Tag

Hospital

Browsing

El equipo del hospital pidió a la comunidad de El Bolsón que extreme cuidados. Tienen internados, vacunados, que tuvieron COVID y otra vez están contagiados.

El Hospital de Área de El Bolsón, dio a conocer un reporte este viernes donde señala que tienen pacientes de la localidad esperando por disponibilidad de camas en terapia intensiva.

“Entre los pacientes internados se encuentran personas, incluso personal de salud, que ya han sido vacunados, han tenido COVID previamente y están transcurriendo nuevamente la enfermedad y con cuadros más complicados” remarcó la directora del nosocomio Myrna Lamberto.

En un informe de prensa señala que las «4 camas que se disponen en la Unidad de Cuidados Intermedios, que son las de mayor complejidad del nosocomio, se encuentran ocupadas al 100% con pacientes con COVID.»

Además destaca que en la sala de internación general la ocupación es del 70% y hay dos pacientes esperando el traslado hacia terapia intensiva en tanto otros tres aguarda por disponibilidad en la UCI.

«El personal hospitalario hacemos y ponemos lo mejor de nosotros, tanto técnica como emocionalmente. Pero no alcanza, estamos agotados. La situación que se vive actualmente es de suma complejidad» señalan.

Finalmente hacen un llamado a la población de El Bolsón «necesitamos que tome conciencia de las situación en la que nos encontramos y extreme las medidas de prevención para el COVID».

Un paciente contagiado con Covid demandó ayer su derivación a Viedma en un avión sanitario, en función de la imposibilidad del Hospital de Bariloche para recibir más casos por estar virtualmente colapsado.

La directora del Hospital de El Bolsón, Myrna Lamberto, detalló que “desde hace 72 horas estamos tratando de trasladar a esta persona, quien está internado en nuestra unidad de cuidados especiales y a la espera de conseguir una cama de Terapia Intensiva. Su cuadro clínico se complejizó más, junto a que las condiciones climáticas han demorado el vuelo”.

Sumó que “hay otros dos pacientes en la sala UCI, también a la espera de ser derivados”.

Recalcó que “las obras sociales tienen la responsabilidad de dar esas prestaciones, mientras que Estado rionegrino privilegia a aquellos vecinos que carezcan de cobertura o no cuenten con los recursos necesarios”.

Recordó enseguida que “desde hace más de una semana, el sistema de salud de San Carlos de Bariloche, tanto el público como el privado, tiene su capacidad saturada y no recibe pacientes de otras localidades”.

Con casi 200 casos positivos de coronavirus, señaló que “tenemos muchos contagios y aquellos pacientes que están con internación domiciliaria transcurriendo su enfermedad, en el quinto o sexto día se complejizan e incluso no perciben la falta de oxígeno. Finalmente, terminan descompensados en la guardia y demandando internación”.

A su lado, la médica Claudia Duelle confirmó que “permanentemente se ocupan las cuatro camas disponibles para cuidados intermedios. Muchas veces, los profesionales tenemos que evaluar a los pacientes más estabilizados para pasarlos a una sala general y poder disponer de un lugar en la UCI. Estamos en un constante proceso de ‘camas calientes’, con el agravante de no poder dar altas de forma inmediata, ya que los pacientes con Covid demandan entre siete y diez días de internación”.

“El seguimiento epidemiológico –agregó-, indica que está aumentando el número de consultas, lo que demuestra mayor sintomatología en la gente durante su estadía en el hogar, donde hay que hacer una evaluación clínica presencial e implica la utilización de los recursos disponibles, ya sea por la guardia o en los consultorios preparados para atender la emergencia”.

Desde su óptica, “hay que tomar medidas más duras para atender la pandemia en la región. En coincidencia, la comunidad debe entender que un contagio de Covid no es algo liviano o pasajero y que no hay lugar en el hospital para asistirlos. Obviamente, no podemos dar respuesta a toda la demanda, pero si no frenamos el nivel de contagios estamos en problemas”.

“Tampoco sabemos el límite, más allá que desde hace un año y medio el personal de Salud Pública está trabajando al límite”, reiteró al tiempo que señaló que “es una ola que no sabemos cuándo dejará de subir. Los vecinos tienen que comprender finalmente que la situación es más grave de lo que cada uno puede observar desde su casa”.

Al respecto, recordaron que la localidad de El Bolsón suma 2.232 pacientes curados y 38 fallecimientos por Covid.

Cien por ciento

Asimismo, el hospital de área El Bolsón emitió ayer un comunicado donde informa a la población que “las cuatro camas que se disponen en la Unidad de Cuidados Intensivos, que son las de mayor complejidad del nosocomio, se encuentran ocupadas al cien por ciento con pacientes Covid”.

De igual modo, “en la sala de internación general, la ocupación es del 70%. Hay dos pacientes esperando traslado a terapia intensiva y otros tres aguardan por disponibilidad en la UCI”.

Remarcan que “el personal hospitalario hacemos y ponemos lo mejor de nosotros, tanto técnica como emocionalmente. Pero no alcanza, estamos agotados en razón de que la situación que se vive actualmente es de suma complejidad”.

Por último, indican que “necesitamos que toda la comunidad tome conciencia de la realidad en la que nos encontramos y extreme las medidas de prevención en el marco de esta pandemia mundial de coronavirus”.

El Hospital Isola de la ciudad se encuentra con una ocupación de camas de terapia intensiva entre un 30 y 40 por ciento con seis pacientes con Covid con asistencia respiratoria mecánica. Además, se evalúa la posibilidad de ampliar en horarios de tarde el Detectar y que se pueda trasladar dos días a otros lugares de la ciudad para darles accesibilidad a los vecinos que no se puedan acercar al Modular.

El director del Area Programática Norte, Mauricio Lucero, manifestó que el Hospital Isola cuenta con ocupación en terapia intensiva entre un 30 y 40 por ciento con seis pacientes con Covid en asistencia respiratoria mecánica y en clínica médica cuatro pacientes internados pero hay disponibilidad de camas.

Por otro lado, Lucero dijo que aumentó la cantidad de consultas en el Detectar con mucha gente con síntomas “los últimos dos o tres días está un poco más por encima del 30 por ciento que veníamos sosteniendo en las últimas dos semanas. Tenemos un volumen importante de personas entre 130 y 140 personas, el día que menos tuvimos fueron 95 personas en evaluación de Triage”.

En ese sentido, Lucero indicó que tuvieron reuniones con la Secretaría de Desarrollo Comunitario y con la Subsecretaria de Atención Primaria de Salud del municipio para acordar e ir escalando más en la franja horaria y en la cantidad de días del Detectar por lo que a partir de la semana que viene se brindará atención de lunes a viernes de 9 a 13.

“A partir de junio estamos trabajando juntos con la municipalidad, el voluntariado y todas las instituciones que participan en el Detectar, que no es sólo salud pública, para poder ampliar también en el horario de la tarde”, detalló Lucero.

“ES UN RESULTADO ESPERABLE”

Consultado acerca de la situación epidemiológica en la ciudad, el director del Area Programática Norte, dijo que “es un resultado esperable” e indicó que más del 90 por ciento de los contagios son en el ámbito social y “no tienen que ver tanto con ámbitos laborales, ni de la salud. Por eso siempre apelamos al cuidado e insistiendo en cumplir las normas de distanciamiento y el lavado de manos para disminuir y bajar un poco la positividad al 20 por ciento”.

Por otro lado, Lucero en cuanto a la derivación de los pacientes de Trelew a la ciudad, comentó que “acá no llegamos a recibir casos pero ahora ellos ya están en situación de poder volver a resolver todo localmente”.

Están todas las camas ocupadas al 100% y deben reestructurar el espacio permanentemente. Laborde pide a la gente joven «que se cuide» porque «no hay más lugar».

«No hay más lugar en el Hospital de Esquel», es la frase que repiten semanalmente las autoridades. El estado de ocupación de camas según informó esta mañana la directora asociada Patricia Laborde es «comprometido, la situación apremia y permanentemente se tiene que ir reestructurando el espacio y el recurso humano, estamos devastados».

Laborde marca que nunca hubo que denegar una internación hasta el momento pero reconoce que «no vemos disminución de pacientes internados, no hay más lugar», y asegura que el COVID está afectando a gente más joven.»Ellos no la están pasando tan bien y tuvimos que lamentar el deceso de personas jóvenes».

«Si bien hubo liberación en algunas camas, Terapia tiene sus seis camas ocupadas, y nos manejamos con un área roja que tiene dos pacientes más en terapia intensiva, es decir, son ocho pacientes con respirador. Con respecto a sala de clínica también se habían liberado algunas camas pero hoy tenemos una habitación bloqueada por un paciente con hantavirus que requiere atención especial».

«Necesitamos terapistas y tenemos pacientes desparramados en todo el hospital. Hoy hay reunión para optimizar el recurso humano»:

La Dra. Laborde confirmó que está bloqueada una sala donde se aloja al paciente de Lago Puelo con hantavirus que fue derivado este jueves a Esquel.

Un hombre del Paraje Cerro Radal en Lago Puelo, de 68 años, fue derivado a Esquel con hantavirus en un marco de crítica ocupación por COVID en el hospital local.

La directora asociada del hospital de Esquel, Dra. Laborde confirmó el caso. «No tenemos la secuencia genómica que nos confirme si es cepa interhumana o no pero el hombre está en estado delicado, con compromiso respiratorio. En este momento responde al tratamiento, pero no podemos olvidar que es hanta y tiene una evolución compleja» indicó. Asimismo, señaló que debió bloquear una sala completa para poder realizar el tratamiento.

Cabe recordar que el caso se detectó en la Escuela Agrotécnica N° 717 ubicada en el paraje Cerro Radal, en jurisdicción de Lago Puelo, donde el hombre realiza mantenimiento, por lo que las actividades fueron suspendidas según dio a conocer este jueves a la comunidad la misma dirección de la escuela.

Los familiares del hombre se encuentran aislados, sin síntomas. «Pedimos que se cuiden en la ruralidad, no ingresen a lugares con malezas y ventilen permanentemente» recordó Laborde.

Este martes, la directora del Hospital Zonal «Adolfo Margara» de Trelew, Mariela González, informó que la nueva caldera, que se encargará de abastecer un importante sector del nosocomio, ya fue instalada.

Además, González explicó que, pese a ya estar instalada, «tienen que seguir probándola y hacer una puesta en marcha. Iremos viendo cómo estamos con los tiempos. En teoría este miércoles tendríamos que tener esa caldera en funcionamiento sin problemas«.

Con respecto a las declaraciones del jefe del sector de mantenimiento, Jorge Muñoz, quien indicó que la caldera que llegará no será suficiente para calefaccionar a todo el establecimiento , la directora del nosocomio expresó: «El hospital tenía una caldera de 135 mil calorías. Lo que pasó es que se quemó el quemador y en vez de colocar un quemador 135 mil calorías se colocó un quemador de 300 mil, que no corresponde a esa caldera. Cuando se solicita la compra de la nueva caldera, en vez de tener en cuenta las calorías de la cadera se tuvo en cuenta las calorías del quemador, por eso se pidió una caldera más grande de lo que alcanza para el hospital. La gente de infraestructura nos dijo que una caldera más chica alcanzará para calefaccionar ese sector».

Además, González explicó: «Tenemos diferentes sistemas de calderas dentro del hospital de los cuales una, que es la que estaba rota, cubre mucho porcentaje del edificio», y al mismo tiempo describió que «en realidad no llega a cubrir el 80%, sino mucho menos. Incluso no sé si llega al 50%».

Por último, la directora del Hospital de Trelew recordó: «Esa caldera había sido adjudicada a una empresa que la traía de Buenos Aires. Con este factor climático que se adelantó empezamos a ver si podíamos comprar otro de los que se presentaron a licitación pero que tenían la caldera físicamente en Trelew. Entonces se adjudicó el pliego de esta caldera, que es una estaba en la ciudad. Ese mismo viernes la comenzaron a acondicionar para traerla. La pusieron en función en la misma empresa y este martes ya está instalada en el Hospital. Hay otro sector que tenía los radiadores rotos, entonces el sector de la Guardia y el pasillo del quirófano estaba frío. Esos radiadores estaban pinchados y se mandaron a soldar y además mandamos a comprar radiadores nuevos para poder poner en ese sector».

Fuente: Radio 3

Así lo informó en el día de hoy la directora del hospital de Trelew, Mariela González. La caldera permitirá calefaccionar satisfactoriamente las instalaciones, que estaban siendo calentadas mediante un sistema de radiadores.

La directora del hospital de Trelew «Adolfo Margara», Mariela González, confirmó este martes que se instaló y se encuentra en fase de prueba la nueva caldera para calefaccionar las áreas del nosocomio. Días atrás se preparó un sistema de radiadores para mantener con temperatura agradable las instalaciones.

Si todo marcha bien, González indicó que a partir de este miércoles quedará funcionando de manera normal la nueva caldera.

El director del Hospital Regional, Eduardo Wasserman, se refirió a situación que atraviesa el nosocomio local ante el incremento de casos positivos de COVID-19. “La atención en la Guardia sigue siendo muy alta. La situación se va viendo día a día porque el virus está instalado en la ciudad”, sostuvo.

En este sentido, señaló que “no se puede hablar de calma porque esto es muy dinámico. Hoy tenemos casi el 90% de ocupación de camas”.

“La atención en la Guardia sigue siendo muy alta. Estamos preocupados como lo están todos y atentos a lo que va a venir”, dijo en diálogo con FM La Petrolera 89.3 MHz.

Asimismo, aclaró que “el COVID sigue estando y sigue trayendo pacientes”.

“En el Hospital no hay un aplanamiento de casos, ojalá lo tuviéramos. La situación se va viendo día a día porque el virus está instalado en la ciudad”, indicó

Finalmente, Wasserman concluyó que “estamos muy preocupados por el movimiento de las camas. El anexo de camas no va a solucionar el tema de Terapia Intensiva y Terapia Intermedia”.

La responsable de inmunizaciones del Hospital de Esquina, Corrientes, y otro enfermero fueron detenidos este fin de semana, acusados de desviar vacunas contra el coronavirus para después venderlas a un valor que oscilaba entre los 8.000 y 9.000 pesos.

El caso derivó en una denuncia penal y ahora el Ministerio de Salud Pública y los directivos del Hospital revisan las planillas para establecer cuántas dosis fueron sustraídas.

La investigación se disparó el jueves a la noche cuando uno de los inmunizados por fuera del sistema se contactó con uno de los directivos del Hospital San Roque y le exhibió una serie de mensajes de WhatsApp a través de los cuales le ofrecieron la vacuna. Esa persona aportó la identidad del enfermero que le aplicó la dosis.

El viernes, el acusado fue llamado por los directivos y terminó confesando el desvío.

A partir de allí, con la asistencia del equipo legal del Ministerio de Salud Pública de Corrientes, se dio intervención al fiscal Javier Mosquera, quien ordenó la detención del enfermero y de la jefa de inmunizaciones, una enfermera que tiene más de 20 años de antigüedad en el hospital de Esquina.

El fiscal decretó el secreto de sumario y dispuso el allanamiento de las viviendas de los acusados en busca de vacunas y elementos de prueba. Mientras, los enfermeros permanecen detenidos e incomunicados hasta ser indagados.

El Ministerio de Salud Pública de Corrientes informó del hecho a través de un comunicado distribuido a última hora del sábado, en el que detalló que se actuó “de forma inmediata ante una supuesta irregularidad en Esquina”.

«Al tomar conocimiento del caso, la Asesoría Legal dio aviso a la Fiscalía de esa ciudad, para que de forma inmediata se dé curso a la investigación correspondiente”, explicaron.

El desvío de vacunas habría comenzado en los últimos diez días y todavía no se pudo establecer cuántas fueron sacadas del sistema y aplicadas a personas que todavía debían aguardar su turno, ya que no tienen edad ni comorbilidades.

“Creemos que no son muchas porque todo habría empezado cuando el flujo de vacunas se incrementó”, sostuvieron desde el Hospital.

La llegada de más dosis de lo habitual hizo que el plantel de empleados de salud pública abocados a la vacunación en Esquina llegara a unas 20 personas. Esa situación habría sido aprovechada por el enfermero y la responsable de inmunizaciones para apoderarse de las vacunas.

Ahora la Justicia intenta establecer la identidad de las personas que adquirieron las dosis. Se menciona a integrantes de reconocidas familias de Esquina y estancieros de las zonas como los beneficiados con la inoculación irregular.