Tag

Servicios Públicos

Browsing

El intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, dialogó con Azul Media respecto a la problemática que atraviesan los servicios públicos en la comarca, sobre todo después de los incendios que se dieron el mes pasado. «Los servicios básicos tienen un problema estructural en toda la comarca y, después del incendio, toda la red eléctrica quedó muy dañada». En este contexto, el jefe comunal lamentó el accionar provincial a la hora de buscar soluciones: «Hay varios sectores que siguen sin luz y lo más preocupante es que no tenemos una respuesta de cuándo se va a resolver el problema, sabemos que hay un conflicto entre la Provincia y los trabajadores de Servicios Públicos y por eso no se está trabajando».

Esperando el milagro

Sánchez, destacó que, en esa zona de la provincia, «el servicio eléctrico es muy importante porque parte del agua que se consume llega a través de bombas y es por eso que ahora nos falta la luz y el agua». En este contexto, el intendente recordó que «estamos en una situación excepcional, por eso le pedimos a la Provincia y al sindicato que encuentren un punto de acuerdo». A pesar de todo, Augusto Sánchez tiene la esperanza de que Provincia y gremio por estas horas lleguen a un entendimiento y que la semana que comienza los trabajadores reestablezcan el servicio eléctrico.
Además, Sánchez pidió que, una vez que comiencen los trabajos será necesaria la llegada de más personal: «Necesitaremos que el trabajo sea reforzado por empresas privadas o que venga gente de otros lugares».

El servicio eléctrico en el casco urbano de El Hoyo fue restablecido luego de las tareas desplegadas por los trabajadores de Servicios Públicos, y de esta manera quedó restablecida la red eléctrica de 13,2 kv y de 33 kv.

En ese sentido, desde el área correspondiente informaron que resta ahora la normalización de las líneas de distribución que fueron dañadas en las zonas de Las Golondrinas y Parcela 26.

El ministro de Infraestructura, Energía y Planificación, Gustavo Aguilera, señaló que “de acuerdo a lo que teníamos previsto se pudo normalizar el servicio en El Hoyo, aunque las tareas demandaron atender la reparación de un sector donde se encontraron cables subterráneos quemados, que son de alta tensión”.

No obstante, aclaró Aguilera que “las tareas se prolongarán por aproximadamente diez días en la zona más afectada por el fuego en Las Golondrinas, que es donde están las líneas de distribución de media y baja tensión”.

Así lo detalló a Radio 3 el delegado noroeste de Luz y Fuerza, Mauro Palma; quien denunció un estado decadente de la estructura de Servicios Públicos en la región cordillerana.

Adelantó, el delgado de Luz y Fuerza de la región informó a Radio 3 que los trabajadores comenzaron con medidas de fuerza ante el atraso salarial, la falta de insumos, infraestructura y maquinaria para poder garantizar los servicios en la Comarca. Se evalúa presentar un amparo y hasta una denuncia. “Están abocados a la megaminería y no pueden garantizar los servicios”, apuntó Mauro Palma.

Repasó que esto no es nuevo y que “la situación se ha agravado. Estamos en caída libre y la situación no la podemos sostener, la estábamos sosteniendo con recursos propios”.

“Servicios Públicos en Rawson está prácticamente acéfalo. Nuestro sistema administrativo depende de Rawson y no podemos hacer a nivel administrativo nada, no podemos ejecutar ningún tipo de compra”, advirtió.

Además, “tenemos una decadencia absoluta en infraestructura en la delegación. Nosotros trabajamos en precariedad absoluta, no tenemos seguridad, higiene, vehículos acordes ni seguros”, denunció.

Sentenció así que “todo está en decadencia. No se puede trabajar más en esta situación, no se puede mantener el servicio”.

Ante este panorama, Palma confirmó que los trabajadores han resulto mantener y profundizar medidas de fuerza. “Tenemos que profundizar la retención de servicios, con de colaboración. Esto quiere decir que se va a hacer lo que se puede con lo que se tiene, como no se tiene nada no se puede hacer nada”, sentenció.

“Amen de esto, nos adeudan entre uno y dos sueldos, además de los aguinaldos. La situación no da para más y nadie se hace eco de nuestro reclamo”, lamentó el delegado gremial.

“Los Servicios Públicos a nadie le importa. (En el Ejecutivo) están más abocados a la megaminería y no se puede garantizar los Servicios Públicos. No pueden llevar un grupo electrógeno a Gualjaina o Senguer y van a poder administrar la minería en Chubut”, apuntó.

Esto “es una incoherencia absoluta”, insistió Palma, informado que son cerca de 60 los trabajadores de la región noroeste de Chubut que se encuentran en esta situación.

“A raíz del atraso salarial muchos trabajadores han salido a hacer changas y de ahí han sacado dinero para trabajar y mantener los servicios -pero- no se puede más en esta situación”.

“Roguemos que no haya viento ni lluvia, porque otra vez va a colapsar el servicio eléctrico y no vamos a poder salir a repararlo”, alertó para dar cuenta de la gravedad de la situación.

Concluyó confirmando que se evalúa recurrir a la Justicia ya que “hay dos poderes que no nos ayudan (Ejecutivo y Legislativo), por eso vamos a recurrir al Judicial”.

“Vamos a presentar un amparo y evaluamos hasta una denuncia por incumplimiento de los deberes de funcionario público al Gobernador”, concluyó.

Junto al ministro de Infraestructura, Energía y Planificación del Chubut, Gustavo Aguilera, el intendente Pol Huisman gestionó proyectos pendientes con obras para solucionar de fondo el problema histórico de los servicios públicos y garantizar este derecho a las familias de la localidad.

En una reunión de trabajo vía Zoom, Huisman, Aguilera, el coordinador de Planeamiento, Julio Ruiz, y el subsecretario del Ministerio, Sergio Ramón, repasaron los detalles técnicos de obras a largo plazo, como la ampliación de la red de agua, y otras gestiones, como el posible traspaso de este servicio a la órbita municipal.

Como estos trabajos estructurales, que darán una respuesta real a la crisis de los cortes de agua que asola a la comunidad desde hace años, llevan tiempo, evaluaron otras alternativas de soluciones más inmediatas para que la población pueda acceder al servicio.

Además, revisaron los trámites administrativos restantes para la puesta en marcha de la limpieza sobre la línea de 13,2 voltios; las nuevas conexiones de gas en el Puesto Sanitario de Rincón de Lobos y el barrio 60 Viviendas de Valle Pirque; la concreción del cordón cuneta; y la construcción de los edificios para el Servicio de Protección de Derechos y la Casa de la Mujer, entre otros.

Este encuentro forma parte de la ronda de reuniones que Huisman encabezó esta semana con diferentes actores, como el intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, con quien elevaron una nota al Gobernador; el encargado local del agua de la Dirección General de Servicios Públicos, Raúl Toro; y el sindicato Luz y Fuerza, para contribuir en la resolución de este grave problema.

La compleja situación de los servicios públicos en la Provincia del Chubut, sus matices y los desafíos futuros, fueron eje de una extensa entrevista que Gustavo Monesterolo, presidente del Ente Provincial Regulador de Servicios Públicos (EPRESP).

El referente mencionó que “en primer lugar, la principal asimetría o desigualdad que existe en la provincia se da entre las localidades del interior provincial y las grandes ciudades; las ciudades más grandes están conectadas al interconectado y tienen una provisión solida de energía, más allá de los problemas que tienen las empresas distribuidoras y cooperativas por los retrasos tarifarios”. Para Monesterolo, hay que trabajar en la idea de “la interconexión del interior, que será un salto cualitativo en materia energética para Chubut”. Se refiere a sumar a todos los centros poblados al Sistema Argentino de Interconexión (SADI), antiguamente conocido como Sistema Interconectado Nacional.

El interior, allá lejos y olvidado

El mapeo energético evidencia el desequilibrio  en Chubut. En el interior la provisión está sujeta a los motores, y su funcionamiento no esat regulado pro el estado. Caso testigo de esa crítica situación se vivió -la semana pasada- en la comuna de Colán Conhué, que quedó sin energía eléctrica, ya que el motor con el que se contaba para el abastecimiento, fue retirado del lugar, en el marco de una decisión de Servicios Públicos del Gobierno provincial. O por caso, las localidades con motores “prestados” . En los poblados distantes, el “oro” es la energía, y de ello saben mucho en Telsen, Las Plumas, Aldea Chacay Oeste,  El Escorial,  Paso del Sapo, Corcovado, Carrenleufú y Cerro Centinela, por nombrar una referencia en el mapa. Pa estas comunidades, el generador provee energía, pero también abastecimiento de  agua. Y este invierno 2020 fue uno de los más castigados en esa materia.

Según estiman, la problemática energética  podría resolverse en 2021 o 2022, con la interconexión de Chubut -en términos energéticos- que ya está en el orden nacional presupuestado y representa una inversión que está en el orden de los 3 mil millones de pesos.

Tan cruda como la deuda externa…

La realidad de las empresas distribuidoras de energía tiene un camino señalado desde el aspecto  económico y financiero. En  Chubut  la dificultad de un sistema totalmente desarticulado con el retraso tarifario, donde cada ciudad tiene un cuadro tarifario distinto, dificulta las negociaciones con la CAMMESA, que es la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, con la que las cooperativas tienen que ver el temas de sus deudas. Para algunas entidades, deudas “impagables”.

Fuente: Agencia OPI Chubut

Será a través de un DNU que se publicará mañana, y en el marco de la nueva etapa de la cuarentena que anunció el Gobierno el pasado viernes.

Mediante un DNU que se publicará en el Boletín Oficial y a cuyo texto accedió Infobae, el gobierno nacional dispuso que los prestadores de energía eléctrica, gas por redes y agua corriente, telefonía fija o móvil e Internet y TV por cable no podrán cortar servicios hasta el 31 de diciembre próximo, publica Infobae.

El primer artículo del DNU dispone que las empresas prestadoras “de servicios de energía eléctrica, gas por redes y agua corriente, telefonía fija o móvil e Internet y TV por cable, por vínculo radioeléctrico o satelital, no podrán disponer la suspensión o el corte de los respectivos servicios a los usuarios y las usuarias indicados en el artículo 3°, en caso de mora o falta de pago de hasta 7 facturas consecutivas o alternas, con vencimientos desde el 1° de marzo de 2020” (el decreto 311, del 24 de marzo pasado, había dispuesto que la prohibición de corte se aplicaba para quienes debían hasta 3 facturas).

Además, el DNU aclara que la prohibición de corte comprende a “los usuarios y las usuarias con aviso de corte en curso” y establece también que si un usuario o usuaria accediera a un plan de facilidades de pago en las condiciones que establezca la reglamentación, “se considerará como una factura pagada”.

El artículo segundo del decreto prorroga el plazo de 180 días que había establecido el decreto anterior de prohibición de corte, “hasta el 31 de diciembre de 2020”.

Por otra parte, en su artículo tercero el decreto también prorroga hasta fin de año el plazo de corte para los usuarios del sistema de servicio prepago de energía eléctrica. La norma también contempla el caso de usuarios y usuarias del sistema de servicio prepago de telefonía móvil o internet que no hubiesen abonado recargas para acceder al consumo y estira hasta el 31 de diciembre la obligación de los prestadores de “brindar un servicio reducido que garantice la conectividad”.

El decreto también significa un avance del ministerio de Economía, que encabeza Martín Guzmán, sobre el de Desarrollo Productivo, a cargo de Matías Kulfas, pues Economía pasa a ser la “autoridad de aplicación” de la nueva normativa, de modo que “con participación y consulta de las demás áreas competentes” será el responsable de “dictar las normas reglamentarias y complementarias necesarias para el cumplimiento del presente decreto”.

Guzmán ya había avanzado sobre el área de Kulfas con el traspaso a su órbita de la secretaría de Energía, en la que fue designado el diputado nacional Darío Martínez, cercano a Máximo Kirchner. Martínez, sin embargo, aún no pudo asumir formalmente su cargo por disputas legales en torno de a quién le corresponde reemplazarlo en la banca que debe dejar en el Congreso Nacional.

En sus considerandos, el DNU invoca la vigencia de “la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social” que delegó en el Ejecutivo una serie de facultades, y el decreto 260, que amplió por un año el plazo de vigencia de esa ley a causa de la pandemia de coronavirus.

También señala que la imposición de las medidas de “Aislamiento social, preventivo y obligatorio” que el gobierno dispuso mediante el decreto 297 y las decisiones posteriores en materia de “distanciamiento” del mismo carácter, hacen necesario “seguir adoptando medidas con el fin de posibilitar el acceso a los servicios básicos para la totalidad de los y las habitantes del país”.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que «las tarifas de servicios deben actualizarse de una manera que acompañe el crecimiento de los precios», al referirse al proyecto de Presupuesto 2021 que fue presentado esta semana en el Congreso.

Teniendo en cuenta que la inflación proyectada para el próximo año asciende al 29%, Guzmán planteó: «Es necesario tener niveles de tarifas de servicios públicos justos en términos distributivos y productivos, sostenibles y equitativos en materia fiscal, alineados con un uso eficiente de los recursos no renovables que alienten un proceso de inversión alineado con las necesidades de crecimiento de la economía”.

“Las decisiones tarifarias se tomarán en el resto del año, pero creemos que deben ajustarse de acuerdo a la inflación. Apuntamos a que los subsidios en relación al PBI no crezcan. En 2020, hubo un congelamiento nominal; lo que esperamos para 2021 es un congelamiento real”, sostuvo el ministro

Nuevo esquema de tarifas

A su vez, expresó que se redefinirá el esquema de tarifas “buscando una transición ordenada, en la cual haya incentivos a la inversión y sustentabilidad fiscal”.

En ese marco, Guzmán explicó que «lo que pagan los hogares debe estar alineado con la situación económica y social. Ese esquema para 2021 se va a estar informando más adelante. Hasta el 31 de diciembre no va a haber cambios”, resaltó.

 

 

En esta oportunidad, se trata del sistema de desagüe cloacal del barrio Fontana que beneficiará a unos 200 vecinos del sector. De esta manera, el Municipio continúa acercando servicios y mejorando la calidad de vida de la población

La Municipalidad de Puerto Madryn, a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano, continúa desarrollando acciones que buscan jerarquizar y suministrar servicios al sector correspondiente a la manzana 82 del barrio Fontana, ubicado entre las calles Ushuaia, Fournier, La Rioja y Villarino. En este marco, avanzaron con las obras del sistema de desagüe cloacal que beneficiará a unos 200 vecinos con el servicio cloacal. De esta manera se logra satisfacer una demanda de larga data que el intendente, Gustavo Sastre había asumido.

Desde la Secretaría de Desarrollo Urbano confirmaron que el proyecto prevé beneficiar a 38 familias con el servicio cloacal. Logrando satisfacer, de esta manera, una demanda de los vecinos de hace larga data, un compromiso asumido por el Municipio que finalmente se está haciendo realidad. En este sentido, es importante remarcar que la obra fue impulsada durante la gestión de Ricardo Sastre como intendente de la ciudad.

Vale destacar que los trabajos en el sector comenzaron a principio del mes de marzo, tras la cuarentena, y volvieron a reanudarse cuando se reactivó la construcción por el mes de mayo. En esta etapa más larga, se contempla la construcción de cuatro bocas de registro de hormigón, cañería principal de pvc de 160 mm y 38 acometidas domiciliarias de pvc 110 mm.

De esta manera la Municipalidad de Puerto Madryn continúa priorizando inversiones para la ejecución de obras que son destinadas a mejorar los servicios públicos esenciales. Es así como desde la Secretaría de Desarrollo Urbano impulsan un plan integral de reparación y mantenimiento de los distintos sectores de la ciudad.

Por último, desde el área solicitaron a los transeúntes circular con precaución, respetar la señalización de prevención y desvíos correspondientes entre las calles Ushuaia, Fournier, La Rioja y Villarino que es la zona donde se ejecutan los trabajos.

Este lunes, desde el área de Servicios Públicos de Puerto Madryn se tuvo que volver a cerrar con montículos de tierra una serie de caminos de acceso a la ciudad portuaria.

Se trata de vías ubicadas sobre la Ruta Nacional Nº 3 y hasta la intersección con la Ruta provincial Nº 2 que conduce a Península Valdés.

Esta medida se tuvo que adoptar ya que si bien los caminos no estaban habilitados para el acceso a la localidad, se detectó una gran cantidad de personas que violó la medida.

El Municipio remarcó que el ingresar por un camino que no habilitado no solo es violar normas vigentes sino que además es “una demostración de irresponsabilidad y falta de respeto individual”, ante el contexto sanitario actual.

Por este motivo, desde el Municipio se resolvió el cierra de los caminos, al tiempo que se ha informado que se reforzarán los controles, procediendo a sancionar a quienes sean detectados violando las medidas vigentes.

Los servicios de luz, agua y cloacas en Patagonia tienen un dueño, Héctor González. El Jefe del Sindicato de Luz y Fuerza de la Patagonia. Sindicalista, empresario de múltiples rubros y ahora dueño de medios de comunicación dedicados a cubrirle las espaldas.

Jefe sindical indiscutido que supo crear junto a su hermano un imperio multimillonario a partir de independizar su recaudación y control político patagónico del sindicato nacional de luz y fuerza.

En los últimos años ha despuntado el vicio e intentado usar parte de sus millones y recursos para armar un partido (De la Educación la Cultura y el Trabajo) e intentado postularse dentro del peronismo con resultados pésimos, porque como todos los “gordos sindicales”, a mas millones y poder, menos votos.

Héctor González no se ha privado de nada en la construcción de su poder, ha financiado a diversos candidatos, entre los más sostenidos ha sido Adrian Maderna en Trelew que en la campaña de 2015 el sindicato le aporto millones y le salió bien esa apuesta.

Por momentos grupo empresario, por momentos fundación de pensamiento con aportes valiosos a la discusión del desarrollo regional, por momentos sindicato tradicional duro y violento, por momentos rama peronista fracasada, el zar de la luz no se priva de nada.

Tiene con qué, es tal vez la caja de recaudación más importante del mundo sindical y sin duda del mundo político chubutense.

En materia de servicios públicos, Héctor González ha decidido o permitido a otros decidir cada paso, ley, decreto o esquema de funcionamiento en Chubut en los últimos 20 años. Nada se aprueba sin su consentimiento. Este articulo está muy lejos de detallar los tentáculos empresarios, mediáticos, económicos y políticos de un pulpo que año a año crece su poder en todas las direcciones.

Héctor González, y sus dos alfiles, su hermano y Gustavo Monesterolo en materia de servicios públicos son el poder, lo demás es decorado, personajes livianos que en-ropados de circunstanciales cargos de ministros, presidentes de cooperativas o intendentes pasan por la Fundación Tercer Milenio en la calle Irigoyen de Trelew a pedir permiso. Ellos pasan y González queda.

Entre el menú de recursos que dispone para “convencer“ el Zar de la luz, cuenta con el tradicional paro y lucha, que en el caso de la luz es muy efectivo, o el financiamiento de campañas, o noticias convenientes en diario jornada y sus medios, o usa cada tanto la distribución de puestitos laborales a hijos o parientes de políticos en algún lugar de servicios públicos o cooperativa que sea, donde ganar 5 veces más que en el resto de los trabajos parecidos, inclusive más que en la justicia. O una combinación de todo eso. Así muchos ansían llevarse bien con González y lo que el zar mande en materia de servicios públicos.

La democracia argentina se ha caracterizado en los últimos años por una inflación de organismos y normativas que ponen al sistema en muchos campos al punto de la ingobernabilidad por complejidad y trabazón, un sistema poblado de actores con capacidad de veto o traba pero sin capacidad de mando y concreción integral.

Esta misma madeja se da también en el campo de los servicios públicos y el zar de la luz lo aprovecha como nadie para consolidar su poder.

Han armado un sistema cada vez más poblado de instituciones y organismos que deben intervenir de un modo u otro sobre el manejo de estos servicios públicos.

Entre los más significativos (no los únicos) están las cooperativas locales, el IPA (Inst. Prov. del agua), la Subsecretaria de Servicios Públicos, el Ministerio de Infraestructura, la Federación de Cooperativas, los municipios en su doble rol ejecutivo con los intendentes y los legislativos con los concejales, los organismos reguladores y de control, y ahora desde 2019 la frutilla de la torta con el invento por la legislatura del Ente Provincial Regulador de los Servicios Públicos. Obra maestra en la consolidación de su poder en todo el sistema por parte del Zar de la Luz. (también están en el banco de suplentes por las dudas que el sindicato toque pito, la Secretaria de trabajo, el INAES, y los diputados amigos siempre dispuestos a armar alguna comisión).

Así con cada vez más normas, convenios, leyes que cumplir y más organismos que copar y alinear el sistema se ha vuelto de una complejidad y lentitud impresionante. Aún con todo el poder del mundo como tiene el Sindicato de Luz y Fuerza y sus alfiles infiltrados en el sistema, no logran alinear y hacer funcionar el sistema.

Solo logran coparlo y extraerle todo el jugo posible para intereses menores del orden sindical o corporativo.

Cabe mencionar de paso que el sindicato es el que más sedes inmensas y fastuosas está construyendo en plena crisis del 2020, dejando a su primo de camioneros como un pequeño sindicato en expansión. Total, a Héctor González y G. Monesterolo lo que les sobra es recaudación, varias decenas de millones de pesos por mes de nuestras facturas van a parar a la construcción del imperio.

Y ni hablar a partir de la nueva caja multimillonaria que inventaron con el nuevo organismo provincial de regulación que obliga a todos los usuarios de Chubut a dejarle un porcentaje. Increíble pero cierto.!

Pero los servicios públicos en si para toda la sociedad están cada vez peor, de peor calidad, más frágil, imprevisible, sin inversiones y rudimentario. Lo han exprimido abusivamente.

Es tan grande el poder del zar de la luz que en una provincia que no puede pagarles los sueldos a las enfermeras en plena pandemia, el gobernador se comprometió a pagarle a la gente de servicios públicos primero en el cronograma junto con las fuerzas represivas. ¡Mucho antes que, a enfermeras y médicos, cobra luz y fuerza!

El gobernador Mariano Arcioni, a través del decreto en el que Chubut adhiere a una medida del gobierno nacional que impide el corte de servicios por falta de pago, calificó a los empleados de Servicios Públicos como «esenciales» y dispuso que tendrán prioridad absoluta en el cobro de haberes. Se trata de una decisión acordada con el Sindicato de Luz y Fuerza.

Lo paradójico es que Luz y Fuerza es uno de los sindicatos más chicos del Chubut. Mucho más chico que Docentes, Comercio, UOCRA, Estatales, etc pero muchísimo más poderoso.

Un sindicato que logro un convenio colectivo de trabajo muy beneficioso y costoso en la década del 70 que defiende con uñas y dientes, de imposible modificación por los actores locales, y que ampara a todos los trabajadores del sistema, sean trabajadores arriesgados de la electricidad o simples burócratas dentro de la secretaria de Servicios Públicos en Rawson.

Los servicios públicos tienen un costo laboral monstruoso que en muchos casos supera el 85% de todos los costos generales de muy difícil administración, a pesar que nos facturen boletas cada vez más impagables.

El Zar de la luz ha construido un imperio a costa de nuestros aportes, un imperio en expansión que puede dejar a los pueblos y comunidades sin luz por días o semanas, pero como los reyes africanos su sed de poder y riqueza es inagotable. Aunque nos quedemos todos sin luz.