Tag

Bolivia

Browsing

El presidente de Bolivia, Luis Arce, envió este sábado sus condolencias a su homónimo argentino, Alberto Fernández, por el fallecimiento del ministro de Transportes de ese país, Mario Meoni.

«Enviamos nuestras condolencias al hermano Alberto Fernández y al pueblo de Argentina por el fallecimiento de su ministro de Transporte, Mario Meoni», escribió Arce a través de su cuenta de Twitter.

«Lamentamos la pérdida de un ser humano ejemplar ¡Mucha fuerza!», finalizó el mensaje del mandatario boliviano.

De la misma manera, el expresidente Evo Morales también expresó sus condolencias al mandatario argentino.

«Nuestras condolencias al hermano presidente Alberto Fernández, a la familia del ministro y al pueblo argentino por tan irreparable pérdida», escribió.

El expresidente boliviano vivió por casi 11 meses en Argentina tras las elecciones anuladas de 2019, desde donde dirigió la campaña del Movimiento al Socialismo (MAS) con la que Luis Arce ganó la Presidencia en octubre pasado.

Los lazos entre Argentina y Bolivia vienen desde los Gobiernos de Evo Morales (2006-2019) y Néstor Kirchner (2003-2007) y su esposa y viuda Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) ahora reeditan esa alianza con Alberto Fernández y Luis Arce.

El ministro de Transporte de Argentina falleció el pasado viernes en un accidente de tráfico que se produjo en el kilómetro 112 a la altura de la ciudad de San Andrés de Giles, que iba hacia Junín.

Meoni, de 56 años, conducía su automóvil solo cuando se produjo el accidente.

Sus restos están siendo velados y serán sepultados este sábado en la ciudad argentina de Junín en la que estará presente el mandatario argentino.

«Con él perdemos a un político cabal, incansable y honesto. Un funcionario ejemplar.Con sincero pesar acompaño a quienes como yo lo han querido y respetado», escribió Fernández en su cuenta de Twitter.

Meoni también fue diputado en la provincia de Buenos Aires y director del Banco de la Provincia de Buenos Aires, era titular de la cartera de Transporte desde que llegó a la Presidencia Alberto Fernández, en diciembre de 2019.

Fuente: EFE

El encuentro se jugará este miércoles a partir de las 19 en el estadio Hernando Siles, de La Paz, ubicada a 3.640 metros de altura sobre el nivel del mar, será arbitrado por el colombiano John Ospina y televisado por la señal ESPN.

El encuentro es válido por el Grupo C que completan Santos, de Brasil, y Barcelona, de Ecuador, que se medirán esta noche a partir de las 19.15.

El equipo «Xeneize» conquistó la última de sus seis Libertadores en 2007, con una formación dirigida también por Miguel Ángel Russo y en la que brillaba Juan Román Riquelme, muy bien acompañado por Martín Palermo, Ever Banega, Rodrigo Palacio, Sebastián Battaglia y Daniel «Cata» Díaz, entre otros.

Pasó mucho tiempo, demasiado, al punto de que en Boca se festeja con mesura cada título local porque la gran obsesión es ganar la Copa, y en la pasada edición estuvo cerca, puesto que llegó hasta las semifinales y cayó ante el Santos.

Boca es consciente de que los brasileños, que perdieron la final a parido único con el Palmeiras, serán el rival a vencer en la zona, aunque también genera respeto el Barcelona y The Strongest intimida con la altura, un factor que siempre les impidió a los argentinos competir de igual a igual.

De todas maneras, la intención de Boca es debutar con un buen resultado y por esa razón pondrá en La Paz el mejor equipo disponible, algo que no será posible debido a numerosas bajas.

En ese sentido, el capitán Carlos Tevez, en una decisión técnica para preservarlo a sus 37 años, el colombiano Frank Fabra, suspendido por tres fechas tras haber sido expulsado en la semifinal ante Santos, y el lesionado Mauro Zárate, se acumulan entre las bajas junto a los contagiados de coronavirus.

Los impedidos de jugar por los contagios serán el peruano Carlos Zambrano, los colombianos Edwin Cardona y Jorman Campuzano, Marcos Rojo y a último momento se sumó el arquero Esteban Andrada, debido a un contacto estrecho.

El que estará en condiciones de reaparecer es el promisorio juvenil Nicolás Capaldo, quien superó el coronavirus y estará a disposición de Russo, aunque probablemente comenzará el partido entre los suplentes debido a la gran producción del mediocampo «made in Boca» del sábado pasado en la Copa de Liga, integrado por Agustín Almendra, Alan Varela y Cristian Medina.

Las dudas de Russo para confirmar el once inicial pasan por Almendra o Capaldo, mientras que está definido en el ataque dos rápidos como el colombiano Sebastián Villa y el juvenil Agustín Obando, y un delantero de área como Franco Soldano, aunque siempre baja a colaborar con el mediocampo.

El plantel de Boca se instaló vía vuelo chárter en Santa Cruz de la Sierra, donde entrenará en el estadio de oriente Petrolero, luego pasará la noche previa al partido en esa ciudad y viajará mañana antes del mediodía a La Paz, para mitigar los efectos de la altura.

El regreso será apenas finalizado el encuentro, para preparar el partido del sábado ante Huracán por la undécima fecha de la Zona B de la Copa Liga Profesional.

Boca intentará traerse en buen resultado de Bolivia ya que luego de ese partido y el que jugará ante Huracán, volverá a competir rápido por la Libertadores, el martes próximo como local del Santos, a piori el rival a vencer en la zona.

El rival de Boca, The Strongest, participa en una Libertadores por 27ma. ocasión y su objetivo es competir de igual a igual, sobre todo cuando juega en La Paz, beneficiado por el tema de la altura, algo que todos los rivales sienten, en mayor o menor medida.

El «Tigre» boliviano sufrió hace 10 días la lesión de su principal figura, el atacante brasileño Rafinha, quien tuvo un esguince en el ligamento colateral de la rodilla izquierda y estará bastante tiempo inactivo.

En su lugar es probable que el entrenador Alberto Illanes incluya ante Boca al también brasileño Willie Barbosa, aunque los dirigentes del club le prometieron incorporar a un delantero para que el equipo no pierda nivel y seguramente lo harán si superan la fase de grupos, o bien si quedan terceros y acceden a la Sudamericana.

Boca y The Strongest se enfrentaron en cuatro ocasiones, con tres victorias «Xeneizes» y una de los bolivianos.

La primera vez que se enfrentaron fue en febrero de 1965 y la última en agosto de 1982, hace casi 39 años, con triunfo de Boca en «La Bombonera» por 1-0 con un gol anotado por Jorge «Gallego» Vázquez, en un equipo que dirigía Carmelo Faraone y tenía como figuras salientes a Miguel Ángel Brindisi, Roberto Mouzo y Oscar Ruggeri.

El mandatario de Bolivia, Luis Arce, y el exgobernante Evo Morales advirtieron este sábado que no permitirán que haya otro «golpe de Estado» en el país, en alusión a la crisis de 2019 que derivó en la renuncia del también líder cocalero a la Presidencia.

Arce y Morales se refirieron al tema en una multitudinaria concentración organizada por el gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) en la región central de Cochabamba, a la que asistieron sindicalistas, obreros, campesinos, indígenas y funcionarios estatales, entre otros.

El gobierno de Bolivia propuso este martes la liberación mundial de las patentes de vacunas y medicamentos contra el coronavirus como vía para que “la humanidad se libere de la pandemia”, informó la prensa local e internacional.

“Si realmente queremos que la humanidad se libere de la pandemia, hay que liberar las patentes de las vacunas”, afirmó el canciller, Rogelio Mayta, en una reunión con el cuerpo de embajadores acreditados en La Paz.

El funcionario subrayó que “todas las farmacéuticas tienen que fabricar vacunas de una vez” porque “esa es la solución de verdad” para contener el avance de la Covid-19, según la agencia de noticias rusa Sputnik.

“Si continuamos con este patrón de restricciones a la producción y acceso desigual, la humanidad se dirige a la profundización de las desigualdades internacionales, dejando a gran parte del mundo sin acceso a vacunas”, agregó Mayta.

Además de proponer que los laboratorios pongan bajo dominio público sus patentes de diagnósticos, medicamentos y vacunas, el canciller pidió a los países desarrollados que los distribuyan equitativamente, “no como una concesión piadosa sino como un instrumento mínimo y racional de autoprotección”.

Por otra parte, Mayta anunció que, ante la escasez de vacunas, el gobierno de Bolivia estaba negociando con empresas farmacéuticas de Cuba y China para adquirir dosis.

“Estamos abriéndonos en un abanico de posibilidades con otros proveedores de vacunas, para que se tengan las suficientes para mantener nuestro plan de vacunación”, dijo.

Para ello, la administración del presidente Luis Arce estaba “estableciendo conversaciones con otras farmacéuticas adicionales, como Cuba, porque vienen desarrollando cinco vacunas, dos de ellas en tercera fase, y otras de China”, detalló el jefe de la diplomacia boliviana, según el diario paceño Página Siete.

Asimismo, el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, advirtió que “la cancillería está analizando” la situación de los incumplimientos de contratos de provisión de vacunas y sostuvo que “hay que acudir donde corresponda, si es arbitraje, así debe ser”.

Fuente: Telam

El presidente de Bolivia, Luis Arce, instó este sábado a las naciones del mundo a comprar las vacunas necesarias para combatir la pandemia de la Covid-19 en sus respectivos territorios para evitar el acaparamiento de las dosis.

«Instamos a transparentar esas compras con el mecanismo COVAX y cancelar pedidos excesivos. Garantizar una distribución equitativa de las vacunas constituye una necesidad de la humanidad» aseveró el jefe de Estado.

Durante su pronunciamiento, el mandatario se unió a la solicitud de la Organización Mundial de al Salud (OMS) de evitar el acaparamiento de vacunas por parte de países con mayor ingreso Per cápita por sobre los demás, entendiendo que la pandemia afecta a todo el mundo.

«Las naciones con más recursos han hecho acuerdos directamente con los laboratorios para compras que sobrepasan su capacidad de vacunación e incluso la cantidad de sus pobladores, lo que tiene como consecuencia retrasar los envíos de inmunizantes al resto de países», denunció el presidente Arce.

Las autoridades sanitarias de Bolivia continúan desplegadas en todo el país ejecutando su plan de vacunación, el país ha adquirido dosis de la Sputnik V, Pfizer y Sinopharm.

De acuerdo al reciente reporte, la nación suramericana contabiliza un total de 280.649 casos confirmados y 12.248 víctimas mortales a causa de la pandemia de la Covid-19.

Fuente: Telesur

La medida entrará en vigor a partir de este viernes.

El presidente boliviano Luis Arce ha anunciado la decisión de su Gobierno de cerrar las fronteras de Bolivia con Brasil por un período de una semana.

«En el marco de las medidas para proteger a la población, instruimos el cierre temporal de fronteras con Brasil, por 7 días», anunció Arce este jueves en su cuenta de Twitter. Asimismo, los Ministerios de Salud, de Gobierno y Relaciones Exteriores «dispondrán el cierre temporal de otros puntos, en base a la situación epidemiológica», agregó.

La medida entrará en vigor a las 00:00 horas del 2 de abril, y busca frenar el ingreso de la nueva cepa brasileña del covid-19 al país andino, informa la prensa local.

En las poblaciones fronterizas con Brasil donde se «haya verificado la circulación de variantes de la covid-19» se coordinará con las autoridades locales correspondientes, «su encapsulamiento, estableciéndose controles para su mitigación, por el tiempo que sea requerido», señaló el mandatario.

Además, el Gobierno boliviano ha ampliado hasta el 30 de abril «la aplicación de medidas y acciones de bioseguridad y vigilancia epidemiológica en el país, orientadas a reducir los contagios» por coronavirus. Ese decreto permite que los gobiernos subregionales normen horarios de atención de centros comerciales, eventos sociales, deportivos y culturales, bares y discotecas.

La expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez fue trasladada en la madrugada de este sábado desde la cárcel de Obrajes en La Paz a la de Miraflores, a unos cuatro kilómetros de distancia, luego de que un juez revocara la orden de llevarla a un centro médico, y se espera que hoy apele su prisión preventiva dictada por su participación en el que el gobierno actual considera que fue un golpe de Estado en 2019.

”Me sacaron diciéndome que iba a la clínica del Sur”, dijo Áñez según reproducen los diarios El Deber y La Razón, que también publicaron imágenes de su ingreso en la cárcel de Miraflores.

La exmandataria iba a ser llevada en principio a una clínica para que se evalúe su estado médico tras empezar una huelga de hambre contra su detención e indicar que tiene hipertensión, pero un juez revocó ese traslado.

El magistrado Armando Zeballos dispuso en cambio que personal del Instituto de Investigación Forense o profesionales en salud acudan al penal para evaluar allí su estado, indicó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Por otro lado, Áñez y sus dos exministros Álvaro Coimbra y Rodrigo Guzmán, también detenidos, tienen fecha para concurrir este sábado a una audiencia judicial para apelar la detención preventiva.

La Sala Penal Segunda de la ciudad de La Paz será la encargada de escuchar los argumentos de las partes.

De acuerdo con la agencia ABI, la estrategia de la defensa es lograr la detención domiciliaria de Áñez, es decir, su traslado a su casa ubicada en el departamento de Beni donde fue aprehendida la semana pasada.

Áñez es investigada por la presunta comisión de delitos de sedición, terrorismo y conspiración durante el golpe de Estado contra el entonces presidente Evo Morales. Su nombre figura en una denuncia que hizo en diciembre pasado la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Lidia Patty, contra el líder cívico de la rica región de Santa Cruz, el derechista Luis Fernando Camacho, gobernador electo del departamento en recientes elecciones locales. En la demanda figuran cinco exministros de Áñez, jefes policiales y militares y civiles.

Simultáneamente, la Iglesia Católica, enfrentada con el gobierno del MAS, criticó este sábado las detenciones y afirmó que en 2019 no se produjo un golpe de Estado.

El clero dijo, en un comunicado, que en aquellos días se llegó al “consenso” de que Añez asuma el poder. ”Interpretar aquellos hechos como ‘golpe de Estado’, es una fantasía que no corresponde con la realidad, por lo que afirmamos que las detenciones basadas en esta interpretación, son del todo injustas y los detenidos por esta razón lo son en virtud de una persecución política”, indicó la Iglesia.

Fuente: La Nación

Luego de que un juez revocara la orden para llevarla a un centro médico, la ex presidenta de facto de Bolivia fue mudada de la cárcel de Obrajes a la de Miraflores. Ella dijo que la retiraron engañada. 

La ex presidenta de facto de Bolivia Jeanine Áñez fue trasladada en las últimas horas de la cárcel de Obrajes a la de Miraflores, luego de que un juez revocara la orden de llevarla a un centro médico, y se espera que hoy apele su prisión preventiva dictada por su participación en el golpe de Estado de 2019.

«Me sacaron diciéndome que iba a la clínica del Sur», dijo Áñez según reproducen los diarios El Deber y La Razón, que también publicaron imágenes de su ingreso en la cárcel de Miraflores.

La ex mandataria de facto iba a ser llevada en principio a una clínica para que se evalúe su estado médico tras empezar una huelga de hambre contra su detención e indicar que tiene hipertensión, pero un juez revocó ese traslado.

El magistrado Armando Zeballos dispuso en cambio que personal del Instituto de Investigación Forense o profesionales en salud acudan al penal para evaluar allí su estado, indicó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Por otro lado, Áñez y sus dos ex ministros Álvaro Coimbra y Rodrigo Guzmán, también detenidos, tienen fecha para concurrir hoy a una audiencia judicial para apelar la detención preventiva.

La Sala Penal Segunda de la ciudad de La Paz será la encargada de escuchar los argumentos de las partes.

De acuerdo a la agencia ABI, la estrategia de la defensa es lograr la detención domiciliaria de Áñez, es decir, su traslado a su casa ubicada en el departamento de Beni donde fue aprehendida la semana pasada.

Áñez es investigada por la presunta comisión de delitos de sedición, terrorismo y conspiración durante el golpe de Estado contra el entonces presidente Evo Morales.

Su nombre figura en una denuncia que hizo en diciembre pasado la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Lidia Patty, contra el líder cívico de la rica región de Santa Cruz, el derechista Luis Fernando Camacho, gobernador electo del departamento en recientes elecciones locales.

En la demanda figuran cinco ex ministros de Áñez, jefes policiales y militares y civiles.

La Paz La ex presidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez y los ex ministros transitorios de su breve gobierno Álvaro Coímbra, de Justicia, y Rodrigo Guzmán, de Energía, serán enviados a prisión por cuatro meses como medida preventiva, mientras comités cívicos y víctimas de la crisis que vivió el país en 2019 preparan marchas a favor y en contra de esta medida.

La jueza de instrucción en lo penal Regina Santa Cruz determinó la prisión preventiva de la ex mandataria transitoria (2019-2020) en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes, mientras que los ex ministros estarán detenidos en la cárcel de San Pedro.

Durante la audiencia, que duró casi diez horas y se desarrolló de forma virtual, se escucharon los alegatos de Áñez, la Fiscalía y la ex diputada del partido oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) Lidia Patty, quien en diciembre de 2020 interpuso una denuncia por “golpe de Estado” ante el Ministerio Público.

“Es recurrente el hecho de que me quieran tildar de golpista. Un Gobierno no puede ser golpista cuando funciona una Asamblea Legislativa”, dijo Áñez al dirigirse a la jueza.

Exigió ser juzgada en un juicio de responsabilidades por su figura como ex mandataria y reiteró que no tiene intenciones de salir del país y que seguirá “dando la cara” cuando la Justicia lo requiera.

“En conjunto con la señora Eva Copa (entonces presidenta del Senado) y la Asamblea Legislativa se aprobó y promulgamos una ley de convocatoria a elecciones generales, eso creo que fue un gran logro para todos los bolivianos, producto de ello es que llamamos a elecciones y el señor (Luis) Arce es presidente”, afirmó Áñez,

“Nací en Bolivia, vivo en Bolivia y moriré en Bolivia”, zanjó desde las instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) en La Paz, donde permanece detenida junto a sus dos ex ministros.

Áñez, detenida la madrugada del sábado, y sus ex ministros, aprehendidos el viernes por la tarde, son procesados en el marco del caso “golpe de Estado” y se les acusa de sedición, terrorismo y conspiración durante la crisis de 2019 tras las fallidas elecciones que derivaron en la renuncia de Evo Morales a la Presidencia de Bolivia.

La Fiscalía boliviana había solicitado este domingo seis meses de detención preventiva, pero la jueza consideró que era mucho tiempo para la investigación.

DENUNCIAN AMENAZAS

El ex ministro de Justicia Coímbra denunció en Twitter que sus familias están siendo “acosadas y amenazadas” y sostuvo que “cualquier cosa que pasara con ellos” es responsabilidad del ex presidente Evo Morales y del presidente Luis Arce.

“Es un completo abuso, es todo ilegal, son órdenes de arriba, todo está armado”, lamentó a Efe Dalia Lima, esposa del ex ministro Guzmán.

Tras conocerse la decisión judicial, Jeanine Áñez señaló que “el MAS decide y el sistema judicial obedece”. y que estará detenida “para esperar el juicio por un ”golpe que nunca ocurrió“.

CONVOCAN A MARCHAS

En la ciudad amazónica de Trinidad, donde fueron aprehendidos Áñez y los dos ex ministros, un comité cívico exigió su liberación en las próximas 48 horas y advirtió sobre otras medidas de presión.

Además, el Comité Pro Santa Cruz convocó a una concentración para la tarde de este lunes y la resistencia civil de Oruro pidió que se retomen los cabildos ciudadanos para expresar el rechazo a las aprehensiones.

En sentido contrario, desde el sábado un grupo de personas entre ”autoconvocados“, gremialistas, transportistas y representantes de víctimas de los conflictos de 2019 hacen una vigilia en las puertas de la Felcc y exigen que se haga justicia y que ”caiga todo el peso de la ley“ sobre Áñez y sus ministros.

En cambio, en la Zona Sur de La Paz otro grupo de personas se congregó para manifestar su apoyo a la ex mandataria transitoria y los ex ministros señalando que su gobierno no fue producto de un ”golpe de Estado“.

PIDEN ”MÁXIMA ATENCIÓN“

El ex presidente Carlos Mesa, líder del principal partido opositor de Bolivia, Comunidad Ciudadana, envió este domingo una carta a la ONU, a la alta Comisionada para los Derechos Humanos, a la Unión Europea y a la Organización de Estados Americanos (OEA) en la que denuncia ”persecución judicial“ en su país.

Mesa (2003-2005) instó a que la ”comunidad internacional ponga su máxima atención en Bolivia, para evitar en un futuro próximo el colapso de la democracia y la vulneración sistemática de los derechos humanos“.

Por su parte, la bancada de la opositora Alianza Creemos interpuso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una solicitud de medidas cautelares para Áñez, Guzmán y Coímbra, y todas las personas que están siendo procesadas ”por las movilizaciones sociales que pidieron la renuncia del ex presidente Evo Morales en 2019“.

El arzobispo de la ciudad de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, cuestionó que ”se pretende tachar de golpista al pueblo y a sus representantes que defendieron el voto ciudadano y a la democracia, mientras que se presentan como víctimas a los autores del fraude. La democracia exige respeto de los derechos humanos“.

Asimismo, las autoridades informaron de la detención de Yassir Molina, líder de la Resistencia Juvenil Cochala, quien lideró varias manifestaciones tras las fallidas elecciones de 2019.

La expresidenta interina del país, Jeanine Áñez, fue detenida el sábado en la madrugada en un operativo encabezado por el comandante general de la Policía Boliviana, Jhonny Aguilera, bajo acusaciones de «sedición, terrorismo y conspiración».

Su arresto se produjo después de la aprehensión de los exministros transitorios Álvaro Coímbra, de Justicia, y Álvaro Rodrigo Guzmán, de Energía, y de que se emitieran órdenes de captura también para otros exmiembros de ese gobierno.

La medida marcó una escalada de hostilidades entre el actual ejecutivo de izquierda y la oposición, más conservadora, y provocó una gran polémica en el país.

Pero, ¿de qué se acusa exactamente a Áñez y a los miembros del ejecutivo transitorio?

Caso «golpe de Estado»

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, dijo el sábado que el Ministerio Público emitió una orden de aprehensión contra Áñez «por el caso de un golpe de Estado en nuestro país».

Según explicó Del Castillo, la investigación contra Áñez y sus ministros comenzó en diciembre y seguirá el debido proceso, informa Reuters.

Las autoridades también emitieron órdenes de detención sobre los exministros interinos de la Presidencia, Yerko Núñez; de Gobierno (Interior) transitorio, Arturo Murillo; y de Defensa, Luis Fernando López. Los dos últimos no se encuentran en el país.

El gobierno socialista, que regresó al poder en octubre del año pasado, acusa al gobierno de Áñez y a exlíderes policiales y militares de derrocar a Evo Morales en 2019, en una supuesta asonada.

Áñez asumió el poder a fines de 2019 después de la profunda crisis desatada tras las controvertidas elecciones del 20 de octubre que llevó a la dimisión de Evo Morales.

La renuncia de Morales se produjo en medio de violentas protestas y acusaciones de fraude, y después de que el comandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia, general Williams Kaliman, sugiriera al mandatario que diera un paso al lado para desbloquear la crisis política.

La teoría del golpe de Estado, que defiende el oficialismo boliviano, es refutada por sectores de oposición que señalan que en 2019 se produjo un levantamiento social provocado por el presunto fraude electoral con el que Morales pretendía quedarse en el poder por cuarta vez consecutiva, pese a que la Constitución del país solo permite dos mandatos seguidos.

Áñez estuvo en el poder hasta finales de 2020, cuando el partido socialista MAS de Evo Morales arrasó en las elecciones de octubre con el presidente Luis Arce a la cabeza.

La propia Áñez se pronunció sobre su inminente arresto antes de que se produjera.

«La persecución política ha comenzado», sostuvo la expresidenta en su cuenta oficial de Twitter. «El MAS ha decidido volver a los estilos de la dictadura», manifestó.

«Nosotros no estamos realizando ningún tipo de persecución política, nosotros no amedrentamos a quienes piensan diferente, pues estos procesos ya estaban iniciados en nuestro país desde la gestión 2020», explicó el ministro de Gobierno.

Fuente: BBC