Tag

ministro de salud

Browsing

«En tiempos de pandemia, se necesita un ministro de Salud que esté al 100% en forma. Actualmente no lo estoy».

El ministro de Salud de Austria, Rudolf Anschober, de los Verdes, el socio menor de la coalición liderada por los conservadores del país, ha comunicado este martes que renunciará porque está sobrecargado de trabajo debido a la pandemia de Covid-19 y porque su salud está sufriendo las consecuencias.

«Hoy anuncio mi salida del gobierno federal. En tiempos de pandemia, se necesita un ministro de Salud que esté al 100% en forma. Actualmente no lo estoy», dijo Anschober, de 60 años, en Twitter. «Entregaré el cargo a mi sucesor en los próximos días y me recuperaré en las próximas semanas. Hasta entonces, también me tomaré un descanso de Twitter. ¡Todo lo mejor!», se despidió el ministro.

«No me quiero romper», explicó en un breve comunicado a los medios y agregó que recientemente ha estado sufriendo problemas de presión arterial y agotamiento.
«Acepté un trabajo muy bonito y desafiante hace 15 meses. Siento como si no hubieran sido 15 meses, sino 15 años».

Anschober, un ex periodista y maestro de escuela de 60 años, es uno de los políticos más populares del país, conocido por sus largas y pacientes explicaciones sobre los desafíos de la pandemia, a menudo mientras sostiene grandes copias impresas de gráficos. Sin embargo, también ha sido una voz solitaria en el Gobierno al pedir medidas de bloqueo más estrictas ante el alto número de infecciones. Eso ha significado chocar con los conservadores del canciller Sebastian Kurz, que han querido aflojar las restricciones incluso admitiendo que las infecciones son demasiado altas.

La pandemia ha golpeado al Gobierno austríaco, que como muchos otros en Europa se enfrenta a una creciente frustración social con las medidas de cierre y la lenta distribución de las vacunas. Anschober dijo que no ha tenido un solo día libre completo en más de un año, algo que ha terminado por dañar su salud.

El ministro de Salud de Ecuador, Juan Carlos Zevallos, renunció al cargo hoy, anunció el presidente Lenín Moreno en medio de un escándalo por el suministro de la vacuna contra el coronavirus a sus familiares y otras personas no prioritarias.

«Hay quienes solo ven errores. Respeto esa opinión. Yo prefiero recordar al Ministro que aceptó la difícil tarea de conducir la salud del país en la peor crisis sanitaria que vive Ecuador y el mundo, y que con trabajo y sacrificio ayudó a salvar cientos de miles de vidas», dijo el mandatario por Twitter.

En una carta divulgada por el gobernante al pie de su mensaje, Zevallos presentó su renuncia irrevocable al puesto que ocupaba desde hace once meses «dada la situación política actual, y con el fin de posibilitar la continuidad» del plan de vacunación, que se inició en enero.

«Las políticas de salud permitirán que, hasta el fin de su Gobierno, más de dos millones de personas estén vacunadas», agregó, citado por la agencia de noticias AFP.

Zevallos asumió la conducción del Ministerio de Salud en lo peor de la pandemia en Ecuador, país que declaró la presencia del virus hace un año, y será indagado por un supuesto tráfico de influencias luego de que varios de sus familiares fueran vacunados con las primeras dosis importadas por el Gobierno.

La Fiscalía abrió la investigación ante denuncias de diversos sectores al conocerse que familiares del ahora exfuncionario, entre ellos su madre, que viven en un centro geriátrico de una clínica privada, fueron inmunizados por parte de una brigada de un hospital público de Quito.

A partir de enero, Ecuador recibió casi 42.000 dosis del dúo estadounidense-alemán Pfizer-BioNTech para inmunizar a personal médico de primera línea, así como en residencias de ancianos, de acuerdo al plan del Gobierno, que asumió de manera exclusiva la compra de la vacuna.

El ahora exministro, quien además aún puede ser llamado a juicio político por la Asamblea Nacional, admitió entonces que a su madre, de 87 años, y a «varios» de sus allegados les fue suministrada la dosis, desatando críticas incluso del personal médico.

Las críticas arreciaron al trascender que académicos y veteranos políticos, periodistas y dirigentes deportivos también fueron tomados en cuenta para la vacunación.

Una funcionaria administrativa de la seguridad social fue destituida por ser de las primeras personas en ser inmunizada.

El país de unos 17,4 millones de habitantes es uno de los más golpeadas de América Latina por la pandemia: registra 281.169 casos (1.616 por cada 100.000 personas) y 15.669 muertos.

El Gobierno de Moreno, que concluirá el 24 de mayo próximo, sostiene que tiene negociada la compra de 20 millones de dosis de vacunas anticovid, entre ellas dos millones de la china Sinovac, cuya adquisición fue anunciada el jueves por el exministro.

El país andino también recibirá vacunas de la británica AstraZeneca y de la iniciativa Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a favor de los países más pobres.

Así lo informó el ministro de Salud, Fabián Puratich, quien confirmó que «ya se empezó a hacer la citación a través de la página web» para la vacunación. Y aseguró que «La prioridad es la franja etaria de mayores de 70 años, las personas en residencias de larga estancia, policías y docentes con factores de riesgo”. Y adelantó que en los próximos días, está previsto una llegada de más vacunas Sputnik V.

El Ministerio de Salud del Chubut habilitó una página web donde se puede realizar la inscripción para vacunarse contra el coronavirus. A la fecha, ya son más de 42 mil las personas inscriptas en toda la provincia.

El ministro de Salud del Chubut, Fabián Puratich, destacó que en el marco de la campaña de vacunación contra el Covid -19 que se lleva adelante en Chubut. “La mayoría del personal de Salud ya está vacunado. Sólo quedan los agentes de los consultorios privados y algunos sectores administrativos”, precisó.

“En total, la semana pasada, recibimos 4800 dosis de la vacuna Sputnik y 7000 dosis de Astra Zeneca. Con todo eso, se termina de vacunar al personal de Salud y se avanza con los adultos mayores en instituciones de ‘larga estancia’» , informó en diálogo con Radio 3 Cadena Patagonia.

Sobre las inscripciones, detalló que a la fecha “ ya hay 42.000 personas anotadas» , y confirmó que «ya se empezó a hacer la citación a través de la página. Todo se agiliza a medida que hay disponibilidad de vacunas. Cuantas más vacunas haya, más rápido se va a ir procediendo. La prioridad es la franja etaria de mayores de 70 años, las personas en residencias de larga estancia, policías y docentes con factores de riesgo”, detalló.

“Uno ve que hay una relajación y despreocupación y eso fue un error que se cometió en el hemisferio norte. En marzo, ya empieza a hacer frío y puede ser complicado porque otra vez los sistemas pueden ponerse al límite como ya hemos estado”, advirtió, y reiteró que “hay que seguir con los cuidados del distanciamiento, tapabocas e higiene de manos”.

El Ministro de Salud habló sobre el robo de 30 dosis de vacunas Sputnik V en el Hospital Regional de Comodoro y la investigación que iniciaron a partir de ello.

En declaraciones por LaCienPuntoUno, el Ministro de Salud de Chubut, Fabián Puratich se refirió al robo de 30 dosis de vacunas Sputnik V. «Es una vacuna que no va a tener utilidad, se trata del segundo componente, así que si no tienen aplicada la primera dosis no tendrá efecto. Si uno le busca un razonamiento lógico no existe”, indicó.

El titular de la cartera sanitaria de Chubut contó que le informaron unos días posteriores del robo y que a partir de ahí comenzó la investigación. “Primero se hace la investigación interna dentro de la institución, una vez que está listo el sumario de los hechos recién tiene validez. Lleva un proceso de administración que se debe cumplir”, aseguró.

Puratich explicó que “se nos dieron los nombres de los responsables y se pasó todo un informe a la Justicia. Los 15 allanamientos fueron a personas relacionadas, gente que tiene acceso a las vacunas”.

Y agregó: «Dentro de la presentación que se hace, se tiene un registro de las personas que se aplicaron las vacunas, la cantidad de vacunas y ahí figuran todos los datos, esas planillas se entregaron junto con las denuncias a la Justicia». A su vez, aclaró que no hay mucha gente que tenga acceso al lugar.

El Ministro reiteró que no encuentra la lógica a lo que sucedió, el “para qué y con qué objetivos se robaron, no tiene sentido, más que hacer daño. La verdad es que me cuesta creer que dentro del personal de salud pueda haber esa intencionalidad, sería una desilusión», se lamentó Puratich.

Sobre la llegada de más vacunas y su aplicación, Fabián Puratich dijo que “la gran mayoría va a salud y empezaremos con las personas en lugares de residencia, porque es un grupo de riesgo”.

Respecto al arribo de las vacunas de Astrazeneca, señaló que será la misma estrategia que se está utilizando ahora para vacunarse.

«Lo que hay que tener en cuenta con estas vacunas es que si uno recibe Sputnik V, debe recibir la segunda dosis de la Sputnik V. Hay más vacunas que están en vista y se seguirán sumando las vacunaciones», aseguró el funcionario.

Fuente: El Observador del Sur.

El ministro de Salud, Ginés González García, rechazó las “información falsas publicadas en las últimas horas en medios de comunicación y redes sociales” sobre presuntos efectos negativos de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus, y aseguró que, como resultado de las poco más de 32.000 dosis ya aplicadas, solo “se ha reportado un 1% de Esavi (eventos supuestamente atribuidos a la vacunación e inmunización)”.

Ginés González García señaló que “de los 317 casos reportados, el 99,3% se clasificaron como leves o moderados, y la presencia de fiebre, cefalea o dolor muscular, como síntoma único o combinados, representó el 80% del total de los eventos reportados”.

A través de su cuenta en Twitter, el funcionario consignó que, “a poco más de un día y medio del inicio de la campaña de vacunación contra Covid-19, se han registrado 32.103 dosis de vacuna Sputnik V aplicadas en personal de salud de todo el país”, y que, como resultado de ello, “al momento únicamente se ha reportado un 1% de Esavi”.

González García aclaró que, “de los 317 casos reportados, el 99,3% se clasificaron como leves o moderados, y la presencia de fiebre, cefalea o dolor muscular, como síntoma único o combinados, representó el 80% del total de los eventos reportados”. Recordó además que, “en caso de iniciarse, estos síntomas aparecen dentro de las 6 horas de aplicada la vacuna y desaparecen transcurridas 24-48 horas”.

La aclaración del ministro se suma a lo indicado el viernes por voceros de Salud, quienes habían anticipado a Télam que las reacciones reportadas tras la aplicación de la vacuna producida por el Centro ruso Gamaleya “fueron leves y moderadas, no requirieron hospitalización y están dentro de los parámetros normales de cualquier vacuna”.

En relación a ello, González García precisó que, “de los 317 casos reportados, el 99,3% se clasificaron como leves o moderados, y la presencia de fiebre, cefalea o dolor muscular, como síntoma único o combinados, representó el 80% del total de los eventos reportados”.

Los casos, informaron desde Salud, son reportados ante el Registro Federal de Vacunación Nominalizado (NoMiVac), una instancia prevista dentro de la planificación estratégica para el seguimiento de los eventos relacionados con la inmunización de la Covid-19 con la vacuna Sputnik V.

Conforme a los voceros de Salud, ese tipo de registros y controles “están planificados y pensados en el plan estratégico, y hay un sistema de registro en el Sistema Nacional de Vigilancia. Lo que se hizo, en este caso, es instar a las jurisdicciones y a los ámbitos de vacunación a que registraran eventos como dolores en el sitio de vacunación, febrícula, fiebre o dolor muscular”.

Explicaron  que, hasta ahora, “los registros en Argentina son coincidentes con los ensayos de fase 1 y 2 de Rusia”, y que “los efectos adversos son los esperados”.

González García tuiteó “la articulación federal” entre la Nación y las provincias “es un pilar esencial” para “fortalecer los sistemas de comunicación y las acciones oportunas vinculadas a la vigilancia” de los Esavi que puedan ser detectados entre el personal de salud que está siendo vacunado, en una primera instancia, contra el coronavirus.

Fuente: Chubut Para Todos

El ministro de Salud, Ginés González García, consideró hoy que en toda América «la pandemia está teniendo una duración inesperada» y en este sentido apeló a que la sociedad continúe con los cuidados preventivos, porque la vacuna «podría estar para principio de año o tal vez algunos días antes» y «en marzo» de manera masiva.

«Todos pensábamos que la pandemia en América iba a durar poquito, no como en Asia, pero sí como en Europa (que hoy está teniendo un rebrote muy fuerte) pero por alguna razón que no se explica mucho, -yo por lo menos no tengo la explicación y eso que leo todo lo que hay- está teniendo una duración inesperada, en toda América, desde Alaska hasta Tierra del Fuego», dijo hoy González García en una entrevista a Radio Continental.

El titular de la cartera de Salud señaló que esto se está dando «a pesar de que los países han tomados distintas estrategias para contenerla -el caso de los Estados Unidos y Brasil, por ejemplo- y sin embargo sigue siendo persistente y sigue siendo récord sin que nadie sepa bien por qué».

El Ministro explicó que «hay una versión que indicaría que el virus ha mutado a una mayor contagiosidad» y aunque sostuvo que no puede «asegurar» la certeza de la versión, consideró que «el continente americano sigue siendo el centro de la pandemia y que lamentablemente tenemos que tomar las medidas que tenemos que tomar».

Sobre estas medidas el ministro reiteró que en estos momentos se aplicaron mayores restricciones «en las jurisdicciones donde hoy se ha desplazado el epicentro de la pandemia que es el interior del país».

«Yo estoy muy orgulloso de la cuarentena», dijo más adelante el ministro cuando se le preguntó qué haría distinto, si tuviera que empezar de nuevo. No obstante, indicó que «seguramente hubiéramos hecho algunas cosas diferentes, ya que es fácil decirlo con el diario del lunes».

González García aseguró que «si nosotros no hubiéramos hecho la cuarentena inicial, las consecuencias serían terribles, porque estaríamos en situaciones que nunca quisimos. Habría gente que no hubiese podido ser atendida con una tasa de mortalidad mucho mayor. Cosas que indignan a una sociedad: como que alguien pueda morirse sin tener la asistencia que se merece», explicó.

En ese sentido, consideró que «la preparación del sistema y de nosotros, de cómo proceder, la gestión de las camas, la ampliación brutal del sistema que hicimos en cuatro meses en todo el país, fue muy fuerte y eso permitió que aún en las megalópolis, como ser el AMBA, donde la pandemia tuvo una permanencia sostenida de más de 35 días, nosotros nunca tuvimos ese problema».

«Ahora estamos tratando de que eso no suceda en el resto del país», subrayó.

«Es cierto que nosotros, ni la gente, ni nadie puede valorar lo que no pasó, lo que evitamos. Lo que no pasó nunca tiene mucho impacto», añadió el funcionario.

Sobre las vacunas

González García dijo «tener mucha esperanza» con respecto a la vacuna y anticipó que «podría estar para principio de año o tal vez algunos días antes». Aunque recordó que todavía ninguna está aprobada.

Ginés: "Entre las siete u ocho vacunas que están en primera línea, estamos negociando con cinco de esas"

«Entre las siete u ocho vacunas que están en primera línea, estamos negociando con cinco de esas. Hay tres que están haciendo ensayos de fase 3 en nuestro país, y una se fabricará acá. Pero la fecha exacta no la saben ni los propios fabricantes, ya que no saben cuándo será aprobada», aseguró.

Sin embargo, el Ministro aclaró que «el problema no es cuándo, sino cuántas», ya que después de conseguir la vacuna viene lo que el ministro llamó «la etapa tres, que es la logística de una vacunación masiva. Que no es nada fácil. La vacunación durará varios meses, será escalonada, de acuerdo a la cantidad que tengamos».

«Recién en marzo podremos tener masivamente la vacuna, pero igual iremos vacunando con anterioridad, en la medida que vayamos teniéndolas», aseguró.

De esta manera insistió en la necesidad de «no relajarnos ahora, cuando está tan cerca, quizás en un par de meses, la alternativa más segura que es la vacuna» y agregó: «Miremos Europa, pensaban que lo habían superado, pero la realidad es que no fue así, y no queremos que esto nos pase a nosotros».

El ministro de Salud, Ginés González García, advirtió que si no hay «una conducta distinta» en la población para prevenir los contagios de coronavirus, habrá «un mal final».

«Sin perjuicio de hacer todo lo que debamos hacer, si no hay una conducta distinta de la gente, esto tiene un mal final», sostuvo el funcionario nacional.

En declaraciones a a C5N, el titular de la cartera sanitaria alertó que «la situación está delicada» debido al «notable avance de la enfermedad».

«Se nacionalizó desde hace tres o cuatro semanas y crece muy fuerte», remarcó el integrante del Gabinete.

Juan Carlos Nadalich presentó este lunes su renuncia como ministro de Salud y Ambiente de Santa Cruz y mañana será remplazado por otro médico que venía ejerciendo en esa misma cartera la función de subsecretario de Salud Colectiva, Claudio García.

Nadalich argumentó razones personales para dejar el cargo que había asumido el 10 de diciembre de 2019, pero es evidente que incidieron sobremanera las críticas a su gestión por no haber podido controlar la grave situación epidemiológica que se desató con la pandemia de la COVID 19.

De hecho, la cantidad de casos positivos ya se aproximan a los 2.000 y los activos superaron los 1.700 que en su mayoría se registran en Río Gallegos, a lo que hay que sumar el lamentable deceso de 16 personas que se contagiaron del virus.

La renuncia le fue aceptada por la gobernadora Alicia Kirchner y fue comunicada de manera oficial luego de una reunión de gabinete celebrada esta tarde con la presencia de Nadalich, quien continuará trabajando en la misma cartera pero con otras funciones.

Respecto de Claudio García, se indicó que es médico cirujano que se graduó en la Universidad de Córdoba, teniendo además las especialidades de medicina general y medicina laboral.

 

Fabián Puratich, reiteró nuevamente la importancia del cuidado personal, que es “fundamental para que la enfermedad no se expanda con una velocidad mayor a la capacidad de respuesta de los sistemas sanitarios”, lo que provocaría un colapso en el sistema de Salud.

“Mirando el reporte de hoy de Nación donde 21 provincias presentan casos de Covid 19, donde se ve que claramente la enfermedad se está expandiendo por todo nuestro país, con mayor intensidad en algunas provincias que otras”, comenzó redactando en su cuenta de Twitter.

“Insisto en pedir que nos cuidemos cada uno de nosotros”, añadió, y pidió “cuidemos a todos y todas cuidandonos nosotros”.

En ese sentido admitió que “sabemos que están cansados, todos y todas estamos cansados y extrañamos nuestra vida de antes de la pandemia, pero aunque estemos en el siglo XXI no tenemos otra forma para protegernos”.

“Te pedimos que uses el tapa boca/nariz, que te laves las manos frecuentemente, que ventiles los ambientes y limpies las superficies, si toses o estornudas cubrite con el pliegue del codo y si no tenes que salir #QuedateEnCasa”, reiteró.

El ministro de Salud le dio un cierre a su mensaje agregando que “es mucho lo que pedimos, lo sabemos, pero hoy más que nunca el #DistanciamientoFísico es fundamental. Si querés demostrar amor a quienes te rodean, cuidate que así los cuidas a ellos”.

El ministro de Salud, Ginés González García, debió atravesar la pandemia con una sucesión de autocríticas sobre sus pronósticos errados, que comenzaron incluso antes de que la pandemia se abriera paso en la Argentina.

Que el coronavirus no iba a llegar en verano, que el dengue era más preocupante, que el pico iba a llegar en junio, que la cuarentena estricta de julio iba a servir para bajar los contagios.

El dinamismo que la enfermedad imprimió en la realidad sanitaria obligó al funcionario a desdecirse en reiteradas ocasiones desde principios de año. La última vez fue este jueves, cuando admitió que creía que el regreso a la fase 1 dictado a principios de mes iba a aplanar la curva eternamente ascendente de casos.

Es verdad que los diferentes traspiés que enfrentó el ministro están lejos de ser un fenómeno únicamente argentino. La novedad de la enfermedad y la falta de información acerca del nivel de contagiosidad y tratamientos encendió debates que pusieron bajo el foco incluso la credibilidad de la propia Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pero Ginés González García protagonizó sus propios equívocos públicos. El ministro tuvo un primer traspié en enero, cuando se multiplicaron las consultas por la eventual llegada del coronavirus a la Argentina mientras en Asia y Europa ya se comenzaban a ver los colapsos de los sistemas de salud. “No hay ninguna posibilidad de que el coronavirus llegue a la Argentina”, había dicho aquel 23 de enero. “Estoy mucho más preocupado por el dengue que por el coronavirus”, agregó diez días después.

Ginés González García incluso reforzó su postura el 6 de febrero, cuando dijo que estábamos “lejos de un contagio por coronavirus en la Argentina”. No tan lejos: el 3 de marzo, cuando todavía faltaban varias semanas para que terminara el verano, se detectó el primer caso importado de la enfermedad y el ministro tuvo que desdecirse. “Yo no creía que el coronavirus iba a llegar tan rápido, nos sorprendió”, admitió en aquel entonces.

A medida que avanzaban los casos y se apilaban las prorrogas de la cuarentena, González García hizo un nuevo pronóstico: el pico llegaría “a fines de junio”. Llegó el final de junio y el ministro volvió a desdecirse. “Aún nos falta para eso, ojalá que no nos falte mucho”, dijo en una entrevista con el canal América en los últimos días de ese mes.

“Me parece que vamos a tener todavía un repunte”, agregó acertadamente esa noche. Pocos días después, el gobierno nacional, el de la provincia de Buenos Aires y el de la Ciudad dictaron un regreso a la cuarentena estricta hasta el 17 de julio, con el objetivo de aplicar el “efecto martillo” a la curva de casos y forzar una baja.

Los datos de los últimos días -que en parte demuestran un arrastre de los contagios de días atrás que no habían sido incorporados al sistema- revelaron un aumento significativo de los contagios que preocupa a las autoridades por la posibilidad de que se convierta en una tendencia. “Creí que iban a empezar a bajar los números por la cuarentena anterior”, dijo Ginés González García.

Algunas declaraciones del ministro incluso generaron eco dentro del Gobierno, que debió salir a desautorizarlo. Así ocurrió cuando González García admitió en abril que la Argentina incorporaría a sus sistemas de salud a unos 200 médicos cubanos para que trabajen contra el nuevo coronavirus en el conurbano bonaerense. La Casa Rosada, la Cancillería y el gobierno bonaerense desmintieron esa afirmación y afirmaron que no estaba “confirmada” esa posibilidad.

Esta semana, en tanto, el oficialismo volvió a desautorizar al ministro en el Senado durante el debate en comisión del proyecto de ley para incluir en el programa médico obligatorio de obras sociales y prepagas el tratamiento de los pacientes de fibrosis quística. Mientras el ministro cuestionó la iniciativa, el presidente Alberto Fernández ordenó darle curso igual.