Tag

presidente

Browsing

El funcionario reemplazará a Juan Manuel Olmos, que fue trasladado a la órbita de Juan Manzur tras los cambios anunciados por el Presidente Fernández el jueves.

El gobierno nacional sigue reacomodando sus fichas luego de que Sergio Massa desembarcara como ministro de Economía con control, además, del área de Producción y Agricultura. Entre varios cambios que detonó la llegada del tigrense al Ejecutivo, uno de ellos fue que Juan Manuel Olmos, jefe de asesores de Presidencia y hombre del círculo de confianza de Alberto Fernández, fuera trasladado a la órbita de Juan Manzur en la Jefatura de Gabinete, indica Infobae.

Según comunicaron el jueves pasado, la decisión se tomó por pedido del tucumano para poder trabajar junto a uno de los hombres del Presidente que tiene “más experiencia en el manejo de los temas del Estado, y con quien tiene además una excelente sintonía ya que los une una relación política y de afecto personal de muchos años”.

Con ese puesto vacante, este lunes desde Casa Rosada informaron que su reemplazante será Julián Leunda, hombre que hasta hoy se desempeñaba como vicejefe de Gabinete de asesores.

Asimismo, el puesto que va a ocupar Olmos al lado de Manzur antes estaba a cargo de Jorge Neme, quien ahora se sumará al equipo económico que está armando Sergio Massa. Según explicaron, este pase obedece a “su esquema estratégico como representante del grupo de los gobernadores oficialistas”, ya que tendría a su cargo una Secretaría de Estado, “cuyo objetivo principal será fortalecer a las provincias, a través de inversiones destinadas a hacer más competitivas a las economías regionales y al desarrollo en el interior de nuevas cadenas productivas que se inserten en el mercado internacional y generen la tan necesaria producción de divisas para la economía argentina”.

Neme dirigió durante casi 14 años -entre 2002 y 2015-, los programas de inversión en el Ministerio de Agricultura y fue Secretario de Relaciones Económicas Internacionales en la Cancillería entre 2019 y 2021.

Este lunes, Alberto Fernández encabezó la primera ceremonia de juramento del nuevo gobierno: Mercedes Marcó del Pont asumió como secretaria de Asuntos Estratégicos en reemplazo de Gustavo Beliz, quien renunció el jueves antes de que se oficializara la llegada de Massa. En el acto, el Presidente le agradeció al funcionario saliente e hizo referencia al relanzamiento de la gestión: “Quiero darle mi gratitud a Gustavo Beliz, que me ha acompañado lealmente, un hombre de una enorme capacidad y una moral intachable. Gracias por el esfuerzo estos años”.

Y agregó: “Estamos empezando una etapa distinta. Queremos darle un impulso fuerte a cuestiones que tienen que ver con la gestión y con la Argentina, que está inmersa en un mundo muy complejo. Hemos logrado superar los tiempos de la pandemia, estamos tratando de superar los tiempos de la guerra y lo más importante es que podemos hacerlo en unidad, un dato no menor. Que el Frente de Todos haya encontrado un camino para seguir trabajando juntos es un dato muy valioso”.

En paralelo, el saliente presidente de la Cámara de Diputados comenzó a anunciar parte de se equipo. Primero confirmó a Raúl Rigo como secretario de Hacienda y por la tarde que Eduardo Setti, que había asumido con Silvina Batakis, mantendrá el cargo de Secretario de Finanzas. Además, el vicepresidente del BCRA será Lisandro Cleri y Leonardo Madcur el jefe de Asesores del Ministerio.

Además, Daniel Marx, un histórico de la renegociación de deuda, vuelve al Gobierno: integrará el comité para el desarrollo de mercado de capitales y seguimiento de la deuda pública.

Alberto Fernández decidió la unificación de los ministerios de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca, que quedarán bajo la órbita del actual presidente de la Cámara de Diputados. Además, hubo otras modificaciones en otras áreas de Gobierno.

El presidente Alberto Fernández eligió este jueves al titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, para encabezar un ministerio unificado de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca en una decisión que implica reorganizar todas las áreas económicas del Gabinete para afrontar desafíos complejos y que abre una nueva etapa en lo político.

Fernández decidió reorganizar las áreas económicas de su Gabinete para un mejor funcionamiento, coordinación y gestión, indicaron las fuentes.

En ese sentido, se unificarán los ministerios de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca, incluyendo además las relaciones con los organismos internacionales, bilaterales y multilaterales de crédito.

Massa asumirá a partir de que se resuelva el alejamiento de su banca en una sesión especial convocada por el propio diputado para formalizar su dimisión y elegir al nuevo titular del cuerpo que lo reemplazará hasta diciembre de 2023.

Al ser consultado sobre el nombre de su sucesor, Massa dijo que «es una decisión que le corresponde al Frente de Todos».

De hecho, la bancada del oficialismo que conduce Germán Martínez debe definir a quién ocupará el cargo que dejará Massa, cuyo nombre tendrá que ser aprobado en la sesión especial del martes.

Batakis, al Banco Nación

El jefe de Estado designó también a Silvina Batakis como presidenta del Banco Nación, por lo que dejará el Ministerio de Economía.

«El Presidente reconoce y agradece el compromiso que demostró al sumarse al Gabinete», indicó Presidencia en un comunicado.

Fernández y Batakis se habían el mediodía de este jueves durante casi dos horas en el despacho presidencial de Casa Rosada.

Scioli vuelve a Brasil

Además, a pedido del mandatario, Daniel Scioli volverá a la embajada argentina en Brasil y dejará el Ministerio de Desarrollo Productivo.

En un comunicado oficial, «el Presidente le agradece profundamente haber estado presente en el Gabinete cuando fue convocado».

Scioli retornará a la embajada, con sede en Brasilia, «donde realizó un excelente trabajo», valoró su gestión el comunicado de Presidencia.

Fernández y Scioli también se reunieron esta tarde en el despacho presidencial, por alrededor de una hora y media.

Las renuncias de Domínguez y Beliz

El mandatario aceptó además la renuncia de Julián Domínguez al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, luego de la unificación de las carteras.

«El Presidente agradece el trabajo realizado durante su gestión», se indicó en otro comunicado.

En una medida similar, el mandatario aceptó además la renuncia presentada por Gustavo Beliz a la Secretaría de Asuntos Estratégicos.

Marcó del Pont y Castagneto

Fernández nombró en lugar de Beliz a Mercedes Marco del Pont en la Secretaría de Asuntos Estratégicos, informaron fuentes oficiales. Del Pont se venía desempeñando como titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

En ese sentido, Fernández designó al contador Carlos Castagneto como titular de la AFIP, quien venía trabajando como director general de Recursos de Seguridad Social en el organismo en el que ahora asumirá.

Durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, Castagneto fue viceministro de Desarrollo Social.

Desmentida

Por otra parte, la portavoz presidencial Gabriela Cerruti desmintió que el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, haya presentado su renuncia y nunca estuvo en consideración del Presidente pedirla.

Repercusiones

El canciller Santiago Cafiero celebró la designación de Massa y escribió en su cuenta de Twitter que que la medida «fortalece al gobierno y al vínculo que une al Frente de Todos con las preocupaciones de los argentinos y las argentinas», porque «el país necesita de la responsabilidad y el compromiso de todos».

La Confederación General del Trabajo (CGT) se mostró en la misma línea y en un comunicado refirió que «acompaña el sentido positivo de los cambios en el gabinete impulsados por el Gobierno nacional».

«Hemos manifestado reiteradamente nuestra preocupación en relación a la inflación creciente que erosiona de manera permanente el poder de compra de los salarios, las jubilaciones y los planes sociales», expresó el escrito.

«En este sentido conocemos y confiamos plenamente en la orientación productivista y de desarrollo industrial que dará el compañero Sergio Massa a la economía argentina», completó.

Este viernes, el intendente Juan Pablo Luque y el presidente Alberto Fernández rubricarán un convenio por más de 400 millones de pesos para la construcción del Centro Interinstitucional en Temas Estratégicos Golfo San Jorge (CITES), que formará parte del Polo Tecnológico que se erigirá en Km. 4.

La firma se concretará en la ciudad de Buenos Aires, hacia donde viajará el jefe comunal, para firmar este importante convenio con el titular del Ejecutivo Nacional.

Cabe destacar, que esta rúbrica forma parte de un acuerdo del Municipio con el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, con el objetivo de avanzar en la construcción de los distintos espacios que formarán parte del Polo Tecnológico. En este caso, los fondos otorgados por el gobierno nacional ascienden a $ 411.250.000.

Este ambicioso proyecto, encabezado por el Municipio local, a través de Comodoro Conocimiento, contará con la participación de distintas entidades públicas y privadas, como INTI, CONICET, Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, Universidad Nacional de la Patagonia Austral e Y-TEC, entre otras.

Puntualmente, la obra del CITES contará con una superficie total de 2200 metros cuadrados cubiertos, distribuida en subsuelo, planta baja y 3 niveles. El espacio contará con laboratorios de distintas especialidades, oficinas, boxes de trabajo, depósitos, cámara de frío, salas de reuniones, áreas compartidas, sanitarios y un espacio común de coworking.

En ese contexto, Luque manifestó que “se trata de uno de los compromisos que asumimos cuando nos presentamos para conducir los destinos de la ciudad. Esto generará un nuevo Comodoro, en el que se pueda pensar en nuevas posibilidades productivas, en esa diversificación que impulsamos con acciones desde cada una de las áreas de nuestra Municipalidad”.

Del mismo modo, destacó que “es el resultado de un gran trabajo que viene llevando adelante Comodoro Conocimiento, junto con distintas Secretarías que hacen su aporte para concretar este proyecto que ampliará la matriz productiva de la región”.

El presidente Alberto Fernández se refirió a los anuncios realizados por la ministra Silvina Batakis en el Palacio de Hacienda. “Que los mercados entiendan que la Argentina está dispuesta a hacer lo que dijo esta mañana la ministra: controlar el gasto público, seguir el camino de descenso del déficit fiscal paulatinamente para que esto no se convierta en un ajuste que dañe a la gente”, aseguró.

El mandatario rechazó además la posibilidad de una devaluación aún mayor del peso: “Estamos seguros que el dólar que estamos proponiendo para las exportaciones tiene un valor adecuado”, completó en una recorrida por Berazategui.

Fue en declaraciones a la prensa cuando destacó que la economía nacional sigue creciendo de la mano de la obra pública, a la que calificó de «dinamizadora de la economía y del trabajo».

«Nos pone muy contentos que haya sido la obra pública la que haya motorizado esto. Hay 5.000 obras públicas en todo el país, como esta (por los trabajos de repavimentación en Berazategui), llevando trabajo y bienestar a todos los pueblos del país», señaló.

Sobre el impacto laboral de los emprendimientos, el Jefe de Estado afirmó que «el objetivo es llegar rápidamente a los 500.000 puestos de trabajo registrados en el sector de la construcción». «Estamos en alrededor de 450.000, ya eso es un récord en la historia argentina», celebró Fernández y dijo: «La obra pública siempre es mejor condición de vida para la gente, en este caso una avenida iluminada, transitable, con veredas, con refugios. En otros casos sirven para mejorar la vida de la economía argentina, porque son caminos que unen pueblos y que facilitan que la producción llegue a los puertos de salida, o a los lugares donde se consumen».

El presidente Alberto Fernández se refirió este mediodía a los anuncios económicos realizados por la ministra Silvina Batakis.

“Que los mercados entiendan que la Argentina está dispuesta a hacer lo que dijo esta mañana la ministra: controlar el gasto público, seguir el camino de descenso del déficit fiscal paulatinamente para que esto no se convierta en un ajuste que dañe a la gente”, aseguró el jefe de Estado durante una recorrida en Berazategui en diálogo con la TV Pública.

El mandatario rechazó además la posibilidad de una devaluación aún mayor del peso: “Estamos seguros que el dólar que estamos proponiendo para las exportaciones tiene un valor adecuado”.

Fernández recorrió junto al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y el intendente Juan José Mussi, los trabajos de repavimentación en la Avenida 7 del partido bonaerense de Berazategui, los cuales se están llevando adelante a través del Programa Ejes de Conectividad Urbana.

La ministra de Economía Batakis, anunció este lunes una serie de medidas cuyo foco fue la disciplina fiscal y la solvencia del Estado. “Vamos a garantizar el equilibrio fiscal, soy una persona que cree mucho en el equilibrio fiscal”, dijo al inicio de la conferencia de prensa.

“En situaciones extremas, como la pandemia, el sector público tiene que utilizar los déficits como instrumento contracíclico, pero una vez pasadas esas circunstancia tenemos que retornar al equilibrio”, agregó.

La funcionaria se reunió ayer con el presidente Fernández para terminar de cerrar el paquete de medidas anunciado hoy.

 

El presidente de la Nación salió así a intentar brindar un poco de certidumbre tras el sorpresivo alejamiento de uno de sus hombres claves, mientras se avanza en la definición de su sucesor o un eventual cambio de estructura en el gabinete.

Tras la sorpresiva renuncia del ministro de Economía Martín Guzmán, el presidente de la Nación Alberto Fernández aseguró en las últimas horas que el programa económico «se respetará a rajatabla».

De esta forma, buscó dar certidumbres en momentos en los que, ante una situación como esta, los mercados y la población buscan rápidas respuestas.

Esto se da en medio de una disputa en la coalición de gobierno sobre el rumbo que tendría que tener la economía y el gobierno hacia las próximas elecciones y que enfrenta a sectores ligados con el presidente con los de la vice, Cristina Fernández de Kirchner.

Más allá de los rumores, lo único que trascendió hasta la mañana del domingo del presidente son unas declaraciones que brindó a El Destape y Página 12.

El Presidente Fernández cuestionó la norma adoptada por Horacio Rodríguez Larreta y pidió respetar «la condición de género y la diversidad».

El presidente Alberto Fernández cuestionó la normativa adoptada por el Gobierno de la Ciudad tras prohibir el lenguaje inclusivo en las escuelas, y aseguró que no se trata de un problema de idioma sino «de inclusión».

«Me gusta que Horacio (Pietragalla) use el lenguaje inclusivo. No es un problema de idioma, es un problema para que todes se sientan incluides. ¿Está bien así?», sostuvo el mandatario en el marco del lanzamiento del III Foro Mundial de Derechos Humanos que se desarrollará en la ciudad de Buenos Aires en mayo de 2023.

En el mismo sentido, el jefe de Estado aseguró que el debate hace a la vigencia de los Derechos Humanos y «al respeto al otro». «Hace a respetar la dignidad del otro, la condición de género, hace respetarnos en la diversidad, en la diferencia», enfatizó al tiempo que citó al escritor Charles Bukowski al sostener que se trata de «la vida de los pueblos y de los hombres».

El presidente estuvo acompañado junto a la referente de Abuelas de Plaza de Mayo, Buscarita Roa, en reemplazo de Estela de Carlotto quien debió ausentarse por temas de salud, y Adolfo Pérez Esquivel, en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada. Participaron también la directora del CIPDH-UNESCO, Fernanda Gil Lozano, y el secretario Horacio Pietragalla.

«Lo que no debemos hacer es deconstruir nada de lo que hemos construido», pidió Fernández en referencia a la polémica adoptada por Rodríguez Larreta y la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña.

A su parte, el secretario Horacio Pietragalla pronunció su discurso haciendo uso del lenguaje inclusivo: «Buenos días a todes», abrió el funcionario. Además, sostuvo que las políticas de Derechos Humanos «solo son abrazadas por gobiernos nacionales y populares», y subrayó en que «no hay compatibilidad posible con políticas neoliberales», en una clara crítica al gobierno del PRO en la Ciudad.

«El orgullo más grande que debe tener Argentina es que la política de derechos humanos no claudica», cerró, ganándose el aplauso del mandatario y el auditorio completo.

El presidente Alberto Fernández se sumó esta mañana a la reunión de ministros del Poder Ejecutivo Gobierno nacional que se desarrollaba desde las 7.40 en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada, y que encabezaba el jefe de Gabinete Juan Manzur.

Fernández de sumó a las 9, a la reunión en la que se analizan la marcha y la planificación de las políticas públicas, según se informó oficialmente.

Al ingresar esta mañana a la Casa Rosada, Manzur había dicho que se verifica «una tendencia a la baja» en los registros de la inflación, al referirse al indicador del 5,1% de mayo que difundió ayer el Indec.

«La inflación es un problema global y aquí hay una tendencia decreciente. Es un tema que no se va a resolver de un día para el otro. Es un proceso, lo importante es que hay una tendencia a la baja», insistió Manzur en declaraciones a la prensa al ingresar a la Casa de Gobierno para encabezar una reunión de Gabinete que se inició a las 7.30.

No obstante, el ministro coordinador dijo que «se van a seguir redoblando los esfuerzos» para que el costo de vida siga con una tendencia descendiente, pero advirtió que «Argentina tiene una economía muy debilitada» producto de «la deuda irresponsable» que contrajo Mauricio Macri durante su Gobierno.

«El Gobierno nacional ha venido normalizando la situación de deuda que heredamos por parte de Macri. Primero conseguimos un arreglo con los bonistas privados, luego con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y ahora estamos orientados en la estabilización de la macroeconomía en un contexto internacional extremadamente complejo», apuntó Manzur.

Y en ese sentido, el jefe de Gabinete apuntó: «Argentina no es una isla, en una economía debilitada como la nuestra el proceso inflacionario repercute».

Acerca de la falta de gasoil en algunas provincias, el funcionario adelantó que «en el día de hoy seguramente el Gobierno va a tomar una serie de decisiones y definiciones» y aseguró que la importación de ese combustible se incrementó en los últimos días con el propósito de compensar esos faltantes que se verifican en algunas regiones del país.

Manzur, sobre este punto, puso de relieve que «la industria sigue creciendo y también la producción y hay cada vez mayor demanda».

Acerca el caso del avión venezolano retenido en el aeropuerto internacional de Ezeiza, el funcionario indicó que «ya hablaron los ministros y explicaron con lujo de detalles y hoy el tema está en manos de la Justicia».

Antes del inicio de la reunión de Gabinete, Manzur publicó en sus redes sociales una foto de todos los ministros reunidos en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada.

«Junto a las y los ministros, repasaremos el plan de acción implementado por cada área del Gobierno y también planificaremos políticas públicas que contribuirán a consolidar el crecimiento de la producción y el empleo en la Argentina», señaló Manzur en un mensaje posteado en su cuenta de Twitter y que acompaña la imagen de este encuentro de ministros.

En tanto, luego, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, también al ingresar a la Casa Rosada, apuntó ante una consulta sobre la inflación que «ningún» otro país de la región «tuvo la catástrofe que significó Macri».

«Entonces resolver esa catástrofe que dejaron más la pandemia más la maldita guerra en este momento traen un montón de complicaciones que hace que uno tenga esforzarse para resolver ese tema», subrayó.

La última reunión de gabinete fue el 1 de junio.

El presidente Alberto Fernández participará hoy del cierre de la IX Cumbre de las Américas, que se desarrolla en la ciudad estadounidense de Los Ángeles, mantendrá reuniones bilaterales con sus pares de Chile y Perú; y por la noche regresará a la Argentina, informaron fuentes oficiales.

A las 9 hora local (13 de la Argentina), participará de la II Reunión Plenaria y una hora después se reunirá con el gobernador del Estado de California, Gavin Newsom.

A las 10.30 (14.30 de la Argentina) el jefe de Estado mantendrá una reunión bilateral con el presidente de la República de Chile, Gabriel Boric Font; y a las 12 (16 de la Argentina) otra con su par de Perú, Pedro Castillo.

En tanto, a las 13.30 (17.30) Fernández y los demás Jefes y Jefas de delegación posarán para la foto oficial del encuentro, y a las 15.30 (19.30) el Presidente participará de la III Reunión Plenaria de la cumbre, con la que quedará finalizado el cónclave internacional.

Esta previsto que a las 20 hora local (en la medianoche argentina) parta el vuelo que traerá de regreso al Presidente y su comitiva a Buenos Aires.

Ayer, al disertar en la cumbre de líderes, el presidente argentino pidió la renuncia del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, al sostener que «la OEA, si quiere ser respetada y volver a ser la plataforma política regional para la cual fue creada, debe ser reestructurada removiendo de inmediato a quienes la conducen».

«En esta Cumbre debemos analizar el presente y proyectar el mañana en pos de una reconstrucción creativa del multilateralismo», subrayó Fernández en su alocución en el Convention Center de la ciudad estadounidense de Los Ángeles, en un discurso en el que le pidió al presidente estadounidense Joseph Biden una reformulación de la política de su país hacia América Latina y el Caribe.

«Estoy seguro de que es momento de abrirse de modo fraterno en pos de favorecer intereses comunes», propuso el jefe de Estado y, al dirigirse al propio Biden le recordó que «los años previos a su llegada al Gobierno de los Estados Unidos de América estuvieron signados por una política inmensamente dañina para nuestra región desplegada por la administración que lo precedió», en referencia a la gestión de Donald Trump.

El Senador Nacional de Juntos por el Cambio, Ignacio Torres, opinó sobre el proyecto de Ley de Renta Inesperada que impulsa el Gobierno Nacional para mitigar los efectos económicos de la guerra y evitar una redistribución regresiva de los ingresos en nuestro país.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, junto al ministro de Economía, Martín Guzmán, anunciaron que se enviará al Congreso Nacional un proyecto de Ley de Renta Inesperada. La iniciativa apunta a regular la renta inesperada generada por el shock de la guerra en Ucrania, con el fin de evitar una redistribución regresiva de los ingresos, siendo el Estado el que los reasigne.

En diálogo con el programa Nos Sobran Los Motivos de LaCienPuntoUno, el Senador de Juntos por el Cambio, Ignacio Torres, criticó la decisión del Gobierno Nacional: “Siempre tratamos de no ponerle encima el pie impositivo al que produce. El presidente da un mensaje malo al empresariado, porque no hay reglas de juego claras. Dicen que es para que lo paguen las grandes fortunas, y después lo terminan pagando el que tiene un Gol modelo 96′, o un terreno”.

Y aseguró que “podemos estar de acuerdo en cosas, y en lo conceptual sobre la matriz impositiva, pero no hay una contraprestación sobre estos impuestos”.

A su vez, Torres se refirió a una medida que se desarrolló durante la gestión de Mauricio Macri: “El pacto fiscal planteaba una baja progresiva de los ingresos brutos, pero este gobierno lo derogó. Y lo derogó prometiendo cosas, pero no cumplieron nada”.