Tag

Massa

Browsing

El dólar blue continúa en franco ascenso desde que comenzó 2023. La divisa paralela -que en la semana ya aumentó 9 pesos- subió 39 en lo que va de Enero y comienza a preocupar la incidencia que pueda tener en los precios de bienes, principalmente en los de consumo masivo.

El billete paralelo comenzó el año a 346 pesos y en la primera semana de enero subió 8. Luego tuvo una fuerte escalada de 15 durante la segunda semana de Enero, en la tercera volvió a subir 8 y esta semana ya avanzó 9.

En este contexto, especialistas consultados por TN advirtieron que estos movimientos no se reducen solo al alza del dólar blue, sino que hay una aceleración en los tipos de cambio financieros -el dólar CCL subió 25,94 pesos (7,56%) y el MEP 24,28 (7,40%) en lo que va del mes-, y eso puede generar un impacto en el índice de precios. Mientras, el oficial lleva una suba de 9 pesos o 4,91%.

Las cotizaciones alternativas escalaron en medio de una fuerte reducción de la oferta de dólares tras el fin del último tipo de cambio diferencial para la soja y una mayor demanda de moneda extranjera impulsada por los gastos en turismo en el exterior. A eso se le suma que la sequía trastoca los planes de ingreso de divisas del agro que espera el Gobierno.

La directora de C&T, María Castiglioni, explicó que la suba del dólar blue no solo “refleja la pérdida de valor del peso” sino que “genera un impacto en las expectativas que influye en los precios y en la demanda propia de las divisas”.

“Obviamente, esto se traslada a la inflación. Es un problema porque, al ampliarse la brecha con el oficial, marca el exceso de pesos de la economía con respecto a lo que la gente quiere”, señaló Castiglioni.

En esa línea, Santiago Manoukian remarcó que la presión que se ve en la cotización del dólar blue “se refleja en el resto de los tipos de cambios”

Este miércoles, el dólar blue bajó $2. De esta forma ,se consigue a $376 para su compra.

Según informó Ámbito, fue tras el anuncio del ministro de Economía, Sergio Massa de recomprar más de 1.000 millones de dólares de la deuda externa.

Cabe recordar, que el dólar blue venía acumulando una suba de $25.

Por otra parte, en cuanto a la brecha cambiaria entre el dólar paralelo y el tipo de cambio mayorista está en el 105,7%.

El ministro de Economía, Sergio Massa, reveló que el programa Precios Justos, que implica acuerdos de precios con 8 sectores de la economía, seguirá después de marzo, cuando estaba previsto que terminara, según lo firmado con las empresas. Estará vigente por al menos otros 4 meses, hasta junio.

 Compañías de consumo masivo aseguran que no les sorprende la decisión, pero aguardan una convocatoria para obtener más detalles sobre las condiciones de renovación, dado que hay casi 2000 productos que tienen el precio congelado desde noviembre pasado.

Massa asumió en agosto en el Palacio de Hacienda con una inflación del 7%. Aunque estuvo sobre la mesa, el equipo económico descartó un plan de estabilización, y a partir de noviembre puso en marcha un acuerdo de precios, que llamó Precios Justos.

El lanzamiento fue el 11 de noviembre y allí aseguró que se trataba de un acuerdo de precios “voluntario”, que consistía en el congelamiento de casi 2000 productos hasta marzo, y otros 30 mil con topes de aumentos mensuales del 4%. El plazo era por 120 días.

Sin embargo, a fines de noviembre, Massa reveló en una entrevista que quería que la inflación a partir de abril del 2023 tenga “el 3 por delante”. Se trataba del mes posterior a que finalizara Precios Justos. En ese momento, las empresas de consumo masivo comenzaron a preguntar en las reuniones que tenían con la Secretaría de Comercio Interior sobre si el programa se iba a prorrogar. La respuesta, según contaron fuentes del sector privado, era que «en febrero había que volver a hablar”, y que el objetivo del Gobierno era que para marzo las compañías ya pudieran «pensar los precios con una inflación estabilizada alrededor del 4%».

A fines de diciembre, las empresas se sorprendieron con una publicación en el Boletín Oficial. En el artículo 8 de la resolución 1077/2022 se estableció que el programa Precios Justos “estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2023”, y que los convenios que se suscriban “podrán establecer su propio plazo de vigencia”. Con esa publicación, y con el comienzo de un año electoral, a ninguna empresa consultada le sorprendió la nueva definición de Massa, que reveló que Precios Justos se prorrogará por otros cuatro meses.

En diálogo con Perfil, Massa informó: “Lo plantemos desde el primer día en dos etapas, cuatro más cuatro, en ocho meses”. De esta manera, Precios Justos seguirá hasta junio. Además, podría ampliarse en más productos de la canasta básica. Por ejemplo, en el caso de fideos, hay solo algunos ítems de Molinos. Pero en marzo podría relanzarse el fideicomiso privado, para subsidiar productos al mercado interno, como harina y fideos. Las empresas exportadoras podrían fondearlo por unos u$s 25 millones. De esa manera, las alimenticias esperan que ingresen nuevos productos a Precios Justos.

El ministro de Economía, Sergio Massa, aseguró que el Producto Bruto del año 2022 estará «muy por arriba del 5%» y remarcó que «se puede pelear contra la inflación y ordenar el gasto sin enfriar la economía y plantear ajustes dolorosos».

«La inflación, a mi gusto, todavía es alta» indicó Massa en una entrevista con el diario Perfil donde subrayó los resultados de la unificación de áreas como Agricultura, Industria y Comercio bajo el mismo Ministerio de Economía.

«Mantener el nivel de actividad del crecimiento del producto de este año va a estar muy por arriba de los cuatro puntos, los tres puntos y medio que le proyectaron la mayoría de consultores económicos y organismos internacionales a la Argentina. Muy por encima. Va a estar bastante arriba del 5%», enfatizó.

Aseveró además que «tuvimos crecimiento del nivel de actividad contra noviembre del año pasado y contra octubre, así que se puede pelear contra la inflación y ordenar el gasto sin enfriar la economía y plantear ajustes dolorosos«.

Precisó que Argentina tiene un «70% histórico» de capacidad instalada en parques industriales, y que en promedio el nivel de actividad «está arriba del 68%».

«La economía argentina todavía tiene margen para crecer en volúmenes de consumo, en volúmenes de producción», aseguró el ministro para indicar que «este año» uno de los temas de agenda principales es el «acceso al crédito».

En ese sentido señaló: «Me parece que ahí lo que nos está faltando es una política más agresiva para la pyme, y para el consumidor final de crédito».

El ministro de Economía utilizó sus redes sociales para respaldar a la vicepresidenta que fue sentenciada a seis años de prisión e inhabilitación para ocupar cargos públicos.

Este martes, Cristina Fernández de Kirchner fue condenada a 6 de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por defraudación al Estado en la causa Vialidad. Se trata de la primera vicepresidenta en ser condenada por corrupción mientras ejerce su cargo.

Inmediatamente que se conoció la sentencia contra la vicepresidente, los dirigentes y partidos políticos tanto oficialistas como opositores reaccionaron ante la noticia mediante sus cuentas en redes sociales.

Uno de ellos fue Sergio Massa, el ministro de Economía, quien se manifestó a través de su cuenta oficial en Twitter.

“Un fallo insostenible que corta la cadena de responsabilidades en busca de impacto político y con enorme precariedad jurídica… en días en que descarnadamente se ve al desnudo el deseo de una clase dirigente dócil y amañada”, indicó Sergio Massa.

Por último, el titular de la cartera de Economía se refirió a la Vicepresidenta e indicó: “Toda mi solidaridad con Cristina Kirchner”.

Mariano Arcioni parece haber atravesado los peores momentos de su gestión y ahora comienza a reposicionarse frente a sus pares de la política y gana oxígeno para terminar su mandato sin grandes crisis, de la mano de su padrino Sergio Massa. La última medición de la Consultora CB registra una nueva mejoría de imagen positiva y aparece como el segundo gobernador mejor posicionado de la Patagonia. En Chubut los políticos nacionales mejor posicionados son Horacio Rodríguez Larreta y Javier Mile

El reciente informe de CB Consultora mostró con su encuesta de noviembre -efectuada entre el 7 y el 12 del mes actual- la continuidad del camino ascendente de la imagen positiva del gobernador Mariano Arcioni y aunque falta poco menos de un año para las elecciones del 2023, el proceso parece ser muy similar al que atravesó en 2019. En aquel entonces soportó enormes paros y movilizaciones estatales en el 2018 y pocos meses después ganó con amplio margen los comicios del año siguiente sorprendiendo a casi todos.

Arcioni cuenta con 55,7% de imagen positiva en Chubut y mejoró respecto del 54,3% que había logrado en octubre, superando ampliamente los meses en que su imagen negativa estaba por encima de la aceptación.

Encontrá la encuesta completa haciendo click en las imágenes

Apoyos y logros para Arcioni

Los equilibrios económicos, la deuda pateada para adelante y el ajuste compartimentado que consiguió el ministro Oscar Antonena son parte de los beneficios que degusta el gobernador, pero también se suma la enorme ayuda que viene recibiendo desde hace dos años del ahora ministro de Economía nacional Sergio Massa.

Massa fue el que lo cobijó desde tiempos universitarios y ya como ministro le abrió algunos grifos financieros y políticos; lo que obliga al resto del PJ provincial a tener que acercarse a un gobernador al que tenían raleado como la peste y contra las cuerdas.

Arcioni no solo ha conseguido sobrevivir a crisis enormes como la de los estatales de 2018 y la de la lucha antiminera de finales del año pasado, sino que comienza a subir en la aceptación social, con un fuerte respaldo del massismo, y en el justicialismo chubutense se ven obligados a tener que sentarse a conversar con él.

Arcioni es en la actualidad el tercer gobernador patagónico con mejor imagen positiva, superado solamente -y por escaso margen- por Gustavo Melella de Tierra del Fuego y Arabela Carreras de Río Negro.

Detrás y con menos del 50% de imagen positiva se ubican el neuquino Omar Gutiérrez -al que no parece salvar el despegue de Vaca Muerta- y la santacruceña Alicia Kirchner; que está al fondo de la tabla junto al bonaerense Axel Kicillof.

Larreta y Milei al tope en Chubut

La misma encuesta de CB midió la aceptación de los chubutenses de los políticos nacionales reflejando que Horacio Rodríguez Larreta sigue siendo el que mejor imagen positiva tiene en Chubut con 43,7% de imagen positiva.

La sorpresa fue el crecimiento del libertario Javier Milei que se ubicó muy cerca de la aceptación del jefe de gobierno de CABA con 42,5% de imagen favorable; mientras que en el tercer escalón del podio se ubicó Sergio Massa con 41,7% de aceptación.

Todos los demás dirigentes del oficialismo y la oposición tienen una imagen positiva muy magra que está cerca de diez puntos por debajo de los mencionados.

El que carga con la peor imagen positiva es el radical Facundo Manes (26,4%), seguido muy de cerca por Mauricio Macri (30,1%).

Cristina Kirchner, Alberto Fernández y Patricia Bullrich conviven en la franja del 34 y 35% de imagen positiva.

Fuente: El Extremo Sur

Desde que volvió de Estados Unidos, a mediados de los 90, y mientras Carlos Menem empezaba a promediar la mitad de su gobierno, José Luis Manzano, conocido como «Chupete» en el mundillo de la política, no paró de diversificar sus negocios a través de Integra Capital, el holding empresario insignia que preside desde esa década, que fundó desde Washington y desde el cual se apoderó en los últimos años de buena parte del mercado energético argentino. Vive en Ginebra.

Ex integrante de la Juventud Peronista y ex diputado; adherente primero a la postulación de Antonio Cafiero y ministro del Interior después de Menem hasta que fue reemplazo por Gustavo Béliz en diciembre de 1992, Manzano se alejó del país y se fue a perfeccionar a los Estados Unidos para volver reconvertido en empresario pero con lazos aceitadísimos con la política.

Fueron esos vínculos que perfeccionó con el peronismo, y especialmente con el kirchnerismo, los que le permitieron amplificar sus negocios en el área energética, en todos sus rubros: electricidad, gas y petróleo a lo largo y ancho del país.

«Para la Argentina hay una oportunidad inmensa de ponerse adonde estaba a principios del siglo XX», resaltó el ex funcionario hace algunos meses en un foro empresario.

Con Daniel Vila, su socio más conocido, y de estrecha relación con el ministro de Economía, Sergio Massa, Manzano desembarcó en Edenor a fines del 2020 después de que Pampa Energía se desprendiera de la operación de la distribuidora de electricidad en el Área Metropolitana de Buenos Aires. El negocio incluyó a Mauricio Filiberti, dueño de Transclor, el mayor fabricante de cloro del país, también con llegada privilegiada al Palacio de Hacienda.

Entre las firmas en las que el ex ministro del Interior menemista tiene participación se encuentran Phoenix Global Resources, dedicada al petroleo; Interoil, exploradora y productora de petróleo con generación de barriles en Colombia, y Oil & Gas, con presencia en Venezuela.

El senador Ignacio Nacho Torres, Presidente del Bloque Cambio Federal, firmó en compañía de las autoridades del Interbloque de Juntos por el Cambio; Humberto Schiavoni, Presidente del Bloque PRO, Luis Naidenoff, Presidente del Bloque UCR, y Alfredo Cornejo Presidente del Interbloque Juntos Por el Cambio, una nota convocando a las máximas autoridades del Ministerio de Economía, a que se hagan presentes para dar inicio tratamiento al Proyecto de Ley de Presupuesto de la Nación, ejercicio fiscal del año 2023.

Dado que en la convocatoria a la primera reunión de la Comisión de Hacienda y Presupuesto fueron invitados el Secretario de Hacienda, Raúl Rigo y el Secretario de Finanzas Eduardo Sett, en la nota se manifiesta: “Solicitamos expresamente que concurra el Sr. Ministro de Economía de la Nación, Dr. Sergio Massa”, y se agrega “en la consideración de que la práctica democrática requiere un fuerte compromiso con la deliberación parlamentaria y la deliberación pública y en este marco no puede dejar de soslayarse la importancia que posee esta Honorable Cámara como fuente de representación de las Provincias”.

Asimismo, se solicita la presencia de la Ministra de Desarrollo Social, Lic. Victoria Tolosa Paz y del Presidente del Bco. Central de la República Argentina, Lic. Miguel Ángel Pesce.

En ese sentido el Senador Torres indicó que “el oficialismo no quiere debatir y no quiere dar la cara porque saben que tenemos mucho para decir” y agregó, “seguimos peleando por la continuidad de obras importantes para Chubut y denunciando los falsos anuncios del gobierno”.

El descreimiento del mercado sobre las proyecciones económicas del Gobierno quedó expuesto de manera elocuente en el último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del Banco Central, donde por primera vez se traspasó el umbral psicológico de los tres dígitos para la inflación. Pero en realidad, la lectura entrelíneas de esa encuesta deja conclusiones aun más graves.

Una de las principales es que la expectativa de devaluación no corrió a la misma velocidad que la de inflación. De manera que los principales economistas del país esperan que, al contrario de lo prometido por el Gobierno, el año próximo se acumulará un importante atraso cambiario.

El pronóstico de inflación para el año próximo fue revisado al alza y ahora se ubica en 90,5%, en un fuerte contraste con el objetivo de 60% que defiende el equipo de Sergio Massa. Pero la expectativa de devaluación es mucho más baja: se espera que el dólar oficial pase de $173 en diciembre próximo a $310 un año más tarde, lo que implica una suba en la cotización de 79%.

Esto implica que, para el año próximo, se espera una «inflación en dólares» de 6,4%. Un número que resulta más grave si se considera que se acumulará al atraso cambiario que ya se pronostica para 2022: con una suba del dólar oficial de 68%, este año la inflación dolarizada alcanzará a 19%.

Esa percepción de los bancos y consultoras que responden a la encuesta REM contradice una de las premisas fundamentales del presupuesto 2023 que se está debatiendo en el Congreso: que la política económica ya no recurriría al dólar como ancla inflacionaria y que no se incurriría en un retraso del tipo de cambio.

Más bien al contrario, los números presentados por Massa hasta implican que la tasa de devaluación del año próximo superará levemente a la inflación: 62% contra 60%. En realidad, la evolución pareja de ambas variables ha sido una de las promesas incumplidas del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional, un organismo que tradicionalmente ha hecho un culto del tipo de cambio flotante y que aborrece del recurso de apreciar las monedas locales como factor de estabilización.

La localidad andina se ha convertido en un escenario de gran tensión política tras bambalinas entre el Concejo Deliberante y el poder ejecutivo de la ciudad.

Héctor Ariel Molina, el intendente de Corcovado, se niega a bajarle los fondos que corresponden al concejo y por ende los miembros de la casa de leyes de la ciudad están atravesando una situación financiera sin precedentes.

Por supuesto que todos los análisis apuntan a una maniobra de coerción por parte de intendencia que buscaría “disciplinar” políticamente a los miembros del concejo, dado que en razón del faltante dinerario el órgano carece de posibilidades de remunerar al personal del edificio, pagar a los abogados, ajustar debidamente la dieta de los ediles y demás; en síntesis, la cosa sería: “o haces lo que yo digo o no recibís la plata”.

La ejecución presupuestaria del 2021 arrojó un faltante de $ 15.375.471,6, hasta ahora no ha habido una explicación satisfactoria de parte de Molina.

Dinero no faltaría en las arcas del municipio, puesto a que hubo un ingreso extraordinario de $ 9.000.000, hecho que refuerza considerablemente la hipótesis de que habría inexistencia de voluntad de pagar por parte del intendente Molina por intereses meramente políticos.

En este contexto es que la concejala Daniela Pérez, quien se encuentra obviamente en las antípodas del intendente de Corcovado, estaría sufriendo una persecución política encarnizada por parte de éste.

En razón del conflicto entre ambos poderes es que los ediles solicitaron la convocatoria del intendente en dos ocasiones para exigir explicaciones, estas convocatorias fueron a través de las comunicaciones n° 02/22 del 9 de agosto y n° 03/22 del 23 de agosto.

Para cada una de ellas, Molina tenía su respectiva excusa para no asistir. Pero la firma de Pérez en esos requerimientos significarían represalias para ella más adelante.

El esposo de Pérez formaba parte del equipo de trabajo del Hospital Zonal de la localidad, un día lisa y llanamente se enteró de que no trabajaba más allí y cuando estaba a punto de efectivizarse la vigencia de un contrato que lo designaba como chofer, al parecer el propio intendente Molina se encargó de bajar línea para que se lo deje sin efecto, provocando que el marido de la edil quedara definitivamente desocupado.

Como si eso no fuera suficiente, la segunda semana de octubre la concejala recibió una especie de intimidación o “apriete” en una notificación proveniente del mismo despacho de Molina, donde se la intimó a actualizar una deuda que tiene con los pagos del terreno donde se encuentra su casa, el que al mismo tiempo estaría en venta.

Pérez asegura que está pagando como puede lo que le falta para integrar el capital de la deuda, pero sin dudas es inevitable no ver un tinte político detrás de esta “Última notificación” al igual que lo que le tocó pasar al marido. Una serie de circunstancias que fueron teniendo lugar casualmente luego de que Daniela Pérez firmara la convocatoria.

Pollito de Arcioni

Héctor Molina encontró su “alma mater” en el Frente Renovador, el partido dirigido nacionalmente por Sergio Massa. Encontró su par del partido en Alejandro Sandilo, conocido por haber sido el ex secretario privado de Arcioni y estar metido en cosas medias raras como la auto-contratación de su empresa ROTGEN SRL por medio del estado provincial con facturaciones de $ 4.7 millones y también por aparecer en la causa “embrujo” junto a sus amigos (tal cual como el los definió en audiencia judicial) Natalia McLeod y Diego Correa.

Molina, por ende, formaría parte del “grupete de los negocios” (privatización de la recaudación pública) comandado por Massa desde exteriores y segundeado por Arcioni y Antonena en el interior de la provincia.

De izq. a der.: Alejandro Sandilo, Sergio Massa y el polémico intendente de Corcovado Héctor Ariel Molina.

Si hay amistades empalagosas, nunca alguna va a ser como la de Molina y Arcioni. El intendente de Corcovado siempre se comportó como un verdadero soldadito del gobernador y ha manifestado sin prurito alguno su apoyo, durante la gestión provisoria con la cual Arcioni se había hecho cargado tras el fallecimiento de Das Neves, para que aquel gane las elecciones para gobernador. De hecho en aquella ocasión emitió las siguientes declaraciones (hemos colocado en negrita las partes vomitivas, advertimos):

“(…) la candidatura de Mariano Arcioni para repetir la Gobernación creo que es excelente. Yo tuve la suerte de conocerlo a él antes de que sea gobernador y siempre supe la clase de persona que es. Un hombre transparente, honesto que siempre va a decir la verdad y nunca le va a mentir a ningún chubutense”

Luego de eso, se han convertido en Winnie the Pooh y Piglet, amigos inseparables. ¿Huirán juntos cuando llegue la noche negra?

Nota relacionada:

Concejales de Corcovado piden explicaciones al intendente Molina por diferencias de $15 millones en la ejecución presupuestaria del 2021