Tag

Sputnik V

Browsing

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) anunció que la empresa farmacéutica Laboratorios Richmond Sacif produjo el primer lote de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V en la Argentina, que será enviado al Centro Gamaleya para que realice el control de calidad, en tanto que la producción a gran escala en el país está prevista para junio.

«La Argentina se ha convertido en el primer país de América Latina en comenzar la producción de la vacuna Sputnik V. RDIF y sus socios han realizado una transferencia de tecnología a los Laboratorios Richmond», señaló el comunicado difundido por el organismo ruso.

Y continuó: «El primer lote producido será entregado al Centro Gamaleya para realizar el control de calidad correspondiente. Está previsto que la producción a gran escala de Sputnik V en Argentina comience en junio».

El comunicado añadió que «la vacuna producida en la Argentina podrá luego se exportada a otros países de América Central y América Latina».

Argentina fue el primer país latinoamericano en registrar oficialmente la vacuna Sputnik V a través de una autorización de uso de emergencia y comenzó a aplicarla en la población el 29 de diciembre de 2020.

Actualmente, ya está registrada en 60 países. La vacuna se basa en una plataforma de vectores adenovirales humanos, virus inactivados que se utilizan para transportar material genético del virus que se quiere inocular.

En este caso, la Sputnik V utiliza dos vectores diferentes (uno diferente en cada dosis), lo que proporciona una inmunidad más duradera que las vacunas que utilizan el mismo mecanismo de administración para ambas inoculaciones.

En el momento en que se anunció el memorando de entendimiento entre el RDIF y Laboratorios Richmond -en febrero pasado-, el presidente Alberto Fernández destacó el acuerdo.

«Estamos muy entusiasmados con la posibilidad de producir la Sputnik V en la Argentina, vacuna con la cual ya estamos protegiendo a gran parte de nuestra población con excelentes resultados. Será una gran oportunidad para avanzar en la lucha contra la pandemia no solo en la Argentina, sino también en América Latina», había dicho el presidente.

Por su parte, Kirill Dmitriev, director ejecutivo (CEO) del Fondo de Inversión Directa de Rusia sostuvo en el comunicado difundido hoy que «Argentina fue el primer país en América Latina en aprobar el uso de la vacuna Sputnik V y comenzar a vacunar a la población. Hoy nos complace anunciar que Argentina también se ha convertido en el primer estado de la región en iniciar la producción de Sputnik V gracias a la asociación entre RDIF y Laboratorios Richmond».

El Centro Gamaleya y el Fondo de Inversión Directa de Rusia anunciaron este lunes que la vacuna Sputnik V mostró una eficacia del 97,6%, según el análisis sobre la tasa de infección por coronavirus entre 3,8 millones de vacunados con las dos dosis en Rusia, en tanto infectólogos argentinos aseguraron que es uno de los mejores inoculantes del mercado contra el SARS-CoV-2.

Según datos recopilados entre 3,8 millones de ciudadanos rusos vacunados con ambos componentes de la Sputnik V desde el 5 de diciembre de 2020 hasta el 31 de marzo de 2021, la tasa de infección desde el día 35 a partir de la fecha de la primera inyección recibida fue del 0,027%.

El Ministerio de Salud de Rusia mantiene un registro de personas que fueron vacunadas, así como de ciudadanos que se infectaron con Covid-19 como parte del Sistema de Información Estatal Unificado en Salud, informaron en un comunicado.

En tanto, la incidencia entre la población adulta no vacunada fue del 1,1% durante un período comparable a partir del día 35 después del lanzamiento de la vacunación a gran escala en Rusia, indicaron.

Según señaló el Centro Gamaleya, los datos y cálculos de la eficacia de la vacuna se publicarán en una revista médica revisada por pares en el mes de mayo.

En diálogo con Télam, Javier Farina, jefe de Infectología del Hospital Cuenca Alta y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología, afirmó que los datos «siguen respaldando una vacuna altamente eficaz».

«Es un porcentaje tremendamente bueno, es una de las mejores vacunas del mercado, totalmente», dijo, y añadió que «ellos (Gamaleya) tuvieron la idea muy acertada, desde mi punto de vista», de usar un adenovirus «que tiene modificado el ADN para expresar la proteína del SARS-CoV-2; esa es la tecnología de la vacuna».

La vacuna se basa en una plataforma probada y bien estudiada de vectores adenovirales humanos y utiliza dos vectores diferentes para las dos inyecciones, lo que proporciona inmunidad con una duración más prolongada que las vacunas que utilizan el mismo mecanismo de administración para ambas inyecciones, afirman los especialistas.

Al respecto, Farina explicó que, «a diferencia de AstraZeneca, ha utilizado (Sputnik V) un adenovirus en una dosis y otro diferente en la segunda, lo cual parece tener «relación con su alta eficacia».

El infectólogo precisó que utilizaron dos distintos porque «de esa manera la inmunidad que el cuerpo puede generar frente al primer adenovirus no implica que la segunda dosis sea menos eficaz», y es lo que «suponemos que le puede estar pasando a la vacuna de AstraZeneca que es igualmente buena, pero los niveles de eficacia rondan el 80%».

La vacuna Sputnik V está aprobada para su uso en 60 países con una población total de 3.000 millones de personas y ocupa el segundo lugar entre las vacunas contra el coronavirus a nivel mundial en términos de la cantidad de aprobaciones emitidas por los reguladores gubernamentales, subrayaron.

Por su parte, Ricardo Teijeiro, infectólogo del Hospital Pirovano, apuntó que «la evaluación que nosotros teníamos nos daba muy cerca del 95% la eficacia clínica y 100% para la eficacia sobre las formas graves, esa es la realidad. Es sumamente efectiva», destacó.

Ante la consulta de si la Sputnik V es una de las mejores vacunas del mercado, Teijeiro aseguró que «no cabe duda» por la eficacia si se compara con las «vacunas inactivadas que tienen una eficacia del 70, 80%; está a la altura de las vacunas de Pfizer y Moderna».

«Se utilizan dos vectores distintos, entonces eso produce mejores respuestas, lo están demostrando los estudios», afirmó.

En tanto, Lautaro de Vedia, infectólogo del Hospital Muñiz, señaló a Télam que el seguimiento realizado por el Ministerio de Salud de Rusia de los vacunados significa la «evaluación del mundo real en el cual salís del protocolo».

«El estudio es más controlado en la Fase 3, en cambio en la Fase 4 (seguimiento) se vacuna el que se vacuna», dijo, y destacó que la eficacia anunciada hoy por Gamaleya «es un gran dato, una tranquilidad y confirma lo que habíamos visto en la fase previa».

«Los datos ubican a la Sputnik como una muy buena vacuna luego de las dudas iniciales por falta de información»
LAUTARO DE VEDIA, DEL HOSPITAL MUÑIZ

Alexander Gintsburg, director del Centro Gamaleya, afirmó que «la eficacia real de la vacuna Sputnik V puede ser incluso mayor de lo que demuestran los resultados de nuestro análisis, ya que los datos del sistema de registro de casos permiten un lapso de tiempo entre la recolección de la muestra (la fecha real de la enfermedad) y el diagnóstico».

Por su parte, el director ejecutivo del Fondo de Inversión Directa de Rusia, Kirill Dmitriev dijo que «los datos publicados por la principal revista médica The Lancet demostraron la eficacia de Sputnik V al 91,6%».

«El análisis de los datos de la tasa de infección de casi 4 millones de personas vacunadas en Rusia muestra que la eficacia de la vacuna es aún mayor, alcanzando el 97,6%», destacó.

Y agregó: «Estos datos confirman que Sputnik V demuestra una de las mejores tasas de protección contra el coronavirus entre todas las vacunas».

A principios de mes un estudio conjunto del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, el Ministerio de Salud bonaerense, el Instituto Leloir, el Conicet y la Universidad Nacional de La Plata anunció que una sola dosis de la Sputnik V genera anticuerpos específicos contra el virus SARS-CoV-2 en el 94% de los vacunados a los 21 días de haber recibido la primera dosis y en el 100% de los inmunizados con las dos dosis.

Por otra parte, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) y Hualan Biological Bacterin Inc. -empresa subsidiaria de uno de los principales productores biofarmacéuticos de China y el mayor fabricante de vacunas contra la influenza, Hualan Biological Engineering Inc.- anunciaron un acuerdo para la producción en China de más de 100 millones de dosis al año de Sputnik V, una cantidad de vacunas será suficiente para inocular a más de 50 millones de personas, explicaron a través de un comunicado emitido este lunes.

Según Gamaleya, la seguridad, la eficacia y la ausencia de efectos negativos a largo plazo de las vacunas adenovirales fueron «probadas por más de 250 estudios clínicos durante dos décadas» y resaltó que «no hay alergias fuertes causadas» a partir de la aplicación de la Sputnik V.

Desde el área de salud confirmaron que van a comenzar a colocar la segunda dosis de Sputnik V a los mayores de 80 años que ya hayan recibido la primer dosis. Por tal motivo se solicita revisar los correos no deseados o spam debido a que es el único método de entrega de turno.

Luego de que el fin de semana se aplicaran las vacunas a este mismo rango etario por orden de llegada en el Gimnasio Municipal N°2, el sábado y domingo, hoy se avisó que empezarán a otorgar turnos para la segunda dosis.

Cuando finalicen la aplicación de la segunda dosis a todos los mayores de 80 años se daría por culminada esta etapa de la vacunación contra el covid-19 en adultos mayores.

Alexánder Guíntsburg, director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, afirmó que la eficacia real del fármaco puede ser mayor que las cifras anunciadas.

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) comunicó este lunes que la eficacia de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V es del 97,6%.

La información al respecto fue obtenida tras un análisis de los datos de 3,8 millones de ciudadanos rusos vacunados, reza el comunicado.

Mientras tanto, Alexánder Guíntsburg, director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, la institución que desarrolló el fármaco, afirmó que la eficacia real de la vacuna puede ser mayor que las cifras anunciadas.

Explicó que los datos del sistema del registro de los infectados permiten una demora entre la fecha de la toma de muestras (fecha de la infección) y el diagnóstico.

Por su parte, el director general del Fondo Ruso de Inversión Directa, Kiríl Dmítriyev, declaró que estas cifras «permiten afirmar con certeza que Sputnik V garantiza uno de los mejores niveles de protección» contra el coronavirus entre todas las vacunas mundiales. «Vemos que 60 países que aprobaron el uso de Sputnik V en su territorio tomaron la decisión correcta a favor de una de las herramientas más eficaces de prevención del coronavirus», destacó.

Una sola dosis de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus genera anticuerpos específicos en el 94 % de los vacunados a los 21 días de haber recibido la primera dosis, y en el 100 % luego de las dos aplicaciones, reveló un reciente estudio científico realizado en Argentina.

Asimismo, al diferenciar por rango de edad resultó que el 96 % de las personas menores de 60 años generan anticuerpos a las tres semanas de la primera aplicación, mientras que en los mayores, esa tasa es del 89 %.

El trabajo de investigación se denominó ‘Empleo de la vacuna Sputnik V en Argentina: Evaluación de respuesta humoral frente a la vacunación’, y de él participaron en forma conjunta el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, el Instituto Leloir, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y la Universidad Nacional de La Plata, con la participación de los hospitales públicos bonaerenses.

Para este estudio, se analizó el comportamiento de 288 trabajadores de la salud, primer grupo en recibir el antídoto en Argentina, luego de ser inoculados contra el virus SARS-CoV-2, entre los meses de enero y marzo de este año.

Los resultados muestran que «la vacuna Sputnik V induce una respuesta humoral —es decir, la respuesta inmunológica específica de generación de anticuerpos contra la proteína Spike que recubre el virus de SARS-CoV-2— en el 100 % de los individuos analizados 21 días después de la segunda dosis», asegura el informe en sus primeras conclusiones.

«Por otro lado, un análisis global indica que el 94 % de los individuos mostraron presencia de anticuerpos específicos tras recibir una sola dosis de la vacuna», detalla el documento.

La respuesta en las personas que ya pasaron la enfermedad

Otro examen interesante que se hizo en este estudio, y del que no había hasta ahora evidencia a nivel mundial, es qué pasa con las personas que ya estuvieron infectadas con el virus cuando son vacunadas con el fármaco ruso.

«Allí se vio que con una sola dosis la respuesta ya es altísima», indicó a RT Marina Pifano, asesora en biotecnología del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, quien formó parte de la investigación.

Incluso, señaló, no se detectaron diferencias significativas entre los resultados de la primera y la segunda dosis en ese grupo. Esto significa que no habría necesidad de aplicar el refuerzo en personas previamente contagiadas, un dato que puede ser fundamental para la administración de las vacunas en momentos de escasez mundial, y dada la urgencia de Argentina de poder llegar a inocular a una porción mayor de su población, hoy por encima del 11 %.

«La infección genera una inmunidad memoria que hace que rápidamente, con una sola dosis, se active el sistema y genere una gran cantidad de anticuerpos»

La respuesta inmune contra el SARS-CoV-2 en el grupo con previa infección mostró una media geométrica de título de anticuerpos de 9.850. El otro grupo, sin previa infección, mostró un valor medio de 244.

Tras la segunda dosis, la cantidad de inmunoglobulinas en el grupo sin previa infección saltó de 244 a 2.150.

«La infección genera una inmunidad memoria que hace que rápidamente, con una sola dosis, se active el sistema y genere una gran cantidad de anticuerpos», explicó la bióloga y doctora en ciencia y tecnología a este medio.

En cuanto a los resultados que reflejó el estudio sobre la Sputnik V, dice Pifano: «El porcentaje es muy bueno, como ya lo demostraba la información de la fase 3 de la vacuna. Pero la idea es también tener evidencia local, es decir, qué pasa con nuestra población, porque la situación epidemiológica y las variantes del virus que hay en cada país son diferentes».

En efecto, este estudio no contempla la evaluación de variantes detectadas recientemente en Argentina, como la brasileña o la del Reino Unido. Aunque ese será «el próximo paso», aseguró la entrevistada.

El objetivo de esta plataforma de investigación conjunta es evaluar todas las vacunas que se apliquen en Argentina. Se empezó con la Sputnik V porque es la que el país recibió primero y comenzó a distribuir entre fines de diciembre y enero. Las vacunas de AstraZeneca (Reino Unido) y Sinopharm (China), que también se están aplicando en la nación del Cono Sur, están siendo evaluadas en este momento.

La formación de coágulos de sangre como posible efecto secundario de la vacunación contra el coronavirus generó temores tras los primeros reportes de problemas de este tipo relacionados con el fármaco de AstraZeneca.

La directora del Servicio Federal de Vigilancia Sanitaria ruso (Roszdravnadzor), Ala Samóilova, ha afirmado este miércoles que el organismo no ha detectado ningún caso de trombosis relacionado con la administración de la vacuna anticovid Sputnik V.

La ausencia de formación de coágulos de sangre como efecto secundario de la vacuna rusa también se confirma a partir de los datos proporcionados por el Ministerio de Salud de Argentina, ha agregado la funcionaria.

Según explicó Samóilova, «la purificación de la vacuna Sputnik V en varias etapas con el uso de cromatografía de alta tecnología [método de separación de mezclas complejas] y microfiltración excluye la infiltración en la vacuna de grandes cantidades de ADN residual, que es un factor de riesgo para la aparición de trombosis».

La jefa del Roszdravnadzor también destacó que Sputnik V tiene una cantidad muy baja de ácidos nucleicos, tan solo 1 o 2 microgramos, frente a los entre 50 y 100 microgramos presentes en otras vacunas contra el coronavirus.

Por su parte, el centro Gamaleya de Moscú, que creó Sputnik V, se ha mostrado dispuesto a compartir su tecnología de purificación con otros fabricantes de vacunas «para ayudarles a minimizar los riesgos de efectos secundarios durante la vacunación». Los especialistas rusos detallaron que usan una tecnología de cuatro etapas, dos de purificación con técnica cromatográfica y otras dos de filtración tangencial.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) informó este miércoles que la posible formación de coágulos de sangre debería figurar como un efecto secundario «muy raro» de la vacuna de AstraZeneca.

Así lo reveló un estudio conjunto del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, el Ministerio de Salud bonaerense, el Instituto Leloir, el Conicet y la Universidad Nacional de La Plata. Esta «respuesta humoral» fue observada con más frecuencia en menores de 60 años (96%).

Una sola dosis de la vacuna Sputnik V genera anticuerpos específicos contra el virus SARS-CoV-2 en el 94% de los vacunados a los 21 días de haber recibido la primera dosis y en el 100% de los inmunizados con las dos dosis, según un estudio conjunto del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, el Ministerio de Salud bonaerense, el Instituto Leloir, el Conicet y la Universidad Nacional de La Plata.

El primer informe del estudio «Empleo de la vacuna Sputnik V en Argentina: Evaluación de respuesta humoral frente a la vacunación» analizó la evolución del nivel de anticuerpos en 288 individuos vacunados, a los cuales se les tomó muestras de plasma previo a la vacunación, a los 21 días de aplicarse la primera dosis y a los 21 días de la segunda dosis.

«En conjunto, los resultados aquí presentados muestran que la vacuna Sputnik V induce una respuesta humoral contra la proteína Spike de SARS-CoV-2 en el 100% de los individuos analizados en esta cohorte 21 después de la segunda dosis», asegura el estudio en sus conclusiones.

«Por otro lado, un análisis global indica que el 94% de los individuos mostraron presencia de anticuerpos específicos tras recibir una sola dosis de la vacuna», agrega.

La «respuesta humoral» con una sola dosis, es decir, la respuesta inmunológica específica de generación de anticuerpos contra la proteína que recubre el virus, fue observada más frecuentemente en menores de 60 años (96%) que en edades superiores a esta edad (89%).

Por otro lado, el estudio muestra que la aplicación de la primera dosis en individuos que habían cursado antes la enfermedad generó un nivel superior de anticuerpos en relación a las personas que no estuvieron expuestas al virus.

«Estos resultados indican que la infección previa genera memoria inmunológica y que la reactivación de las células de memoria frente a una dosis de vacuna da lugar a niveles de anticuerpos muy superiores a aquellos producidos en individuos que no registran infección previa», dijeron

«Asimismo no se detectó un aumento significativo en el título de anticuerpos al aplicar la segunda dosis en individuos previamente infectados, sugiriendo que esta población no recibiría un beneficio adicional al recibir una segunda dosis en los tiempos analizados», concluyeron.

El estudio continuará por medio de la evaluación de muestras que se obtendrán después de cuatro y seis meses de haberse aplicado la primera dosis, según se informó.

Las autoridades sanitarias de Eslovaquia recomendaron no administrar las dosis de la vacuna Sputnik-V contra el COVID-19 recibidas, indicando que la información recibida es errónea o está incompleta.

La agencia reguladora indicó a su vez que el lote es distinto al usado por la Agencia Europea de Medicamentos para determinar la autorización del inoculante. Rusia demandó que Bratislava devuelva el cargamento y acusó al ente de llevar a cabo “un acto de sabotaje”.

En un informe, el organismo regulador eslovaco arguyó que el material suministrado no era idéntico al descrito en la revista médica The Lancet, que confirmó una eficacia del 91,6 por ciento para la Sputnik V. El 8 de abril indicó que tampoco era idéntico al suministrado a la Agencia Europea de Medicamentos, actualmente evaluando la posibilidad de autorizar su aplicación en la Unión Europea. Eslovaquia recibió las vacunas el 1 de marzo, pero ha evitado comenzar a administrarlas ante las mencionadas discrepancias.

En consecuencia, Rusia conminó al gobierno eslovaco a que devuelva las dosis recibidas -actualmente 200.000- “para que se puedan usar en otros países” y alegando que Bratislava ha cometido “violaciones del contrato”.

En una carta remitida el 6 de abril, el Fondo Ruso de Inversión Directa consideró que hubo un “acto de sabotaje” por parte del regulador eslovaco, al que acusa de lanzar una “campaña de desinformación”, con “noticias falsas”.

“Todos los lotes de Sputnik V tienen la misma calidad y pasan un exhaustivo control de calidad en el Instituto Gamaleya. La calidad de Sputnik V ha sido confirmada por reguladores de 59 países”, señaló a su vez la cuenta oficial de la vacuna en Twitter.

Las autoridades rusas esperan que Eslovaquia “resuelva sus diferencias internas” y tenga en cuenta que “las vacunas deberían salvar vidas, no ser utilizadas en geopolítica y luchas internas”, agregó.

No obstante el incidente con Eslovaquia, y con varios reveses sufridos por la vacuna elaborada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca, Europa podría abrir sus puertas a la vacuna de origen ruso.

Esta semana, Alemania dijo que está dispuesta a dar el paso y negociar bilateralmente con Moscú la adquisición de la vacuna rusa Sputnik V, al margen del sistema de compras conjuntas diseñado por la Comisión Europea.

Berlín está dispuesto a comprar en solitario en el mercado ruso, siempre que la agencia europea apruebe la Sputnik V, basada al igual que el de AstraZeneca en el adenovirus y actualmente en fase de revisión en la EMA. El estado de Bavaria anunció recientemente la compra de 2,5 millones de dosis, condicionales a la aprobación de la EMA. Austria se encuentra enfrascado en negociaciones para adquirir un millón de dosis de manera individual, lo mismo que regiones autónomas de Italia y España. Francia también se ha mostrado dispuesta a aplicar el inoculante, siempre y cuando obtenga la aprobación del regulador.

La Sputnik-V cuya compra no está negociando Bruselas pero que Hungría ya administra por decisión propia, se encuentra en el mismo estado de análisis en la EMA que los fármacos de la alemana CureVac y de la estadounidense Novavax, que a diferencia de la vacuna rusa sí forman parte del el portafolio de vacunas preadquiridas por la Comisión.

La compra de dosis de la Sputnik-V por fuera del bloque supranacional generó una crisis política en Eslovaquia y derivó en la renuncia del primer ministro, Igor Matovič. El funcionario llegó a un acuerdo secreto para adquirir dos millones de dosis pese al enfático rechazo de buena parte de la coalición que lideraba. Ello catalizó la renuncia de seis ministros y, poco después, la del propio Matovič.

Fuente: Infobae

El estado de Baviera (Alemania) comprará 2,5 millones de dosis de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V si las autoridades europeas aprueban el uso de ese fármaco, ha anunciado este 7 de abril el primer ministro de este territorio germano, Markus Soder, informa Bild.

Tras una reunión con su gabinete, ese político ha manifestado que Baviera recibiría ese número de dosis «probablemente en julio, para aumentar las capacidades de vacunación adicionales».

Asimismo, Soder ha precisado que esta jornada firmará un contrato preliminar con una empresa biotecnológica ubicada en la ciudad bávara de Illertissen para asegurar la producción local de ese medicamento contra el covid-19.

Baviera es el estado federado más extenso de Alemania. Tiene alrededor de 13 millones de habitantes y desde que comenzó la pandemia mundial registró más de 513.000 contagios confirmados con el coronavirus y 13.387 muertes por covid-19, según los últimos datos del Instituto Robert Koch.

Por el momento, la Sputnik V está a la espera de su aprobación por parte de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que comenzó el procedimiento de revisión continua (‘rolling review’) del fármaco el 4 de marzo. Entre tanto, dos miembros de la UE, Hungría y Eslovaquia, autorizaron el uso de la vacuna rusa sin esperar por la aprobación del regulador europeo.

El Centro ruso de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya tiene preparada la documentación necesaria para que los representantes de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) evacúen las dudas sobre la vacuna Sputnik V, declaró este lunes el director de la entidad, Alexandr Guíntsburg.

«Siempre estamos listos, siempre estamos abiertos. Se preparó un paquete completo de documentos que pueden interesar a los expertos. Estarán presentes nuestros científicos, que se dedicaron tanto a la preparación de esos documentos como a su redacción directa, y estarán dispuestos a responder a todas las preguntas de los expertos», dijo Guíntsburg.

El ministro de Salud de Rusia, Mijaíl Murashko, anunció previamente que el 10 de abril a Rusia llegará un grupo de expertos de la EMA para monitorear los ensayos clínicos del fármaco ruso contra el coronavirus, informó el portal ruso de información Sputnik.

El director del centro Gamaleya precisó que el personal del centro ya habló en varias ocasiones con expertos de otros países, a quienes respondió a sus preguntas.

Guíntsburg aseguró que su centro puede garantizar que desde el punto de vista de la ciencia «todo estará bien».

La vacuna rusa Sputnik V, desarrollada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya con la financiación del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés) y aprobada en Rusia el 11 de agosto de 2020, se convirtió en la primera vacuna anticovid registrada en el mundo.

El fármaco, ya aprobado en 59 países con una población total de más de 1.500 millones de personas, consta de dos dosis aplicadas con un intervalo de 21 días: la primera se basa en el adenovirus humano tipo 26 y la segunda, en el adenovirus humano recombinante del tipo 5.

A principios de febrero, la prestigiosa revista científica británica The Lancet publicó los resultados del ensayo clínico de fase III de la vacuna Sputnik V, que confirman una seguridad y efectividad del 91,6 por ciento.