Tag

Martín Guzmán

Browsing

El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, sostuvo un encuentro este miércoles con el papa Francisco, en la que conversaron sobre las posiciones del país suramericano en la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), informaron fuentes gubernamentales.

El Ministerio de Economía de Argentina comunicó que durante la reunión, el ministro y el Pontífice analizaron «las posiciones de la Argentina sobre la renegociación de la deuda con el FMI y sobre cómo abordar las problemáticas de la arquitectura financiera y económica internacional».

De acuerdo con la fuente, el sumo Pontífice se mostró comprometido con la propuesta argentina. Debido a ello, el Gobierno del país considera que la máxima autoridad religiosa ha sido «de gran ayuda» para la negociación de la deuda. «Está absolutamente comprometido», destacaron desde el equipo ministerial.

En el Ministerio de Economía destacaron que Argentina ha padecido los problemas de funcionamiento de la arquitectura financiera mundial, y que el Papa siempre ha sido de gran ayuda para que la gente esté mejor. Fuentes del Vaticano han considerado el encuentro como un «gesto importante».

Luego de su paso por Berlín y antes de continuar la gira por Madrid y París, el ministro Guzmán llegó a Roma el martes acompañado por el director ante el FMI para la Argentina y el Cono Sur, Sergio Chodos, y la jefa de Gabinete del Ministerio de Economía, Melina Mallamace.

La agenda de Guzmán en la capital italiana se inició a las 09H00 (hora local) con una reunión en la cual estuvieron presentes el presidente de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales (PACS), el economista italiano Stefano Zamagni y el obispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo.

Fuente: Telesur

El ministro de Economía de Argentina mantuvo una reunión de 45 minutos con el papa Francisco en el Vaticano como parte de su visita a Roma, donde luego se encontrará con su par italiano Daniele Franco, en una nueva etapa de la gira europea que inició el fin de semana para conseguir apoyos de cara a la restructuración de la deuda.

El ministro de Economía, Martín Guzmán se reunió a solas este miércoles con el pontífice durante 45 minutos en la Biblioteca Privada del segundo piso del Palacio Apostólico.

Durante la reunión, el ministro y el pontífice abordaron la situación de la deuda que debe afrontar el país con el Fondo Momentario Internacional (FMI) y con el Club de París, en medio de fuertes pedidos del Papa para que los organismos internacionales avancen en una «reducción significativa de la deuda» de los países más empobrecidos.

Guzmán llegó a Roma a última hora del martes acompañado por el director ante el FMI por la Argentina y el Cono Sur, Sergio Chodos, y la jefa de gabinete del Ministerio de Economía, Melina Mallamace, luego de su paso por Berlín y antes de continuar la gira por Madrid y París.

La agenda de Guzmán en la capital italiana inició a las 9 locales (4 de Argentina) con una reunión con el presidente de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales (PACS), el economista italiano Stefano Zamagni, de la que también participó el obispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la institución.

La reunión, considerada por las fuentes vaticanas como un «gesto importante» de la Santa Sede para escuchar en boca de Guzmán la posición argentina sobre la deuda , fue en la Casina Pio IV, dentro de los jardines del Vaticano y el mismo edificio en el que el ministro expuso el 5 de febrero de 2020 junto a la titular del FMI, Kristalina Georgieva, en un evento en el que también participó el Papa.

Uno de los miembros ordinarios de la PACS, designado en junio pasado por Francisco, es el actual premier italiano, Mario Draghi, expresidente del Banco Central Europeo y figura de peso en el mapa político del Viejo Continente.

En otro gesto de la Santa Sede hacia Guzmán, el ministro y su comitiva pudieron recorrer la Capilla Sixtina, la obra cumbre de Miguel Ángel en la que se realizó el cónclave que eligió a Francisco como Papa, pese a que los museos vaticanos se encuentran cerrados al público hasta el 3 de mayo.

Tras las reuniones con Zamagni y con Francisco, Guzmán encabezará un encuentro en la embajada argentina ante Italia con empresas italianas radicadas en la Argentina que organizó el embajador Roberto Carlés.

Luego del encuentro con las empresas, entre ellas algunas de peso como ENEL, Eni, Ghella y Leonardo, Guzmán tendrá una bilateral con su par italiano en la sede del ministero de Economía del país europeo.

La visita del titular del Palacio de Hacienda a Italia se da en el marco de su gira por el continente europeo, donde mantuvo y desarrollará encuentros con los ministros de Economía y Finanzas de Alemania, Italia, España y Francia, para dialogar sobre la renegociación del programa argentino con el FMI y la deuda con el Club de París, entre otros puntos de interés común.

La Argentina encarará una negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para alcanzar un nuevo programa de financiamiento de la deuda por u$s45.000 millones contraída durante el gobierno de Mauricio Macri.

Con el Club de París, por su parte, en mayo vence el plazo para el pago de un compromiso de alrededor de US$2.500 millones.

En ese marco, Francisco pidió la semana pasada al FMI y al Grupo Banco Mundial (GBM) una «reducción significativa de la deuda» a países pobres, en lo que consideró «un gesto profundamente humano».

Antes de la reunión de hoy y del seminario que compartieron en febrero del año pasado, el primer encuentro de Guzmán con Francisco fue en mayo de 2019, con una reunión en la residencia de Casa Santa Marta, en la que el ahora ministro estuvo acompañado por el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz en el marco de una actividad de la fundación pontificia Scholas Occurrentes.

El ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, comienza hoy un viaje oficial a Europa, donde tiene previstas desde este domingo reuniones en diversos países para renegociar la deuda de Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Club de París, indicaron fuentes oficiales.

El objetivo central del viaje, según un comunicado ministerial, es «conseguir los apoyos necesarios de los accionistas del FMI para concretar un programa que le sirva a Argentina».

La agenda comienza este domingo en Berlín con una reunión con el ministro federal de Asuntos de Economía y Energía de Alemania, Peter Altmaier, y continuará el martes con el secretario del Ministerio Federal de Finanzas, Wolfgang Schmidt. Después, Guzmán se trasladará a Roma, donde se reunirá el miércoles con el ministro de Economía y Finanzas italiano, Daniele Franco, mientras que el jueves será el turno de encontrarse en Madrid con la ministra de Economía y vicepresidenta segunda del Gobierno de España, Nadia Calviño.

El recorrido en busca de apoyos finalizará el próximo día 16 en París, con una reunión con el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire.

La representación del Gobierno argentino intentará así «construir consensos y entendimientos sobre lo que la Argentina necesita para estabilizar su economía». Además de con los representantes gubernamentales, Guzmán se verá con «representantes de la sociedad civil y sector privado». En la comitiva de Guzmán viaja el director ante el FMI para Argentina y el Cono Sur, Sergio Chodos.

Argentina negocia desde el año pasado un nuevo programa con el Fondo para refinanciar deudas con el organismo por unos 44.000 millones de dólares.

Por otra parte, el país suramericano busca refinanciar su deuda pendiente con el Club de París, por unos 2.400 millones de dólares, y que, de no mediar un acuerdo con este grupo, debe saldar antes de finalizar mayo o, de lo contrario, el foro de países acreedores podría declarar a Argentina en cese de pagos pasados 60 días desde el plazo límite.

El Club de París se creó en 1956, cuando Argentina acordó reunirse en París con los países con los que había contraído deudas. Desde entonces, según datos del propio grupo, el Club de París ha alcanzado 473 acuerdos con un centenar países deudores. En el caso de Argentina, han sido nueve acuerdos, el último suscrito en mayo de 2014.

Fuente: CincoDíaz

El ministro de Economía, Martín Guzmán, parte este sábado rumbo a Berlín, Alemania, para iniciar una gira que incluirá Italia, España y Francia, en ese orden, donde se reunirá con sus pares y directivos del sector privado para sumar respaldo internacional a la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Se busca llevar adelante el mismo proceso de convencimiento sobre la posición argentina que se hizo con los acreedores privados”, indicó una fuente del Palacio de Hacienda a Télam.

Si bien la deuda que la Argentina mantiene con el Club de París también formará parte de los encuentros con funcionarios europeos, se informó que “lo central girará en torno de las negociaciones que se llevan adelante con el FMI”.

“El éxito de este viaje es que nos reciban y nos escuchen. Eso luego debe transformarse en apoyos, pero el motivo de las reuniones no pasa por cerrar acuerdos”, destacó la fuente.

En este sentido, se aclaró que “el trabajo para generar consensos y apoyo internacional es sustancial. De hecho, esta semana fue muy positiva en este sentido”.

A fines de abril, la Argentina deberá afrontar un vencimiento de US$ 2.400 millones con el Club de Paris, que puede ser cancelado con una mora de hasta 30 días.

El Club de Paris, un foro de países que no tiene la estructura de organismo con la que cuenta el FMI, tiene “una regla no escrita” que establece la necesidad de contar con un aval previo del Fondo para poder realizar cualquier reestructuración de la deuda.

En este contexto, el eventual acuerdo con el FMI será la llave para acordar también con el Club de París.

La Argentina debía afrontar el pago de US$ 2.000 millones en abril del 2020 y solicitó un “waiver” (dispensa) por un año, previsto en el contrato.

Esa deuda tiene un interés del 9% anual, y es remanente de los casi US$ 10.000 millones que la Argentina renegoció con el Club de París en el 2014.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó que la Argentina cuenta en la actualidad con una capacidad distinta para lidiar con la situación de salud que enfrentó en marzo de 2020, en el inicio de la pandemia, y señaló «la economía no podría soportar un cierre total, una cuarentena estricta del tipo Fase 1».

En lo que respecta a las negociaciones con el FMI, dijo que el principal objetivo que se busca es “que el acuerdo tenga un sentido que es el de ayudar a la Argentina” y sostuvo que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner “está planteando una realidad” cuando sostiene que la deuda adquirida por el Gobierno de Mauricio Macri por u$s 45.000 millones es impagable.

“Hoy estamos con capacidades distintas para lidiar con la situación pura de la salud. Por supuesto que, desde el punto de vista económico, buena parte de ese margen ya se utilizó. Hoy la economía no podría soportar un cierre total, una cuarentena estricta del tipo Fase 1 como aquella que se implementó en marzo de 2020, pero esa no es la idea”, sostuvo el ministro en un reportaje con CNN En Español al referirse a la pandemia.

“Desde el punto de vista de las restricciones de circulación va a ser otra historia de lo que fue en marzo de 2020. Pensemos que la economía está diseñada, preparada, funciona con circulación. Entonces, por más que haya pandemia, el efecto sobre la economía es menor. Fijémonos en lo que está pasando ahora: todavía estamos en pandemia. Pero llevamos nueve meses consecutivos de actividad económica creciendo”, destacó el titular del Palacio de Hacienda.

“De hecho hemos revisado hacia el alta los pronósticos de crecimiento para 2020. Era 5,5% en la proyección de septiembre de 2020 y hoy es 7%, que también es un pronóstico prudente, porque conviene ser prudentes. Pero la realidad es que la pandemia está, la pandemia golpea a todo el mundo, pero las políticas que se adoptaron en 2020 permitieron que estemos en una situación mejor que otros países de la región, habiendo protegido el trabajo y el capital de la economía. La argentina es la economía que más se está recuperando”, agregó.

Este jueves, el ministro de Economía Martín Guzmán culminó su gira por estados Unidos y concluyó las conversaciones con autoridades del FMI en la cual coincidieron en un «entendimiento común respecto a la necesidad de garantizar la sostenibilidad macroeconómica y de salvaguardar la recuperación post-coronavirus en curso».

La gira del ministro comenzó con reuniones con un grupo de fondos de inversión en Nueva York y finalizó (formalmente) este miércoles con un contacto con el Banco Mundial y el Tesoro norteamericano, que culminó este jueves.

En un comunicado, el organismo indicó que ambas partes coincidieron en que hay un «reconocimiento compartido de la importancia de políticas para impulsar las exportaciones con agregación de valor y la productividad», entre otros temas.

Uno de los puntos del comunicado emitido por el FMI destaca que las autoridades «avanzaron en la definición de algunos principios clave que podrían sustentar un programa económico para ayudar a abordar los desafíos de Argentina a corto y mediano plazo».

Además, puntualiza que «hubo un entendimiento común respecto a la necesidad de garantizar la sostenibilidad macroeconómica y de salvaguardar la recuperación post-coronavirus en curso».

El documento subraya que tanto las «autoridades argentinas y el equipo del Fondo también coincidieron en que el desarrollo continuo del mercado de capitales nacional sería fundamental para que Argentina financie de manera sostenible las inversiones necesarias y fortalezca su resiliencia macroeconómica».

Por último, el documento augura que el «equipo del FMI y las autoridades argentinas continuarán trabajando juntos con miras a profundizar los entendimientos en estas áreas clave».

El balance de Guzmán

En este sentido, el ministro Guzmán destacó a través de Twitter que se están «dando pasos importantes hacia el objetivo de tener un programa que nos permita refinanciar los 45.000 millones de dólares de deuda que tomó el gobierno de Juntos por el Cambio con el FMI».

Fuente: AM750

En medio de las negociaciones del ministro de Economía Martín Guzmán con el Fondo Monetario Internacional, la cartera que dirige confirmó este miércoles que el organismo otorgará al país US$ 4.354 millones en concepto de Derechos Especiales de Giro.

Esto parece parece darle aire al plan económico del Gobierno y permitir cumplir con los vencimientos con el FMI este año.

Tal como había anunciado el día anterior en su cuenta de Twitter, la titular del FMI Kristalina Georgieva, el organismo ampliará el monto previsto para distribuir este año entre los distintos paises miembros a US$ 650.000 millones. Como Argentina tiene una participación de 0,67% le corresponden el equivalente a 3.052,6 millones, una cifra que al tipo de cambio de hoy llega a US$ 4.354 millones.

Los Derechos Especiales de Giros (DEGs) son un activo de reserva internacional, que fueron creados a fines de la década de 1969 por el FMI para ayudar a complementar las reservas oficiales de los países miembros. Su valor se basa en una cesta de cinco monedas principales: el dólar de EE.UU., el euro, el renminbi chino (RMB), el yen japonés y la libra esterlina.​

Esta ayuda apunta a proveer liquidez a economías con bajas reservas y problema de financiamiento en un contexto de crisis global. Los Tesoros emiten avales y eso permite al organismo tomar la liquidez prestada del mercado a tasas muy bajas y ampliando su capital.

Georgieva​ anunció el martes que presentará ante el Directorio Ejecutivo del organismo en junio próximo una propuesta formal de esta iniciativa. Si bien los plazos para la acreditación de este monto aún no son precisos, se puede tomar como referencia la última vez que el FMI giró este tipo de ayuda, en 2009. En abril de ese año el G20 había dado su respaldo a una nueva emisión de DEGs, que fue aprobada por el Directorio Ejecutivo del FMI a fines de junio y el desembolso fue otorgado a fines de agosto de ese mismo año.

El anuncio es una buena noticia para el país que deberá afrontar vencimientos por US$ 4.800 millones en septiembre y diciembre con el propio Fondo Monetario. Además deberá pagar otros US$ 2.500 millones con el Club de París.

El devenir de las negociaciones que lleva adelante el Gobierno con el Fondo entonces es clave para entender el destino que se le dará a este aporte extra. La asignación de DEGs a los países miembros se traduce en un asiento contable equivalente en el stock de reservas internacionales, pero esa porción de reservas es considerada como no líquida. Sin embargo, puede ser utilizada para pagar servicios de deuda con el FMI (intereses y amortizaciones de capital) y también pueden cambiarse voluntariamente contra dólares u otras monedas (fuertes) de libre circulación con otros países -que los podrían utilizar para cancelar sus propias obligaciones con el FMI.

El economista de Eco Go Martín Vauthier, afirmó: «En el contexto actual de la Argentina, el camino óptimo sería avanzar en un programa económico que sea creíble desde el punto de vista fiscal, monetario y financiero; que pueda brindar previsibilidad hacia adelante. Hacerlo en el marco de un acuerdo con el Fondo, lo que permita despejar vencimientos, le daría aire a la economía, permitiría bajar el riesgo país y reduciría las tensiones cambiarias» afirmó.

Para los analistas de Quantum Finanzas, «Los recursos extraordinarios contribuirán para que Argentina cuente con más reservas para afrontar los compromisos hasta las elecciones sin cerrar un acuerdo con el FMI, lo que parece ser un objetivo del Gobierno. Sin embargo, de esa forma es muy probable que se profundicen los desequilibrios macroeconómicos. Por otro lado, aprovechar los mayores recursos para avanzar en un acuerdo cumplible con el FMI contribuiría a un proceso electoral y post electoral menos incierto».

Fuente: Clarín

El ministro de Economía, Martín Guzmán, mantuvo un encuentro en Washington con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, para «avanzar con las negociaciones» por la deuda de unos u$s 44.000 millones.

Así lo informó el Ministerio de Economía tras el encuentro, a través de un comunicado que contenía apenas un párrafo y fotos del encuentro.

Más extenso fue el comentario de Georgieva, quien dijo: «Muy buena reunión con el ministro Guzmán para analizar la situación económica argentina y el camino a seguir. Nuestros equipos están trabajando juntos constructivamente para ayudar a fortalecer la estabilidad económica, proteger a los vulnerables y promover un crecimiento sustentable. Nuestro estrecho diálogo continuará».

El Palacio de Hacienda guardó hermetismo sobre el contenido del encuentro -duró dos horas- que se produce en medio de crecientes indicios de que la Argentina buscará postergar un acuerdo con el organismo hasta después de las elecciones legislativas de octubre próximo.

El encuentro se produjo luego de que Guzmán se reunió en la embajada argentina en Washington con los funcionarios del FMI que siguen las negociaciones del programa que busca reprogramar el préstamo otorgado por el organismo multilateral a la Argentina en 2018.

Georgieva, a través de su cuenta en la red social Twitter, dijo que mantuvo una «muy buena reunión con el ministro (de Economía, Martín) Guzmán sobre la situación económica de Argentina y el camino por recorrer».

Fuente: Telefe

El ministro de Economía, Martín Guzmán, se encuentra reunido con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, en Washington, para continuar con las negociaciones para un nuevo acuerdo entre la Argentina y el organismo.

Fuentes gubernamentales y del organismo confirmaron a Télam que la reunión comenzó pasadas las 13.10 (hora de Washington, 14.10 en Argentina).

De manera previa, esta mañana, Guzmán se reunió con el equipo negociador el FMI, compuesto por la vicedirectora del organismo multilateral para la región, Julie Kozack, y el encargado del caso argentino, Luis Cubeddu, en la Embajada argentina en Washington.

El ministro estuvo acompañado por el representante argentino y del Cono Sur ante el FMI, Sergio Chodos.

La Argentina buscará la renegociación de la deuda con el FMI, de 45.000 millones de dólares, a través de un nuevo programa de Facilidades Extendidas, que tendría cuatro años y medio de gracia y un plazo de 10 años.

La estadía de Guzmán en Washington DC culmina mañana, con entrevistas pautadas funcionarios del Tesoro de los Estados Unidos. También mañana participará de una videoconferencia con el presidente Alberto Fernández y el titular del Banco Mundial, David Malpass.

El funcionario argentino se reunió ayer con autoridades del Banco Mundial, organismo qeu ratificó qur otorgará créditos a la Argentina destinados al desarrollo de infraestructura, protección social, salud, empleo y cambio climático por USD 2.000 millones durante 2021.

Guzmán mantuvo un encuentro con el director gerente de Operaciones del Banco Mundial, Axel van Trotsenburg, quien agradeció la provisión de los fondos y destacó “el compromiso y capacidad operativa en este contexto difícil a la hora de la aprobación de los créditos y los desembolsos”.

El ministro llegó a Estados Unidos el jueves último, a Nueva York, donde se reunió con representantes de fondos de inversióny de inversores argentinos que participaron en la restructuración de la deuda. Asimismo, se entrevistó con el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz.

El ministro de Economía se reunirá con la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, y funcionarios del organismo el martes y el miércoles próximos en Washington, para avanzar en un nuevo programa financiero por la deuda de US$ 45.000 millones contraída en 2018.

La agenda del titular del Palacio de Hacienda prevé también encuentros con los principales funcionarios del Banco Mundial, de cara a las necesidades de financiamiento que tiene en mente llevar adelante el Gobierno para obras de infraestructura.

La semana pasada, el vocero del FMI, Gerry Rice, señaló que las reuniones con los técnicos del organismo y con Georgieva «se centrarán en cómo enfocar una mayor estabilidad para la economía basado en el crecimiento, apuntalado por el empuje del sector privado y tomando muy en cuenta a la población más vulnerable».

El Gobierno explicitó al FMI en agosto pasado la necesidad de alcanzar un acuerdo para reprogramar los vencimientos de la deuda de capital por alrededor de 45.000 millones de dólares, contraídos durante la administración de Mauricio Macri.

El ministro Guzmán, quien arribó a Nueva York el jueves por la tarde, mantuvo esa misma noche un encuentro con académicos y el viernes -en la sede del Consulado argentino- se reunió con representantes de fondos de inversión, entre ellos varios que participaron del canje de deuda cerrado en septiembre pasado.

En el encuentro que mantuvo con inversores, el funcionario les dijo que el Gobierno está “trazando un camino consistente y sostenible para la Argentina, con previsibilidad y reglas de juego claras que favorezcan un ambiente propicio para las decisiones económicas”.

El titular del Palacio de Hacienda también subrayó la necesidad de respetar la sostenibilidad fiscal como un pilar de la estabilidad económica.