrillas de obreros, de empresas tercerizadas u Obras Públicas que estén realizando tareas; todavía hay establecimientos en muchas ciudades en las que ni siquiera se ha hecho desmalezamiento del exterior ni limpieza sanitaria».

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, se reunirá esta tarde con el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, para analizar el protocolo de la vuelta a clases presenciales en el distrito, en el marco de la pandemia de coronavirus.

Del encuentro, que se desarrollará a partir de las 15.30 en la Casa de Gobierno, en La Plata, también participará la directora General de Cultura y Educación, Agustina Vila, se informó oficialmente.

La reunión de esta tarde se inscribe en la ronda de encuentros que el ministro Trotta viene manteniendo con los gobernadores en cada distrito de cara al inicio del año escolar.

Las clases presenciales en la provincia de Buenos Aires tienen previsto iniciarse el 1 de marzo, con una serie de pautas establecidas por protocolo debido a la pandemia por coronavirus

La Dirección General de Cultura y Educación armó un Plan Jurisdiccional para el Regreso Seguro a Clases Presenciales que establece pautas para la organización institucional de las escuelas para posibilitar el distanciamiento social, la adecuada circulación de aire, la limpieza y desinfección de los establecimientos y la higiene personal.

Así, en las escuelas con mayor matrícula, las clases se organizarán a través de esquemas duales que combinen actividades presenciales y no presenciales, con grupos de alumnos divididos en grupos de hasta 15 que concurran a la escuela dos veces por semana.

En escuelas con matrícula reducida como las rurales con ‘pluriaño’, las clases presenciales podrán desarrollarse de lunes a viernes.

El presidente Alberto Fernández encabezará este viernes la reunión del Consejo Federal de Educación (CFE), de la que participarán los ministros de las carteras educativas de las 24 jurisdicciones del país, para analizar la vuelta a clases presenciales en las escuelas con protocolos especiales por la pandemia de coronavirus Covid-19.

El encuentro, del que también participará el ministro de Educación, Nicolás Trotta, está agendado para las 11:30, en la residencia de Olivos.

El anuncio de la convocatoria lo hizo el lunes pasado el ministro Trotta, tras una reunión con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por el retorno de los alumnos a clases con protocolos especiales debido a la pandemia por coronavirus.

«No se puede tratar a la Argentina como un territorio único con ese sentido y tampoco se puede tratar una provincia como un territorio único», había dicho Trotta en esa oportunidad, sobre el regreso presencial a clases.

«Cada una de las decisiones hay que adoptarlas en el marco de cada distrito, departamento o comuna para poder optimizar una presencialidad cuidada en nuestro sistema educativo», afirmó Trotta, respecto a que la decisión final la tendrán las juridiscciones provinciales.

En ese marco, las 24 jurisdicciones del país avanzan por estos días en los preparativos para volver a recibir en las aulas a alumnos y alumnas, en el marco de protocolos de higiene y seguridad que permitan retomar la presencialidad en el contexto de la pandemia de coronavirus, en su mayoría con esquemas mixtos que mantendrán instancias virtuales.

Córdoba, Santiago del Estero, Mendoza, La Pampa y Neuquén iniciaron esta semana las actividades del ciclo lectivo 2021 con cuestiones administrativas y el dictado de materias para alumnos de trayectorias débiles que debían incorporar contenidos correspondientes al 2020 para que puedan transitar este nuevo año con el sistema bimodal que combinará clases presenciales y virtuales.

Fuente: M1

El Secretario general de la Regional Sur de ATECh, Daniel Murphy, habló sobre las condiciones necesarias para el regreso a las clases presenciales.

Entrevistado para Cadena Tiempo, Daniel Murphy dirigente de ATECH se refirió a la situación actual de la provincia en relación con el regreso a las clases presenciales en el contexto de la pandemia.

Al respecto manifestó, “para volver al trabajo presencial, se tienen que dar ciertas situaciones” y agregó, “no hay personal operativo, no hay partidas, hay minimizar los riesgos, las condiciones no están dadas”.

Consultado sobre las denuncias recientes por el estado edilicio de la Escuela n° 7702 “Charles Darwin”, el dirigente sostuvo “solamente por cuestiones propias del edificio, calefacción, gas, cloaca: hubo 200 días perdidos”.

“En 2017 se hizo una reparación y ya se vino abajo en menos de 4 años. No es apta a situaciones de emergencia. No se puede ventilar. No es accesible”, concluyó Murphy sobre el estado de dicho establecimiento educativo.