Tag

Combustible

Browsing

Pasadas las elecciones de noviembre, los precios de los combustibles (atados a un “acuerdo” con el Gobierno) treparían siguiendo la evolución de la inflación.

Los valores de la nafta y el gasoil están atados a un acuerdo entre el Gobierno y las petroleras, un “acuerdo” no escrito, que YPF, la mayor petrolera, mantiene a raya con el Gobierno. Pero en el sector señalan que es transitorio y que “lo más seguro” es que los combustibles suban al ritmo de la inflación pasadas las elecciones del 14 de noviembre.

La Argentina se encuentra entre los 50 países con el precio de los combustibles más bajo si se computa al dólar estadounidense oficial, pero si se lo mide a la cotización marginal (US$185), se ubica entre los 15 más baratos del mundo.

Es algo coyuntural, transitorio, porque hubo aumento hasta mayo y posteriormente se llegó a un acuerdo no escrito entre el gobierno y las petroleras donde se suspendieron hasta fin de año“, explicó el analista de consumo Antonio Rossi.

En diciembre los precios de los combustibles volverían a escalar

Si se hubiera seguido con la actualización de manera periódica, o mínimamente acompañando la inflación en los últimos meses, seguramente el precio interno sería más alto y entraríamos en una posición no tan abajo del plano internacional“, agregó en diálogo con el sitio ”.

Cabe recordar que durante los primeros meses del año hubo incrementos significativos en el valor de los combustibles, que superaron el 25%.

Con la mirada en el contexto post elecciones generales, el especialista vaticinó que “lo más seguro es que trepen y ahí se verá hasta dónde el mercado puede absorber los aumentos que apliquen las petroleras“. Y en cuanto a estimación de porcentajes, Rossi señaló al sitio mencionado que “podría haber un ajuste del 15%“.

Sostenidos hasta ahora por un acuerdo no escrito entre el Gobierno e YPF, estiman que tras las elecciones, los precios de los combustibles aumenten un 15%, en línea con la evolución de la inflación.

Estiman un aumento del 15% en el precio de los combustibles para fin de año

Lo mínimo que tendrían que subir es la evolución inflacionaria hasta el mes que se libera el acuerdo“, vaticinó.

Por otro lado, el analista de consumo también distinguió por qué el usuario particular no consume más combustible premium pese a que los precios estén por debajo de los niveles medios en la escala global: “El usuario está ajustando gastos y se acomoda a todo lo que fue el impacto de la pandemia en materia económica“, concluyó.

Presión por la cotización récord

Los futuros del petróleo Brent escalaron ayer hasta máximos de tres años. La decisión del lunes de OPEP+, que incluye a Rusia desde 2016, concuerda con la política de alianza decidida en julio, pero va en contra de las expectativas que tenían los mercados, y le dio un poco de impulso adicional al barril, ya sostenido por una oferta mundial de crudo insuficiente a corto plazo.

El precio internacional del barril de petróleo se acerca a los US$80, y pone presión sobre los surtidores.

El petróleo estadounidense de referencia West Texas Intermediate (WTI) se disparó un 3% tras la reunión hasta superar los US$78 por barril por primera vez desde 2014, mientras que el crudo Brent, el marcador internacional, subió hasta los US$82 por barril por primera vez en tres años.

Con esta decisión, laOPEP+ parece conformarse con que los precios del petróleo se desvíen al alza, a pesar de la preocupación por el agravamiento de la crisis energética en Europa y Asia“, dijo Helima Croft, jefa de estrategia global de materias primas de ‘RBC Capital Markets’.

Fuente: El Comodorense

«Creo que en los próximos días, la gente verá a algunos soldados conduciendo la flota de camiones cisterna. Los últimos días han sido difíciles. Hemos visto grandes colas, pero creo que la situación se está estabilizando», dijo el ministro de Comercio, Kwasi Kwarteng.

El ministro precisó que se aprobó la provisión de 150 conductores del ejército, que ya se están entrenando antes de ser desplegados en los próximos días.

Kwarteng admitió además que, si bien hubo largas colas en las estaciones de servicio y algunos surtidores en todo el territorio se vaciaron, negó que hubiera una crisis en el suministro de combustible del Reino Unido y dijo que la situación se estaba «estabilizando».

Las estaciones de servicio han tenido dificultades para hacer frente a la gran afluencia de automovilistas, desde que la semana pasada algunos empresas petroleras alertaran sobre problemas de abastecimiento debido a la escasez de camioneros para transportar el combustible.

Según informaron BBC y algunos de los principales medios británicos, durante la madrugada de hoy ya había largas colas de automóviles en Londres y sus alrededores y en la concurrida autopista M25 que rodeaba la capital.

En muchas estaciones de servicio había carteles que anunciaban que no había combustible disponible.

El personal sanitario, médicos y enfermeros, así como las ambulancias y otros trabajadores esenciales, fueron los más afectados.

Ayer, la Asociación Médica Británica (BMA) pidió que se dé prioridad al personal sanitario y a los trabajadores esenciales para acceder al combustible, que han estado haciendo colas durante horas para llenar sus tanques.

En los últimos días se vieron enormes colas y escenas violentas en muchos surtidores de las estaciones de servicio de todo el territorio británico que entraron en pánico como consecuencia de la crisis.

La situación está afectando también a las cadenas de suministro de diversos bienes y servicios, lo que ha dejado las estanterías de los supermercados vacías de algunos artículos y hace temer que haya escasez durante la Navidad.

Según el diario The Times, fuentes de la industria dijeron que la interrupción podría «continuar durante semanas» debido al tiempo que llevará reabastecer las estaciones de servicio.

Los problemas con el abastecimiento debido a la escasez de conductores del transporte de carga que provenían de la Unión Europea (UE) son atribuidos a la pandemia, pero se agravaron con el Brexit, ya que muchos trabajadores europeos decidieron abandonar el Reino Unido.

El Reino Unido abandonó el mercado único de la UE a principios de este año, lo que impidió que los transportistas contrataran choferes.

Se estima que el Reino Unido tiene una escasez de unos 100.000 choferes de camiones.

El primer ministro, Boris Johnson, dijo ayer que la cantidad de choferes de camiones que faltan en ese sector en particular no es muy grande, pero justificó que en general, hay una escasez en esa profesión en todo el mundo.

Johnson aseguró además que el Gobierno estaba tomando medidas para garantizar que hubiera suficientes entregas en todas las industrias durante el período previo a la Navidad.

«Lo que queremos hacer es asegurarnos de tener los preparativos necesarios para llegar a Navidad y más allá, no solo en el suministro de nuestras estaciones de servicio, sino en todas las partes de nuestra cadena de suministro», agregó.

Para paliar la crisis el Gobierno anunció también que otorgará 10.500 visas a choferes y trabajadores de camiones en el extranjero, a quienes se les permitirá trabajar en el Reino Unido hasta la víspera de Navidad.

Fuente: El Chubut

En la tarde del martes, el intendente de Trelew, Adrián Maderna, recibió en las instalaciones del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), al ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matias Kulfas.

De la visita participaron una veintena de empresarios locales de diversos rubros de la producción. Muchos de ellos manifestaron el agradecimiento por el acercamiento del funcionario nacional y pidieron profundizar el acompañamiento con «políticas públicas concretas hacia los distintos sectores».

Maderna destacó que las políticas industriales y productivas del actual gobierno nacional permiten «volver a creer en un plan de desarrollo para la ciudad y el país» y agradeció “el acompañamiento que ahora sí podemos decir que tenemos».

“Estamos muy conformes con la visita del Ministro, pudimos reafirmar el plan de desarrollo que presentamos hace unos meses, lo importante es que se está avanzando en ventajas competitivas en cuestiones como el combustible, el gas y la energía: y programas de créditos para los distintos sectores”, precisó el mandatario local.

Kulfas por su parte valoró “la posibilidad de tomar contacto directo con la situación productiva de Chubut, viendo los aspectos positivos de reactivación y también las dificultades, escuchando a los empresarios y a los intendentes. Es una visita muy productiva en una Argentina que se está recuperando”.

El ministro aseguró que el objetivo de la administración nacional “es lograr que la economía se recupere, centrándose en el trabajo nacional y dejando de lado la especulación financiera”.

Tal como estaba previsto, la nafta sufrirá un nuevo aumento en mayo y desde YPF aseguraron que será el último del año, luego de las alzas que se registran en los surtidores desde enero. Si se tiene en cuenta el incremento de la petrolera de bandera (15%) más los impuestos del Gobierno, los combustibles se encarecieron, en promedio, en 5 meses un 28,1%, es decir, por debajo de la pauta inflacionaria prevista en el Presupuesto 2021 del 29%.

La petrolera de bandera promete que es el último incremento durante 2021. Con este ajuste, en 5 meses, los combustibles acumulan suba de 28,1% en promedio. En la Ciudad, la súper escaló 34,5%.

No obstante, en los surtidores de la ciudad de Buenos Aires, el precio de la nafta con el último aumento del sábado acumulará un alza del 34,5% en lo que va del año, por encima de la meta de inflación, de acuerdo al relevamiento de Cecha, la Confederación de entidades del comercio de hidrocarburos y afines de Argentina.

Ocurre que en enero si bien, en promedio, YPF ajustó sus combustibles un 6,5% como consecuencia del incremento del componente impositivo (ILC / IDC) y del alza en el costo del biodiesel y del etanol, dispuestos por el Gobierno nacional, en el caso de la súper ese mes se encareció en la Ciudad 7,1%.

En febrero hubo otras dos remarcaciones de la nafta en el área metropolitana del 2,2% (el promedio país fue menor: 1%) ya que se trasladó al valor en el surtidor la suba del costo de los biocombustibles, mientras que en marzo, abril y mayo se aplicaron aumentos del 6% cada uno, en promedio, por un 15% propio de la petrolera y un 3% que responde al componente impositivo ILC.

Así la cosas, mientras 2020 concluyó con el litro de la nafta súper a $67,10 en las estaciones de servicio de la Ciudad, ya el 5 de enero había pasado a valer $69,40 y 10 días después sufrió otro retoque, que llevó el litro a $71,90. Por las 2 alzas de febrero costaba la súper desde mediados de ese mes $74,60 y desde este sábado se venderá a $90,90.

El litro de la Premium, en tanto, pasará a valer 105,25 en Capital Federal.

Evolución del precio de la nafta de YPF desde 2016 a la fecha. Fuente: CECHA.

Evolución del precio de la nafta de YPF desde 2016 a la fecha. Fuente: CECHA.

El presidente de YPF, Pablo González, explicó en Radio 10 que con el incremento del sábado, en promedio, «la nafta va a aumentar este año menos que la inflación, un 28,1%» y resaltó que se trata «del compromiso que hemos asumido”.

«Si trasladamos el precio del crudo actual al surtidor, los argentinos estarían pagando $130 el litro de nafta», ejemplificó. Dijo que el valor actual de los combustibles responde a un barril del petróleo internacional a 55 dólares cuando en la actualidad cotiza a 69 dólares. La diferencia la absorben las petroleras y el Estado, pero es el monto que acordaron para «garantizar inversiones y poder producir en el país sin aumentar las importaciones».

González recordó que YPF que perdió reservas y cayó un 8% la producción de petróleo y 10% de gas durante la presidencia de Mauricio Macri. Además, aseguró que «los aumentos de combustibles no fueron a inversión.

«La nafta aumentó en esos cuatros años un 31%, 32%, 69% y 44%, pero lo más grave es que se cayó la producción y la inversión», resaltó el titular de la petrolera de bandera. Y añadió: «Al tener una política que no está basada en la producción, lo que perdés es a la gente, los puestos de trabajo».

Según González, YPF no aplicará ningún otro aumento de precio, propio de la petrolera, en lo que resta de 2021. No obstante, eso no quiere decir que no haya más alzas producto del impuesto a los combustibles, que cobra el Gobierno cada 3 meses y se ajusta por inflación. Dependerá de si Nación suspende la aplicación del tributo que haya o no nuevos retoques en los surtidores este año.

Fuente: Digital Chubut

El Gobierno decidió postergar hasta el 21 de junio la actualización de dos impuestos que impactan en el precio de los combustibles. La nueva suba iba a llegar el 21 de abril, de acuerdo al cronograma trimestral de incremento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC), pero quedó suspendida hasta junio por el decreto 245/2021.

Desde Nación se realizaron gestiones para evitar el séptimo aumento de combustibles en lo que va de 2021, el último fue del 6 por ciento y ocurrió el sábado pasado.

En lo que va del año, YPF realizó un incremento de precios escalonados que acumulan un incremento total del 27 por ciento, como parte de un plan de inversiones de la empresa de mayoría estatal para incrementar la actividad extractiva en los pozos convencionales y no convencionales para abastecer el mercado interno. El  decreto publicado esta mañana en el Boletín Oficial busca morigerar el impacto del aumento de combustibles, tras un primer trimestre con una inflación del 13 por ciento.

Tanto en 2019 como en 2020, la aplicación de esos impuestos había tenido varias suspensiones para contener la suba de precios de combustibles durante el gobierno de Mauricio Macri.

La Casa Rosada justificó volver a prorrogárlos al señalar que «tratándose de impuestos al consumo, y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles».

«En línea con las medidas instrumentadas hasta la fecha y con el fin de asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios, resulta razonable extender hasta el 21 de junio de 2021 el diferimiento del impacto pendiente de la actualización de los montos de impuesto, correspondiente al cuarto trimestre de 2020», señaló el texto oficial.

¿Cómo se define el incremento por impuesto a los combustibles?

El Poder Ejecutivo recordó que la Ley N° 23.966 estableció montos fijos en pesos por unidades de medida para determinar el impuesto sobre los combustibles líquidos y el impuesto al dióxido de carbono, respectivamente. Los montos fijos deben actualizarse por trimestre calendario sobre la base de las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que suministre el INDEC.

Durante el Gobierno de Mauricio Macri, se dispuso que la AFIP actualizara aquellos montos en enero, abril, julio y octubre de cada año, considerando la variación del IPC correspondiente al trimestre calendario que finalice el mes inmediato anterior al de la actualización que se efectúe.

Pero durante el año pasado, se comenzaron a diferir los incrementos de los montos de los impuestos para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil. Ya en 2021, conforme a una modificación dispuesta por decreto en marzo, se encuentra postergado el 62 % del incremento derivado de la actualización correspondiente al cuarto trimestre del año 2020, sin que resulte de aplicación para los hechos imponibles que, con relación a esos productos, se perfeccionen hasta el 20 de abril de 2021, inclusive.

El impuesto sobre los combustibles líquidos para el gasoil tiene un monto fijo diferencial cuando se destina al consumo en el área de influencia de las provincias de Neuquén, La Pampa, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, el partido Carmen de Patagones en la provincia de Buenos Aires y el departamento Malargue en Mendoza.

Fuente: El Patagónico

El primer incremento será la próxima semana. En abril y mayo, habrá otros aumentos hasta totalizar un 15%, sin considerar el correspondiente al componente impositivo, según se indicó.

La petrolera YPF anticipó hoy que en los próximos tres meses incrementará los precios de sus combustibles en un 15%, de manera escalonada.

El anuncio fue realizado hoy por el flamante presidente de YPF, Pablo González; y el CEO de la compañía, Sergio Affronti; en una presentación realizada por teleconferencia de la que participaron gobernadores de provincias petroleras, el ministro de Desarrollo Productivo, Matias Kulfas; y el secretario de Energía, Darío Martínez.

El incremento será para poder financiar el plan de inversiones previsto para este año, estimado en alrededor de U$S 2.700 millones, según se indicó.

Desde el auditorio de la Torre de YPF, en el barrio porteño de Puerto Madero, Affronti explicó que será necesario para la compañía «aplicar incrementos de los precios en los próximos tres meses en el orden del 15%», ante la necesidad de financiamiento para «generar el abastecimiento necesario de energía” que el país necesita.

De esta manera, y a partir de mediados de la semana próxima, la petrolera de control accionario estatal, concretará el primer incremento de precios de los combustibles, que se replicarán en los meses de abril y mayo hasta totalizar un 15%, sin considerar el correspondiente al componente impositivo.

De acuerdo con la presentación, este porcentaje será el total a incrementar durante el año si no surge ningún desequilibrio macroeconómico que obligue a una revisión de la pauta.

Gónzález y Affronti destacaron que para este año, está previsto invertir 2.700 millones de dólares, lo que representa un crecimiento del 73% respecto del año anterior, lo que ubica a YPF como la empresa líder en inversiones en el país.

Casi el 80% de dichas inversiones estarán destinadas a aumentar la actividad y la producción de gas y petróleo en los yacimientos que opera la compañía.

En el no convencional se estima invertir 1.300 millones de dólares para la perforación de más de 180 pozos nuevos, lo que le permitirá a la compañía sostener el liderazgo que hoy tiene en la formación Vaca Muerta.

También, se desarrollará un ambicioso plan en el convencional con 800 millones de dólares de inversión con foco en la recuperación secundaria y terciaria que muy buenos resultados está dando en yacimientos con muchos años de producción.

Fuente: Radio 3 Cadena Patagonia

Tras el anuncio de la OPEP+ para continuar con recortes de producción durante el mes de abril, el precio del petróleo dio un nuevo salto en los últimos dos días, cerrando la semana por encima de los 69 dólares por barril para el crudo tipo Brent, mientras que el WTI superaba la barrera de los 66 dólares. ¿Cómo incide en los combustibles del país?

La explicación para el fuerte incremento del petróleo de los últimos días, ya que el precio parecía estable en la banda de los 65 dólares durante la última semana, fue explicada a partir de la reunión mantenida el jueves por la OPEP y sus aliados, en la que se acordó sostener los recortes de producción durante el próximo mes de abril, con la excepción de Rusia y Kazajistán.

Estos países incrementarán su producción en alrededor de 150.000 barriles diarios, pero la decisión de Arabia Saudita, de sostener su recorte adicional de 1 millón de barriles diarios, alcanza para mantener restringida una oferta que está recortada en unos 7 millones de barriles diarios, desde que se logró el primer acuerdo, en abril del año pasado.

Al alcanzar los 69,34 dólares por barril, el crudo Brent, que se toma como referencia en la Argentina, alcanzó su máximo valor desde hace un año y 2 meses. Precisamente, la banda de los 70 dólares era alcanza en enero del año pasado, luego de los bombardeos de Estados Unidos a Irán. Ese contexto era previo al inicio de la pandemia y resultaba inimaginable que el mundo estaría virtualmente paralizado tres meses después de aquellos primeros días del 2020.

De hecho, las decisiones adoptadas en estos días por la OPEP y sus aliados están más atadas a la incertidumbre que se mantiene en torno al coronavirus: no hay certezas de si podría haber nuevos impacto de paralización del transporte a nivel mundial, como ocurrió en abril del año pasado, por lo que los principales productores mantienen precauciones a la espera de que el precio no baje. Más aún en el caso de Arabia Saudita, que tiene su presupuesto atado a valores cercanos a los 80 dólares, según precisaron diversos analistas consultados por ADNSUR en el último tiempo.

Presión para los combustibles en la Argentina

La suba del barril de petróleo es uno de los factores que presiona sobre los precios de las naftas. Esta semana volvieron a incrementarse los biocombustibles, que se utilizan obligatoriamente en los procesos de refinación en el país, pero desde YPF no hubo movimientos aún para trasladar esa suba a sus precios en surtidor. Otro elemento que incide este mes es la actualización, de carácter trimestral, de los impuestos internos sobre los combustibles.

Sin embargo, se esperan los primeros pasos del santacruceño Pablo González en la presidencia de YPF. Como referente cercano a Cristina Fernández, se especula que la nueva conducción tratará de atenuar las subas para controlar el impacto en la inflación, objetivo planteado por el kirchnerismo para mantener el control de la economía en el año electoral.

Desde las 0 Horas de ayer la empresa YPF que tiene un 51 % estatal subió el precio de los combustibles un 3,5 %. En el mes de enero es el segundo aumento , el anterior fue a principio de mes con 2,5 %.

Este aumento lo argumento la petrolera YPF al incremento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC) del 7,7% que entró en vigencia a partir de este viernes, según lo dispuesto por el Gobierno nacional la semana pasada.

Con este incremento en el precio de los combustibles el litro de Nafta Súper quedó en $76.30; Diesel 500 aumentó a $68.60 el litro; el Infinia Diesel está $80.70 el litro. Además la nafta Infinia sufrió un aumentó quedando en $76.30 el litro.

Se debe a un bloqueo que se mantiene en el portón de la refinería YPF en Plaza Huincul. El inconveniente comienza a provocar inconvenientes en el proceso de carga de combustible. Y ya son más de 50 los camiones que están a la espera de ingresar a cargar o de salir con las cisternas completas.

Estos camiones que se encuentran retenidos desde ayer son los que tienen como destino Neuquén, Río Negro y parte de Chubut.

La medida es por parte de un grupo de desocupados, que está incorporado en una de las agrupaciones del gremio de la construcción MUOCRA, y que permanece con la protesta iniciada ayer.

Fuentes de la industria advirtieron que de no permitirse el ingreso y egreso de camiones a última hora de hoy podrían faltar combustibles en algunas estaciones de servicio.

Fuente: El Chubut

El incremento se decidió ante la necesidad de aplicar la carga impositiva al precio en los surtidores. Se descarta que el resto de las marcas lo hará en las próximas horas.

La petrolera YPF puso en vigencia un aumento del 3,5 % promedio en el precio de sus combustibles, como consecuencia del aumento de los valores en el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ILC), el Impuesto al Dióxido de Carbono y los biocombustibles.

Así lo informó anoche la empresa, que explicó que el incremento se decidió ante la necesidad de aplicar la carga impositiva al precio en los surtidores, por lo que se descarta que el resto de las marcas lo hará en las próximas horas.

Esta semana, el Gobierno nacional había dispuesto a comienzos de mes actualizar parcialmente el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ILC), el Impuesto al Dióxido de Carbono, en tanto que esta semana autorizó un incremento de los precios de los biocombustibles de 10%.

Se trata del tercer aumento dispuesto desde diciembre 2019, ya que los anteriores se habían registrado el 19 de agosto y el 19 de septiembre, con una suba promedio de 4,5% y del 3,5% respectivamente.

En las dos últimas oportunidades, los aumentos respondieron a la necesidad de recomposición de precios tras ocho meses de congelamiento, señaló Radio Chubut.