Tag

cárcel

Browsing

Además pidió el decomiso de todos los bienes y 3 años en suspenso para la esposa de Barbato también por enriquecimiento ilícito. Su defensa pidió una pena mínima de dos años. La semana próxima se conocerá el veredicto del tribunal.

Este viernes por la mañana, la Fiscalía de Chubut pidió una pena de 4 años de cárcel para el ex presidente de Lotería del Chubut, Carlos Barbato, y 3 años en suspenso para su esposa, Erica Perrone, hallados culpables del delito de enriquecimiento ilícito la semana pasada.

Así lo solicitaron los fiscales Omar Rodríguez y Alex Williams, quienes también pidieron el decomiso de todos los bienes. En esta línea, Rodríguez refirió en la audiencia que, como funcionario, Barbato “traicionó la confianza pública”.

Por su parte, la defensa, a cargo de Fabian Gabalachis, calificó como «extensa y poco clara» la exposición de los fiscales y manifestó que su asistido “solo se enriqueció por un monto de 2.514.000 pesos”, en un periodo del año 2016 a julio de 2019. En este sentido, pidió una pena de dos años.

En tanto, para Perrone, a quien también representa legalmente, también pidió el minimo de dos años en suspenso.

El Fiscal Alex Williams consideró que el pedido de Gabalachis “es una burla”.

Ahora, eL Tribunal tiene un plazo de cinco días para dar a conocer el fallo, que llegará la semana que viene.

A más de dos meses del asesinato, Ramón Dupuy dijo: “Están bien, estudiando y haciendo cursos de repostería. No les importó lo que hicieron”.

El 26 de noviembre de 2021, el asesinato de Lucio Dupuy, un nene de cinco años, conmovió a Argentina. El chiquito que vivía en Santa Rosa, La Pampa, murió por los golpes que recibió de su madre, Magdalena Espósito Valenti, de 24 años, y de su pareja, Abigail Páez, de 27. Además, en la autopsia se comprobó que sufría torturas, tenía fracturas en sus muñecas, lo habían quemado con cigarrillos y había sido abusado sexualmente.

Tras un intento de linchamiento por parte de los vecinos de Santa Rosa, las dos acusadas fueron trasladadas a una cárcel de San Luis. En un principio, varios rumores indicaron que Espósito Valenti y Páez habían sido atacadas por otras internas. Luego, desde el servicio penitenciario negaron esos rumores.

Ahora, el abuelo de Lucio, Ramón Dupuy, denunció el estado en el que las dos mujeres están dentro de la prisión. En una entrevista, el hombre afirmó: “No están presas. Están juntas, bien resguardadas, fuera de las otras detenidas que hay. Escuchan música, se divierten y toman mates, no están presas como deberían estar”.

Indignado y con el dolor a flor de piel por el crimen de su nieto de cinco años, Dupuy también afirmó durante una entrevista con TN: “A mí no me prometieron que no las iban a poner juntas. Cuando se armó aquí en Santa Rosa el desbande de la noticia de que las querían asesinar, las sacaron a las 4 de la mañana de acá y las llevaron a la penitenciaría de San Luis juntas y quedaron alojadas juntas”.

Y, en ese sentido, completó: “Nosotros le pedimos al juez (Daniel Ralli) que las pongan por separado, sin contacto, para que no puedan armar una estrategia para defenderse. Pero nos nos negó eso. Igual no importa que estén juntas porque van a pagar lo mismo. Armar no pueden armar nada, los hechos están sobre la mesa porque a mi nieto lo mataron entre las dos. Están todas las pruebas y no se puede hacer más nada”.

Luego, el abuelo confirmó: “Tengo información de que están bien, están estudiando y haciendo cursos de repostería, como si nada hubiera pasado. No les importó lo que hicieron. Para mí es un dolor muy grande. Y tengo una impotencia muy grande por no haber podido salvar a mi nieto”.

Por último, el abuelo de Lucio relató sobre el crimen: “Todos nos preguntan: ‘¿No sabían que le pegaban? ¿No lo viste?’ No, no lo vimos. Nosotros vivimos a 140 kilómetros (en Santa Rosa, mientras que la casa donde el nene vivía con las imputadas que en General Pico) y no lo vimos. Jamás pensamos que iban a hacer semejante aberración”.

Magdalena Espósito Valenti (24) y su novia, Abigail Páez (27), se adaptan por estos días a la vida en la cárcel, más precisamente en el Complejo Penitenciario N°1 de San Luis. Allí siguen a la espera de los avances de la investigación, que la tienen como únicas imputadas de matar a golpes a Lucio Dupuy (5) en su casa de La Pampa.

Las mujeres están aisladas en la prisión, en el marco de un período de siete días de “bienvenida” y adaptación. Si bien se desmintió la versión de una golpiza, la intención de las autoridades es preservar la integridad y evitar conflictos con otras reclusas.

LA VIDA EN LA CÁRCEL DE LAS ACUSADAS DE ASESINAR A LUCIO DUPUY

Apenas llegaron al penal la semana pasada, las mujeres fueron trasladadas a uno de los pabellones de ingreso. Se decidió que cada una duerma en una celda diferente, aunque pueden comunicarse entre sí porque están una al lado de la otra, según indicó una fuente penitenciaria a Infobae.

Tras acomodarse en el lugar, las mujeres tuvieron su charla religiosa con el capellán. Ambas mujeres recibieron apoyo psicológico, se entrevistaron con algunas autoridades del penal y con enviados del Ministerio de Derechos Humanos, aunque hablaron poco y nada.

Tanto Espósito Valenti, la madre de Lucio, como Páez, la pareja, se interiorizaron con personal de Educación para explicar que tenían intenciones de finalizar el nivel secundario. Los funcionarios les tomaron los datos para formalizar la inscripción para el ciclo que comienza en 2022.

QUIÉN ES LA COMPAÑERA DE CELDA DE LAS MUJERES ACUSADAS DE MATAR A LUCIO DUPUY

Terminada la adaptación, las autoridades del módulo femenino de la penitenciaría decidieron que Espósito y Valenti continúen en el mismo pabellón que hasta ahora, pero con un cambio: será cerrado para ellas. No quieren que se crucen con el resto de las internas, por ahora.

En ese lugar no serán las únicas dos convivientes. Es que se agregará una tercera mujer, que ingresó al complejo hace unos meses. Se trata de una reclusa que está acusada también de haber asesinado a su pequeño hijo, de la misma edad de Lucio.

“La idea es que esta mujer las vaya introduciendo de a poco a la vida de la cárcel. En el pabellón estarán ellas tres solas. Cada una con celda individual”, señalaron las fuentes.

Así como pasará con la escuela secundaria, Espósito y Valenti tendrán habilitados en los próximos días los cursos que suelen ofrecerles a las detenidas: corte y confección, computación o algún taller en la biblioteca.

Además podrán optar por recibir visitas de 9 a 13, un beneficio que ya utilizó Páez: estuvo con su mamá durante una hora. Previamente, ambas ya tuvieron una videollamada por WhatsApp con la abogada Silvina Blanco.

Presos sin enfermedades preexistentes y en algunos casos que no superan los 30 años recibieron la primera dosis de vacunas contra el coronavirus en Chubut en una situación que causó polémica e indignación de la gente sobre todo en las redes sociales.

Entre los ahora “presos vacunados VIP” se encuentra un femicida, un médico de 26 años que atropelló y mató en estado de ebriedad a un joven en Rawson, otro de 20 preso por un crimen narco, un femicida de 51 y un exfuncionario detenido por corrupción de 49 años.

En total, alrededor de 100 presos recibieron la primera dosis de la vacuna entre los que también se encuentran delincuentes de frondosos prontuarios. En Chubut es muy bajo el porcentaje de vacunados mayores y con enfermedades preexistentes ya que las vacunas, como en casi todo el país, llegan a cuentagotas.

De todas maneras, el ministerio de Salud puso en marcha un sistema muy prolijo y rápido en cuando a la vacunación de las personas.

Consultado por Clarín, el ministro de Salud Fabián Puratich dijo que “nosotros recibimos una intimación de parte de los responsables de los servicios penitenciarios para que enviemos vacunas” y agregó que “un brote en esos lugares (como ocurrió en la Unidad Seis de Rawson y la 14 de Esquel, ambas federales) nos traerían muchos problemas”.

Además, el ministro se quejó porque aparecieron “los nombres de los vacunados” y prometió una investigación sobre el hecho.

También se mostró indignado el Procurador General de la Provincia, Jorge Miquelarena, quien por nota había solicitado vacunas para los fiscales y para quienes se desempeñan en el Servicio de Asistencia a las Víctimas de Violencia.

“Me contestaron con el protocolo de Nación respecto a las prioridades. Pero pregunto si los fiscales y la gente del servicio no son esenciales y están en permanente contacto con la gente. Están expuestos”. Otra fuente le dijo a este diario: “Los condenados están vacunados y los fiscales que ayudaron a encerrarlos tienen que esperar”.

La noticia, publicada por diario Jornada, tuvo además una gran repercusión en las redes sociales. La gente lo repudió fuertemente.

El listado oficial de unos 70 vacunados fue elaborado por cada unidad carcelaria. Entre ellos figuran Alberto “Monito” Williams” de 35 años y Fabián “Mota” Curiqueo de 49 ambos con frondosos prontuarios, muy conocidos en el ámbito delictivo local y autores de numerosos robos y asaltos a la propiedad.

Diego Correa de 49 años, exfuncionario provincial preso por corrupción también recibió la vacuna. Siguen Nahir Zagur de 20 años detenido por un doble crimen narco ocurrido en 2018 en Madryn; Dante Donini de 51, preso por el femicidio de una estudiante y Nicolás Suganuma, un médico de 26 años preso preventivamente por haber atropellado y matado a un joven estando en estado de ebriedad, entre otros.

Ahora, la justicia investigará quién dio la orden. La vacuna que recibieron fue la AstraZeneca.

Fuente: Clarin

El ministro de Salud de Australia, Greg Hunt, dijo que no se toman decisiones a la ligera, mientras la ONG Human Rights Watch tildó el anuncio de «vergonzoso». Cave recirdar que en India se contabilizan más de 300 mil casos promedio por día.

Las personas que violen la prohibición de viajar desde India a Australia, inclusive en vuelos con conexiones, podrían ser condenados a penas de cárcel de hasta cinco años, anunció este sábado el gobierno australiano, en un intento de prevenir una nueva ola de contagios de COVID-19.

A partir del lunes, cualquier viajero que llegue a Australia que haya estado en India en los últimos 14 días podría ser multado o acabar en la cárcel, según una prohibición de viajar desde este país, anunciada a principios de semana y que seguirá vigente al menos hasta el 15 de mayo.

La amenaza se produjo después que de viajeros en vuelos con conexiones procedentes de India violaron el intento del gobierno de bloquear temporalmente los vuelos con el país del sureste asiático.

«El gobierno no toma estas decisiones a la ligera», dijo el ministro de Salud Greg Hunt en un comunicado. «Es fundamental que se proteja la integridad de la salud pública australiana y de los sistemas de cuarentena, y el número de casos de COVID-19 en cuarentena se mantenga a un nivel manejable», añadió.

La defensa del dueño de Austral Construcciones reclamó la absolución y calificó al caso como un «circo judicial».

El empresario Lázaro Báez fue condenado a 12 años de prisión en el marco de la causa en la que se lo investigó por maniobras lavado de dinero por 55 millones de dólares entre 2003 y 2015.

Más temprano se terminaron de escuchar las últimas palabras de los imputados, con las exposiciones de Martín Erazo y Juan De Rasi, dos de los acusados, que en ambos casos se quejaron porque, en el marco del proceso, el tribunal no había aceptado planteos realizados por sus defensas en relación a las pruebas.

«Termino con sabor amargo porque la mayor parte de la prueba que solicitamos con mi defensa, va a ser producida en otra etapa de este juicio, a posterior de que se dicte sentencia, y la realidad es que la pedimos para demostrar la verdad de los hechos, que muestran mi inocencia», señaló Erazo, vía la plataforma Zoom y a través de una transmisión en directo por Youtube.

En términos similares, De Rasi dijo: «Lamento no haber contado con las pruebas que habíamos pedido pero, así y todo, estoy seguro de mi inocencia porque sé lo que hice».

La defensa del dueño de Austral Construcciones reclamó la absolución y calificó al caso como un «circo judicial».

Báez está con prisión domiciliaria desde septiembre pasado, cuando la Cámara Federal de Casación Penal ordenó darle ese beneficio, y sigue las alternativas del juicio por videoconferencia, al igual que sus cuatro hijos.

El mayor de ellos, Martín Báez, está detenido en la cárcel de Ezeiza desde febrero de 2019 por orden del Tribunal, ante una denuncia por un intento de trasferir cinco millones de dólares cuando estaba inhibido.

El hecho ocurrió cuando ya había comenzado el juicio, que todavía era presencial, en la sede de los Tribunales Federales de Retiro.

El juicio comenzó en octubre de 2018 y en los primeros tramos del debate se preveía una duración de ocho meses, pero se sumaron inconvenientes que corrieron esos plazos hasta que, finalmente, la pandemia de coronavirus derivó en la suspensión de las audiencias desde el 20 de marzo último hasta junio pasado, cuando se reanudó de manera virtual.

Báez fue detenido en abril de 2016 por orden del juez federal Sebastián Casanello, que instruyó la causa.

En su última intervención durante el juicio, el 30 de diciembre pasado, el empresario aseguró ser víctima de una «persecución sistemática del poder político, la prensa y gran parte del Poder Judicial».

El ministro británico de Salud, Matt Hancock, anunció este martes un endurecimiento de las medidas de control a los viajeros precedentes de países incluidos en la «lista negra», con altas multas y cárcel a los infractores, en un esfuerzo por frenar la importación de nuevas variantes de coronavirus posiblemente menos sensibles a las vacunas actuales.

«Fortalecemos el castigo por incumplimiento de las reglas; los que adrede intenten ocultar haber visitado en los últimos diez días los países de la lista negra, pueden enfrentar una condena de hasta diez años de prisión; un proyecto de ley correspondiente será legitimado pronto», afirmó Hancock, citado por la agencia de noticias Sputnik.

El Gobierno británico teme la importación de variantes resistentes a las vacunas, especialmente después de que un estudio mostrase que la desarrollada por AstraZeneca/Oxford tiene poca eficacia en adultos jóvenes contra las formas leves de Covid-19 provocadas por la mutación sudafricana, que ascendió a 147 casos.

A mediados de enero, las autoridades prohibieron la llegada de personas procedentes de una treintena de países de las regiones de América del Sur, África del Sur y Portugal, y a partir del próximo lunes se impondrán nuevas medidas para el resto de países del mundo.

Además, los británicos o residentes legales en el Reino Unido que regresen de un país de la «lista negra», a quienes no se puede impedir la entrada, tendrán que realizar su cuarentena de 10 días en algún hotel designado por el Gobierno y pagar la factura de 2.400 dólares por persona.

Además, tendrán que someterse a dos pruebas de coronavirus, en el segundo y octavo día del aislamiento; cada test ronda actualmente los 165 dólares y deberá ser costeado por el pasajero.

Para asegurarse de que se cumplan estas normas, Hancock anunció que quien se niegue a realizarse las pruebas PCR se arriesga a una multa de entre 1.300 y 2.700 dólares, mientras que quienes no respeten la cuarentena podrían tener que pagar entre 6.800 dólares y 13.700 dólares.

En tanto, quienes mientan sobre su presencia 10 días antes de viajar podrían ser condenados a hasta 10 años de prisión.

«La gente que se salta estas normas nos pone a todos en peligro», subrayó el ministro.

Situación sanitaria

El país más castigado de Europa por la pandemia de coronavirus, con más de 3,9 millones de contagios y 113.000 muertes, atraviesa su tercer confinamiento tras descubrir la variante británica del virus en el sur de Inglaterra en diciembre pasado.

En paralelo, desde el 8 de diciembre, el Reino Unido desarrolla una campaña de vacunación masiva, que tienen el objetivo de llegar a 15 millones la próxima semana, incluyendo a todos los mayores de 70 años, personal sanitario y enfermos crónicos.

Hasta el momento, 12,3 millones de habitantes (de los 66 millones que tiene el país) fueron inoculados una de las dos dosis de las vacunas de Pfizer/BioNTech o AstraZeneca/Oxford y el Gobierno prevé en mayo haber inmunizado a toda la población adulta.

Privados de la libertad y un grupo de artistas realizaron un homenaje al ídolo del fútbol Diego Armando Maradona en la Unidad Nº 43 de González Catán. Pintaron un mural en una de las paredes de la cárcel.

Los integrantes del grupo artístico Marley Graffitis, Victor Sanchez, Roberto Llanes y Maximiliano Jaldín fueron los artístas que junto con los privados de libertad armaron un mural en uno de los paredones blancos de la Unidad N° 43 de González Catán.

El diseño del mural, que mide aproximadamente 3 metros de altura por 8 de ancho, fue pensado por los propios internos debido a que muchos jóvenes conocieron el Maradona actual, cuando éste dirigía los rumbos futbolísticos del club Gimnasia Esgrima de La Plata, y nunca lo vieron jugar.

Los graffiteros que llegaron a la unidad fueron contactados por el interno Germán C., quien es amigo del artista Víctor Sanchez desde temprana edad. Además del contacto, el director de la Unidad Néstor Rodríguez, juntamente con los subdirectores Fabián Basualdo, Humberto Antomarioni y Maximiliano Gómez gestionaron la llegada de los artistas.

Por otra parte, la seguridad intramuros estuvo a cargo del jefe de Asistencia y Tratamiento Guillermo Krell, el subjefe de asistencia Mauricio Cerdera y el subjefe de Tratamiento Darío Leal, quienes dispusieron los medios necesarios para que la realización del mural se desarrolle de manera adecuada dentro de la unidad.

Esta fue la primera vez que «Marley Graffitis» realiza un homenaje a Diego Maradona dentro de una cárcel. Al respecto, Roberto Llanes comentó: “Nos vamos re contentos, la pasamos súper bien por toda la predisposición que tienen para ayudarnos y todo lo que nos brindaron. Nos llevamos un recuerdo muy grato”.

Los ocho rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa, que permanecen alojados en la Alcaidía de Melchor Romero a la espera del juicio oral aún se encuentran aislados del resto de la población carcelaria para evitar cualquier tipo de agresión, aunque están adaptados a la rutina diaria del pabellón en el que se encuentran.

Los ocho detenidos por el crimen permanecen alojados en la Alcaidía de Melchor Romero aislados del resto de la población carcelaria.

Fuentes de la investigación aseguraron a Télam que Máximo Thomsen (20), como Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19) y Ayrton Viollaz (21) se encuentran desde el 12 de marzo del año pasado en el Pabellón 3 de la Alcaidía, ubicada en la localidad platense de Melchor Romero, y están alojados juntos pero en calabozos para dos personas.

La vida carcelaria

Los voceros explicaron que los ocho se mueven siempre en grupo: de lunes a viernes, y al igual que el resto de la población carcelaria, tienen permitido permanecer tres horas al aire libre.

Ellos lo hacen en el patio del Pabellón 6, donde suelen caminar, sentarse al sol y compartir charlas.

“Se los ve bastante bien adaptados”, dijo uno de las fuentes consultadas, que aclaró que “reciben la misma comida que los demás internos, más lo que le acercan sus familias”.

Es que desde mediados de noviembre pasado, los presos volvieron a recibir la visita de sus familiares tras el inicio del aislamiento por el coronavirus: una vez por semana, apenas un familiar por detenido puede ingresar a visitarlo, bajo medidas estrictas de bioseguridad.

Los familiares aprovechan la oportunidad y les llevan libros, ropa, elementos de higiene, yerba y cigarrillos.

Según los voceros, los rugbiers reciben eventualmente asistencia espiritual de parte de un pastor.

Sin embargo, allegados a los ocho detenidos cuestionaron la ayuda psicológica y psiquiátrica que reciben dentro del penal y dijeron que los ven “sufriendo bastante”.

Uno de esos allegados -que prefirió mantenerse en el anonimato para evitar, según dijo, posibles represalias contra los detenidos- cuestionó “principalmente a una psicóloga, que juzga y pide que se arrepientan de un proceso que todavía no tiene sentencia”.

La Justicia británica rechazó este lunes la extradición del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, no por su argumento sobre el libre acceso de la información, sino porque una condena larga en una prisión de máxima seguridad de Estados Unidos pondría en peligro su vida, principalmente por la posibilidad de ser sometido a uno de los peores castigos de ese sistema carcelario: el encierro solitario.

«El encierro solitario consiste en estar dentro de una celda de dos metros por tres metros esencialmente todo el tiempo; comés ahí, usás el inodoro ahí, te bañás ahí y solo salís unas horas por semana, como mucho cinco, para ir a una celda un poco más grande para ejercitar, que a veces no tiene ventana», explicó a Télam el director del Proyecto Nacional de Prisiones de la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU, en inglés), David Fathi.

A diferencia de la mayoría de los países desarrollados, Estados Unidos -la nación que concentra un cuarto de la población encarcelada del mundo- no tiene una autoridad independiente que monitorea las condiciones de las cárceles y, por eso, el proyecto de Fathi busca garantizar que se cumplan la Constitución y las leyes en todos los centros de detención.

«Estados Unidos es el país que más utiliza al encierro solitario, tanto en número de veces como en términos de períodos sin interrupción; estimamos que todos los días hay entre 80.000 y 100.000 presos en esa condición en todo el territorio, y hay personas que pasan así su condena durante años, a veces hasta décadas», destacó.

Un preso puede terminar encerrado solo por días, semanas, meses o años por un hecho grave, como atacar a otro detenido a un guardia, o por cuestiones tan sencillas como pedir medicina con una receta vencida o por tener muchas pertenencias, según relevó la ACLU.

«Estados Unidos es el país que más utiliza al encierro solitario, tanto en número de veces como en términos de períodos sin interrupción; estimamos que todos los días hay entre 80.000 y 100.000 presos en esa condición en todo el territorio, y hay personas que pasan así su condena durante años, a veces hasta décadas»
DAVID FATHI

«La sanción es mayormente arbitraria y eso se empeora por la falta total de revisión de la medida a lo largo del encierro solitario», señaló Fathi.

Durante el juicio en el Reino Unido se mencionó que, de ser extraditado y declarado culpable en Estados Unidos, Assange cumpliría su condena en la «supercárcel» más famosa de ese país: ADX, en Colorado.

Las llamadas supercárceles de Estados Unidos fueron creadas en la década de los 90 y, según Fathi, fueron producto del apogeo de la política punitiva de encarcelamiento de esa época. Ellas solo tienen celdas de encierro solitario, no tienen espacio para presos detenidos en un régimen común.

«En la práctica, si te mandan ahí, te vas a quedar ahí hasta que te mueras o cumplas tu condena; en teoría, si te portas bien, te pueden sacar del aislamiento; eso sucede, pero son pocos los casos», explicó el defensor de derechos civiles.

A lo largo del juicio en el Reino Unido, los abogados de Assange declararon que el fundador de WikiLeaks sufre de síndrome de Asperger y depresión, y advirtieron que si su detención se extiende en una cárcel de máxima seguridad existe riesgo de suicidio.

Para Fathi, la decisión de la jueza británica de no extraditarlo a Estados Unidos demuestra que las «desastrosas consecuencias del encierro solitario son bien conocidas».

«No hay ninguna evidencia de que esta forma de castigo mejora el comportamiento de los presos, pero sí hay evidencia masiva deque el encierro solitario es perjudicial para la salud mental de los detenidos, especialmente para los que tienen enfermedades mentales», explicó.

Prueba de ello es que la mayoría de los suicidios en las cárceles de Estados Unidos suceden en celdas de encierro solitario, aunque en proporcionalmente éstas solo representan una minoría en todo el sistema carcelario nacional, agregó el activista.

En 2016, tras un informe que reveló estas cifras y evidencia, el entonces presidente Barack Obama condenó públicamente el encierro solitario e impulsó algunas reformas, «aunque ninguna significativa», destacó Fathi.

En su campaña electoral, el presidente electo Joe Biden que asumirá este mes prometió terminar con el encierro solitario en las cárceles federales, salvo algunas excepciones.