Tag

terapia intensiva

Browsing

Lo confirmó este viernes en diálogo con Radio Chubut el Director del Hospital de Esquel, Sergio Cardozo.En este sentido informó que el nivel de ocupación en terapia intensiva es del 60%, tienen 6 camas de las cuales 4 están ocupadas, y en sala ya tienen un 30% de ocupación.

Asimismo remarcó que esto es “muy dinámico” y aunque tienen dos camas disponibles en terapia la situación puede cambiar en cualquier momento.

Por otro lado indicó que en Esquel los casos están en aumento y en este momento hay alrededor de 400 casos activos.

“Hace un mes por lo menos que los casos vienen en aumento y no bajan en forma significativa” manifestó Cardozo.

Finalmente aseguró que los contagios se producen en las reuniones realizadas en domicilios particulares y es el mayor problema que tienen en este momento.

Se trata de un chip diseñado por la empresa Gisens Biotech, que contó con el poyo económico del Estado. El dispositivo permite detectar en cinco minutos si un paciente está en proceso de desarrollar una “tormenta de citoquinas”, una de las mayores causas de mortalidad vinculadas al virus.

Un chip, que en menos de cinco minutos detecta qué pacientes graves de Covid-19 podrían requerir cuidados intensivos, fue diseñado con apoyo económico del Estado por una startup especializada en nanobiotecnología, creada en 2019 por tres investigadores y emprendedores argentinos, se informó oficialmente.

“Desarrollaron un test para detectar a tiempo si un paciente Covid+ irá o no a terapia intensiva”, tuiteó el Ministerio de Desarrollo Productivo.

“@GisensB recibió $3,5 millones del Programa Soluciona y creó una tecnología que permite detectar en cinco minutos y con una gota de sangre si un paciente está en proceso de desarrollar una ´tormenta de citoquinas´, una de las mayores causas de mortalidad”, continuó el hilo de la cuenta oficial de la cartera a cargo de Matías Kulfas.

Gisens Biotech fue fundada en 2019 por María Florencia Piccinini, Esteban Piccinini y Luis Pierpauli que habían comenzado a desarrollar la tecnología bautizada por la empresa como “Zaphyrus” que permite el biocensado para detectar moléculas biológicas en base a biosensores de grafeno y microelectrónica.

El Chief Strategy Officer de Gisens Biotech, Luis Pierpauli, contó a Télam que “la empresa es una start up especializada en nanobiotecnología formada en 2019 que había comenzado a trabajar en un dispositivo portátil para medir la función renal en pacientes con patologías renales; cuando aparece la pandemia de Covid-19 decidimos reconvertir la tecnología en la que veníamos trabajando para ayudar a la coyuntura que enfrentaba el sistema sanitario”.

Y apuntó que “esta tecnología puede utilizarse para muchas cosas, en este caso para esta prueba que puede predecir con un alto grado confiabilidad cuando un paciente con Covid-19 va a requerir cuidados intensivos debido a la aparición del fenómeno conocido como ‘tormenta de citoquinas’”.

Cómo funciona el chip
Pierpauli indicó que “la ‘tormenta de citoquinas’ es una complicación frecuente y una de las principales causas de mortalidad en los pacientes con cuadros graves de Covid-19, consiste en una exacerbación de la respuesta inmunológica que monta el organismo en contra de la infección del SARS-CoV 2, en donde el exceso de intermediarios inmunológicos (citoquinas) producen efectos nocivos en el organismo.

“Este nanochip lo que hace a partir de una gota de sangre del paciente es detectar en cinco minutos los dos biomarcadores que tienen mayor nivel predictivo a la hora de estimar si una persona va a presentar una ‘tormenta de citoquinas’; esto es clave porque es un fenómeno tratable para evitar el desenlace fatal, pero para tener éxito los tratamientos deben comenzar en estadios tempranos del fenómeno”, añadió.

El emprendedor subrayó que “los procesos para hacer una prueba para estos biomarcadores en un laboratorio cuestan el doble de lo que costaría este chip, y en vez de demorar cinco minutos pueden tardar hasta doce horas”.

“Para los médicos que tratan a pacientes graves de Covid-19, tener un test que les permite monitorearlos en tiempo real para predecir si van a necesitar cuidados intensivos es una herramienta que les permite anticiparse y mejorar las posibilidades de tratamiento”, enfatizó.

Pierpauli señaló que “este chip tuvo un desarrollo de ocho meses pero seguimos trabajando en hacerle mejoras a la tecnología y esperamos completar en el primer semestre de este año todas las validaciones clínicas necesarias para su comercialización”.

Remarcó que “no hay a nivel mundial un producto similar a esto, sabemos de desarrollos que buscan el mismo objetivo basados en otras tecnologías pero no tenemos registro de que ninguno de ellos se esté comercializando; nuestro objetivo es cumplir con todas las validaciones clínicas este semestre y producir en Argentina para exportar los chips terminados”.

El emprendedor comentó que “Gisens Biotech tiene convenios de investigación y desarrollo con la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y con el Conicet gracias a los cuales hay un equipo de científicos especializados en nano-biotecnología que trabajan en este proyecto”.

“En el año 2020 la company builder Grid Exponential realizó una inversión de capital de 200.000 dólares en nuestra empresa, y cuando comenzamos a trabajar en esta tecnología recibimos aportes no reembolsables de la Agencia I+D del Ministerio de Ciencia por 14 millones de pesos y del ministerio de Desarrollo Productivo por 3,5 millones de pesos”, agregó.

En este sentido, el Ministerio de Desarrollo Productivo destacó en Twitter que “su aporte ayudará a ingresar a tiempo a pacientes graves a la terapia intensiva y así salvar más vidas”.

La Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Zonal Esquel está desbordada, con la totalidad de las camas con respirador ocupadas por los pacientes afectados por Covid-19. Son 6 las camas disponibles, a la fecha cubiertas al 100%, informó a Jornada el director del nosocomio, Dr. Sergio Cardozo.

Cabe indicar que al Hospital Zonal de Esquel arriban derivaciones de otras localidades jurisdicción del Área Programática Esquel, ya que los 11 nosocomios del resto de la cordillera no cuentan con Unidad de Terapia Intensiva salvo el Hospital Subzonal de El Maitén, con 2 camas con respirador.

“Estamos complicados”, afirmó Cardozo al referirse a la situación que se desbordó por la progresión de los casos positivos de coronavirus en las últimas semanas. Amplió consignando que disponen de 30 camas en la sala de clínica médica, que están ocupadas en un 60%, es decir que reciben atención 18 pacientes.

El dato preocupante es que están asistiendo a personas que llegan con síntomas en el sector de guardia del hospital. “Tenemos enfermos con asistencia respiratoria en la guardia, donde colocamos algunos respiradores”, sostuvo el director.

El panorama es muy preocupante y la capacidad de respuesta en cuidados intensivos está al máximo, con un personal que no da abasto en la tarea minuto a minuto. Es por eso que desde el sector de la Salud consideran que sería valorable que la clínica privada que cerró su Unidad de Terapia Intensiva revea esa decisión, tal lo pidió días atrás el Sindicato de la Salud Pública en una nota dirigida al director del Área Programática, Dr. Roberto Alonso.

Vacunación

Las autoridades sanitarias de Esquel, mientras tanto, continúan trabajando en distintas acciones que hacen a la atención de la comunidad, en casos de Covid-19 positivos, que han tenido una suba en la cantidad en las últimas semanas repercutiendo en la capacidad de recepción de pacientes en centros hospitalarios.

Hay medidas en las que se hacen hincapié, como el uso del tapaboca, cuidar el distanciamiento entre personas y el lavado de manos frecuente, con utilización del alcohol en gel.

Por otro lado, se lleva adelante el plan de vacunación al personal de Salud en toda la provincia, algunos grupos recibiendo ya la segunda dosis. Luego será el turno del personal de educación para ir avanzando con la cobertura a toda la población.

El Área Programática Esquel en principio solicitó al Municipio el gimnasio para organizar el operativo de vacunación. Pero lo más concreto es que se vaya a preparar para esto el Centro de Encuentro de barrio Badén, donde funciona la Escuela de Enfermería de la Universidad del Chubut y cuyas instalaciones fueron utilizadas como centro operativo en la primera etapa del Plan Detectar.

El intendente Sergio Ongarato, consultado por este diario acerca de la posibilidad que la vacunación se lleve a cabo en el gimnasio municipal, señaló que “con el director del Área Programática Esquel, Dr. Roberto Alonso, acordamos que será en el Centro de Encuentro de barrio Badén”. Añadió que el jueves habló con el delegado de la Universidad del Chubut y le manifestó que lo coordinará con Alonso.

Se trata del primer caso registrado en la localidad chubutense de una turista que diera positivo, en el marco de la apertura al turismo. La mujer, oriunda de Trevelin, se encontraba de paseo en Puerto Madryn cuando fue diagnosticada con Covid-19.

La apertura del turismo por «burbujas» entre comarcas y posteriormente al turismo nacional habilitó la actividad en la provincia del Chubut en plena pandemia por coronavirus. Y si bien se establecieron medidas sanitarias y protocolos en la búsqueda de evitar los contagios, en las últimas horas se confirmó que una turista dio positivo de coronavirus en Puerto Madryn.

La mujer, oriunda de Trevelin, se encontraba de paseo en Puerto Madryn cuando fue diagnosticada con coronavirus, según informaron desde el Hospital Andrés Isola.

La turista debió ser internada en la Unidad de Terapia Intensiva tras complicarse el cuadro de salud, según informaron desde el centro de salud.

Hasta el momento es la única turista reportada como caso positivo, desde la apertura al turismo, según publica Diario Chubut.

La provincia de Chubut está entre las de mayor ocupación de camas en Terapia Intensiva, superando el 73% del servicio de
internación en UTI. Los datos fueron relevados en el marco del incremento de casos de Covid-19 que se ha registrado en todo el país.

El índice corresponde al último relevamiento del Ministerio de Salud de la Nación del pasado 5 de enero. En todas las provincias se encienden las alertas por el aumento de contagios de coronavirus, y particularmente crece la preocupación acerca de la capacidad de respuesta del sistema de Salud.

Más de tres cuartas partes del mapa de la Argentina (21 provincias) se encuentran en distintas situaciones de riesgo, según los nuevos parámetros establecidos por el Ministerio de Salud de la Nación (que hayan notificado más de 150 casos cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas y que la variación entre las últimas dos quincenas sea igual o mayor al 20% de aumento).

En todos los distritos las camas no solo están destinadas a pacientes con coronavirus, y conforme avanzan los meses se observa una constante de internación en UTI por distintas dolencias.

Ocupación de camas

Los números nacionales indican que la ocupación de las terapias intensivas ronda el 54% en promedio, según el último informe del Ministerio de Salud. Pero el incremento de cuadros graves que siempre sigue de cerca, aunque unos días más tarde, al aumento de notificaciones ya es palpable. Entre el 4 y el 11 de enero, el número de pacientes internados en terapia intensiva en todo el país pasó de 3.502 a 3.612, según revela un informe publicado por La Nación.

«La mayoría de las terapias están en entre un 40 y un 60% de ocupación -afirma Rosa Reina, presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva-, pero hay hospitales en Neuquén y en Río Negro que llegan al 80%, al igual que otros del interior de la provincia de Buenos Aires». En el último informe del Ministerio de Salud se informó que las tres provincias con mayor ocupación son Río Negro (con 88%), Neuquén (con un 85%) y Chubut (con 73%). Hay jurisdicciones puntuales que ya llegaron al límite de su capacidad.

Además de la infraestructura y la dotación de trabajadores de la salud disponibles en cada lugar, parte de las diferencias entre
jurisdicciones pueden surgir de la edad de sus habitantes:

En Chubut, las Terapias Intensivas de las ciudades de Puerto Madryn, Trelew y Comodoro Rivadavia, han superado en varias
oportunidades el 90% de ocupación desde el inicio de la pandemia. Por estas horas la mayor preocupación en el sistema es la baja de profesionales y personal de Salud producto de contagios de Covid-19 que aíslan a equipos completos de trabajo.

Desde el Hospital de Trelew esperan que a partir de la segunda semana de enero vuelva a crecer la curva de contagios en la ciudad.

En diálogo con el programa El Mirador, en Cadena Tiempo, el director asociado del Hospital “Adolfo Margara”, el doctor Matías Castiñeira adelantó que “tendremos un aumento de casos entre el 10 y el 15 de enero, por la reuniones en las fiestas de fin de año”.

El profesional advirtió que la ocupación de camas de Terapia Intensiva del nosocomio llegó al máximo e incluso temen por el pico de contagios en las localidades del interior de la provincia que dependen del Hospital de Trelew. “Particularmente en la ciudad tenemos un aumento de casos y en localidades como Dolavon, Las Plumas y Camarones, que son lugares que venían prácticamente sin contagios, hoy se ven casos graves”.

Detalló que en el caso de Trelew “hace dos meses había 1.900 pacientes con Covid en nivel domiciliario”, incluso hace 15 días el Hospital llegó a contabilizar 500 personas que trascurrían la enfermedad en sus casas, “pero hoy estamos en una curva ascendente de 750 personas”, concluyó.

Cuando comenzaron a tomarse medidas vinculadas a la llegada del coronavirus a la Argentina, desde el Gobierno Nacional se impulsaron medidas y propuestas para fortalecer el sistema sanitario, atentos al objetivo de que no colapsen los centros de Salud en todo el territorio nacional.

Al respecto de este fin, el director del Hospital Dr. Andrés Ísola, Ariel Urbano, afirmó que el nosocomio de la localidad de Puerto Madryn cuadriplicó la disponibilidad para atender a personas que requieran asistencia en la Unidad de Terapia Intensiva.

Si bien la cantidad de camas sigue siendo la misma, el equipamiento vinculado a este tipo de casos se incrementó sustancialmente. Antes de la pandemia, el Hospital de la ciudad del Golfo contaba con cinco respiradores, en tanto que actualmente hay 21 camas equipadas para la Terapia Intensiva, con los insumos necesarios para esto. Al respecto, cabe destacar que este total incluye a todas las áreas del nosocomio, inclusive el sector de Pediatría.

“No podemos decir que ya pasó”

En reiteradas oportunidades se había remarcado que no se podía saber si Puerto Madryn estaba en el “pico” de contagios debido a que no se conocía cuánto podría llegar a aumentar la cantidad de casos.
Al respecto de la situación actual, el director del nosocomio local detalló que “estamos en una fase de descenso de número de casos y consultas, pero que esto pasó todavía no lo podemos decir porque estamos viendo en los otros hospitales que cuando apenas se descontrola un poco la situación aumentan los contagios y aumenta la cantidad de camas”.

“Estamos un poco más tranquilos con el porcentaje de ocupación, principalmente de Terapia, pero no nos podemos relajar ni decir que ya pasó esto, porque hasta que no tengamos una vacuna no nos podemos relajar y tenemos que seguir redoblando los esfuerzos para sostener estos niveles de ocupación de camas, que es responsabilidad de la gente, que se cuide y cumpla los protocolos”, agregó.

Recontagios y recaídas

Al ser consultado sobre la posibilidad de que pacientes que han sido diagnosticados como positivos de Covid-19 vuelvan a contagiarse, Urbano explicó que “hay un par de casos documentados a nivel de la Provincia, porque eso hay que ver si se negativizó la PCR, de los anticuerpos. Es difícil la definición de recontagios, pero se ha visto que ya están documentados en el mundo algunos casos de recontagios”.

En cuanto a las recaídas y el tiempo que podrían durar los síntomas en quienes han contraído coronavirus, el director del Hospital Dr. Andrés Ísola explicó que “es relativo y depende mucho de cada paciente. En medicina nada es dos más dos y acá hay pacientes que quedan síntomas de mucha debilidad muscular y una tos crónica y seca durante mucho tiempo”.

“Hay gente que tardan entre dos o tres meses en recuperarse. Hay pacientes que hacen actividad física y uno está viendo que no pueden volver a hacer su actividad física normal, porque tienen un cansancio. A los 10 días tienen el alta, pero algunos pacientes tienen más tiempo en recuperarse y en volver a su actividad normal”, precisó.

 

El director asociado del Hospital Santa Teresita, Germán Lalomia comunicó que durante el fin de semana Rawson registró tres nuevas muertes por Covid-19.

Precisó que “fueron dos personas que pertenecen a un geriátrico y otra que ingresó por guardia al Hospital y falleció”.

El médico informó que el Hospital tiene un 90% de ocupación en clínica médica y la terapia intensiva completa, con todos los respiradores ocupados. Indicó que el Ministerio de Salud facilitó un nuevo respirador para el nosocomio y que cuentan con el apoyo del Instituto Cardiovascular para la derivación de pacientes.

“Por más que tengamos 500 respiradores necesitamos del acompañamiento de la gente”. Lalomia mostró preocupación y calificó la situación de “grave y complicada”.

Acerca de la planificación para la temporada estival en Playa Unión dijo que continúan evaluando protocolos sanitarios para darle una forma segura al verano desde lo sanitario.

Estos son los números actuales luego de los últimos cuatro casos que se confirmaron en la jornada de este viernes y según lo afirmó en diálogo con Radio Chubut el Director del Hospital “Santa Teresita”, Cristian Setevich, MP 3009.
Los últimos casos están relacionados al sector de la pesca, comercial y a la Policía.

El Director del Hospital de Rawson agregó que desde que comenzó la pandemia, en Rawson se confirmaron 55 casos positivos de los cuales 45 ya se recuperaron, 9 continúan cursando la enfermedad y una mujer falleció.

De los 9 casos activos, solo un hombre de avanzada edad y con antecedentes clínicos de importancia se encuentra internado en Terapia Intensiva en grave estado, mientras que los 8 restantes están cursando la enfermedad en sus casas.

Setevich remarcó el dato que de los 9 casos activos que hay en la actualidad se desprenden más de 60 contactos estrechos y los mismos se generaron por “descuidos, por no tomar en serio las medidas sanitarias que imparten las autoridades”.

Remarcó la importancia del uso del tapabocas, el evitar reuniones familiares y de amigos y el compartir bebidas y mates, ya que “generalmente los contagios se produjeron por realizar esas acciones”.

“El virus nos necesita a nosotros para poder transmitirse y la mejor medicina es la prevención, hay que tomar todas las medidas y evitar la aglomeración de personas”, agregó.

Teniendo en cuenta como han crecido los casos en localidades vecinas, el Director del Hospital de la capital provincial llamó a la comunidad a que reflexione “porque la enfermedad existe y todos tenemos las herramientas para poder evitar la propagación”.

“Seamos responsables de forma individual para cuidar la salud de toda la comunidad”, finalizó.