Tag

Boca Juniors

Browsing

Boca Juniors recibirá mañana, martes 27 de abril, a un Santos de Brasil en crisis deportiva y un estado de confusión ideal para vengar la eliminación en las semifinales de la Copa Libertadores 2020, ocurrida en enero pasado.

El partido de este martes, correspondiente a la segunda fecha del Grupo C, tendrá lugar desde las 21.30 en La Bombonera, con el arbitraje del venezolano Jesús Valenzuela y transmisión de ESPN.

A poco más de 24 horas para el juego, el argentino Ariel Holan renunció a la dirección técnica de Santos, pero pidió despedirse mañana en La Boca, algo que finalmente no fue concedido por la directiva del club.

El presente de Boca es mucho más calmo, aún con las dificultades por bajas de lesiones, suspensiones y Covid-19.

El equipo de Miguel Ángel Russo comenzó con el pie derecho su participación en la Libertadores 2021 (1-0 ante The Strongest de Bolivia en la altura de La Paz) y luego venció a Huracán (2-0) para encaminar su clasificación a los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional.

La formación para reencontrarse con Santos, se presume, tendrá un cambio confirmado en relación a la utilizada en el Palacio Tomás Adolfo Ducó de Parque de los Patricios: Emmanuel Mas por el colombiano Frank Fabra -suspendido- en el sector izquierdo de la defensa.

Además, sobre el lado opuesto de la última línea, podría reaparecer Nicolás Capaldo por Julio Buffarini.

El mediocampo «xeneize» continuará revitalizado por la presencia de los jóvenes de divisiones inferiores (Cristian Medina, Alan Varela y Agustín Almendra) y en ataque, junto a Carlos Tevez, continuará Franco Soldano, goleador en las últimas dos fechas de la Copa LPF.

El delantero Cristian Pavón, que participó unos minutos del partido con Huracán, fue convocado por primera vez para un compromiso internacional desde su regreso al club a principios de año.

= Probables formaciones =

Boca Juniors: Agustín Rossi; Nicolás Capaldo o Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz y Emmanuel Mas; Cristian Medina, Alan Varela, Agustín Almendra y Sebastián Villa; Carlos Tevez y Franco Soldano. DT: Miguel Ángel Russo.

Santos (Brasil): Joao Paulo; Pará, Kaiky, Luan Peres y Felipe Jonatan; Madson, Alison y Gabriel Pirani; Marinho, Marcos Leonardo y Kaio Jorge o Lucas Braga. DT: Marcelo Fernandes.

Árbitro: Jesús Valenzuela.

Estadio: Boca Juniors.

Hora de inicio: 21:30.

TV: ESPN.

Fuente: Superdepor

El equipo cordobés abrió el marcador con un gol de Carlos Auzqui a los 13 minutos del primer tiempo, pero Santos Rosadilla en contra igualó para Boca a los 37 del segundo tiempo. En tiempo de descuento y cuando todo parecía cerrado, Valoyes definió el triunfo de Talleres.

Boca Juniors perdió ayer por la noche 2 a 1 ante Talleres, de Córdoba, en la Bombonera, cerrando el segmento dominical de la sexta fecha de la Copa de la Liga Profesional, y con esta igualdad sigue afuera del lote de cuatro clasificados a la fase final del Grupo 2 de la Copa de la Liga Profesional.

Los cordobeses sorprendieron a Boca con un planteo de juego vertical que complicó seriamente a la última línea local, al punto que a los 13 minutos ya los dirigidos por el uruguayo Alexander Medina estaban en ventaja por una conquista del ex River Plate, Carlos Auzqui.

Pero lejos de arredrarse, los visitantes siguieron atacando en busca de ampliar la ventaja, y con ello siguieron complicando a la defensa «xeneize», especialmente con Diego Valoyes tirado a la espalda de su compatriota, el colombiano Frank Fabra, que al adelantarse exigía un esfuerzo doble de Carlos Izquierdoz, lo que generó que el ex-Lanús fuera prematuramente amonestado.

Esto provocó el enojo de Izquierdoz para con Fabra, primero con gritos desaforados y luego intentando directamente golpearlo dentro del campo de juego, lo que provocó que el colombiano se lo sacara de encima con un manotazo en medio del partido.

Es que la última línea local también padecía por la falta de contención en mitad de cancha, donde el reaparecido Agustín Almendra, que no era titular desde el 10 de noviembre de 2019 con Gustavo Alfaro como entrenador en un 0-0 con Vélez y había sido el primer jugador del plantel en padecer coronavirus en agosto pasado, luego del cual le había comunicado al técnico Miguel Russo que no quería jugar más en Boca pero después se arrepintió, volvió a actuar desde el principio desde el principio y se lo notó falto de fútbol,

Por todo esto fue que el final del primer tiempo con victoria de la «T» era un verdadero acto de justicia futbolística, que castigaba al híbrido y premiaba al que sabía a qué jugaba.

La misma tesitura de juego se mantuvo en la segunda etapa, donde Boca hacía con su juego que la goleada a Vélez Sarsfield de una semana atrás se pareciera mucho a un oasis en el desierto, porque esta noche de nuevo cualquier intención por hacer algo futbolísticamente coherente se le volvía inasible como la arena entre los dedos.

Del error de Esteban Andrada en un saque de arco para el primer gol «tallarín» al empate absolutamente casual conseguido por Boca tras un tiro de esquina de Mauro Zárate que el ingresado uruguayo Michael Santos peinó para descolocar al arquero Guido Herrera pasaron 70 minutos, en los cuales Talleres siempre fue demostrando su superioridad.

Pero la justicia no se quiso ir de la cancha de Boca antes que poner otra vez su firma y cuando no quedaba casi nada, en el tercer minuto de descuento, otra jugada que contó con la participación de Joel Soñora, autor del tanto de la victoria en el 1-0 de la última vez que Talleres visitó la Bombonera para sacarle el invicto al equipo de Miguel Russo, terminó en el gol de la victoria cordobesa convertido por el mencionado Valoyes.

Soñora, como Mateo Retegui, Franco Fragapane y Francis Mac Allister, todos ex Boca Juniors presentes en el partido de hoy, en el que Talleres volvió a quitarle el invicto en esta Copa de la Liga Profesional a los «xeneizes», que además no pudieron ganar nunca en este 2021 en su cancha, con cuatro empates más la derrota de hoy.

Y de esta manera Boca sigue sexto en las posiciones, se mantiene fuera de los cuatro que se clasifican a la fase final, y Talleres, que se encuentra en una condición parecida, hoy se puso a una unidad de los auriazules, con la desventaja de tener ese punto menos, pero la ventaja de saber a qué juega.

– Síntesis –

Boca Juniors: Esteban Andrada; Nicolás Capaldo, Lisandro López, Carlos Izquierdoz y Frank Fabra; Jorman Campuzano, Cristian Medina, Agustín Almendra y Gonzalo Maroni; Carlos Tevez y Sebastián Villa. DT: Miguel Ángel Russo.

Talleres (C): Guido Herrera; Augusto Schott, Nahuel Tenaglia, Piero Hincapié y Enzo Díaz; Federico Navarro, Juan Méndez, Carlos Auzqui y Franco Fragapane; Diego Valoyes y Mateo Retegui. DT: Alexander Medina.

Gol en el primer tiempo: 13m. Auzqui (B).

Goles en el segundo tiempo: 37m. Santos (T), en contra y 45+3m. Valoyes (T).

Cambio en el tiempo tiempo: 35m. Ángelo Martino por Díaz (T).

Cambios en el segundo tiempo: Al comenzar Julio Buffarini por Campuzano (B) y Franco Soldano por Almendra (B), 12m. Marcos Rojo por Izquierdoz (B) y Mauro Zárate por Maroni (B), 18m. Michael Santos por Retegui (T), 33m. Guilherme Parede por Auzqui (T), Francis MacAllister por Mendez (T) y Joel Soñora por Fragapane (T).

Amonestados: Izquierdoz, Capaldo y López (B). Schott, Martino y Soñora (T).

Cancha: Boca Juniors.

Árbitro: Fernando Rapallini.

El objetivo, además de hacerle estudios, es tenerlo controlado por su condición de paciente de riesgo por su edad (72 años) y su comorbilidad (diabetes).

El presidente de Boca Juniors, Jorge Amor Ameal, diagnosticado de coronavirus positivo la semana pasada, fue internado este lunes preventivamente en un sanatorio porteño.

Voceros del dirigente le informaron a Télam que la decisión médica fue «para hacerle estudios y tenerlo controlado» debido a su condición de paciente de riesgo por edad (72 años) y comorbilidad (diabetes).

Boca informó el pasado viernes que su presidente dio Covid-19 positivo después de una reunión que días atrás había mantenido con otros dos dirigentes del club a los que previamente les diagnosticaron el virus.

Desde entonces, el máximo dirigente «xeneize» permaneció aislado en su casa, en buen estado de salud.

Anoche, después de la histórica goleada ante Vélez (7-1) en Liniers, Ameal escribió en Twitter: «Una goleada histórica para dibujarle una sonrisa a todos los hinchas de Boca para arrancar la semana. Apareció el fútbol y los goles. Este es el camino. Allá vamos… Gracias a todos por el cariño y la preocupación».

Su último posteo en esa red social fue este lunes a las 10 aproximadamente cuando retuiteó un mensaje institucional por el Día Internacional de la Mujer.

El presidente de Boca Juniors, Jorge Amor Ameal, diagnosticado de coronavirus positivo la semana pasada, fue internado este lunes preventivamente en un sanatorio porteño.

Voceros del dirigente le informaron a Télam que la decisión médica fue «para hacerle estudios y tenerlo controlado» debido a su condición de paciente de riesgo por edad (72 años) y comorbilidad (diabetes).

Boca informó el pasado viernes que su presidente dio Covid-19 positivo después de una reunión que días atrás había mantenido con otros dos dirigentes del club a los que previamente les diagnosticaron el virus.

Desde entonces, el máximo dirigente «xeneize» permaneció aislado en su casa, en buen estado de salud.

Anoche, después de la histórica goleada ante Vélez (7-1) en Liniers, Ameal escribió en Twitter: «Una goleada histórica para dibujarle una sonrisa a todos los hinchas de Boca para arrancar la semana. Apareció el fútbol y los goles. Este es el camino. Allá vamos… Gracias a todos por el cariño y la preocupación».

Su último posteo en esa red social fue este lunes a las 10 aproximadamente cuando retuiteó un mensaje institucional por el Día Internacional de la Mujer.

Claypole comenzó poniéndose en ventaja y el Xeneize lo empató a través de Sebastián Villa en el primer tiempo. En la segunda parte, Gonzalo Maroni selló el 2 a 1 definitivo, que le permite al equipo de Russo pasar a la siguiente ronda del certamen.

Boca Juniors se clasificó esta noche a los 16avos. de final de la Copa Argentina tras vencer por 2 a 1 a Claypole, el flamante campeón de la Primera D que hizo historia pese a perder, ya que lo dominó ampliamente durante la primera media hora, cuando ganaba y desnudaba todas las falencias del conjunto dirigido por Miguel Ángel Russo, que no dispuso de todos sus titulares, y casi lo empata en la última jugada del partido.

La media hora inicial del partido se transformó en una ilusión palpable para Claypole, que no solamente le ganaba a Boca, sino que además lo hacía con justicia, dominando a su rival que hasta el 16 de enero, cuando volvió a Primera C, lo aventajaba por cuatro categorías, además de lo que obviamente representa el club de la Ribera con sus impardables pergaminos.

La potencia física de los jugadores del conjunto «albinegro», acostumbrado a la liza de combate en canchas poceadas y peladas, donde poner la pierna con fuerza y algo más es lo más natural del mundo, hacía que ganaran en todas las pelotas divididas ante la mayor «delicadeza» de los «xeneizes».

Después, el resto lo hacían el entusiasmo y la motivación extrema del conjunto del sudeste del Gran Buenos Aires, que tenía a su hinchada alentándolo desde el exterior del estadio de Lanús, y cuyos cánticos se escuchaban nítidamente dentro del mismo.

Las camisetas con los nombres de sus hinchas que después se las llevarán de recuerdo parecían más que las auriazules por momentos, cuando sus entusiastas ocupantes redoblaban marcas y se lanzaban al ataque con una fiereza cuya mayor prueba fue justamente el gol.

Es que antes de ese tanto convertido por el lateral derecho Leonel Landaburu de zurda, hubo un rebote de un cabezazo en el travesaño y otro que dio el retornado arquero Javier García tras otro frentazo abajo que no alcanzó a retener.

Hasta ahí, todo había sido de Claypole, pero era lógico que la mayor jerarquía boquense apareciera en algún momento, y por eso no extrañó que apenas cinco minutos más tarde Sebastián Villa empezara a desarrollar toda su velocidad con pelota y con un derechazo alto consiguiera la igualdad.

En los 10 minutos posteriores hasta el descanso Villa se volvió incontenible para el autor del gol, su marcador Landaburu, al punto que el técnico Roque Drago terminó reemplazándolo en el entretiempo.

Esta fue la segunda variante de Claypole, cuyos jugadores recién van a firmar contratos profesionales ahora que subieron de categoría. La primera se había producido antes del cuarto de hora cuando Nicolás Capaldo golpeó con dureza a Lucas Carballo y lo terminó sacando lesionado del campo de juego. El árbitro Leandro Rey Hilfer ni siquiera amonestó al volante devenido lateral derecho «xeneize».

El segundo tiempo
El segundo período ya no fue igual al primero, porque la hegemonía del balón fue de Boca, aunque como todo equipo dirigido por Miguel Russo, esa no es una opción que le apetece, porque no sabe muy bien que hacer con ella, algo que también es moneda corriente en sus últimas presentaciones en la Liga Profesional.

Por ello fue que los minutos pasaban y salvo algún pincelazo de la innegable calidad que posee el colombiano Edwin Cardona, o las mencionadas incursiones de su compatriota Villa, el conjunto auriazul carecía del fútbol necesario como para imponer condiciones , ya que solamente con la camiseta no le alcanzaba.

Y esa cuota de fútbol, si bien en cuentagotas, la tenía sentada Russo en el banco de suplentes y se llamaba Gonzalo Maroni, que ingresó promediando la etapa final y con una cuota de inspiración y otra de fortuna, le terminó por dar la victoria a Boca apenas superada la media hora.¨

Previamente Juan Cruz Iglesias, el jugador de 23 años más talentoso de Claypole, que vivió dos meses entrenando en La Masía de Barcelona, de España, volvió a tener un mano a mano como en el primer tiempo que volvió a ganar Javier García, en su regreso al arco boquense después de diez años.

Esa acción desnudó también los problemas que tiene Boca en el retroceso, tanto de sus volantes como de sus defensores.

Y Russo, que no puede ir contra su naturaleza, decidió en los últimos minutos, ante el campeón de Primera D, sacar al centrodelantero Luis Vázquez para poner en su lugar al volante defensivo Jorman Campuzano, lo que desató la rechifla del grupo de hinchas de Claypole que estaba instalado en las plateas de la Fortaleza granate, con los clásicos cánticos para aquellos equipos, y entrenadores, que especulan con ese tipo de variantes.

Y así, con Boca tratando de hacer correr los minutos, haciendo tiempo en algunos casos para seguir provocando cuestionamientos desde la platea, y Claypole buscando con sus armas el empate, que pudo llegar en la última jugada con otra buena acción individual de Iglesias, que volvió a sacar a pasear a Capaldo, pero el ingresado Pedro Mune no alcanzó a conectar sobre la línea y el «xeneize» fue el que pasó a 16avos. de final.

Ahora, en la próxima instancia Boca jugará frente a Defensores de Belgrano, mientras que Claypole debutará el lunes próximo en la Primera C enfrentando a Argentino de Merlo.

Boca Juniors enfrentará este miércoles a Claypole, uno de los equipos ascendidos este año a la Primera C, en su estreno en la Copa Argentina, en donde intentará despejar las dudas del irregular comienzo en la Copa de la Liga Profesional de Fútbol (LPF).

El partido, correspondiente a los 32avos. de final, se jugará en el estadio de Lanús, con arbitraje de Leandro Rey Hilfer y transmisión de TyC Sports.

El ganador ya tiene rival confirmado en los 16avos de final y será Defensores de Belgrano, que eliminó a Almirante Brown.
Boca debutará en el torneo que conquistó en las ediciones 1969, 2012 y 2015, más de un año después del sorteo que determinó este histórico cruce con Claypole, postergado por la pandemia de coronavirus.

El equipo de Miguel Ángel Russo, actual campeón de la Copa Diego Maradona, tuvo un inicio irregular en la Copa de la Liga e intentará despejar las dudas futbolísticas.

El ajustado triunfo en Rosario contra Newell’s (1-0) en la segunda fecha no alcanzó para tapar los decepcionantes empates en la Bombonera contra Gimnasia y Esgrima La Plata (2-2) y el último ante Sarmiento, uno de los ascendidos, por 1-1.

Los problemas futbolísticos del equipo se suman a la infinidad de rumores que alteran la tranquilidad del día a día del club de la Ribera, que parece sentir todavía la herida de la eliminación en la semifinal de la Copa Libertadores de América.

Además, el plantel sufrió importantes contratiempos en los últimos días, con la ausencia por duelo del capitán Carlos Tevez, y las lesiones de Eduardo Salvio y Carlos Izquierdoz.

El «Apache» ya se reincorporó a los entrenamientos pero recién podría reaparecer el próximo domingo, en el partido contra Vélez Sarsfield, líder del grupo B, en Liniers, que será la antesala del Superclásico ante River Plate, programado para el 14 de marzo en la Bombonera.

«Toto» Salvio se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierdo y estará un largo tiempo inactivo, mientras que «Cali» Izquierdoz será evaluado día a día de la lesión que padece en una costilla.

Para este compromiso, Russo aplicará la rotación y le dará minutos a algunos jugadores que son habituales suplentes.

Los juveniles Exequiel Zeballos, Alan Varela, Agustín Obando y el delantero Luis Vázquez, quien debutaría desde el inicio en dupla con el postergado Franco Soldano, serán de la partida.

El arquero Javier García sería el titular, para darle descanso a Esteban Andrada, en lo que será su primer partido desde que regresó al club, en el anterior mercado de pases.

El presente de Claypole es distinto ya que el club vive uno de sus mejores etapas con el reciente ascenso a la Primera C, luego de 23 años en la última categoría, la Primera D.

El pasado 16 de enero, el «Tambero» venció a Liniers por 1-0 y obtuvo el ascenso de manera invicta. El club coronó con el título un ciclo de reconstrucción que comenzó en 2018, junto con una empresa gerenciadora, poco después de quedar al borde de la desafiliación.

Desde ese momento, el equipo es dirigido por Roque Drago, quien también quedará en la historia del club por haber firmado el primer contrato profesional en 97 años de existencia.

Luego, la dirigencia encabezada por Javier Gómez también anunció, el pasado 24 de febrero, los contratos para los 27 futbolistas del plantel.

A pesar de la reciente profesionalización, muchos de los jugadores tienen otro ingreso económico como el arquero Tiago Libares, quien estudia el profesorado de inglés y brinda clases particulares.

El sueño de Claypole no terminará este miércoles ya que el fin de semana iniciará su participación en la Primera C (contra Argentino de Merlo, como visitante) pero aprovechará al máximo el histórico encuentro contra el «Xeneize».

El club lanzó una edición especial de la camiseta con publicidad distinta para cada puesto (los arqueros exhibirán una marca, los defensores otra y así también los mediocampistas y los delanteros) y hasta el cuerpo técnico lucirá un sponsor en su vestimenta.

Además, una reconocida marca deportiva proveerá a todo el plantel de botines exclusivos para el partido.

Desde el pasado jueves, a Andrés Felipe Román se le derrumbaron todos los sueños que hasta los 25 años había logrado con su profesión de futbolista y en solo instantes todo se diluyó, tras hacerse los exámenes médicos para firmar como nuevo jugador de Boca Juniors.

Una miocardiopatía hipertrófica,  además de impedirle firmar con el club argentino, también lo sacaría de su actividad de alto rendimiento debido a que esta enfermedad es la mayor causante de muertes súbitas en los atletas menores de 35 años.

A pesar de que se ha generado alguna esperanza y expectativa la gran mayoría de doctores que saben del tema hablan de que, de confirmarse este parte médico, es imposible, o al menos no se recomienda, que juegue fútbol ya que estaría en riesgo su vida.

Con este pesar y los sueños destruidos, Andrés Román ya emprendió vuelo a Colombia para realizarse más exámenes exhaustivos, los cuales determinarán los pasos a seguir en su vida y con la esperanza de que haya un tratamiento efectivo y poder seguir jugando fútbol.

Román llegó al aeropuerto de Ezeiza, en Buenos Aires, con sus maletas casi tal cual las llevó y con una desoladora imagen se despidió de su sueño en Argentina y ahora Millonarios y su familia lo arroparán para cualquier decisión que se tenga que tomar en un futuro.

Fuente: Bolavip

El delantero dijo hoy que su intención es continuar en el Xeneize en la próxima temporada y se defendió de los cuestionamientos por su falta de gol en su estadía en el club, al tiempo que se diferenció de Ramón «Wanchope» Ábila al afirmar que tienen «características totalmente distintas».

En diálogo con el programa «¿Cómo te va Benedetto?», que conduce Marcelo Benedetto por radio AM 550, Soldano manifestó: «Jugué casi 50 partidos en Boca, por lo que en algo funcional al equipo le fui, no solamente fue correr. En cuanto a mis números, tuve un solo campeonato que fui goleador en Unión, pero siempre jugué igual y nunca fue mi punto principal el gol».

En ese sentido, detalló: «Tuve cuatro situaciones claras que erré, que fueron errores míos de definición. Soy muy autocrítico en esas cosas, pero no considero que haya fallado muchos goles en nivel de las chances que tuve».

Además, el ex atacante del «Tatengue», que convirtió tres tantos en el conjunto de la Ribera, insistió: «Boca en mí no fue a buscar un goleador, porque ya lo tiene y es Wanchope. Yo tengo características totalmente distintas, con Wancho podríamos jugar juntos porque hacemos un trabajo totalmente diferente. Las comparaciones por momentos me parecen injustas».

«La inteligencia del jugador en todos los puestos del campo no es valorada, la características son totalmente distintas y eso me pasa con el resto de los delanteros de Boca. Puedo jugar con Carlitos (Carlos Tevez), Mauro (Zárate) o Wanchope», continuó el futbolista.

En la misma línea, dijo: «Tengo ganas de seguir en Boca, siempre quiero ir por más, luchando hasta que se pueda en el club y dando lo mejor. No fue un año perfecto, porque no cerramos el objetivo principal que teníamos, pero sí fue bueno».

«Obtuvimos dos títulos a nivel local y llegamos a estar dentro de los cuatro mejores en el torneo internacional más difícil del continente. En frío uno lo analiza mejor y el balance es positivo, más allá de la eliminación con Santos», cerró Soldano.

Boca Juniors, aún conmovido por el fallecimiento de Diego Armando Maradona que generó consternación en el club y en el ambiente del fútbol a nivel mundial, recibirá este domingo a otro equipo que disfrutó del astro, Newell’s Old Boys, en un partido signado por el recuerdo hacia el «10» que dará continuidad a la quinta fecha del torneo doméstico.

El encuentro, válido por la quinta fecha de la Zona 4 del torneo renombrado Copa Diego Armando Maradona, se jugará a partir de las 19:20 en La Bombonera, con el arbitraje de Fernando Espinoza y televisación de la señal Fox Sports Premium.

El grupo tiene como líder a Talleres de Córdoba con 8 puntos, luego se ubica Boca con 6 y cierran Lanús y Newell’s con 4 unidades.

El encuentro tendrá una alta carga emotiva por el recuerdo de Maradona, fallecido de forma repentina el miércoles último a menos de un mes de haber cumplido 60 años, aunque al ser a puertas cerradas por la pandemia de coronavirus faltará el calor de los hinchas que rindieron culto al astro en vida y durante el último tiempo lo ovacionaron en cada estadio que pisó como DT de Gimnasia y Esgrima La Plata.

La última vez de Diego en su amada Bombonera fue el 7 de marzo último, en ocasión del partido que Boca le ganó a Gimnasia por 1-0 para consagrarse campeón de la Superliga, con un gol anotado por uno de los jugadores más cercanos al «10», Carlos Tevez, quien no estará este domingo afectado anímicamente por la desaparición del astro y también porque el DT Miguel Angel Russo lo preservará para la Copa Libertadores.

Boca se medirá el miércoles próximo con Internacional de Porto Alegre, en tierra brasileña, en un partido de octavos de final que debió jugarse el mismo día de la muerte de Maradona pero que fue pospuesto por la Conmebol.

En ese contexto, Boca regresó desde Brasil, practicó en un ambiente signado por la tristeza y saldrá a jugar su compromiso ante los rosarinos con algunos titulares y otros que serán preservados, tales los casos del mencionado Tevez, Eduardo Salvio, Lisandro López y el colombiano Jorman Campuzano.

En la formación que diagramó Russo estarán el arquero Esteban Andrada, Julio Buffarini, Carlos Izquierdoz, Frank Fabra, habituales titulares, más algunos que tendrán su oportunidad como Diego González y Mauro Zárate.

Su rival, Newell’s, que disfrutó de Maradona durante un breve lapso de su carrera (jugó cinco partidos en el club en 1993), es consciente de la importancia del encuentro ante Boca para mantener sus chances de avanzar a la Zona Campeonato y por esa razón el entrenador Frank Kudelka pondrá lo mejor disponible, con tres variantes y una duda en relación a la formación que igualó con Talleres (1-1) en la fecha pasada.

Los que ingresarán serán Angelo Gabrielli, Santiago Gentiletti y Julián Fernández, y saldrán Facundo Nadalín, Manuel Guanini y Francisco González, mientras que si Mariano Bíttolo no se recupera de un esguince de tobillo dejará su lugar a Brian Calderara.

En el primer partido del grupo jugado en Rosario, Boca se impuso por 2-0 con los goles de Tevez y Lisandro López, quienes no estarán este domingo.

Luego de un velatorio íntimo que incluyó a familiares y amigos, comenzó pasadas las 6 de este jueves la despedida pública de Diego Maradona, quien murió este miércoles a los 60 años. Mientras una multitud espera su turno para despedir al Diez en la Casa Rosada, durante la madrugada fue el turno de sus seres queridos, que incluyó a referentes activos y retirados del fútbol como los campeones del Mundial de México.

Por pedido de la familia Maradona, el velatorio público de Diego se extenderá hasta las 19 de este jueves, luego de que se solicitara una extensión del horario (previamente se había anunciado hasta las 16). El ingreso se realiza por Avenida de Mayo y 9 de Julio, entrando a la Casa Rosada por Balcarce 50.

Los restos de Maradona arribaron a la 1:08 a la Casa Rosada en un ataúd presidencial. Allí esperaban su exesposa Claudia Villafañe con sus hijas Dalma y Giannina para darle la despedida. El cuerpo había salido 0.46 de la casa velatoria Tres Arroyos, de La Paternal tras haber sido trasladado desde la morgue judicial de San Fernando.

Sobre la Plaza de Mayo, la barra brava de Boca Juniors, «La 12», y cientos de fanáticos se concentraron desde la noche del miércoles para despedir al excapitán y director técnico del seleccionado argentino.

Maradona, de 60 años, falleció este miércoles en horas del mediodía por una descompensación cardíaca que sufrió en una casa del barrio San Andrés, de la localidad bonaerense de Tigre.

En ese lugar, el astro permanecía con asistencia médica desde el pasado miércoles 11, después de someterse a una operación por un hematoma subdural en su cabeza, el martes 3 del corriente mes, en la Clínica Olivos.

Según informaron a Télam fuentes judiciales, la autopsia determinó que la causa de su muerte fue un «edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada».