Tag

Escuelas

Browsing

Según adelantaron, “no vamos a traer a nuestros hijos a un lugar donde no sabemos si están seguros”. El director argumentó que “no quiero a los chicos sin clases, pero tampoco quiero chicos muertos”, al recordar el episodio vivido en junio en El Maitén.

En la puerta de la escuela 727, mientras colocaba la correspondiente faja de clausura, una madre puntualizó hoy que “el director nos explicó todas las acciones que realizó ante el Ministerio de Educación y como padres hemos decidido que vamos a comenzar las clases con chicos en las aulas en tanto y en cuanto vengan los responsables a decirnos que todas las obras se hicieron. Mientras tanto, la escuela va a estar ‘clausurada’ porque no vamos a traer a nuestros hijos a un lugar donde no sabemos si están seguros”.

Sumó que “el principio de confianza fue violado por la empresa que, en primera instancia, dijo que estaba todo realizado y no es así, ya que tuvieron que volver a hacer los trabajos. Tampoco vamos a aceptar las clases de contingencia, como habían sugerido al director. Solo vamos a aceptar que venga un responsable de Obras Públicas a firmar ante nosotros que todo está como corresponde, porque no podemos morirnos dentro de una escuela”, insistió.

Previamente, el director del colegio, Pedro Oscar Pinello, recordó lo ocurrido en la localidad de El Maitén, donde “72 personas quedaron internadas”, al tiempo que se preguntó si “no aprendieron nada”. “No quiero a los chicos sin clases, pero tampoco quiero chicos muertos”, subrayó.

Acerca de las falencias detectadas en el edificio, advirtió que “hasta que no se solucione el problema de los calefactores -que en algunos casos tienen más de 25 años de uso-, no se dictarán clases, tanto por la seguridad de los alumnos como del personal de la institución”.

En detalle, describió que “esperábamos que vengan a hacer el mantenimiento durante el receso escolar, pero nunca llegaron. Hace más de un mes que venimos reclamando mediante notas”.

No obstante, el viernes pasado se hizo presente una empresa: “Venimos a arreglarte todos los calefactores, a dejar todo funcionando a full”, le dijeron. Aunque “lo único que hicieron fue cambiar las carcasas para que se vean bien, sin reemplazar los componentes dañados”, aseguró.

Ante esta situación, el director decidió posponer el inicio de clases con el argumento de que “es una falta de respeto lo que han hecho, el contratista cobra por su trabajo, así que lo mínimo es pedir que lo haga bien”.

Informaron que las actividades están suspendidas porque Obras Públicas no verificó los calefactores y, además la estructura de ventilación fue afectada por la nieve.

La Escuela de Nivel Inicial N°469 de la ciudad de Esquel se encuentra sin actividad y los padres presentaron una nota a Obras Públicas y Delegación de Escuelas exigiendo una solución de manera urgente.

En el escrito mencionan que el 6 de julio interrumpieron las actividades debido a que Obras Públicas haría la revisión de los calefactores de la institución «con motivo de corroborar y garantizar su normal y seguro funcionamiento». Transcurrieron los días, e incluso el receso invernal, pero no asistieron a solucionarlo por lo que las clases continuaron suspendidas.

Este lunes 1 de agosto iniciaron las actividades y el martes 2 las volvieron a suspender «porque Obras Públicas NO ASISTIÓ para verificar los caloramas, sumado a esto parte de la estructura de ventilación se vio afectada por la nieve».

Ante esa situación, manifestaron su «preocupación por la falta de respuesta de la oficina de Obras Publicas, lo que está afectando directamente el dictado de clases». También destacaron la buena voluntad de docentes y directivos y solicitaron «URGENTE resolución».

El viernes pasado se rompió el caño de la caldera en el edificio que comparten cuatro establecimientos, la de nivel Inicial 4401, la primaria 205, la secundaria 767 y el Instituto Superior de Formación Docente Nº 809. Si bien el artefacto fue reparado y el lunes se retomaron las clases, hubo síntomas en varios alumnos que preocuparon a los profesores y supervisores. Las actividades debieron ser suspendidas hasta que los expertos garanticen que las instalaciones están en condiciones.

“Estamos acompañando todo el proceso que se inició la semana pasada, cuando el viernes hubo que suspender las clases por la rotura del caño de ventilación de una caldera, pero se reparó y el lunes pudimos reiniciar las actividades”, señaló la supervisora Daniela Otero.

“En la mitad de la mañana los chicos presentaron algunos síntomas como dolor de cabeza y malestar general, y a partir de ese momento se empezaron a desarrollar una serie de acciones para controlar que el ambiente fuera seguro y no haya presencia de monóxido de carbono, y hoy es una de ellas, estamos acompañando al equipo de técnicos que han venido a hacer las inspecciones por orden de Obras Públicas”, precisó.

“Ellos tienen que conformar un informe con una serie de cómputos con las mediciones que se fueron haciendo y una vez que esté el relevamiento será Obras Públicas el que autorice el reinicio de las actividades”, remarcó.

“Esperamos que el reinicio de las actividades sea lo antes posible, pero depende del informe técnico, ya nos adelantaron que harán una serie de sugerencias, esperamos que todo sea de la mejor manera y en un lapso breve”, dijo sobre los trabajos que llevaron adelante ingenieros de la empresa Arquicid.

“Fuimos los supervisores los que pedimos las inspecciones de los profesionales técnicos a través de un acta que hicimos después de lo sucedido el lunes a media mañana, como no somos especialistas y no podíamos afirmar que hubo monóxido”, dijo otra de las autoridades.

“Sí queríamos que nos aseguren que no había monóxido en el aire, hoy midieron en distintas aulas y en todas dio 0, menos en la biblioteca que dio 1, pero para que haya peligro de intoxicación el valor tiene que ser mayor a 30”, destacó.

La movilización de ATECH en medio del paro pasó por el complejo de escuelas en la que debieron suspenderse las actividades.
“Nos quedamos tranquilos, escuchamos, nos explicaron y aprendimos aspectos de la medición, ahora tenemos que esperar la autorización de Obras Públicas, esperamos que sea lo antes posible y suponemos que sí por los valores de hoy”, consideró.

“Queríamos ver con nuestros propios ojos la medición, sobre todo por el antecedente de El Maitén”, admitió.

“El caño de la caldera se había roto por el peso de la nieve y lo arreglaron enseguida. Pero después pasó lo del lunes a la mañana, fueron afectadas tres personas, dos chicos dieron valores normales, pero un tercero no”, puntualizó.

“Estas tres personas hicieron las consultas en el hospital, pero hubo varios chicos que manifestaron dolores de cabeza, malestar en los ojos. Estas cuestiones llevaron a la suspensión de clases porque era un grupo completo”, retomó Otero.

“Estamos haciendo todo esto para que cuando los chicos vuelvan a clases sea con las condiciones óptimas, estamos hablando de una cuestión de seguridad en la salud, no es negociable”, aseveró.

“Es el único caso de descompostura por supuesta emanación de monóxido, aunque sí hay varias escuelas con daños por el temporal de nieve”, señalaron en el final.

Los chicos con capacidades diferentes de Lago Puelo, El Hoyo, Epuyén y El Bolsón no tienen clases desde hace dos semanas por falta de calefacción, además de “las fallas estructurales graves” del edificio inaugurado en 2009. Desde los Consejos de Discapacidad piden que “los intendentes se pongan al frente de los reclamos”.

Alrededor de 50 estudiantes de la Escuela Especial 522 de Las Golondrinas no pudieron retomar las clases después del receso invernal por fallas en el sistema de calefacción, además de otros “problemas estructurales crónicos de larga data”, según reflejaron desde la comunidad educativa.

Desde el Consejo de Discapacidad de Lago Puelo señalaron hoy que se suman “a las voces que están reclamando para que el colegio reanude sus actividades escolares en forma inmediata. Para ello, es necesario que el Ministerio de Educación de la provincia del Chubut realice las inversiones necesarias para solucionar en primera instancia los problemas edilicios más urgentes y en forma planificada, más los estructurales que son más complejos y datan desde la misma construcción del edificio educativo”.

“Ambas problemáticas –recuerdan-, impiden a estudiantes con discapacidades diversas ejercer el derecho elemental a educarse” al tiempo que reflejan que “es más grave la situación por ser ésta la única escuela especial que recibe estudiantes de El Hoyo, Epuyén y Lago Puelo”.

Recalcan además que “es obligación de las autoridades provinciales velar por la buena educación de toda la población, especialmente de quienes más lo necesitan”.

En coincidencia, el Consejo de Discapacidad de El Hoyo está convocado para este jueves para abordar la coyuntura. Algunos padres adelantaron la intención “de pedir a los intendentes de los tres pueblos que se pongan al frente del reclamo. Sabemos que desde la Delegación Regional han hecho las gestiones pertinentes, pero corresponde al Ministerio de Infraestructura dar las respuestas en tiempo y forma”.

Al respecto, Nuria Vera precisó que “es una problemática ya histórica, hay cuestiones que son crónicas y otras que van apareciendo como lo ocurrido a consecuencia de las últimas nevadas. Hasta ahora, las respuestas parecen solo un parche de curita ante las necesidades que tiene la escuela. Nuestros tiempos no son los mismos que los de la burocracia gubernamental: muchas veces la respuesta a una nota recién llega a fin de año y la solución aparece a los tres años”.

Remarcó que “los chicos tienen que estar en clases. Hoy la urgencia es solucionar el tema de la calefacción. También había otros inconvenientes en la cocina, pero ayer se presentó personal de Camuzzi y se pudo identificar la falla”.

Sensibilidad

A su lado, Ignacio Albarracín apeló “a la sensibilidad de los funcionarios, ya que tenemos un problema estructural histórico: es un edificio muy bien diseñado para una población con discapacidad (incluyendo una pileta climatizada), pero la construyeron sobre un mallín y se está hundiendo”.

“A la cantidad de grietas que van apareciendo y se van agrandando –agregó-, se suma la humedad y los hongos permanentes en las paredes, que son muy perjudiciales para nuestros niños porque hay una situación de salud compleja. Los espacios donde deben estar aprendiendo debieran estar en condiciones mínimamente aceptables”.

Según recordó, “hay tres calderas, de las cuales funciona una sola. Impide que la pileta –indispensable para las actividades físicas de los chicos-, no esté habilitada desde el mes de abril”.

Acerca del traslado de los estudiantes (incluido El Bolsón), detalló que “hay algunos que no han venido en todo el año. Hay un acuerdo con los municipios para utilizar las trafic compradas con la Ley del Cheque, pero que en la práctica tienen múltiples funciones y hay días en que no se las puede utilizar. Tampoco el Estado pone el transporte necesario para que los alumnos puedan llegar”.

Por último, Nuria Vera pidió que “las autoridades de turno se pongan la camiseta, porque los únicos perjudicados son los chicos y no estamos garantizando su trayectoria educativa”.

Demanda histórica

El edificio fue inaugurado en octubre de 2009 por el entonces gobernador Mario Das Neves, para dar respuesta a “una demanda histórica de los padres con hijos discapacitados”. Está destinada “a niños con distintos grados y tipos de discapacidades (sensoriales, visuales y auditivos, motores y mentales), de un amplio espectro etario y provenientes en su gran mayoría de sectores de alto riesgo social de toda la Comarca Andina”, se graficó en la oportunidad.

Entre las comodidades, se destacan “un natatorio y sala preparada para rehabilitación, además de las aulas, un salón de usos múltiples y el comedor/taller de panadería”. Su financiación se enmarcó en el programa nacional “700 escuelas”, con aportes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y con un presupuesto de la época de casi 6 millones de pesos. En total se construyeron 2.500 metros cuadrados, contemplando viviendas para el director y personal no docente.

A los desperfectos que venían de arrastre se sumaron las complicaciones y roturas causados por el temporal de nieve, dejando a varias escuelas de Esquel sin actividades, o con clases parciales ante la imposibilidad de contar con el edificio en condiciones.

Tal el caso de la Escuela 701 Politécnica que debió suspender parte de las clases por falta de calefacción. “Tenemos el sector de talleres, el galpón grande y el edificio nuevo sin calefacción”, dijo la directora de esa institución, Claudia Richard, quien recordó que “en las vacaciones de invierno Camuzzi cortó el suministro de gas y al devolverlo, el jueves antes de reiniciar las actividades, encuentra una pérdida en un calefactor. Inmediatamente la empresa retiró el medidor y avisamos a Delegación Administrativa, pero por el momento no se ha solucionado”.

La directora apuntó que tras la suspensión por la emergencia climática se detectó que en el edificio nuevo por el temporal se había producido un movimiento en la salida de los calefactores, y los gases quedaban hacia el interior del edificio. “Estamos ahora en lista de espera para la reparación porque hay otras instituciones educativas en la misma situación” apuntó.

Asimismo, Richard subrayó que “con el tema del gas siempre hemos sido muy cuidadosos. Ya en el 2019 se encontró una pérdida importante y estuvimos seis meses con el gas suspendido en los talleres. Somos una escuela técnica donde los talleres son una parte muy importante. Esperamos que a la brevedad se pueda solucionar el inconveniente, mientras tanto no nos arriesgamos a que haya personal o estudiantes en el edificio”.

La directora confió que en la Escuela 701 “están sin clases todos los chicos que pasan por los talleres, y también los séptimos años que cursan en el edificio nuevo. Muchos hacen sus prácticas profesionalizantes que en estos momentos no se pueden hacer, así que no es menor que no puedan tener clases los séptimos años”. Y más allá del problema con el gas señaló que hay algún desperfecto eléctrico y problemas con los baños, pero dijo que son situaciones fáciles de resolver. “Lamentablemente después de lo que pasó con nuestros compañeros y compañeras de El Maitén no nos podemos arriesgar a que la población esté en un lugar que pueda ser nocivo o tóxico” expresó la directora.

Sin Comedor

Desde la Escuela 112 la directora Gladys Ramírez lamentó la imposibilidad de contar el lunes y martes con la cocina en condiciones para garantizar los desayunos, almuerzos y meriendas, aguardando la presencia de Obras Públicas para solucionar los desperfectos.

«A consecuencia de la gran cantidad de nieve que cayó tuvimos problemas porque se doblaron los caños del termotanque y de la cocina donde se preparan los desayunos y meriendas”.

Ramírez lamentó que “se está privando a los niños del desayuno, almuerzo y merienda. La escuela tiene como principal tarea la de enseñar, pero también tiene que ser atendida la parte alimentaria y hoy se está privando a los niños de la escuela 112 de esta ración alimentaria”.

Asimismo, indicó que “la cocina es un lugar que hay que arreglar rápidamente. Mientras que en el gimnasio la calefacción no funciona porque se rompieron 8 caños. Ahí la nieve hizo estragos. Para comenzar las clases necesitamos la cocina”, señaló Ramírez.

Mas Escuelas Con Problemas

Donde también tuvieron complicaciones en los últimos días para el dictado de clases fue en el edificio de la escuela 767. Allí se registraron inconvenientes con la caldera, afectando también a otras instituciones educativas que comparten el edificio, como la escuela N° 205, el Jardín N° 4401 y el Instituto Superior de Formación Docente N° 809.

A su vez, también se presentan problemas en el Jardín 436 la Escuela Especial N° 518 por un corte de gas y clases suspendidas por tiempo indeterminado; la Escuela 179 y la Escuela 713 que aún resta una inspección para habilitar una parte del edificio que estuvo en obra.

Padres de los niños que concurren a la Escuela de Nivel Inicial N° 436 del Barrio Buenos Aires se reunieron ayer con el equipo directivo de la institución y supervisores del área, ante la suspensión de clases por tiempo indefinido en ese establecimiento a raíz de un corte preventivo en el servicio de gas que realizó la empresa Camuzzi ante una perdida detectada durante el receso invernal.

Al cabo de la reunión se firmó una nota en la que reclaman al Ministerio de Educación y Obras Públicas de la provincia una pronta respuesta y solución al problema.

Cabe señalar que a la Escuela 436 concurren alrededor de 180 chicos divididos en turno mañana y tarde. El establecimiento se ubica en calle Don Bosco, en el mismo predio de la Escuela 8. Precisamente el desperfecto en las instalaciones de gas se originó en el gimnasio de esta escuela pero producto de esto se observó que el jardín de infantes comparte el mismo medidor de gas que el gimnasio, por lo que al cortar el servicio quedó afectada indirectamente.

El servicio se cortó por el receso invernal y al momento de reconectarlo, Camuzzi encontró la pérdida por lo que sacó el medidor.

La directora de la Escuela 436, Maribel Ferrer, explicó que la mayoría de las salas se quedaron sin calefacción luego de que retiraran el medidor del SUM de la Escuela 8 por una pérdida y que por este motivo, tras la semana pasada que el reinicio de clases estuvo suspendida por el temporal de nieve, “decidimos convocar a las familias para contarles lo sucedido, analizar la situación y ver como accionar para tener una solución lo mas rápido posible” expresó.

Comentó que la Escuela cuenta con 4 salas más la cocina del jardín “que están sin gas. Solo una sala, un pasillo y la dirección están calefaccionadas porque tienen otro medidor, a partir de una ampliación realizada en 2015” explicó la directora.

ALGUNAS ALTERNATIVAS POR PARTE DE LOS PADRES

En este sentido, Ferrer dijo que no les dieron un plazo exacto “pero serían al menos 30 días los que estaríamos con este corte de gas. Lo que pedimos es que se separe la conexión del edificio de nuestra Escuela con el SUM y tengamos nuestro propio medidor».

La supervisora, Eliana Cañedo, afirmó por su parte que acompañan el reclamo de los padres y sostuvo: «sabemos que el acompañamiento de ellos en esto de pedir que se aceleren los tiempos tiene más fuerza». En cuanto a un posible traslado a otro edificio, consideró que «es complicado, hay que evaluar qué disponibilidad de espacios hay, se puede trabajar desde la virtualidad. También estábamos hoy analizando con la directora y las docentes de trabajar en la sala que si tiene calefacción e ir rotando», añadió.

SOLUCION RAPIDA O UN ESPACIO ALTERNATIVO

Por su parte, los padres con mucha indignación por este corte en la actividad de Jardin 436, expresaron que la virtualidad no es una opción, no queremos esto y lo mejor es conseguir otro espacio donde se puedan dictar las clases hasta la finalización de la obra”.

Florencia Andrade, una de las madres, indicó que la obra llevaría al menos unos 30 días. «Esto me parece muy grave, que no se haga nada para solucionar el problema en forma más rápida, mas teniendo en cuenta que se perdieron muchos días por pandemia, por paros docentes y otras cuestiones”.

«No es una opción la virtualidad», afirmó Marilyn Martínez, otra de las madres de los chicos que concurren a la Escuela 436. «Lo fundamental es que los chicos estén en las aulas porque es un derecho. En el receso ya sabían de estos inconvenientes con el gas pero no lo solucionaron. Desde Camuzzi les dijeron que sólo fueron a pedir planos, por lo que está faltando voluntad política para solucionar esto».

Ante la posibilidad de que tengan clases de manera rotativa en un aula, que es la única con calefacción, indicaron que puede ser para esta semana “pero no para 30 días o lo que pueda llevar la obra” dijo Marilyn, afirmando que «de no poder regresar al edifico requerimos se arbitren los medios para conseguir otro espacio donde puedan ser dictadas las clases hasta la finalización de la obra».

 

La diputada Leila Lloyd Jones criticó fuertemente al ministro de Infraestructura, Gustavo Aguilera, por no responder el pedido de informe presentado el 30 de junio pasado donde solicita que detalle los resultados de la supervisión de las obras licitadas y llevadas adelante por el Ministerio de Educación en las distintas localidades de la Provincia.

“Ya pasaron 12 días hábiles del pedido de prórroga para responder el pedido de informes 103/22 solicitado en la sesión del 30/06. Y después salen hablar de transparencia y gestión! Gustavo Aguilera espero tu respuesta”, expresó la legisladora.

El pedido de informe lleva la firma de los diputados Lloyd Jones, Rossana Artero, José Giménez, del bloque Chubut Unido, y Tatiana Goic, de Cultura, Educación y Trabajo.

“Según manifestaciones públicas del Ministro de Infraestructura se estaría ejecutando entre 5.000 millones y 12.000 millones de pesos en obras públicas, informe cuál es el porcentaje ejecutado al día de la fecha, y el tiempo ejecutado en que se ejecutará el pendiente”, solicitan los diputados.

Y puntualizan: “Detalle qué obras y mantenimientos se han efectuado en infraestructura educativa por la suma de 1.500 millones de pesos”:

Las obras de refacción y mantenimiento de los establecimientos educativos son fundamentales, de ellas depende la salud de los niños de toda la provincia. La rigurosidad en el manejo y la responsabilidad para llevarlas adelante con la calidad que merecen habla a las claras de la importancia que el gobierno da a la Educación.

En nuestra provincia, lamentablemente, más de 50 chicos y docentes terminaron intoxicados con monóxido de carbono por una refacción de una caldera mal hecha por una empresa “amiga” de los funcionarios de turno. No fue una tragedia por milagro.

Pero como ya es habitual, el gobierno de Mariano Arcioni hace caso omiso a las leyes, desconoce a los representantes del pueblo y responde mal y tarde -o lo no hace como en este caso- los pedidos de informe que le realizan desde la Legislatura.

Se realizaron tres allanamientos, dos en la ciudad de Esquel y otro en Lago Puelo, en el marco de la investigación por la obra realizada en la Escuela de El Maitén.

El Fiscal Omar Rodríguez, quien solicitó las diligencias de allanamiento que se llevaron adelante esta mañana, informó que se realizaron un total de tres, de manera simultánea. Fueron en las oficinas de la Dirección Regional de Obras Públicas de la provincia y el domicilio del Delegado, en la ciudad de Esquel, y también otro en Lago Puelo.

En cuanto al allanamiento en la localidad de la Comarca Andina, detalló que tiene que ver con una persona que está presuntamente relacionada, y es materia de investigación, respecto de «una suerte de cartelización de distintas obras que se hicieron en la cordillera a través de la dirección de Obras Públicas».

EQS Notas publicó que explicó que la medida se dictó a los fines de buscar documentación y secuestraron soportes electrónicos, en el marco de una investigación que se origina a partir de la denuncia que hizo el gobernador Marino Arcioni, en función de lo ocurrido en la Escuela de El Maitén.

«Me toca investigar la parte que tienen que ver con la eventual responsabilidad de funcionario público, en orden a los delitos de corrupción», indicó. Amplió que en la denuncia estaba identificado el contratista que hizo la obra en la escuela de El Maitén, a partir de ahí buscó información relacionada, antecedentes y detectó «algunas cuestiones que resultaron sospechosas» y amplió el objeto de investigación.

En esa línea, busca determinar «las causas, razones por las que se selecciona a determinado contratista para llevar adelante la refacción de la escuela de El Maitén». A partir de los antecedentes de esa persona -responsable de la obra- detectó que existen otras obras que también le fueron adjudicadas de manera directa.

El senador Nacional de Juntos por el Cambio se manifestó sobre la situación del sistema educativo en Chubut.

El senador Nacional de Juntos por el Cambio, Ignacio «Nacho» Torres, en diálogo con Red43 analizó la situación del sistema educativo en la provincia de Chubut.

«Vinimos cuando le director de la escuela de Lago Rosario nos avisó que desde enero no tienen gas, después de lo que pasó», dijo en relación a su visita a la región. En este marco, contó que «decidimos hacer un relevamiento para mostrar un montón de falencias que no se dicen, que se mienten»

«Estuvimos en Cholila y la mitad de los caloramas no andan, los matafuegos están vencidos es un tema que nos ocupa y preocupa», informó. Además sostuvo que «más allá de lo que dice Provincia hay que estar en el terreno y hablar con quienes están en la trinchera y padecen día a día las falencias de un Estado que no les da ni salud, seguridad y educación»

El senador comentó que se reunió con el ministro Aguilera y que espera que «se pongan las pilas». «No puede ser que en esta provincia tan rica no podamos garantizar que los chicos tengan calefacción en las escuelas», apuntó.

También contó que mantuvo reuniones con los docentes, auxiliares de la educación y directivos para conocer los principales reclamos de las y los trabajadores y las instituciones educativas.

«Es importante que los chicos estén en las aulas, hay chicos que estan en 4to o 5to año que no saben leer o escribir», criticó.

Sobre la designación de José Grazzini como ministro de Educación dijo que «le doy un voto de confianza, entiende que su rol no es de militancia, un ministro esta para ayudar a la gente».

El intendente Héctor Ingram realizó la entrega de un aporte a la Escuela N° 37 que será destinado a la compra de equipamiento para la cocina del comedor escolar.

La recepción del cheque por 120 mil pesos estuvo a cargo de la directora del establecimiento escolar, la docente Susana Thomas, quien agradeció el aporte y destacó el cumplimiento por parte del intendente Ingram del compromiso asumido previamente.

Durante el encuentro entre el intendente y la directora de la institución, se dialogó sobre la situación edilicia de la Escuela N° 37, actualizando la información sobre los problemas con la calefacción que obligó a suspender las clases. Ingram advirtió que sigue de cerca el tema, teniendo en cuenta tanto el planteo del cuerpo docente y personal operativo como así tambien el reclamo de los padres de alumnos que concurren a ese establecimiento.

Según le informó Thomas, “durante esta semana personal de Obras Públicas viene desarrollando trabajos para poner nuevamente en funcionamiento la caldera, luego de sacar el agua de la sala en la que está instalada».

Por otra parte, el intendente Ingram hizo entrega a la directora de la Escuela 57, Ivana Jones, de un aporte por 37 mil pesos para la reparación de la caldera del SUM, cuyo espacio es compartido por la Secretaría de Deportes municipal.