Tag

bebé

Browsing

Los padres del niño contaron que los animales ya habían intentado llevárselo en el pasado, pero la familia había logrado impedirlo.

Unos monos de la ciudad india de Baghpat, en el estado de Uttar Pradesh, ahogaron en un tanque de agua a un bebé de dos meses al que anteriormente habían robado de su casa, publicaron medios locales.

El niño, llamado Keshav Kumar, dormía junto a su abuela en una habitación ubicada en la terraza, que tenía la puerta abierta, cuando los animales ingresaron y se lo llevaron. Unas horas después, la Policía encontró su cadáver.

Según contaron sus padres, Prince y Komal, esta no fue la primera vez que los monos trataban de llevarse al niño, pero en la anterior oportunidad los familiares habían logrado impedirlo. «No esperábamos que volvieran en la oscuridad», dijeron y lamentaron: «Hemos perdido a nuestro niño».

Por su parte, personal policial detalló que al analizar las cámaras de seguridad del lugar descubrieron que los monos habían saltado de la terraza de la vivienda con el niño, que «estaba en los brazos de uno de los simios».

En tanto, los vecinos de la zona declararon que ya habían advertido sobre los problemas con los monos en varias oportunidades, pero no recibieron ninguna respuesta por parte de las autoridades.

Un bebé de apenas 16 días de vida se convirtió esta semana en la persona más joven con coronavirus de la localidad de Río Colorado (Río Negro). El bebé y su mamá están internados en el hospital “José Cibanal” bajo un estricto control médico, ya que el chiquito nació prematuro.

Cayetano tiene asistencia respiratoria aunque por el momento no estaría grave, dijeron familiares del bebé y se conoció que el contagio se produjo estando la familia en su domicilio.

Andrés, el papá, trabaja en el Frigorífico “Pilotti”, en la localidad pampeana de La Adela, y días atrás –al igual que otros compañeros de trabajo- presentó síntomas y dio positivo de coronavirus.

Tras los controles respectivos, su pareja, Ana Belén, una nena de seis años y el recién nacido también dieron positivo de covid.

Según detalla diario Río Negro, la mamá y el bebé, que nació prematuro, están internados en el hospital. Su papá y la nena están aislados en su casa.

Fuente: ADNSUR

El hecho ocurrió en Northamptonshire, Inglaterra, donde una madre atendió una llamada por Whatsapp y su bebé terminó ahogado. La mujer estaba bañando a su hijo cuando se distrajo con el celular. El niño se cayó de la silla duchadora en la que estaba y se ahogó. Si bien esto ocurrió en 2019, recién ahora los jueces decidieron acerca del caso.

Según reveló la investigación, la madre, a quien se identificó como Simone Perry, dejó solo a su hijo, Renzo Lake, por cuatro minutos. De esta manera, la Justicia la declaró culpable de asesinato por “negligencia grave”. Así, deberá cumplir 22 meses de prisión.

En un primer interrogatorio policial la mujer negó haber usado el celular, pero se comprobó lo contrario. Esto fue la acción que terminó de definir la decisión de los jueces ya que uno de ellos lo tomó como un intento de engañar a los investigadores.

Por otro lado, la jueza del caso Adrienne Lucking relató que apenas Perry se dio cuenta de lo que había ocurrido llamó a los servicios de emergencia, además de intentar resucitarlo. Además, contó que cuando llegaron los paramédicos la madre les dijo que lo había dejado solo, pero sin mencionar el celular. “Estoy segura de que fue porque sabía que se había permitido distraerse de forma evitable“, expresó Lucking.

Por su parte, el abogado defensor pidió que se evitara la cárcel ya que la madre era la víctima de la situación. “Entiendo que ella causó la muerte de este niño, pero vivirá con esto por el resto de su vida”, expresó la defensa sin éxito.

Si estás embarazada y enfermas de covid-19, hay un mayor riesgo de consecuencias negativas tanto para ti como para tu bebé, según un nuevo estudio publicado este jueves en JAMA Pediatrics.

Futuras madres con un diagnóstico de covid-19 en 18 países diferentes tenían un mayor riesgo de sufrir resultados adversos, como preeclampsia, infecciones, ingreso en unidades de cuidados intensivos del hospital e incluso la muerte.

Según el estudio, el riesgo de muerte de las mujeres embarazadas con covid-19 era del 1,6%, es decir, 22 veces mayor que el de las mujeres embarazadas no infectadas.

Los bebés de madres infectadas por el coronavirus también tenían un poco más de riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer, según el estudio.

«Los resultados presentados son aleccionadores», escribió la doctora Catherine Mary Healy, pediatra, en un editorial. Healy es profesora adjunta del Colegio de Medicina Baylor de Houston y especializada en enfermedades infecciosas pediátricas.

Vacunas contra el covid-19 de Pfizer y Moderna parecen no representar un riesgo grave durante el embarazo, según una investigación
‘Alto riesgo de malos resultados’
En el estudio, que comenzó en marzo de 2020 y terminó en octubre de ese mismo año, participaron más de 2.000 mujeres embarazadas de 43 instituciones médicas de 18 países: Argentina, Brasil, Egipto, Francia, Ghana, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Nigeria, Macedonia del Norte, Pakistán, Rusia, España, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos.

Healy escribió que creía que el estudio era uno de los más grandes hasta la fecha, ya que recogía los informes de los distintos países «en tiempo real a medida que la pandemia evolucionaba desde los primeros casos detectados».

De las 2.130 mujeres que participaron en el estudio, 706 fueron diagnosticadas con covid-19; las 1.424 restantes, que no estaban infectadas, fueron emparejadas por características demográficas y de gestación para reducir el error.

Casi el 60% de las mujeres infectadas eran asintomáticas, es decir, no tenían fiebre ni otros signos del virus. Aun así, escribió Healy, esas mujeres «corrían un mayor riesgo de sufrir malos resultados, como preeclampsia o eclampsia, infecciones graves, ingreso en una unidad de cuidados intensivos… y muerte materna».

La preeclampsia es una complicación del embarazo que se caracteriza por una presión arterial elevada y signos de daño en otro sistema de órganos, en la mayoría de los casos el hígado y los riñones. La eclampsia es una complicación grave de la preeclampsia que provoca convulsiones.

Según el estudio, las mujeres embarazadas a las que se les diagnosticó covid-19 y que tenían sobrepeso o padecían diabetes, enfermedades cardiacas, hipertensión o enfermedades respiratorias crónicas tenían casi cuatro veces más probabilidades de desarrollar preeclampsia.

Recomiendan a embarazadas vacunarse contra covid-19 porque tendrían más riesgo de enfermedad grave
¿Por qué es riesgoso el embarazo?
¿Por qué el embarazo pone a las mujeres en mayor peligro por el virus? Una de las razones es la disminución de la capacidad pulmonar de la mujer a medida que el bebé crece.

«Puede desarrollar un deterioro respiratorio, hasta el punto de no poder recuperarse de eso», dijo en enero a CNN la doctora Kjersti Aagaard, especialista en medicina materno-fetal del Texas Children’s Hospital.

Además, Aagaard, que también es profesora titular de obstetricia y ginecología en el Baylor College of Medicine, dijo que el corazón de una mujer embarazada bombea 1,5 veces más de lo normal para proporcionar la sangre adecuada al bebé y a la placenta.

«Esa sobresaturación del corazón, que llamamos un mayor gasto cardiaco, también hace que las mujeres embarazadas corran el riesgo de tener problemas de insuficiencia cardiaca, que puede ser una manifestación y causa potencial de muerte por la enfermedad de covid-19», explicó.

Las mujeres embarazadas también son más propensas a tener un sistema inmunológico demasiado entusiasta por proteger al feto en desarrollo, lo que puede provocar la llamada tormenta de citocinas, una respuesta exagerada del sistema inmunitario al covid-19 que señala una enfermedad más grave y, a menudo, la necesidad de cuidados intensivos, dijo Aagaard.

Y, por último, hay una mayor probabilidad de coagulación de la sangre durante el embarazo, lo cual puede empeorar con el covid.19.

«Los humanos, como todos los mamíferos placentarios, corren el riesgo de morir desangrados después de que la placenta se separa de la pared del útero», indicó Aagaard. «Así que 4,5 millones de años de evolución nos ayudan a coagular un poco más eficazmente cuando estamos embarazadas».

Los riesgos de la vacuna covid-19 parecen bajos
El miércoles, un estudio a 3.958 mujeres embarazadas de entre 16 y 54 años que recibieron la vacuna de Moderna o Pfizer encontró pocos efectos secundarios graves producto de la vacunación.

El más común fue el dolor en el lugar de la inyección, que según el estudio se produjo con mayor frecuencia en las embarazadas que recibieron la vacuna. Sin embargo, las mujeres embarazadas que se vacunaron informaron de menos dolores de cabeza, dolores musculares, escalofríos y fiebre.

Como parte del estudio, se analizaron los datos recogidos por el Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos entre el 14 de diciembre de 2020 y el 28 de febrero de 2021.

Durante ese periodo se notificaron 221 acontecimientos adversos relacionados con el embarazo, incluidos 46 abortos espontáneos. El estudio comparó esos eventos con los datos sobre resultados negativos del embarazo antes de la pandemia.

«Aunque no son directamente comparables, las proporciones calculadas de resultados adversos en el embarazo y el neonato en las personas vacunadas contra el covid-19 que tuvieron un embarazo completo fueron similares a las incidencias notificadas en los estudios con mujeres embarazadas que se realizaron antes de la pandemia de covid-19», señala el estudio.

Los principales grupos médicos de Estados Unidos han instado a las mujeres embarazadas a considerar la posibilidad de vacunarse contra el covid-19.
«Los organismos reguladores y los expertos médicos de EE.UU. han declarado claramente que todas las personas embarazadas que reúnan los requisitos necesarios deben tener la opción de recibir la vacuna», dijo el doctor Christopher Zahn, vicepresidente de actividades de práctica del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés), en una entrevista previa con CNN.

«Realmente no hay ninguna razón teórica para creer que vaya a causar daños a la madre o al feto, y estamos muy seguros de que va a proporcionar beneficios considerables tanto a la madre como al bebé», añadió el doctor Richard Beigi, que forma parte del Grupo de Trabajo de Expertos en Inmunización, Enfermedades Infecciosas y Preparación para la Salud Pública del ACOG.

Para cualquier mujer embarazada que dude en vacunarse, «el cumplimiento de las normas de salud pública sobre el uso de cubrebocas, el lavado de manos y el distanciamiento físico son los primeros pasos necesarios», escribió Healy.

Las mujeres embarazadas también deben evitar las multitudes y las actividades con alto riesgo de transmisión, como comer en restaurantes, añadió.

Este lunes por la tarde, los bomberos del Destacamento Nº 1 le practicaron maniobras de recuperación a una bebé de unos 15 meses que tenía dificultades para respirar y convulsionaba. Con un trabajo coordinado, la mantuvieron a salvo hasta que llegó la ambulancia.

«A las 17:10 hs ingresa un vehículo al Destacamento, bajaron tres personas, una de ellas una mujer con un bebé en brazos que estaba convulsionando», relata Victor Alvarado, jefe del destacamento.

Mencionó que inmediatamente «procedimos a hacerle las maniobras de recuperación, la bebé estaba con mucha fiebre, mucha flema, mucho moco, convulsionaba, así que procedimos a realizar las maniobras de recuperación hasta la llegada de la ambulancia».

Un bebé de 8 meses murió electrocutado en el Municipio de Aracoiaba da Serra, en el estado de Sao Paulo, después de morder el cable de un cargador de teléfono celular que estaba conectado.

Medios brasileños reportaron que personal de la comisaría de Araçoiaba está investigando el caso, que es supervisado por el Consejo de Tutela.

Según el oficial de policía Mamedes Xavier, responsable del caso, la madre del niño se encontraba en casa cuando ocurrió el accidente.

Medios brasileños reportaron que personal de la comisaría de Araçoiaba está investigando el caso, que es supervisado por el Consejo de Tutela.

“Solicitamos una experiencia in situ para analizar mejor la situación. La información inicial es que llevaba un celular y el niño se metió el cordón en la boca y lo mordió. Fue entonces cuando ocurrió la descarga eléctrica”, informó el delegado.

La mañana del presente lunes se concretó en los tribunales penales del barrio Roca la jornada de alegatos finales en el juicio por un hecho acontecido el pasado 14 de diciembre de 2018 en un domicilio particular de la calle 10 de Noviembre, del barrio Quirno Costa de nuestra ciudad que tiene como imputada a Andrea Ruiz. La fiscal solicitó se declare a la imputada “autora” penalmente responsable de “homicidio agravado por el vínculo”, en perjuicio de su hija N.N.. En contraposición la defensa requirió “su absolución por conducta atípica”. El tribunal pasó a deliberar y el próximo viernes 16 del corriente, a las 13:00 hs. dará a conocer su veredicto.

El tribunal de debate fue presidido por Raquel Tassello e integrado por Mariel Suárez (en forma presencial) y Alejandro Soñis (por videoconferencia), jueces penales; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Cecilia Codina, fiscal general y Eve Ponce, procuradora de fiscalía; en tanto que la defensa de la imputada fue ejercida por Mauro Fonteñez y Fiorella Picón, abogados particulares de la misma.

En su alegato la fiscal Codina argumentó que “ha quedado probado a lo largo del debate tanto la materialidad como la autoría del hecho” en cabeza de la imputada. Mencionando que a Ruiz le preguntaron todos los datos en la ambulancia y respondió todo, en el Hospital se dan cuenta, por el tamaño de la placenta que faltaba el niño, que se encontraba en una bolsa con residuos detrás del inodoro. Cuando la tocoginecóloga le pregunta donde estaba el bebé, la imputada primero no responde y después contesta que estaba detrás del inodoro, que era un embarazo no querido. Ruiz estuvo lúcida en todo momento. Respecto de la personalidad de la imputada las profesionales refirieron que tuvo una historia de vida difícil, con una familia disfuncional, con baja autoestima, insegura y dependiente de los demás. Negó el embarazo porque era una situación que no sabía enfrentar. Entendía, comprendía y tuvo el manejo de su voluntad al momento del hecho. Al momento del hecho no había patología que impidiera entender lo sucedido. “La criatura nació con vida” aseguró la fiscal, respiró y tenía reserva de alimento. Falleció por falta de liga del cordón umbilical y falta de aire en la bolsa. El Ministerio Público Fiscal ha probado el hecho traido el debate y la calificación legal de “homicidio agravado por el vínculo”. Descartando “causas de justificación, emoción violenta y circunstancias extraordinarias de atenuación. Se ha probado el hecho traido a debate y no hubo conducta atípica, se ha acreditado la intensión de Ruiz de quitarle la vida a la criatura”. Al cortar el cordón umbilical y colocarla en la bolsa se aseguró el resultado muerte, la ocultó, concluyó la fiscal.

En contraposición los defensores sostuvieron que “ha prosperado la teoría negativa del caso propuesta por la defensa”, es decir que “la fiscalía no ha podido probar el hecho traido a debate”. Se “ha traido un caso con un reproche ético y moral, pero no jurídico. La prueba ha sido insuficiente y fruto de la orfandad probatoria. Se ha demonizado a mi representada”, sostuvo el defensor. “Hoy se sigue revictimizando a la imputada ya que no se analizó el hecho bajo una perspectiva de género”. Todo esto ha aumentado el nivel de vulnerabilidad de su defendida, sostuvieron. Sufrió de amnesia parcial y no recuerda lo ocurrido al momento del hecho. No hay dolo o intensión y no hubo un propósito homicida, agregaron los defensores. No tuvo dominio sobre el hecho al momento del alumbramiento. Para concluir solicitaron “la absolución de Ruiz por orfandad probatoria y nula perspectiva de género”.

La imputada accedió voluntariamente a declarar asegurando que “no maté a mi bebé, las circunstancias fueron difíciles para mí siempre, voy a vivir con esto toda la vida y no soy una asesina”.

Finalmente el tribunal dio por clausurado el debate, pasó a deliberar y el próximo viernes 16 del corriente, a las 13:00 hs. dará a conocer su veredicto de responsabilidad.

Fuente: MPF

El presente miércoles se concretó en forma semipresencial la segunda jornada de debate en el cual se ventila un hecho acontecido el pasado 14 de diciembre de 2018, en el barrio Quirno Costa, que tiene como imputada a Andrea Ruiz.

El tribunal de debate fue presidido por Raquel Tassello e integrado por Mariel Suárez (en forma presencial) y Alejandro Soñis (por videoconferencia), jueces penales; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Cecilia Codina, fiscal general y Eve Ponce, procuradora de fiscalía; en tanto que la defensa de la imputada fue ejercida por Mauro Fonteñez y Fiorela Picón, abogados particulares de la misma.

El hecho incluido en la acusación que se ventila en el juicio acontece el 14 de diciembre de 2018, siendo aproximadamente las 14:30 hs. Andrea Alejandra Ruiz, en circunstancias de encontrarse en casa de sus empleadores, ubicada en Av. 10 de Noviembre al 2.300, del B° Quirno Costa de nuestra ciudad, se dirigió al cuarto de baño ubicado en la planta alta de la vivienda. Una vez allí, habiendo comenzado con trabajo de parto de un embarazo oculto de aproximadamente 38 semanas de gestación, dio a luz a una niña, liberando la placenta en el inodoro, cortando el cordón umbilical con una tijera y colocando a la beba envuelta en una campera, dentro de una bolsa plástica, sin anudar el cordón umbilical, lo que produjo que la misma se desangre. Inmediatamente escondió la bolsa que contenía a la recién nacida agonizante, detrás del inodoro.

El propietario de la casa y el hijo de ésta, pidieron el auxilio de la ambulancia del Hospital Regional a través del número 107, informando de un aborto espontaneo con desconocimiento previo del embarazo por parte de la paciente. Minutos más tarde se hizo presente junto a personal policial de la Seccional Cuarta; la médica de guardia de Urgencias, junto a una enfermera y el camillero de la ambulancia. Los profesionales procedieron al traslado de la imputada, la galena secuestró la placenta y al arribar al Hospital, fueron informados por el servicio de tocoginecología que dicha placenta correspondía a la de un niño nacido o a punto de nacer. Esto motivó que el servicio del 107 nuevamente acudiera al lugar del hecho, donde la médica de Guardia de Urgencias advirtió haber visto previamente una bolsa contenedora de gasas con manchas hemáticas, por lo que ingresó y al abrirla observó que envuelta en una campera negra se encontraba una bebé, recién nacida, de 48 cm de largo, sin signos vitales, pálida e hipotérmica. La llevaron hasta la ambulancia y aplicando el protocolo médico, comenzaron tareas de reanimación que resultaron inútiles.

Del resultado de la autopsia realizada el pasado 15 de Diciembre de 2018 por Eliana Bevolo, Médica del Cuerpo Médico Forense local, se desprende que la bebé nació viva, resultando la causa de muerte por mecanismos combinados atento la omisión de cuidados que se requiere al momento del nacimiento.

Fuente: Ministerio Público

En Miami, una enfermera dio a luz a una niña en quien se registraron anticuerpos contra la covid-19, confirmaron los pediatras que atienden a la chiquita. La mujer, trabajadora de la salud que se desempeña en la primera línea de la lucha contra el coronavirus, había recibido la primera dosis de la vacuna de laboratorios moderna cuando ya llevaba 36 semanas de embarazo; la nena nació tres semanas después, a fines de enero. El caso, explicaron los médicos que atendieron a la mujer y la niña, es el primero registrado en el mundo.

Los análisis realizados al cordón umbilical establecieron que la beba nació con anticuerpos de la covid-19, declararon los pediatras Paul Gilbert y Chad Rudnick al canal WBPF de Palm Beach, al que anticiparon que publicarán un artículo sobre el caso en la revista especializada MedRxiv.

«Hasta lo que sabemos este es el primer caso reportado en el mundo de un bebé nacido con anticuerpos de covid-19 después de la vacunación de su madre», dijo Gilbert.

Los pediatras analizaron el cordón umbilical de la recién nacida para ver si la madre le había pasado los anticuerpos como ocurre con las vacunas para otras enfermedades y comprobaron que así había sido, algo que Rudnick considera importante en la lucha para proteger a chicas y chicos. «Este es solo un pequeño caso de lo que van a ser miles y miles de bebés nacidos en los próximos meses de madres que han sido vacunadas» contra la covid-19, dijo el pediatra.

Sin embargo, los médicos hicieron algunas salvedades, porque «son necesarios más estudios para determinar cuánto tiempo durará esta protección». «Hay que establecer qué nivel o cuántos anticuerpos necesita tener un bebé para tener protección», advirtió Rudnick. Según su colega Gilbert, algunas grandes compañías farmacéuticas están comenzando a incluir a las mujeres embarazadas en sus estudios en curso sobre la vacuna para aprender más sobre la transmisión de anticuerpos a los bebés.

Fuente: Página 12

La Corte Suprema de Justicia de la Nación declaró inadmisible un recurso extraordinario presentado por la defensa del médico pediatra Hugo Mantuano, condenado a la pena en suspenso de un año y medio por el homicidio culposo del bebé Nicolás Russo en Comodoro Rivadavia. El máximo tribunal del país coincidió así con la Cámara Penal de la ciudad petrolera y con el Superior Tribunal de Justicia. Cabe recordar que por el caso también fue condenada la médica Roxana Barrientos, a tres años en suspenso. Ya con la condena firme no podrán ejercer la profesión durante cinco años.

Los abogados de Hugo Mantuano fueron Ricardo Mendaña y Vanesa Peruzotti. Y a la sentencia la firmaron los ministros Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti, Elena Highton y Carlos Rosenkrantz.

“No queremos que causen males mayores. Tengo dos nenes y no quiero volver a encontrarme con médicos como éstos. Hace años que venimos pidiendo Justicia y por fortuna en el primer juicio quedó claro», pedía el padre del bebé, Víctor Russo, según crónicas de la época.

El papá también valoró que los jueces destacaran que los sistemas médicos tienen que cambiar y que el profesional que atiende a un paciente tiene que tener una responsabilidad. «Gracias a Dios se hizo justicia y estamos muy contentos», agregó.

Nicolás tenía 35 días y murió en la guardia de La Española el 25 de febrero de 2014. El chiquito había vomitado una sustancia color amarillo por lo que fue trasladado inmediatamente por sus padres a la Guardia Pediátrica del sanatorio, donde los atiendió Mantuano. El doctor colocó al bebé en la camilla y le indicó a sus padres que debían esperar los resultados del laboratorio y una vez que estuvieran debería consultar con su sucesora en la Guardia, Roxana Barrientos.

Según indicaba la acusación fiscal, el médico omitió tomar la temperatura del bebé y tampoco midió el nivel de oxígeno en la sangre ni ordenó una radiografía del tórax. Además, no realizó ningún tipo de control al niño, provocando que el cuadro se agravara.

Respecto del proceder de Roxana Barrientos, los padres de la víctima le suplicaban que atendiera a su bebé, ya que notaban que su situación empeoraba, pero ella les decía que no “hasta que tenga los resultados del laboratorio”.

Luego ingresaron nuevamente a la víctima a la Guardia, le colocaron una máscara de oxígeno para adultos, pidieron a sus padres que se retiraran y comienzan, junto a otro médico pediatra, una ventilación mecánica. Luego de 25 minutos el niño falleció bronco aspirado.

En su fallo de primera instancia de 2016, el juez Alejando Soñis afirmó que el hecho «pudo haberse evitado». El magistrado también admitió «la acuciante situación que atraviesa la medicina pediátrica en Comodoro Rivadavia». Los halló a los médicos responsables de mala praxis y negligencia.

Los papás de Nicolás Russo, el bebé fallecido en 2014

Según Víctor Russo, “decían que hicieron su trabajo de forma correcta pero los jueces fueron impecables en el adelanto del fallo porque vieron la falta de un especialistas y el mal accionar. ¿Cómo puede ser que no hayan hecho un seguimiento del bebé y se deje la guardia en mano de una médica generalista que estuvo 40 minutos buscando un pediatra?”, se preguntó.

“La muerte de mi hijo se pudo haber evitado y la médica no sabía qué hacer. Vimos el desapego de la profesión. Hay muchos profesionales que tienen amor por la profesión pero hay pocos que parece que le tienen odio, porque nosotros sufrimos abandono”, agregó.

“Estoy contento porque hay dos profesionales que se dieron cuenta de que actuaron de mala manera y hay una consecuencia”, remarcaba el padre. “Hace años venimos con esta pena que será para siempre pero hoy hay dos médicos que están a punto de dejar de hacer un mal”.

Tiempo después fue el Superior el que declaró improcedente la impugnación extraordinaria presentada por la defensa de los médicos. Concluyó que la muerte del bebé se produjo por las conductas omisivas de los médicos y por entender que violaron el deber de cuidado al que se encontraban obligados por su condición de profesionales de la medicina.

Mantuano y Barriento Alfaro desoyeron las alertas que el niño presentaba, lo que les impidió aplicar todas las medidas posibles y actuar con celeridad frente a la sospecha de un cuadro clínico severo.

Según el STJ, “los condenados no agotaron las precauciones inherentes al carácter de recién nacido del paciente, mediante una adecuada clínica médica, que aventara la profundización de los síntomas”.

Fuente: ADNSUR