Tag

Antonena

Browsing

El ministro de Economía de Chubut, Oscar Antonena, afirmó que la actual gestión logró acomodar los números de la Provincia haciéndola «mucho más ordenada» para quien le toque gobernar a partir de diciembre de 2023. Dijo que hay un Estado que hace obras, paga deudas y en 2022 dio aumentos salariales por encima del 90%.

El titular de la cartera de Economía analizó la realidad financiera del Gobierno del Chubut cuando le tocó asumir en el Ministerio en 2019, en reemplazo de Luis Tarrío, y lo comparó con el presente y el panorama que recibirá la nueva gestión provincial que asumirá el 10 de diciembre de 2023.

Antonena se hizo cargo de la cartera de Hacienda el 15 de agosto de 2019. Y en aquel momento dijo: «Estamos en un contexto complejo, por eso los funcionarios públicos debemos ser cautos y responsables al declarar, porque venimos a la función pública a servir, a administrar lo que es del pueblo y lo que es de la provincia, por eso nuestro principal objetivo es ordenar las cuentas públicas y ante esto, les voy a pedir a todos que nos acompañen para lograrlo».

El ministro de Economía evaluó que «la nueva gestión que tome la provincia en 2023 recibirá una gestión mucho más ordenada que la que recibimos nosotros». Añadiendo que «esta gestión es dialoguista, los recursos son finitos y tenemos que atender la demanda de todos, superamos el 90% de aumentos a los empleados estatales».

Antonena indicó que «estamos refaccionando escuelas y hospitales que no tuvieron mantenimiento por años. Estamos reparando lo que con el tiempo no se reparó y pagando deudas».

El funcionario aseveró que habla «con todos los actores políticos que me convocan», remarcando que desde su rol en el equipo de Mariano Arcioni, tiene el deber de atender a quienes tengan consultas sobre las finanzas de la provincia. Y consideró que «Chubut debe tener una mirada a 15 años, potenciar los ingresos en toda la provincia».

Sobre las subas salariales, Antonena concluyó en declaraciones a FM del Lago que «el Estado debe dar aumentos que puede comprometer y cumplir, dimos aumentos por arriba del 90% este año».

Con el objetivo de «eficientizar» el funcionamiento del Estado y por la incidencia que tiene en materia fiscal, el Registro de la Propiedad Inmueble pasará a la órbita del Ministerio de Economía. Actualmente, funciona bajo la esfera de Cristian Ayala en la cartera de Gobierno y Justicia.

Metadata accedió al proyecto que diseño el Gobierno de Chubut y que lleva la firma de Arcioni, Ayala y una funcionaria de la cartera económica.

«Propiciamos la transferencia de competencias propias del Ministerio de Gobierno y Justicia a la órbita del Ministerio de Economía y Crédito Público, específicamente la referida a la registración de bienes inmuebles, los gravámenes que los afectan y del bien de familia», aleja el proyecto en los fundamentos.

Actualmente, el Registro de la Propiedad Inmueble tiene competencia en actos jurídicos como aquellos que constituyan, transmitan, declaren, modifiquen o extingan derechos reales sobre inmuebles situados en la provincia del Chubut, cualquiera fuese el lugar en que se otorgaren los actos jurídicos respectivos.

Asimismo, tiene injerencia en los actos en los que se dispongan embargos, inhibiciones y demás medidas cautelares sobre bienes inmuebles; como así también en los títulos de propiedad emitidos por la provincia y las municipalidades sobre tierras fiscales.

En este contexto, Arcioni consideró que las competencias bajo la órbita de la Dirección General del Registro de la Propiedad Inmueble «poseen íntima relación con las atribuidas a la Dirección General de Catastro e Información Territorial, dependiente del Ministerio de Economía y Crédito Público desde la sanción de la Ley I N° 566 el 03 de diciembre de 2015».

Asimismo, en los fundamentos, el gobernador señala que el Registro de la Propiedad Inmueble «contribuye al fisco provincial cumpliendo servicios retributivos», regulados por la Ley XXIV N° 99 (Ley de Obligaciones Tributarias), «con una recaudación anual aproximada de $ 60.000.000, por lo que resulta razonable que dichas funciones se lleven a cabo en el ámbito del Ministerio de Economía y Crédito Público, del cual depende directamente la Dirección General de Rentas».

En este escenario, manifiestan que por razones operativas de gobierno y a los fines de eficientizar los servicios que prestan a la comunidad las distintas reparticiones del Estado Provincial, «resulta necesario y oportuno disponer la transferencia de la competencia mencionada anteriormente».

Si bien no se conoce el número exacto, se sabe que el Estado provincial cuenta con unos 55.000 empleados públicos. Dependiendo de la fuente que se consulte, el número varia en algunos miles para abajo o para arriba, pero se está cerca de esa cifra que, a todas luces, suena impactante, más aún si se tiene en cuenta que Chubut es una provincia pequeña de no más de 600.000 habitantes.

La sobrepoblación de personal está al descubierto en todos los organismos públicos, cualquier vecino que haya tenido que hacer un trámite en un Ministerio seguramente se topó con oficinas repletas de personal donde hay más empleados que escritorios (ni hablar de computadoras) y un montón de gente que camina por los pasillos sin hacer una actividad concreta.

En este contexto de sobreabundancia de mano de obra disponible suena obsceno, irrespetuoso y hasta insultante con quienes son empleados del Estado y quieren trabajar y progresar, que el gobierno contrate gente de afuera para que realice tareas de confección de actos administrativos y análisis de documentos.

Sí, leyó bien, la Dirección General de Rentas contrató a personas externas a la administración pública provincial para que realicen “tareas tales como confección de actos administrativos, intimaciones y determinaciones impositivas a contribuyentes, análisis de documentación del impuesto inmobiliario rural y tasas retributivas de Servicios”. Y no contrató a una sino a 6 personas, a las que se les abonará un total de 450.000 por el tiempo que dure el trabajo.

¿No hay personas capaces de realizar esas tareas entre los 55.000 empleados públicos que tiene la provincia? Sin ánimo de menospreciar la labor, la Dirección de Rentan no salió a buscar un físico cuántico porque no cuanta con personal calificado para realizar tareas muy específicas, sino que tomó gente para realizar tareas administrativas, posiblemente el rubro más populoso dentro de la administración pública.

Los ministerios están colmados de gente capacitada para hacer estas tareas y seguramente les encantaría hacerlo en Rentas donde el personal percibe salarios muy por encima del resto de las reparticiones del Estado.

Una diputada impulsó la convocatoria al ministro de Economía; el oficialismo se retiró. La posible contratación de un privado para trabajar junto a la DGR se metió en la disputa entre madernistas y el Gobierno provincial.

Se cruzaron los diputados y no hubo definiciones sobre la contratación de un privado para la recaudación tributaria.

Varios empleados de la Dirección General de Rentas de la Provincia estuvieron ayer en la Legislatura esperando que se pueda avanzar con informes vinculados a la decisión del Ministerio de Economía de contratar un privado, cuya función sería la de «colaborar» con la recaudación tributaria. La legisladora madernista Leila Lloyd Jones, en franca disputa con el Gobierno, fue quien avanzó más allá de un pedido de informes y pretendió que se vote la interpelación al ministro de Economía, Oscar Antonena.

Eso motivó un fuerte cruce con el presidente de la bancada oficialista, Juan Pais, y la disputa política se metió en medio de la cuestión continuando así los trabajadores de la DGR sin que se clarifique cómo y por qué se pretende contratar a una empresa privada.

Los cruces 

Lloyd Jones cuestionó los términos del expediente de contratación de la firma Karstec S.A. para encargar un anteproyecto de modernización del sistema recaudatorio en Chubut. «No es solamente un software, vienen a contratar una empresa privada y a privatizar la recaudación en la provincia», afirmó.

Dijo Lloyd Jones que la suma que se pagó para el estudio previo fue de 720 mil pesos. Y pidió votar una interpelación al ministro Antonena.

Juan Pais dijo: «adelantó que nuestro bloque no va a acompañar este pedido de interpelación». Y sostuvo que «cuando advertimos que se habla de modernización, entiendo que la diputada se oponga, ya que cuando se ve lo que su grupo político ha hecho en Trelew, no es una materia en la que se especialicen».

Recordó que «en esta casa se hicieron presentes los funcionarios» de Economía, Rentas y del Banco del Chubut, «y la diputada estuvo presente. Allí respondieron cada una de las preguntas y quedaron a disposición».

Por ello -afirmó País- «aquí se está intentando un circo y sacar tajada política sin ver los problemas de fondo. Por eso nuestro bloque no va a acompañar y pide al resto que no se preste para esto».

Volvió a hablar Lloyd Jones para responder «el día que vino el ministro jamás se habló de este expediente, el 856, que hacía un año que estaban trabajando». Y agregó «respecto a mi grupo político, me reservo lo que pienso de tu grupo político, conducido por el cínico del gobernador que tenés, que tenemos lamentablemente».

Misma boleta 

En ese mismo tono, el oficialista Pais dijo lamentar «el calificativo que utiliza para referirse al Gobernador, pero le recuerdo que estaba muy contenta cuando integraba la lista de diputados que lo llevaba al gobernador Arcioni encabezando el proyecto político, ahora ha tomado una distancia que no se condice con lo que expresaba en aquel momento».
Lloyd Jones volvió a hablar y a sostener sus acusaciones, señalando que «estoy orgullosa de ser oposición de este lamentable Gobierno».

Inversiones 

Más adelante, otro madernista, José Giménez, le reclamó al presidente de la bancada oficialista que visite Trelew. Pais respondió: «entiendo que el gobierno no se olvida de la ciudad de Trelew, y en mi caso, estaba haciendo referencia a una gestión, no a sus ciudadanos. No me arrepiento de haber caminado una ciudad con el diputado, él tomó otro camino y yo sigo en el mismo lugar».

Respecto a Trelew, dijo que «es claramente la ciudad más asistida por el gobierno, pero parece que la responsabilidad es de la provincia y no de quien tiene a cargo la gestión», en alusión al intendente Maderna.

Nos genera dudas

Por su parte, la diputada radical Andrea Aguilera, admitió que es cierto que «el ministro siempre se puso a disposición de esta Cámara, y también es su función concurrir a despejar todas las dudas, no he visto el expediente ni han respondido el pedido de informes a esta contratación que nos genera dudas».

«La potestad tributaria del estado es permanente e indelegable, y en segundo lugar el secreto fiscal, la empresa ha elaborado su propuesta en base a la base de contribuyentes, se debe conocer el alcance de esos datos y si no se incurrió en una violación del secreto fiscal», advirtió Aguilera.

Finalmente, la diputada justicialista Mónica Saso pidió un cuarto intermedio que fue aprobado, y luego los legisladores no regresaron al recinto, terminando la sesión de forma abrupta.

Antonena dijo que sólo contratarían un software para el área de Rentas. La información de los empleados es que sumarán una consultora que cobrará un porcentaje por recaudación. No hay claridad de por qué la licitación la hará el Banco del Chubut. Diputados de distintos bloques acordaron reclamar más precisiones.

Persiste la incertidumbre del personal de la Dirección General de Rentas de la Provincia (DGR) en cuanto a la licitación que proyecta el Gobierno para contratar una consultora que «colabore» con la recaudación tributaria. Mientras que el ministro de Economía, Oscar Antonena, dijo en su última visita a la Legislatura que se trataba de la contratación de un software para mejorar los ingresos provinciales, desde los gremios y los propios trabajadores hay temor porque consideran que se intentaría aplicar un sistema -muy cuestionado- como el ya existente por ejemplo en la provincia de Córdoba.

Un grupo de diputados provinciales de distintos bloques, incluído el oficialismo, se presentó ayer en la DGR para escuchar la opinión y las inquietudes de los propios trabajadores. Allí estuvieron Juan Pais, Mariano García Araníbar, Manuel Pagliaroni, Rossana Artero, Leila Lloyd Jones y José Giménez. También participó del encuentro el secretario general de ATE, Guillermo Quiroga.

«Estuvimos casi todos los bloques representados para escuchar la posición y las inquietudes de los trabajadores sobre esta idea de avanzar con la tercerización del cobro de los impuestos provinciales, por decirlo de alguna manera», explicó a EL CHUBUT el diputado García Araníbar.

Agregó el legislador que durante el encuentro con los trabajadores «plantearon dudas en base a toda la información que tenían; habían investigado y nos manifestaron que algunas cuestiones son inconstitucionales, como delegar el cobro de un impuesto a una empresa privada por el tema de la seguridad de los datos y demás».

Además de las inquietudes recogidas, recordó García Araníbar que los empleados de la Dirección «nos hicieron llegar una nota muy completa y muy correcta a todos los diputados, donde manifestaban lo que veía como un posible problema».

Pedirán Mas Precisiones

«Quedamos en que nosotros desde la Legislatura vamos a avanzar para volver a contactarnos con el Ministerio de Economía, y para tener más en detalle lo que pretende al respecto», informó García Araníbar.

Repasó que hace algunos días estuvieron en la Legislatura el ministro de Ecomomía, Oscar Antonena; el presidente del Banco del Chubut, Miguel Arnaudo; y otros funcionarios. «Pero ahora surgieron una serie de dudas, unas cuantas, durante la charla con los empleados de Rentas». Por eso, agregó, «el compromiso fue volvernos a juntar y plantear a Economía o quien corresponda, que nos informe en detalle y si es posible por escrito para que no haya dudas, sea para bien o para mal. Porque si no hablamos sobre cosas que se hablan y no están escritas, la idea es partir de eso».

«Entendemos La Preocupacion»

Tras la reunión con los trabajadores, el diputado dijo a EL CHUBUT que «entendemos la preocupación». Y subrayó que «dejaron en claro que no hay una oposición por cuestiones personales sino que si se avanza como se dice con la tercerización de los cobros y se toma el ejemplo de la situación de Córdoba, ellos están preocupados porque podría hasta desaparecer el área de Rentas».

Entonces, insistió el legislador sastrista, «necesitamos ir paso a paso y que esto esté por escrito para discutir algo concreto». Y «para estar de acuerdo o no, necesitamos certezas y eso planteamos que vamos a buscar desde la Legislatura; luego tomaremos postura».

Subrayó que «no es lo mismo la adquisición de un software que la tercerización o privatización del proceso de cobranza que realiza Rentas. Estamos en esas dos puntas y hay que saber qué se pretende y qué busca el Poder Ejecutivo».

Omar ‘Pato’ Fernández contó que sintió intimidado por dichos del ministro de Economía, que visitó la oficina de Rentas en Esquel.

Omar ‘Pato’ Fernández, trabajador de la Dirección General de Rentas de la provincia en Esquel, explicó días atrás la preocupación de los empleados por una posible privatización de la recaudación chubutense. Este viernes, volvió a hablar y narró su encuentro reciente con el ministro de Economía, Oscar Antonena.

En primer lugar, Fernández sostuvo que si bien en su visita a la cordillera, el gobernador, Mariano Arcioni, primero habló de «una cuestión tecnológica», a la tarde terminó reconociendo que la empresa se llevaría un porcentaje de la recaudación. «En sus dichos el gobernador reconoce que una parte de los tributos de los chubutenses se los va a llevar una empresa privada», señaló.

Sin embargo, contó que el jueves por la mañana los visitó Antonena. Observó como algo «raro» que se acerque un ministro, pero además Fernández relató que «con el devenir de la charla empezó a hacer hincapié en que yo había sido funcionario en el Ministerio de Economía, que había sido director del Banco Provincia». «Lo dijo en un tono que me sonó raro», consideró.

«Después empezó con que las denuncias hay que hacerlas en Tribunales y no ante la prensa. Dijo textualmente que los periodistas nos utilizan», continuó. Sin embargo, subrayó que como empleados «podemos exteriorizar una situación que se produce dentro de la órbita de nuestro trabajo porque aquí se mueven dineros públicos».

Incluso, Fernández comentó que el ministro les habló de un chat que tienen los trabajadores y les aseguró que sabía lo que escribían allí.

«El ministro nos describe como si la administración de Chubut fuera un cantón suizo, cuando se incendió la Casa de Gobierno, la Legislatura y estuvimos meses y meses penando para cobrar nuestros sueldos que nos pagaban de a cuotas», remarcó. «Las intimidaciones hay que hacerlas públicas y por eso lo estoy haciendo público», cerró.

Los ministros llegaron hasta sus autos, pero ante el airado reclamo de los agentes tuvieron que regresar al lugar donde se desarrolló el encuentro.

En la tarde de este viernes se llevó a cabo una nueva y fallida reunión entre policías de Chubut y representantes del gobierno provincial, luego de varios días de reclamos salariales con presencia en las rutas y calles de distintas ciudades.

Según informaron desde el Consejo de Bienestar Policial, la negociación no llegó a buen puerto en el marco de la reunión de la que participaron los ministros José Grazzini (Gobierno) y Oscar Antonena (Economía).

En redes sociales, representantes del Consejo de Bienestar indicaron que «Lamentablemente las propuestas de los Ministros Grazzini y Antonena no alcanzó» y señalan que «En estos momentos están sin poder salir de Jefatura de Policía».

En la misma publicación, que acompañan con videos de los reclamos en la Jefatura de Policía en Rawson, expresan que «La gente está muy enojada. A partir de ahora se pide $100.000 al básico y el pago en una cuota de la cláusula gatillo».

El titular de la cartera de Gobierno, José Grazzini, y el de Economía, Oscar Antonena, llegaron a la Jefatura de Policía para reunirse con integrantes del Consejo de Bienestar Policial. Un grupo de efectivos policiales y retirados se ubicó en una de las puertas, y no dejaron salir a los funcionarios «hasta que se llegue a un arreglo», se escuchó a los manifestantes . Según informó ADNSUR, los ministros llegaron hasta el auto, pero ante el reclamo de los policías tuvieron que regresar a la convocatoria.

La referente del sector de Jubilados y Pensionados, Blanca Gayone, participó en la movilización que realizaron varios sindicatos estatales en reclamo de aumentos salariales.

En diálogo con Metadata, Gayone recordó que a los jubilados “recién el 2 de septiembre nos depositaron el mes de julio”.

Calificó de “canallesco lo que sucede con nuestra caja previsional” y atribuyó que esto ocurre “porque los fondos no están en las cuentas bancarias del Instituto de Seguridad Social y Seguros del Chubut”.

La líder de Jubilados responsabilizó al ministro de Economía, Oscar Antonena y aseguró que “se toma atribuciones que no tiene y se apodera de nuestros fondos”.

En torno a uno de los temas más preocupantes del Instituto de Seguridad Social y Seguros (ISSyS), Gayone pronosticó que la deuda histórica “hoy debe estar superando los 100.000 millones de pesos”.

“Es muy importante que los activos puedan acompañarnos en este reclamo, ya que la Constitución dice que los fondos los debe recaudar y administrar el Instituto y que deben tener el destino específico para lo que se recaudan”, precisó en diálogo con Metadata Noticias.

DESVÍO DE FONDOS

Gayone remarcó que es esencial de que los sindicatos cada vez que se sienten a negociar paritarias “dejen sentado en actas de que debe corregirse el desvío de los fondos”.

“También debemos estar muy atentos a la obra social, nos preocupa mucho por lo que dijo el ministro de Salud que sería el que va a ejercer la gobernanza de los fondos y nuestra obra social es estatal”.

 

Lo aclaró el ministro Antonena, aunque no puede precisar todavía cuándo se podrá cumplir con la vencida obligación del pago del medio aguinaldo.

“Estamos trabajando en la deuda que no es un tema exclusivo nuestro. Nadie puede desconocer lo que pasó en la Argentina. Todos conocemos que no existen ingresos suficientes para cumplir con nuestras obligaciones”, señaló el ministro de Economía de Chubut, Oscar Antonena.

El funcionario acotó que “se empieza a regularizar esta circunstancia desde hace dos meses, donde los sectores más postergados tienen prioridad. Tenemos la ventaja de poder cumplimentar una masa salarial por mes”.

En cuanto a la deuda pendiente, indicó que “estamos planificando para cumplimentar el aguinaldo. Tenemos una planificación financiera que hemos comunicado. Es de esperar que en las próximas semanas se comunicará lo que se abonará en ese momento”.

En declaraciones dijo que “no vamos a emitir conceptos” sobre las negociaciones que “obviamente mantenemos” con la dirigencia gremial estatal para saldar lo adeudado en materia salarial.

Recordó que la masa salarial es de 5.100 millones de pesos y precisó que “tenemos la mitad”, aclarando que el medio aguinaldo que se pagará antes será el que no se abonó el 30 de junio. “Lo que primero se cumple es con la obligación vencida”, apuntó.

Fuente: El Extremo Sur

El malestar de los trabajadores de la Dirección General de Rentas (DGR) con el ministro Oscar Antonena va en aumento.  Afirman que no alzan la voz porque las autoridades del área “los amedrentan y hay temor a represalias”, confiaron a El Diario.

Esta vez el reclamo es por la oportunamente anunciada agencia de recaudación provincial. Según revelaron fuentes de la DGR nunca se convocó al personal para que participe del armado del proyecto “como había prometido el Ministro”. Los trabajadores presentaron un reclamo formal ante el anuncio realizado hace un año atrás, y según indicaron, “nunca brindaron información clara y precisa”.

Esta semana volvió a mencionarse que desde Economía, estarían evaluando el proyecto, y por ello los trabajadores llaman la atención de los funcionarios solicitando que “prioricen al personal de la planta de la DGR”. Antonena no estaría ganando seguidores entre los empleados de su cartera.