Tag

Copa América

Browsing

El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), el paraguayo Alejandro Domínguez, ratificó hoy la decisión de contar con, al menos, un 30% de espectadores en la próxima Copa América que organizarán Argentina y Colombia.

En el marco del 74to. Congreso Ordinario, Domínguez aseguró que está trabajando con los gobiernos de Argentina y Colombia «para conseguir la mayor cantidad de vacunas» para que los estadios de la Copa América puedan abrirse para, al menos, el 30% de la capacidad.

El tradicional torneo sudamericano de selecciones comenzará el próximo 12 de junio y en Argentina se jugarán 13 partidos en total, por la Copa América que debió postergarse en 2020 a raíz de la pandemia de coronavirus.

La reunión realizada de forma virtual contó con la representación de Claudio Tapia y Víctor Blanco, titular y secretario general de la AFA, respectivamente.

Además, antes del inicio y después de los discursos de los invitados, entre ellos, Gianni Infantino, presidente de la FIFA, la entidad realizó un breve homenaje a Diego Armando Maradona.

Entre los temas de la orden del día, se aprobaron los balances del último año y el presupuesto para el año corriente.

«La casa está en orden», celebró Domínguez, en referencia al presente económico de la Conmebol. También se realizaron las elecciones por los cargos vacantes en el Consejo de la FIFA y en las distintas comisiones de la Conmebol.

En el ámbito de la FIFA seguirá el colombiano Ramón Jesurún, mientras que los argentinos Ricardo Rosica y Jorge Esteban Posse Ponessa asumirán en las comisiones de Gobernanza y Disciplina, respectivamente.

Rosica es el actual secretario general de Boca Juniors y el tucumano Posse Ponessa es miembro del tribunal fiscal de su provincia.

Fuente: Radio 3

El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), el paraguayo Alejandro Domínguez, ratificó este martes la decisión de contar con, al menos, un 30% de espectadores en la próxima Copa América que organizarán Argentina y Colombia.

En el marco del 74to. Congreso Ordinario, Domínguez aseguró que está trabajando con los gobiernos de Argentina y Colombia «para conseguir la mayor cantidad de vacunas» para que los estadios de la Copa América puedan abrirse para, al menos, el 30% de la capacidad.

El tradicional torneo sudamericano de selecciones comenzará el próximo 12 de junio y en Argentina se jugarán 13 partidos en total, por la Copa América que debió postergarse en 2020 a raíz de la pandemia de coronavirus.

La reunión realizada de forma virtual contó con la representación de Claudio Tapia y Víctor Blanco, titular y secretario general de la AFA, respectivamente.

Además, antes del inicio y después de los discursos de los invitados, entre ellos, Gianni Infantino, presidente de la FIFA, la entidad realizó un breve homenaje a Diego Armando Maradona.

Entre los temas de la orden del día, se aprobaron los balances del último año y el presupuesto para el año corriente.

«La casa está en orden», celebró Domínguez, en referencia al presente económico de la Conmebol.

También se realizaron las elecciones por los cargos vacantes en el Consejo de la FIFA y en las distintas comisiones de la Conmebol.

En el ámbito de la FIFA seguirá el colombiano Ramón Jesurún, mientras que los argentinos Ricardo Rosica y Jorge Esteban Posse Ponessa asumirán en las comisiones de Gobernanza y Disciplina, respectivamente.

Rosica es el actual secretario general de Boca Juniors y el tucumano Posse Ponessa es miembro del tribunal fiscal de su provincia.

La Conmebol confirmó este lunes el nuevo calendario de partidos de la Copa América a disputarse en Argentina y Colombia.

La competición iniciará el 13 de junio, con el choque trasandino entre Argentina y Chile en el Estadio Monumental de Buenos Aires.

Las 10 selecciones sudamericanas serán los participantes, luego de las bajas de Qatar y Australia por complicaciones con el coronavirus.

La Copa América, cuya final se jugará el 10 de julio en el estadio Metropolitano de Barranquilla, se estructurará en dos grupos de cinco equipos, que entregará los ocho clasificados a octavos de final (los cuatro primeros de cada zona).

La competencia se disputará en ocho estadios, cuatro de cada país:

Argentina
  • Monumental (Buenos Aires)
  • Mario Kempes (Córdoba)
  • Malvinas Argentinas (Mendoza)
  • Único Madre de Ciudades (Santiago del Estero)
Colombia
  • Metropolitano (Barranquilla)
  • El Campín (Bogotá)
  • Pascual Guerrero (Cali)
  • Atanasio Girardot (Medellín)

Argentina encabezará el Grupo A que integran Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia; Colombia integrará el Grupo B con Brasil, Ecuador, Venezuela y Perú.

El seleccionado «albiceleste» es el segundo máximo ganador de la Copa América con 14 títulos, por detrás de Uruguay (15), pero no la gana desde la edición Ecuador 1993, que fue la última conquista obtenida a nivel mayores.

El programa de 26 partidos de la Copa América Argentina-Colombia, que debió jugarse el año pasado y fue postergada por la pandemia.

El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, garantizó este lunes que la Copa América 2021, organizada conjuntamente entre Argentina y Colombia, «no corre ningún riesgo» de realización por la pandemia de coronavirus.

El funcionario desligó la concreción de esa competencia de la reciente suspensión de la doble fecha de Eliminatorias Sudamericanas en marzo, algo decidido por la resistencia de los clubes europeos de ceder sus jugadores debido a las trabas migratorias por la situación sanitaria mundial.

«La Copa América no corre ningún riesgo. Es un evento que nos entusiasma mucho porque, de llegar a su realización con una buena situación sanitaria, vamos a poder tener público y eso sería un impacto económico importante para el país», aseguró en diálogo con la radio online FutuRöck.

La Copa América Argentina-Colombia debió disputarse el año pasado pero fue aplazada por la pandemia y se jugará del 11 de junio al 10 de julio de 2021. El partido inaugural será en el estadio Monumental de Buenos Aires y la final en el Metropolitano de Barranquilla.

Por otra parte, Lammens condicionó la vuelta de los hinchas al fútbol argentino a la aprobación de las autoridades sanitarias nacionales y, en esa línea, adelantó que esta semana mantendrá una charla con la ministra del área, Carla Vizzotti.

«Creería que pueden estar dadas las condiciones para la vuelta del público a los estadios pero aguardo lo que digan las autoridades sanitarias. Quiero ser respetuoso con eso. El regreso, eventualmente, sería gradual y con distanciamiento social», explicó.

«La prioridad del Gobierno Nacional es que arranquen las clases y las fábricas estén abiertas. Una vez que eso funcione con normalidad, veremos qué pasa con los eventos masivos», abundó.

Finalmente, el ministro valoró el convenio entre el Gobierno y las empresas privadas licenciatarias de los derechos televisivos de la Liga Profesional de Fútbol para la vuelta de los partidos gratuitos a la pantalla de la TV Pública.

«Fue una enorme alegría que los argentinos y argentinas puedan nuevamente ver estos partidos por la TV Pública. Hicimos una negociación inteligente, el Gobierno Nacional no pone dinero por estos dos partidos por fecha», destacó.

«Esta semana vamos a tener más reuniones porque la idea es se transmitan más partidos», concluyó en relación a un posible acuerdo con Turner, propietaria del 50 por ciento de los derechos.

El partido entre Argentina y Chile, en Buenos Aires, abrirá la Copa América 2021 el 11 de junio, según el calendario del certamen que fue oficializado hoy por la Conmebol.

El campeonato, organizado en conjunto por Argentina y Colombia, se cerrará con la final el 10 de julio en Barranquilla.

La Copa América, que debió trasladarse de este año al próximo por la pandemia de coronavirus, mantiene los grupos originales: en el A estarán Argentina, Australia (invitado), Uruguay, Bolivia, Paraguay y Chile; y en el B lo harán Brasil, Colombia, Qatar (invitado, sede del Mundial 2022), Venezuela, Ecuador y Perú.

Las sedes argentinas serán Buenos Aires, La Plata, Mendoza, Córdoba y Santiago del Estero; y entre las colombianas estarán Barranquilla, Bogotá, Medellín y Cali.

Además del calendario, la Conmebol aprobó la posibilidad de cambiar hasta tres jugadores en la lista de buena fe una vez finalizada la fase de grupos.

Los partidos de Argentina por la fase de grupos serán:

Primera fecha: 11/6: Argentina-Chile (Buenos Aires, 20 hs).

Segunda fecha: 15/6: Argentina-Uruguay (Córdoba, 19 hs).

Tercera fecha: 19/6: Argentina-Paraguay (Buenos Aires, 20 hs).

Cuarta fecha: 22/6: Argentina-Australia (Buenos Aires, 20 hs).

Quinta fecha: 27/6: Argentina-Bolivia (La Plata, 20 hs).

Además de los encuentros del grupo A, Argentina será sede de dos partidos de cuartos de final (Buenos Aires y Córdoba) y de una de las semifinales (Buenos Aires).

El partido decisivo (Barranquilla) y el choque por el tercer puesto (Bogotá) se llevarán a cabo en Colombia.

El certamen que iba a comenzar este viernes con organización conjunta entre Argentina y Colombia y que fue pospuesta para el mismo período del año próximo, se convirtió en una ilusión otra vez postergada para la Pulga, quien persigue cada vez con más aceleración un título con el seleccionado nacional, y por eso reconoció que fue «un duro golpe» para él enterarse de su aplazamiento.

«La Copa América iba a ser una gran ocasión para mí este año y estaba extremadamente emocionado de competir en ella de nuevo. Fue duro cuando supe que sería pospuesta», confesó sin tapujos el capitán del seleccionado nacional, en una presentación virtual de la empresa Adidas que lo patrocina.

Messi vive como una frustración no haber podido levantar un trofeo con la camiseta celeste y blanca del seleccionado mayor, luego de haberlo hecho con el sub 20 en Holanda 2005 y el olímpico en Beijing 2008, y esta obsesión se le hizo carne después de las caídas sucesivas en las finales del Mundial de Brasil 2014 y la Copa América de Chile 2015.

Esos dos reveses, ante Alemania primero y Chile después, lo llevaron a él y a sus adláteres de la «Generación Lío» (Ángel Di María, Lucas Biglia, Ezequiel Lavezzi, Sergio Aguero, Javier Mascherano, Sergio Romero y Ever Banega) a manifestar constantemente durante la Copa América Centenario de Estados Unidos 2016 que esa era «la gran oportunidad» que estaban esperando.

«Esta vez no se nos escapa», les repetían una y otra vez a los periodistas enviados a esa cobertura en suelo norteamericano, más en «off» que en «on», y de hecho nuevamente estuvieron a nada, otra vez en una definición fallida por tiros penales frente a Chile, de consagrarse después del último título conseguido por Argentina 23 años antes, en Ecuador 1993.

Por entonces Messi podía decir todavía que tenía «veintipico» de años (cumplió 29 en plena competencia), quizá más «pico de tucán que de gorrión», por lo que consideraba que en esa Copa América o en el por entonces todavía lejano Mundial de Rusia 2018 estaban sus grandes oportunidades de alzar un trofeo cada vez más ansiado.

Ya con 31 en el documento, la experiencia en las estepas futbolísticas rusas fue más negativa aún, y entonces las esperanzas de «Lío», ya sin varios de los que lo habían acompañado en aquel sueño, como Mascherano y Biglia, que renunciaron «ipso facto» a la selección, empezaban a estrecharse un poco más.

Pero casi como una bendición para la fe de Messi, el 13 de marzo del año pasado, justo el día que Francisco celebraba el sexto año de papado, la Conmebol aceptó la postulación conjunta de Argentina y Colombia para la organización de la Copa América, que luego terminaría oficializando el 9 de abril.

Allí el rosarino, pese a que la final se programó para jugarse en Colombia (el partido inaugural se disputará en Argentina), vio como una señal esta gran oportunidad de sumar ese primer título jugando la mayor parte de la competencia en suelo argentino, ante su gente. De última, elevar el anhelado trofeo fuera de casa no iba a empañar, en caso de lograrlo, la cosecha anterior levantada en su país.

Las cuentas del Lionel jugador daban justo, porque a pesar de ser junto al «Kun» Agüero el único sobreviviente que lo acompañaba desde el comienzo mismo de esta «Generación Plateada», la empatía con los protagonistas del recambio provocado por el otro Lionel, el entrenador Scaloni, avizoraban un futuro próspero en el derrotero hacia esa meta tan deseada.

Es que Messi cumplirá 33 años el próximo 24 de junio, y ya estará en «edad de merecer» una Copa que él se sigue debiendo íntimamente, y por la que tantas lágrimas derramó en las últimas dos décadas.

Por eso esta postergación la sintió como otra frustración, como un designio negativo del destino, pese a que tendrá una nueva oportunidad dentro de un año (e inclusive en el Mundial de Qatar 2022), cuando vaya a realizarse la edición de 2021 entre el 11 de junio y el 11 de julio (este año se iba a jugar entre el 12 de junio y el 12 de julio).

Santiago del Estero completará esta semana la programación de las luminarias Led de última generación del moderno Estadio Único que construyó expresamente para esta Copa América ahora postergada. Otro «Único» como el de La Plata, junto al Monumental de River Plate, el Mario Kempes cordobés y el Malvinas Argentinas mendocino, serán los restantes escenarios argentinos.

Colombia presentará al Atanasio Girardot de Medellín, el Metropolitano de Barranquilla, el Pascual Guerrero de Cali y el Nemesio Camacho de Bogotá. En todos ellos jugarán los integrantes de la Zona Norte, que compondrán el seleccionado local, Brasil, Ecuador, Perú, Venezuela y el invitado organizador del próximo Mundial, Qatar.

Argentina será local en los escenarios de su país, componiendo la Zona Sur junto a Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia y el invitado Australia. Y allí estará Messi, cargando sobre sus hombros el peso que él mismo se autoimpuso de levantar una Copa con el seleccionado argentino.

Por lo pronto este sábado estará volviendo a jugar con su otro «gran amor» futbolístico, Barcelona, ante Mallorca, en el retorno de la liga española tras la pandemia de coronavirus. Será a puertas cerradas. Para abrir las otras, las que le permitan asirse a su primera Copa con la selección, deberá esperar otro año más.

Se tenía que jugar en Brasil, pero se aplazó un año, tal como sucede en este 2020 con el torneo que debía disputarse en Argentina y en Colombia.

Ahora que el espectáculo futbolístico está parando la pelota en todos lados, a pesar de algunas resistencias dirigenciales y empresariales, hubo una vez que la Copa América​, el torneo continental más antiguo del mundo, se aplazó por una pandemia de gripe a principios del siglo XX.

Ahora que Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, se quejó por la suspensión del fútbol en su país como consecuencia de la pandemia de coronavirus, vale recordar que un presidente electo de ese país falleció antes de asumir víctima de aquella gripe de hace un siglo, que en menos de un año se cobró la vida de más de 40 millones de personas, al menos el doble que los muertos provocados por la Primera Guerra Mundial​ (1914-1918).

El 9 de julio de 1916, en Buenos Aires, nació la Confederación Sudamericana de Fútbol. Además de Argentina, participaron de la creación Uruguay, Brasil y Chile. Inmediatamente, se aprobó la disputa de un torneo anual de selecciones, en la que se pondría en juego un trofeo denominado Copa América​. En 1917 se disputó en Uruguay.

La secuencia ya estaba prevista desde 1916. Luego de Uruguay, Brasil en 1918, Chile en 1919 y Argentina en 1920. Pero el torneo a disputarse en Río de Janeiro, a finales de 1918, se suspendió.

La enfermedad tuvo su origen en Estados Unidos, pero se la conoció como «gripe española», mal llamada así por cierto, porque fue la prensa de ese país, que no estuvo involucrado en el conflicto bélico, la que se ocupó de difundir ampliamente el tema cuando en otros lugares había censura.

La enfermedad fue altamente mortal porque, a diferencia de otras gripes que afectaban a niños y ancianos, atacó a jóvenes y a adultos saludables.

Cuenta la historia que a Brasil el virus llegó porque lo trajeron marineros que prestaban servicios militares en Dakar, en la costa atlántica de África, y desembarcaron en Recife. En pocos días se extendió a otras ciudades, como San Pablo y Río de Janeiro. En la vieja capital de Brasil, donde debía disputarse el torneo, hubo 14.348 muertes registradas entre octubre y diciembre.

Entre las numerosas víctimas de aquella pandemia estuvo Francisco de Paula Rodrigues Alves, quien fuera presidente de Brasil entre 1902 y 1906 y había sido reelecto el 1° de marzo de 1918. Tenía que asumir el 15 de noviembre. Ya estaba enfermo de gripe. Falleció el 16 de enero de 1919. El Sudamericano finalmente se jugó a finales de 1919 y Brasil fue campeón.

¿Qué pasó durante aquella pandemia en la Argentina? El campeonato de Primera División, que ganó Racing por sexto año consecutivo, finalizó el 17 de noviembre. Sólo quedaban las finales rioplatenses de las Copa de Honor y Competencia. La primera se jugó en Buenos Aires el 1° de diciembre: Porteño perdió 2-1 con Montevideo Wanderers; en la segunda, en Montevideo, Peñarol goleó a Independiente por 4-0.

Lo recordó en estos días el grupo de Revisionismo Fútbol (@rhdelfutbol) en un hilo a través de su cuenta de Twitter. Con claridad, expresó en uno de ellos: «El fútbol hacía unos años había empezado a ser una de las pasiones populares de la población y se decidió seguir el curso de los torneos oficiales locales, pese a que se suspendió la Copa América que iba a disputarse en Brasil».

También, la cuenta compartió dos imágenes aparecidas en Caras y Caretas, revista de actualidad política y de un humor incisivo, que es una pintura de las sensaciones que había en aquella época. «Los memes aquellos tiempos», escribió alguien en un tuit.

Ya en 1919, a pesar de las 2.300 muertes que provocó la gripe en la Argentina entre octubre y diciembre de 1918, y de las que causó luego en el norte del país, el fútbol oficial, el porteño y el de la mayoría de las ligas del Interior, continuó sin inconvenientes.

El único conflicto fue la disputa de los dirigentes por el poder (no parecen muy originales los directivos actuales). Empezó el torneo, pero a mediados de año estalló la bronca. Y hubo escisión, la segunda de la historia. Un grupo de clubes se fue de la Asociacion Argentina, la oficial, y fundó la Asociación Amateurs. La división duró ocho años. Más que la pandemia de la «gripe española».

La CONMEBOL comunicó el aplazamiento de la edición 47 del torneo continental a las fechas del 11 de junio al 11 julio del próximo año.

La Copa América que iban a organizar este año conjuntamente Argentina y Colombia, entre el 11 de junio y 11 de julio próximos, fue pospuesta para 2021 según lo anunció hoy oficialmente la Conmebol en un comunicado.

«Tras un detallado análisis de la situación en torno a la evolución mundial y regional del Coronavirus, y de las recomendaciones realizadas por los organismos internacionales en materia de Salud Pública para extremar las precauciones, la CONMEBOL comunica el aplazamiento de la edición 47 de la CONMEBOL Copa América a las fechas del 11 de junio al 11 julio de 2021», señaló el comunicado.

La Copa América 2021 se va a jugar en con 12 equipo divididos en dos zonas de seis cada una, con dos naciones invitadas: Australia y Qatar.

En la Zona A con sede en Argentina intervendrán el equipo argentino, Australia, Bolivia, Uruguay, Chile y Paraguay, con subsedes en Buenos Aires, La Plata, Córdoba, Mendoza y Santiago del Estero.

En la Zona B, con sede en Colombia, competirán el equipo local, Brasil, Qatar, Venezuela, Ecuador y Perú, con subsedes en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla.

En cuanto a la fase final, con ocho clasificados, los cuatro primeros de cada zona, se jugarán Cali, Barranquilla, Buenos Aires y La Plata, las semifinales en Córdoba y Medellín, el tercer puesto en Bogotá y la final en Baranquilla, informó Télam.

“Fue una reunión muy positiva”, sostuvo el presidente de la AFA, tras el encuentro. La Copa del próximo año se organizará de manera conjunta entre Argentina y Colombia.

El presidente Alberto Fernández recibió este lunes a Claudio ‘Chiqui’ Tapia, titular de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), y a Alejandro Domínguez, titular de la Conmebol, con el objetivo de comenzar a preparar la próxima edición de la Copa América 2020 que se organizará de manera conjunta entre Argentina y Colombia.

«Este mediodía en Casa Rosada continuamos trabajando sobre diversos temas del fútbol argentino y de la próxima Copa América 2020 en aspectos de organización y mejoras para los espectadores. Muchas gracias Sr. Presidente Alberto Fernández por su compromiso con esta gestión», expresó Tapia en sus redes sociales.

Además de Fernández y Tapia, estuvieron presentes en la reunión el ministro de Turismo y Deporte de la Nación, Matías Lammens, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

«La verdad es que fue una reunión muy positiva con el Presidente la Nación, conjuntamente con el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez. Había temas administrativos que la gestión anterior no había terminado para ser sede de la Copa América. Por eso quedaron los compromisos a realizar», agregó en diálogo con la página de la AFA.

«Esta es una posibilidad diferente que tiene Argentina de albergar el torneo que se va a llevar a cabo el próximo año», continuó el máximo directivo de la entidad madre del fútbol argentino.

«Con respecto al fútbol doméstico, pedimos la ampliación del Decreto 1212 para que contemple al fútbol femenino que no estaba considerado en el anterior. Haber logrado la continuidad de este decreto es importantísimo para la economía de los clubes, teniendo en cuenta la función social de cada uno y la cantidad de empleados que tiene», cerró Claudio Tapia.

Durante la reunión, llevada a cabo en la Casa Rosada, Alberto Fernández recibió de obsequio el trofeo de la Copa América, que Argentina no gana desde la edición de 1993, llevada a cabo en Ecuador, y una camiseta con el número «10» y la inscripción «Fernández» sobre la espalda.

La Copa América se jugará entre el 12 de junio y el 12 de julio de 2020, en cuatro estadios de Colombia y cinco de Argentina: Monumental (Buenos Aires), Ciudad de La Plata (La Plata) Mario Alberto Kempes (Córdoba), Malvinas Argentinas (Mendoza) y Único (Santiago del Estero), informó Clarín.

Este martes anunciaron algunos cambios en las sedes para la competencia que albergarán Argentina y Colombia el año próximo. El estadio de River está en la lista y sacaron al de Boca y Racing.

La Copa América 2020 se desarrollará en dos países, diez ciudades y diez sedes. Hasta aquí, nada nuevo. Pero la Conmebol definió este martes unos cambios organizativos muy importantes: el Monumental será finalmente uno de los estadios del torneo. No sólo eso: además, quedaron afuera la Bombonera y el Cilindro de Avellaneda.

Esto se anunciará el martes 3 de diciembre en Cartagena, en el sorteo de la Copa América, que se reúne el Consejo de la Conmebol. Pero ya hay un pliego de la Conmebol a las empresas que prestan servicios que les informa cuáles van a ser los estadios. 

Las sedes de la Argentina finalmente serán el Mario Alberto Kempes de Córdoba (con capacidad para 57 mil personas), el Malvinas Argentinas de Mendoza (para 38 mil), el Monumental (para 66 mil), el Unico de La Plata (43 mil) y el Bicentenario de San Juan (a confirmar, con capacidad para 25 mil personas). No está descartado el Unico de Santiago del Estero. 

El 1 de julio se había hecho el anuncio oficial de los estadios de la Copa América 2020. La AFA publicó un video felicitando a las sede. «Bienvenido a la Bombonera, donde vas a salir temblando, porque con 49 mil personas saltando, sólo si lo vivís podés contarlo», relataba la voz en off del video presentación.

También se presentaba el Cilindro (donde supuestamente se realizaría la inauguración), el Kempes, el Malvinas Argentinas y el de Santiago del Estero. Sorprendió en ese momento que no estuviera el Monumental, donde se disputó la final de la Copa América 2011 y donde la Selección jugó tantas veces como local.

Ahora de pronto hubo un cambio de planes. Y, por cierto, todo esto hizo ruido tanto en Boca como en Racing.

La Copa se abrirá en Argentina y se cerrará en Colombia. Y se jugará en dos zonas, por cuestiones geográficas. La Zona Norte la integrarán Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela y Australia o Qatar, seguramente con sedes en Medellín, Cali, Barranquilla y la capital Bogotá. Mientras que la Sur la armarán Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Uruguay y un invitado de Asia.

En tanto, los estadios que oficiarán de sede en Colombia son el Pascual Guerrero (Cali), el Atanasio Girardot (Medellín), el Metropolitano Roberto Meléndez (Barranquilla) y el Nemesio Camacho El Campín (Bogotá). Y a confirmar aparece el estadio Hernán Ramírez Villegas (Pereira), informó Clarín.