Tag

Japón

Browsing

Japón anunció hoy su primer caso de la variante Ómicron del coronavirus, en un hombre que regresó de Namibia, un día después de que las autoridades anunciaran nuevas restricciones en las fronteras.

«Respecto al viajero que regresó de Namibia, se confirmó que se trataba de un caso de Ómicron tras el análisis (realizado) en el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas», declaró a la prensa el portavoz del Gobierno, Hirokazu Matsuno.

«Se trata del primer caso de Ómicron confirmado en Japón», añadió, precisando que el viajero infectado -un hombre de entre 30 y 40 años- está aislado en un centro médico, informó la agencia de noticias AFP.

Ayer, Japón anunció restricciones fronterizas y vetó el acceso a todos los extranjeros, tan solo unas semanas después de haber flexibilizado esas medidas para permitir la entrada de algunos estudiantes y viajeros por motivos de negocios.

Según las nuevas reglas, solo los ciudadanos japoneses y los residentes extranjeros actuales pueden entrar en Japón, salvo unas cuantas excepciones. Quienes lleguen de zonas en las que se haya detectado casos de Ómicron, deberán guardar una cuarentena de tres a diez días en un hotel.

Japón anunció este jueves que suspendió el uso de 1,63 millones de dosis de la vacuna anti Covid de Moderna, luego de detectarse impurezas en algunos viales que, según medios locales, se fabricaron en España.

El grupo farmacéutico nipón Takeda, que importa y distribuye en Japón esta vacuna, declaró en un comunicado haber recibido «informes de varios centros de vacunación, según los cuales se descubrieron cuerpos extraños» en frascos sellados.

«Tras consultar con el Ministerio de Salud, decidimos suspender el uso» de todas las vacunas de tres lotes, es decir 1,63 millones de dosis en total, agregó el grupo, informó la agencia de noticias AFP.

Las impurezas de detectaron en 39 viales en ocho centros de vacunación en Japón, según la cadena de la televisión pública NHK.

Los frascos pertenecían a uno solo de los tres lotes señalados, pero los otros dos también fueron retirados por precaución, explicó el vocero del Gobierno, Katsunobu Kato.

En conferencia de prensa, el vocero aseguró que «nada indica» que las dosis con anomalías fueron administradas.

Alrededor del 43% de la población está completamente vacunada en Japón, que enfrenta actualmente niveles récord de contagios diarios a causa de la variante Delta.

El personal médico suele inspeccionar los viales antes de inyectar las dosis, precisó el Ministerio de Defensa japonés, que gestiona los centros de inmunización.

Takeda pidió al laboratorio estadounidense Moderna llevar a cabo una «investigación urgente» de estos lotes producidos en España, según medios locales.

Por su parte, un vocero de la farmacéutica Moderna informó que se está reteniendo los lotes mientras se investiga el problema de fabricación, cuyas primeras hipótesis apuntan a que fue producido en su centro ubicado en España

El laboratorio estadounidense anunció que está trabajando con su socio japonés y con los organismos reguladores nipones para abordar los posibles problemas, informó la agencia de noticias Bloomberg.

Sin embargo, la empresa insistió en que no se identificaron problemas de seguridad o eficacia contra la enfermedad producida por el coronavirus en estos lotes.

Alrededor del 43% de la población está completamente vacunada en Japón, que enfrenta actualmente niveles récord de contagios diarios a causa de la variante Delta.

El gobierno de Japón extendió el estado de emergencia en Tokio y otras regiones del país al menos hasta el próximo 31 de mayo cuando restan 77 días para la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos, que fueron retrasados un año por la pandemia de coronavirus.

Esta medida, aplicada desde el pasado 23 de abril, debía caducar el martes próximo pero se sostuvo por el crecimiento de casos positivos, que alcanzó un promedio de 5.300 contagios durante la última semana.

Esos registros preocuparon a las autoridades del gobierno nipón porque se combinan con una tensión en el sistema hospitalario y una campaña de vacunación con avanza con lentitud, según consignó la agencia de noticias AFP.

El estado de emergencia en Japón implica el el cierre temporal de bares y restaurantes; la prohibición de vender alcohol, y el pedido a algunos comercios, como las grandes tiendas, a bajar las persianas. Los acontecimientos deportivos, de momento, se celebran a puerta cerrada.

Los Juegos Olímpicos Tokio 2020 están previstos del 23 de julio al 8 de agosto y los organizadores ya anunciaron que no se permitirá la asistencia de espectadores extranjeros. La decisión sobre el público local en las sedes de cada disciplina fue aplazada para una fecha todavía indeterminada, más cercana a la inauguración.

Las restricciones tienen vigencia en Tokio, Osaka, Kioto y Hyogo y también comenzaron a aplicarse en los departamentos de Aichi y Fukuoka, dijo el primer ministro Yoshihide Suga.

La organización de la cita olímpica configura un tema de permanente debate y polémica en la sociedad japonesa: todas las encuestas realizadas en los últimos meses arrojan que la mayoría de los ciudadanos se oponen a su realización por el riesgo sanitario que conlleva y piden su postergación o cancelación definitiva.

Más de 200.000 personas ya firmaron una petición lanzada esta semana en internet con el lema «Anulen los Juegos Olímpicos para proteger nuestras vidas».

Las autoridades de Japón anunciaron este martes que el Gobierno prevé abrir un centro de vacunación masiva contra el coronavirus el mes que viene para prepararse de cara a la celebración de los Juegos Olímpicos, que tendrán lugar a pesar de la pandemia.

El anunció llegó dos días después de que Tokio impusiera un tercer estado de emergencia en sus zonas más pobladas y cerrara grandes centros comerciales, bares y teatros para combatir una cuarta ola de contagios a casi tres meses de los Juegos.

El primer ministro, Yoshihide Suga, ordenó al Ministerio de Defensa que establezca el centro de vacunación a gran escala en Tokio, que se pondrá en marcha el 24 de mayo y contará con médicos y enfermeras de las Fuerzas Armadas.

El plan del Gobierno incluiría, según las primeras informaciones, la vacunación de unas 10.000 personas al día en dicho centro.

Se espera que alrededor de 900.000 personas que residen en la capital y las prefecturas vecinas de Kanagawa, Chiba y Saitama utilicen principalmente el centro, que ofrecerá exclusivamente la vacuna de Moderna, informó la agencia de noticias japonesa Kyodo.

El centro se ejecutará en un edificio gubernamental en el distrito de Otemachi, en el centro de Tokio, con la ayuda de la Oficina del Gabinete y el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar.

Japón inició su programa de vacunación a mediados de febrero, pero está por detrás de otros países avanzados como Israel, Reino Unido y Estados Unidos, y hasta ahora poco más del 1% de su población de 126 millones recibió al menos una vacuna, en su mayoría trabajadores de la salud.

Suga dijo que el Gobierno apunta a terminar de vacunar al menos a los ancianos para fines de julio, lo que requeriría que el despliegue se acelerara significativamente.

El Ministerio de Defensa dijo que también recibió instrucciones de apoyar los planes para establecer un centro de vacunación a gran escala en la región occidental de Osaka, donde las infecciones se están propagando más rápido que en cualquier otro lugar de Japón.

La capacidad de vacunación dependió hasta el momento de las limitadas importaciones de vacunas de Pfizer, pero Taro Kono, ministro al frente de la campaña, expresó que espera que el programa despegue en mayo cuando se acelere la llegada de dosis.

Japón registra hasta ahora 576.854 casos de coronavirus y 10.030 fallecimientos.

Las autoridades de Japón anunciaron que el Gobierno prevé abrir un centro de vacunación masiva contra el coronavirus el mes que viene para prepararse de cara a la celebración de los Juegos Olímpicos, que tendrán lugar a pesar de la pandemia entre el 21 de julio y el 8 de agosto de este año.

El primer ministro nipón aseguró que se vacunaran a 10 mil personas por día, de cara al inicio de la competencia olímpica a desarrollarse entre el 21 de julio y el 8 de agosto de este año.

El anunció llegó dos días después de que Tokio impusiera un tercer estado de emergencia en sus zonas más pobladas y cerrara grandes centros comerciales, bares y teatros para combatir una cuarta ola de contagios a casi tres meses de los Juegos.

El primer ministro, Yoshihide Suga, ordenó al Ministerio de Defensa que establezca el centro de vacunación a gran escala en Tokio, que se pondrá en marcha el 24 de mayo y contará con médicos y enfermeras de las Fuerzas Armadas.

El plan del Gobierno incluiría, según las primeras informaciones, la vacunación de unas 10.000 personas al día en dicho centro.

Se espera que alrededor de 900.000 personas que residen en la capital y las prefecturas vecinas de Kanagawa, Chiba y Saitama utilicen principalmente el centro, que ofrecerá exclusivamente la vacuna de Moderna, informó la agencia de noticias japonesa Kyodo.

El centro se ejecutará en un edificio gubernamental en el distrito de Otemachi, en el centro de Tokio, con la ayuda de la Oficina del Gabinete y el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar.

Japón inició su programa de vacunación a mediados de febrero, pero está por detrás de otros países avanzados como Israel, Reino Unido y Estados Unidos, y hasta ahora poco más del 1% de su población de 126 millones recibió al menos una vacuna, en su mayoría trabajadores de la salud.

Suga dijo que el Gobierno apunta a terminar de vacunar al menos a los ancianos para fines de julio, lo que requeriría que el despliegue se acelerara significativamente.

El Ministerio de Defensa dijo que también recibió instrucciones de apoyar los planes para establecer un centro de vacunación a gran escala en la región occidental de Osaka, donde las infecciones se están propagando más rápido que en cualquier otro lugar de Japón.

La capacidad de vacunación dependió hasta el momento de las limitadas importaciones de vacunas de Pfizer, pero Taro Kono, ministro al frente de la campaña, expresó que espera que el programa despegue en mayo cuando se acelere la llegada de dosis.

Hasta el momento, Japón registra 576.854 casos de coronavirus y 10.030 fallecimientos.

En busca de contener un avance del coronavirus con 17 días de restricciones, Japón declaró por tercera vez la emergencia y volvió a cerrar desde este domingo grandes centros comerciales, bares y teatros para frenar el aumento de infecciones.

Las restricciones, anunciadas el viernes pasado para las prefecturas de Tokio, Kioto, Hyogo y Osaka, las regiones más afectadas por el virus, comienzan con dudas sobre su efectividad, ya que las escuelas seguirán abiertas y no se restringirá el transporte público.

Con el país encaminado a superar mañana las 10.000 muertes por el virus desde el inicio de la pandemia, el Ministerio de Salud nacional anunció este domingo 4.609 nuevos casos de coronavirus y 51 fallecimientos en las últimas 24 horas.

La región occidental de Osaka fue la que más casos registró, con 1050, superando los 1.000 por séptimo día seguido, dijo el Ministerio, informó la agencia de noticias japonesa Kyodo.

Las nuevas restricciones regirán hasta el 11 de mayo, justo antes de las vacaciones de la «Semana Dorada», cuando los japoneses suelen viajar mucho.

Con estas medidas, el Gobierno busca hacer frente a la que es ya la cuarta ola de contagios que atraviesa el país desde que comenzó la pandemia.

Este tercer estado de emergencia tiene como objetivo ofrecer un mayor equilibrio entre el control del virus y la recuperación económica.

Sin embargo, hay fuertes dudas de que este esfuerzo sea eficaz, ya que se centra en el cierre o límite horario en restaurantes y parques temáticos, mientras que las escuelas permanecerán abiertas y los trenes y las calles seguirán tan llenos como siempre.

Japón acumula 9.990 muertes a causa de la enfermedad, entre las peores cifras de Asia, y 564.460 infecciones.

Los expertos aseguran que la ola de contagios que se desarrolla actualmente incluye variantes más mortales.

La campaña de vacunación contra el coronavirus avanza muy lentamente en Japón, donde solo se ha inoculado al 1% de su población, según cifras oficiales

Esto se debe en parte a que Japón requiere pruebas adicionales para las vacunas aprobadas en el extranjero, por lo que hasta el momento solo usa la vacuna desarrollada por los laboratorios estadounidense alemán Pfizer.

No se espera una vacuna de producción nacional hasta el próximo año o 2023.

En busca de contener un avance del coronavirus con 17 días de restricciones, Japón declaró por tercera vez la emergencia y volvió a cerrar desde hoy grandes centros comerciales, bares y teatros para frenar el aumento de infecciones.

Las restricciones, anunciadas el viernes pasado para las prefecturas de Tokio, Kioto, Hyogo y Osaka, las regiones más afectadas por el virus, comienzan con dudas sobre su efectividad, ya que las escuelas seguirán abiertas y no se restringirá el transporte público.

Con el país encaminado a superar mañana las 10.000 muertes por el virus desde el inicio de la pandemia, el Ministerio de Salud nacional anunció hoy 4.609 nuevos casos de coronavirus y 51 fallecimientos en las últimas 24 horas.

La región occidental de Osaka fue la que más casos registró, con 1050, superando los 1.000 por séptimo día seguido, dijo el Ministerio, informó la agencia de noticias japonesa Kyodo.

Las nuevas restricciones regirán hasta el 11 de mayo, justo antes de las vacaciones de la «Semana Dorada», cuando los japoneses suelen viajar mucho.

Con estas medidas, el Gobierno busca hacer frente a la que es ya la cuarta ola de contagios que atraviesa el país desde que comenzó la pandemia.

Este tercer estado de emergencia tiene como objetivo ofrecer un mayor equilibrio entre el control del virus y la recuperación económica.

Sin embargo, hay fuertes dudas de que este esfuerzo sea eficaz, ya que se centra en el cierre o límite horario en restaurantes y parques temáticos, mientras que las escuelas permanecerán abiertas y los trenes y las calles seguirán tan llenos como siempre.

Japón acumula 9.990 muertes a causa de la enfermedad, entre las peores cifras de Asia, y 564.460 infecciones.

Los expertos aseguran que la ola de contagios que se desarrolla actualmente incluye variantes más mortales.

La campaña de vacunación contra el coronavirus avanza muy lentamente en Japón, donde solo se ha inoculado al 1% de su población, según cifras oficiales.

Esto se debe en parte a que Japón requiere pruebas adicionales para las vacunas aprobadas en el extranjero, por lo que hasta el momento solo usa la vacuna desarrollada por los laboratorios estadounidense alemán Pfizer.

No se espera una vacuna de producción nacional hasta el próximo año o 2023.

La prefectura de la ciudad japonesa de Osaka, que la semana pasada pidió que el relevo de la antorcha olímpica fuera cancelado en la ciudad, solicitó que se abstenga de pasar por toda la provincia luego de registrarse en la zona un número récord de contagios de coronavirus.

Piden que la antorcha olímpica no recorra Osaka por el aumento de casos. El gobernador de Osaka, Hirofumi Yoshimura, dijo ante los periodistas que la región prevé contabilizar durante esta jornada una cifra récord de más de 850 nuevos contagios de Covid-19, tras varios días de números máximos, y expresó su postura de «no permitir» que la antorcha de Tokio 2020 recorra las vías públicas locales.

Yoshimura dijo que ya transmitió la petición a los organizadores de los Juegos, que todavía deben emitir una decisión final sobre la cancelación en la ciudad de Osaka, y que espera que el comité anuncie algo al respecto «lo antes posible, ya que es necesario coordinarse», destaca el diario español Mundo Deportivo.

El relevo de la antorcha de Tokio 2020 empezó el 25 de marzo en Fukushima (noreste) y está previsto que pase por la prefectura de Osaka (oeste) el 13 y 14 de abril.

Y el inicio de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 esta previsto para el próximo 23 de julio y el cierre será el 8 de agosto, indicó Télam.

En medio de un brusco resurgimiento de infecciones de coronavirus, el Gobierno de Japón impuso medidas sanitarias más fuertes en las norteñas prefecturas de Osaka, Hyogo y Miyagi, incluyendo el cierre anticipado de bares y restaurantes.

Las tres regiones experimentaron un fuerte aumento en los casos diarios desde principios de marzo, por lo que el primer ministro Yoshihide Suga designó las tres prefecturas para el estado de preemergencia bajo una nueva ley de prevención que regirá desde el lunes.

Entre las medidas que entrarán en vigencia el 5 de abril, y que durarán un mes, se pedirá a los restaurantes y bares que cierren a las 20. De no hacerlo, se les impondrá multas de hasta 200.000 yenes (unos 1.800 dólares), informó la agencia de noticias japonesa Kyodo.

La asistencia a grandes eventos como conciertos y juegos deportivos también será limitada. «Estas medidas son necesarias para detener la propagación del coronavirus y evitar la necesidad de otro estado de emergencia», explicó Suga.

La decisión se tomó luego que Osaka reportara este jueves 616 nuevas infecciones, la mayor cantidad en más de dos meses y superando los 475 casos de Tokio, y con menos de cuatro meses para que la capital sea sede de los Juegos Olímpicos.

Previamente, los expertos en salud manifestaron su preocupación por la carga sobre la atención médica y el rápido aumento de Osaka, con muchos casos relacionados con nuevas variantes del virus de Gran Bretaña.

Las tres prefecturas son las primeras en ser designadas al borde de un estado de emergencia bajo una ley revisada que entró en vigencia en febrero.

En Japón, los gobernadores tienen la autoridad para elegir las ciudades y pueblos sujetos a las medidas más estrictas.

Yasutoshi Nishimura, ministro a cargo de la respuesta al virus, dijo que espera que se incluya la ciudad de Osaka y las cercanas Kobe, Ashiya, Nishinomiya y Amagasaki en el oeste de Japón, así como Sendai en el noreste de Japón.

Las medidas entrarán en vigor cuando Japón comience su nuevo año fiscal, generalmente un momento para las celebraciones de ingreso a la escuela y las empresas que dan la bienvenida a los nuevos empleados, y permanecerán hasta el final de las vacaciones de la Semana Dorada, generalmente uno de los períodos de viaje más ocupados del año.

El Gobierno está haciendo arreglos para pagar hasta 100.000 yenes a cada una de las pequeñas y medianas empresas que adopten horas de operación más cortas bajo la designación, y hasta 200.000 yenes a las grandes empresas, informó Kyodo.

El gobernador de Osaka, Hirofumi Yoshimura, pidió el miércoles medidas más estrictas al alertar que la prefectura ya entró en una cuarta ola de infecciones y exigió cancelar el acto de relevo de la antorcha olímpica programada en su ciudad.

Los casos de coronavirus también están aumentando en Miyagi, que registró un récord de 200 nuevas infecciones el miércoles, y Hyogo, que registró un máximo de dos meses de 211.

Suga declaró el estado de emergencia en Tokio y sus alrededores el 7 de enero pasado para frenar el coronavirus y aliviar la presión sobre los sistemas médicos que tratan a pacientes con Covid-19.

Luego, amplió el estado de emergencia a un total de 11 prefecturas, incluidas Osaka e Hyogo, pero esta medida se fue levantando por etapas hasta que, el 21 de marzo pasado, se levantó el estado de emergencia en el área de Tokio.

Actualmente, Japón contabiliza más de 445.000 casos y 9.155 muertos a causa de la enfermedad.

El conjunto dirigido por Fernando Batista, que había derrotado el viernes a este mismo rival por 1 a 0, fue superado sin atenuantes por el local, en el partido que cerró su gira con vistas a la competencia olímpica.

La selección argentina de fútbol sub 23 cayó derrotada este lunes por Japón por 3 a 0 en el segundo partido amistoso preparatorio para los Juegos Olímpicos que se realizarán entre el 23 de julio y el 8 de agosto en Tokio.

El equipo de Fernando Batista fue superado con claridad por el conjunto nipón en la ciudad de Kytakyushu, donde no logró repetir el buen juego demostrado el viernes pasado cuando se impuso 1 a 0 ante el mismo rival en la capital japonesa.

En el primer tiempo, Japón dominó las acciones con el despliegue físico y la velocidad de sus jugadores y le impidió al equipo argentino generar situaciones de gol.

Sin llegadas claras y sin poder habilitar nunca a Adolfo Gaich, Argentina terminó perdiendo la primera parte por 1 a o con un gol de Hayashi sobre el final tras un pase de Kubo entre los defensores centrales argentinos.

En el complemento el local acentuó su dominio y en apenas cinco minutos aumentó a 3 a 0 el marcador con dos goles calcados de su capitán Itakura, que derrotó al arquero Jeremías Ledesma de cabeza luego dos tiros de esquina ejecutados por su figura, Kubo, que juega en el Getafe y pertenece al Real Madrid.

Argentina cerró de esta manera su gira con vistas a la competencia olímpica, cuyo programa será sorteado por la FIFA el próximo 21 de abril.

Los 16 clasificados son Argentina, Japón, España, Francia, Rumania, Alemania, Arabia Saudita, Corea del Sur, Australia, Costa de Marfil, Egipto, Sudáfrica, Brasil, Nueva Zelanda, México y Honduras.

El torneo de fútbol de los JJ.OO. tendrá lugar del 21 de julio al 7 de agosto en las ciudades de Tokio (Estadio Nacional y Estadio Olímpico), Sapporo, Miyagi, Kashima, Saitama y Yokohama.

= Síntesis =

Japón: Tani; Itakura, Machida, Hara y Koga; Seko, Kubo, Soma y Tanaka; Meshino y Hayashi. DT: Akinobu Yokouchi.

Argentina: Jeremías Ledesma; Kevin Mc Allister, Nehuén Pérez, Nazareno Colombo y Alexander Bernabei; Hernán De la Fuente, Santiago Ascacibar y Santiago Colombatto; Lucas González, Juan Brunetta y Adolfo Gaich. DT. Fernando Batista.

Gol en el primer tiempo: 45m. Hayashi (J).
Goles en el segundo tiempo: 22m. y 27m. Itakura (J).

Cambios: Fernando Valenzuela por De la Fuente, Matías Vargas por Colombatto, Bejamín Rolheiser por Brunetta y Enzo Cabrera por Gaich en Argentina. Tagawa por Hayashi, Miyoshi por Kubo , Mitoma por Soma y Watanabe por Tanawa en Japon.

Amonestados: Lucas González y Fernando Batista (DT)

Arbitro: Srikrshina Coimbatorte (India).

Estadio: Ciudad de Kytakyushu.